Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuito Cuanavale: batalla que terminó con el Apartheid

| 20

Por Piero Gleijeses

Combatientes cubanos en Cuito Cuanavale, Angola, marzo de 1988.

Combatientes cubanos en Cuito Cuanavale, Angola, marzo de 1988.

Este año marca el aniversario 25 (NR) del comienzo de la batalla de Cuito Cuanavale en el sureste de Angola, en que las fuerzas armadas de la Sudáfrica del Apartheid se enfrentaron con el ejército cubano y las fuerzas angolanas.

El asalto sudafricano “fue frenado abrupta y definitivamente” por las fuerzas revolucionarias.

El general Magnus Malan escribe en sus memorias que la campaña fue una gran victoria para las fuerzas de defensa sudafricanas (SADF) pero Nelson Mandela no podía discrepar más: “Cuito Cuanavale —afirmó— fue el viraje para la lucha de liberación de mi continente y de mi pueblo del flagelo del Apartheid“.

El debate sobre lo que significa Cuito Cuanavale ha sido intenso, en parte porque los documentos sudafricanos relevantes siguen clasificados. Sin embargo, yo he podido estudiar los documentos en los archivos cerrados cubanos y también muchos documentos norteamericanos. A pesar de la brecha ideológica que separa La Habana y Washington, estos documentos relatan una historia que impacta por lo parecida que es.

Analizamos los hechos. En julio de 1987 el ejército angolano (FAPLA) lanzó una ofensiva de mayor envergadura en el sureste de Angola contra las fuerzas de Jonás Savimbi. Pero al ver que la ofensiva estaba teniendo éxito, las SADF, que controlaban las partes más meridionales del suroeste de Angola, intervinieron en el sureste. Para principios de noviembre las SADF habían acorralado las mejores unidades angolanas en el poblado de Cuito Cuanavale y estaban preparándose para aniquilarlas.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas exigió que las SADF se retiraran incondicionalmente de Angola, pero la administración Reagan se aseguró de que esta exigencia fuera una Resolución sin mayor trascendencia.

El secretario de estado adjunto para África de Estados Unidos, Chester Crocker, le dijo al embajador de Sudáfrica en Estados Unidos: “la resolución no reclama sanciones y no plantea ninguna asistencia para Angola. Esto no es por casualidad sino el resultado de nuestros esfuerzos para mantener la resolución dentro de determinados límites”. (1) Mientras, las SADF aniquilarían a las unidades elites de las FAPLA.

Para comienzos de 1988, fuentes militares sudafricanas y diplomáticos occidentales aseguraban que la caída de Cuito era inminente. Esto significaría un golpe demoledor al gobierno angolano.

Pero el 15 de noviembre de 1987 el presidente cubano Fidel Castro había decidido enviar más tropas y armas a Angola: sus mejores aviones con sus mejores pilotos, sus armas antiaéreas más sofisticadas y sus tanques más modernos. La intención de Castro no era solo defender a Cuito, era sacar a las SADF de Angola de una vez y para siempre. Más tarde él describió su estrategia al líder del Partido Comunista Sudafricano Joe Slovo: Cuba pararía la embestida sudafricana y luego atacaría en otra dirección, “como el boxeador que con la mano izquierda lo mantiene y con la derecha lo golpea”. (2)

Aviones cubanos y 1 500 soldados cubanos reforzaron a los angolanos y Cuito no cayó. El 23 de marzo de 1988 los sudafricanos lanzaron su último asalto de mayor envergadura contra Cuito. Tal como lo describe el coronel Jan Breytenbach, el asalto sudafricano “fue frenado abrupta y definitivamente” por las fuerzas conjuntas cubanas-angolanas.

La mano derecha de la Habana se preparó a golpear. Poderosas columnas cubanas estaban avanzando en el suroeste de Angola hacia la frontera de Namibia. Los documentos que nos podrían decir lo que los líderes sudafricanos pensaron de esta amenaza siguen clasificados. Pero sí sabemos lo que las SADF hicieron: cedieron terreno. Los servicios de inteligencia de Estados Unidos explicaron que los sudafricanos se retiraban porque estaban impresionados por la rapidez y la fuerza del avance cubano y porque consideraban que un combate de mayor envergadura “hubiera acarreado grandes riesgos”. (3)

Cuando niño en Italia escuché a mi padre hablar de la esperanza que él y sus amigos sintieron en diciembre de 1941 al oír por radio que las tropas alemanas habían tenido que abandonar la ciudad de Rostov del Don. Era la primera vez en dos años de guerra que el “superhombre” alemán había sido obligado a retirarse. Me acordé de sus palabras —y del profundo sentimiento de esperanza que ellas conllevaban— cuando leí la prensa sudafricana y de Namibia hacia mediados de 1988.

El 26 de mayo de 1988 el jefe de las SADF anunciaba que “fuerzas cubanas y de la SWAPO fuertemente armadas, integradas por primera vez, han avanzado hacia el sur a unos 60 kilómetros de la frontera con Namibia”. El 26 de junio el administrador general sudafricano de Namibia reconocía que MIG-23 cubanos estaban volando sobre Namibia, un cambio dramático de aquellos tiempos en que los cielos le pertenecían a las SADF. Añadía que “la presencia de los cubanos había provocado una oleada de ansiedad en Sudáfrica”.

Sin embargo estos sentimientos de ansiedad no eran compartidos por los negros sudafricanos: ellos veían la retirada de las fuerzas sudafricanas como una luz de esperanza.

Mientras que las tropas de Castro avanzaban hacia Namibia, cubanos, angolanos, sudafricanos y estadounidenses se enfrentaban en la mesa de negociaciones. Dos puntos eran claves: si Sudáfrica aceptaba la implementación de la Resolución no. 435 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que exigía la independencia de Namibia y si las partes podrían ponerse de acuerdo sobre un cronograma de la retirada de las tropas cubanas de Angola.

Los sudafricanos parecían estar llenos de esperanza: el canciller Pik Botha esperaba que la Resolución no. 435 sería modificada. El ministro de Defensa Malan y el Presidente P.W. Botha afirmaban que Sudáfrica se retiraría de Angola solo “si Rusia y sus títeres hacían lo mismo”. Ellos ni siquiera mencionaban retirarse de Namibia. El 16 de marzo de 1988 Business Day informaba que Pretoria estaba “ofreciendo retirarse a Namibia —no de Namibia— a cambio de la retirada de las fuerzas cubanas de Angola”. Es decir Sudáfrica no tiene ninguna intención de retirarse del territorio en ningún futuro cercano.

Pero los cubanos habían revertido la situación en el terreno y cuando Pik Botha presentó las exigencias sudafricanas, Jorge Risquet, que estaba al frente de la delegación cubana le cayó encima con una tonelada de ladrillos: “la época de las aventuras militares, las agresiones impunes, de sus masacres de refugiados ha finalizado”. Sudáfrica —dijo— estaba actuando como si fuera “un ejército vencedor en vez de lo que es en realidad: un ejército agresor golpeado y en discreta retirada. Sudáfrica debe comprender que no obtendrá en esta mesa de negociaciones lo que no pudo lograr en el campo de batalla”. (4)

Al terminar la ronda de negociaciones en el Cairo Crocker le mandó un cable al secretario de Estado George Shultz diciendo que las conversaciones habían tenido “como telón de fondo la tensión militar creciente por el avance hacia la frontera de Namibia de tropas cubanas fuertemente armadas en el suroeste de Angola. El avance cubano en el suroeste de Angola ha creado una dinámica militar impredecible”. (5)

La gran pregunta era: ¿se detendrían los cubanos en la frontera? Para obtener una respuesta a esta pregunta, Crocker fue a buscar a Risquet: “¿Cuba tiene la intención de detener su avance en la frontera entre Namibia y Angola?”. Risquet contestó: “si yo le dijera que no van a detenerse yo estaría profiriendo una amenaza. Si yo le dijera que van a detenerse yo le estaría dando un meprobamato y yo ni quiero amenazar ni quiero darle un calmante, lo que he dicho es que solo los acuerdos sobre la independencia de Namibia pueden dar las garantías”. (6)

Al día siguiente, 27 de junio de 1988, MIG cubanos atacaron posiciones de las SADF cerca de la presa de Calueque, 11 kilómetros al norte de la frontera de Namibia. La CIA informó que: “la manera exitosa con que Cuba ha utilizado su fuerza aérea y la aparente debilidad de las defensas antiaéreas de Pretoria” subrayaban el hecho de que la Habana había logrado la superioridad aérea en el sur de Angola y en el norte de Namibia. Unas pocas horas después del ataque exitoso de los cubanos, las SADF destruyeron un puente cercano a Calueque sobre el río Cunene. Lo destruyeron —la CIA opinó— “para dificultar a las tropas cubanas y angolanas el cruce de la frontera con Namibia y para reducir el número de posiciones que deben defender”. (7)

El peligro de un avance cubano sobre Namibia nunca antes había parecido tan real.

Los últimos soldados sudafricanos salieron de Angola el 30 de agosto, cuando los negociadores ni siquiera habían empezado a discutir el cronograma de la retirada cubana de Angola.

A pesar de todos los esfuerzos de Washington para impedirlo, Cuba cambió el curso de la historia de África Austral. Hasta Crocker reconoció el papel de Cuba cuando le dijo en un cable a Shultz el 25 de agosto de 1988: “descubrir lo que piensan los cubanos es una forma de arte. Están preparados tanto para la guerra como para la paz. Hemos sido testigos de un gran refinamiento táctico y de una verdadera creatividad en la mesa de negociaciones. Esto tiene como telón de fondo las fulminaciones de Castro y el despliegue sin precedentes de sus soldados en el terreno”. (8)

La proeza de los cubanos en el campo de batalla y su virtuosidad en la mesa de negociaciones fueron decisivas para obligar a Sudáfrica a aceptar la independencia de Namibia. Su exitosa defensa de Cuito fue el preludio de una campaña que obligó a la SADF a salir de Angola. Esta victoria repercutió más allá de Namibia.

Muchos autores —Malan es solo un ejemplo— han tratado de reescribir esta historia, pero documentos norteamericanos y cubanos relatan lo que verdaderamente pasó. Esta verdad fue expresada con elocuencia por Thenjiwe Mtintso, embajadora de Sudáfrica en Cuba, en diciembre del 2005: “hoy Sudáfrica tiene muchos nuevos amigos. Ayer estos amigos se referían a nuestros líderes y a nuestros combatientes como terroristas y nos acosaban desde sus países a la vez que apoyaban a la Sudáfrica del Apartheid. esos mismos amigos hoy quieren que nosotros denunciemos y aislemos a Cuba. Nuestra respuesta es muy simple, es la sangre de los mártires cubanos y no de estos amigos la que corre profundamente en la tierra africana y nutre el árbol de libertad en nuestra Patria”.

NOTAS

(NR) Este artículo se escribió hace cinco años, en el aniversario 20 de la batalla.

1) Secretario de Estado, a la embajada de EE.UU., en Pretoria, 5 de diciembre de 1987, Freedom of Information Act (en adelante FOIA).

2) Transcripción sobre la reunión del Comandante en Jefe con la delegación de políticos de África del Sur (Comp Slovo), Centro de Información de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

3) Abramowitz (Oficina de Inteligencia del Departamento de Estado) al Secretario de Estado. 13 de mayo de 1988, FOIA.

4) Transcripción no oficial. Conversaciones RPA-CUBA EE.UU.-RSA (Reunión Cuatripartita) sesión de la tarde del 24-6-88. Archivo del CC, La Habana (en adelante, ACC)

5) Crocker al Secretario de Estado 26 de junio de 1988. FOIA.

6) Entrevista de Risquet con Chester Crocker, 26-6-88, ACC.

7) CIA, South Africa-Angola-Cuba, 29 de junio de 1988. FOIA; CIA, South África-Angola-Cuba, 1 de julio de 1988, FOIA.

8) Crocker al Secretario de Estado, 25 de agosto de 1988, FOIA.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • casares dijo:

    como me hace recordar este articulo los momentos vividos por mi en esa epoca , yo participe como refuerso de las tropas cubanas, era mi 2da mision en Angola me citaron y marche con una unidad de tanque del centro para llevar a cabo una gran ofenciba hacia el sur, pasamos por Matala ,Jamba ,Chamutete hasta llegar a 60 km de namibia del lado Este del rio congo en Xagongo , de hay saliamos a la exploracion muy cerca de la frotera , nuestra artilleria averio un carro de exploracion (casper)sur africano y nuestra artilleria antiaerea derribo un Miraje. Fueron momentos muy heroicos pero muy duros tambien, estabamos lejos de la familia y las cartas las recibiamos cada dos meses , ademas vimos a amigos perder la vida al lado nuestro , fue duro muy duro pero me siento muy orgulloso de haber vivido esa historia y el significado que tuvo para el Africa en general

    • Francisco Rivero dijo:

      Sr. Caceres

      Fue muy duro pero bien valio el sacrificio de combatir contra las fuerzas que sostenian el flagelo del Apartheid. Lejos de la familia y la patria. Gracias por su presencia solidaria en Africa.

      Persona como usted tiene todas mis consideraciones y respecto.

      Un abrazo frateno

    • Arango dijo:

      Orgullo!

  • Francisco Rivero dijo:

    Gloria y Honor a los caidos en Cuito

    A los soldados Namibios de la SWAPO,a los Angolanos de la FAPLA y Internacionalista Cubanos que participaron en esta gesta historica contra las fuerzas de Jonás Savimbi y del Ejercito invasor Sudafricano.

    Gracias por su entrega valiente.

    Un saludo cordial.

  • Ernesto González dijo:

    Mucho orgullo de ser cubano !!!…

    Les recomiendo la lectura de “Misiones en conflicto” del escritor de esta artículo, hasta donde conozco es lo mejor y mas documentado…

    Ojalá y esté escribiendo la segunda parte…

  • Jose dijo:

    Hay libro editado en Cuba que habla de todo esto y tiene las fotos y los discursos en las negociaciones, yo lo utilice para rebatir las opiniones de un grupo de Belgas en La Habana en 2005, decía que la verdad era otra… No sabían nada de lo que paso realmente.
    Gloria a los héroes…

  • Dariem dijo:

    En Angola los cubanos demostramos que somos de la estirpe de Maceo, y que, hablando “en cubano”, no somos fáciles. Pienso que eso hace que los yankis nos respeten y se lo piensen dos veces antes de intentar invadir nuestro país a pesar de su supuesta superioridad tecnológica.

  • Diego dijo:

    Hermoso retrato y relato, los soldados de Castro que son soldados de la libertad, gracias por la inspiración para las nuevas generaciones!

  • sercolin75 dijo:

    Hola , leyendo este articulo y los comentarios , me hicieron acordar de mi etapa en el Hospital cuando era estudiante de medicina en 4to año y durante las guardias de cirugía que hacía , los médicos de guardia ya especialistas de los cuales algunos prestaron servicio como médicos en la guerra de Angola y yo preguntaba , ya yo me había leído un libro de un piloto de MIG que había peleado en Angola y era un tema interesante , los cirujanos empezaban a hacer historias sobre lo acontecido en aquella guerra , de lo duro que fue aquello , que a pesar de ir como médicos iban armados al igual que el resto de la tropa , que estaba formada por cubanos y angolanos de la FAPLA , y contaban de las relaciones entre cubanos y angolanos a veces de forma detallada , de los principales tipos de traumatismos y heridas de guerra que tuvieron que atender , de la llegada de enfermos y lesionados que llegaban a veces en masa a la enfermería y cosas así que suceden en estos tipos de conflictos bélicos que no deberían repetirse , decían que durante aquella etapa dormían con un ojo abierto y otro cerrado , fue una etapa de la historia de cuba también donde los combatientes y soldados cubanos , supieron cumplir con su deber como internacionalistas , y que al final la lucha no fue en vano , como por ejemplo aquí donde se comenta sobre la resistencia de Cuito Cuanavale y su decisión de vencer , no los reafirma con su frase Nelson Mandela , quien afirmo sobre esta batalla: “Cuito Cuanavale fue el viraje para la lucha de liberación de mi continente y de mi pueblo del flagelo del Apartheid , me parece que toda las personas que participaron en esta guerra deben tener la consideración y el respeto de todos y todas , una guerra es algo muy duro y una cosa muy seria para tratarse a la ligera , en estos nuevos tiempos los gobiernos y el ser humano debería evitar los conflictos bélicos , ya que creo corren nuevos aires y tiempos donde las armas son los votos como dijo un presidente y quienes decidan su futuro para tener un mundo mejor , una vida mejor ,sean los pueblos al ejercer ese voto con inteligencia y a favor de sus intereses. Si el mundo de hoy , que ya está empezando la segunda década de comienzos del siglo XXI , necesita cambiar , que ese cambio no lo haga a través de las guerras , sino que lo haga a través de la persuasión , del dialogo y de las buenas acciones , de la diplomacia con ética , de una política responsable y comprometida con la gente , porque la historia nos ha demostrado que al final de las guerras los que salen perdiendo o sufren más sus efectos negativos son los pobres , los desvalidos , los humildes , bueno interesante noticia , un digno homenaje a los que lucharon y ofrendaron sus vidas por la independencia de Angola y Sudáfrica , un homenaje a los que no volvieron , como empieza diciendo un libro sobre la guerra de Angola , parafraseando al Che , la humanidad tiene que estar siempre delante del Caos. Saludos
    La palabra prosperidad no implica falta de patriotismo o falta de compromiso de un pueblo para con su patria y su deber de defenderla si así fuera necesario.

  • Pafugo dijo:

    Cuito Canavale fue la batalla que marco la derrota del apatheid, pero ademas marco el profundo espiritu internacionalista de los Cubanos, que de Angola solo se trajeron sus muertos.
    Que vivan los internacionalistas Cubanos !!!

  • Fidel E. Castro dijo:

    Extraordinario reportaje. Honor y gloria a los combatientes internacionalistas cubanos que ofrendaron su sangre en ese memorable episodio contra los racistas y el imperialismo.

  • Daydier dijo:

    Los enemigos de Cuba vieron de cerca la capacidad combativa de los cubanos. Si asi peleamos en Angola…como peleariamos en nuestra propia tierra si algun dia alguien intenta atacarla???? lo demostramos en Giron, y en Africa lo reafirmamos…aunque algunos digan que no, esa es una de las cosas por las que el enemigo se cuida de no cometer locuras con nosotros, aqui no hay miedo y sabemos pelear a pesar de que ellos cuentan con una abundante tecnologia, en Vietnam los yanquis llevaron todo su arsenal moderno y los vietnamitas con sus trampas y coraje los desbarataron completamente…la guerra de Angola fue dura, tambien viraron muchos mutilados y se perdieron vidas valiosas de jovenes que apenas empezaban a vivir, pero el sacrificio dio la victoria y puso al nombre de Cuba en todo lo alto. Hoy en dia nos tienen un enorme respeto, y a pesar de que algunos cubanitos vendidos al yanqui se revuelcan en el fango tratando de empañar la imagen del cubano, no lo lograrán, porque la moral de este pueblo y su historia, sera bien defendida por nuestros muertos que alzarán sus brazos heroicos.

  • Elpidio Valdes dijo:

    DOS ESCENARIOS DE LUCHA Y EL MISMO ENEMIGO

    El valor ideologico y politico de esta victoria Cubano-Angolano sobre las tropas de Savimbi y de Sur Africa, demostro que las trincheras de ideas son mas fuertes que las armas mas sofisticadas que se puedan poseer.

    Hoy el panorama en Cuba es de una lucha ideologica y politica profundo y compleja, en varios frentes de batalla, en los que el pais, el pueblo, el gobierno de los historicos y el partido, se enfrentan al mismo enemigo de siempre, el Gobierno de los Estados Unidos de America, bajo condiciones de tension y presion de todo tipo, pues el Imperio sabe que la lucha directa y con las armas, le acarrairia un precio impagable en el plano humano, militar, politico e ideologico en el mundo actual.

    Hoy el Imperio ha fabricado una oposicion politica, que ideologica y materialmente responde a sus criminales y genocidas intereses contra la Isla, llevando a cabo todo tipo de reclutamientos entre las filas de los desclasados, el lumpen del proletariado, los vagos, los oportunistas, ladrones, burocratas y sobre todo aquellos con ansias de poder, dinero y vida licenciosa sobre la base de la destruccion del pais y el proceso cubano.

    Siguiendo la linea anterior de pensamiento, existen otras fuerzas que son tan peligrosas como los anexionistas, los mercenarios y los del grupo del terrorismo, todos unidos por el Imperio bajo el sagrado dios dinero, repito existen otros elementos, aquellos que con un lenguaje de supuesto clamor por el respeto a todos los que discrepen, no importa que sean mercenarios o no, para ellos estos cubanos al servicio del Imperio tienen los mismo derechos que los que luchan dia a dia para llevar adelante el proceso de cambio de todo tipo en el pais, buscando elevar el nivel de vida de la poblacion y neutralizar y derrotar para siempre el sanguinario, brutal, criminal y genocida bloqueo economico que sufre el pais por parte del Gobierno de los Estados Unidos de America.

    Estos elementos que se dicen marxista avanzados, no son mas que una vertiente de la social democracia en Cuba, con el vestido de revolucionarios preocupados por el futuro del pais, el pueblo y el proceso, pero con una gran dosis de rechazo a los cambios, los dirigentes historicos, el unipartidismo, en fin todo lo que tenemos y mantendremos para evitar que el Imperio se apodere del poder a traves de estos maquinadores revisionistas del marxismo-leninismo, que unidos bajo la mesa del Imperio, suman fuerzas en contra del pais.

    No olvidemos tampoco, sin ser reiterativos, a los senores de la desprestigiada, corrompida y obsoleta Iglesia Catolica Apostolica y Romana, esa que en sus anos de existencia solo ha servido a las castas del poder, el dinero y la corrupcion, y que hoy ha elegido como Papa a un senor de ciudadania Argentina, que con un silencio oprobioso dio su apoyo a la criminal y genocida operacion Condor en Sur America y el Caribe, bajo la direccion y proteccion del gobierno de los Estados Unidos de America, no olvidemos, para seguir en el tema, a los senores intelectuales de esa Iglesia, que a traves de sus publicaciones, han unido sus fuerzas con los de la social democracia y por consiguiente con los anexionistas de nuevo tipo, los del negocio de la contra y el terrorismo, y todos unidos buscando la destruccion paulatina de la ideologia revolucionaria, la unidad revolucionaria y el apoyo del pueblo al proceso cubano, su partido y sus dirigentes historicos.

    Como se podra constatar, es necesario una constante advertencia a las masas en Cuba sobre los diferentes sectores internos y externos a los que se esta enfrentando el proceso cubano, pero no con una propaganda de papel y colorido, sino con datos, argumentos y personajes de carne y hueso, que son bien conocidos asi como su jefe principal, para que cada situacion sea analizada con profundidad y la seriedad que requieren estos hechos, situaciones y personajes, ya que la lucha es directamente con el Gobierno de los Estados Unidos de America, los mercenarios y apatridas que le sirven al Imperio, son sus armas mas preciadas, pero que nunca se olvide que la lucha es a muerte con el Imperio del Norte Revuelto y Brutal que nos desprecia y nos quiere destruir por todas la vias y metodos posible.

    • Rodrigo dijo:

      maravilloso!!!!

  • Venancio Avila Guerrero dijo:

    Es cierto que Cuito Cuanavale, significo el “El Waterloo del Apartheid”, dijo Oliver Tambo.Tuve la oportunidad de dirigir el 71 Grupo Tactico, compuesto por mas de 1200 efectivos y participar directamente en todos los combates del mes de febrero y marzo de 1988, asi como cumplimentar y dirigir mas de 1000 misiones de diversos tipos, bajo el fuego certero y estremecedor de los cañones G-5 y G-6, empleado por los sudafricanos, asi como su aviación y otros medios de fuego. La combinación del empleo de los campos minados y las acciones combativas de las tropas, apoyadas por la aviacion y el fuego de la artilleria, fueron el puntillazo para la derrota definitiva en el campo de batalla de las fuertes agrupaciones del enemigo, todo esto conjugado por la acertada direccion y estragia planteada por nuestro invicto Comandante en Jefe, la participacion directa en la materializacion de estas decisiones del Ministro de las FAR y el EMG, y el ulterior cumplimiento en el teatro de operaciones militares en condiciones estremadamente dificiles desde el punto de vista geografico y en un escenario de una topografia totalmente desconocida para nuestras tropas, pero la cooperacion hermanada entre las aguerridas tropas angolanas, la SWAPO y nuestras unidades, dieron al traste de provocarle al enemigo una derrota sin limtes en la historia del arte militar. Sentarlos en la mesa de conversaciones y tener que rendirse, no solo militarmente sino diplomaticamente tambien. Estos logros y exitos, estuvieron y estan en la mente de todos los revolucionarios del mundo y especialmente en los familiares que tuvieron que lamentar la perdida de un familiar o la limitacion fisica respectivamente, hacia ellos y familiares siempre estara presente el mas profundo reconocimiento de todo nuestro pueblo. En este 25 Aniversario aprovecho para enviarle un mensaje de felicitacion a todos los combatientes que tuvimos la oportunidad de formar parte de esta rica historia y fundamentalmente a los aguerridos combatientes de nuestro grupo tactico que parmanecimos 493 dias en ese alejado rincon de la geografia.

    • riquildo dijo:

      saludos Venancio Avila, fui jefe Asesor de la segunda Agrupación Artillera,pienso que de todo lo que vivimos allí falta mucho por escribir, actos heroicos que aun no se conocen y muchos héroes anónimos que en su gran mayoría no rebasaban los 20 años, ah! son 28 años de la gran Victoria aquel 23 de Marzo de 1988, ayer leí que 18 y hoy que 25. ojala nos encontremos muchos en el 30 aniversario (2018), pero allá en Cuito.

  • Enrique Rojas dijo:

    Al leer este reportaje recuerdo con admiración y mucho orgullo lo que hicieron los combatientes de Cuba, junto a los patriotas angoleños y los combatientes de SWAPO, no siendo cubano mi admiración y respeto a todos quienes dejaron su vida por la libertad de Angola, Namibia y el fin del apartheid que permitió una Sudáfrica sin segregación.

  • susana dijo:

    Estoy escribiendo A DIAS de la muerte de Mandela y aún conociendo la solidaridad del pueblo cubano ( recuerdo cuando nos ofrecieron su ayuda en medio de la guerra de Malvinas ), me emociona la profundidad sin límites de su entrega para defender la libertad e independencia de los pueblos, aun los más lejanos. Gracias pueblo cubano . Gracias Fidel

  • Cinta2 dijo:

    Tuve la oportunidad de ser uno entre tantos combatientes que defendieron el suelo angolano de Cuito Cuanavale, que dias aquellos!!!. Mi ubicación permanente en Menongue y desde allí el apoyo incondicional a todas las tropas que “bajaban” para Cuito, en las antiaéreas siempre con la moral muy en alto y la fé eterna en la victoria.
    Vienen a mi mente personas que al fragor de los combates nos hicimos hermanos. Hermanos de verdad, forjados al calor de cada combate, por un ideal común: Extirpar ese flagelo llamado apartheid, que tanto daño hizo en el continente africano.
    Cuanto heroísmo el de nuestro pueblo, cuanta valía la de los cubanos, los mismos que hoy salvan vidas inocentes del virus del Evola en ese mismo continente.
    En la historia de Africa habrá de escribirse un antes y un después de Cuito Cuanavale.
    Gloria eterna a los héroes de la patria!!!
    Gloria eterna a mis hermanos caídos en Cuito Cuanavale!!!
    Viva el glorioso pueblo de Cuba!!!

  • aglezmachin@hotmail.com dijo:

    Solo digo viva la paz no religion no rasismo viva el ser humano, el mundo y su ser de ser VIVA Fidel y sus aciones grasias comandante hasta la victoria siempre

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Piero Gleijeses

Piero Gleijeses

Piero Gleijeses es profesor de política exterior de Estados Unidos en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados (SAIS), de la Universidad Johns Hopkins. Ha publicado, entre otros, el libro “Visiones de la Libertad: La Habana, Washington, Pretoria y la lucha por el sur de África , 1976-1991”.

Vea también