Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Milagros Rivera: En Puerto Rico se admira mucho a Cuba

| 1

Milagros Rivera. Foto: Alexis del Toro.

Mientras ocurría la revuelta nacionalista de octubre del ‘50, cuando los independentistas tomaron el pueblo de Jayuya, nació Milagros Rivera en Río Piedra (municipio de San Juan), Puerto Rico. A esa casualidad le atribuye su espíritu rebelde y soberanista.

Entre las personas más fraternas con Cuba, que hay en el mundo, se encuentra esta puertorriqueña, quien dirige la Brigada Juan Rius Rivera y el Comité de Solidaridad con la Isla en Borinquen. La exlíder universitaria y fundadora del otrora Partido Socialista Puertorriqueño ha hecho causa común con los cubanos por la liberación de los Cinco Héroes o la eliminación del Bloqueo.

Dedica tiempo de entre sus funciones en el sindicato boricua más importante, la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, para viajar cada año –con sus compañeros de la “Juan Rius Rivera”– a La Mayor de las Antillas.

Más de mil 700 compatriotas suyos han conocido por esa vía la realidad cubana. Ella hace mucho por congregarlos y luego guiarlos en Cuba. Casi abordando el avión de regreso, en el aeropuerto internacional Frank País, de Holguín, Milagros accedió a sentarse en el puesto de entrevistada.

¿Cuándo empezó a ver la causa de la Revolución cubana como suya?

“A nivel incipiente, estando en séptimo grado, porque tenía un maestro de Estudios Sociales, recién fallecido, que le llamaban ‘El Comunista’, en la comunidad donde yo vivía en San José, un barrio pobre. Él nos despertó mucha conciencia de que había que leer y estudiar. Entonces, se daba una patraña de los comisarios de barrio del partido del Gobierno que, a través de altoparlantes, decían mentiras sobre Cuba. Tenía que oír los domingos un programa de los cubanos que estaban en Puerto Rico y le preguntaba a mi mamá qué era lo que sucedía.

“Ella (fue líder sindical) también influyó en que formara un espíritu crítico de los asuntos y no me dejara llevar por aquellos criterios. En 1973, hice mi primer viaje a esta Isla, en un recorrido desde Santiago de Cuba a La Habana, siendo estudiante universitaria, como militante vanguardia del Partido Socialista Puertorriqueño, y ahí me abracé y comprometí a la causa cubana, de su Revolución. Quería, desde ya, para mi país, un panorama como el cubano. Las injusticias, desigualdades sociales y faltas de oportunidades, en Puerto Rico, despertaron en mí un sentimiento revolucionario”.

¿Cuáles son las prohibiciones que enfrentan los brigadistas para viajar a Cuba?

“Por ser Puerto Rico una colonia estadounidense, se nos prohíbe trasladarnos a Cuba. Existen las categorías para ir a la Isla, pero, por ejemplo, la de Pueblo a Pueblo nos la complican con diversos requisitos. Desde que se constituyó la Brigada, decidimos que venimos a Cuba y tenemos derecho a visitarla, a hermanarnos con sus pobladores. Durante 27 años, hemos desafiado prohibiciones, llegando por un tercer país”.

El movimiento de solidaridad con Cuba en Puerto Rico es de larga data…

“El Comité de Solidaridad con Cuba lo constituimos en 1992 y la primera Brigada llegó un año antes. Fue influyente la ‘Juan Rius Rivera’ para que se constituyera ese Comité, en una coyuntura bien difícil de Período Especial acá. Hemos estado siempre haciendo campaña a fin de que se levante el Bloqueo, en contra de la desinformación, tratando de que la gente sepa y conozca la realidad cubana, desde un punto de vista distinto, como hicimos por la Liberación de los Cinco.

“Esto ha sido recíproco, porque Cuba siempre ha estado en favor de la liberación de los presos políticos puertorriqueños y de las aspiraciones progresistas en Puerto Rico. Ha habido, desde nuestros antepasados, solidaridad entre las islas”.

¿Están todavía latentes los estragos del huracán María en su Isla?

“Sí, todavía. Para nosotros ha sido una hazaña hacer este viaje, pues desde octubre tomamos la determinación de venir en la Brigada y al Festival del Caribe (en Santiago de Cuba, dedicado a Puerto Rico) se sumaron casi 400 personas.

“No sabíamos qué pasaría, pero queríamos que la gente viera lo rápido que Cuba se recupera de los huracanes, como sucedió en Baracoa. En mi patria, los ciclones María e Irma destaparon la gran pobreza que hay y cómo es ser colonia, donde no se atienden las necesidades de los seres humanos, sino que se aprovecha para privatizarlo todo, ante la catástrofe”.

¿Podrá el gobierno norteamericano y su Junta de Control continuar la privatización de casi todo en Borinquen?

“Han seguido en ese empeño, mas han encontrado mucha resistencia. Las luchas no se acaban, continúan. Cuando salimos de allá estaba el tema de la energía eléctrica, uno de nuestros recursos principales, que ellos quieren controlar.

“Es el modus operandi de necesidad de control, para así tener en un puño a otros, porque partiendo de Puerto Rico se puede atacar a otras naciones: de Puerto Rico a Venezuela, el viaje solo dura una hora. Tomando las riendas de la electricidad boricua, aseguran más su dominio. Además, tienen como punto de mira el privatizar la Educación Pública, así instauran su sistema de enseñanza e impiden que la gente despierte”.

¿Cuán presente está la opción soberanista en el sentir puertorriqueño?

“De manera categórica, es muy complejo contestar esa pregunta, ya que en Puerto Rico hay un sentimiento nacional demostrado en sectores como el deporte o la cultura. Mi país es resistente ante la dependencia ideológica, que en algún momento planteaba que se necesitaba de EE.UU. hasta para respirar. Luego del huracán María, eso se derrotó, se demostró que tenemos que levantarnos por nuestro esfuerzo. Vamos a tener una nueva coyuntura y nuevos retos”.

¿Qué opinión le merece que Cuba haya presentado, recientemente, por décimonovena ocasión consecutiva, en el Comité de Descolonización de la Organización de Naciones Unidas, la Resolución 1514 sobre el derecho a la libre determinación puertorriqueña?

“Agradeceremos, eternamente, que Cuba haya levantado la bandera por la independencia puertorriqueña. Esa Resolución ha logrado que se sumen otros pueblos amigos a la causa. Los cubanos no han cesado en su lucha por la libertad boricua”.

¿Cuánto de Holguín se llevan Milagros y sus compañeros en esta oportunidad?

“Holguín para nosotros ha sido una maravilla. De las 27 Brigadas he estado en 26 y, personalmente, creo que haber trabajado en Moa fue una gran experiencia, de excelencia total. Reforestamos áreas de las fábricas Che Guevara y Pedro Sotto Alba, con una representación de obreros moenses, e hicimos un trabajo fuerte, avanzamos bastante.

“El trato holguinero fue magnífico, en el IV Frente Oriental Simón Bolívar en Mir, y en Moa, en especial. Nos sentimos en familia y volvimos a Birán, parada obligada cuando estamos en Oriente, porque le rendimos tributo al Comandante y siempre aprendemos algo nuevo de la trayectoria de Fidel, de Raúl. Además, esta Brigada vino con muchas personas que nunca habían estado en Cuba”.

¿Por qué bautizar a la brigada con el nombre del general Juan Rius Rivera?

“Entendíamos que la Brigada debería ser un punto central en la solidaridad con Cuba, cuando la fundamos. En Puerto Rico, no nos enseñan quiénes son nuestros héroes, nos esconden la verdad. Y Juan Rius Rivera fue el puertorriqueño de mayor rango en el Ejército Libertador cubano.

“No fue el único mambí nuestro, porque hasta mujeres hubo; esa Historia está por escribirse. Cada día descubrimos facetas de su vida y en Mayagüez, su municipio de nacimiento, hicimos un sitio donde se le reconoce y se instruye sobre su vínculo con esta Isla”.

“En Puerto Rico, se admira mucho a Cuba. Ya no nos pueden engañar con aquellos altoparlantes, es mucha la estimación hacia este país”.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Milagros Rivera dijo:

    Mi espíriti rebelde y SOCIALISTA…esa fue la frase correcta. Gracias a los cros periodistas que hicieron ese viaje al aeropuerto para cerrar con esta entrevista para la memoria histórica.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nelson Rodríguez Roque

Nelson Rodríguez Roque

Holguín, 1982. Graduado de Estudios Socioculturales (2006) en la Universidad de Holguín y periodista del semanario ¡ahora! En twitter: @Narr1982

Vea también