Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Sentarse a escribir, y sangrar

| 3

La tarde de los sucesos

No puede dormir. Es Guillermo Navas y no puede dormir.

Todo el mundo lo conoce y no puede dormir.

Carlos Manuel Álvarez, La tarde de los sucesos definitivos.

Por Randy Cabrera Díaz

Llega al panorama literario cubano el libro de cuentos La tarde de los sucesos definitivos, como agua fresca para sed de buena literatura, la ópera prima del joven escritor Carlos Manuel Álvarez, quien anclado a la más pura riqueza realista, apología de los prístinos resplandores creativos balzacianos, y cultivo de la escritura moderna a la vez, ensalza siete historias cuyas imprevisibles tramas serán motivo de búsqueda hasta para el más avezado lector.

La calidad escritural del libro y el depurado estilo narrativo con que el autor asume la escritura, así como los temas que trata, lo hicieron merecedor del Premio Calendario 2013 en la categoría de cuento, concurso que convoca cada año la Asociación Hermanos Saíz para promover los trabajos de jóvenes escritores del país.

En esta obra la construcción del personaje es quizá la tarea primera del autor, hecho que se comprueba en cada una de las historias donde los personajes son siempre influidos—y algunas veces afectados—por su propia realidad. En el libro se percibe una constante búsqueda del narrador-personaje; periplos de éste hacia el comienzo o el fin de un algo que se deja a la imaginación del lector.

¿De qué hablan estos relatos? De ostracismo, de migración, de la realidad de una ciudad, de las aspiraciones y la decadencia del hombre…tal vez, esta solo es una posible lectura. Queda al lector la tarea de develar los entresijos de estos cuentos, a la vez una sola historia que transcurre a diversas voces que el literato domina con aprehendido oficio.

En el libro aparecen relatos en primera persona, Los desastres de la guerra, segunda Días de paz y tercera Detrás de la ventana, lo que demuestra el empeño experimental del texto, cuyo argumento es fuente de conexión, de encuentros y dislocaciones que pueden leerse como una narración única, cerrada y diversa al unísono, en donde los pasajes se complementan. Será siempre la sorpresa atada a la duda la que guíe la lectura de estos relatos.

El tono íntimo es otra de las riquezas de cada texto; intimidad que se revela con todo ímpetu para alcanzar un poco de luz dentro de esas hordas de claroscuros que discurren por toda la obra, pero en acompasada armonía entre la tesitura realista y la roce con la ficción. Y es en tales momentos cuando se percibe, con un erizamiento casi alegre, casi triste, la verdadera fuerza de la prosa de este autor:

“Era un padre que aparentaba conocer, pero que en muy pocas cosas, solo en las elementales, conocía de veras a su hijo. Y eso por su condición de hombre inteligente. Hamlet nunca supo que fuiste sola. Nunca supo cómo su padre te sedujo. Nunca supo que alzaste la vista, tomaste esa mano y besaste a ese hombre. Que hurgó rastreramente en tu sexo y enloqueciste de golpe”.

Carlos Manuel Álvarez escribe este libro joven con voz adulta, y desentraña así las crudezas cotidianas que rodean a unos seres que solo se preocupan por habitar en lo impropio; una mezcla de soledades que coquetean con lo real y lo ficticio. Así, deviene excelente propuesta este libro, cuyo toque íntimo despide destellos de vigorosa creatividad que se vislumbra en esa aporía que suele ser la existencia.

Sea acogida La tarde de los sucesos definitivos con el aprecio que merece; primero por mérito a su calidad literaria, y luego, por ser ejemplo de lo que debe hacer un escritor serio para hacer escritura verdadera: sentarse frente a las teclas, y sangrar.

(Tomado de El Caimán Barbudo)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Vater dijo:

    Felicidades paisano. Se lo dije que esto era lo suyo.

  • fatima dijo:

    me encantan las ferias del libro pero me gustaria que las mismas ediciones que se publiquen en la habana sean publicadas en todo el pais

  • SpecialOne dijo:

    pues si son como sus artículos en esta página será “sentarse a leer, y sangrar”…

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también