Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Texto inédito de Tina Modotti sobre el asesinato de Julio Antonio Mella, revela la embajada de Cuba en Italia

Por: Tina Modotti
| 32 |

Tina Modotti durante la reconstrucción del asesinato de Julio Antonio Mella. Foto: Colección Archivo Casasola/ Archivo Cubadebate.

Este fue un texto inédito hasta su publicación este 10 de enero de 2020 en el sitio web de la embajada de Cuba en Italia. Originalmente escrito en inglés por Tina Modotti, a inicios del año 1932, el documento se encuentra en el fondo del Socorro Rojo Internacional (SRI) en Moscú. Fue entregado al embajador de Cuba en Italia, José Carlos Rodríguez Ruiz, el 6 de enero de 2020, por la investigadora alemana Christiane Barckhausen-Canale, notable experta internacional sobre la vida de Tina y autora del libro “Verdad y leyenda de Tina Modotti”, Premio Ensayo de Casa de las Américas del 1988, La Habana, Cuba.

El asesinato de Julio Antonio Mella en las calles de la capital de México el 10 de enero de 1929 ha sido uno de los crímenes políticos más sensacionales cometidos en los últimos años en el mundo. Sin duda todos recuerdan todavía los detalles de aquel crimen.

Mella ha sido uno de los dirigentes más destacados del movimiento revolucionario de América Latina. Cubano de nacimiento empezó su actividad en el movimiento revolucionario organizando a los estudiantes en asociaciones de izquierda. Gracias a él se creó en Cuba una Universidad Popular para los obreros. Poco después comprendió que su mejor servicio para la causa revolucionaria sería dedicar todo su saber, todas sus capacidades, a las luchas políticas y económicas del proletariado. Fue uno de los fundadores del Partido Comunista de Cuba y uno de los dirigentes más prestigiosos del movimiento antiimperialista latinoamericano.

En diciembre de 1925, cuando ya estaba en el poder Machado, el actual dictador sangriento y agente de Wall Street, Mella fue encarcelado y empezó una huelga de hambre que duró 21 días. Del punto de vista de la agitación y como forma de protesta, esta huelga de hambre fue una de las más eficaces jamás realizadas en algún país. En la medida que pasaban los días y empeoró la condición física de Mella, poniendo en peligro su vida, reinó una tremenda tensión no sólo en la población de Cuba, sino que en todo el continente americano y también en otros países. La presión de las masas fue tan grande que el presidente Machado se vio obligado a ceder y a liberar a Mella.

Pero muy pronto, cuando Mella se había recuperado, empezó la persecución contra él. Machado buscaba venganza por su derrota. Hubo varios atentados contra la vida de Mella y él se vio obligado a abandonar Cuba. Se fue a México donde empezó inmediatamente a participar en el movimiento revolucionario de aquel país. Dedicó todo su tiempo a la causa de los obreros revolucionarios, organizó a los emigrados políticos cubanos que vivían en México, fundó un periódico para los obreros cubanos que llegó por vías ilegales a Cuba, llevó a cabo la lucha contra  el imperialismo estadounidense en América Latina, dirigió el trabajo de otros grupos de emigrados políticos cubanos que vivían en otros países, fue activo en el Sindicato Rojo de México y fue un colaborador activo de la sección mexicana del S. R. I.

El 10 de enero de 1929, cuando salió de la sede del Socorro Rojo en la ciudad de México, a las nueve de la noche y a dos cuadras de su casa, recibió unos balazos y murió dos horas más tarde. Antes de morir nombró al presidente Machado como responsable de este asesinato y pronunció el nombre de la persona de la cual sospechaba que fuera el ejecutor del crimen.

La sección mexicana del Socorro Rojo empezó en seguida con las investigaciones y pudo encontrar pruebas concretas: de hecho, el presidente Machado había enviado a dos pistoleros profesionales de La Habana a la ciudad de México para que cometieran el crimen, y uno de los responsables principales de la policía mexicana que había viajado dos semanas antes a La Habana sería un cómplice importante de este asesinato. Incluso había existido un acuerdo entre el Embajador de Cuba y el gobierno de México.

El Socorro Rojo mexicano, el Partido Comunista mexicano, los sindicatos, las organizaciones estudiantiles de izquierda, las organizaciones de los obreros e incluso abogados y políticos famosos exigieron que se hiciera justicia. Durante varias semanas el Gobierno de México recibió protestas de todo el mundo y declaró hipócritamente, por boca de la policía, que México no descansaría hasta que se aclare el asunto. Las exigencias más importantes fueron las siguientes: Arresto y castigo de varios cubanos residentes en México inculpados por Mella antes de su muerte, dimisión de Valente Quintana de su puesto y ruptura de las relaciones diplomáticas con el gobierno de Machado.

Sin embargo ¿qué pasó? El único cubano arrestado por la policía, el organizador técnico del crimen, fue puesto en libertad, después de algunas semanas, por falta de pruebas. Valente Quintana no fue despedido, sino que fue nombrado Jefe de la Policía Central de México (sin duda para premiarlo por su participación en el crimen), y todas las manifestaciones de protesta de las masas mexicanas fueron saboteadas y atacadas por la policía.

En lo que se refiere a la prensa burguesa y al gobierno mexicano, poco a poco el caso desapareció del primer plano y sólo el Socorro Rojo y las demás organizaciones revolucionarias insistieron en sus denuncias incansables, dirigidas contra Machado y los cómplices del gobierno mexicano. Cada año, el 10 de enero es, en todo el continente americano, el “Día de Mella”, y también este año ya se han hecho preparativos para el tercer aniversario de su asesinato, y hace poco aparecieron algunas declaraciones públicas sensacionales en torno al asesinato.

Una mujer, la esposa de un cubano que pertenecía a los círculos criminales, quería vengarse de su marido que había amenazado de asesinarla. El 3 de noviembre ella llamó la policía y contó con lujo de detalles cómo había sido asesinado Mella. Acusó a su esposo de haber sido el asesino. Todo lo que ella contó confirmó las acusaciones presentadas en el momento del crimen por el Socorro Rojo. Sus acusaciones fueron investigadas una tras otra y fueron confirmadas: un año más tarde, su marido había recibido de La Habana una suma de dinero que había sacado de una cierta banca en México (el precio que se le pagó por el crimen). Se demostró también que después del crimen el asesino había encontrado refugio en la casa de otro cubano, aquel José Magriñát inculpado por Mella poco antes de morir. Ahora el asesino se encuentra en la cárcel y aparecieron varios testigos que confirman las acusaciones pronunciadas por la esposa del asesino.

La sección mexicana del S. R. I pidió a las autoridades mexicanas que incluyera tres de sus representantes en las investigaciones, pero el gobierno fascista de México rechazó de manera tajante esa petición.

Esta es otra prueba de la complicidad del gobierno mexicano en el asesinato planificado por el dictador cubano, Machado. En vez de castigar a José Magriñát, el organizador técnico del crimen, el gobierno mexicano lo dejó libre y lo protegió, haciéndolo acompañar al puerto más vecino donde tomó una nave que iba a Cuba. Sin duda, el ejecutor material del crimen recibirá la misma protección. Dentro de algunas semanas, la prensa burguesa corrompida hablará nuevamente del caso, pero se dará cualquier tipo de ayuda al asesino para que pueda escapar a la venganza del proletariado mexicano. Este proletariado nunca olvidará que Mella ha muerto por la causa revolucionaria internacional.

Este año, el tercer aniversario de su muerte tendrá un nuevo significado; ofrecerá a todas las secciones del S. R. I la posibilidad de demostrar una vez más y con nuevas pruebas la hipocresía de la “justicia” burguesa.

(Tomado de @EmbaCubaItalia)

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mario Martínez López dijo:

    El ejemplo imperecedero de Mella vive e inspira a la juventud cubana a 91 años de su asesinato por las fuerzas reaccionarias de la derecha. La misma que asesina hoy líderes sociales de izquierda en América Latina. La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) que fundara en 1923 es heredera de su legado y continurá siendo fiel a la Revolución. ¡Viva Mella!

    • Sergio dijo:

      Puede leer la Bografia de la escritora alemana Christine Hatzky, publicada por la EDITORIAL ORIENTE de Santiago de CUBA,,,,se lleverá más de una sopresa.

      Saludos,

  • armando lopez dijo:

    Indiscutiblemente Mella fue un luchador incansable en Latinoamericana. Los gobiernos corruptos de la neo-colonia eliminaban físicamente a todos sus rivales políticos o todo lo que oliera a izquierda. Gerardo Machado fue uno de los màs sanguinarios dictadores que tuvo Cuba y es bueno que le mundo lo sepa. Por eso fue necesario que triunfara una Revolución Socialista.

  • jpuentes dijo:

    un hombre valiente...

  • Archi dijo:

    Sería un acto de justicia -y de decencia- que el gobierno actual de México se pronuncie sobre estas nuevas revelaciones respecto a uno de los crímenes más dolorosos para el pueblo de Cuba en el siglo XX. Esa denuncia podría contribuir a detener los asesinatos de líderes sociales en Colombia, que escandalizan por la impunidad.

    • Sergio dijo:

      Tendriamos que pronunciarnos nosotros sobre Ramon Mercader, que murió de cancer en La habana, 1979,,, se haría?.

      • ppg dijo:

        Sergio, Ramón Mercader vino a Cuba después de cumplir su condena en México, en 1960. Más tarde viajó a la URSS y después regresó a Cuba, donde murió. ¿Usted encuentra algo de censurable en ello?

  • JORGE NUÑEZ dijo:

    Muy interesante. Mella es un Grande de las luchas revolucionarias. Sugiero que publiquen un artículo sobre el desarrollo posterior del caso

    • Leandro dijo:

      En el libro de Rolando Rodríguez titulado "Mella: una vida en torbellino: Apuntes para una biografía". Editorial Capiro. Santa Clara. 2017 se trata con bastante profundidad el particular y la persecución a que fue sometida Tina después de la muerte de Mella.

  • Helenize dijo:

    Vivan por siempre los héroes y mártires de nuestra patria

  • moraima dijo:

    Mantener su legado es un ejemplo de los jóvenes progresistas del mundo.En Cuba es un paradigma a seguir por sus ideas y fuerzas en estos momentos,vigente cada día.

  • Alexander dijo:

    Mella, hoy y por siempre estas en cada cubano. Te multiplicaste por 11,por 11 millones de cubanos que no olvidan el legado que nos dejaste.....Mella

  • Clara Danger Cleger dijo:

    La Historia de Cuba es tan emocionante, es tan hermosa en hechos de valentía de entrega de sus mejores hijos, dolorosa también con la perdida de jóvenes como Mella, nosotros no podemos olvidar nunca lo realizado por otros que nos antecedieron y que lograron darnos esta libertad que hoy disfrutamos.
    Esa Historia es nuestra fortaleza.

  • Mamayí dijo:

    Uno de los grandes crímenes de Machado, pero su ejemplo vive en miles de jóvenes de nuestros tiempos.

  • Olallo dijo:

    Los fascistas y el imperialismo siempre se darán la mano y colaborarán en todo tipo de crimen cuando la llamada democracia representativa les sea desfavorable. Además, asesinaran a cualquier líder que se les imponga, esto sin importar la ideología que profese. Así siempre ha sido y así será en el futuro. Mella vive y su legado perdura, de sus asesinos nadie se acuerda.

  • Maykell Castanedo Chacón dijo:

    Triste historia, que pone de manifiesto la crueldad y cobardía de los sucesivos gobiernos entregusitas antes de 1959. Mella hubiese sido un direigente revolucionario y politico que guiase a los jovenes del Moncada y del Granma. Fue asesinado a los 26 años, que coincidentemente era la edad promedio de los asaltantes al Moncada. Gloria eterna a este Mártir de la la historia de Cuba

  • Jose dijo:

    ¿En ese texto texto inédito de Tina Modotti también se nombra a Vittorio Vidali?

    • Sergio dijo:

      Imagno que no lo mencione,,, o tal vez sí,

      • ppg dijo:

        Digan lo que vayan a decir y dejen la intriga, pero sin chismes, por favor.

      • Sergio dijo:

        PPG

        Aquí no hay chisme ni brete.

        Puede leer la Biografía de Christine Hatzky, publicada por la EDITORIAL ORIENTE de Santiago de CUBA,,, del 2007 o 2008.

        Saludos,

      • ppg dijo:

        O sea, que no es usted el que dice, sino Christine Hatzky. Mire, con todo respeto, y si me lo permite, le recomiendo que consulte otras fuentes que abordan el tem,a como son los trabajos de Addys Cuppul y Froilán González, Elena Poniatowska, Christiane Barckhausen- Canale y otros, para que pueda tener en cuenta elementos desde distintos puntos de vista sobre el asunto y de esa manera pueda formarse una opinión propia y no hablar por boca de ganso. Mis saludos.

  • Mirtha Barreto dijo:

    Una razón más para seguir

  • portuario dijo:

    Hay tanta historia en la vida de Cuba, que creo no alcanzaria el papel ni el tiempo para narrarla completa.

  • ANTONIO RAMOS QUINTANA dijo:

    EXCELENTE NARRACIÓN POR LA GRAN TINA MODOTTI

  • greisy dijo:

    Siempre sale a flote la verdad ,Tina Modotty ,grande Mujer .

  • José Antonio Rocha C. dijo:

    Tinísima de Elena Poniatowska documenta el hecho y como su compañera estuvo en todo momento junto a él, al morir y el triste papel de comparsa de las autoridades mexicanas de entonces, cómplices de este asesinato.

    • Leandro dijo:

      De acuerdo con Ud. Ante mí tengo el libro que Ud. menciona y el de Rolando Rodríguez que más arriba referí. Pienso que si algunos foristas que hacen determinados comentarios supuestamente bien fundamentados leyeran estos libros pudieran esclarecerse, si es que esos comentarios no son malintencionados.

  • Rolando dijo:

    Que madures politica, muy joven cuando lo asesinaron, solo 24 añitos. Dejó su impronta revolucionaria. Debe servir.fue un paradigma para todos los jovenes cubanos.

  • Esther dijo:

    Ayer fue 10 de enero. No sé cómo será en otras partes de América o del mundo, pero en Cuba esa fecha merece un mayor realce. Lamentablemente la mayor parte de los cubanos, sobre todo de los que cuentan menos de 35 años conocen tres líneas sobre Mella quien tuvo una vida intensa y hermosa y una postura tan vertical, intolerante y coherente que, si mal no recuerdo no pudo seguir en las filas del Partido en Cuba y se afilió al Partido Comunista mexicano... Existen libros excelentes en Cuba sobre su personalidad y vida, al igual que sobre la de ese otro gigante que fue Antonio Guiteras, un hombre enorme. Léase sobre el quehacer de Guiteras y aparecerá su plan contra el Cuartel Moncada, seguir la guerra en las montañas de la Sierra Maestra... En fin, nuestra historia es una sola, llena de hombres que alcanzarosn estaturas de montañas.

  • Miguel Martel dijo:

    Que me pueden decir sobre la versión de que a Mella lo asesinó Vidalit por orden de Stalin?. Hay testimonios de que Tina Modotti prácticamente reconoció que ella fu casi complice de los disparos. Hubieron dos testigos mecicanos que vieron cuando dispararon sobre él y quien iba acompsñandolo eran Vidali y Tina. Si no fue así, porqué Tina dijo esta frase, refiriéndose a Vidali " Lo odio con todo mi corazon por lo que hizo pero era la política del Partido y tuve que acatarla".

    • Leandro dijo:

      Culpar a Vittorio Vidali de haber matado al líder, por orden de la GPU, porque aquel era trotskista, era "otro infundio que se lanzaba, pues todavía no había empezado la persecución mortal del excomisario del Ejército Rojo". Rolando Rodríguez: "Mella: una vida en torbellino: Apuntes para una biografía". Pág. 263. Editorial Capiro. Santa Clara. 2017

  • FLY dijo:

    Siempre me ha apasionado esta historía. Como siempre me ha parecido que no se le da regularmente a Mella el seguimiento que merece en nuestro martirologio. Fue la cumbre del pensamiento y acción progresista latinoamericano de su época y trasciende. Ahora:

    - Nuestro país no tiene (ha tenido durante 60 años) autoridad legal para reclamar una investigación seria sobre el asesinato de un ciudadano cubano en territorio mexicano al gobierno de ese país?

    - El escrito de Tina no es demasiado esclarecedor ni parece que aporte mucho a lo que ya se sabía, quizás por la época en que se redactó. se necesita de unas notas adicionales que aporten aún más luz a los lectores de cubadebate.

    - No había escuchado lo del 10 de enero como "día de Mella" ¿existe? ¿como se celebra? y si no ¿se puede rescatar?

    - Tina Modotti es quien más sabe al respecto, como parte de un trío sentimental que implica a la víctima y a uno de los sospechosos del crimen. Todos miembros del PCM.

    - Se necesita profundizar en la realidad del momento en méxico, recordar que Mella fue expulsado del partido mexicano. Que era el más influyente de América Latina donde se reflejaba el choque entre la corrientes trotskista y la Stalinista. Muchos líderes comunistas murieron por oponerse a los intereses Stalin.

    - No vamos a confiar por supuesto en lo que diga Wikipedia, pero bien que podemos preparar un texto esclarecedor que sea riguroso desde el punto de vista histórico. Sin concesiones.

    Es claro que necesitamos conocer y conocer más. Recordar que durante décadas nos enseñaron que cuando la explosión del "Maine" el capitán estaba en tierra y la mayoría de los tripulantes eran negros. ya hoy se sabe que ambas afirmaciones no eran ciertas. Mi abuela (Fundadora del PCC siendo casi una niña) aún hoy menciona con desprecio a los troskistas (y me dice que Guiteras era troskista), pero por lo que vamos viendo de la historia (a cuentagotas) parece que el lado teneboroso era el de Stalin.

    Gracias y saludos a CubaDebate y los foristas.

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también