Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

¿Tiene futuro el proyecto de ley para autorizar los viajes de estadounidenses a Cuba?

| 42

Vecinos miran desde un edificio al lado de la embajada de Estados Unidos en La Habana. Foto: Enrique De La Osa/ Reuters.

Recientemente fue noticia la presentación de un proyecto de ley en el Senado de Estados Unidos que busca eliminar las restricciones de viajes a Cuba y que cuenta con el respaldo de casi la mitad de los legisladores de esa Cámara. Aunque es una buena noticia, les propongo poner en contexto este tema, para no albergar falsas esperanzas.

Veamos los hechos: lo primero es que es un proyecto copatrocinado por 46 senadores, por tanto, aunque está muy cerca de la mayoría simple, requiere 60 votos en ese órgano para que sea aprobada sin posibilidad de que algún opositor que se agarre de la conocida práctica del filibusterismo entorpezca el proceso.

Segundo: el proyecto con el título de Ley de Libertad estadounidense para viajar a Cuba es muy positivo porque los ciudadanos de aquel país podrían venir libremente, cosa que hoy no pueden hacer por las normativas aprobadas en el propio Capitolio en los años 1996 y 2000 que establecen también sanciones por realizar transacciones con viajes a Cuba, incluidas las bancarias.

Tercero: NO es la primera vez que en el Congreso de EE.UU. se promueven iniciativas con similares propósitos y que no fructificaron en 2002, 2009, 2015 y 2017, incluso en los momentos de mayor apoyo bipartidista a las relaciones entre los dos países en la era Obama.

Cuarto: el proyecto deberá transitar por un largo camino en el Senado, yendo en primera instancia al Comité de Exteriores y allí tiene más de un francotirador dispuesto a matar: el demócrata Bob Menéndez y el republicano Marco Rubio, y este último preside a su vez el subcomité para Asuntos del Hemisferio Occidental, y lo hago notar porque todas las iniciativas relacionados con América Latina y el Caribe, pasarán –inevitablemente– por su escritorio. Imagínese entonces la postura de Rubio sobre este proyecto de ley.

Quinto: los presidentes de los Comités del Senado, a la postre, son los que deciden qué proyectos de ley se agendan para el debate y la votación en el pleno de este órgano, por lo que el forcejeo lobista es grande.

Sexto: el compromiso de demócratas y republicanos, como en este caso sobre un tema, no necesariamente garantiza su aprobación, pues la iniciativa debe recorrer un largo y complejo camino antes de llegar a la mesa del presidente Donald Trump para su ratificación definitiva. Y sabemos también que el mandatario solo ha entorpecido los vínculos entre La Habana y Washington y llevándolos nuevamente a la era de hielo.

Séptimo: aclaro que para que este proyecto de libertad de viajes a Cuba se convierta en Ley, deberá presentarse también en la Cámara de Representantes del Congreso y seguir en paralelo los mismos pasos que en el Senado, recibir el visto bueno en el Comité correspondiente, someterla a votación en plenario y que se apruebe sin una coma de diferencia, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, porque de introducirse variaciones tendrían que ir al llamado  Comité de Conferencia, integrado por senadores y representantes de ambos partidos, quienes buscarán conciliar las sugerencias al texto para devolverlo a ambas instancias y votar en plenaria nuevamente.

Todo lo anterior en el lapso de dos años que es el tiempo de vida de un Congreso en EE.UU. Así funciona el Capitolio de EEUU, donde han sido presentadas en los últimos meses varias propuestas de ley referidas a Cuba, como la que autorizaría exportaciones libres a la Isla, otra sobre la normalización de relaciones entre ambos países, o la que permitiría exportaciones agrícolas.

Por lo pronto, el tema Cuba navega en las turbulentas aguas del actual Congreso estadounidense, el número 116 desde su fundación, con mayoría demócrata ahora en la Cámara de Representantes y republicana en el Senado, que pugilatean por intereses partidistas, locales, y hasta personales, por lo que las noticias que llegan sobre el tema Cuba desde el Congreso estadounidense hay que analizarlas en su justa dimensión.

Gráfico: Cortesía del autor.

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Iron Man dijo:

    Que decepción!!!!

  • Erix-y dijo:

    Hola:
    Si seguimos creyendo que todo viene tan "easy" creo que estamos flotando en un globo con plomo...

  • Michel dijo:

    Y lo fácil que las leyes para perjudicar a Cuba se aplican tan rápido. Y estas de beneficio son una utopía

  • Niurka dijo:

    Mientras ese pais cuente con presidentes como el que tiene ahora y creo que siempre seran asi de odioso veo eso muy lejos de reralizarse.

    • Eduardo González S. dijo:

      Niurka, a veces pienso con acritud que lo más parecido a un republicano gringo es un demócrata de ese mismo pellejo. Este nos quiere freir con manteca y el otro con aceite. Chirrín.

  • Anita Holguín dijo:

    si son tan democráticos como dicen por que no le preguntan la pueblo???' al final se ve como allí también las leyes son manejables por intereses políticos sucios y no por los intereses de su gente.

  • R PONS dijo:

    BT: QUE BUENO QUE EXISTAN INICIATIVAS COMO ESTAS, QUE LOS ESTADONIDENSE SE QUITEN LAS CADENAS DE TRUMP Y SU PANDILLA DE MENTIROSOS, QUE PUEDAN PALPAR LA REALIDAD CUBANA, QUE NUESTRO PAIS ES SEGURO Y NO ES PATROCINADOR DEL TERRORISMO, QUE NUESTROS NIÑOS SON FELICES AQUÍ, QUE CUENTAN CON ATENCION MEDICA GRATUITA Y DE ALTA CALIDAD, EDUCACION, DEPORTE, CULTURA, QUE NO HEMOS AGREDIDOS A SUS DIPLOMATICOS Y QUE SOMOS UN PUEBLO QUE VIVE Y SE DESARROLLA EN PAZ CON GRANDES ESFUERZO POR CUENTA DE SU BLOQUEO Y QUE SU PRESIDENTE LES MIENTE SOBRE NUESTRO PAIS, ADEMAS INVITARIA A ESTOS SENADORES A CAMINAR CUBA PARA QUE VEAN LO JUSTO DE SUS PROPUESTAS NO SOY CREYENTE, ESTOY SEGURO QUE TRUMP Y SU PANDILLA DE MENTIROSOS DESAPROBARAN ESTE PROYECTO DE LEY…. GRACIAS

  • Eduardo dijo:

    Tienes sus matices. No todo es en blanco y negro. El obstáculo más importante es el liderazgo del Senado. Se le olvida mencionar que después que el Congreso la apruebe, tiene q sopreponersr al veto del Presidente de EE.UU. Para ello necesita dos tercios del Senado.

  • humano dijo:

    Esperanza, dicen, es lo último que se pierde.

    Saludos.

  • Odiseo dijo:

    La solución de los conflictos e injusta política estadounidense contra Cuba, está presa en el flamante congreso de los EUA. Las proyecciones y soluciones de norteamericanos honestos y justos, hasta ahora no se han podido anteponer al odio, la decidía y el anticubanismo de personeros que desde los pasillos de ese congreso de que hablamos y también en sus butacas persisten en rendirnos por hambre y necesidades.
    Compañero Jorge Legañoa, en honor a la verdad, me mantengo escéptico al respecto y por ahora, como muchos cubanos, sigo siendo un necio que no busca la confrontación, pero que no le teme a las decisiones políticas de los EUA de cara a la nación cubana, estas siguen presas en las celdas, que un grupo poderoso y vinculante de politiqueros norteamericanos mantienen a pesar de los legítimos y justos reclamos de sus ciudadanos y contribuyentes. Prefiero seguir siendo realista. Viví en el monstruo y conozco sus entrañas, en esa nación impera la ley de los poderosos, y esos han decidido hacernos la guerra, 60 años no le han bastado para darse cuenta de su soberana estupidez.

  • Fabio Gabriel dijo:

    Como siempre Legañoa, preciso , conciso y claro. Un analista muy objetivo.
    El Comité de Relaciones Exteriores del Congreso USA. Es casi el quinto poder. Es difícil casi imposible que prospere una iniciativa legislativa que favorezca a Cuba, con un Marco Rubio allí.
    Trump sólo será derrotado si el candidato demócrata finalista de las primarias de la Convención Demócrata una esfuerzo electoral con un Bernie Sanders como Vicepresidente. Quizás entonces podremos soñar con un cambio de política hacia nuestra patria.

  • Nestin dijo:

    De no llegar los estadounidenses ..y rápido el turismo cubano caerá en una profunda depresión..ya no nos quedan países emisores de este importante reglón..esto se siente profundamente sobre todo en la capital

  • Mario Jose Diaz dijo:

    Odiseo:
    Como tú, me sumo al concierto de los Necios que Odian las Confrontaciones, pero que no teme a lo que decidan políticos EUA en nuestra contra y en contra de su propio pueblo, como todos he vivido siempre en mi Isla Hermosa sufriendo y pasando las mismas necesidades, hoy seguiré sobreviviendo como dices de Frente a mi nación. Pero si leemos entre línea, un creciente número de Norte Americanos se está dando cuenta que pierden posiciones de negocio en nuestra Tierra y eso duele al bolsillo, En estos momentos están secuestrados por sus leyes Absurdas, que los amordazan en cuanto a negocios que podrían ser jugosos. Es de notar que violan de forma Fragrante los derechos de sus propios pero, ¿qué pasa que estos no se Revelan? Tal vez esto sea el síntoma que pudiera ser el inicio del fin de toda la maraña de acciones contra nuestro pueblo, que estoy seguro no se dejara ganar la pelea, más de una vez lo ha demostrado. Tiempo al tiempo.

  • Ani dijo:

    Ya me habia hecho ilusiones. Gracias al periodista Jorge Legañoa por este excelente artículo tan útil! Es muy poco probable que se apruebe esta ley para no decir imposible y no ser tan absoluta :(

  • Jose R. Oro dijo:

    Es una correcta descripción del periodista Jorge Legañoa Alonso, respecto a los procedimientos desde la inserción de una propuesta al Congreso de los Estado Unidos hasta que se convierte en Ley. Pero desde el punto de vista de la importancia de este proceso de los viajes a Cuba, el autor afirma que, y se explica: "Aunque es una buena noticia, les propongo poner en contexto este tema, para no albergar falsas esperanzas". Después afirma que el Congreso de los Estado Unidos en tiempo de la presidencia de Obama era más favorable a una relación más justa y normal con Cuba que hoy.
    Empiezo por esta ultima aserción, la que considero, muy comedidamente, como inexacta. En los tiempos finales de Obama, el Partido Republicano tenía mayoría en ambas Cámaras del Congreso, perdieron la Cámara de Representantes solo en la elecciones de medio – término del 6 de noviembre del 2018 (pasaron los demócratas de 193 escaños a 235, de ser minoría a ser una solida mayoría, el total son 435 representante), en plena era Trump. Eso desde el punto de vista numérico, desde el punto de vista de posición política, los meses finales de Obama existió una postura de bloque por parte de los republicanos oponiéndose a cualquier iniciativa del entonces presidente (con importantes excepciones como por ejemplo la del gran amigo de Cuba Jeff Flake). Es decir que tanto en cifras como en tendencias políticas hoy esta más cerca que pase una propuesta de ley en el Congreso de los Estados Unidos, aunque parezca contradictorio a primera vista. El proceso es el mismo para cualquier ley, no solo esta, es el proceso que los enemigos de Cuba tuvieron que pasar para aprobar tales ilegalidades como Helms – Burton. Estos ultraderechistas no se cansaron hasta que lo lograron, los amigos de Cuba tampoco se van a cansar, y lograrán derrotar estas entelequias. Comenta correctamente el forista Eduardo que además de pasar como propuesta de Ley ambas Cámaras, después el presidente puede vetarla, pero omite decir que en ese caso vuelve al Congreso y si es votada por una mayoría de 2/3 de los votos en ambas Cámaras se convierte automáticamente en Ley. La pregunta sería: ¿Es tal cosa factible en la práctica?
    Para poder responder seriamente esta interrogante, debemos ir a mi juicio, al centro mismo de estas propuestas de ley. No es de viajar a Cuba, aunque este expresado en el ejemplo concreto de irracionalidad extrema que es el prohibir viajar a Cuba. El centro de lo que se discute es el derecho a viajar libremente de los ciudadanos estadounidenses y la ilegalidad de la prohibición o exclusión de tal derecho por cualquiera de las ramas del Gobierno de ese país. Es un derecho inalienable de viajar libremente (solo en caso de guerra, de situación epidemiológica gravísima, de otros peligros evidentes, etc., nada de lo cual se aplica ni remotamente a Cuba) de todos los ciudadanos. Esto no es una diferencia semántica ni mucho menos. Muchos congresistas bien conservadores (como fuera Jeff Flake, mencionado arriba) del partido republicano no aceptan la eliminación del derecho de viajar ni a Cuba ni a ningún lugar excepto en los casos arriba apuntados (como en el lado malo defiendan el “derecho” de tener armas de fuego, por ejemplo).
    (Continuará)

  • Jose R. Oro dijo:

    (Continúa)
    Por ello, las expectativas de votos se vuelven muy diferentes que si estas son propuestas acerca de Cuba solamente. Son propuestas que tienen que ver principalmente con un derecho propio y puro de la ciudadanía estadounidense, que tiene que ver con el concepto de libertad individual, que en el caso de viajar a Cuba y tener relaciones comerciales y de otro tipo que sean comunes y normales es abiertamente violado por el ilegal Bloqueo no solo en materia de viajes. Se repite mucho en Cuba que el Bloqueo no solo perjudica a los cubanos sino también al pueblo estadounidense, pero no lo interiorizamos suficientemente.
    Hoy día, todos los candidatos presidenciales demócratas, unos cuantos de ellos miembros actuales del Congreso, apoyan el derecho a viajar a Cuba, y por la razones antes apuntadas, muchos republicanos también. El problema u obstáculo principal está en las Comisiones de Relaciones Internacionales de ambas Cámaras, sobre todo en el del Senado donde están Bob Menéndez, Marco Rubio y Ted Cruz entre sus 21 miembros (que también tiene entre sus miembros a Cory Booker, Chris Murphy* y Mitt Romney, del lado del libre derecho a viajar de los ciudadanos y de mejores relaciones con Cuba). Va a ser una fuerte batalla. Si pasan las propuestas por los Comités de Asuntos Exteriores, el voto en ambas Cámaras será más accesible.
    Por otra parte, no podemos ver la inserción de estas propuestas fuera de su contexto, que es la enorme lucha por las elecciones presidenciales de noviembre del 2020. Para los demócratas que estas leyes pasan, como decimos en Cuba “aunque sea por la mínima” sea legal y que se fuerce a Trump a vetarlas, es políticamente importante. De hecho Trump estaría vetando el derecho de los ciudadanos estadounidenses a viajar libremente, y la oposición haría de ello un buen ruido político (Trump defiende a las armas y a la NRA, pero veta la libertad de viajar a Cuba, por ejemplo), y que pone la ambición y revancha de los anti – cubanos de la Florida contra los mejores intereses de los estadounidenses.
    Una de las principales actividades de los enemigos de Cuba, es fomentar el desánimo en nuestro pueblo, el decir que la re-elección de Trump “está cantada” que no es verdad para nada, que las leyes anti – Bloqueo no tienen futuro, etc. Cuba debe “mantenerse de sí” no hay dudas, no puede depender de nadie, insisto, de nadie.
    Pero los mismos que en Cuba despotricaban contra los modestos avances de la época Obama (ignorando torpemente que lo menos malo es siempre más favorable que lo peor), hoy tratan, erróneamente de nuevo, a querer ignorar la importancia de detener y hacerle pagar caro a Trump por el recrudecimiento del cruel Bloqueo.
    Esta acción es bien positiva y demostrara que a pesar de su innegable influencia y recursos mafiosos, la ultraderecha de Miami no es ni remotamente, tan “todopoderosa” como los enemigos de Cuba se ufanan en expresar.
    Creo que el articulo es muy bueno y util, describe bien el proceso de llevar una propuesta (cualquiera esta sea) a Ley en los Estados Unidos, pero creo muy humildemente que era necesario cierto grado de contextualización.

    • Fernando Hernández dijo:

      Muy importante el comentario de Jose R Oro. El criterio principal para avanzar este proyecto de ley y hacerlo fructificar no es el tema de Cuba en sí mismo, sino que esto constituye una violación del derecho a viajar de los ciudadanos estadounidenses. Muchos de los lectores no conocen a profundidad lo tensa y polarizada que esta la situación política en los Estados Unidos, y sacan conclusiones falsas y desanimantes. El llevar el pesimismo al pueblo cubano es muy peligroso y perjudicial. El articulo describe el proceso de como una propuesta de ley viaja por el Congreso de los EE.UU., pero como dice claramente Oro ese es un proceso común a todas las leyes en ese país y no solo para el caso de Cuba. No me gusta el espíritu del artículo, que insinúa que a Cuba le iría mejor sin relaciones con los EE.UU., todo lo contrario mientras menos abusivas sean las agresiones contra Cuba, mejor para construir el socialismo. No me parece que discuta el tema de forma completa, llevar legislaciones a favor de Cuba al Congreso de los EE.UU. es siempre un avance y un progreso, y no se debe decir con total desgano como hace el autor.
      Hay que luchar denodadamente contra el Bloqueo económico, comercial y financiero en todas sus formas. La foto que se presenta no tiene categóricamente nada que ver con la propuesta de ley sobre viajes a Cuba en el Congreso de Washington, trata burdamente de enviar un mensaje subliminal de que todos los cubanos que deseen mejor relaciones con los Estado Unidos (lo que es una derrota atroz para la mafia de Miami) son unos pitiyanquis como los de la foto, nada más falso e innoble. Hay que vencer a Trump, a Rubio y a todos los demás enemigos de Cuba, no sugerir que no hay esperanzas de vencer al Bloqueo.

    • Carolina dijo:

      Este es un comentario superior de Jose Oro, para mí imprescindible, pues el artículo solo habla del procedimiento legislativo y de los múltiples obstáculos que enfrenta una incoativa como esta, pero no del contexto político en que se presenta. Para Trump, quitarles libertades públicamente a los estadounidenses es muy perjudicial políticamente con vistas a su re-elección, no solo los demócratas, sino muchos republicanos no están dispuestos a defender limitaciones de la tan cacareada "libertad" de una forma evidente.

    • Eli Franco dijo:

      Lo bueno que tiene el artículo del periodista Jorge Legañoa Alonso es que muestra de una forma diáfana el procedimiento complicado y largo que le toma a una propuesta para llegar a Ley. Lo malo es que no contesta con claridad la pregunta que está en el titulo mismo del artículo "¿Tiene futuro el proyecto de ley para autorizar los viajes de estadounidenses a Cuba?", solo muestra las dificultades de tramitación legislativa, las que por cierto son comunes a muchos Parlamentos en el mundo, no solo al de los EE.UU. Hay que saber más de la vida parlamentaria para escribir sobre ella. Nada de lo expresado aclara si las propuestas presentadas a los Comités de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y del Senado “tienen futuro”.
      Afortunadamente el comentario de Jose R Oro lo aclara de forma bien entendible. Cada fin de semana es asesinado algún turista estadounidense en Republica Dominicana, Jamaica, Panamá, México o Colombia, Cuba es muchísima mas segura (tanto desde el punto de vista de seguridad como epidemiológica) que cualquier otro país de la región. Lo que se discute es la absurda e ilegal restricción, sin argumento de ningun tipo, de las libertades ciudadanas de viajar y comerciar con Cuba y con quien quieran, que en esta época de elecciones presidenciales en el 2020, va a ser una materia políticamente sensitiva, y eso le da mucho futuro a las propuestas.
      A los que piensen que en los Parlamentos de este mundo las cosas se aprueban en sesiones de dos o tres días por trimestre y por unanimidad, les informo que no es así, y que ello no es razón alguna para ser pesimistas, que es lo que quieren los ultraderechistas de Miami. Pero que hacer, los extremos se tocan. Coincido con Oro y con Fernando Hernández que la fotografía es una tomadura de pelo, ni tiene que ver nada con el tema tratado y además envía un mensaje de que quienes desean el fin del Bloqueo y unas mejores relaciones con los EE.UU., son unos serviles admiradores de los yanquis, lo que es realmente hacerle un favor a Marco Rubio y pandilla, a Trump, Bolton y otros mequetrefes. Insisto en que los extremos se tocan

      • Jorge R 09 dijo:

        Comparto los criterios de Oro, Fernando, Carolina y Eli Franco. En Cuba a veces apostamos al pesimismo y hacemos como el cuento del gato (me imagino lo conozcan). Hay que alentar a las fuerzas que en los EEUU luchan por tender puentes entre nuestros países. El propio Díaz Canel invitó al pueblo estadounidense a visitarnos sin tener mayores aprehensiones pero sé que dentro de Cuba hay tendencias que refieren es mejor que ni se nos acerquen. Son los mismos que dicen que la visita de Obama fue un mal paso y que nos dejó un saldo negativo. Y algunos en el fondo, aunque no lo digan, hasta prefieren el bloqueo.

        Pero fíjense en el siguiente dato: una encuesta publicada por CBS estableció que el 81 por ciento de los estadounidenses apoya la expansión de los viajes a Cuba. Y Patrick Leahy,uno de los congresistas que auspician esta iniciativa, calificó las prohibiciones a los ciudadanos estadounidenses a visitar nuestro país como que : "no tienen cabida en los libros de leyes de una sociedad libre".

        La otra treta que pueden emplear Marco Rubio y compañía es la de otras veces: que la ley se vote dentro de un conjunto con otras más importantes para los estadounidenses y no de forma separada.

      • Jose R. Oro dijo:

        Muchas gracias a los comentarios de Eli, Carolina, Fernando, Maria Pabon y en especial el de Jorge R 09, con el que coincido y me parece muy ilustrador lo que dice. Un fuerte abrazo cubano a todos.

    • Maria Pabon dijo:

      Es una vergüenza que Trump apoye a la NRA, acaban de asesinar al menos a 20 personas más en Texas, y le quite el derecho a viajar a Cuba a los estadounidenses. Me alegra que Oro lo diga bien expresado. Ese doble estándar va a explotar como un globo de Cantoya. Vivo en Washington DC y trabajo en una entidad financiera internacional. El tema del Bloqueo contra Cuba no aguanta más, se les fue la mano a los Rubio, Menéndez, etc., y ahora muchos políticos republicanos se preguntan quién manda realmente en la política de los EE.UU. hacia Latinoamérica, y por qué un par de condados (Dade y Broward) en la Florida, dictaminan adonde pueden viajar o no, los ciudadanos de los EE.UU.

    • alexander dijo:

      Estimado José Oro: Muy bueno su comentario. Estoy de acuerdo en que el artículo de Jorge Legañoa es un poco desesperanzador en el sentido de avanzar las relaciones Cuba-Estados Unidos. Sus aclaraciones son muy ciertas y creo que realmente la iniciativa, como otras anteriores, tiene un 50 % de ser aprobada.
      No creo que el sentido del artículo sea decir que no se aprobará sino las posibles trabas que se puede encontrar en el medio. Por cierto, en su comentario no aclara si el Presidente del Comité de Asuntos Exteriores podría simplemente postergar unilateralmente la discusión del proyecto o si de alguna forma se le puede obligar a agendarlo rápidamente.
      El problema es que varias noticias han anunciado el hecho como si no pudiera ser bloqueado o desaprobado. Hay que poner todo, la noticia buena y lo que puede salir mal. Es cierto que tal vez el artículo tiene un tono pesimista, pero puede ser debido a que no hace los análisis que usted después realiza y que además tal vez es por el estilo de Legañoa.
      Estoy de acuerdo con usted en casi todo lo que plantea, pero como según el propio periodista Legañoa plantea que Rubio es quien decide que se trata en la cámara y que no, me quedo con mi 50%. Es bien conocido el hábito de los furibundos enemigos de la revolución a cambiar de dirección según el dinero que les vaya en interés y el poder asociado que vaya con ello. Probablemente ahora le dé al señorito por hacer una declaración tan cínica como la que hizo hace unos días ignorando que él fue uno de los impulsores de medidas drásticas contra nuestro pueblo.

      • Jose R. Oro dijo:

        Muy estimado Alexander. Muchas gracias por su muy buen y balanceado comentario, Quisiera hacer sucintamente unas glosas:
        • Es importante explicar que trabas puede tener un proyecto de ley como el de los viajes a Cuba, pero también expresar que cosas han cambiado en el enfoque de la propuesta y en la composición y posiciones del Congreso de Washington. Pros y contras, no solo contras.
        • No existe un Comité de Relaciones Exteriores del Congreso de los Estados Unidos, sino dos, uno del Senado y otro de la Cámara de Representantes. En el primer caso lo preside el senador Jim Risch de Idaho, y el senador “demócrata” anti – cubano Bob Menéndez es un “ranking member” es decir el líder de la minoría en ese Comité (Marco Rubio y Ted Cruz son también miembros) y en el de la Cámara lo preside el representante Eliot Engel, demócrata de New York. Marco Rubio tiene mucha influencia en el Comité del Senado (que es generalmente mas importante en este sector), no en el de la Cámara de Representantes donde hay una mayoría demócrata (muchos de ellos fueron importantes partidarios de Obama) e incluso varios miembros republicanos no son pro – Trump y mucho menos pro – Marco.
        • Ni Bob Menéndez en el Comité de Asuntos Exteriores, ni Marco Rubio pueden declinar o posponer definitivamente una propuesta de Ley, pueden como decimos en Cuba “fastidiar mucho” pero no pararla.
        • Mas importante es que hoy el Congreso de los EE.UU. está lidiando con una frenética política exterior de Trump, y están aterrorizados de cuantas crisis pueden ocurrir: Gravísimos problemas con China, Bloqueo brutal contra Venezuela, conflictos graves con Irán y la RPDC. Arriba de todo ello dificultar aun mas las ilegales limitaciones de la libertad de viajar a Cuba, de venderle alimentos, madera y otros productos, no permitir que atraquen los cruceros de turismo, en fin exacerbar hasta un nivel quue muchos congresistas (incluyendo pesos completos republicanos como Mitt Romney), no entienden. Muchos congresistas se preguntan si esto no se ha ido completamente de control, todos los dias masacres con armas de fuego, el sistema de salud y otros problemas sociales. Los enemigos de Cuba tienen influencia, pero no tanta como afirma el autor, ya se demostró en la Ley de Agricultura de diciembre del 2018, por favor ver:
        http://www.cubadebate.cu/cuba/2018/06/27/marco-rubio-bloqueara-proyecto-de-ley-agricola-por-enmienda-dedicada-a-cuba/#.XUomL45Kjcs
        http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/12/12/congreso-de-eeuu-aprueba-ley-agricola-con-enmienda-que-favorece-comercio-con-cuba/#.XUomTo5Kjcs
        donde se explica muy bien como Marco Rubio salió derrotado, con “el rabo entre las piernas” la definitiva y concluyente humillación fue el voto contra el de sus cofrades Bob Menéndez y Ted Cruz. Sin dudas que Marco Rubio tiene poder y es el peor entre los mas jurados enemigos del Cuba, además que sabe que tener una alineación de planetas como Trump – Pompeo – Bolton – Bolsonaro, etc., no se va a repetir jamás, y quiere lograr todo lo que se pueda usando esta coyuntura. Pero querer y poder no es lo mismo. En la ancestral controversia entre el gerundio y el participio, los que hoy están “jodiendo”, terminarán “jodidos”
        • No es seguro ni mucho menos que esta propuesta se vaya a aprobar, pero mencionar todos los pasos de cualquier ley en los EE.UU. y desanimar a la gente en Cuba, no es saludable, hay que darle mas balance. Lo bueno que tiene la historia es que se hace un día tras otro. Ya veremos el fin de la prohibición de los viajes a Cuba, eso sucederá inevitablemente, y ese día tambien veremos cuanta gente dentro de Cuba se opone bajo diferentes pretextos. Por el momento hacer el mayor esfuerzo porque esta y otras propuestas anti – Bloqueo prosperen.
        Un fuerte abrazo cubano para usted, estimado Alexander y para todos los foristas

      • Humberto dijo:

        Honestamente nunca habia visto una frase tan bien concertada como esta de Oro: "En la ancestral controversia entre el gerundio y el participio, los que hoy están “jodiendo”, terminarán “jodidos”.
        Eso es lo que va a pasar, los Marco Rubio, Cruz, Menendez, Diaz - Balart, Regalado y otros malvados, terminarán en el participio "jodidos".
        Brillante articulo del Dr. Montero, ese es el espiritu para el socialismo cubano, hacer los cambios requeridos con toda energia y triunfar.

      • Humberto dijo:

        ... en el caso que nos ocupa, el autor a diferencia del Dr. Montero, solo muestra la cara oscura de la luna, no como hace el Dr. Montero, presentar las dificultades y los éxitos, y como estos pueden ser extendidos para el bien social. Es que la gente extremista, a veces niegan que cualquier cosa que pueda mejorar un tanto la tensión que produce el Bloqueo es bueno y cualquier cosa que lo apriete mas, es perjudicial para el pueblo cubano. Están gravememnte equivocados y terminarán del lado del "participio" pero ahora ellos tambien, coincidiendo con los extremistas de Miami, están aplicándole el "gerundio" al pueblo cubano.

  • Mariano dijo:

    Veo mal a esos pitiyankis que se vestian con la bandera americana por las calles de la Habana en un despliegue de servilismo adorador de todo lo extranjero. En Mexico se les llama "malinches" como recordatorio de La Malinche, india concubina de Hernán Cortes.

  • marinero dijo:

    MUY BUEN TRABAJO, APRENDI ALGO NUEVO HOY

  • Eliceo Seife Leyva dijo:

    No obstante hay que reconocer el intento de estos Demócratas por este paso. Ojalá resulte efectos.

  • Víctor Angel Fernández dijo:

    Algunos de estos proyectos, se presentan como convoyado de otros proyectos que son los que VERDADERAMENTE quieren ser aprobados y al final se hace el lobby para "...bueno, quítame los viajes a Cuba, pero apruébame la venta de churros adornados en Ohio..." y así, se forma el alboroto de show democrático, pero desde un principio se sabe que no va a ningún lado. Ojalá que no vuelva a ser así, pero dudo que en el actual statuo quo del régimen de EEUU, se apruebe algo favorable a nuestro país.

  • José González dijo:

    Saludos, no le falta razón en lo que expresa en este artículo, además, Ud es unonde los periodistas jóvenes con mayor perspectiva y preparación.
    Según he podido leer, en la Cámara también se está orientando una legislación similar, o sea que el camino está siendo recorrido en ambas direcciones, el propio Patrick Lehany expresó en una entrevista que si dependiera de él ese proyecto se hacía ley.
    Lo otro es el caso de Marco Rubio y compañía, que también están siendo presionados por si electorado, los cubanos emigrados y otros latinos americanos, por ser los que más empujan para las medidas anti cubanas, esto como bien expresa Ud no es sinónimo de que se aprobará, no obstante son variables a tener en cuenta, además que el año próximo hay elecciones, aunque los demócratas no tienen un candidato consistente, hay algunos que pueden dar batalla, pero todo indica un segundo mandato de Trump.
    Lo que queda es esperar, no obstante sabemos que cuando le llegue al despacho del presidente este puede vetar el proyecto de ley, sin embargo propicia que el tema del bloqueo y sobre todo las limitaciones a sus nacionales para viajar a Cuba siga siendo objeto de atención por los hombres de bien y los políticos serios de ese país.

  • Gamo dijo:

    Entonces estas son las esperanzas. Esperar?

  • Gamo dijo:

    No los queremos. No los necesitamos.

  • Humberto dijo:

    Hay una gran realidad hoy en el mundo, la izquierda esta siendo floja, hay que ser mas proactivos, no son tiempos de que cuando te dan una galleta pongas la otra mejilla ni vayas llorando a los organismos internacionales a los cuales los americanos les meten el dedo donde se sabe, la ONU no sirve para nada y mientras el edificio este en NY, menos, ahora mismo Venezuela grita por la violacion del espacio aereo, lo que tienen que hacer es tener corazon y volarle en pedazos uno de esos aviones como hizo Iran con el dron y acabar de desaparecer la dichosa asamblea en desacato, nosotros po ejemplo tenemos que acabar de botar a los que quedan en la embajada americana y cerrar todo con ellos, decomisar el edificio y darlo de viviendas a la gente necesitada y botar de este pais a cuanto americano tenga que ver con el gobierno, ya veran como gritan. Ojala llegara el dia en que todos los paises del mundo le hagan la guerra a los americanos, enfilen cuanto cañon haya para que vean como se arratonan, porque eso es lo que siempre ha sido, un pais creado por ladrones y asesinos que salieron huyendo de Europa y llegaron al nuevo continente para creerse que eran algo, esto hay que recordarselo a ese HP que parece un puerco canadiense, que el y más del 90% de ese pais son descendientes de emigrantes.

  • Cubagrande dijo:

    Lo positivo de esto es q se fortalece el consenso de este tema a pesar de las corrientes contrarias. Mientras más legisladores se comprometan con el tema Cuba, más posibilidades existen de q en un ambiente más benigno se puedan lograr avances en el mejoramiento de las relaciones.

  • mio dijo:

    estoy de acuerdo ...nunca tuve esperanza

  • Manolo dijo:

    La foto no tiene ninguna relación con el articulo, no me atrevo a opinar sobre intenciones, pero es una foto muy inadecuada. Critico al maximo a todos los que usan banderas extranjeras, en particular de EE.UU. y a la adulación a la sociedad estadounidense. Pero el texto no se trata de eso. Derrotar a Bloqueo en todos sus avatares es tarea primordial de Cuba, y los que luchan contra el y apoyan que se aprueben en el Congreso de los EE.UU. leyes que lo vayan debilitando y destruyendo son genuinos patriotas cubanos, nada que ver con la foto de marras. Los que se regodean con lo dificil que es irlo desmantelando coinciden con nuestros enemigos, aunque a veces no lo sepan.

  • mercedes dijo:

    Compañeros, la imagen, a mi entender, tiene muchas lecturas, pero una de ellas puede ser la amistad del pueblo cubano y el norteamericano, por encima de cualquier restricción, y los vecinos quizás estén mirando al mar, a lo lejos, como símbolo de que del otro lado está parte de su familia, como sucede en muchos hogares cubanos, donde solo se desean las relaciones respetuosas y en base a la igualdad con Estados Unidos. cuestión muy difícil en la era del emperador Trump y sus secuaces anticubanos.

  • Lázaro 62 dijo:

    Que bien un artículo poniendo las cosas en contexto, el periodismo cubano peca de infantil.la noticia se presentó como un hecho consumado sin analizar q iguales proyectos se han presentado y simplemente los directivos de las cámaras son los q deciden lo q se discute. Fácil, un proyecto con un solo voto en contra puede ser frenado. Gracias Legañoa por este tipo de análisis

  • nany dijo:

    Comentario muy claro y con explicaciones convincentes de cómo funciona la llamada democracia en Estados Unidos y la burocracia entorpecedora del Capitolio yanqui contra cualquier proyecto que beneficie al pueblo cubano.

    • Ruben dijo:

      Lo que uisted dice y lo que escribe al autor, no se se fundamenta en lo que ha pasado ultimamente en el Congreso de los Estados Unidos. La Ley Agricola del 14 de diciembre de 2018, fue aprobada a pesar de la estruendosa, salvaje oposición de Marco Rubio que queria que quitaran la clausula pro - cubana promovida por la senadora Heidi Heitkamp y la Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba (Usacc), 87 votos a favor y 13 en contra, entre ellos los votos a favor de los senadores anti - cubanos Ted Cruz y Bob Menendez que a pesar de su odio a la Revolución, no se atrevieron a apoyar a Marco Rubio. Le reto a que me demuestre que esto no fue asi.
      Es importante que nos documentemos con lo que pasa en la realidad, antes de escribir articulos y comentarios. No todo es evidente o solamente bueno o malo, hay muchos tonos de gris en la politica compleja y enmarañada de los Estados Unidos. Dice José R. Oro que la pelea por esta propuestas no es principalmente acerca de Cuba, sino que esta enfocada en la libertad de viajar de los ciudadanos estadounidenses, en lo cual radica su fuerza, y yo creo que es absolutamente cierto. Va ser una gran disputa, pero los que apoyan la propuesta la van a presentar como que los ciudadanos estadounidenses no pueden viajar a Cuba para satisfacer a un grupo de ultrareaccionario que Trump considera determinantes para el ganar el estado de Florida en las proximas elecciones. El enfrentamiento contra Trump esta alcanzando altas presiones y temperaturas, que amenazan con hacer explotar la caldera de la politica del Capitolio washingtoniano

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jorge Legañoa Alonso

Jorge Legañoa Alonso

Periodista Cubano. Analista de temas internacionales. En twitter: @cronicasdecuba

Vea también