Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El derecho al pataleo

| 7

Cuba puede exhibir un rico expediente de lucha contra el terrorismo porque ha sufrido en carne propia esa violencia indiscriminada con la muerte de miles de sus hijos.

En reiteradas ocasiones se le han entregado pruebas al gobierno de Washington de actos terroristas contra esta Isla ideados e instrumentados en territorio norteamericano. La Habana ha ratificado instrumentos internacionales para combatir el terrorismo. Ha cooperado con el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Comité Antiterrorista al presentar informes, proponer candidatos y ofrecer cooperación técnica y de personal a ese comité, y ha apoyado las negociaciones de la Convención General contra el terrorismo.

Todas esas razones demuestran lo injusto que resultaba mantener a Cuba en una lista en la que para nada le correspondía aparecer. Pero finalmente, triunfó la firme posición que mantuvo el gobierno de La Habana que con gran paciencia, seguro de su razón, logró el reconocimiento de semejante aberración.

Esto es solo una muestra de que es posible establecer diálogos. Nada lo impide. Solo que intenten irrespetar la soberanía e independencia cubanas. Cuba respeta las de Estados Unidos.

Lo mismo sucede con el bloqueo que solo se explica por la influencia que durante muchos años han ejercido los elementos más reaccionarios para quienes la Revolución resulta algo así como una espina clavada en la garganta. A base de esa política mafiosa han mantenido las posiciones que le han permitido gozar de grandes fortunas.

En la década del 90 enemigos de las relaciones normales con Cuba esgrimían la risible afirmación de que Cuba era una amenaza militar para Estados Unidos. Pero en 1999 el Pentágono anunció que “Cuba no es una amenaza militar para Estados Unidos o para cualquier otro país de la región”.

A lo largo de los años se han percibido algunas señales por parte de las máximas autoridades de Estados Unidos de discutir esta situación anómala.

En aquellos tiempos incluso “veinticuatro senadores republicanos y tres ex secretarios de Estado –Henry Kissinger, Laurence Eagleburger y George Shultz– le pidieron al gobierno de Clinton que analizara con personalidades de los dos partidos la situación existente para buscar un diálogo con Cuba”.

En marzo de 2001 ex diplomáticos del Partido Republicano anunciaron el establecimiento de una Fundación de Política sobre Cuba para que se termine el bloqueo económico. Era una fundación no partidista que intentaría educar a los norteamericanos sobre las razones por las que se debe poner fin al bloqueo que “ ha dañado a la economía de Estados Unidos y sus intereses nacionales” según expresó la presidenta Sally Grooms Cowal. “Nuestros negocios, ciudades y puertos pierden millones de dólares cada año debido al embargo mientras las familias de Estados Unidos y Cuba se mantienen separadas”, expresó Cowal, una diplomática de más de veinte años de experiencia en el Departamento de Estado en administraciones republicanas. “Este es solo uno de múltiples ejemplos que los grupos anticubanos frustraron para resguardar sus privilegios económicos y políticos.” (Carlos Lechuga Hevia, inédito)

Este es otro ejemplo, existen muchísimos más que en aquellos años y ahora abogan en el Congreso a favor de normalizar relaciones.

Pero ya parece haberle llegado la hora al lobby de emigrantes cubanos –que representa solo a una minoría de los cubanos que viven en territorio norteamericano– de perder influencia para obtener sus propósitos que consistían en impedir un arreglo entre los dos países perjudicando los verdaderos intereses de ambos pueblos.

Hoy, después del 17D, los dinosaurios ejercen su derecho al pataleo. Por ejemplo, el legislador de origen cubano Mario Díaz Balart, miembro de esa familia tristemente célebre, propone un proyecto de ley que reduce “inversiones críticas en materia de transporte y seguridad”, pero la Casa Blanca “se opone con firmeza” a la aprobación de ese proyecto que “incluye provisiones altamente cuestionables, entre ellas medidas que restringirían viajes a Cuba. Según informaciones de agencias, en caso de que el presidente Obama reciba esa ley, “ sus asesores especiales recomendarán que el Presidente aplique el veto” pues restringirían vuelos y barcos a la Isla. También en la Cámara de Representantes se alzan voces que piden prohibir financiación para una embajada u otras oficinas en Cuba.

Nada, lo dicho, el derecho al pataleo ante los nuevos acontecimientos.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Roberto dijo:

    La estaca del mismo palo o como se diga, los legisladores de origen cubano son los que mas férrea oposición tienen a la normalización de las relaciones Cuba- Estados Unidos,es que conociendo como funciona el país de origen más que cualquier congresista de esa nación, más el historial de resentimiento entre ambas orillas no ayuda en nada a normalizar , sino a envenenar las mentes de decenas de congresistas en USA y su pueblo.

  • Vampiro-tropical dijo:

    No se podía esperar otra cosa, es su forma de vida y de ese modo lucran, si se destetan se quedan sin trabajo y no pueden echar mano al dinero de los contribuyentes norteamericanos

  • eliecer ramirez dijo:

    Que clase de jonron bateo Silvio,y que me dicen de la bienal en laHabana,y de la cantidad de azucar obtenida,de la cantidad de centrales azucareros,en la contienda,de la renacida industria azucarera,y que tal de la zona especial del mariel,y de los mas de 3 millones de turistas,y de las 21 universidades de medicina,o mas,y de las 14 de odontologia,del instituto de genetica,y de las ferias del libro,y de la nueba terminal de transporte,en el antiguo muelle de la Coubre,de la cresiente,producion agricola,de los maravillosos paladares,y de nuestras,mulatas,y de las negras mas lindas del mundo,,

    • Luis Daniel dijo:

      eliecer, tienes toda la razón… nunca antes los cubanos hemos vivido mejor…el pueblo esta contento y feliz…

  • Patricia Lagunas Sotomayor dijo:

    CUBA nunca ha sido terrorista al reves son pacificos y se preocupan de que al Pueblo cubano no le falte nada, los grandes terroristas del mundo es la CIA y su gobierno o sea Estados Unidos

  • Pupi dijo:

    Jonrón de Luis Daniel jajajaja

  • jose manuel dijo:

    Mi artículo en FARO DE VIGO (GALICIA-ESPAÑA)
    CUBA, ¿QUE PASÓ?, ¿QUE PASA?
    El 29 de mayo, se hizo efectiva la retirada de Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo internacional.
    Titula el diario Granma que sale de una lista en la que nunca debió estar pero la cuestión no es que no debiera estar sino las razones por las cuales los EEUU decidieron, de forma unilateral, su inclusión.
    Esta decisión tomada por el Presidente Reagan en 1982, basada en el apoyo de Cuba a la causa revolucionaria en América Latina y en el mundo, se me antoja que fue una forma más de endurecer el embargo/bloqueo ya que las consecuencias de tal inclusión son devastadoras y su mantenimiento a lo largo de más de tres décadas solo demuestra que los sucesivos presidentes han seguido unas políticas que ahora no han tenido otra alternativa que rectificar.
    ¿La simple manifestación de apoyo a una causa revolucionaria es suficiente para que te cuelguen la etiqueta de terrorista? Que autoridad se arrogan los EEUU para decidir qué países si y cuales no forman parte de esta macabra lista al margen de las decisiones que se toman en la ONU, donde Cuba ratificó todos y cada uno de los acuerdos en contra de esta materia.
    Esto es, en síntesis, lo que pasó pero a la pregunta de ¿Qué pasa?, solo procede responderla con otra ¿ha abandonado Cuba los ideales de la revolución?, a mi modo de ver, no, y parece más lógico pensar que lo que buscan los del norte es un mercado de once millones de consumidores para, de alguna forma, incluirlos en la lista de sus posibles clientes.
    El Sr. Reagan, como político, perteneció a los dos partidos, Demócrata y Republicano, lo que da una idea de su consistencia ideológica, como actor, fue mediocre ya que las películas en las que participó están catalogadas en la “serie B”, quizás su destino debería haberlo llevado a otra faceta ya que con esta actuación que comento seguro que se ganaba un buen puesto en el género de novela negra por su atmosfera asfixiante, de miedo, injusticia e inseguridad.
    La mayoría de las voces que se escuchan para calificar la decisión son de apoyo, basta nombrar a José Mujica pero todavía quedan algunos como el republicano Jeb Bush que lo considera como una “concesión unilateral” a Cuba, a éste decirle, unilateral de la misma forma que lo fue la inclusión y recordarle la vieja frase LA VERDAD ES SIEMPRE REVOLUCIONARIA.
    José Manuel Pérez Pérez (A Cañiza)
    DNI 35766103E TLF. 638481630

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lillian Lechuga

Lillian Lechuga

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también