Imprimir
Inicio » Opinión, Militar e Inteligencia  »

Estados Unidos: Cuando no bastan las armas

| 26

Durante la guerra de Iraq, las tropas estadounidenses saquearon el Museo Nacional. Foto: AFP.

Para vencer la resistencia de los pueblos nunca han sido suficientes las armas. A la guerra, las ocupaciones y colonizaciones, les acompaña y muchas veces les antecede, la imposición de la cultura del invasor.

Entre los años 58 y 52 A.N.E. las legiones romanas, bajo el mando de Julio César, invadieron las Galias. Ochocientas ciudades conquistadas, un millón de prisioneros vendidos como esclavos y unos tres millones de muertos fue el saldo, según Plutarco, de la conquista.

Para extender la campaña hasta más allá del Rin, César necesitaba el apoyo del Senado; para lograrlo creó una amenaza, la amenaza germana. Tiberio, sucesor de Augusto, prefirió no usar la guerra para someter a los belicosos germanos, pero lo intentó a través de la cultura. A orillas del Rin, el emperador construyó una ciudad romana con termas, teatros, templos y avenidas, les ofreció las “ventajas” de la civilización romana.

Construir una amenaza, demonizar al enemigo, usar el miedo, han sido recursos muchas veces utilizados por los invasores para obtener el apoyo de sus pueblos y movilizarlos o desmovilizarlos según sus intereses.

Después de la 2da. Guerra Mundial, el Miedo Rojo fue manejado eficazmente por el imperio norteamericano, si el pueblo estadounidense se intranquilizaba, se tocaba a rebato: ¡Qué vienen los rusos!

Destruir la identidad de los pueblos, imponer la cultura del conquistador a sangre y fuego, borrar la memoria histórica, es primordial para perpetuar el saqueo y la dominación, un pueblo sin memoria es fácilmente encadenado y explotado.

La Ciudad de México se construyó sobre las ruinas de Tenochtitlan, los conquistadores españoles no dejaron piedra sobre piedra. En las Américas “descubiertas” destruyeron los quipus incas, los códices mayas, los observatorios astrológicos, los calendarios, los templos, las imágenes y símbolos religiosos, los monumentos, ciudades y pueblos e impusieron su idioma y su religión.

Durante la guerra de Iraq las tropas estadounidenses saquearon cientos de monumentos históricos, robaron piezas museables de incalculable valor, libros irremplazables; desvalijaron el Museo Nacional de Iraq, en 48 horas el edificio fue destrozado y saqueado y, al menos, 50 mil piezas fueron robadas.

La Biblioteca Nacional de Iraq en Bagdad fue asaltada e incendiada, la Universidad de Bagdad ardió dos veces el mismo día. “Al destruir la herencia de Iraq, su pueblo, su arquitectura, milenios de cultura de la humanidad quedaron barridos”.1

Durante el periodo de reconstrucción, en el país destruido por la guerra, una de las primeras propuestas realizadas por los “libertadores”, fue edificar un Disney World.

Mir Ahmad Joyenda, diputado del Parlamento afgano, afirma que en el caso de esa nación, soldados extranjeros, por la noche, socavaban los muros y penetraban en el Museo Nacional para robar. Afganistán ha sido víctima del robo y destrucción intencionados de sus riquezas arqueológicas.

Sobre los pueblos pesan siglos de engaño, engaño que con la llegada de los medios masivos de comunicación y las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, ha tomado dimensiones muy difíciles de medir en toda su magnitud.

Según Luis Brito García, mediante la cultura se impone la voluntad al enemigo y se inculcan concepciones del mundo, valores y actitudes. “A la larga el aparato político no puede defender victoriosamente en la guerra, o imponer en la paz, lo que la cultura niega”.2

El poder global capitalista, cuenta hoy con poderosas armas culturales. “Con operaciones de penetración, de investigación motivacional, de propaganda y de educación, los aparatos políticos y económicos han asumido la tarea de operar en el cuerpo viviente de la cultura. La operación tiene como instrumental quirúrgico un arsenal de símbolos; como campo el planeta, como presa la conciencia humana. Sus cañones son los medios de comunicación de masas, sus proyectiles las ideologías”.3

Los grandes capitalistas saben que el control ideológico es fundamental para que los pueblos no se rebelen contra la explotación de las transnacionales, e invierten y se adueñan de los medios masivos de comunicación, un tejido multifactorial que actúa para influir y manipular la opinión pública.

¿Cómo nos libramos de la americanización de nuestros hábitos, gustos, costumbres y pensamiento? ¿Cómo privamos a la gente de sus gustos y prácticas de toda la vida? Los juegos, el entretenimiento, los espectáculos, forman parte de nuestra forma de ser, de vivir. ¿Cómo renunciar a la manera de vestirnos, a las series de televisión que nos gustan, a la música que escuchamos, al deporte que vemos; a todo eso que nos causa placer, cuando apoltronados en la sala de nuestra casa, frente al televisor, esperamos “distraernos” un rato, descansar, “desconectar”?

La influencia romana llegó solo a una parte del planeta, los imperios sucesivos tuvieron sus zonas limitadas a espacios más o menos extensos. Del imperio de Carlos V se decía que en él nunca se ponía el sol. El influjo cultural de España, Gran Bretaña y Portugal fue enorme, extendieron por buena parte del mundo su lengua, hábitos y costumbres, pero Estados Unidos ha logrado llevar su influencia a todo el orbe, desde lo político hasta la moda.

Los habitantes de este mundo, hasta en el más remoto rincón de la tierra, usan blue jeans, consumen hamburguesas, toman Coca-Cola, mastican chicles, llevan gorras y pulóveres con imágenes o letreros estadounidenses, son seguidores de los grupos y cantantes norteamericanos, son fanáticos de las series de televisión y del cine de Hollywood, siguen las noticias y chismes de las estrellas de cine, se entretienen con las imágenes morbosas que destapan los paparazzi, el amor, el sexo, la moda, los sueños son cada vez más made in USA.

La globalización de la cultura es una realidad, pero habría que agregarle un apellido, globalización de la cultura estadounidense.

El poder del imperio tiene hoy una enorme experiencia, su dominio de la industria cultural, de los medios de comunicación e información, les da una gran ventaja, pero ese poder tiene como contrapartida al proyecto socialista cubano, un proyecto cultural validado por 60 años de existencia, que posee, además, por su propia autenticidad, la virtud de nutrirse de las contraculturas que genera. Su ejemplaridad fomenta el surgimiento de proyectos similares, autónomos, en otros lugares del mundo.

El poder de una cultura, decía Antonio Gramsci, se mide por su nivel de asimilación crítica y de superarse ante las nuevas realidades. Libre de todo determinismo histórico, Cuba es una “anomalía” que no puede ser aceptada por el orden capitalista mundial.

Antagonista de la religión del mercado impuesta al mundo como la última estación de su camino, en un mundo que pretende negar la historia, cuenta con su cultura como primera, segunda y última líneas de defensa.

Notas

1 Diario francés Le Monde, May Muzzafar, mayo del 2003
2 Luis Brito García. El imperio contracultural: del rock a la posmodernidad, p. 13.
3 Luis Brito García. El imperio contracultural: del rock a la posmodernidad, p. 14.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El buril dijo:

    Esto en Filosofía es parte de lo que se conoce como “lucha de contrarios”, acaso usted mismo Raúl Antonio Capote, no está haciedo usos de los medios disponibles para hacer valer sus criterios, ideas, etc; es exactamente lo mismo, con todo respeto claro está, discrepo mucho sobre todo con algunos párrafos en particular de su artículo.

    • sachiel dijo:

      ¿por ejemplo, cuales….?

    • TM.61 dijo:

      Discúlpame El burril, e igualmente, con todo respeto.
      En mi humilde opinión, lo que planteas es 50% real y 50% falso. Como quien dice, una media verdad, que es lo mismo que decir, una media mentira.
      Sin duda alguna lo que se manifiesta en las palabras de este cubano, que no solo con la palabra, sino con la acción, demostró y demuestra su compromiso con su patria, es la lucha de contrarios. En eso te asiste la razón. Y sin duda alguna está haciendo uso de los medios disponibles del mismo modo en que lo has hecho tú y lo hago ahora yo. Pero lo que también está claro, al menos así lo veo yo, es que su objetivo no es cambiar la cultura de nadie, no es borrar las costumbres de ninguna persona y sembrar las suyas. El amigo Capote apenas si se ha propuesto demostrar con hechos concretos de que manera las potencias económicas y militares (y Cuba no clasifica en ninguna de esas categorías), ha intentado, desde los tiempos inmemoriales hasta nuestros días, borrarnos toda conciencia de Nación. Borrarnos de nuestra cultura, hacernos trastocar a Elpidio Valdés por un vanidoso y opulento Pato Donald.
      El último intento abierto de “blanqueo de memoria histórica” nos los presento el “amigo” Obama, cuando con una amplia sonrisa y el mejor rostro de buena gente nos conminó a que olvidáramos el pasado.
      Este escrito de Capote, lejos de intentar blanquear la memoria, nos conmina a defender nuestra cultura, nuestro recuerdo de nuestra historia, para no perder el legado más valioso que nos dejaron nuestros padres y abuelos.

      • Arturo Ramos dijo:

        El buril de un plumazo puso en igual nivel a las fuerzas conservadoras del Imperialismo y a las fuerzas Revolucionarias. Qué ligereza!!!!
        Es decir, ellos hacen lo suyo y nosotros (los revolucionarios) lo nuestro, y ya ¿Y ya?
        No se identificó con las mentiras del Imperio y su rapiña para imponer su cultura y despojar a los pueblos de cultura e historia.
        No, el buril no se identifica con esto. Es neutral. Ya tu sabes….

      • El buril dijo:

        TM. 60: No creo ni veo a alguien tratando de cambiarnos las cultura nuestra, veo, poer el contrario un desplazamiento y entensión de nuestra cultura hacia el exterior nunca antes vista y así seguirá y debe seguir y eso en lo absoluto le hará daño a ningún país ni atacará la cultura de ningún país, es parte de la globalización, las culturas se están integrando y quien se opaponga el desarrollo natuel de tal asunto en mi modesta opinión no constribuye, y puede ser desas personas que lejos de ayudar están freanado y obstaculizando lo natural del proceso, fíjese usted, qué es el jazz por ejemplo, de dónde es su origen en particular, mas, qué es el jazz hoy si no una música internacional que se ha nutrido y nutre de la cultura y costumbres de muchos países, igual pasa por poner otro ejemplo con el Rock, cómo llamaba Juan Blacos, padre de la música electroacústica en Cuba al Rock, pues en sus conferencias prefería llamarla Música Internacionalizable, término que habla por sí solo. Gracias por el debate, respeto y me agrada su comentario.

      • Tavonu dijo:

        Es que a algunos(Buril y compañia) le molesta que se develen verdades.

      • El buril dijo:

        Tavonu: Precisamente de eso se trata, descubrir verdades, ese es el asunto, mas no te dás cuenta.

    • Vater dijo:

      Yo le llamaria mas bien lucha de clases, para ser más concreto. Una lucha casi tan vieja como la humanidad, lo que varian son los medios y, como señala el artículo, cada día más se desplaza al sector cultural. Como quiera que sea, el modesto uso de esta tribuna deja al autor en la posición del infeliz negro, enterrado en la arena hasta el cuello en la arena que es atacado por un KKK armado hasta los dientes y lo escupe y alguien del público grita: pelea limpio negro!

    • jotab dijo:

      buril…deja de utilizar esa reciclada y pedestre tecnica de manipulacion..Con todo respeto, ya no se si es que a la USAID le falta originalidad o es que los becarios no destacan por su coeficiente intelectual….

  • Genesis dijo:

    no entendo como la gente arriesgan la vida para vivir alli, “en el mos’tro”

  • HayanHower dijo:

    todos los caminos dan a roma y mientras mas grande sea el imperio mas grande seran sus desgracias y mas ruido al caer.

    • Silvio dijo:

      Y que pasa a los no imperios, mueren? antes que el amo de alguna crisis social o economica? por favor argumente.

  • Eduardo Valdés dijo:

    Excelente y preclaro artículo. Me recuerda un libro de Ignacio Ramonet, “Propaganda silenciosa”, que habla sobre cómo a través de la cultura EEUU domina el subconsciente mundial y adormece la voluntad de los pueblos. Lo aplica a través de la publicidad, las películas, videojuegos y demás medios audiovisuales. Ramonet además pone ejemplos históricos de cómo la CIA utiliza estos métodos para derrocar gobiernos progresistas.

  • oliverio dijo:

    Bien, aunque algo esquemática, toda la primera parte histórica, pero el final se ofrece como una solución magíca que tendría nuestra cultura per se, y no es así, porque también somos vìctimas, desde tiempos inmemoriales, y a veces por culpa nuestra, de esa americanización promovida por la industria cultural que nos consume a los cubanos por incapacidad de promotores y responsables con poca formación, que tienen en su manos la llave mágica de lo que se ve y se escucha. Mis afectos, Oliverio

  • ManuelB dijo:

    Despuès de haber Leìdo este Artìculo tenemos que recordar que Fidel dijo en los años más difíciles del periodo especial que lo primero que había que salvar era la Cultura. Esa que en otro momento definió como “escudo y espada de la nación”. El Ejemplo de Puerto Rico y la Fortaleza de la Culura de su Pueblo es digno Ejemplo a Tener en Cuenta. Màs de 100 años de Colonizaciòn Imperial ;Algo que con nuestro Pueblo no Pudieron Hacer; y todavìa màs del 80 % de su Poblaciòn no habla ni entiende el Inglès, Aman a su Bandera y a su Tierra y Su mùsica en vez de desaparecer ,invadiò los Escenarios Latinos de los Estados Unidos. Sin dejar de reconocer la Influencia de la Transculturaciòn y la Influencia Norteamericana en la Misma. En Cuba nos lograron Cambiar el “Cubalibre” ,que inicialmente se Preparaba con Aguamiel o Raspadura, Gotas de Limòn y Aguardiente ;con la Introducciòn de la Coca Cola en 1898, Sin Embargo Hoy es el Trago Cubano màs Popular del Mundo. Los Españoles nunca lograron imponer el Vino en Nuestra Mesa y El Aguardiente o Ron siempre fue la Elecciòn de la Mayorìa. Entre las Dècadas del 20 al 50, a pesar de todos los Esfuerzos por Crear los Ten Cent y Americanizar la Sociedad; la Fortaleza de Nuestros Creadores y de los Movimientos Culturales Jugaron un Papel Importante en la Cultura de la Resistencia ante la Neocolonizaciòn del Paìs. Gracias a la Lucha de Los Grupos Intelectuales de Cubanos con Emilio Roig de Leuchsenring a la Vanguardia logrò a través de las Instituciones culturales que dirigió, unir a los intelectuales de todas las tendencias en pro del rescate de la historia y los valores nacionales, contra el colonialismo y el imperialismo, para ello desarrolló el estudio científico de la Historia de Cuba. Luchó y logró la preservación y restauración de lugares patrimoniales. Gracias a su Labor Parte o la Totalidad de la Habana Vieja no desapareciò para las Futuras generaciones de Cubanos. EN FIN, los ejemplos son Muchos como mucho todavìa es lo que tenemos que hacer y Resistir a travès der los Valores ,la Cultura y las Tradiciones. Hoy por ejemplo .para los Cumpleaños de los Niños hay una Logìstica que se importa desde el Exterior y aquellos Organizadores de los Mismos basan su Guiòn en los Personajes, Mùsica e imàgenes de Disney. Pluto y Micki . generalmente son los Personajes Centrales de estos eventos y ya no se le canta Felicicidaes a niños y Personas como lo Hicimos nosostros a los Largo de nuestras Vidas, Ahora es en el Tono Inmportado del happy birthday to you o la queridas Mañanitas. Y OJO , son nuestros Hijos y Nietos. Son La Generaciòn del Futuro Cercano o Inmediato. De este tema estamos en el Deber de Seguir Intercambiando, pues nuestros Enemigos lo tienen todo muy Bien estudiado y Pensado de como tratar de Borrar la Historias ,como nos Propuso en Tono Amistoso Obama , asì como Olvidar o desviarnos de nuestras tradiciones se introducen Otras como el Halloween o Hasta el Dìa de Acciòn de gracias que algunos han empezado a Celebrar , como si hicieran Honor o Gracias al mismo Dios de los que Poblaron Norteamerica venidos de Inglaterra y otras partes del Mundo a Poblar las 13 Colonias y hasta el Cerdo es cambiado por el Pavo. Excelente artìculo del compañero Raùl . Considero que todavìa hay bastante Tela por donde Cortar y ahora con la Generalizaciòn de la Internet , algo a lo que no nos podemos Negar, Vienen otras Formas de Influir en nuestras mentes , hàbitos y Costumbres. parav los cuales estamos obligados a Seguir Resistiendo con los Valores Històricos y Culturales de nuestra Naciòn. Me disculpan si me he extendido , pero el tema està Muy Interesante. Gracias.

  • Vater dijo:

    Lucha de clases, para ser más preciso. Una confrontación casi tan vieja como la humanidad. Lucha desigual, siempre con todas las ventajas para las clases dominantes. Los medios han sido distintos. Hoy adquieren enorme relevancia los medios de comunicación, con todas las ventajas para la burguesia. El artículo de Capote esta bien documentado, es objetivo y expresa una opinión. Podemos discrepar de parte o todo su contenido, lo que no podemos es negarle el derecho a expresarlo por aquello de como vas a hacer lo mismo que criticas. Ante la ofensiva mediatica burguesa, tenemos el derecho y el deber de la contraofensiva revolucionaria, por todos los medios posibles.

  • Walter dijo:

    En los años ´60 muchos seguidores del sistema de vida norteamericano y que no estaban de acuerdo con las transformaciones que venían sucediendo en nuestro país, escuchaban la ¨Voz de las Americas¨, una parte se fueron después por camariocas, otros no. En los años 70´muchos perseguían las transmisiones de radio y tv del norte cuando lo permitía las condiciones del tiempo,muchos se fueron por el mariel , otros no. Ahora usted ve en la calle a personas de diferentes procedencias sociales usando prendas con la bandera norteamericana ya que lo consideran una moda , sin importarles que buena parte del deteriorado nivel de vida del cubano es provocado por esa nación. En resumen siempre existirán analfabetos políticos y personas que disfrutan la penetración ideológica, esos son la minoría quedando demostrado hasta la saciedad en diferentes momentos de nuestra historia con la actitud de nuestro pueblo. Ahora esta minoría no puede servir de pretexto para limitar el acceso a la información libre y a las tecnologías.Mucho cuidado con botar el sofá ya que los resultados serian contraproducentes. Nuestro pueblo está preparado para enfrentar una batalla de ideas venga de donde venga y estoy seguro que saldrá vencedor, llevamos muchos años de preparación.Otra cosa el que se quiera ir que se valla,aquí nos quedaremos suficiente gente para defender esto sin demagogia.

    • Walter dijo:

      Algo que se me quedó en el tintero.Co,Raúl Antonio Capote , sin quitarle méritos(Sepa usted que leí su libro y lo aplaudo). Yo uso pitusa, pulover (No de muñecos ni propagandas) y cuando puedo consumo una hamburguesa o un chicle, me gusta alguna que otra música en inglés y español de antes, también los juegos de PC y no me considero colonizado culturalmente,al contrario al permitirme el sistema elegir libremente mis intereses me siento todos los días mas cubano y mas comprometido con mi país , por razonamientos como esos se prohibieron aquí al principio los Beatles, etc, etc, me parece que su articulo no posee un enfoque correcto.

  • Adela dijo:

    Tuve la ocasión de visitar la URSS en plena perestroika, cuando ya se avizoraba una situación muy compleja y fuimos un grupo de compañeros del Mined a visitar a los estudiantes cubanos que estudiaban carreras pedagógicas, con el objetivo de ver cómo sería su continuidad de estudios, fundamentalmente en Cuba. Estaba allá cuando Reagan visitó ese país y estábamos asombrados de ver las manifestaciones de los soviéticos; que hasta llegaban a decir que ellos habían sido aliados en la II Guerra Mundial y, por lo tanto, eran amigos, desconociendo los tantos años de guerra fría y hostitlidades por parte de aquel país, el desprecio manifiesto hacia ese pueblo y sus sacrificios, que fueron los que en definitiva precipitaron el fin no solo de aquella guerra sino también del nazismo y el holocausto; también su “descubrimiento” del mundo occidental, de la hamburguesa, de la coca-cola y muchos etcéteras más que los tenían deslumbrados y ya sabemos todos las consecuencias, sin desconocer los errores cometidos por aquella forma de concebir el socialismo. Vivimos en la actualidad en un mundo donde los grandes medios son propiedad y están al servicio de lograr esa sustitución de culturas y valores, la homogeneización del pensamiento único a favor de los modos de vida, costumbres y todo lo demás que va penetrando en los pueblos hasta transformar su conciencia y no discernir los males a que se exponen, ahí tenemos el ejemplo de lo que ha sucedido en Brasil con la elección de Bolsonaro y seguirán por mucho más, incluido su enfermizo afán de destruir a la Revolución cubana.

    • TM.61 dijo:

      Como dijo el gran filósofo: “Lo digo y lo repito y no es matraca mía…” recomiendo leer “Socialismo traicionado”. Ahí está el vía crucis seguido por la auto-extinta URSS.
      No está demás fijarse bien donde pusieron ellos sus pasos para saber dónde no pisar. Diera le impresión de que a algunos les provocan esas huellas, les tientan. A esos les recuerdo que de volvernos locos, ni en las más afortunada de las posibilidades seríamos lo que hoy es Rusia, más bien, con muchísima suerte, llegaríamos a ser 1/3 de lo que hoy es Haití, si es que queda algo de tierra. Nos desaparecerán y cambiaran los libros de historias, (si ya lo hicieron con los de geografía para sacar la amazonia de Suramérica). Y luego, la nueva historia será referida en documentales, películas, muñequitos, libritos, jueguitos digitales, y en 5 años ya nadie se acordara, y si no se acuerdan, NO PASO ♪♫♪♫.

  • Ernesto dijo:

    Ya saltan los críticos, los unos con inteligencia y los otros con ironía, esta última “arma” demuestra que su artículo es acertado, como muy cierto es que muchos de los nuestros ya están “infestados” por el veneno de la transculturización que impone el día a día la propaganda del imperio del capitalismo más brutal, apoyado por sus satélites. Aquellos que ven con buenos ojos todo lo que proviene del país del norte e incluso se permiten utilizar banderas como prendas de vestir, alabando al símbolo nacional del país que sus líderes han pretendido desde hace más de doscientos años dominarnos, pero hacemos muchos que seguimos la senda clara de la independencia, sabiéndonos imperfectos y luchando por cambiar lo que nos separe del bienestar de nuestra sociedad.

  • manolo dijo:

    Pobre BURR-OIL

    • Esmart dijo:

      SeÑores no se carguen mas con Buril que el anda en un carro del aÑo y nosotros a pie

  • Alexey Sebasco dijo:

    Me permito escribir con las ansias de hacer el bien a quienes no han tenido la oportunidad de ver lo que yo he visto. Solo espero me opino de lo que vivido y visto.

    Los habitantes de este mundo, hasta en el más remoto rincón de la tierra, usan blue jeans,(El pantalón vaquero, de mezclilla, tejano, jean, pitusa,  mahones, préstamo del inglés jeans (pronunciado /ʝins/) o blue jean, adaptado al español como bluyín, fueron inventados por Jacob Davis y Levi Strauss & Co. en 1871 y patentados por Davis y Levi Strauss el 20 de mayo de 1873. Ellos usaron toda su capacidad de innovación y creación para solucionar un problema a los vaqueros del viejo oeste americano y mineros. Luego cómo eran tan económicos porque era para los más pobres se hicieron populares en la década de 1950 entre los adolescentes, especialmente los miembros de la subcultura greaser. Los jeans fueron un artículo de moda común en la subcultura Hippie de década de 1960 y lo siguieron siendo entre las subculturas juveniles de punk rock y heavy metal de los años 1970 y 1980. Este tipo de pantalón a demostrado por mucho tiempo su versatilidad por lo que llamarlo articulo para imponer cultura pienso que es omitir su historia.)
    …. consumen hamburguesas, (Si la tomamos de ejemplo de hegemonía cultural de un imperio que podemos decir del  döner turco. Qué pensar de los Italianos con sus pizza italiana o el sushi japonés entre otros. Cuantas potencias nos quieren colonizar? Que el imperio no sepa que los italianos los japoneses los turcos y los mejicanos con los tacos lo han colonizados, eso si es grave. Sin mencionar los famosos peros calientes idea del alemán ya que fue importado de Alemania y popularizado en Estados Unidos, donde se convirtió en un alimento callejero para la clase trabajadora, que según este articulo a sido impuesto a la humanidad por una potencia extranjera.)
    Podría continuar explicando uno por uno pero te agotaría. Solo quiero opinar en una que no puedo ignorar (Hollywood). Quién hizo este articulo no lo conozco ni sé donde vive, pero algo si puedo asegurar; NO tiene NETFLIX. El poner a Hollywood como ejemplo de importación de cultura es estar sumido en la total y absoluta ignorancia de los tiempos actuales. Esa industria lucha por una supervivencia que ellos saben no la tienen. Hoy se habla de nuevos emprendedores e innovadores como Amazo, Hulu, Netflix entre muchos otros.

    Con pesar veo que hay persona que dicen: (La globalización de la cultura es una realidad, pero habría que agregarle un apellido, globalización de la cultura estadounidense.)
    Es tan simplista como errónea. La globalización es mas compleja y dinámica y eso lo sabe mucha gente. Solo hay que ver de dónde provienen los creadores de las empresas más exitosas del mundo, como Apple, Google, Teslas y te dará una ida mas amplia de la globalización cultural.

  • Nelson dijo:

    Cuando Roma destruyó a Cartago no dejó piedra sobre piedra en su ciudad capital, pero también hicieron algo que parece intrascendente, el nombre Cartago fue borrado y a partir de entonces comenzaron a llamar a toda esa región Äfrica. Fidel nos legó que una Revolución solo podía ser hija de la cultura y de las ideas. Ahora no recuerdo que presidente norteamericano fue quien lo dijo: El modelo de vida estadounidense no podía ser cuestionado.
    Estas son algunas pautas que en mi opinión hay que tener bien claras.
    Sin cultura nos perdemos como nación. Ahora mismo la subversión ideológica está a la orden del día, los grandes medios de comunicación son herramientas a su servicio, hay que enfrentarlos en su mismo terreno, de forma inteligente.

  • Raul dijo:

    Amigo Capote me gustó mucho su artículo, creo oportuno llevarlo como un fusil para que las nuevas generaciones puedan utilizarla en “La guerra que se nos hace”, la que tanto nos cuesta e irremediablemente tenemos que hacerla con el pecho abierto.
    Considero, creo y confío en que el estado y el gobierno fomenten y creen espacios, estrategias y programas para combatir la injerencia imperialista que se expande aplastando culturas milenarias y sofocando y sometiendo a los débiles.
    Nos toca entonces a los pinos nuevos poco a poco fortalecer esas trincheras de ideas con nuestros propios esfuerzos.

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Raúl Antonio Capote

Raúl Antonio Capote

Escritor y profesor universitario. Fue el agente Daniel para la Seguridad Cubana, alias Pablo para la CIA.

Vea también