Imprimir
Inicio » Opinión  »

"CUANDO VIO A GERARDO, ESTABA DESNUDO..."

| +

• "CUANDO vio a Gerardo, estaba desnudo, encerrado en lo que llaman la caja, es decir un ‘hueco' dentro de un ‘hueco', sin ropa y sin tener absolutamente ningún contacto con el mundo exterior. Cuando lo sacaron, sacaron a todos los demás presos que estaban en el ‘hueco' porque él no podía ser ni visto, no podía oír la voz humana ni ver a ningún ser humano", cuenta Ricardo Alarcón al recordar cómo el abogado neoyorquino Leonard Weinglass había descrito su primer encuentro con Gerardo Hernández, uno de los Cinco patriotas cubanos encarcelados en los Estados Unidos.

"¡Esas son torturas físicas!", denunció el Presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, interrogado por Granma Internacional sobre los malos tratos infligidos contra los Cinco desde su detención en septiembre de 1998, en relación con los varios casos de tortura ocurridos en los últimos años en el sistema carcelario mantenido por los Estados Unidos tanto en Afganistán como en Irak y en la base ilegal de Guantánamo.

René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González, fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998, en Miami, cuando estaban infiltrados en grupos terroristas cubanoamericanos, y llevados ese mismo día al Centro Federal de Detención de Miami (FDC) donde fueron de inmediato encerrados en celdas de castigo, sin contacto con persona alguna durante17 días. El 29 de septiembre siguiente, se les trasladó a la Unidad de Albergamiento Especial, lugar de confinamiento extremo conocido por "el hueco" donde permanecieron hasta el 3 de febrero del 2000: diecisiete meses de un tratamiento normalmente reservado a los presos responsables de graves desórdenes y asesinatos cometidos en la misma prisión.

"Leonard Weinglass nos describió las condiciones en que vio a Antonio cuando él -¡que es su abogado!- logró finalmente poder reunirse con él, contó Alarcón. Estaban preparando el documento de Apelación y él no había podido ni siquiera ver a su cliente y el cliente no había recibido la propuesta que él estaba haciendo. Y se lo encontró encadenado. No pudo ni siquiera conversar con él. ¡Hablaron por un teléfono a través de una barrera de cristal!".

Durante el juicio trucado por el FBI y la Fiscalía, los Cinco fueron encerrados nuevamente en el "hueco", donde permanecieron otros 48 días. Cuando fueron finalmente devueltos a celdas comunes, todavía se les mantuvo sanciones inútilmente crueles tales como la privación de pertenencias personales, incluso fotos de familiares.

Además de las crueles condiciones de encarcelamiento, la Fiscalía y el FBI abiertamente asesorados por capos de la mafia cubanoamericana de Miami, usaron constantemente la separación de la familia para tratar de doblegar a los Cinco cubanos.

A Gerardo Hernández, se le prohíbe visitas de su esposa, Adriana Pérez O'Connor, desde ya más de seis años. A Adriana, el Departamento de Estado persiste en negarle una visa de entrada al territorio norteamericano bajo el pretexto de considerarla "un peligro para la Seguridad Nacional de Estados Unidos".

En igual situación se encuentra Olga Salanueva, esposa de René González, impedida desde más de cuatro años de reunirse con su marido. De forma tal que su pequeña hija, Ivette González, ciudadana norteamericana de nacimiento, tampoco puede tener contacto con su padre. 

Para el Presidente de la Asamblea Nacional, la violación de derechos humanos es evidente: "Eso es una tortura no solamente sobre ellos sino también sobre sus familiares", subraya Alarcón.

"Y los demás familiares, los que pueden visitarlos, se pasan el año entero esperando la dichosa visa norteamericana por lo que está sufriendo la mamá, están sufriendo los demás familiares que tienen el "privilegio" de visitarlos", indicó. "Ahora mismo la familia de Ramón, le han dado finalmente la visa: ¡estamos en diciembre, acabándose el año, una visa que pidieron al comenzar este año!"

Los familiares tienen además que viajar a los Estados Unidos en las duras condiciones invernales "sin apoyo de nadie porque no pueden acompañarlos los diplomáticos cubanos; todo esto constituye una forma de tortura, como lo definen las Naciones Unidas".

Con la crueldad de su situación, aislados a propósito en cinco prisiones distintas del inmenso territorio norteamericano, los Cinco sufren el hecho de que están cumpliendo la sentencia en un país extranjero, "lo que de por sí es un sufrimiento adicional" en condiciones de cárceles siempre muy severas, en el caso de los que tienen cadenas perpetuas, concluyó Alarcón subrayando la situación de Gerardo del cual no se tiene noticias desde más de un mes y medio.

El penal de Victorville en el estado de California, donde está encarcelado, Gerardo se encuentra en "lock down" por disturbios entre la población penal. Bajo este régimen, también característico del sistema carcelario del país que tanto predica los "derechos humanos" a los demás, los presos se encuentran confinados a sus celdas, sin comida caliente, con aseo restringido, sin recibir visitas ni siquiera hacer llamadas telefónicas.

Alarcón asistía al estreno del documental Misión Contra el Terror, realizado por la irlandesa Bernie Dwyer, periodista de Radio Habana Cuba, y el cubano Roberto Ruiz, Director de Programas y guionista del Canal Educativo de la Televisión Cubana, un documental sobre los Cinco y su lucha contra el terrorismo. El documental brinda una información amplia sobre la tarea de los Cinco, penetrar los círculos terroristas de Miami, y su contexto; los ataques terroristas contra Cuba desde casi cinco décadas y la necesidad del pueblo cubano de defenderse.•

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".