Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

El Mayordomo

| 5

el mayordomo 1Esta es una película basada en hechos reales como nos advierten los productores del filme. Se trata de una obra original con un tema que ahora vuelve a los primeros planos de la vida cotidiana en el poderoso vecino del norte. Se repiten, cada cierto tiempo, los hechos de asesinatos golpizas y todas variantes del odio racial.

Tomada de la vida del afroamericano Eugene Allen ,la historia es simple y original al mismo tiempo: el anciano Cecil Gaines ( intrepretado por Forest Whitaker) relata su historia de vida, mientras espera en la Casa Blanca. Gaines fue criado en una plantación de algodón en la década de 1920 en Georgia. Un día el dueño de la finca, Thomas Westfall, viola a la madre de Cecil.

El padre de Cecil confronta a Westfall, y es asesinado de un tiro en la cabeza. Cecil es acogido por Annabeth Westfall, la cuidadora de la finca, que le ofrece ser sirviente en la casa en vez de en los campos de algodón. En su adolescencia, temiendo por su vida, se aleja de la plantación de los Páramos.

Sin trabajo, ni manera de sustentarse Cecil penetra en la pastelería de un hotel, donde roba comida y solicita trabajo, ayudado por Maynard, uno de los empleados del lugar. Mientras trabajaba en el hotel, aprende las habilidades de mayordomo, y después de varios años, Maynard lo recomienda para una posición en un hotel de Washington D.C., que él acepta.

La puesta en escena del filme es deliberadamente serena y reflexiva, no se trata de repetir las imágenes que nos trae la televisión. Lo que se intenta justamente es acudir a la inteligencia del espectador.

La técnica es bien sencilla, no hay efectos especiales, la fuerza está en el relato, magistralmente dirigido por Lee Daniels, y con una actuación memorable de Forest Whitaker, un actor ya consagrado.

Nuestro filme comienza con las imágenes de un joven que conduce su propio automóvil las imágenes que acompañan su recorrido nos hacen ver su procedencia el sur pobre y sin esperanzas pero el con su eficacia en el servicio y su carácter carismático parece haber vencido el destino llega a la casa blanca y se dirige al departamento de personal allí es recibido por r el jefe de servicio quien sin la menor muestra de simpatía le proporciona sus instrumentos de trabajo valga la aclaración esto sucede el mandato de Eisenhower- Nixon.

El tiempo pasa y mientras nuestro personaje se adentra en ese mundo siguen las protestas de los negros. Se asusta y sufre el asesinato de Kennedy el único blanco que saludaba a todos y no parecía compartir ninguna herencia racista.

En el trabajo en la Casa Blanca, Cecil presencia la renuncia del presidente Eisenhower a utilizar las tropas para imponer la integración escolar en el sur, sin embargo después ve como el presidente hace cumplir la ley de integración racial en la escuela secundaria de Little Rock.

En 1961, tras la elección de John F. Kennedy Louis junto a otras personas son atacados por el Ku Klux Klan mientras viajaba en un autobús en Alabama. Kennedy, instigado por la situación, ofrece un discurso a la nación que propone la Ley de Derechos Civiles de 1964. Varios meses después del discurso, Kennedy es asesinado y su sucesor, Lyndon B. Johnson (Liev Schreiber), promulga la legislación transformadora en ley. Como gesto de buena voluntad, Jackie Kennedy la primera dama, antes de dejar la Casa Blanca le obsequia a Cecil una de las corbatas del ex presidente.

Mientras tanto, la reputación profesional de Cecil ha crecido al punto de que en la década de 1980, es invitado por Ronald y Nancy Reagan a una cena de Estado. Cecil se da cuenta de que la invitación era sólo para mostrar, como Reagan planea vetar cualquier sanción del Congreso contra Sudáfrica. Cecil anuncia su dimisión al Presidente, pero antes obtiene el apoyo de Reagan para que el personal negro de la Casa Blanca cobre el mismo salario y tenga las mismas oportunidades de desarrollo profesional que sus homólogos blancos.

Con los años y el trato con el artificial del mundo de Washington, su carácter se va agriando, se siente particularmente humillado. En una cena majestuosa que ofrece Ronald Reagan, aquí como es habitual, viste un traje rigurosamente negro y tiene guantes muy blancos. Me pregunto: ¿de dónde viene esta costumbre con un fuerte sabor colonial? Les sugiero a los lectores curiosos que busquen los orígenes y por favor me lo hagan saber en sus comentarios. Sólo recordaré como dato interesante que el ilustre George Washington tenía esclavos.

El final de la película es lo que se conoce en dramaturgia un final abierto: el ahora viejo y muy prestigioso trabajador, espera ser recibido por el nuevo Presidente, ¡al fin, un negro!.

El Presidente recién nombrado lo llama cuando se entera de que el más antiguo y célebre trabajador negro, quiere marcharse. ¿Qué habrá pasado en esa entrevista? No lo sabemos. Solo nos consta que el odio racial persiste y avanza.

En este principio de siglo cuando termina la presidencia del primer y único negro en la historia de los Estados Unidos, uno se pregunta ¿cómo es posible que en la sociedad más poderosa del mundo sucedan hechos tan lamentables porque la violencia tiene factores que avivan la sed de sangre y venganza?. Por supuesto que estamos preocupados, y diría que un poco asombrado a por el asesinato de policías que aviva el odio y nos llena de sospechas de todo tipo.

El filme es reciente y desde que se exhibió por primera vez hasta la fecha actual, nada ha cambiado, por el contrario, la espiral de violencia crece por día, no existe ningún síntoma de que la situación mejorará, estamos escribiendo esta crónica y en este momento la pantalla noticiosa nos trae imágenes conocidas con nuevas víctimas.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José Román dijo:

    Vi el filme. Muy revelador. Y es un vistazo a toda la historia racial de EE.UU. en los últimos 100 años.

  • Sergio dijo:

    Excelente film!!!!!

  • Sergio dijo:

    Bueno, estimado Miguel Torres,

    Le sugiero una, si es posible, y que sé que traerá una GRAN DISCUSION.

    Ninfomania, de Von Trier,,,, a mí me encantó.

    Saludos,

  • rommel blue dijo:

    maestro magnifico film , Forrest inmenso como siempre , sigo sus cronicas le propuse Blade Runner uhn icono de la ciencia ficcion , haga su reseña

  • evelin dijo:

    me encantan sus comentarios que me parecen excelentes porque ubican al lector no solo en el contexto en el que se desenvuelve el proceso de filmación sino tamién en el de la propia historia que se narra. soy su fan

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Torres

Miguel Torres

Miguel Torres, reconocido director de Cine y de televisión cubano, fue un connotado realizador del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Ha sido profesor de la Escuela de Cine y de Televisión, tiene en su haber varios largometrajes y decenas de documentales.

Vea también