Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Señales desde la Torre

| 11

Convocados por el ex presidente español José María Aznar, muy conocido ya por esos lares, acudieron especímenes de su misma condición como es el caso de los tristemente célebres Álvaro Uribe, ex presidente de Colombia; Jorge Quiroga, otrora instalado en el gobierno de La Paz ; Sebastián Piñera, ex inquilino del Palacio de La Moneda de Chile, y Luis Alberto Lacalle, ex presidente de Uruguay, coincidieron la pasada semana en la llamada Torre de la Libertad –guarida histórica de batistianos, oportunistas, ultraderechistas y terroristas de origen cubano e invitados de otras procedencias.

Alebrestados por los que de su calaña tratan de revertir las conquistas sociales y económicas logradas en Argentina y Brasil, e intentan inútilmente hacer fracasar el chavismo en Venezuela, se reunieron donde ahora suelen celebrarse también actos del Miami Dade College.

Como parte del programa –en lo que han dado en llamar la Cumbre de la Concordia– se refirieron, entre otros desvaríos a un engendro contrarrevolucionario bautizado con el nombre de “Cuba Decide”, iniciativa con la que quienes la fomentaron y apoyan pretenden dictar lo debe hacerse en esta isla caribeña.

Según consigna EFE, Aznar desconfía de la política de apertura emprendida por la Casa Blanca (no mencionó el nombre de Obama) hacia Cuba. En el corazón del más deleznable exilio cubano, este espécimen, de actuación y prosapia fascista, ha sostenido que “quienes pensaban que la relajación de la presión sobre el régimen de Raúl Castro va a propiciar una nueva etapa política en la Isla están equivocados”.

El ex presidente español, José María Aznar, se ha destacado desde los años 90 por los servicios prestados a Washington y a su política neoliberal fascista, así como por sus declaraciones y acciones en contra de gobiernos y pueblos latinoamericanos que mantienen posiciones cada vez más alejadas de los designios del Departamento de Estado y la Casa Blanca, a los fines de conseguir la absoluta independencia y soberanía que han anhelado desde hace decenas de años.

A Cuba la tuvo atravesada durante sus dos períodos en la Moncloa, desde 1996 hasta 2004, y hasta hoy la Isla sigue siendo una pesadilla para el émulo de Adolf. Logró dañar las relaciones bilaterales e instigó mientras le fue posible a la Comunidad Europea contra el gobierno de La Habana. Recordemos que fue el gobierno español el que promovió a finales de 1996, propuesto por Aznar lo que se conoce como la “Posición Común” contra Cuba.

Durante su mandato, recibió un merecido rechazo popular por su apoyo a la ocupación de Iraq. Múltiples manifestaciones en contra de la intervención armada no le impidieron seguir los pasos de sus amos Bush y Blair, y llegó a afirmar que Bagdad tenía armas de destrucción masiva y serían encontradas. Le mintió al pueblo tres días antes de las elecciones generales del 2004 cuando quiso culpar a ETA del atentado que costó la vida a más de ciento noventa personas, con el fin de que su reaccionario Partido Popular (PP) ganara adeptos para los comicios. Pero se le cayó el teátrico cuando se comprobó que el criminal ataque a ciudadanos inocentes provenía de Al-Qaeda. Fue así que el PP se vio superado en las urnas en aquel entonces por el PSOE.

Tras su salida del gobierno presidió la llamada Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) –algunos ven coincidencia en las siglas con las de Falange Española– desde donde ataca a Cuba, Venezuela, Bolivia, y otros. Se entrometió en la campaña electoral mexicana del 2006 a favor del candidato del presidente Fox, lo que provocó que algunos legisladores pidieran la expulsión de Aznar del país azteca basándose en disposiciones de la Constitución.

En el 2004 pronunció un discurso en el Capitolio de Washington durante su décimo quinto viaje oficial al regazo de su protector y guía, quien a la sazón era el inolvidable presidente George W. Bush.

Más tarde se supo se que el hampón había contratado a través del Ministerio de Asuntos Exteriores la agencia de abogados Piper Rudnick para presionar a favor de que le concedieran la medalla del Congreso de Estados Unidos, lo cual le costó al pueblo ibérico dos millones de dólares.

Impartió cursos sobre Europa en la universidad de Georgetown, donde se confesó partidario a ultranza de la política aplicada por George W. Bush. Se supo instalar en instituciones yanquis, debido a su eterna disposición a desbarrar contra Cuba. Así logró también el doctorado Honoris Causa por la Universidad Internacional de la Florida, otras medallas como premio a su fidelidad al gobierno neoconservador-fascista y dictatorial de Bush.

No pierde oportunidad de incrementar su fortuna. En junio del 2006 fue nombrado miembro del Consejo de Administración del imperio global de medios News Corporation, propiedad del magnate Rupert Murdoch. Ello lo convirtió en el décimo cuarto miembro del consejo y su primer integrante no angloparlante. La compañía es propietaria de grandes empresas como los estudios 20th Century Fox, la reaccionaria cadena Fox Broadcasting Company, y el National Geographic Channel, además de multitud de periódicos, revistas y portales de internet.

El odio de este personaje fascistoide contra la Isla caribeña es algo visceral, cae en el terreno de lo patológico. Tal vez esté tratando de vengarse del repudio del pueblo habanero a la llegada de su abuelo al puerto de esta capital en l945, evento recogido por la Sección en Cuba de la revista Bohemia del 5 de agosto de aquel año.

Se desencadenó en aquel entonces una protesta popular frente a la embajada de Franco cuando se supo que en el vapor hispano Marqués de Comillas llegaría a La Habana en una escala de su viaje hacia Washington, el periodista español Manuel Aznar, “sempiterno vocero del gobierno franquista desde que este usurpara el gobierno a la República”, “Fuera el fascista Aznar” y “Aznar es el Goebbels de Franco”, rezaban algunos de los carteles en manos de universitarios, obreros y militantes de la Juventud Socialista. Por supuesto que el “amanuense de Weyler” y “mercenario de Machado” como también le llamaron, no pudo desembarcar en vista del “recibimiento” que le esperaba.

Según la misma fuente, en los medios periodísticos y políticos cubanos se conocía “la trayectoria pública de Aznar. Dos días antes de que naciera la República Española, siendo director del diario habanero El País-Excelsior, fue llamado por el capitalista monárquico, conde de Barbate, para que se hiciera cargo de la regencia del rotativo reaccionario El Sol, de Madrid. Aznar embarcó preparado para defender la decadente monarquía, pero al llegar a la Península, la empresa había virado hacia la República ya triunfante, por lo que ocupó su puesto enarbolando el pensamiento que íntimamente repudiaba. Los periódicos republicanos, frente a su descaro, reprodujeron artículos suyos publicados en nuestro país, en donde rompía lanzas, calurosamente, por Alfonso XIII y sus secuaces”.

Aquello fue el colmo del descaro y el oportunismo.

De tal abuelo y tal padre –periodista de radio con Franco–, tal nieto. De tales palos, tal astilla.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • elmano dijo:

    Este Personaje no merece ni el Olvido, sospecho que tiene el peor de los pesares, no se siente bien con sigo mismo, su necesidad de trascender en el ambito politico es enfermiza y lo lleva a ser un poco payaso.

  • NBA dijo:

    Miami es la selva de esa fauna o alimañasssssssssss.

    • peter dijo:

      NBA no le gustaria a usted estar en esa selva?

      • Rafael Cantero Pérez dijo:

        A peter, socio, no tengo idea en qué país y lugar Ud. vive, yo vivo en Cuba, con las mismas dificultades que millones de compatriotas y, sinceramente no quiero vivir en Miami (y no voy a hacerlo), así como he tratado de enseñar a mis hijos (ambos profesionales) a que (no me opongo a que se desarrollen en otros lares) no emigren a ese país.

  • RBA dijo:

    TITULO DE LA NOTICIA: SE LLENA DE ESES LA TORRE DE LA LIBERTAD, al leer los nombres de los personajes presentes en este recinto, canbiará el titulo de la noticia, el señor Azno, digo Aznar, no cabe en su odio por Cuba y los cubanos, ya desde que vino a la Cumbre Iberoamericana en La Habana y le dió la vuelta a la Ceiba del Templete fue tanto el veneno que hasta la ceiba hubo que cambiar y es que el Azno con corbata ( que tiene mucho dinero) no se recuerda que lo hicieron saltar de la Moncloa con unas bombas en el metro de Madrid, por conspirar contra la humanidad y que pagaron inocentes su culpabilidad, aún el pueblo español no podido cobrarle lo que debe, debiera mejor tratar de arrgeglar lo mal parada que está España y dejer a Cuba con sus problemas y sus recontraproblemas incumbencia solo de los cubanos, al resto de los “satelitillos” presentes ! Ponganse a trabajar carajo! al Azno a su corral, arre mulo.

    • RBA dijo:

      cambiara, con M

  • Humberto Pedroc dijo:

    Parafraseando a Roa, Aznar es la concreción viscosa de todas las excrecencias humanas, con alma doble de fuhrercito y de lacayo

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Lilian.

    No sabía que el trauma de “el caballerito” con Cuba era un tema generacional. ?Qué pasó con sus ínfulas de profesor para doctorar en corrupción? Ahora me explico porqué los “discoverys” se han vuelto tan aburridos.

  • MMBG dijo:

    Sin ánimo de ofender y con la disculpa de los équidos domésticos, pero Aznar me suena a asno.

  • elmismisimo dijo:

    Este tipo no se cansa del perreo a los de la fauna de miami, yo no he visto ser más despreciable que el aznoar este (con z por su apellido y lo demás por burro), luego de haber comenzado a hundir a españa en la crisis por andar de guatacón. Realmente merece que le suceda algo desagradable para que se preocupe por lo suyo y deje lo ajeno tranquilo.

  • je07 dijo:

    Nada señores esos personajes existen y por lo menos hacen más divertido el escenario, por lo demás no vale la pena ni comentar de ellos hay cosas mejores en que invertir el tiempo.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lillian Lechuga

Lillian Lechuga

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también