Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

El Secret Service no se equivoca

En este artículo: Cultura
| +

Crispina Aquit, Angel Cuadra, Pedro J. Fuentes Cid, Michael S. Cohen, Sixto Reynaldo Aquit y los redactores de Radio Praga Dita Asiedu, Freddy Valverde y Dagmar Keberlova.
Crispina Aquit, Angel Cuadra, Pedro J. Fuentes Cid, Michael S. Cohen, Sixto Reynaldo Aquit y los redactores
de Radio Praga Dita Asiedu, Freddy Valverde y Dagmar Keberlova.

 

 CUANDO se vio al connotado terrorista Sixto Reynaldo "El Chino" Aquit, sentado en la tribuna donde George W. Bush pronunciaba un discurso sobre Cuba, el 20 de mayo del 2002, en Miami, hubo quien comentó que se trataba seguramente de un error del Secret Service.

A tal punto que Saul Landau, el respetado investigador, llegó a preguntar -para dejar las cosas bien claras- a un oficial del FBI si tal equivocación era posible: la respuesta fue contundente. NO era imaginable que un individuo se acercara de esa forma al Jefe de la Casa Blanca sin que esto sea autorizado formalmente.

 Es cierto que tal cosa sorprendía. Aunque Orlando Bosch también tuvo la oportunidad de exhibirse cerca de Bush y que Luis Zúñiga, otro terrorista bien fichado, incluso abrazó a quien pretende llevar una "guerra contra el terrorismo", "El Chino" Aquit parecía de un rango más común: un ejecutante más en la fauna extremista miamense.

 Un verdadero inventario de las actividades criminales de Aquit realizado en el 2004 por el escritor e investigador guatemalteco Percy Alvarado, explica cómo, entre muchas otras cosas, participó en un ataque contra el buque chipriota Mikonos, perpetrado el 2 de abril de 1993, con una ametralladora de calibre 50, a sólo 7 millas del puerto de Matanzas, provincia al Este de La Habana.

 También cómo ejecutó dos ataques contra el grupo norteamericano, Pastores por la Paz. En el segundo de ellos fue sorprendido in fragranti por miembros del FBI y se pudo determinar que tenía en su poder diez galones de gasolina, varias mechas y un revólver semiautomático. Fue condenado el 6 de octubre de 1995 a cinco años de cárcel… reducidos a algunas tareas de trabajo voluntario por un magistrado "amigo".

A inicios de 1999, Aquit participó también, activamente, en la preparación de un fracasado atentado contra el Presidente cubano en la toma de posesión del mandatario venezolano Hugo Chávez.

GIRAS EUROPEAS PARA TERRORISTAS

 Sin embargo, en el curso de los últimos años, "El Chino" Aquit hizo unas apariciones públicas, reportadas en sitios web subsidiados por Washington. Las más publicitadas fueron las que le organizó un grupo checo que pretende parecer "no gubernamental", People in Need Foundation (PIN), que le ofreció en dos oportunidades "giras europeas" con todos los gastos incluidos.

 PIN puede permitirse tal extravagancia, pues recibe abundantes fondos tanto del Gobierno checo como de las grandes fuentes norteamericanas de abastecimiento de la extrema derecha global.

 Según datos recientemente divulgados por investigadores del tema, la NED norteamericana otorgó a PIN, exclusivamente para atacar a Cuba, la cantidad de 99 000 dólares en el 2005, un aumento importante si se compara con el subsidio recibido en el 2004 que se elevaba a 60 000 dólares. Las sumas publicadas, por cierto, no son más que la punta de un iceberg al cual la CIA contribuye con su acostumbrada generosidad.

 Así fue cómo el nombre del terrorista miamense apareció el 6 de febrero en el programa de un evento propagandístico anticubano organizado en el Parlamento sueco por PIN que llegó también a contratar unos políticos suecos adictos a los cócteles de la Embajada norteamericana y su sucursal checa.

 Aquit compartió el dudoso honor de participar en ese evento -un fracaso completo: participaron apenas una cincuentena de personas- con Ramón Humberto Colás, connotado estafador también conectado firmemente a la tubería de los subsidios de la USAID y de la NED.

 Esa última gira de Aquit había sido precedida de otra, unos meses antes, en la cual "El Chino" estaba también acompañado de otro delincuente, Angel Cuadra Landrova, quien se presenta como artista, poeta o escritor, pero es más conocido en Cuba por su participación en la quema de campos de caña con gatos convertidos en antorchas. También planeó volar con explosivos el Monumento al Comandante Ernesto Che Guevara en la ciudad de Santa Clara.

 En Praga, PIN llegó hasta organizar una entrevista de los dos terroristas con el presidente del Senado, Petr Pithart, y con el obispo auxiliar de Praga, Václav Malý. Por supuesto, el viejo colaborador de la CIA Václav Havel no se perdió la oportunidad de abrazar a los enviados de sus patrocinadores en Miami.

¿Y DONDE REAPARECE EL CHINO, DE REPENTE?

 La última "aparición" del Chino, sin embargo, completa el retrato y permite observar, a través del recorrido de este solo individuo, hasta qué punto el terrorismo cubanoamericano está íntimamente vinculado al poder imperial.

 Hace unos pocos días, El Nuevo Herald, de Miami, revelaba con su habitual complacencia la presencia de Aquit entre los fundadores de un Comité de apoyo a Luis Posada Carriles. Dicho Comité anunciaba una venta de "pinturas" del viejo asesino, obras que tanto apreciaba la ex presidenta panameña, Mireya Moscoso.

 El comunicado del "comité de ayuda" calificó a Posada de ''verdadero patriota'' e "incansable luchador por la libertad de Cuba'', añadía el diario, que precisó que la emisora Radio Mambí estaba "promoviendo la subasta" mediante un mensaje publicitario que concluye con la frase "Por Cuba, por Luis".

 De acuerdo con el diario, Aquit (que el periodista identifica como Reinaldo Aquí, por ese viejo hábito que tienen los delincuentes de alterar su identidad) integra el Comité junto a Nelis Rojas, Pedro Remón y Dionisio Suárez.

 Los archivos revelan, entre otras cosas, cómo Nelis Rojas participó activamente, desde Venezuela, donde residió, en un fracasado plan de atentado concebido por Luis Posada Carriles contra el Presidente cubano durante la 7ª Cumbre Iberoamericana en Isla Margarita. El complot terminó con el arresto (accidental) de los conspiradores en Puerto Rico. Todos, incluso un narcotraficante bien conocido, estaban estrechamente vinculados a la Fundación Nacional Cubano Americana.

 Remón, compañero de Posada en la cárcel El Renacer, en Panamá, fue designado en un informe confidencial del FBI como el asesino del diplomático cubano Félix García Rodríguez y del ciudadano cubanoamericano Eulalio José Negrín y fue denunciado ante la Comisión senatorial que investiga, en Puerto Rico, el asesinato de Carlos Muñiz Varela. Entre muchos otros crímenes.

 Dionisio "Charco de Sangre" Suárez Esquivel confesó haber preparado el asesinato del ex canciller chileno Orlando Letelier y de su colaboradora Ronnie Moffit y se conoce perfectamente la amplitud de su trayectoria.

 Según El Nuevo Herald, Rojas, Remón, Aquit y Suárez están "todos vinculados a Posada con estrecha amistad".

 El propio presidente George W. Bush había autorizado, en el curso del verano del 2001, que dos de los asesinos de Letelier fueran puestos en libertad y "Charco de Sangre" Suárez regresó entonces a la calle, el 14 de agosto de este mismo año.

 La presencia de Aquit en el Comité de apoyo a Luis Posada Carriles confirma una vinculación que no sólo va de la Casa Blanca a Hialeah y Coral Gables sino también que se alimenta directamente de fuentes de financiamiento estafadas al contribuyente norteamericano.

 La próxima liberación de Posada o su expulsión a un país "amigo" demostrará aún más esa relación, la misma que mantiene en las cárceles imperiales a René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González, por haber intentado penetrar ese mundo de violencia y de corrupción.

 Es cierto, la presencia del terrorista en una tribuna miamense, el 20 de mayo del 2002, al lado de George W. Bush, NO era fruto de la casualidad. El Secret Service y el FBI no se equivocan tan fácilmente.

Terroristas bienvenidos

• LAS giras de Aquit, condenado como terrorista por un tribunal norteamericano, por dos países europeos confirman que los individuos vinculados al terrorismo contra Cuba no aparecen en las listas de sospechosos de los sistemas de seguridad del Viejo Continente.

 Confirman también, una vez más, que no repugna a la Nacional Endowment for Democracy y a la US Agency for Internacional Development distribuir el dinero de los contribuyentes a organizaciones que contratan a terroristas fichados por el propio Buró Federal de Investigaciones, para desarrollar con ellos actividades hostiles a Cuba en territorio europeo.

 Ya se sabe que el gobierno de Estados Unidos tiene una lista de unos 325 000 nombres de sospechosos de terrorismo internacional, una cifra que se ha cuadruplicado desde 2003.

 Todo indica que ningún terrorista cubanoamericano, aunque haya sido condenado formalmente como tal por una corte estadounidense se encuentre en los ficheros del FBI, aparece en esta compilación.

TERRORISTAS BIENVENIDOS

 Las giras de Aquit, condenado como terrorista por un tribunal norteamericano, por dos países europeos confirman que los individuos vinculados al terrorismo contra Cuba no aparecen en las listas de sospechosos de los sistemas de seguridad del Viejo Continente.

 Confirman también, una vez más, que no repugna a la Nacional Endowment for Democracy y a la US Agency for Internacional Development distribuir el dinero de los contribuyentes a organizaciones que contratan a terroristas fichados por el propio Buró Federal de Investigaciones, para desarrollar con ellos actividades hostiles a Cuba en territorio europeo.

 Ya se sabe que el Gobierno de Estados Unidos tiene una lista de unos 325 000 nombres de sospechosos de terrorismo internacional, una cifra que se ha cuadruplicado desde el 2003.

 Todo indica que ningún terrorista cubanoamericano, aunque haya sido condenado formalmente como tal por una corte estadounidense se encuentre en los ficheros del FBI, aparece en esta compilación.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".

Vea también