Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Yemen y el tortuoso camino de la paz

| 12
Yemen 2015 Foto: AP

Yemen 2015 Foto: AP

El 22 de mayo de 1990 me encontraba en Adén. Ese día fue proclamada la Reunificación de Yemen. Dos estados con sistemas políticos diferentes se unían ante el nuevo panorama de la geopolítica mundial. Un año antes, en un recorrido por los mercados del sur, un comerciante amigo me había comentado que el Presidente de Yemen del Norte, Alí Abdullah Saleh se encontraba en visita secreta en Adén. Pero nadie esperaba en ese momento que el proceso de unidad avanzaría de manera tan rápida, como realmente ocurrió.

Tiempo después ya nos habíamos mudado a Sanaa, la capital del estado unificado. Todo era diferente, desde la vestimenta de las mujeres hasta el clima, más frío en el Norte en comparación con los calores intensos del Sur.
Desde 1990, Yemen ha estado bajo la permanente amenaza de la guerra interna. Varios momentos de violencia se han vivido desde ese entonces. Y ahora, por estos días, la situación es explosiva. Rebeldes armados amenazan con derrocar al Gobierno del actual Presidente Abd Rabu Mansur Hadi.

Un repaso por la historia de ese país amigo en los últimos cincuenta años nos puede dar una imagen de lo difícil que ha sido para el pueblo yemenita la construcción de una sociedad donde convivan todos sus nacionales. Las divisiones internas por razones religiosas, políticas y, fundamentalmente, tribales provocan los estallidos de violencia cada cierto tiempo.

En octubre de 1986, el ya mencionado Presidente noryemenita Alí Abdullah Saleh afirmaba que el pueblo yemenita “es una colección de tribus”. Y es que realmente, la presencia de estas en la vida política del país ha sido permanente, ya sea a través de alianzas con el Gobierno o usando los resortes de las instituciones estatales y legislativas.

Yemen, un país de 25 millones de habitantes, contabilizaba en el año 2007 más de 60 millones de armas en manos privadas, o sea, en poder de las tribus de todo el país. Las más poderosas de estas tribus cuentan con verdaderos ejércitos bajo su mando. Cualquier mínimo desatino en el tratamiento a las regiones donde radican, puede provocar el estallido de un conflicto.

El pueblo yemenita, el que conocí, es modesto y amigo. Hospitalario y solidario. Muchas veces fui testigo del cariño que sienten hacia nuestro país, fundamentalmente por la presencia de nuestros médicos a lo largo de la geografía yemenita. Y con esos mismos sentimientos nuestro pueblo ha mirado siempre a ese país de la Península Arábiga.

Guardo con profundo cariño los recortes de la prensa yemenita durante todo el año de negociaciones para el logro de la unidad en 1990. Me he sentido con ganas de escribir el libro que narre esa etapa tan impactante para mí. Quizá no haya tenido el tiempo necesario para ello, pero algún día lo haré. El pueblo de ese país necesita la paz, y todo lo que se pueda hacer en beneficio de ella es bienvenido.

*El autor fue Agregado Diplomático en es Yemen de 1988 a 1991

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • NEY dijo:

    este es el nuevo cuartel general de AL QAEDA,LEJOS ESTAN LAS NACIONES DE FRENAR EL EXTREMISMO ISLAMICO

  • Alejandro dijo:

    Omar, qué bueno ver que te decidas a escribir. Seguro tendrás mucho que contar. Un saludo para ti desde China.

  • Rigoberto Garcia dijo:

    Hola Jorge,
    Ojala puedas escribir tus impresiones de esa etapa…Como dices, y mucho apoyamos, el pueblo de Yemen, y el mundo en general, necesitan la paz.
    Un saludo y mis mejores deseos para ti y toda tu familia.
    Rigui

  • Gustavo Veliz dijo:

    Omar, muy bien. Todos deberiamos asumir y cumplir nuestro compromiso con la historia, escribiendo y reflexionando para los que vienen detras.

    • Omar Olazábal Rodríguez dijo:

      Gracias a los que me han escrito, Rigui(por cierto por dónde andas?), Alejandro, Gustavo, en fin a todos. Trataré de seguir escribiendo sobre este y otros temas.

  • Raúl Montes dijo:

    Omar, un fuerte abrazo para ti. Ojala puedas cumplir con ese compromiso algún día. No te olvidamos. A veces íenso en el otro Omar, el yemenita de nuestros tiempo de estudiante.
    Abrazos.

    • Alejandro dijo:

      Raúl, un abrazo para ti también desde China. Me alegró ver a Omar escribiendo de este tema. Espero que de verdad se anime a hacer el libro. Lo quiero autografiado, ja, ja.

    • Omar Olazábal Rodríguez dijo:

      Gracias a los amigos que andaban perdidos. En estos días volveré sobre el tema. Un abrazo a todos.

      • JE dijo:

        Omar, gracias por el artículo y espero más análisis suyos sobre la actual situación de Yemen. Impartí Anatomía en la Universidad de Adén entre 2002 -2005 y coincido 100% con sus valoraciones sobre el pueblo yemenita. Merecen vivir paz para progresar. Le animo a escribir el libro, incluso!, estoy dispuesto a brindarle mi modesto apoyo pues guardo -como ud- bellas memorias. Un fraterno abrazo, JE

  • Aroldo dijo:

    Hágalo rápido amigo, tiene mucho qué contar, las nuevas generaciones necesitamos esas lecturas, saludos.

  • otro ahi dijo:

    Me gustaría que se hablará de la ayuda militar internacionalista de Cuba a Yemen…

  • Arturo dijo:

    Durante dos años trabaje como medico en el Hospital Militar de Sanaa y pude conocer a un pueblo muy humilde, con costumbres, habitos, en gran medida marcados por el arraigo a su religion, pero por otra parte un pueblo noble, respetuoso y muy agradecido del trabajo que realizabamos el grupo amplio de medicos y enfermeras. Pude conocer de primera mano el tribalismo existente, visite varias ciudades y aldeas y en todos al ser presentado como medico cubano senti el respeto y admiracion por lo que haciamos, por nuestro trabajo. Recuerdo, hablo del 1995 al 1997, que de vez en cuando se mencionaba del secuestro de algun europeo, sobre todo alemanes, por miembros de alguna tribu, solicitando un rescate economico para su liberacion, pero nunca conoci de ningun asesinato, acto terrorista, como los que lamentablemente escuchamos por estas fechas. Es una pena que en estos momentos este noble pais haya sido utililizado como base por el terrorismo yihadista, pues sus gentes buenas, que son la mayoria, no se merecen esta situacion, ni tampoco el estigma que a veces queda detras.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Omar Olazábal Rodríguez

Omar Olazábal Rodríguez

Filólogo. Profesor y Productor audiovisual. Fue Director de los Estudios Mundo Latino y Vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Dirige la Oficina de Comunicación e Imagen de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Vea también