Imprimir
Inicio »

Una visita a Gerardo en la prisión

| 14

Danny Glover-Gerardo Hernández

Danny Glover-Gerardo Hernández

Por Danny Glover y Saul Landau

Tomado de Progreso Semanal, Estados Unidos

Desde el aeropuerto Ontario California, a unos 100 kilómetros al este del centro de Los Ángeles, fuimos en auto hacia el norte por la Carretera 15, el camino a Las Vegas. Los autos con expectantes jugadores aficionados y grandes camiones cargados ascienden y descienden por las montañas donde se encuentran Los Ángeles y los Bosques Nacionales de San Bernardino.

Hacia el este está el alto desierto, a unos 1 200 metros sobre el nivel del mar. Entre enebros, árboles de Josué y artemisas abandonamos la autopista construida por el hombre y nos dirigimos a un centro comercial creado por un bromista, donde recogemos a Chavela, la hermana mayor de Gerardo.

Pasamos por lugares de venta de comida rápida con nombres de cadenas, y peluquerías, tiendas de tatuajes, gasolineras y mini centros comerciales (un paseo por la cultura norteamericana), rumbo al Oeste y luego al Norte por la 395, hasta llegar al Complejo Penitenciario Federal, una prisión de alta seguridad de 192 000 metros cuadrados , construida hace seis años (a un  costo de $101,4 millones de dólares), destinada a enjaular a 960 reclusos.

En el Vestíbulo de Visitantes, pintado de un gris institucional, un guarda nos entrega formularios encabezados con números, señala con la cabeza un libro y mira hacia un montón de plumas. Escribimos, le devolvemos los formularios y nos sentamos en la habitación gris con otros visitantes -todos negros y latinos.

Esperamos durante veinte minutes. Un guarda menciona nuestro número. Vaciamos los bolsillos, excepto el dinero. Pasamos por una sensible máquina de detección al estilo de las de los aeropuertos, recogemos nuestros cintos y espejuelos revisados con rayos X y extendemos el antebrazo para que otros guardas uniformados nos acuñen. Dos mujeres negras y una pareja latina de avanzada edad reciben el mismo trato. Intercambiamos sonrisas nerviosas, Visitantes en tierra extraña.

Él pasa nuestras identificaciones por una gaveta conectada a otra habitación sellada al otro lado de una ventana de plástico grueso. Allí un guarda revisa los documentos y presiona botones que abren una pesada puerta de metal. El grupo pasa a un pasillo exterior. El cegador sol de media mañana y el calor del desierto golpean nuestros cuerpos después de las habitaciones con aire acondicionado. Esperamos. Un guarda conferencia a través de una pequeña ranura de la puerta del edificio que alberga a los reclusos -a cada lado torres con armas de fuego; una masa de alambre de púas cubre la parte superior de muros de concreto.

Esperamos, pasamos calor, y luego entramos en otra habitación con aire acondicionado; finalmente se abre una puerta y pasamos al salón de visita. Un guarda nos asigna una mínima mesa plástica rodeada de tres sillas baratas de plástico por un lado (para nosotros) y del otro lado una para Gerardo. Niños afro-norteamericanos y latinos intercambian su lugar en el regazo de sus padres mientras padres en uniforme caqui de la prisión conversan con las esposas.

Chavela lo ve de lejos 20 minutos más tarde, mientras él, sonriente, avanza a paso vivo a través de la habitación. Casi llorando, Chavela dice: “Ha perdido peso”. Parece tener el mismo peso que cuando (Saul Landau) lo vio en primavera. Gerardo abraza y besa a su hermana, abraza a Saul y luego Danny. Le da las gracias por su esfuerzo por liberarlo del hueco, donde estuvo 13 días a fines de julio y principios de agosto.

Gerardo nos informa que dos agentes del FBI que investigan un incidente no relacionado con este caso lo habían interrogado en prisión. Inmediatamente después, las autoridades de la penitenciaría arrojaron a Gerardo en el hueco, aunque no existía evidencia, lógica o sentido común que pudiera implicarlo en el supuesto incidente no relacionado. La temperatura en el hueco llegó a poco menos de 40 grados. “Tuve que echarme en la cabeza el agua que me daban para beber”, nos dijo Gerardo. “No me ayudó con mi presión alta. Ni siquiera podía tomar mi medicamento. Pero creo que me soltaron gracias a las miles de llamadas telefónicas y carta de personas de todo el mundo”.

Chavela amontonaba comida rápida en la mesa -la única que había en las máquinas expendedoras.  Mordisqueamos compulsivamente mientras Gerardo nos contaba acerca de su vida en un cajón de sudar durante casi dos semanas. “Allí no circulaba aire”, rió como diciendo, “No era para tanto”.

Hablamos de Cuba, estaba al día de las noticias por medio de la lectura, la TV y de los visitantes que le informaban. Se sintió alentado por las medidas tomadas por el presidente Raúl Castro para enfrentar la crisis. En la televisión de la prisión vio parte del discurso de Fidel y las preguntas y respuestas en la reunión de la Asamblea Nacional. “Vi a Adriana (su esposa)”, presente en el público. Su sonrisa se esfumó. “Es doloroso. Ella tiene 40 años y yo 45. No nos queda mucho tiempo para formar una familia. Estados Unidos ni siquiera le concede una visa para visitarme. Se ha comportado con mucho valor  y dignidad durante esta terrible experiencia”.

Gerardo Hernández, uno de los Cinco de Cuba, cumple dos condenas a cadena perpetua por conspiración para cometer espionaje y complicidad por asesinato. Los fiscales no presentaron ninguna evidencia de espionaje en el juicio en Miami. La acusación de complicidad supuso una evidencia, no demostrada, de que Gerardo envió a Cuba detalles del vuelo de los aviones de Hermanos al Rescate derribados por  MiGs cubanos en febrero de 1996 –lo cual no hizo. La acusación también presupuso que sabía de órdenes secretas del gobierno cubano de derribarlos, lo que tampoco es cierto.

Los cinco hombres monitorearon e informaron acerca de terroristas cubanos exiliados en Miami, los cuales habían planeado sabotajes y asesinatos en Cuba. Cuba compartió esta información con el FBI. Larry Wilkerson (coronel retirado del ejército y ex jefe de personal del secretario de Estado Colin Powell) comparó la probabilidad de que a los Cinco se les celebrara un juicio imparcial en Miami con “las probabilidades de que un israelí acusado obtuviera justicia en Teherán”.

Bebimos té helado embotellado, empalagosamente dulce.  Chavela trajo más papas fritas.

Gerardo reanimó el ambiente contando un incidente de cuando en la década de 1980, siendo teniente en Cabinda, Angola, escoltó a altos oficiales cubanos a una cena con importantes soviéticos de visita.  “Le dije a mi coronel que había memorizado un corto poema de Mayakovsky en ruso (de sus días de estudiante) y que podría recitarlo para los oficiales soviéticos”.

Recitó el poema en ruso. Todos aplaudimos. Él sonrió. “Estaban asando un cerdo y tenían botellas de bebida, una fiesta”.

“Recité el poema. El coronel soviético me abrazó, me besó en ambas mejillas -muy emocionado. Tuve que repetir mi actuación para los otros oficiales. Finalmente, el coronel cubano me dijo que ya le había sacado el jugo a la situación y me marché”.

Dos horas pasaron rápidamente. Esperamos a que los guardas nos permitieran salir. Gerardo estaba parado en atención contra un muro, junto a otro prisionero, cerca de una puerta que da al bloque de las celdas.  Lo saludamos con el puño en alto.  Él respondió igual. Su hermana le sopló un beso. El sonrió ampliamente de forma tranquilizadora -como recordándonos: “Manténganse firmes”.

Danny Glover es un activista y un actor. Saul Landau es miembro del Instituto para Estudios de Política.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El Chileno de Aragua(Miguel Ángel Maregatti) dijo:

    Por lo que están pasando estos hermanos cubanos hay que ser cuatriboleado y además tener los testículos bien puestos. Al leer este artículo me pareciera estar leyendo a Alfred Hithkock o estar viendo una película de terror de su autoría.
    Estos funcionarios de alta jerarquía del estado depredador, sicario, siniestro, y sin escrúpulo como lo es Estados Undidos de Norteamérica, seguirán actuando de esta forma hasta que llegue el día que el propio pueblo implosione cambiándo todas las estructuras existentes y abrazen un sistema de justicia social que es la igualdad, el amor por el prójimo, la integración, es decir el SOCIALISMO.

    ¡FUERZA HÉROES DE LA HUMANIDAD, PRONTO LLEGARÁ EL DÍA DEL JUICIO FINAL!

  • Xiomara Guerrero dijo:

    Querido Gerardo, miles de voces, en Cuba y el mundo, se levantaron ante la injusta medida de enviarte al hueco, y vencimos. Seguiremos luchando hermano, confiamos en la solidaridad internacional, la verdad se abrira paso, prevalecera la razon y la justicia

    LIBERTAD PARA LOS CINCO.

  • AlexSC dijo:

    Impresionante la valentía, dignidad y entereza de Gerardo y de los otros 4 héroes.Esperemos que más temprano que tarde se elimine tan injusta prisión.Libertad para los 5 Héroes Cubanos!!!!

  • O. López dijo:

    Gerardo vas a volver porque tu pueblo lo quiere

    Eres nuestro héroe y eso todos lo van a respetar.

    O. López

  • Diego Estrella Alvarez dijo:

    Amigo chileno de Aragua, me alegro que usted reconozca cómo son los 5,y es que son incorruptibles,es que son cubanos, pero cubanos del caimán hermano mio .

    LIBERTAD PARA LOS CINCO

  • Juan Bautista Serrano dijo:

    Los primeros apartados del artículo me recuerdan mis peripecias vividas aquella vez que tuve que visitar Miami por motivos familiares -¡nunca más!- , por el trato que recibí, sin causa que lo justificara y por el trato que yo vi recibían hispanos y afros. Los siguientes apartados deberían de conocerlos los “gusanos” de allá para que compararan comportamientos y tratos, ¡e injusticias! ¡LIBERTAD PARA LOS CINCO!¡VIVA CUBA!

  • VIRGILIO CRESPO dijo:

    CADA DÌA ME PREGUNTO,COMO PUDO SUCEDER ESTO.COMO LOS HERMANOS REVOLUCIONARIOS PUDIERON CAER ASÌ EN MANOS DEL PODER ASESINO E IMPERIAL.
    COMO LOS PATRIOTAS CUBANOS SE CONFIARON.CON ESOS MONSTRUOS NADA NI NADIE
    PUEDEN TRATAR.CREER EN SU PALABRA Y BUENA FE ES LA INGENUIDAD MAS INÙTIL.QUE LES PASÒ.YO NO ENCUENTRO RAZONAMIENTO LÒGICO.MIENTRAS TANTO
    ESTOS JOVENES VALIENTES Y HEROES SE CONSUMEN EN LAS MAZMORRAS DEL IMPERIO.TENEMOS POR ELLOS LA MÁS GRANDE ADMIRACIÒN.YA SON SÌMBOLOS DE DIGNIDAD Y PATRIOTISMO, Y SE PUEDEN COMPARAR CON EL EJEMPLO DE MARTÌ.
    EN ESTE LARGO CAMINO TODAVÌA CAEMOS,TODAVÌA ERRAMOS.CUANTO SACRIFICIO
    NOS FALTA,PERO ESE CENDERO ESTÀ SEMBRADO DE ESPERANZAS POR LA SANGRE DE NUESTROS MÀRTIRES.EL FUTURO ES NUESTRO.LA VICTORIA SERÀ EL SOL DE UN NUEVO AMANECER.
    PATRIA SOCIALISMO O MUERTE
    VENCEROS

  • Sergio dijo:

    Maria de Jesús de Las Tunas, Cuba
    Gerardo y el resto de nuestros 5 Héroes son un ejemplo para todo el mundo, los catalogo como personalidades maduras desarrolladas. El pueblo de Cuba en su gran mayoría siente la gran injusticia que se comete contra ellos como seres individuales, pero que a su vez representan la historia de Cuba y nuestros ideales. Como otros casos la constancia y perseverancia triunfaran pues la verdad y el bien siempre triunfan sobre el mal. Apoyo como millones de seres la lucha por la libertad de los 5 que es el respeto a la dignidad de una Nación.

    Los 5 volverán. La victoria es cierta.

  • francisco dijo:

    Con el apoyo del mundo entero,los cinco pronto volverán a Cuba,esta injusticia no puede durar mucho más tiempo.

  • Guillermo Moran Loyola dijo:

    Feliz idea, hace falta que más artistas e intelectuales del mundo, nos ayuden a que se hable de este tema en la gran prensa, radio y TV de los medios informativos de USA, para que los norteamericanos apoyen a los cubanos en la amnistía que solo Obama puede ofrecerles.

  • monica.- dijo:

    Realmente que es una pesadilla la que estan viviendo los cinco heroes cubanos, es un ensañamiento terrorifico en contra de estos seres humanos, a los cuales no les han comprobado delito alguno, el unico es ser antiterroristas; libertad para ellos, ya les quitaron injustamente, arbitrariamente, años de vivir con sus familias, transitar libremente; quien les repondra los abrazos con sus seres amados que estos altaneros gerarquicos les han roto, les han arrebatado….
    Basta de abusos, y terrorismo en contra de los pueblos de latinoamerica
    no nos gustan las guerras, somos pueblos de paz, somos gente trabajadora, si no hacen bien, alejense de nosotros y dejen que nos desarrollemos, y progresemos; ustedes yankees imperialistas, y los paises que se hacen llamar grandes….lo son porque viven de nosostros.

    LIBERTAD PARA LOS HEROES CUBANOS!!!!!!!!

  • Carlos dijo:

    ESTAMOS SEGURO QUE ALGUN DIA NO MUY LEJANOS LOS 5 VOLVERAN,
    CARLOS CAMAGUEY.

  • Arodis dijo:

    Por muy largo que fuera mi comentario no expresaría la injusticia cometida con lo cinco héroes y lo que es capas de hacer el imperio con sus garra , yo lo veo en mi diario vivir . El mundo debe despertar y luchar por la libertad de aquellos hombres que arriesgaron su vida por un mundo mejor .

  • Carmen Martín Cruz dijo:

    Algún día la injusticia no tendrá cabida y los Cinco serán liberados y el mal sueño terminará, es edificante saber que intelectuales norteamericanos se preocupan y se solidarizan con la causa de estos héroes que es la de todos los cubanos, ellos son los divulgadores de lo que los medios de allá quieren silenciar, el mundo debe conocer tamaña barbarie. Libertad para los Cinco.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Saul Landau

Saul Landau

Saul Landau es un escritor, periodista, realizador de documentales y académico estadounidense cuyo trabajo se ha centrado en gran medida en América Latina.

Danny Glover

Reconocido actor norteamericano. Activista social

Vea también