Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Un certificado de defunción demasiado anticipado

| 19
Francis Fukiyama anunció el fin de la historia ¿tenía razón? ¿al mundo no le quedan causas por las que luchar? ¿el capitalismo es la solución? Foto: Getty Images.

Francis Fukiyama anunció el fin de la historia ¿tenía razón? ¿al mundo no le quedan causas por las que luchar? ¿el capitalismo es la solución? Foto: Getty Images.

Hace más de un cuarto de siglo el teórico estadounidense Francis Fukuyama lanzó un reto de alto riesgo con su propuesta del fin de la historia tras el desplome de la URSS y de la comunidad socialista de Europa, lo que, a su entender, implicaba la muerte del socialismo como alternativa al sistema capitalista mundial.

En esencia su formulación establecía que a los países llamados de la periferia y aquellos en vías de desarrollo no le quedaba más alternativa que ajustarse a los preceptos del capitalismo y de la democracia liberal burguesa, en una suerte de fatalismo de política ficción.

Era de esperar de alguien que, al momento de escribir su opúsculo, era jefe de planificación política del Departamento de Estado y, ahora, es miembro de la American Endowment for Democracy, una entidad notoria por su óptica conservadora.

El concepto estaba adornado con una idealización  de los resultados de semejante ordenamiento planetario ya que implicaba, según sus palabras que el comentarista cita ahora:

“El fin de la historia significaría el fin de las guerras y las revoluciones sangrientas, los hombres satisfacen sus necesidades a través de la actividad económica sin tener que arriesgar sus vidas en ese tipo de batallas”.

Poco faltó para que el enunciado se acompañara con cantos de Aleluya en campos florecidos de amapolas, paseos de unicornios rosados y ambrosía, la bebida de los dioses, a cantina abierta todo el día.

Como por arte de magia mezclada con alquimia, la pobreza, el analfabetismo, y las muertes por hambrunas y enfermedades curables desaparecerían de África, de una extensa de zona de Asia y de América Latina gracias a la buena voluntad de las transnacionales, la redistribución equitativa de la riqueza, al fin, sería un hecho y la lucha de clases ingresaría en los museos.

Pero la historia, terca, guardaba algunas sorpresas para el neohegeliano Fukuyama, entre ellas la invasión de Iraq por Estados Unidos y el surgimiento y expansión del extremismo islamista que esta propició, junto a la llegada a la presidencia de su país de un fenómeno llamado Donald Trump, quien, aunque es probable que ni siquiera sepa de la existencia del filósofo devenido agorero, es la negación viva de su hipótesis.

Otro acontecimiento, la alianza estratégica suscrita en fecha reciente por China y Rusia, aunque en modo alguno puede equipararse a la estrategia propugnada por los partidos comunistas desde las primeras décadas del siglo pasado con la victoria de la revolución bolchevique en Rusia, desmiente la esencia del planteamiento de Fukuyama en tanto en cuanto propone una alternativa a esa democracia a la que se le suma el apellido de liberal, aunque tenga poco de alguna de las dos.

Esa convergencia estaba predeterminada por el devenir histórico, incluso en los momentos de mayor acritud entre Beijing y Moscú en las décadas de los años 50 y 60 del pasado siglo

Dos frases célebres signan esas diferencias armónicas, como se les llamó en su momento: una del presidente Mao Zedong, quien opuesto a la coexistencia pacífica con Estados Unidos afirmó que “el imperialismo es un tigre de papel” y el entonces líder soviético le respondió con sorna: “Sí, pero con colmillos atómicos”.

En ese sentido vale citar el posterior surgimiento de agrupaciones cuya intención es proteger los intereses de los países en vías de desarrollo frente a la hegemonía del capitalismo en su fase más agresiva, entre ellas el Grupo de los 77 más China, antes aún el Movimiento de Países No Alineados, con todo y su heterogeneidad, además del Brics, que dinamitan la base del sistema filosófico propuesto por Fukuyama, valga la analogía explosiva.

BRICS

Hic et nunc es una locución latina que significa “aquí y ahora” y cuyo propósito es llamar la atención sobre la necesidad de pensar los hechos desde la realidad y no dejarse llevar por teorizaciones y planteamientos abstractos, en orden a conducir un discurso hacia sus aspectos prácticos y concretos sin lugar a generalizaciones y abstracciones.

Es en ese vocablo, realidad, en el que residen hechos que anuncian una fase de la historia, que no acaba, porque forma parte del desarrollo de la humanidad que ha transitado desde los rudimentarios ordenamientos políticos de la edad de piedra, hasta los actuales.

Durante el feudalismo los señores tenían un derecho llamado de pernada, que les permitía disfrutar de las delicias virginales antes de los esponsales de las doncellas, por insultante que ello resultara a los futuros esposos, obligados a tragarse el insulto.

La revolución francesa de fines del siglo XVIII, que abrió la fase de las revoluciones burguesas, terminó con esa práctica, entre otras más onerosas para los hasta entonces siervos, y liberó colosales fuerzas productivas que dieron un impulso decisivo al desarrollo humano y de ideas políticas como el socialismo en sus diversas variantes, con el marxismo a la cabeza.

Ahora, la emergencia de estados con filosofías y objetivos bien definidos,  contrarios al hegemonismo erosiona la posibilidad del mundo unipolar que anunció Fukuyama.

El presidente ruso Vladimir Putin y el líder chino Xi Jinping. Foto: EFE.

El presidente ruso Vladimir Putin y el líder chino Xi Jinping. Foto: EFE.

Y, como prueba al canto, está la pujanza de China, con una plataforma a varias décadas vista, plasmada en los resultados del XIX Congreso de su Partido Comunista y el decidido enfrentamiento de Rusia a las sanciones estadounidenses y europeas apoyada,  por sus enormes recursos naturales.

En resumen, que los próximos años serán testigos de una modificación de la fisionomía del mundo en el cual, la acción de aquellos que en varias esquinas del planeta no se conforman con el actual estado de cosas, será decisiva en el curso de la historia cuyo fin se proclamó con demasiada anticipación.

Lea también:

La Revolución de Octubre de 1917, una locura “mística”

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Este es un interesante y serio artículo del importante intelectual Moisés Saab, sobre un crucial problema, que es el del supuesto y engañoso fin de la Historia.
    Me atrevo a comentar que Cuba es un ejemplo refutador de la falacia del fin de la Historia. Creo que es un ejemplo perfecto, como la caída de la Unión Soviética lo fue también en un sentido diametralmente opuesto. Me he leído la obra mencionada de Francis Fukuyama (“El fin de la Historia y el último hombre”) y varios otros libros del mismo autor, de Alexandre Kojeve, de Friedrich Hegel, de los clásicos del Marxismo, Teilhard de Chardin, las reflexiones de Fidel y muchas otras obras que discuten esa apasionante materia directa o indirectamente.
    Comoquiera que este es un tema que implica una larga discusión, y que va a tener asociado importantes debates, voy a expresar mis opiniones de una forma sucinta y solo en un menor bosquejo:
    1. No hay fin de la Historia, ni desde el punto de vista del capitalismo liberal, ni en ningún otro, incluyendo el marxismo. La formación económico – social post-capitalista (que vendrá sin dudas) en forma de una sociedad socialista, sin clases antagónicas, tampoco va a ser el fin de la Historia que no se detiene en su dinámica hacia lo nuevo y mejor. En gran medida contribuyó a la caída de la Unión Soviética, el pensar que la inherente superioridad del sistema socialista por si sola puede alimentar, vestir, trasportar, darle viviendas y defender a la gente.
    2. La Historia es la Historia en sí misma y no solo su descripción, casi nunca razonablemente objetiva. El pasado se puede re-interpretar, pero no se puede cambiar. No es lo mismo que el muerto haya sido Julio Cesar que Marco Bruto, Jesús que Caifás. Era curioso leer en la década de los 60 del siglo pasado, que cada invención o desarrollo científico lo hubieran hecho los científicos rusos, lo que causaba irrisión y guasa en muchos. Al imaginario ruso inventor de la lámpara incandescente lo llamábamos en broma “Bombillov” y cuando Iván III en una pieza teatral le decía a un traicionero boyardo “no me engañas, veo a través de ti” es que se había adelantado por tres siglos a Wilhelm Conrad Röntgen y pasmosamente descubierto los Rayos X.
    3. No hay tampoco un “inicio de la Historia”, llamo mucho la atención sobre este punto. La Historia no tiene ni inicio ni fin, ni punto Alfa ni punto Omega
    4. Creo que la Historia y el futuro de la humanidad no se pueden planear ni predecir, es como nosotros los cubanos en una pequeña isla decimos, “un camino a lo ignoto”

    La Historia no es solo útil e importante, sino imprescindible. Pero debe ser veraz en grado sumo y no puede ser sierva de la ideología. Francis Fukuyama está equivocado y su visión histórica y filosóficas son totalmente desatinadas, por intentar finalizar y “agotar” la historia, no solamente porque Fukuyama tenga posiciones ideológicas irreconciliables con las nuestras. Cualquiera que proponga el fin de la historia y planear su desarrollo futuro acorde con nuestra y muy justa mundovisión, estará no menos errado que Fukuyama.

  • Amaya dijo:

    Y es que el capitalismo es en su esencia la negación de la solución de los graves problemas que enfrenta el mundo actual, porque fue precisamente ese capitalismo el que los creo y exacervó, muy pronto se cumplirán 100 años de la gran revolución socialista de octubre, el garn hecho histórico que hizo valer la sociedad alternativa al capitalismo, aunque despues fuera traicionada y vilipendiada por sus propios dirigentes sin tirar un tiro, entonces Cuba ocupó un lugar cimero en la defensa de esas ideas y se cumplio aquella frase histórica de Fidel un 26 de julio de 1989, que aún si un dia despertaramos con la noticia de que en la URSS se ha desencadenado una contienda civil, y mas aún que la URSS ha desaparecido, cosa que esperamos dijo Fidel espearmos no ocurra jamas, aun así Cuba y su revolución seguirian resistiendo y seguirian luchando CUANTA RAZÓN CUBA SIGUIO RESISTIÓ EL CRUDO PERÍODO ESPECIAL y venció todos los obstaculos GRACIAS FIDEL POR TU EJEMPLO Y TU GALLARDÍA VIVA CUBA LIBRE

  • Mágico dijo:

    Estoy en desacuerdo con la mayoría de las ideas de Fucuyama, sobre todo con algunas de las que comenta el autor del artículo. Estoy en desacuerdo con las ideas de los que vienen ofreciéndonos el Paraíso Celestial hace cientos de años y con los que nos ofrecieron después otro Paraíso, tan ideal como aquel, pero aquí en la Tierra. Y finalmente estoy en desacuerdo con dar por ciertas, desde tan temprano, las convergencias que el autor del artículo adivina, para el futuro. No es escepticismo, ni estar en contra de todas las banderas, sino que el mundo no ha sido como muchos nos dijeron que sería y no hay elementos de juicio para suponer que será como algunos anticipan. El futuro es incierto, pero yo creo que el mundo va hacia donde apuntan los hechos y no hacia donde desearon tantos soñadores que hubo en otros tiempos y otros tantos que hay ahora, entre los que me cuento.

    • Arturo dijo:

      Mágico. Tú mensaje es mágico.

  • johnwayne dijo:

    … estimados cubadebatientes,el esasayo de Fukuyama constituye un intento de explicacion del acontecer de los ultimos tiempos,a partir de un analisis de las tendencias en la esfera de la conciencia o de las ideas.El Liberalismo economico y politico,la idea de occidente,sostiene el autor,finalmente se ha impuesto en el mundo.Y,si bien la victoria del Liberalismo por ahora solo se ha alcanzado en el ambito de la conciencia,su futura concrecion en el mundo material,afirma Fukuyama,sera ciertamente inevitable…ahora bien la idea del fin de la historia no es original.Su mas grande difusor conocido fue Karl Marx,que pensaba que la direccion del desarrollo historico contenia una intencionalidad determinada por la interaccion de fuerzas materiales,y llegaria atermino solo cuando se alcanzase la utopia comunista que finalmente resolveria todas las contradicciones anteriores…pero el concepto de historia como proceso dialectico con un comienzo,una etapa intermedia y un final,lo tomo prestado Marx de su gran predecesor aleman,Georg Wilhelm Friedrich Hegel…en realidad es la menos nueva de las tesis sociologicas que se pueden imaginar…los cristianos y los marxistas,entre otros,tambien habian supuesto que la historia acabaria,justo al imponerse universalmente sus tesis…en el primer caso,el fin de la historia se producia,porque Cristo aparece como la ultima palabra del Padre(Dios),es decir,el acontecimiento definitivo,tras del cual nada importante puede suceder…en la hipotesis marxista,lo que termina es la prehistoria;la llegada del Comunismo – formulacion teologica,que tanto tiene que ver con el Juicio Final – significa la fraternidad universal y el fin de la miseria,por la extincion de la propiedad privada…entonces la tesis del fin de la historia,puede leerse o interpretarse de cinco maneras distintas…a)Como profecia;no pasa de ser una expresion de un deseo y es imposible de justificar,nadie sabe si,por ejemplo,la contradiccion ecologica puede ser resuelta exclusivamente con instrumentos liberales o si,llegado un cierto extremo,convendra usar otros mecanismos…lo peor del argumento de Fukuyama es,precisamente,que el tiende a presentarlo en una forma profetica,evidentemente ingenua…b)Como consecuencia del fracaso historico de las sociedades antiliberales o preliberales;ese es un hecho obvio.Hoy las utopias se han vuelto siniestras…la tecnologia es mucho mas revolucionaria que la utopia…que el Liberalismo no sea el cielo cristiano,no significa que desde el margen se haya ofrecido nada que pueda dar una vida mejor…la sociedad civil ha demostrado ser mas eficaz que el Estado burocratico para resolver los problemas de la gente…c)Como hipotesis psicologica;segun la cual la necesidad de reconocimiento,que todo humano lleva implicita se gestiona mejor en una sociedad liberal,donde la competencia y la diversidad que genera el libre mercado dan mas opciones al libre desarrollo de la personalidad…ese es un terreno resbaladizo,pero no es una hipotesis despreciable,ni necerariamente erronea…el Liberalismo da muchas mas oportunidades de triunfo a mas gente porque abre mas ambitos de competencia que los sistemas cerrados o de partido unico…d) Como hipotesis segun la cual la sociedad evolucionara hacia la extension del Liberalismo de manera irreversible;no pasa de ser un piadoso deseo…o un optimismo historico no necesariamente bien fundado,es por lo menos,arriesgado suponer que los atavismos culturales(a veces milenarios) cederan ante el esfuerzo liberador…por mucho que Fukuyama suponga que “no hay barbaros a las puertas” puede suceder un “choque de civilizaciones como el imaginado por Samuel P Huntington que impida el exito de las fuerzas liberales,por ejemplo,en el mundo arabe o China…e)Como observacion del hecho que hay un vocabulario que ya no sirve para explicar la historia;ese es, en mi opinion ,el mayor interes de la tesis del fin de la historia…lo que termina no son los hechos historicos sino el vocabulario(fundamentalmente marxista) a traves del que se habia escrito el relato historico…de la misma manera que nadie usaria seriamente el vocabulario de la historia medieval,usar hoy conceptos marxistas se ha vuelto anacronico…la explotacion no se da en terminos de clase social y los factores ideologicos no pueden ser considerados “infraestructurales”…la creacion de significado en la sociedad del conocimiento,deja al marxismo a la altura de la alquimia…como escribe Fukuyama;el conflicto actual no constituye un choque de civilizaciones en el sentido de que se trate de zonas culturales de la misma importancia,sino que resulta sintomatico de una luha de retaguardia que riñen quienes se sienten amenazados por la modernizacion y,por tanto,por su componente moral;el respeto de los derechos humanos…para los terroristas islamicos,oserva tambien Fukuyama,el enemigo absoluto es “el caracter laico de la concepcion oocidental de los derechos humanos,que es el origen de la trdicion liberal…despues del 11 de septiembre se ha glosado mucho “el choque de culturas”…pero,como dijo muy bien el exCanciller Gerhard Schroeder,en el mismo sentido que Fukuyama…”no se trata de una batalla entre civilizaciones,sino por la civilizacion”…por la civilizacion democratica,laica y multiconfesional…estimados cubadebatientes,en mi opinion resulta chocante y a contracorriente,afirmar que la creacion de los BRICS,el Grupo de los 77 mas China,ni mucho menos la pujanza economica de China ponen en duda o erosionan en parte el sistema filosofico propuesto por Fukuyama… y centrare mi analisis en el caso chino;¿acaso en China no existe bolsa de valores,bancos privados?…les dare un dato bastante significativo;hace veinte años,el sector publico o estatal,en China,generaba el 89% del PIB,hoy dia los papeles se han invertido(precisamente,debido a la capitalizacion,liberalizacion e internacionalizacion de la economia china),el sector privado y mixto representa el 79% del PIB chino…en cuanto a la educacion las cifras son aun mas reveladoras…la apertura economica de China,en la que la internacionalizacion de la educacion jugo y juega un rol importantisimo,dio lugar al mayor crecimiento economico y la mayor reduccion de pobreza en la historia reciente de la humanidad,mas de 500 millones de personas fueron sacadas de la pobreza extrema en las ultimas dos decadas,gracias a un crecimiento economico anual constante del 10%…en medio de la crisis economica del 2008,los medios oficiales chinos estimaban con orgullo,que habia en China mas de 300 000 millonarios en dolares,y mas de 500 chinos cuyos activos sobrepasaban los 100 millones de dolares…y lo que es mas impactante,que eestoy seguro que pocos conocen,y es que las universidades de los E.U.A. dan titulos en China…en suma, la China de hoy es el paraiso de los capitalistas,es un capitalismo de Estado,sin derecho a huelga,en el que todos los trabajadores pueden ser despedidos sin mas;casi todo el mundo tiene que pagar su servicio medico, los estudiantes universitarios tienen que pagar sus estudios… donde las escuelas de negocios extranjeras son la punta del iceberg ,en lo que hace a la presencia de las universidades de E.U.A. y Europa en China,bueno,para que se tenga una idea,mas de 170 universidades extranjeras(el 78% estadounidenses) estan autorizadas para dar diplomas validos en China,sin contar las que estan establecidas en Hong Kong y Macao…y esto cubadebatientes es solo un ejemplo,solo un ejemplo….

    • Mágico dijo:

      Duke, tú tira duro.

    • Pioneer dijo:

      johnwayne me impresiona su manera de ver el mundo, de más está decir que coincido con Ud., Ud. al igual que Marion Michael Morrison además de usar el mismo “Nick” comparten el “arte” Ud. sin duda de la interpretación genuina de la historia y la sociedad, la visión de Deng Xiaoping se me antoja importante en el análisis y espero que La india se sume a esta visión sobre todo económica y en infraestructuras, la teorización es fuerte pero creo que el liberalismo clásico tiene las respuestas más apropiadas, sería interminable hacer un análisis teórico que ya en buena parte Ud. hiso, hay mucho más que lograr dentro de la sociedad sin utopías y con concreciones prácticas que motiven al ser humano, quiero una libertad individual, una igualdad jurídica y una fraternidad voluntaria y eso es lo que creo importante en la filosofía política abocada al futuro.

  • uncubano dijo:

    El capitalismo liberal no es la solución, el socialismo ortodoxo, tampoco.

    • Sergio dijo:

      Excatamente, es ahí el problema.

      Saludos,

  • Navas dijo:

    No se puede decir que ha muerto de lo que todavía no ha existido, no creo que podamos llamar Socialismo a lo que hubo/hay en la URSS, Cuba y etc. En todo caso han sido/son intentos de construcción del Socialismo, cada uno con sus características, errores y peculiaridades.

    • Enano dijo:

      Navas, no sé si se da cuenta, de lo que se habla es de la teoría social que sustenta la práctica, aunque se usa para juzgar la práctica obviamente, de igual manera también se pudiera hablarse que el capitalismo libertario está aún en construcción ¿No le parece?, pues la teoría libertaria capitalista es claro, capitalista, pero va mucho más allá, por lo que aún no se ha tenido una sociedad capitalista libertaria “Real” o “finalizada” tampoco, las incoherencias humanas entre la teoría y la práctica se ven en todos los casos, no solamente en el socialismo.

    • Sergio dijo:

      Pues entonces hablamos de “La Guerra de las Galaxias”, es decir, de CIENCI FICCION,, hablamos de algo de lo que ni tenemos la mas remota IDEA.

  • Amador dijo:

    Hermoso día este cuando abro este artículo, leo la fábula, y después leo los comentarios de Magico, johnwayne y un cubano. Sobre todo el segundo, brutal, mandaste a media intelectualidad de izquierda de vuelta a primaria

  • Diógenes dijo:

    Habida cuenta el estado actual del mundo, la desaparición del campo socialista y el evidente viraje generalizado hacia el “socialismo de mercado” que es un capitalismo de estado, puede que lo bueno que se augura para una nueva sociedad mundial no se produzca, pero el socialismo tiene un problema crucial: el estado lo dirigen seres humanos y el egoísmo se impone.

  • Osvaldo Fernández dijo:

    ¿Qué tendría que decir el señor Francis Fukuyama (descendiente de japoneses) sobre las bombas nucleares lanzadas por EEUU en la cabeza de los ciudadanos de Hiroshima y Nagasaki? De todos modos mientras más pasa el tiempo más meten la pata los gobiernos que son dirigidos por los multimillonarios y transnacionales, porque la ambición no tiene límite y van sembrando rechazo y desesperanza en la población mundial, una parte entretenida con videos juegos, filmes y series de TV que manipulan los sentimientos y la percepción de riesgo, pero otra buena parte que no tiene tiempo para esas cosas porque tienen que tener varios trabajos para mantenerse y rezan todos los días (aunque no crean en ningún dios) por no enfermarse con algún padecimiento complejo que le complique no sólo la salud sino la economía familiar. El capitalismo no es una opción porque genera egosimo, odio, violencia, discriminación, pobreza, idiotez, de todas esas cosas se va cansando el ser humano, y aunque el capitalismo haga mutaciones cosméticas para parecer más “agradable” siempre va generar todo aquello que en el fondo al ser humano molesta, incomoda, preocupa y decepciona.

    El planeta tierra tiene recursos suficientes para todos, el problemas es que hay unos pocos que quieren tenerlo todo y arriba de ello quieren explotar y que trabajen para ellos, aquellos que no pueden disfrutar esos recursos equitativamente

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Tema interesante en el campo de la conjetura. Al razonar sobre temas tan amplios y complejos, siempre insisto, que para enfrentarlos hay que usar en su solución la lógica más simple y clara posible, mientras más grande y complejo es el problema más hay que recurrir a esa lógica simple, de lo contrario corremos el riesgo que ese entramado, nos deje sin la información y las respuestas necesarias, haciéndonos en ocasiones, un prisionero metal de algo que no existe, y que requiere un ejercicio de intuición profundo para visualizar tanto futuro, máxime que siempre tenemos en contra el hecho de estar atrincherado en las certezas de hoy, ese es un proceso que requiere herramientas científicas, una filosofía, condición indispensable para poder entender y dominar el entorno, poseer una filosofía, eso es lo primero, sin una filosofía no se puede entender cualquier proceso y mucho menos los procesos sociales, para entender el mundo que nos rodea es obligatorio partir de una filosofía, sin ella somos mancos mentales en el intento de entender nuestro entorno, en cualquier campo, la ciencia, lo económico, lo social. La filosofía, es lo primero. En lo profesional o la vida cotidiana, el 100% de las personas tienen una filosofía, la diferencia entre una persona y otra estriba, en que la mayoría de las personas actúan bajo esa guía filosófica, pero lo hacen de forma inconsciente, todos tenemos una concepción filosófica, la mayoría de las personas no tienen conciencia de su existencia, y por tanto ignoran su valor, no pueden usar de forma organizada esa armazón de ideas y conceptos como herramienta para entender a otras ciencias, o entender el mundo que nos rodea y su proceso de desarrollo, y mucho menos buscar lo nuevo en el futuro.
    El artículo nos invita a partir de nuestros argumentos definir la escuela filosófica a que nos afiliamos ahí, no hay términos medios. Por otro lado no debemos confundir que en una estrategia de implementación de un modelo social, como el socialista a largo plazo, si se debe tácticamente aprovechar todo lo bueno y útil del modelo anterior que se pretende superar, en un proceso paulatino, dialectico y paciente de superación de lo viejo por lo nuevo, priorizando y consolidando en un constante tránsito hacia formas superiores, teniendo muy en cuenta en cada momento el desarrollo del contexto.
    Ser Marxista-Leninista es ser moderno en la filosofía, casi todos los exitosos del mundo moderno lo son, unos de forma consiente, declarada y militante como muchos, y otros, los mayoritarios que dentro del mundo capitalista se arman de la filosofía Marxista como herramienta científica para logara sus objetivos, acumular riquezas. Son muchos los Marxistas en el mundo moderno, entre los militantes y los no militantes, cada vez los jóvenes se interesan más en las teorías de Marx. Es habitual que los triunfadores en el mundo capitalista usen estas concepciones filosóficas, como herramientas científicas para entender su desarrollo, lo mismo sucede con los multimillonarios, ellos las usan como única vía para poder comprender el momento del capitalismo, dentro del actual proceso de desarrollo del mundo y a partir de ahí visualizar futuro como única alternativa para reinventarse y triunfar en la actual guerra económica en que vivimos. Ellos recurren al Marxismo como herramienta científica, aunque no lo reconocen públicamente, y lo adornan con nombres comerciales, pero en esencia lo que usan es la teoría Marxista, para comprender y estudiar su propio capitalismo e intentar reinventarlo, hoy cualquier escuela económica triunfadora que se desarrolle en el mundo parte del Marxismo, el capitalismo Japonés es superior al capitalismo de los Estados Unidos gracias a lo que copiaron del Socialismo, La Toyota hoy es una escuela superior en la organización del trabajo, a la escuela de la Ford gracias a lo que copiaron del Leninismo, los conceptos del Toyotismo se parecen más al socialismo que al capitalismo, todo lo que implemento Lenin a nivel de pais ellos lo innovaron y lo aplicaron a nivel de empresa, ahora la escuela de la Ford, en su ambición por recuperar la supremacía social que se disputan en lo económico, con la Toyota, innova entre otros, retroalimentándose con conceptos nuevos en la organización del trabajo propios del socialismo desarrollado o de etapas próximas al comunismo, entre el 2021 y 2025 veremos tales innovaciones, todo por apropiarse en lo social del mercado en el 2030, innovando en la organización del trabajo y los salarios, van en búsqueda de respuestas, a la teoría Marxista –Leninista, para a partir de ahí con esos resortes que estimulan al obrero, ellos gestionar más ganancias, acomodándolos en función de sus intereses egoístas, engañando a las clases explotadas y ganando tiempo como sistema social, por supuesto esas nuevas teorías e innovaciones vienen con nombres comerciales que confunden y engañan aquellos que no dominan la filosofía Marxista –Leninista.
    El cuento es que todos atacan la socialismo como sistema, porque le afecta sus intereses como clase dominante, del Marxismo no tocan nada de la lucha de clases, eso no interesa, solo estudian la teoría Marxista para poder anticiparse a la competencia y hacer innovaciones que engañan a las clases explotadas, el capitalismo trata constantemente de reinventarse a partir de lo que más le conviene del Marxismo-Leninismo.
    La revolución nos ha preparado para decidir, los cubanos somos privilegiados, tenemos la posibilidad de decidir cuál es la concepción filosófica que más nos conviene a cada uno de nosotros, lo moderno para mí, está en el Marxismo, retroceder en las ideas al feudalismo o al capitalismo es involucionar, los dueños del mundo que son capitalistas para poder seguir siendo los dueños del mundo, van clandestinamente a las teorías Marxistas tratando de reinventar el capitalismo a partir de usar aquellas concepciones socialistas que más le convienen.
    Para un pais pobre como el nuestro, el socialismo es la única alternativa para aproximarnos a la mayor justicia social posible, y esa albañilería de construir un modelo nuevo, y desconocido, solo es posible bajo la teoría Marxista-Leninista, con una cultura nueva y moderna, masiva enfocada hacia la ciencia, donde todo hay que experimentarlo, ensayarlo, rectificando y mejorando constantemente, en un ágil y dinámico proceso de cambios, sin detenernos, sin paradas, en un constante e infinito de perfeccionamiento donde la sociedad es protagonista.

    • Jose R Oro dijo:

      Muy de acuerdo con su comentario, estimado Héctor y el Hermano, sobre todo con el ultimo párrafo. Quienes en Cuba no quieren cambios que permitan el desarrollo acelerado hacia una sociedad socialista próspera, sostenible y humana, están de hecho intentando crear un “fin de la historia” a su manera, no menos falaz que el de Fukuyama, es la misma música con diferente letra. Como usted correctamente afirma este es un “ágil y dinámico proceso de cambios, sin detenernos, sin paradas, en un constante e infinito de perfeccionamiento donde la sociedad es protagonista” Lo felicito de todo corazón por su clara visión del incesante devenir histórico.
      Vietnam es un magnífico ejemplo de cómo conseguirlo en la práctica, hay mucho de aprender de ello, aquellas cosas que se apliquen o que se puedan adecuar a la realidad cubana, sin tener que copiar en absoluto. Algunas personas dicen que Cuba no debe copiar ni de Vietnam ni de China ni de nadie, pero no lo hacen por evitar sensatamente una copia mecánica que no es implica superación, sino que usan esos términos como un pretexto para no cambiar o dilatar ese proceso hasta que sea demasiado tarde.
      Ese “ágil y dinámico proceso de cambios”, no puede ser verbal solamente, decirlo y después no implementarlo en la realidad, los que pretendan evitar los imprescindibles cambios o hacerlos tan lento y complicadamente que al final sean “cambios que no cambien nada”, deben entender que no hay fin de la historia, y que a quienes pretendan acabar con la historia, la historia les pasará la cuenta.
      Le rogaría gran Moisés Saab si pudiera considerar el incluir (puede ser que en un trabajo futuro), no solo el “Fin de la Historia” de Fukuyama, a mi modo de ver absolutamente erróneo pero no exclusivo, sino también otras formas de determinismo histórico. La gran cultura de Moises Saab daría enfoques de excepcional valor en ese sentido.
      Creo que Fukuyama es explicito y por ello más fácil de enfrentar. Hay también visiones estáticas, inmóviles del mundo y la sociedad que no se expresan patentemente pero que implícitamente existen, y que son tan erróneas y perniciosas como la versión de Fukuyama, o de otros que preconicen el fin de la historia de cualquier forma

  • Heriberto dijo:

    El desarrollo de la historia desde hace unos años y en lo adelante lo impondrá el desarrollo que alcancen la ciencia y la técnica. Este desarrollo (de ciencia y técnica) impondrá al mundo objetiva y subjetivamente acciones gubernamentales dominadas por culturas, idiosincrasias e ideologías que definirán la magnitud de la asimilación de la necesidad de poseer este desarrollo inusual científico técnico a precios humanamente razonables (colaboración, globalización civilizada) o humanamente despreciables (guerras, saqueos , hegemonías). No serán los sistemas sociales derrumbados y los actuales predominantes los que definan el final de la historia, lo será sin lugar a dudas el inmenso poderío científico técnico que se avecina y el control humano que se logre tener sobre esa creación jamás imaginada.

  • Miguel M dijo:

    Tambien yo suscribo la imposibilidad del fin de la historia, como dicen de diferentes formas varios foristas. Ni el Armagedon, ni la Revolucion Comunista Mundial, ni el amplio despliegue del liberalismo por el mundo van a terminar con la Historia.

    Solo un cataclismo mundial que arrase totalmente con la raza humana podria terminar con la Historia (de nuestra raza humana). Soy ateo, asi que no creo ni en Armagedon ni en los dioses africanos, aunque esos parece que no se preocupan por destruir el mundo, pero tampoco creo que algun dia pueda llegar ni el Paraiso Comunista ni el Liberal.

    Si creo que la sociedad humana en su conjunto ira aproximandose, como una curva a su asintota, a una sociedad cada vez mejor, quiero tener fe en eso y en que los hombres tomaremos lo mejor del marxismo o del capitalismo al igual que Carlos Marx para armar su teoria tomo de Feurbach, Hegel y los comunistas utopicos.

    Por el momento, en el, digamos, round actual va ganando el liberalismo y no hace falta llegar a China, basta analizar Cuba, en realidad es la tendencia actual, pero claro … que pasara en el proximo round de digamos 200 o 300 anios…??

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Moisés Saab

Moisés Saab

Vea también