Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

El Reloj de Quinta Avenida ya da la hora (+ Fotos y Video)

| 82
Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida, una joya del paisaje habanero. Foto: Kaloian

A diferencia del reloj de pulsera, cuya versión cortasariana -de Julio Cortázar- nos advierte que terminamos siendo los esclavos de la máquina, el reloj de una torre en plena plaza pública tiende un delicado hilo en el tiempo entre nosotros y los que estuvieron allí antes y los que vendrán. Cuando se paran, cuando sus campanadas callan, se rompe también esa cuerda que ata a los lugares con la gente que los han vivido. Los pájaros, la luz, las acacias, las aceras y los bancos pueden ser los mismos, pero el aire ya no es igual, ni es la misma música, ni la misma memoria.

Algo de eso sintió Daniel, que todos los días iba y venía por Quinta Avenida, en Miramar, rumbo al trabajo, y miraba la torre del reloj -símbolo del municipio Playa- con las agujas detenidas en una hora improbable. No es relojero de profesión, pero se había aventurado a arreglar el del Palacio del Marqués de Balboa, en Ejido, La Habana Vieja, donde trabaja. ¿Su experiencia anterior? “Cacharrero”, responde sonriendo y alude con esa palabra entendible para cualquier cubano a la pasión que desde niños tienen algunos por desarmar las cosas y volver a armarlas para conocer su mecanismo interior.

No hay nada de frívolo o infantil en su respuesta. Cualquiera que lo ve, con su rigor y obsesivo sentido del orden, puede presuponer que tiene el talento suficiente, no solo para desarmar, sino para rearmar desde cero la complejísima trama interior de un reloj centenario, cuyos componentes llenan la sala de una casa.

Daniel Margolles buscó los permisos -nada fácil- para acceder a la torre y argumentó, con ayuda de su familia, todas las razones del mundo para llevar adelante el proyecto, que incluía trasladar a su casa las piezas del reloj. Él lo arreglaría. Era su compromiso con la gente de un barrio pendiente de las alegres campanadas que, cada cuarto de hora, sonaban al ritmo de la música del Big Ben de Londres y se mezclaban con los rumores del litoral. Era, también, un homenaje a Eusebio Leal, a quien no conoce personalmente pero admira, y a Fidel, que frecuentemente remonta esta avenida.

Elena González y su hija Alba Rosa Grau, las dos mujeres que cuidan la torre, estaban encantadas con la idea de Daniel. Elena tiene 70 años, de los cuales lleva 51 viviendo a escasos metros del reloj de Quinta Avenida. “Era nuestra vida. Yo me levantaba y me acostaba escuchándolo. En este mismo parque aprendieron mis dos hijos a caminar. Lo extrañamos”, dice. Y como si no fuera suficiente argumento, repite algo que escuchó: “Fidel, cuando ha pasado por aquí, ha preguntado por qué no funciona el reloj”.

El 9 de febrero, Daniel y un par de amigos limpiaron la torre y fueron desmontando pieza a pieza la maquinaria del reloj, su sistema de pesas y sonería, el áncora, los péndulos, los “rubíes”. Separaron la maquinaria, ubicada en el piso inferior, que es la que mueve las manecillas mediante transmisión y hace mover las campanas de la parte alta de la torre.

Desde que fue instalado en la década del 20 del siglo pasado, el sistema no había recibido una reparación capital. Algunas piezas, por el deterioro y la corrosión, casi se les desbarataban en las manos. Por eso el relojero tenía que documentar y fotografiar cada paso, para después reconstruir todo el sistema. Así hizo, como usted puede ver a continuación:

Tres meses después, con las acacias florecidas y los laureles primorosamente recortados en el Paseo de la Quinta Avenida, se escucha de nuevo en los cuarto de hora, la melodía de las campanas. Las cuatro esferas, ubicadas en cada lado de la torre, dan la hora exacta como lo hicieron desde 1924. (Escuche cómo suena el reloj: en MP3, 250 Kb)

Daniel sube la escalera cada 72 horas y le da cuerda a la máquina, utilizando el mismo mecanismo que idearon los fabricantes de la E. Howard & Co, de Boston. ¿Y si le instalas un motor que logre darle cuerda, de manera automática?, sugiero. Me mira horrorizado: “Ya no sería la pieza de arte que es.”

Lo que sigue es la pregunta que han hecho siempre los genios y los niños, particularmente si tienen delante a un alquimista o a un relojero hecho y derecho: “¿Entonces tú si sabes lo que es el tiempo?” Es simple, responde: “Ruedas dentadas movidas por un péndulo”.

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

Los fabricantes: E. Howard & Co. Esta compañía fue creada por Edward Charles Howard en 1858 . Foto: Kaloian

Los fabricantes: E. Howard & Co, de Boston, Massachusetts. Esta compañía fue creada por Edward Charles Howard en 1858. Foto: Kaloian

Daniel pintó la máquina con los colores verdes y dorados que trajo de fábrica. Foto: Kaloian

Daniel pintó la máquina con los colores verdes y dorados que esta trajo de fábrica. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

"El Cuarto de Westminster", es el nombre más común de la melodía usada por un grupo de relojes de campanas que suena a cada cuarto de hora, como este de Quinta Avenida.Foto: Kaloian

Comprobando que suena a su hora. Foto: Kaloian

Comprobando que suena a su hora. Foto: Kaloian

Es una obra de arte. Foto: Kaloian

Es una obra de arte. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

Daniel es totalmente autodidacta. Foto: Kaloian

Daniel es totalmente autodidacta. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

El reloj de Quinta Avenida. Foto: Kaloian

Elena, siempre al pie del reloj. Foto: Kaloian

Elena, siempre al pie del reloj. Foto: Kaloian

Con Daniel en el interior de la torre

Video realizado por Kaloian

Se han publicado 82 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose A Garcia dijo:

    Muchas gracias daniel, ud es de los que aman y construyen, La ciudad se lo agradece.

  • JESUS dijo:

    Autodidacta como otros tantos.

    ¿Y como cuanto cobró este tenaz muchachote por poner en funcionamiento este reloj?

    Pregunto porque es normal y cosa corriente, que los gobiernos, Locales, Regionales o Nacionales, convoquen a sus allegados y socios para suscribir sendos contratos millonarios para cumplir una tarea como la puesta en marcha este Reloj.

    Es alentador estos ejemplos para las personas que soñamos con alguna vez el socialismo, en donde el dinero no sea el que provoque obras humanas, sino el amor a la humanidad y su cultura.

    Desde Perú escribo

    • Editor dijo:

      Jesús, por supuesto, Daniel no cobró ni un centavo.

  • 10k dijo:

    Y mira que yo he querido tomar una fotos en ese lugar y nada… Sigo esperando…
    Suerte Kaloian…
    10k

  • un ciudadano dijo:

    Eso es conciencia civica, es empatia hacia los demas y uno mismo, es el corazon pulsante de la Revolucion. algo tan simple pero plagado de amor comun.
    Felicitacion Daniel y gracias por ese regalo que llega a los oidos y ojos de todo el mundo.

  • gilberto dijo:

    es una gran noticia, gracias a este hombre la 5ta ave.recupera su joya mas preciada. mucha gente hoy se entrega a la recuperacion de la habana, cada vez que visito la habana, el casco historico tiene una nueva calle, un nuevo hostal, una nueva taverna.
    en mi modesta opinion, no veo en esto un resorte que estimule un debate entre capitalismo y socialismo, es un hombre desinteresado que ama su ciudad y sus simbolos, poniendo lo mejor de el para devolverlo a la escena urbana. y es un simbolo que a su vez un dia una empresa capitalista de Boston planto en esta esquina, a cambio no se sabe de cuanto dinero ni de que intereses. pero las ciudades trascienden con su historia arquitectonica estas o aquellas valoraciones, pasamos por ellas, las vivimos un tiempo, usamos, y estamos en el deber de legarlas a los proximos.
    creo, que no necesariamente el hombre tenia que cobrar o enriqueserse por ello, pero igualmente pienso que de la misma manera que el trabajo enoblece al hombre, tambien debe ser un medio de vida y fuente de bienestar

  • Heriberto dijo:

    Tremenda labor ha realizado este muchacho, de verdad que es un patriota. Me alegra ver como los proyectos de restauración y preservación en la Habana (vease el “Prometeo Encadenado”) van cada vez mejorando el caracter único de la ciudad.

    Debe apreciarse la labor de Daniel y Eusebio. Muchas gracias!

  • victor dijo:

    saludos !! daniel !! me parece justo que te paguen ! eso seria justo !! pues solo de aplausos no vive el musico ! y usted es una persona talentosa !!amen que sus intenciones sean otras !!

  • Diego Estrella Alvarez dijo:

    FELICIDADES , DANIEL eres un ejemplo de BUEN CUBANO

  • Lucy dijo:

    Es encomiable que lo haya hecho gratuito, pero deberían darle un premio para que tenga unas buenas vacaciones con su familia. La Verdad que el hombre se lo merece. Me gustó mucho el artículo.

  • Lola Bolsón dijo:

    Felicidades Daniel, pasa por mi casa y te haré un rico café en agradecimiento y un espeso jugo de frutas. Es lo menos que puedo hacer por tan semenjante obra. Eres un genio.

  • David dijo:

    no hace falta que cobre, ya el pueblo se lo pagara.

  • Yurisdán dijo:

    !!!!!FENOMENAL!!!!!

    Ciertamente esta noticia me ha impactado, de manera autodidacta este cubano 300% emprendió algo que a cualquiera de nosotros nos parecería imposible pero a fuerza de tesón y de mucha entrega volvió a echar a andar una verdadera maravilla de nuestra Habana y por qué no de toda CUBA.

    El ver las fotos iniciales y compararlas con las finales me pudo hacer ver cada segundo de trabajo realizado, el esfuerzo y la consagración, noticias como ésta ojalá pudiéramos leer, escuchar o ver más a menudo, personas que construyan así y no que rompan, simplemente COLOSAL tu obra Daniel, mis más sinceras FELICITACIONES a tí y todo tu empeño, gracias también a Kaloian por las fotos, los videos y poner a la luz pública toda esta magnificencia.

    Saludos, un estudiante de la UCI
    Yurisdán López Villa.

  • otane dijo:

    Excelentes fotos, felicitaciones, una maravilla este hecho.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    Daniel,es un hombre que va entre los que aman y fundan… y debio sentir nostalgia de ver parado el reloj. Yo tambien senti un poco de nostalgia ver parado este reloj por la ubicacion en que se encuentra.

    Las fotos que hice una vez en el lugar fue con el reloj callado y ese, tambien es el lenguaje historico de las grandes ciudades que hace falte echarlos a andar. Para ello las iniciativas locales bien que pudieran pagarle a hombres como Daniel, porque “no solo de pan vive el hombre” y aunque Jose Alfredo Jimenez no sabe donde fue a parar tanto dinero ganado y canta en una de sus recordadas melodias que vivia de los aplausos, pagando las ciudades estarian mas bellas y serian mas las motivaciones para cuidarlas

  • traqueteo dijo:

    uhmmm , real mente impresionante , felicidades muchacho, eficiencia y constancia, si todo funcionara asi en nuestro pais quien sabe otro gallo cantaria

  • Jarocha dijo:

    Saludos, mi reconocimiento más sincero a Daniel, que gesto tan altruista. Estas son de las cosas de los cubanos, servir sin esperar nada a cambio, contribuir a la alegría de todos, con el solo insentivo de saber que hacemos lo correcto. Aunque Daniel no conoce al Dr. Eusebio Leal, no me cabe la menor duda, de que este sabrá valorar en su justa medida lo realizado con el reloj de 5ta ave. Este hombre es autodidacta y un innovador de excelencia, reconstruyó todo,procurando devolverele el esplendor y la originalidad del primer día. Gracias mil para este sencillo hombre de pueblo, !los cubanos! . Felicidades

  • jorge dijo:

    un gran trabajo realizado por este compañero, soy habanero y me siento muy orgulloso de esta joya de la arquitectura de nuestra quinta avenida, creo que es digno de felicictar a este hombre que con una gran devocion dejara para la posteridad obra tan singular. FELICIDADESSSS.

  • Alberto Campos Abreu dijo:

    Felicidades al ingenioso Daniel Margolles, el talento puesto en función de conservar la historia de nuestro patrimonio con sentido de pertenencia en valores que debe mantenerse en el cuidado de esta joya arquitectónica de Cuba y su Ciudad.

  • Andrés Rodríguez dijo:

    Ya el cobró con la satisfacción que sintió al ver el reloj funcionando. Felicidades muchacho.

  • KARLOS M. dijo:

    Deseo agradecer a Daniel lo que hizo por nuestra ciudad, la Capital de todos los cubanos, pero tambien tengo la esperanza que aquellos que direccionan aprovechen el talento de este muchacho y con el apoyo de todos se logre esparcir el conocimiento a otros jovenes y por supuesto, a continuar arreglando los relojes publicos que por toda nuestra Cuba andan en el olvido. Nuevamente Daniel, gracias, todo el pueblo de Cuba te agradece tan noble empeño.

Se han publicado 82 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta de la UPEC y la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo “Juan Gualberto Gómez” En twitter: @elizalderosa

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también