Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Coordenadas para hoy

| 78

Ilustración/FabiándeCuba.

Los días recientes han sido especialmente convulsos. La conflictividad inherente a la vida política se ha expresado en las calles y sobre todo en las redes. Desde posiciones diversas se modelan diferentes proyectos de nación. Unos anclan en plataformas abiertamente conectadas con los intereses de la gran potencia que no nos soporta. Otros esbozan, generalmente con palabras bellas, los caminos de la restauración capitalista que nos llevarían a la dependencia. Frente a ambas proyecciones se erigen dos respuestas. La anclada a una lectura conservadora del socialismo y la que entiende que solo con la renovación del proyecto será posible vencer los retos actuales. Vale aclarar, desde el inicio, que construyo este texto a partir de los soportes de la última línea definida.

Entender lo que ocurre en la Isla requiere asumir una idea fundamental: Cuba cambió, los consensos no son los de antes y la pluralidad del tejido social es marcada. En tal escenario nos movemos, allí radican las claves que todo movimiento político debe captar si aspira a consumar su victoria. Leer la realidad del país desde esquemas ya superados constituye el camino a la derrota.

Con el Movimiento San Isidro (MSI) no vale la pena desgastarse. Los fundamentos y patrocinadores de su accionar están claros. Lo importante radica en comprender de una vez la necesidad de ser proactivos en el combate a su proyección. Asimismo, conviene defender la pulcritud de los métodos a emplear en dicho enfrentamiento, siempre bajo el concepto de que el amparo en la legalidad resulta nuestra mejor arma. Batallar contra el entreguismo de MSI y de cualquiera de sus homólogos no ha de ser solo una tarea de la institucionalidad. Los actores de la sociedad civil comprometidos con la defensa de una Cuba soberana han de modelar de forma permanente un discurso que aísle a esta tendencia antinacional.

Más compleja se torna la interacción con el escenario articulado por las demandas que un grupo de artistas e intelectuales jóvenes han impulsado frente al Ministerio de Cultura. Aquí constituye un deber mayúsculo evitar la generalización burda que desconoce la pluralidad representada en este fenómeno. Colocar en el mismo saco a todos los integrantes de ese colectivo es un craso error. Frente al MINCULT estuvieron actores conectados con los mismos financistas que sostienen al MSI, pero también personas genuinas y legítimamente inconformes con su realidad, gente que aspira a que su voz sea escuchada, ciudadanos que exigen con vehemencia el derecho a participar en la construcción colectiva de la nación. Con todos aquellos no subordinados a las agendas definidas desde fuera el diálogo es posible. El socialismo ha de ser un acto de suma capaz de dar vías de expresión a lo diverso. Allí encontrará siempre el oxígeno que le da vida.

Resulta fácil defender la idea de que el diálogo nos salvará. Sin embargo, se torna más peliagudo definir los espacios y mecanismos para que este fluya. Aquí emerge una gran pregunta: ¿cómo dialogar con el que apuesta por una Cuba capitalista? La necesidad de interactuar con ese otro, quizá soslayable en tiempos de mayor homogeneidad ideológica, es hoy perentoria. En sintonía con las circunstancias históricas del presente, la fórmula radica en construir la hegemonía de la que habló Antonio Gramsci. Urge estructurar un sistema objetivo de relaciones sociales en el que los contenidos de perfil socialista constriñan los espacios de aquellas tendencias conectadas con el capitalismo. Ante el hecho de que estas últimas objetivamente existen, toca evitar su capacidad para articularse y poner en jaque la continuidad de la transición socialista. En tanto expresión de segmentos de la ciudadanía, su voz estará; mas ha de procurarse que quede anclada a un volumen que no nos perturbe. Todo ello implica, como es lógico, librar una profunda batalla de ideas que va de los discursos a la cotidianidad.

Esta nueva manera asumir el hacer política en Cuba pasa por la superación de versiones cerradas y dogmáticas del socialismo que aún detentan importantes cuotas de poder. Una estructura burocratizada, ineficiente, conformista y acostumbrada al monólogo no puede comandar la batalla que se dirime en la hora actual.

Los temores a reformar nuestro socialismo le hacen el juego a la agresión externa, crean condiciones para el avance de las fuerzas propulsoras del capitalismo y le fallan a la ciudadanía. De manera puntual, resulta apremiante romper con la inercia del campo mediático-informativo, acostumbrado a responder con tardanza y a pelear de riposta. Fallar en el terreno de los medios es entregar las llaves de la casa al enemigo.

La derrota del socialismo anquilosado ha de conectar con el fortalecimiento de aquellas corrientes que postulan rejuvenecidas maneras de alcanzar el horizonte de emancipación gestado en las coordenadas del marxismo. Hoy coexisten en Cuba tendencias representativas de ese modo otro de encarar la construcción de un proyecto anticapitalista. Están dentro de la institucionalidad, pero sobre todo en diversos ámbitos de la sociedad civil. A los que militamos en estas filas nos corresponde articularnos y contribuir desde todos los espacios posibles a la tarea de renovar, esa que solo será exitosa si nos acoplamos a la sensibilidad de las grandes mayorías. A partir de un paradigma unitario, habrá que debatir con los propulsores de la ortodoxia de siempre; al tiempo que hemos de constituirnos en bloque garante de ese poder hegemónico del cual depende la supervivencia del socialismo cubano.

En estos tiempos difíciles, prefiero cerrar mi reflexión con la respuesta que di —redes sociales mediante— a varios estudiantes que me inquirieron en torno a la situación peculiar de las últimas jornadas. En ella expreso, con toda sinceridad, mi credo:

Por defecto de historiador, no me conformo con los versos lindos que siempre dan vida a los cantos a la libertad. Me interesa ver los proyectos. Cómo se piensa la economía, la política, las relaciones internacionales. Si uno solo se queda con las palabras bonitas que conectan con abstracciones emotivas puede terminar comprando cualquier cosa. El proyecto por el que apuesto, la Cuba que sueño, no está en el camino de restaurar el capitalismo y convertirnos en un país latinoamericano “normal” sujeto a las redes del subdesarrollo y la dependencia. Creo en el socialismo como vía de realización de la democracia. Tenemos mil y un defectos, pero las soluciones no están en recibir con los brazos abiertos a un pasado hábil para el disfraz. Hay que encarar con valentía los dilemas de la nación, alejarnos de los hábiles y burdos maestros del caos, restañar los consensos lesionados, cambiar lo necesario en el ámbito económico, luchar contra las desigualdades que laceran, hacer política de manera distinta, dialogar con el que piensa diferente, construir un país que respete la dignidad de los mayores y enamore a los jóvenes.

(Tomado de la revista Alma Mater)

Se han publicado 78 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rigo Saez dijo:

    Esta bueno de Tanya parcialidad. Viva la diversidad de TODO.

    • m&m dijo:

      no riguito.
      no de entreguistas
      no de mercenarios
      no de apatridas
      no de anexionistas
      no de lamebotas
      ni de sus acolitos y semejantes
      si usted pone a estos en esa diversidad "toda" suya, ya sabriamos pertenece a unos de esto

      • Cubano de Verdad dijo:

        Pienso igual!!!
        Sobre todo quiero reiterar esto:
        no de entreguistas
        no de mercenarios
        no de apatridas
        no de anexionistas
        no de lamebotas

    • Médico Económico dijo:

      En este parrafa lo resume todo....
      "Los temores a reformar nuestro socialismo le hacen el juego a la agresión externa, crean condiciones para el avance de las fuerzas propulsoras del capitalismo y le fallan a la ciudadanía. De manera puntual, resulta apremiante romper con la inercia del campo mediático-informativo, acostumbrado a responder con tardanza y a pelear de riposta. Fallar en el terreno de los medios es entregar las llaves de la casa al enemigo."

  • Hernán dijo:

    Plenamente de acuerdo con todo lo que usted plantea. Considero que hace un analisis con profundidad en aspectos medulares que proporcionarán mejoras en nuestro sistema, manteniendo los principios y abogando por necesarios cambios. Tengo la convicción que la teoría marxista en sus raíces principales es totalmente posible y hemos demostrado su superioridad en numerosos aspectos respecto al capitalismo, pero que en su construcción, es totalmente perdonable que se cometan errores o que sea necesario hacer cambios propiciados por la propia dialéctica de la vida y la practica social. Es inevitable que en la construccion de un sistema social tan nuevo respecto a la larga historia de la humanidad se den tropiezos, se cometan errores o que se deban establecer políticas acordes con situaciones que obligan. Por eso me sumo a sus reflexiones y puntualizo que no debemos desviarnos ni un segundo de nuestra ruta hacia el socialismo pero si se hace necesarios con una gran inteligencia y creatividad hacer que ese camino sea totalmente librado de elementos que frenan nuestra marcha triunfal.

    • Inmortal dijo:

      Coincidimos, este es uno de los análisis más mesurados, como corresponde ya pasado unos días de la Tangana, los que defendemos el proyecto país, que somos mayoría, debemos enfrentar en la cotidianeidad la inercia y ser más inteligentes en la batalla ideológica. Pero corresponde a la prensa por todos los medios y a los creadores y directivos de los audiovisuales ser proactivo en la formación de esa conciencia social intentado llegar sobre todo a los jóvenes, desde un video clip, un telefilme, un seriado o con la transmisión o el análisis de un evento deportivo, no podemos seguir confundiendo los valores que compartimos y trasmitir totalmente lo contrario por ejemplo cuándo se hace un análisis de un hecho que acontece en el marco deportivo.
      Sólo inculcando valores sólidos se puede enfrentar la situación en que nuestros países tienen que convivir con los cantos de sirenas del norte.

  • Jorge dijo:

    Sí sé puede, sí podemos. VIVA CUBA!

  • Carlos Manuel Martí dijo:

    Querido profesor, una gran reflexión de su parte, hace falta que como usted dice los propulsores de la ortodoxia comprendan que deben cambiar y adaptarse a estos tiempos.

  • Efialtes de Atenas dijo:

    Un artículo osadamente revolucionario y extrañamente no comentado. Nuestros dirigentes de base (léase municipales y provinciales) estarán preparados para entender esa necesidad de nuestra sociedad revolucionaria?

  • Ichigo dijo:

    Profe, también es importante analizar que podemos aprender de esto y que debemos mejorar. Desde mi punto de vista tenemos dos retos que enfrentar políticamente. Uno es el USD y el otro la comunicación. Desde luego si son los aspectos más planteados por la sociedad, un tratamiento correcto permitiría cortar de raíz los argumentos que plantean aquellos que defienden tendencias antisocialistas y que pretender desacreditar el camino que intentamos construir. Repito, tengan en cuenta estos dos temas.

  • Devops dijo:

    Unos de los más acertados escritos que he visto en estos dias... Muy muy acertado.

  • ...el mar dijo:

    ...excelente comentario.....

  • Tatyana dijo:

    Esta es la mejor aproximación que he visto hasta ahora hacia ese tema. Pensar que en Cuba todos somos autómatas que pensamos igual y quien no siga esa regla debe ser avasallado es contraproducente y es una gran debilidad. Es necesario aprender a dialogar y escuchar sin creer que el que piensa diferente es un mercenario o un delincuente. Todo desde el respeto y el buen haber.

    • Luis Enrique Araujo dijo:

      El socialismo es la unica manera de salvar al hombre,lo que paso con esas personas esta claro son MERCENARIOS y con ellos no hay dialogo porque a lo unico que aspiran es a la anexion del pais con los estados unidos.En Cuba lo que falta es que los que trabajamos lo hagamos con eficiencia y los vagos se pongan a trabajar.Todos se quejan de las escases de todo y de los malos servicios pero a quien le toca hacer que todo funcione es a las personas.Muchos argumentan el bajo salario pero si no se produce como habran riquezas.Los revendedores se ponen de acuerdo para subir precios y nosoyros los compradores no nos ponemos de acuerdo para no comprar a esos precios abusivos,eso es solo un pequeño ejemplo de la pasividad que tenemos.Si necesisatamos hacer algunos cambios y son para impulsar la productividad y eso va con imponer mas diciplina,es lo que mas lacera nuestra sociedad.Aqui la inmensa mayoria no quiere saber se cambiar el Socialismo pero si tenemos que eliminar el exesivo proteccionismo del que muchos se sirven sin aportar.

    • JLRR dijo:

      Por supuesto los espacios para el diálogo deben ser ampliados, pero realmente existen, ejemplo de ellos cuando se discutió el proyecto de la constitución barrio a barrio. Existen muchos temas que se pudieran abordar, todos para mejorar nuestra sociedad, la economía, nuestros valores...pero lo que nunca debemos tolerar son los mercenarios, los anexionistas, los terroristas, los que mancillan nuestros símbolos nacionales y los que violan lo establecido en la constitución y en las leyes, esos deben sentir el rigor de la justicia.

  • Tabares dijo:

    Valiente comentario, despejado del miedo a la incomprensión de aquellos q piensan q todos tenemos que pensar igual, hablar igual o hacer lo mismo de siempre. La historia de este país es una gran universidad para todos los cubanos, lástima q con el tiempo algunos con su actitud demuestran q han sido alumnos con malas notas. No m quiero extender, solo decir, q tenemos q enfrentar toda manifestación contra la Revolución con el principio militar de la Ofensiva, q no es lo mismo ripostar defendiendo, ser oportunos en el enfrentamiento, cortar las alas s los q se creen águilas con un arma tan poderosa q sin matar t neutraliza, LA LEY. Por qué esperar?

  • Mundi dijo:

    Muy buen comentario. Debería publicarse como artículo en la prensa nacional.

  • Boris Alarcon dijo:

    El socialismo es dialéctica, el socialismo cambia pero sin perder su esencia, hay que tener cuidado con la frase de que "hay que cambiar" sabemos lo que hay que cambiar?, Quien nos exige cambios?que cambios nos exigen?, No nos olvidemos que el socialismo es la dictadura del proletariado, el capitalismo es intransigente y no dialoga, cambios si pero cuidado con el desespero de cambiar para satisfacer intereses mezquinos y personales de los desesperados, manipulados por cantos de sirenas capitalistas

  • Alejandro dijo:

    Muy de acuerdo con el articulo. Considero que lo primero debe ser detectar a los verdaderos enemigos de nuestra sociedad. Aquellos que no la critican pero que viven de ella. Aquellos con el discurso de ultrarrevolucionarios y que estan corruptos hasta la medula. Aquellos dirigentes acomodados y renuentes a los cambios y las nuevas ideas. En fin a todas aquellos elementos que lastran ese futuro prospero al que aspiramos TODOS los cubanos (y me atrevo a hablar por los 11 millones de ciudadanos de mi pais)

    • Taty dijo:

      Hablar por 11 millones de cubanos, además de ser muy pretencioso, contradice la esencia de diversidad que estamos tratando. A esos que mencionas debemos sumar a antisociales, maleducados, mercenarios, desconocedores de la ley, mancilladores de los símbolos patrios y que escudados tras motivos realmente loables pretenden crear provocaciones que comprometan la posible mejora en las relaciones con EU que pudieran darse con el nuevo gobierno y que igual que aquellos que tú señalas perjudican a nuestro país.

  • Carol dijo:

    Excelente artículo.Lo mejor que he leido sobre el tema.Profundo,sabio,honesto y muy necesario.
    Gracias

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    No tengo dudas que el camino trazado por el pensamiento estratégico de la Revolución Cubana, plasmado en los documentos del Partido y la Constitución, ampliamente discutidos todos por el pueblo, unidos a la voluntad política de la dirección del país, representan el camino del cambio estructural que se necesita de acuerdo a nuestras características, no hay en ellos un átomo de inmovilismo. A su vez, demandan pensamiento ante múltiples y complejos problemas que sólo pueden responderse desde la ciencia. Reitero, pensamiento que integre saberes, sólo posible en el trabajo colectivo. O sea, disponemos de las bases de las transformaciones a acometer, en el camino socialista cubano, continuidad y ruptura. Como todo cambio tiene frenos de diverso origen. Actúan los de orden epistemológico que suponen una incomprensión inadecuada por los sujetos del momento histórico, de la situación, problemas a resolver y dirección del cambio. Ésos pueden tener solución con la superación, la autosuperacion, la capacitación, el entrenamiento y otras formas, incluidas de orden político e ideológico que ayuden a preparar mejor la subjetividad del cambio, movilizar conscientemente, como lo hizo Martí con su prédica salvando las distancias, para la realización del proyecto trazado. Otra resistencia es más difícil de vencer y es la de los intereses derivados de la división social del trabajo donde se produce resistencia al cambio porque la superación de una forma determinada, una estructura, siendo lo pertinente para el colectivo,.rama, territorio o país afecte sistema de relaciones amoldadas a intereses particulares constituidos. Un ejemplo inobjetable de ello fue la lucha permanente de Fidel contra el sectorialismo y su llamado a pensar como país, en lo cual el compañero Presidente Miguel Díaz Canel ha insistido como se conoce. Dentro de ésta gran plataforma de construcción del socialismo veo el debate. No tengo que debatir con los que denigran de nuestro socialismo y proponen la restauración capitalista en Cuba, como señaló Raúl Castro cuando fue electo Presidente de los Consejos de Estado y Ministros. No se le puede hacer concesiones a la contrarrevolución porque apoyada por el imperialismo no perdería la oportunidad de liquidar al proceso revolucionario con consecuencias impredecibles. Como señaló Fidel, no está en discusión el derecho de la Revolución a defenderse y se han multiplicado exponencialmente las formas de agresión. No puedo haber espacio para ingenuidades. Gracias por la motivación a participar.

  • Jaime dijo:

    Genial artículo, digno de la prensa nacional.

  • Lic. Michael Vázquez Montes de Oca dijo:

    En general estoy de acuerdo con el autor del articulo aunque en ocasiones resulta confuso y ambivalente. No estoy de acuerdo con sus generalizaciones sobre los partidarios del socialismo, el capitalismo y la posibllidad de dialogo entre ellos. A estas alturas las posiciones de cada quien estan bien claras. Tampoco estoy de acuerdo con su valoracion de la manifestacion frente al MINCULT y su caracter heterogeneo. No se puede mezclar el agua con el aceite y establecer un precedente peligroso de colocarse al margen de la institucionalidad de la revolucion. Dentro de la revolucion todo, fuera de la revolucion y el socialismo nada, por lo menos mientra exista el capitalismo salvaje, el imperio y su proposito de aplastarnos

  • Julio Elías dijo:

    Mucho se habla en estos tiempos “del cambio necesario”, “del diálogo impostergable”, entre itras tendencias de moda. En el concepto Revolución expresado magistralmente por Fidel se enumera uno que dice: Cambiar todo lo que deba ser cambiado. No soy un conocedor ilustrado de conceptos filosóficos. Mi comprensión del asunto estriba, fundamentalmente, en que lo que funcione mal o lo que represente trabas al desarrollo debe ser modificado. Así, sin más complicaciones semánticas. Este proyecto social no es perfecto ¿cual siciedad lo es? tiene sus defectos y sus insuficiencias. Sobre estos hay que tabajar para su erradicación. ¿Compleja la tarea? Claro. Fidel alertó desde los inicios del triunfo revolucionario que todo sería más difícil. Tenemos que enfrentar a un enemigo poderoso que no ha escatimado nada para tratar de derrotarnos. Recordar el memorándum de Lester Mallory sobre nosotros y lo que él le recomendaba al gobierno de los EEUU que debía hacerse con nosotros. La enumeración de acciones y agresiones es muy extensa para este comentario que lo haría también muy extenso. Dicho esto y asumiendo al enemigo, al decir de Silvio en su canción, nos toca continuar la obra con esta juventud y junto a nuestros dirigentes. La lucha interna contra el burocratismo y contra la corrupción debe y tiene qye ser a sangre y fuego. En ello nos va la vida. Debemos continuar haciendo cambios y adaptando las formas, fijarse en que escribo “las formas” con toda intención, porque el contenido socialista de la obra es inalterable. Cambiar hacia una motivación superior para el trabajo. Cambiar hacia un interés superior en producir más, en respetar más, en mejorar más. Este proyecto social en el que todos somos importantes y todos somos imprescindibles, tiene una fuerza primaria que está formada por los obreros y campesinos, esos que están al pie de la fábrica, en la cantera, en el surco, en el timón y en la trinchera. La sociedad estará en función de esta fuerza primaria. Los artistas, los intelectuales, los medios tienen que estar en función de esa fuerza primaria. ¿Diálogo? Claro, desde el comienzo mismo esta Revolución hizo gala de su disposición al dialogo. Recordar las palabras a los intelectuales que, al parecer, muchos jóvenes desconocen o conocen poco su contenido. Y si hago en mi comentario mucha referencia a los tiempos pasado es porque sin mirar atrás no se puede seguir adelante para saber adónde queremos llegar. En lo personal me queda claro, estoy convencido de ello, que no nos hemos quedado estancados y no estamos inmóviles. La lucha contra el sectarismo, la ofensiva revolucionaria, el proceso de rectificación de errores, por citar algunos de los procesos del cambio dan Fe de ello. En estos momentos estamos enfrascados en implementar los acuerdos adoptados en el Congreso del Partido lo cual es también muestra de los cambios constantes. Me resulta algo significativo que en estos tiempos de recrudecimiento de las agresiones y del agravamiento de la situación económica del país qye se quiera dar, en estos precisos momentos, espacio al “diálogo” y que se quiera que se escuchen las “demandas” de ese grupo de jóvenes. Recordar que hay mucho del plan del Golpe Suave” en todo esto. Inteligencia y sagacidad les sobran a nuestros dirigentes y a nuestro pueblo. Las técnicas y procedimientos para enfrentar la situación debemos perfeccionarlas . Cubrir más espacios en las redes. Desarrollar más contenidos esclarecedores, entre otros ejemplos que pudiera expresar. Plan contra plan. Saludos a usted, profesor. Saludos a Cubadebate. Cuídense.

    • Luis Roberto dijo:

      Excelente comentario compañero Julio Elías, esclarecedor, directo, sin ambigüedades. Totalmente de acuerdo con usted, lo que tenga que ser cambiado, se cambiará, sólo la forma, el método, la esencia siempre tendrá que ser la misma, SOCIALISTA. Y lo haremos nosotros, los socialistas, los revolucionarios, no los delincuentes o pseudo artistas.

  • Casandra dijo:

    De qué jóvenes y artistas intelectuales habla? Cuáles son las obras de los que estuvieron allí? Para una obra artística se necesita madurar y hay otras vías para el diálogo que lo que sobran son instituciones culturales. Cuáles son los nombres de los grandes artistas que estuvieron allí?

    • Luis Enrique Araujo dijo:

      Alli no habia artistas de verdad,solo personas que se sumaron a tratar de hacer notar a un grupo de mercenarios que cada dia son expuestos,porsu servilismo al imperio.Lo que si nos toca hacer es imformar y denunciar mas rapido y no andar a la defensiva,como en la guerra la mejor defensa es el ataque.En Cuba lo que necesitamos es sumarnos todos al trabajo con eficiecia y no esperar que nos caigan las cosas de arriba o del extranjero.No se debe confundir evolucion con cambios,cambios es lo que quieren algunos mandados por el imperio pero para destruir nuestro proceso revolucionario.Nosotros los verdaderos patriotas queremos evolucionar para mejorar nuestro socislismo inclusivo y diverso pero para mas Revolucion

  • Boris luis dijo:

    Muy atinado el comentario del profesor Favio Fernández ,por ves primera desde que se comenzaron a publicar artículos de opinión después del incidente del ministerio de cultura puedo leer en este espacio algo coherente, claro , desnudado de lenguaje académico y sobre todo realista.
    En mi opinión el mejor artículo publicado hasta ahora en cubadebate sobre esta problemática.
    Lo felicito profesor por la honestidad de su planteamiento y por haber tocado temas que están latentes y que muchos otros analistas no quieren ver.

    • Lunatica dijo:

      Cierto su comentario.

  • YsVe dijo:

    Esto es una agenda abierta y cada cual escribe lo que piensa,y lo que frecuentamostrar este sitio es digno de respetar la opinión de los demás, al mes ese es mi caso,soy así, por eso digo que yo también tengo mi propia idea....
    El gran problema político de Cuba hoy,no es en realidad nuestro partido único si no más bien la gran manipulación del imperio estadounidense hacia nuestro país tomando como carnada a jovenes que muchas veces no saben ni lo que hacen,ni lo que quieren,si existen jovenese que no están de acuerdo con nuestro sistema actual sin ser manipulado por el imperio al menos deberían de no mezclarse en disturbio con aquellos que si lo están, para no crear confuclones, existen canales para expresar las inconformidades,yo también tengo como cualquiera mis problemas,pero estoy seguro que el 80% de mis problemas dependen del bloqueo impuesto a nuestro país por lo estados unidos,pero prefiero vivir así antes que humillarme al gobierno estadounidense,para mi la Revolucion cubana es un regalo precioso,y los regalos preciosos se defienden al precio que sea necesario,lo que pasa es que muchos no saben lo que tienen hasta que no lo pierden...hacer una Revolucion no es fácil, cuesta vida y sangre,aveces es más fácil pensar diferente porque no vivimos la Cuba capitalista,hablando claro,si un día en Cuba hay un cambio no vamos a vivir una vida de sueño americano,seremos como la Cuba antes del 1959 o peor,nuestro gobierno practivamente con poco recursos no ha dejado que nuestros hospitales colapsen,y está al tanto de todo,en Estados unidos al presidente le importa más la elecciones que la salud de su pueblo,en nuestro país, a pesar de la escasez durante un desastre natural nuestro gobierno se preocupa por su pueblo,mientras el gobierno estadounidense le tira a su pueblo papel sanitario,tal vez yo no sea comunista,pero si un cubano que ama a esta revolución, y estoy consciente que nuestro socialismo aún está en construcción, aun no hemos llegado a la fase superior del socialismo,pero si Antonio Macao. ...lucharon para que nosotros seamos libres hoy, uestro deber es luchar para dejarle una Cuba mucho mejor a la generación del futuro.Gracias.

  • Alberto Piey dijo:

    Hola a todos los revolucionarios, porque se llama a un grupusculo mercenario " movimiento" ???, a una diaspora reaccionaria, exilio histórico??... entonces si grupusolos insignificantes tienen nombres tan resonantes cual seria el de nuestro pueblo que lleva combatiendoles todas sus formas ya 61 años, al precio de más de 3048 víctimas???

  • Miguel dijo:

    Brillante

  • Tysan dijo:

    me gustó lo escrito, lo considero acertado. Creo que estamos un poco a la defensiva, contra el enemigo a la ofensiva.

  • JosePedro dijo:

    Está batalla es de ideas, oportunidad para identificar la táctica enemiga para hacerla conocer a todos a través de canales formales e informales y como sumar, multiplicar y hacer exponencial esas ideas que defienden el proyecto socialista cubano atractivas y adhesivas.
    Diálogo tiene todos los espacios que ningún otro gobierno brinda a los pueblo Cómo Cuba, desde el CDR y el delegado del poder popular,, el sindicato, los sistemas de atención al pueblo de las instituciones Hasta los periodistas y comunicadores.
    Ah! pero, hay que poner en el centro de la mentalidad de todos la batalla de las ideas y lejos de convertirnos en jueces ideológicos, analizar en cada planteamiento lo crítico objetivo y subjetivo que debe considerarse para perfeccionar nuestra sociedad, para lo cual se requiere de preparación ideológica y política de cada persona, funcionario o cuadro que desempeñe estas labores.
    El diálogo en la medida que se hace cotidiano, desarma al enemigo de argumentos y reduce los niní, hace que los contrarrevolucionario tengan que pronunciarse abiertamente en ideas y nunca convencerán porque el proyecto de país que nos pretenden implantar es injusto que sólo beneficia a unos pocos a costa de la mayoría, la miseria y la muerte.
    Hemos visto quienes son los peones del dinero yankee, como reclutan y a quienes, ninguno habla de patria, de libertad ni diálogo se habla de hacer daño material a objetivos civiles bajo la noche y todo por dinero o por tráfico de personas a través de la emigración ilícita para que quien paga haga currículo ante sus amos y siga viviendo del terrorismo y quienes ejecutan se venden por míseros dólares afectando la propiedad colectiva de ellos mismos por el dichoso dinero o vivír en el país que lo patrocina, mientras un grupo de oportunistas más humanistas en palabras que nuestra Revolución que los hizo artistas e intelectuales defienden individuos sancionados por comisión de delitos, defendiendo así sus intereses personales a nombre del diálogo para que los continúen contratando en la meca del terrorismo de estado.
    La batalla de ideas actual no es de frases, es de actuación, para llamar nosotros al diálogo y no crear condiciones para propiciar que nos lo impongan!

  • Tomas dijo:

    Así se hace construye un proyecto social que defiende las legítimas aspiraciones de un pueblo que ha peleado tanto su libertad. Con todos y para el bien de todos.

  • Jorge dijo:

    Un artículo meridiano que resume lo que muchos pensamos. Felicidades a su autor, lo que hace falta ahora es que las personas implicadas en estos procesos de cambio dentro del socialismo lo lean y lo interioricen como práctica política.

  • Edmundo Palma dijo:

    Me quito el sombrero que no tengo. Magnífico artículo. Al fin , alguien entiende realmente lo que está pasando.No tengo, ni siquiera, que añadir más nada a lo expresado por este inteligente profesor. Voy a compartir este artículo, todo lo que pueda.

  • Orlando Ruiz dijo:

    Pienso que la frace "construir un país que respete la dignidad de los mayores y enamore a los jóvenes." que cierra el artículo es la esencia de lo que queremos todos los que hemos defendido todos estos años las banderas del socialismo.
    El análisis de la evolución del contexto tiene que ser la base del diseño de las nuevas formas de hacer y como escribó Socrates y nos repiten cada sabado, aunque muchos no se detengan a interiorizar la importancia de su significado " el conocimiento es la virtud y solo si se sabe se puede divisar el bien"
    Muchas felicidades profesor.

  • alejandro cantalapiedra dijo:

    Gracias al profesor, asumiendo el papel que le corresponde, como debemos todos, encontrar en que sevir a los demás, a los cubanos, el apostol nos esclarecía el peligro de la anexion sin conocer al déspota que nos desprecia, pero que necesita nuestros recursos naturales, mano de obra barata, mantenernos en la dependencia.
    Decía el CHE que no podemos continuar con las armas melladas del capitalismo, el socialismo es una obra en construcción, nadie puede definir de que se trata, pero tenemos una conceptualización de modelo económico, lineamientos, caminos a rrecorrer.
    Ponga su talento a favor de todos y será feliz, encuentre en que servir y tendrá un propósito en la vida. Oportunidad para todos, responsabilidad de todos, las contradicciones generan cambios y el país ha cambiado, por eso muchos aprovechan lo que disgusta para enfrentarnos, quede claro que los de fuera nunca lo harán para bien nuestro, ya proclamaron el fin de la historia, negaron el papel del estado, se entregaron al mercado, pero pierden la batalla, fria o caliente contra RUSIA, Cuba ha manejado la pandemia de COVID magistralmente, tiene candidatos vacunales, profesionales dispuestos a dar pelea donde se les necesite.
    Dialoguemos, escuchemos, compartamos, lo que no significa ceder, entregar, sino con todos y para el bien de todos.
    De pensamiento es la guerra que se nos hace, estamos ganando, pero la hora del combate no es momento de aprender, es preciso haber aprendido antes, ver más lejos, prepararnos para el futuro, con las armas conquistadas y con lo que hemos aprendido que talento sobra.
    La patria es ara, no pedestal se la sirve, no se la toma para servirse de ella, deme Cuba en que servir y el futuro será mejor.

Se han publicado 78 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fabio Fernández

Fabio Fernández

Profesor del Departamento de Historia de Cuba de la Universidad de La Habana

Vea también