Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Otra vez Aznar

| +

Ahora reaparece Aznar en otro de sus entrometimientos en América Latina. Esta vez en El Salvador donde los grupos de izquierda repudiaron la asistencia del ex mandatario del gobierno español, José María Aznar, a un evento de una empresa privada en el país centroamericano, en el cual el recalcitrante neofascista disertaría sobre ¡¡Corrupción!!

Solo puede provocar indignación que uno de los mayores corruptos del mundo entero –durante su administración (1996-2004) veintidós de sus treinta y cuatro ministros estuvieron implicados en actos de corrupción–, sea llamado para, según consignan los cables, tratar el tema como “disertador de honor” en el encuentro anual de una empresa privada, con el título “El Salvador libre de corrupción, Honestos contra Corruptos”.

Irónicamente, este señor, a quien Fidel Castro llamó en una ocasión “caballerito insolente”, enfrentó el mayor proceso penal en la historia de la corrupción española. Es el mismo que, pagado por Washington ha arremetido contra Cuba, Venezuela, Bolivia tras su salida del gobierno cuando organizó la llamada Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), robándole a las arcas públicas 7,6 millones de euros entre el 2001 y el 2003. Algunos ven coincidencia en las siglas con las de la Falange Española.

Se entrometió en la campaña electoral mexicana del 2006 a favor del candidato del presidente Fox, lo que provocó que algunos legisladores pidieran la expulsión de Aznar del país azteca basándose en disposiciones de la Constitución. En el 2004 pronunció un discurso en el Capitolio de Washington durante su décimo quinto viaje oficial al regazo de su protector y guía, el “inefable” George W. Bush.

A la sazón, se supo que el hampón había contratado a través del Ministerio de Asuntos Exteriores a una agencia de abogados para presionar a favor de que le concedieran la medalla del Congreso de Estados Unidos, lo cual le costó al pueblo ibérico nada menos que dos millones de dólares.

De la misma pata cojea su esposa Ana Botella alcaldesa de Madrid (2011-2015), denunciada ante la Fiscalía General de dicha capital por un presunto delito de fraude, ¡menuda parejita!

Hace años, en visita a Norteamérica no tuvo recato alguno para hablar de la soga en casa del ahorcado cuando dijo que “si el terrorismo es una amenaza global, necesita respuestas globales”, y respaldó una alianza estrecha entre Europa y Estados Unidos como alternativa para el enfrentamiento a los “acuciantes problemas mundiales”.

José María Aznar diseñó la política de la Unión Europea con respecto a Cuba por encargo del Departamento de Estado Norteamericano. Fue así que en 1996 su gobierno promovió la adopción por la UE de la “posición común”. Ello implicaba cortarle a la Isla la cooperación económica y los créditos de los quince países que la conformaban. Abogaba también por aumentar el diálogo con los llamados “disidentes” contrarrevolucionarios.

Este despreciable aliado del Imperio debe estar ahora muy frustrado con el cada vez mayor acercamiento, conversaciones y acuerdos entre esas naciones del Viejo Continente y esta isla caribeña.

Durante su mandato, recibió un merecido rechazo popular por su apoyo a la ocupación de Iraq. Múltiples manifestaciones en contra de la intervención armada no le impidieron seguir los pasos de sus amos Bush y Blair, y llegó a afirmar que Bagdad tenía armas de destrucción masiva y serían encontradas.

Este embustero neofascista le mintió al pueblo tres días antes de las elecciones generales del 2004 cuando quiso culpar a ETA del atentado que costó la vida a más de ciento noventa personas, con el fin de que su reaccionario Partido Popular (PP) ganara adeptos para los comicios. Pero cuando todo indicaba que el criminal ataque a ciudadanos inocentes provenía de Al-Qaeda, el PP se vio superado en las urnas por el PSOE con alta participación.

Estas alusiones a su “impoluto” expediente comportan solo una ínfima muestra de la tan extensa trayectoria de corrupción y extorsiones, mendacidad, conjuras y amenazas del “inefable” José María Aznar.

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lillian Lechuga

Lillian Lechuga

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también