Imprimir
Inicio » Opinión  »

¿Disidentes o traidores?

| 21

La “prensa libre” de Europa y las Américas -esa que mintió descaradamente al decir que existían armas de destrucción masiva en Iraq o que calificó de “interinato” al régimen golpista de Micheletti en Honduras- ha redoblado su feroz campaña en contra de Cuba. Se impone, por lo tanto, distinguir entre la razón de fondo y el pretexto. La primera, y que establece el marco global de esta campaña, es la contraofensiva imperial desencadenada desde los finales de la Administración Bush y cuyo ejemplo más rotundo fue la reactivación y movilización de la IV Flota. Contra los pronósticos de algunos ilusos esta política, dictada por el complejo militar-industrial, no sólo se continuó sino que se profundizó mediante el reciente tratado firmado por Obama y Uribe mediante el cual se concede a los Estados Unidos el uso de por lo menos siete bases militares en territorio colombiano, inmunidad diplomática para todo el personal estadounidense afectado a sus operaciones, licencia para introducir o sacar del país cualquier clase de cargamento sin que las autoridades del país anfitrión puedan siquiera tomar nota de lo que entra o sale y el derecho de los expedicionarios norteamericanos a ingresar o salir de Colombia con cualquier carnet que acredite su identidad. Como si lo anterior fuera poco, la política de Washington reconociendo la “legalidad y legitimidad” del golpe de estado de Honduras y las fraudulentas elecciones subsecuentes es una muestra más de la perversa continuidad que liga las políticas implementadas por la Casa Blanca, con independencia del color de la piel de su principal ocupante. Y en esa contraofensiva general del imperio, el ataque y la desestabilización de Cuba juega un papel de gran importancia.

Estas son las razones de fondo. Pero el pretexto para este relanzamiento fue el fatal desenlace de la huelga de hambre de Orlando Zapata Tamayo, potenciado ahora por idéntica acción iniciada por otro “disidente”, Guillermo Fariñas Hernández y que será seguida, sin duda, por las de otros partícipes y cómplices de esta agresión. Como es bien sabido, Zapata Tamayo fue (y sigue siendo) presentado por esos “medios de desinformación de masas-como adecuadamente los calificara Noam Chomsky- como un “disidente político” cuando en realidad era un preso común que fue reclutado por los enemigos de la revolución y utilizado inescrupulosamente como un mero instrumento sus proyectos subversivos. El caso de Fariñas Hernández no es igual, pero aún así guarda algunas similitudes y profundiza una discusión que es imprescindible dar con toda seriedad.

Es preciso recordar que estos ataques tienen una larga historia. Comienzan desde el triunfo mismo de la revolución pero, como política oficial y formal del gobierno de Estados Unidos  se inician el 17 de Marzo de 1960 cuando el Consejo de Seguridad Nacional aprueba el “Programa de Acción Encubierta” contra Cuba propuesto por el entonces Director de la CIA, Allen Dulles. Parcialmente desclasificado en 1991, ese programa identificaba cuatro cursos principales de acción, siendo los dos primeros “la creación de la oposición” y el lanzamiento de una “poderosa ofensiva de propaganda” para robustecerla y hacerla creíble. Más claro imposible.  Tras el estruendoso fracaso de estos planes George W. Bush crea, dentro del propio Departamento de Estado, una comisión especial para promover el “cambio de régimen” en Cuba, eufemismo utilizado para evitar decir “promover la contrarrevolución”. Cuba tiene el dudoso privilegio de ser el único país del mundo para el cual el Departamento de Estado ha elaborado un proyecto de este tipo, ratificando de este modo la vigencia de la enfermiza obsesión yankee por anexarse a la isla y, por otro lado, lo acertado que estaba José Martí cuando alertó a nuestros pueblos sobre los peligros del expansionismo norteamericano.  El primer informe de esa comisión, publicado en 2004, tenía 458 páginas y allí se explicitaba con gran minuciosidad todo lo que se debía hacer para introducir una democracia liberal, respetar los derechos humanos y establecer una economía de mercado en Cuba. Para viabilizar este plan se asignaban 59 millones de dólares por año (más allá de los que se destinarían por vías encubiertas), de los cuales 36 millones estarían destinados, según la propuesta, a fomentar y financiar las actividades de los “disidentes”. Para resumir, lo que la prensa presenta como una noble y patriótica disidencia interna parecería más bien ser la metódica aplicación del proyecto imperial diseñado para cumplir el viejo sueño de la derecha norteamericana de apoderarse definitivamente de Cuba.

Dicho lo anterior se impone una precisión conceptual. No es casual que la prensa del sistema hable con extraordinaria ligereza acerca de los “disidentes políticos” encarcelados en Cuba. Pero, ¿son “disidentes políticos” o son otra cosa? Sería difícil de decir que todos, pero con toda seguridad la mayoría de quienes están en prisión no se encuentran allí por ser disidentes políticos sino por una caracterización mucho más grave: “traidores a la patria.” Veamos esto en detalle. En el célebre Diccionario de Política de Norberto Bobbio el politólogo Leonardo Morlino define al disenso como “cualquier forma de desacuerdo sin organización estable y, por tanto, no institucionalizada, que no pretende sustituir al gobierno en funciones por otro, y tanto menos derribar el sistema político vigente. El disenso se expresa sólo en el exhortar, persuadir, criticar, hacer presión, siempre con medios no violentos para inducir a los decision-makers a preferir ciertas opciones en lugar de otras o a modificar precedentes decisiones o directivas políticas. El disenso nunca pone en discusión la legitimidad o las reglas fundamentales que fundan la comunidad política sino sólo normas o decisiones bastante específicas.” (pp. 567-568)  Más adelante señala que existe un umbral el que, una vez traspasado, convierte al disenso, y a los disidentes, en otra cosa. “El umbral es cruzado cuando se ponen en duda la legitimidad del sistema y sus reglas del juego, y se hace uso de la violencia: o cuando se incurre en la desobediencia intencional a una norma; o, por fin, cuando el desacuerdo se institucionaliza en oposición, que puede tener entre sus fines también el de derrumbar el sistema.” (p. 569)  En la extinta Unión Soviética dos de los más notables disidentes políticos, y cuyo accionar se ajusta a la definición arriba planteada, fueron el físico Andrei Sakharov y el escritor Alexander Isayevich Solzhenitsyn; Rudolf Bahro lo fue en la República Democrática Alemana; Karel Kosik, en la antigua Checoslovaquia; en los Estados Unidos sobresalió, al promediar el siglo pasado, Martin Luther King; y en el Israel de nuestros días Mordekai Wanunu. científico nuclear que reveló la existencia del arsenal atómico en ese país y por lo cual se lo condenó a 18 años de cárcel sin que la “prensa libre” tomara nota del asunto.

La disidencia cubana, a diferencia de lo ocurrido con Sakharov, Solzhenitsyn, Bahro, Kosik, King y Wanunu, se encuadra en otra figura jurídica porque su propósito es subvertir el orden constitucional y derribar al sistema. Además, y este es el dato esencial, pretende hacerlo poniéndose al servicio de una potencia enemiga, Estados Unidos, que hace cincuenta años agrede por todos los medios imaginables a Cuba con un bloqueo integral (económico, financiero, tecnológico, comercial, informático), con permanentes agresiones y ataques de diverso tipo y con una legislación migratoria exclusivamente desarrollada (la “Ley de Ajuste Cubano”) para la isla y que estimula la migración ilegal a Estados Unidos poniendo en peligro la vida de quienes quieren acogerse a sus beneficios. Mientras Washington levanta un nuevo muro de la infamia en su frontera con México para detener el ingreso de inmigrantes mexicanos y a los procedentes de Centroamérica, concede todos los beneficios imaginables a quienes, viniendo de Cuba, pongan pie en su territorio. Quienes reciben dinero, asesoría, consejos, orientaciones de un país objetivamente enemigo de su patria y actúan en congruencia con su aspiración de precipitar un “cambio de régimen” que ponga fin a la revolución, ¿pueden ser considerados “disidentes políticos”?

Para responder olvidémonos por un momento de las leyes cubanas y veamos lo que establece la legislación en otros países. La Constitución de Estados Unidos fija en su Artículo III, Sección 3 que “El delito de traición contra los Estados Unidos consistirá solamente en tomar las armas contra ellos o en unirse a sus enemigos, dándoles ayuda y facilidades.” La sanción que merece este delito quedó en manos del Congreso;  en 1953 Julius y Ethel Rosenberg  fueron ejecutados en la silla eléctrica acusados de traición a la patria por haberse supuestamente “unido a sus enemigos” revelando los secretos de la fabricación de la bomba atómica a la Unión Soviética. En el caso de Chile, el Código Penal de ese país establece en su Artículo 106 que “Todo el que dentro del territorio de la República conspirare contra su seguridad exterior para inducir a una potencia extranjera a hacer la guerra a Chile, será castigado con presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo. Si se han seguido hostilidades bélicas la pena podrá elevarse hasta la de muerte.” En México, país que ha sido víctima de una larga historia de intervencionismo norteamericano en sus asuntos internos, el Código Penal califica en su artículo 123 como delitos de traición a la patria una amplia gama de situaciones como realizar “actos contra la independencia, soberanía o integridad de la nación mexicana con la finalidad de someterla a persona, grupo o gobierno extranjero; tome parte en actos de  hostilidad en contra de la nación, mediante acciones bélicas a las órdenes de un estado extranjero o coopere con este en alguna forma que pueda perjudicar a México; reciba cualquier beneficio, o acepte promesa de recibirlo, con en fin de realizar algunos de los actos señalados en este artículo; acepte del invasor un empleo, cargo o comisión y dicte, acuerde o vote providencias encaminadas a afirmar al gobierno intruso y debilitar al nacional.” La penalidad prevista por la comisión de estos delitos es, según las circunstancias, de cinco a cuarenta años de prisión. La legislación argentina establece en el artículo 214 de su Código Penal  queSerá reprimido con reclusión o prisión de diez a veinticinco años o reclusión o prisión perpetua y en uno u otro caso, inhabilitación absoluta perpetua, siempre que el hecho no se halle comprendido en otra disposición de este código, todo argentino o toda persona que deba obediencia a la Nación por razón de su empleo o función pública, que tomare las armas contra ésta, se uniere a sus enemigos o les prestare cualquier ayuda o socorro.”

No es necesario proseguir con esta somera revisión de la legislación comparada para comprender que lo que la “prensa libre” denomina disidencia es lo que en cualquier país del mundo -comenzando por Estados Unidos, el gran promotor, organizador y financista de la campaña anticubana- sería caratulado lisa y llanamente como traición a la patria, y ninguno de los acusados jamás sería considerado como un “disidente político.” En el caso de los cubanos, la gran mayoría de los llamados disidentes (si no todos) están incursos en ese delito al unirse a una potencia extranjera que está en abierta hostilidad contra la nación cubana y  recibir de sus representantes -diplomáticos o no- dinero y toda suerte de apoyos logísticos para, como señala la legislación mexicana, “afirmar al gobierno intruso y debilitar al nacional.” Dicho en otras palabras, para destruir el nuevo orden social, económico y político creado por la revolución. No sería otra la caracterización que adoptaría Washington para juzgar a un grupo de sus ciudadanos que estuviera recibiendo recursos de una potencia extranjera que durante medio siglo hubiese acosado a los Estados Unidos con el mandato de subvertir el orden constitucional.  Ninguno de los genuinos disidentes arriba mencionados incurrieron en sus países en tamaña infamia. Fueron implacables críticos de sus gobiernos, pero jamás se pusieron al servicio de un estado extranjero que ambicionaba oprimir a su patria. Eran disidentes, no traidores.

* Una versión abreviada de este artículo fue publicada por Página/12 (Buenos Aires) el 23 de Marzo de 2010.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Willy (Cubano en Mexico DF) dijo:

    Pues que mas se podria decir?, todos ellos reciben dinero, y buscan protagonismo en los medios para que vean que si estan haciendo su trabajo, al hacer creer que son miles de millones y que estan desestabilizando al sistema politico cubano, el error de estos mal llamados disidentes, es que no saben, que solo 3 o 4 se estan llenando los bolsillos y a ellos les dan migajas, por ejemplo, la Pollan esa es la que se lleva el billeton enviado a las damas de blanco, las otras tienen su misero salario que no le alcanza ni para comprarse zapatos para su siguiente marcha, la Martha Beatriz, el mulato canoso y el Elizardo, son lo que se estan clavando el billete, y a sus empleados le pagan una boberia, luego entre ellos mismos estan faja´os por problemas economicos, en fin, todo es por dinero, y en el fondo, hasta apoyarian una invasion militar a la patria, pero bueno, nadie les cree el cuento, solo que dejan billete tambien a los medios poderozos.

  • Dardo Ribas dijo:

    COLOSAL LA EXPLICACIÓN DE DON ATILIO,
    UN MAESTRO INTERMINABLE…

    Yo me voy a permitir mi comentario de rutina y un poquito de humor hacia el final para descomprimir un poco…

    DOLOROSO ADJETIVAR,
    PERO… NO QUEDA OTRA VARIANTE.

    LOS LLAMADOS “DISIDENTES”
    SON LA QUINTA COLUMNA DEL ENEMIGO

    Una cosa es disentir, criticar desde una construcción ética; con nobleza y en función de aportar para que la sociedad mejore en su conjunto… Otra, servir a un enemigo exterior como es el caso que nos ocupa.

    Está bien que el pueblo se movilice y demande correcciones al rumbo de los gobernantes. En Argentina o en Cuba, en Alemania o en la China. Lo contrario, representaría convalidar una actitud paternalista, careciente de protagonismo, conservadora y donde siempre se pretende que los dirigentes solucionen la multiplicidad de problemas que surgen en todas las sociedades.

    Lo repugnante, es observar cómo toda esta avalancha de los medios pro imperio ignoraron, olímpicamente, a lo largo de décadas, las extraordinarias movilizaciones populares que respaldaron y respaldan a la Revolución.

    Si de marchas se trata, en ningún país del mundo que conocemos se registraron las que tuvieron lugar en Cuba a lo largo de décadas. Para apoyar y convalidar el proceso revolucionario, no para denostarlo.

    Yo he visto concentraciones de más de un millón de personas en el Malecón y en otras localidades. Algo tan impresionante que no recuerdo precedentes en Argentina. La corrección, el orden, la conciencia de toda esa gente, parece que no conmueve a diarios como “El País” y otros; pero sí, la escuálida marcha de veinticinco provocadoras, flanqueadas por espías de la SINA, CIA y sus equivalentes europeos.

    Precisamente, es ahí donde aparece la diferencia entre el gobierno revolucionario de Cuba y las mal llamadas “democracias occidentales” que sólo sacralizan el acto del voto; la jornada electoral, donde triunfa una u otra variante de los partidos burgueses y que crea la engañifa colectiva de creer que los representantes elegidos van a controlar al llamado “Ejecutivo”, cuando luego se lanzan a manejos politiqueros y planes personales con el objeto de posicionarse en o con el poder político. Cualquier analogía con lo que ocurre en Argentina… no es casualidad.

    Estas mujeres llamadas “Damas de blanco” no representan a nadie. Su maniobra ha quedado al descubierto y el pueblo cubano las ignora mayoritariamente. El reconocer que toman dineros del circuito contrarrevolucionario del enemigo las ha descalificado en toda la línea de su accionar.

    Ni qué hablar de los “huelguistas del tubo digestivo”. Se mueran o no, el mundo puede observar que su maniobra es puro oportunismo amparado por estos descarados señores extranjeros que ahora vemos caminando entre el puñado de “disidentes” y operando de manera evidente con sus centrales de espionaje y conspiración.

    Ni siquiera en esta parodia han tenido un rasgo de inteligencia. Mucha estructura de medios de todo tipo, pero la torpeza que han cometido con su pública exposición los ha dejado de bruces ante cualquier espíritu medianamente esclarecido.

    “El País”, “Clarín” y toda la retahíla de publicaciones pro imperio del continente y de Europa se están quedando sin argumentos -nunca los tuvieron-, y se nota cómo han bajado los decibeles al mismo tiempo.

    Ya expliqué, modestamente, en otra intervención, cuál es la dinámica elegida para mover las piezas en el tablero de la manipulación.

    Ahora, están esperando el óbito del señor Fariñas que, por lo visto, se demora.

    Luego del deceso de este individuo acometerán nuevamente y empezarán a apuntalar a otro “valiente” que se anime a seguirle. Digo “luego del deceso”, porque ya no le queda margen para maniobrar. O se muere o, realmente, va a ser tomado absolutamente a la chacota.

    Nos queda la tranquilidad de la ética con que se ha tratado de persuadirlo. Los médicos cubanos lo atienden y la cosa se está tornando teatral.

    Si lo que quería era protagonismo, lo ha tenido en exceso. Incluso, nosotros, los participantes de este espacio, le hemos dedicado cantidad de mensajes. Hasta se le ha instado a que se deje de joder -perdón por el término-, y cuide su atormentada existencia.

    Yo, particularmente, si fuera Fariñas (Dios me libre y guarde) -y ya que está tan ofuscado con la Revolución-, llevaría el asunto hasta la última consecuencia. Aunque sea para resguardar una pizca de la poca credibilidad y honradez que pueda quedarle.

    ¿Qué habría hecho un Samurai? Alguno de aquellos a los que inmortalizó Kurosawa… pues hundirse la espada en el pecho.
    Claro, aquellos luchaban CONTRA LOS BANDIDOS y él -aunque muera-, ESTÁ CON LOS BANDIDOS.

    Lo mejor, obviamente, sería que se arrepienta del majadero papel que ha elegido, formule una autocrítica sincera y se integre al pueblo dejando de prestarle apoyo al enemigo de su país.

    Sí debo reconocer que -en caso de consumar el suicidio-, va a ser desopilante ver el coro de falsas lloronas acompañado de tipos como esos que vimos en videos y fotografías y que son, claramente, los financistas de ese deceso propagandístico.

    No faltará YOANNI y, tal vez, el indeseable de “GORKI” y su pandilla de jineteros, con rostros perturbados y trágicos, sumado al río de tinta y lágrimas artificiales que de inmediato verterán los diarios mencionados, Zapatero y otros “demócratas”, Obama, Uribe y vaya uno a saber cuántos alcahuetes imperiales más.

    El único dolor auténtico procederá de sus familiares, en primer lugar, su pobre madre.

    Ya se dijo que los curas deberían hacerle notar el tremendo pecado en que va a incurrir con este suicidio anunciado.

    También debería considerar Fariñas al pobre sepulturero, que todos los días debe postergar la apertura del sepulcro. Debe ser desgastante, muy estresante.

    Ni qué hablar el trabajo que le espera al pobre hombre si MAURICIO VICENT y todos esos que vimos ayer -tan bien vestidos y con espejuelos oscuros- se deciden a un sacrificio colectivo.

    ¿Qué creen mis compañeros de blog?
    ¿Se inmolarán ellos también en esta cruzada suicida y democrática?

    En verdad, es lo único que les queda para hacerse creíbles.

    Buena madrugada aquí en Argentina. Oscura y silenciosa.

    Si uno no se toma todo esto con un poco de humor, dan ganas de llorar al contemplar tanta desfachatez.

  • Raul Felipe Sosa dijo:

    Fuerte, claro y objetivo. Son unos viles traidores.

  • Guillermo Moran Loyola dijo:

    Yo más bien diría: disidentes, hombres asalariados por el imperio y confundidos, y porque nó, traidores a los que seguimos la revolución.

  • Agustín Dimas López Guevara dijo:

    Me parece que un tema tan profundo y complejo como este, ha sido muy bien tratado por Atilio, en este artículo de página 12 ojalá se pueda publicar en Estados Unidos y la gran prensa de los países de la Comunidad Europea. Al menos los incite a conocer la legislación, en la que cada país, juzga y condena con severas penas los delitos que ellos quieren que en el caso de Cuba, sean tratados como disidentes, cuando obran por el mandato de una potencia extranjera. Las pruebas documentales y testimoniales las tiene el gobierno cubano. ¿A quién habrá que enviarle un dossier con todos estos hechos, si en la ONU, la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra, todos los organismos internacionales están sometidos al interés hegemónico del Imperio? De modo que Cuba y los cubanos seguirán defendiendo su soberanía , los dignos derechos al amparo de su gobierno y sus leyes Revolucionarias para proteger la obra más humana y solidaria, que se construye desde el 1 de Enero de 1959 e irradia por el mundo sus ejemplo inquebrantable. Eso no lo puede tolerar un imperio, que se ha visto derrotado en todos los terrenos contra nuestra Revolución. Gran visión la de Fidel, cuando sentenció que la verdadera lucha iba a comenzar después del triunfo de la Revolución, la lucha contra el imperio, en esta sucia guerra y de variadas estratagemas. Nuestras armas son la unidad, la verdad y la defensa de nuestro proyecto cubano y socialista.
    Agustín Dimas López Guevara

  • Bernal Valdivia dijo:

    Entre sucios y traidores
    Anda rodando el dinero
    Que viene del extranjero
    Para pagar sus favores
    Son lacayos timadores
    Sin causa ni ideología
    Se forman en una orgía
    Para poder disfrutar
    Y vivir sin trabajar
    Gracias a su felonía.

  • ramay dijo:

    Disidentes no, mercenarios…y traidores a la causa de la independencia y soberanía de la tierra donde nacieron..en la revolución de las 13 colonias, los hubieran ejecutado !!

  • Voz popular dijo:

    Daré mi opinión. Yo no soy cubano. Ustedes se podrán dar cuenta de esto por mi estilo de redacción y mi vocabulario. Estos “disidentes” deben estar agradecidos con la Revolución Cubana. Exigen públicamente la caída del régimen y reciben dinero de un gobierno extranjero (Estados Unidos). Eso es considerado traición a la patria en cualquier país. Si la Revolución no fuera generosa, “las damas de blanco” ya debieran estar en la cárcel en espera de la sentencia de muerte.

  • Georgina dijo:

    Exelente articulo, mas claro ni el agua, deseo que Atilio Boron publique este articulo en otro medio asi lo pueda leer mas gente que parece estar ciega sorda y tonta.. Y dejen de hacerle el juego a USA y a los criminales que se prestan por dinero a estas mentiras, Pobre Zapata, lastima de apellido pues desvirtua a otroa Zapatas. Pero mejor muerto que haciendo mas daño, la verdad sera develada no cabe duda.
    Al que parar a estos mercenarios que se multiplican cada dia, hay mucho que defender..
    Obama libera a los Cinco. Obama Free the Five
    Georgina

  • PIO VASQUEZ dijo:

    SALUDOS, HERMANOS DE LOS PUEBLOS DE NUESTRA AMÈRICA, EXCELENTE EXPLICACIÒN DE NUESTRO YA CONOCIDO, INTELECTUAL SEÑOR ATILIO BORÒN.
    EN VERDAD, EL SISTEMA CAPITALISTA, CUAL REPTIL QUE SE RETUERCE DE MUERTE, PRODUCTO DE SU PROPIO “VENENO” (SUS CONTRADICCIONES INMANENTES Y LA FUERZA SOCIAL DE NOSOTROS LOS POBRES Y SUBORDINADOS Y DE NUESTROS VERDADEROS DIRIGENTES DE CLASE) TIENE A SU CUPULA DIRECTRIZ MUNDIAL (LOS SIONISTAS, LOS BANQUEROS USA Y DE LA UE, SARKOZY QUE ACABA DE “ENTERARSE” QUE EL PUEBLO FRANCES HA VOTADO EN SU CONTRA PORQUE TAMBIÈN QUIEREN ALIMENTOS, JUSTICIA , LIBERTAD, DEMOCRACIA, TRABAJO DIGNO Y ADECUADAMENTE REMUNERADO); COMO DECÌA, ESA PLUTOCRACIA MUNDIAL ACTUALMENTE ESTÀ EN JAQUE , Y CUALQUIER HECHO QUE SUCEDA EN LA REALIDAD DEL HEROICO PUEBLO DE CUBA , DE BOLIVIA, DE VENEZUELA , LO PONEN AL SERVICIO DE SUS PROPIOS INTERESES DE CLASE DOMINANTE Y ASI AQUEL, HECHO ES MANIPULADO PARA DESPRESTIGIAR Y TRATAR DE DESTRUIR LAS FORMAS DE GOBIERNO QUE NOSTROS LOS POBRES DECIDIMOS, Y ASI, AHORA ATACAN AL HERMANO PUEBLO DE CUBA.
    2009, 2010 AÑO DE ELECCIONES POLÌTICAS EN LOS PAISES DEL SUR, ESPECIALMENTE EN NUESTRA LATINOAMÈRICA, Y ES MOMENTO DE QUE LA CUPULA DIRECTRIZ DEL SISTEMA CAPITALISTA MUNDIAL TOMA UNA DIRECCIÒN EN CONTRA DE NOSTROS LOS PUEBLOS EMERGENTES Y PLANIFICÒ Y AHORA ORDENA ATAQUES MEDIATICOS A TRAVÈS DE SU PRENSA ESCRITA ENVILECIDA Y SERVIL, A TRAVÈS DE GOBERNANTES Y GOBIERNOS SUMISOS AL IMPERIO, Y EN UNA SIGUIENTE ETAPA A TRAVÈS DE SU EJERCITO MERCENARIO Y ASI, EN ESTOS MOMENTOS , NOS ESTA LLENANDO DE MENTIRA, DE ODIO , DE DESPRECIO HACIA LA HUMANIDAD QUE VA CAMINO AL SOCIALISMO COMO LA ÙNICA ALTERNATIVA DIFERENTE A ESTA SISTEMA CAPITALISTA.

    UNA PRUEBA, ES EL ATAQUE DESMEDIDO HACIA EL HERMANO PUEBLO DE CUBA, Y EN EL PERÙ, UN MINISTRO DE DEFENSA , SE PRONUNCIA Y ACUSA PÙBLICAMENTE A QUE EL HERMANO PUEBLO VENEZOLANO ES PASILLO DE LA COCAINA, HACIA EL MERCADO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTAMÈRICA, MIREN USTEDES ESTIMADOS LECTORES, ESTE MINISTRO PERUANO, HOMBRE DE CONFIANZA DEL OPUS DEI, SUMISO A LOS INTERES FINANCIEROS DE LA PLUTOCRACIA QUE GOBIERNAN EL PERÙ; NO LOGRA COLABORAR ( COMO MINISTRO QUE ES ) Y ARTICULAR NI UNA SOLA POLÌTICA ANTINARCOTICA DEL PERÙ, Y EL EJEMPLO DE ELLO ES LA CORRUPCIÒN Y COMPONENDAS EN EL VALLE DEL RIO APURIMAC Y DEL ENE –VRAE- Y SIN EMBARGO AHORA SALE CON ATAQUES MEDIATICOS CONTRA VENEZUELA, Y CUANDO ALGUIEN HABLA DE NUESTRO PERÙ, GRITAN Y DICEN ¡INJERENCIA EXTRANJERA, SEÑORES DE LA OEA, SANCIONEN A ESE! PERO, CUANDO ELLOS SE INMISCUYEN EN CUBA, EN BOLIVIA , EN VENEZUELA, ALLI SÌ, AL PURO ESTILO USA Y UE, SIN DESPARPAJO SE SIENTEN DUEÑOS DE LA VERDAD, ¿Y LA OEA?.

    EL PUEBLO CUBANO, COMO PAÌS, COMO NACIÒN SE HA GANADO EL MEJOR SITIAL Y PERMANECERÀ ASÌ, EN LA HISTORIA MUNDIAL Y ADEMÀS, NOS DEMUESTRA CADA DÌA, A SER SOLIDARIO CON LOS CAIDOS EN DESGRACIA Y LOS OPRIMIDOS, HE ALLI EL EJEMPLO LO QUE ESTA HACIENDO ANTES, DURANTE Y DESPUÈS DEL SISMO EN EL HERMANO PAIS DE HAITI Y TAMBIÈN EN CHILE Y COMO LO HIZO EN PERÙ EL AÑO 2007, Y POR ESO Y POR SU EJEMPLO EL PUEBLO CUBANO MERECE RESPETO A SU SOBERANÌA, A SUS DECISIONES PARA TOMAR EL ÙNICO CAMINO ALTERNATIVO AL CAPITALISMO : EL SOCIALISMO.

    ¡VIVA CUBA, TERRITORIO LIBRE DE AMÈRICA!
    ¡VIVA LOS PUEBLOS EMERGENTES DEL MUNDO Y SUS LUCHADORES SOCIALES!
    ¡VIVA LA CONVOCATORIA A LA V INTERNACIONAL COMUNISTA, PESE A QUIEN LE PESE!
    ATENTAMENTE
    PIO VASQUEZ

  • carlos rodriguez dijo:

    Cuando uno tiene le posibilidad de leer un articulo como este se da cuenta que si uno pudiera o si fuera periodista escribiera lo mismo,discidentes no mercenarios no,esclavos asalariados eso es lo que son ,vivo en u.s.a y he visto los que han venido por una causa”politica” que son aqui nada ,porque no son nada despues que vienen ya no le sirven pra nada y muchos que no recistian a los “castros”son los primeros que quieren volver porque saben que aqui tienen que sudarla y no vivir del cuento,lo mas triste que esos mercenarios exponen a cuba diariamente ,en la prensa no sale ni una buena noticia d,los almodovar y otros salen en defensa de esos pobrecitos dicidentes que viven sin trabajar y reclutan a presos comunes pra ganar dinero,un mensaje para farinita esa huelga no te la cree nadie ,en una sala de terapia intensiva que aqui estuviera pagando mientras viva ,con un celular y su carona y disculpen pero no tiene otro calificativo”cara de melon”,”ya cansas” hipocrita no te convences ni tu mismo de que eres un patriota.

  • Fedor Fernández Otero dijo:

    Magnífico artículo de Atilio. Por mi parte les voy a decir con Fidel “lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es que estemos ahí en sus propias narices y que le hayamos hecho una Revolución Socialista.
    Sus Lacay@s aquí pobrecit@s se esfuerzan porque les paguen cada vez más, pero recuerden que Roma paga a los traidores, pero los desprecia.
    Al final nadie se acordará de las Damas en blanco.

    Fedor

  • Aristides Rondon Velázquez dijo:

    Fedor,
    Casi 50 años después de que Fidel Castro dijera…lo que no pueden perdionarnos los imperialistas es que le hayamos hecho una revolucion en sus narices, ahora debe ser completado con estas palabras….y que la hayamos defendido del mas poderosos enemigo de los pueblso por 50 años.
    Como hemos vivido dias tan criticos en que a veces no tuvimos jabón de ningún tipo algunos han vendido su alma al diablo por unos billetes verdes de pocoa denominación. Lo grave de esto es que el enemigo está buscando desesperados pretextos para agredirnos.
    No es caual que se hayan instalado en Haitím, que tengan 7 bases en Colombia y todos los aeropuertos de ese pais y otras bases en la región ademas de la revitalización de la cuadrta flota…se preparan para atacarnos.
    Las Damas desean que les caigamos a golpes para que sus amos vengan a defendernos, las pobres no saben que luego de que hayan siodo usadas seran abandonadas y las bombas no vienen dirigidas solo a los revolucionarios ellas tendrán su dosis…claro que nos reservamos el derecho de neutralizar a la quinta columna con los medios de que dispongamos…no sera como en España.
    Vivo orgulloso de haber resistido 50 de mis 65 años la hostilidad yankee, en ese tiempo ningun marine ha podido hacer lo que hacía antes del 58.
    En cuanto a Atilio Borón de él no se puede esperar otra cosa que no sea
    trabajos como este que ha despertado tan positivos comentarios.
    aristides

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    ¿Por qué no le dan una sección fija a Atilio.?

  • andres garcia lopez dijo:

    Quisiera empezar apoyando los versos de Bernal Valdivia cuando dice

    Son lacayos timadores
    Sin causa ni ideología
    Se forman en una orgía
    Para poder disfrutar
    Y vivir sin trabajar
    Gracias a su felonía.
    es una felonia y un insulto a l revolucion cubana lo que estan haciendo esos traidores asalariados..solamente hay que ver que hace y que ha hecho estados unidos con las personas que se oponen y se han opuesto a la manera en que se mira en estados unidos..desde sus cercas hacia afuera..que hacen los estados unidos con los que consideran traidores:

    “El delito de traición contra los Estados Unidos consistirá solamente en tomar las armas contra ellos o en unirse a sus enemigos, dándoles ayuda y facilidades.” La sanción que merece este delito quedó en manos del Congreso; en 1953 Julius y Ethel Rosenberg fueron ejecutados en la silla eléctrica acusados de traición a la patria por haberse supuestamente “unido a sus enemigos” revelando los secretos de la fabricación de la bomba atómica a la Unión Soviética.

    Que hacen las mal llamadas “Damas de Blanco”? quienes de “Damas” nada tienen , pues hay que ver todo lo que la revolucion cubana ha hecho por las mujeres cubanas incluyendolas a ellas y mira como quieren pagarle!! y de “Blanco” menos tienen, pues el blanco significa la pureza y de puras nada tienen..El pueblo cubano no se ha dejado ni se dejara de engañar con esas asalariadas que estan cambiando por dinero todo lo que su madre patria les ha dado.dejemos que el futuro les pase la cuenta a esas desmadradas..
    andres

  • Rafael Eulogio dijo:

    24-3-10

    Realmente, Don Atilio, como le llamó uno de los foristas, ha dejado poco que decir, por lo atinado y profundo de su artículo ? disidentes o traidores?. Es lamentable que algunos que todavía creen en las musarañas no tengan la oportunidad de leer este trabajo, pues para concondar con lo que dice no hay que ser militante de nada, sino simplemente una persona honesta, que se guía por elementos objetivos y claros, como los citados por el autor acerca del concepto de “disidente”, que es el quien exhorte, critica, disiende, en una palabra,y cuya frontera se traspasa cuando la intención es subvertir el orden constitucional establecido y tratar de derribar el sistema.
    Esto encaje en el caso que nos ocupa de supuestos “opositores”, sin programa, sin ideología propia, sin seguidores, a no ser una ínfima minoría, y que por demás -lo han tenido que admitir públicamente- reciben dinero del enemigo histórico de este cubano país.Por tanto, para mi tampoco se ajustan al concepto clásico de “disidente”.

    Gracias por ller estas líneas

    Rafael Eulogio

  • Rafael Santiago dijo:

    Todos los países del mundo, entre ellos Estados Unidos, Francia, Alemania, España y otros tienes severas leyes contra aquellos que tratan de derrocar el gobierno, mas cuando lo haces recibiendo dinero, dinero, de una potencia extranjera con el fin de subvertir el orden interno para derrocar el gobierno, eso lo saben los mismos mercenarios que tenemos aquí, porque entonces nosotros tenemos que permitirlos aquí en Cuba, un país tan agredido por los Estados Unidos en todas las formas, yo pienso que lo único que tenemos que hacer es grabar todas las conversaciones que tienes esos perros falderos con emisoras extranjeras, difamando de la realidad cubana, y acumular las pruebas necesarias y juzgarlos a ellos también, y llevarlos a la cárcel, todo el que le esté haciendo el juego al imperio, las “damas de blanco” y todos los supuestos periodistas inventados eso que hay aquí y enseñarles como se castiga a los traidores, a los vendepatrias, a los mercenarios, hagámoslo ya y que se acabe la pasadera de manos

  • Friedrich Joestl dijo:

    Un articulo brillante, excelente. Estoy completamene de acuerdo tambien con unos comentarios. es una cosa, criticar al goberno, debilidades en un sistema,injusticias ( que ocurren siempre en todas partes del mundo),evententuales violaciones de derechos humanos etc. Otra cosa es recibir dinero del estranjero para desestabilzar al pais.
    Raul Castro mismo he dicho muchas veces, no solo a EEUU, tambien a UE, que esta depuesto hablar de todo. Hasta ahora no recibio respuesta ninguna.

  • María Elisa dijo:

    ¡¡¡IMPRESENTABLE Y VOMITIVO!!!

  • Leopoldo dijo:

    Solzhenitsyn nunca fue un disidente; fue un gran escritor, recordar Un Día en la Vida de Ivan Denisovich, que a partir de las arbitrariedades de Stalin, que sufrió en carne propia, viró progresivamente hacia el fascismo más extremo. Eso es todo. De no haber sido molestado por el aparato represivo del padrecito georgiano, habría permanecido tan ortodoxo como Beria. agradezcamos que Cuba nunca vivió ese tipo de desviacionismos de izquierda, a la postre más nocivos que los de la reacción. Viva Fidel y viva Cuba,con todos sus defectos y errores.
    Un camarada del PC Argentino

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también