Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Des-concierto ibérico

| +

Con más indecisos que nunca y una cifra inédita de candidaturas, España encara elecciones generales este 20 de diciembre, revestidas de cierta singularidad y considerables incógnitas. Hasta ahora, la etapa postfranquista se caracterizó por un bipartidismo que a semejanza de otros, eran casi gemelos, pero el surgimiento de dos nuevas formaciones políticas, una a la derecha (Ciudadanos) y otra a partir del Movimiento de los Indignados (Podemos) trajo consigo la idea de un anti neoliberalismo liberador, por desdicha menguado.

En términos numéricos se puede tener idea de por dónde van los tiros, aunque analizar las posibilidades es otro cantar y no muy afinado. El Centro de investigaciones Sociológicas (CIS) da ganador al Partido Popular, con Rajoy a la cabeza, con el 28,6% de los votos. Eso significa de 120 y 128 escaños en el congreso para los conservadores hoy en el poder. Por tanto, desciende bastante la actual mayoría que les ha permitido imponer leyes con las cuales ni en parte ni de lleno han coincidido otros diputados.

El PSOE, liderado por el joven Pedro Sánchez, también descendió en la intención de voto que ahora es del 20,6%, y significaría entre 77 ó 89 diputados. Como cuentan con 109, es obvia la desventaja, si se cumple el pronóstico demoscópico, pues pierden parte de lo que tienen y siguen por debajo del PP.

Sánchez ha intensificado su campaña, asegurando que si obtiene el mando del país trabajará intensamente en los principales problemas que afectan al país y que otra pesquisa del propio CIS, registra como: el desempleo, la corrupción, el desmantelamiento de sectores puntuales como el sanitario y el educativo; la falta de oportunidades, la desigualdad , la pérdida de confianza en las instituciones oficiales y –como es natural- las tendencias soberanistas.

Continuando el relato sobre cómo quedarían dentro de un par de semanas las fuerzas contendientes, vemos que Ciudadanos, con Albert Rivera a la cabeza, accedería al tercer puesto con19%, de papeletas en su favor que le otorgarían alrededor de entre 63 y 66 diputados. Como son nuevos en esta plaza, no cuentan ahora con bancada parlamentaria, por tanto, cualquiera sea la cifra que obtengan, estarían adquiriendo una posición de la cual no gozaron antes.

Algo similar le sucede a Podemos, (Pablo Iglesias, un posible 9,1% de sufragios y 23 ó 25 diputados, quizás 50, si en las regiones sus similares le aportan algo). Este partido que se dijo antisistema o alternativa de izquierda contraria al modelo austericida que se aplica en Europa para, se supone, enfrentar la crisis, fue cambiando sus contenidos y métodos que muchos le critican, con o sin razones. Lo cierto es que perdió popularidad y hace bastante difícil razonar sobre los resultados que tendrán o su probable desempeño como parte de la oposición en el futuro mandato.

Todo esto indica que si Rajoy gana, tendrá que asociarse con Ciudadanos, y aunque Rivera garantizó que jamás pactaría con el PP, hay tentaciones capaces de vencer los mejores propósitos. Sin esa ayuda el PP no tendrá mayoría y le resultaría complejo gobernar.

En las encuestas no se puede creer al 100% pues a veces se manipulan o cualquier elemento es capaz de cambiar la voluntad de los electores, como ocurrió cuando los atentados en vísperas de comicios similares, cuando Aznar aspiraba a repetir gestión, pero las mentiras que divulgó en aquel momento sobre los hechos terroristas, movilizó el voto a favor del PSOE y ganó José Luis Zapatero.

Otros motivos para dudar de lo que comprobaremos en un par de semanas se debe a resultados como el que coloca a Albert Rivera como el político mejor valorado entre los 4 candidatos a la presidencia del gobierno. Lo extraordinario es que está empatado con Alberto Garzón, de Izquierda Unida (agrupación que incluye al Partido Comunista. Su titular hizo intentos, pero sin éxito, de conciliar intereses con Podemos, para formar un bloque progresista fuerte de cara a estas elecciones).

Otro contrasentido: en la misma lista de simpatías populares Mariano Rajoy, aparece como el penúltimo en la clasificación, aunque su partido figure con mayores opciones de triunfo. Hay muchas especulaciones sobre un posible enroque de figuras para invertir la antipatía expresada en el tanteo, pero nada seguro al momento de este cierre.

Pedro Sánchez ofreció a Ciudadanos y Podemos un inédito y arriesgado pacto, si el PSOE logra aunque solo sea un voto por encima del PP. Afirma que es posible conciliar intereses con “un programa común” de las tres formaciones. Pretende realizar una reforma constitucional que permita poner en práctica un modelo federal, que evitaría las tendencias nacionalistas que, como la de Cataluña, amenazan con fragmentar el país.

En medio de la puja, el 65,6% de los españoles consideran que la situación económica se mantiene “mala o muy mala” y pese a que el gobierno asegura que descendió el desempleo (actualmente es del 21% ) el hipotético descenso del paro no es porque se hayan creado puestos de labor, sino debido a que es inferior la masa de fuerza laboral activa, por edad o enfermedades.

Como un elevado porcentaje de jóvenes afirman que no favorecen al PP, su jefatura promete crear miles de empleos, pero la oferta despierta poca confianza, pues lo dicen los mismos que destruyeron un millón y medio de puestos de labor y sigue consolidando la tendencia a que los existentes sean precarios, sin garantías ni prestaciones, justo cuando los recortes a la seguridad social disminuyeron la capacidad adquisitiva y el desenvolvimiento de la población.

Este incompleto bosquejo provoca muchas incertidumbres y hasta perplejidad pues son varios los instrumentos que desafinan en la orquesta.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elsa Claro

Elsa Claro

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también