Inicio » Opinión  »

Calendarios

2 enero 2013 | 38

CalendarioNo hay meses tan irreconciliables como diciembre y enero, tal vez porque la Navidad es el único opio autorizado, programado y establecido por las cláusulas de la cultura occidental. Los veinte primeros días de diciembre son otra cosa, quizás hasta Noche Buena, aunque yo creo que ya desde antes uno empieza a notar cómo los ánimos se estilizan o se engalanan y todo pasa a ser un tanto más artificial o ruidoso.

Los primeros días de enero son aún peores. Las resacas siempre son peores. Hasta que pasados los Reyes Magos las semanas empiezan a coger su forma y el curso de la vida real toma su ritmo definitivo. A veces artrítico, a veces veloz, pero siempre implacable. Por regla general, en Cuba, país que parte y que sobrevive de continuas y renovadas transculturaciones, los rituales de fin de año no tienen absolutamente nada que ver con la tradición cristiana, sino con la tradición de la juerga estentórea y la gesticulación excesiva.

La gente no recuerda ningún nacimiento, sino sus propias y muy justificadas razones -la supervivencia a toda costa, por ejemplo- para sacar el pie del acelerador al menos durante un par de semanas y entregarse al ocio y a la reunión familiar.

Sin embargo, si lo pensamos bien, el antagonismo de diciembre y enero no viene precisamente por la rutinaria y a menudo postiza celebración de fin de año -un año empieza o termina cuando uno menos lo imagina, y no cuando lo dicta la traslación terrestre- sino porque diciembre y enero son meses de una identidad colosal, meses con voz propia, con egos dañinos que sacan chispas sobre las piedras comunes de la cercanía voraz.

Solo comparables, ambos, con abril, un mes poderosísimo, que sobrevive ileso todos los estereotipos y las postales de la primavera, pues, como diría Eliot, “abril es el mes más cruel, engendra lilas de la tierra muerta, mezcla memoria y deseo…” En verdad, abril no es más fuerte que diciembre o enero, pero lo parece. Mayo definitivamente no es rival, mes de lluvias que ya ni siquiera existen. Marzo, el pobre, un mes tan largo y tan gris. Todo el mundo quiere que pase rápido. O febrero, gracioso pero breve.

Febrero debiera anexarse a marzo, aprovechar ese tamaño, recuperar el esplendor y los días que enero alguna vez le arrebató. Si no sucediera eso, si la laboriosidad de febrero no utilizase las largas praderas de marzo y este, a su vez, no se agenciara astutamente las inquietas virtudes de un mes tan corto, cercano e indefenso, entonces ninguno de los dos rebasará nunca esa mala fama que los recorre y que los resume, para todo menos para las zafras, como un tiempo áspero e inerte.

A mí me place junio, por su austeridad, pero no julio o agosto, indiscernibles y groseros. Uno llega a pensar que julio y agosto son un mismo mes, pero sus soldaduras son torpes, no forman una verdadera alianza, sino una masa bruta de estridencia y calor.

Septiembre es casi junio, pero su austeridad no es tal. Septiembre es más bien un mes escurridizo y su silencio entraña peligros. No es un mes sincero. Uno no sabe con lo que septiembre puede aparecerse, es como un gato consentido y aristócrata.

Mucho mejor, en cualquiera de los casos, la arrogancia juvenil de octubre, disparatado en ocasiones, pero atrevido siempre. Noviembre, sin embargo, es un mes enfermo, terminal. Un mes viejo y débil, que inspira compasión (solo hay que escuchar “Un día de noviembre”, de Brouwer), y que apenas se hace sentir. Noviembre no estorba, jamás, la entrada de los veinte primeros días de diciembre.

Fechas rabiosas que darán paso a la Navidad, pero como la Navidad padece la expectativa que genera su llegada, nunca sucede en ella nada importante. Uno podrá percatarse, si no ha bebido lo suficiente, que las dichas que espera para el año nuevo, o los fracasos que pretende espantar, ya le sucedieron en el año anterior, porque las cosas trascendentes no se viven, se recuerdan. Y ocurren en tiempos ásperos. Como marzo. O en días austeros. Como junio.

(Tomado de OnCuba)

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Manolo dijo:

    La Natividad del Señor, o Navidad, no es ningún opio para nadie, señor autor.

  • Pepe dijo:

    Para Carlos Manuel
    El único opio que veo es tu empeño (y el de tantos) en que perdamos nuestras raíces y olvidemos de donde venimos. El ser humanó es un animal de hábitos y costumbres, como contaba la zorra del cuento El principito. Por eso hay horarios, cumpleaños, buenas costumbres, recuerdos, amistad, etc, etc. Es lo único que no podemos darnos el lujo de perder… La Navidad (Nacimiento de Jesus) es una fecha muy importante porque nos recuerda de donde partió todo, aunque esté desvirtuada en algunos casos.
    Gracias.

  • Duviesky Turiño Gómez dijo:

    PARA MI LOS DIAS DE FIN DE AÑO SON EN BUENA MEDIDA ESPECIALES – SE TRATA DE LOS ULTIMOS DIAS DEL AÑO QUE TRANSCURRE-
    PARA MI PERSONALMENTE SON DIAS UN POCO TRISTES Y CONFIESO QUE NO ME GUSTAN NI LOS DIAS DE FIN DE AÑO NI DE CUMPLEAÑOS, ES MI CASO CLARO…
    PERO POR EJEMPLO ESOS DIAS SON CUANDO LAS FAMILIAS SE UNEN TODAS A CELEBRAR Y SE VIVEN DIAS MUY DE FIESTA Y REUNION FAMILIAR, AMBIENTE DE SALIR, FESTEJAR, ETC…
    EN OTROS PAISES, QUE HE ESTADO, LOS DIAS DESDE QUE EMPIEZA DICIEMBRE YA SE RESPIRA EL AMABIENTE DE NAVIDADES, SE QUE SON OTRAS CULTURAS, PERO PORQUE AQUI EN CUBA SE HACE TAN POCO CASO A LOS DIAS FINALES DEL AÑO, PORQUE NO SE DAN MAS DIAS PARA ESTE DISFRUTE, SABIENDO QUE LA GENTE VA A LOS TRABAJOS A CASI “NI TRABAJAR” PUES EL AMBIENTE QUE SE RESPIRA ESOS DIAS EN LOS TRABAJOS ES DE “COMO SE HARAN LAS FIESTAS EN CASA”…CREO EN MI OPINION QUE SE DEBERIA PENSAR EN ESO CON DETALLE…OFERTAR MAS DIAS FERIADOS A LA GENTE QUE PASA EL AÑO ENTERO TRABAJANDO…POR EJEMPLO DESDE EL DIA 24 HASTA EL DIA 2 DE NERO, UN EJEMPLO QUE PONGO!!
    MAS QUE PARA NOSOTROS EN CUBA SE NOS JUNTA LOS DIAS DE FIN DE AÑO CON EL ANIVERSARIO DEL TRIUNFO DE NUESTRA REVOLUCIÓN…QUE MEJOR OPORTUNIDAD ESTA PARA HACER DE LOS ULTIMOS DIAS DEL AÑO Y LOS PRIMEROS DEL SIGUIENTE UNA FIESTA DE DIAS FESTIVOS PARA CADA CUBANO QUE HECHA EL CORAZON PARA ADELANTE EN LOS TRABAJOS DIA A DIA?
    NO SE SI ESTE EQUIVOCADO PERO ES MI OPINION PERSONAL RESPECTO A LOS DIAS FESTIVOS DE FIN Y NUEVO AÑO.
    EL CALENDARIO NO ES SOLO PARA CONTABILIZAR LOS DIAS, A MI JUICIO.

  • credito dijo:

    la tradicion crsitiana se troncho en Cuba en la zafra de los 70, despues la quitaron, asi que periodista, antes de exponer sus criterios estudie un poco de lo sucedido en su pais

  • Rosa C. Báez "La Polilla Cubana" dijo:

    Y Marzo? por qué es triste??? :P

  • Lord Marcheco dijo:

    Este parece que tenía las neuronas medio aburridas. Esto es un coñazo, como dicen los españoles

  • Guille dijo:

    Ah, y se me pasó: ¿A qué viene hablar de Reyes Magos cuando los niños cubanos no saben qué es eso?

  • G. Bruno dijo:

    Metaforicamente: Es un opio destilado para que lo fumen los que por su edad no han aprendido que hay otras alternativas de pensar.

    Empiricamente: Son pocas las practicas religiosas que en sus comienzos no hayan utilizado sustancias alucinogenas, como el peyote, la marihuana, los hongos, etc. acompañados con buenas dosis nicotiana tabacum y ron. Cuando las deidades se resisten a aparecer unos cuantos buches de estos brebajes de brujas traen todos los santos y hasta el mismo diablo a la fiesta.
    Esquizofrenia colectiva.
    El autor tiene razon.

  • xxx dijo:

    Pura basura el artículo este

  • Julie dijo:

    A mi me gustó el artículo, y bueno Guille yo nací en el 90 y si supe cuando niña a pesar de los pesares la historia de los Reyes Magos, incluso mi madre me hacía modestos pero añorados regalos.

  • julio del toro dijo:

    igual, lo mismo con lo mismo

  • Juana Margarita dijo:

    Indudablemente leo esto que escribes y me resisto a decirlo pero lo digo, tienes madera de buen escritor ,claro con la irreverencia que te dan esos pocos años que tienes ,pero armas un rejuego literario con tu criterio tan personal de los meses, que al final te queda bonito, no te quiero tildar de desagradecido y yo no soy una politiquera pero mira tú, no hablas del 1ro de enero que te permitió ser ¿periodista o estudiante de periodismo? no sé, sin pagar un centavo , bueno a veces la juventud inocentemente es cruel y hace estas cosas.
    Me excuso de antemano si tus progenitores descienden de millonarios, a lo mejor la carrera la hubieras estudiado en Yale, pero sino ese 1ro de enero y tú inteligencia te ayudaron mucho.
    La Navidad es linda, nos renueva la Fe y un Fin de Año también, no te imaginas con la cantidad de años que tengo a cuantos ateos e incrédulos he escuchado en todo este tiempo decir en momentos terribles de sus vidas…Ay Dios mío… (Sálvalo, ayúdalo, cúralo etc., etc.) Se olvidan del ateísmo, de la incredulidad y del como tú llamas “opio” y a pedir a Dios con todas sus fuerzas se ha dicho.
    Se dejan detrás alegrías, frustraciones, éxitos o dolores, quedan atrás ya para siempre, solo subsiste el recuerdo para contar a hijos, nietos o sobrinos.
    Pero inevitablemente pende sobre nosotros la pregunta de todos los años, que no nos hacemos ni en Abril, ni en Agosto aunque tú le quieras dar más importancia a algunos meses, siempre en Diciembre nos preguntamos:
    ¿Cómo vendrá el próximo año?
    Ah, en lo personal, no te metas ni con febrero ni con marzo, en ellos nacieron mi sobrina, nací yo, mi madre y ni hermano…y creo que Chaplin y un grupo de personas muy importante….
    Mira por ejemplo para la Primera Bailarina Viengsay Valdés este año esta cargadito, la han invitado a bailar en compañías importantísimas del mundo, el público conocedor está ansioso por ver bailar a la magnífica cubana.
    A ti Carlos Manuel, lo mejor para este 2013, te deseo que cada mes de este año que comienza publiques una crónica que te haga más maduro, más poeta y más inquietante.

  • Duviesky Turiño Gómez dijo:

    Juana Margarita, excelente tu escrito, y diría que mejor fundamentado que el del periodista… No le quito el mérito al que publica pero sin dudas es real que esta equivocado en algunas cuestiones.
    Gracias por tu reflexión.
    Saludos y feliz 2013

  • angela dijo:

    Si es un opio, es verdad, que me van a decir que alguna gente no respeta ninguna religión y cometen cualquier clase de barbaridad en contra de los más débiles sin importarle que sea época de celebrar o guardar algún día religioso, sea la religión que sea. Santa Claus, disfraz de más de un pedófilo; yo soy católica y respeto esa época pero ya para mí la gastadera en diciembre para lucirle a los demás y en enero limpia como talon de lavandera pasó hace rato. Estos meses si es cierto dedicárselo a los niños, para ellos es la navidad; desde que existe la web sabemos que hay niños que ni festejan en su país porque están en guerra.
    Saludos desde Venezuela

  • LEO dijo:

    feliz año nuevo, le juro señor autor, que he leído el articulo varias veces, y entiendo muy poco, del enredo literario de palabras, que trata de hacer, para hablar de los meses, que para cada quien tiene una significación especial, soy profesional y al lado tengo a mi hermano, que le gustar leer, y no acabamos de entenderlo, la navidad, para nada, es un opio, ni nada superficial, para algunos tiene un sentido religioso con el nacimiento del niño Jesús, para otros es el reencuentro con sus familiares, que no han vistos, durante el año, por varias razones, si familia, que es la célula, de cualquier sociedad, es el análisis de lo que hicimos o dejamos de hacer, o no nos dejaron hacer, diciembre es diferente a todos los meses, aunque usted le reste importancia, afortunadamente poco a poco lo vamos recuperando, para gustos o disgustos de algunos fósiles, para juntos celebrar, si, el glorioso triunfo de nuestra revolución, pero también, celebrar la navidad, que aunque proviene de la cultura occidental,como usted dice,hace decenas de años, es parte de la idiosincrasia y cultura de este pueblo, porque sepa usted que antes del domingo, estuvo, primero el sábado, y esta sociedad, es de inclusión, para todos, religiosos( católicos, musulmanes, etc.) y no religiosos

    Para juana margarita:
    El 1ro de enero de 1959,nunca lo olvidaremos, que hizo de este pueblo, un pueblo mucho mas culto y con un nivel de instrucción superior, brindó la posibilidad de estudiar, a muchos jóvenes, mas no le dio el talento para hacerlo, ni para graduarse, eso lo tenia que poner el estudiante, hay algo que se llama servicio social, que es parte del pago a la sociedad, mas otros tantos años de servicio, que sea gratis hasta cierto punto, no quiere decir, que sea para siempre el pago

  • Kira y Gaston dijo:

    carlos Manuel, no quiero reiterar lo ya dicho por otros foristas, pero debes documentarte mejor en lo que escribes, me extraña seas de la graduacion de periodistas actuales, pues a ellos se le enseña lo que me parece no dominas muy bien

  • claudia dijo:

    Una maravilla!!! Otra vez.

  • cARLOTA dijo:

    que intolerante es la gente, señora porq no se haya mencionado el primero de enero no significa q uno sea desagradecido, simplemente no tiene q ver con eso, habla a grandes rasgos me parece a mi. me gusto mucho, felicidades al autor.

  • cubanum dijo:

    Ahhhhhh… Siiiiiiiiiiiiii ABRIL !!!!Poderoso!!!!

    Pobre, Carlos, te verás traspasado por las flechas de los inquisidores. Descuida, que otros te curaremos.

    Y si muchacho… Los niños saben que son los Famosos Reyes Magos, pero como son una tradición cristiana, muchas familias no lo practican. Y según sepa, ninguna resolución dice que se debe practicar por ley. Y creo que en Cuba hay libertad de credo o no credo.

  • Lis@ dijo:

    Por favor la navidad para usted no significara nada…. pero hay un gran grupo de cubanos ke la esperan con gran alegría y cargados de la tan necesaria fe, entre los cuales me incluyo.

  • Mostrando 20 de 38 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Carlos Manuel Álvarez

Matanzas, 1989. Graduado de Periodismo (2013) en La Universidad de La Habana y colaborador de Cubadebate.

Vea también