Imprimir
Inicio » Opinión, Historia  »

Crímenes sensacionales

| 41

Habana Colonial. Foto: Good Free.

¿Cuáles son los hechos de sangre más sensacionales que se registran en la historia de Cuba? ¿Quiénes son los criminales más célebres? Hoy, sin un estricto orden cronológico,  sintetizaremos algunos de esos sucesos y evocaremos a algunos de los personajes.

El asesinato de los esposos Micaela Rebollo y Domingo Sañudo, vecinos de Inquisidor, 19, conmovió a La Habana colonial. Fueron muertos a hachazos y nunca se encontró al culpable. Se sospechó que el asesino fue alguien que gozaba de la confianza de las víctimas, que no daban acceso a desconocidos. En un primer momento la Policía detuvo a uno de los yernos del matrimonio, que luego quedó en libertad. Micaela y Domingo son  los abuelos maternos de la poetisa Dulce María Loynaz y poseían 102 casas en la ciudad, que daban en alquiler.

Muy recordadas son las muertes, ya en la República, de la niña Zoila y la niña Luisa que sirvieron para exacerbar sentimientos de odio por razones raciales. Con una diferencia de dos años, ambas tuvieron la misma muerte, la primera en el pueblo de Gabriel, y en Alacranes, la otra: las desangraron y les sacaron el corazón. Por el caso de la niña Zoila murieron en el garrote Bocú y Víctor Molina. Celia, otra niña vecina del Vedado y de ocho años de edad, fue violada y luego  muerta con una navaja. Es el caso conocido como el del vendedor de tierra pues a eso, de manera ambulante,  se dedicaba el agresor, llamado Sebastián Fernández y conocido como Tintán.

Dos parricidios llenaron de estupor e indignación a la sociedad cubana. Uno es el de Emilio Mendive, que mató a golpes a su padre cuando lo sorprendió en amores con su propia hija. El otro, el de Benito Torres: a tiros de escopetas y a machetazos dio muerte a su madre y a uno de sus tíos y luego segó la vida de sus ocho hermanitos.

La muerte de Rachel Kergeester, la linda francesita, cuyo asesinato inspiró una canción, una película y centenares de notas periodísticas, se conceptúa como el crimen del siglo XX en Cuba. La encontraron completamente desnuda y con el cráneo destrozado en la bañadera de su apartamento de la calle San Miguel entre Águila y Amistad. Lo curioso es que la puerta de la casa tenía el pestillo pasado por dentro.

La policía detuvo a Jiménez Rebollar, cantante del cabaret Montmartre y amante de la occisa, que, por otra parte, llevaba también relaciones íntimas con el norteamericano que representaba en Cuba los vehículos de la marca  Ford. Las diligencias del letrado Carlos M. Palma –Palmita, el llamado Abogado de las Mujeres- demostraron la inocencia de Jiménez Rebollar, que quedó en libertad, mientras los indicios agravaban la culpabilidad de Oscar Villaverde, antiguo propietario del cabaret Tokio y ex esposo de la muerta. Pero por una causa u otra jamás se inició proceso legal  contra Villaverde.

Conmovió a la opinión pública, en 1940,  el caso de Celia Margarita Mena, La Descuartizada, muerta y desmembrada por su amante, el policía  René Hidalgo, en una habitación del edificio Larrea, en la calzada de Monte, 969, entre Pila y Matadero.

Un día, una pierna de mujer, cuidadosamente envuelta en un saco de yute, apareció en una alcantarilla del reparto Buenavista, en Marianao. A partir de ahí los hallazgos se sucedieron. Aunque parezca increíble, muchos afirmaban que no se trataba de un crimen. Durante largo tiempo las especulaciones fueron diversas y encontradas.

Mientras detectives e investigadores se empeñaban en esclarecer los hechos, había quienes lo conceptuaban, al no aparecer la cabeza, como una broma de pésimo gusto llevada a cabo, tal vez, por algún estudiante de Medicina que, por partes, había sustraído un cadáver del Departamento de Anatomía Patológica de la Universidad.

Pero eso sí, debía ser el cadáver de una extranjera porque –chovinistas que somos- se decía que una cubana no podía tener los senos tan pequeños. Cuando al cabo de once meses del primer hallazgo apareció la cabeza en la letrina de una vivienda de la calle Dificultades, en el Surgidero de Batabanó, la Policía pudo identificar a la víctima y tirar la línea que la enlazaba con su asesino.  Fue la primera vez que se usó en Cuba el detector de mentiras.

María Grant, conocida como Nena Capitolio por su anatomía monumental, fue condenada por el asesinato de su amante, Santiago González, estudiante y empleado del hotel Bristol, a quien doblaba tranquilamente la edad. Lo ultimó a tiros en la habitación de la casa de huéspedes de la calle San Rafael donde vivían. La mujer, que se había auto agredido, quiso hacer pasar el hecho, primero, como un pacto suicida y luego como una defensa propia. Pero sus argumentos no convencieron a los jueces.

Un mediodía, debajo de un puentecito del río Almendares, en el Bosque de La Habana, fue hallada muerta, con diez puñaladas diseminadas por todo el cuerpo, una joven identificada después como Sima Rasbasky, de origen hebreo. Por la tarde, y muy cerca de ese sitio, aparecía el cadáver de su novio, el estudiante, también hebreo, Jaime Bergerman. Presentaba una cuchillada certera en el corazón.

¿Homicidio-suicidio?  ¿Doble homicidio? ¿Pacto suicida? Durante largas semanas no cesó la polémica.  Los forenses no descartaron la posibilidad de un homicidio-suicidio.  Pero algunos apostaban por el doble homicidio y otros conceptuaban el suceso como un crimen pasional. Cuando parecía prevalecer la primera tesis, nuevos elementos hacían que la balanza se inclinara por el doble homicidio. Pero la muerte de Jaime y Sima, hasta dónde sabe este cronista,  no pudo esclarecerse nunca.

Ernesto Castilla salió a la calle San Ramón, en el reparto Jacomino, auxiliando a una mujer que se oprimía el pecho con las manos. ¡Me la han matado, ayúdenme!, gritaba. Los vecinos lo ayudaron, pero Emelina Miranda dejó de existir tras recibir los primeros cuidados médicos.

Castilla, que sostenía relaciones maritales con Emelina desde hacía cuatro años, contaba una historia increíble. Leía en la sala de su casa y ella permaneció a su lado hasta que decidió dirigirse a la habitación. Él levantó la vista del libro y vio a un hombre parado en la ventana. Nada podía aportar sobre sus rasgos físicos, pero sí que empuñaba una pistola, disparó sobre Emelina y se dio a la fuga.  Las autoridades decidieron detener a Castilla  y en la  estación de Policía lo presionaron para que confesara dónde había escondido el arma homicida. Castilla se mantuvo en sus 13.

El más inquietante silencio rodeó la muerte de Emelina. Nadie en la barriada de Jacomino dijo haber visto correr a hombre alguno después de escucharse los disparos, y la mujer, la única que podía esclarecer el caso, murió sin declarar. Pasó el tiempo. Se admitió que Castilla no mató a su mujer y que la muerte entró, en la noche, por aquella ventana.

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lola dijo:

    Interesantes relatos!!

    • Habanero dijo:

      Y a Lola? La que mataron a las tres de la tarde ...

      • El Verdadero dijo:

        A Lola la mataron a las tres de la tarde pero de otra forma, se estaba bañando desnuda en el rio y un endigero la mató, tu sabes habanero.

    • Médico Económico dijo:

      Por los años 85 o 86 no recuerdo exactamente, viviendo yo en el Reparto San Agustin en La lisa en la calle 256 nos despertó en la madrugada ráfagas de tiros , como resultado en el edificio contiguo al mio un recluto fugado de la Unidad con su fusil AKM entro a casa de su novia y ametralló a la chica, su hermano y suegros, fue brutal la sangre y y los hucos de balas en toda la casa, se dió a la fuha y lo cogieron por un lugra no muy lejano.....en aquellos momentos como ahora...a no ser por las redes sociales ..esas noticias no caminaban mas q los alrededores del lugar del hecho y comentarios de vecinos y familiares

      • Médico Económico dijo:

        recluta quize decir

  • PPP dijo:

    Excelente historia, gracias Ciro¿como contactarlo para una indagación?

  • Ivettmaceo dijo:

    Es muy bueno el reportaje ya k casi no conocemos ningunos de esos hechos en nuestro paiz

  • Lia dijo:

    Soy una seguidora!! Me encanta conocer todas esas historias que guarda nuestra ciudad y gracias a sus conocimientos e investigaciones podemos disfrutar!! Muchas Gracias no conocía ninguno de estos hechos y he quedado impactada ya que parecen sacado de una película de terror.

  • ran2l.ih dijo:

    Interesante historia e increíbles sucesos..gracias profesor Ciro

  • Ruslan dijo:

    Excelente. Horror y misterio.

  • Kema2 dijo:

    Nunk se le ha reconocido x tanto quehacer a favor de la historia y su conocimiento x parte del público. Grande Ciro y su labor!!! Buenos relatos

  • Lau dijo:

    Y yo q creí q casos como esos solo los veía en investigation discovery

  • María de la Caridad dijo:

    Excelentes relatos me han gustado mucho y desconocía todas esas historias algunos han estado espeluznantes pero muchas gracias por su trabajo

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Muchas gracias profe Ciro, cosas que estremecen siempre.

  • Msc Faro Alfredo Fundora Rodriguez dijo:

    Coro, acá en mi pequeña Regla hubo un crimen abominable, el de la anciana Nicolasa Hdez motejada como Moño Tieso. Tenia un carácter avinagrado y alquilaba accesorias en la calle Perdonó. El crimen de por si repugnante, ocurrió en febrero de 1958 y apareció con grandes despliegue en Diario de la Marina, Bohemia, Carteles, El Mundo, El País, Excelsior y otros.

  • Ellis dijo:

    Excelente trabajo,gracias.

  • luciano dijo:

    Hubieron muchos casos criminales y pasionales en la Cuba de antier, por ejemplo uno muy sonado en la década del 50 del siglo pasado fue el asesinato del periodista, director y co-propietario del vespertino habanero El Crisol, Julio González Rebull el 12 de noviembre de 1952 cuando visitaba a su amante y llegó un hombre que al parecer también tenía relaciones o intensiones con la dama que era María del Carmen Pereda, quien había recibido el domingo anterior al crimen el Premio como la más distinguida anunciadora de televisión del año 1952. El chofer de González Rebull, que tenía 49 años de edad al momento de su asesinato, al escuchar los disparos entró al inmueble y logro inmovilizar al atacante, Mateo Carreño, hasta que llegó la policia y lo arrestó.
    Quizás el escribidor pueda ampliar sobre el juicio de este sucecso.
    Otro crimen en 1952 fue el que comentió Arnaldo Pérez Mayola, tipógrafo del periódico El Pais, que asesinó a uno de los jefes del departamento de linotipos encajándole la chaveta en el corazón por las bromas que le hacia. El asesino era homosexual y salió de presidio en 1959 al vaciarse la cárcel de El Príncipe. Se suicidó en 1973 en su apartamento de la Habana.

  • Cleo dijo:

    Maestro Ciro Bianchi desde hace muchos años sigo sus crónicas! Me encantaba su fabuloso programa por el Canal Habana junto a Lieter Ledesma! Tuve el placer de tenerlos a usted y a su esposa en varias presentaciones en la Feria Internacional del Libro. Los libros de cocina de su esposa me han servido de guía en diferentes recetas que he querido incursionar. Ojalá y se mantengan estos artículos y sus crónicas en Cubadebate así como en la televisión.

  • Denisse Barbie dijo:

    Muy bien excelente trabajo muy buenos relatos que casi nadie conoce

  • Lis97 dijo:

    Como siempre un placer leer estas historias. Muy interesantes.

  • Betty dijo:

    Gracias profe por preservar la historia. Eso es un don.

  • Kari dijo:

    Me encanta le nació otro Eusebio a La Habana. Saludos desde Matanzas

  • Barbara dijo:

    Excelente relato me gustaría conocer más historias así

  • seuz dijo:

    Excelente. Felicitaciones. No había leído un articulo así en este espacio nunca. Quede impactad . Muchas felicidades

  • ramon dijo:

    Bohemia publicaba una sección llamada "Detrás del Suceso" en la que narraba varios casos como estos.

  • Dr Manuel Felipe Ledea Perez. dijo:

    Ciro quisiera que usted escribiera acerca del brujo Bocu , que menciona en su cronica, personaje tristemente celebre de la epoca.Gracias por regalarnos tantos relatos agradables y refrescantes.

  • Liuva dijo:

    Interesante recopilación de sucesos sangrientos. Hecho de menos las fechas, al menos el año.

  • isauro dijo:

    Gracias Ciro, muy entretenidas estas historias de crimenes....!que paradoja!

  • Yel dijo:

    Excelentes crónicas de la historia. Muy buen material histografico. Me encanto leer este artículo. Excelente

  • aleksandr dijo:

    las ninhas asecinadas por desangre y sacarles el corazon, eso parece un sacrificio humano...ese crimen parece k afecto mentalmente a toda una generacion en cuba..recuerdo cuando pequenho y mi tia, una segnora de 70 anhos, fuerte, primera generacion de espanholes que me crio ya que mi abuela y madre trabajaban mucho.. nunca me dejaba salir los 4 y 17 de diciembre cuando en la zona hacian bembes...me decia que habian negros que en esas fechas secuestraban ninhos para matarlos y ofrecerselos a los santos...a mi me parece ahora que leo este articulo que ella se entero de ese crimen y la marco de por vida estigmatisando a toda una religion y grupo de personas que la practican...gracias profesor por el articulo..me encanta leerlo..

  • L4CHY dijo:

    Excelente, muy interesante

  • Idania Rosa dijo:

    Gracias Ciro por regalarnos estas historias, en todas las épocas han sucedido casos de estos, sus escritos son una fuente inagotable de historia, de sus escritos y los de su esposa soy fiel lectora, siga escribiendo se lo vamos agradecer infinitamente, gracias de nuevo, tenga usted un buen dia.

  • S.O.S dijo:

    Maestro Ciro, de Santa Amalia, excelentes historias.

  • Roberto dijo:

    Excelente relato Profesor Ciro, como siempre usted nos hace ver y amar a nuestra ciudad.
    Como nos gustaria que fuera usted el nuevo historiador de La Habana. Sin Eusebio Leal, no vemos a nadie que tenga esa oratoria fina, elegante, ese don de hacernos sentir tan orgullosos de nuestra capital.

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también