Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Congreso de Wikipedia: Stallman califica de “censura política” el veto a Rebelion.org en la Enciclopedia supuestamente libre

| 7

Pascual Serrano/Manuel Talens Rebelión

wikipediaLa discusión sobre el veto al periódico alternativo Rebelion.org en Wikipedia protagonizó la primera jornada de la conferencia internacional de esta enciclopedia -la Wikimanía-, que se está celebrando en Buenos Aires y llegó hasta The New York Times, que se hizo eco del debate.

El corresponsal Noam Cohen recordaba que cuando se celebró esta conferencia en Egipto y Taiwán, ambos lugares desafiaron con cuestiones políticas su idealista visión de artículos escritos con un ‘punto de vista neutral’. Las relaciones entre China y Taiwán, por ejemplo, han sido desde hace mucho tiempo una fuente inagotable de tensión mundial, sólo superada por algunas disputas, entre ellas el conflicto israelopalestino. ¿De verdad es posible que un grupo de editores voluntarios puedan esperar que existan artículos capaces de complacer a chinos y a taiwaneses o a israelíes y palestinos? ¡Eso es una utopía!

Con más de 500 wikipedistas reunidos en la siempre alborozada Buenos Aires para la Wikimanía de este año, se esperaba que la política pasase a segundo plano. La conferencia anual volvería a parecerse a un espectáculo electrónico altruista, no a la Asamblea General de Naciones Unidas.

Pero no hubo la menor posibilidad de que eso fuese así.

El debate se inició el miércoles con el discurso de apertura del activista del software libre Richard Stallman, quien puso el tema de Rebelion.org sobre la mesa, expresando su molestia porque la versión en lengua española de la Wikipedia estaba limitando los enlaces con este medio de comunicación alternativo de gran prestigio en el mundo hispanoparlante. Stallman calificó ese veto a los enlaces como una censura política.

“Esto es un problema, un auténtico problema” […] “los administradores del sitio han empeorado las cosas al censurar a los wikipedistas que se habían quejado de lo ocurrido”, dijo Stallman al final de su charla. Y para probarlo, leyó frases de un artículo sobre la crisis política en Honduras que, según él, era injusto con el presidente derrocado, Manuel Zelaya, según informó The New York Times.

Su acusación desde el escenario provocó un importante debate entre los wikipedistas asistentes desde todos los rincones del mundo, muchos de los cuales no tenían conocimiento del veto y otros habían asistido impotentes cuando unos pocos bibliotecarios (gestores) de la Wikipedia lo decidieron por sí mismos. La decisión de impedir el enlace desde la Wikipedia a este periódico alternativo se tomó en junio del pasado año. Aunque generó numerosas quejas y protestas entre muchos usuarios y se abrió una discusión en el seno de la enciclopedia, el veto sigue vigente a día de hoy. El principal argumento para defender el veto es que Rebelion.org no es una fuente neutral. Se da la circunstancia de que Rebelion.org es el único medio de comunicación al que los usuarios de la Wikipedia no pueden vincular sus artículos o citas.

No faltó también quien defendió la censura a Rebelion.org, como el venezolano Damian Finol, un especialista en tecnología de la información de 26 años que intentó justificar el veto como protección ante un ataque de spam. “No me parece justo” [el spam], le dijo a Stallman, quien lo interrumpió para recordarle que rebelion.org no sólo es un sitio web de recopilación: “Lo que usted está repitiendo es una mentira”, dijo Stallman. Finol ya es conocido en su país porque se opuso en un colectivo de software libre a una resolución en contra de la masacre de Gaza de diciembre de 2008, apelando a la “neutralidad” de la lista mientras defendía la existencia del estado de Israel y justificaba sus ataques como su “derecho a defenderse”. Precisamente su defensa del pueblo palestino es una de las cuestiones que los gestores de rebelion.org denunciaron como causa por la que fue vetado en la Wikipedia.

Volviendo al encuentro de Buenos Aires, Stallman aclaró: “No pretendo fustigar a la Wikipedia, mis críticas son constructivas”.

Curiosamente la intervención de Richard Stallman sobre rebellion.org es la única que, en el momento de escribir estas líneas, no se encuentra disponible en el sitio web del encuentro en http://prototype.wikimedia.org/wikimania/

www.pascualserrano.net

Noticias relacionadas:
Los bibliotecarios de la Wikipedia avalan el golpe de Honduras e “impiden” el regreso del Presidente
Carlos Martínez
04-07-2009

Por el fin de la censura en Wikipedia castellana
Diego Saravia
10-03-2009

El trasfondo político-cultural de Wikipedia en castellano
Salvador López Arnal
26-01-2009

La enciclopedia virtual gratuita decide mantener el veto sine die al diario alternativo digital
Wikipedia contra Rebelión

José Daniel Fierro
23-01-2009

Wikipedia, Rebelión y la defensa de la traducción
María Enguix y el colectivo de traductores de Rebelión
23-01-2009

La enciclopedia no acepta críticas
Un administrador de Wikipedia elimina el artículo sobre otro miembro de rebelion.org que criticó el bloqueo a este medio alternativo
Antonio Amador
14-07-2008

Entrevista a César Rendueles usuario y colaborador de Wikipedia
“La decisión del bloqueo a Rebelión.org me pareció un absoluto disparate, lo que debería ser neutral son los artículos de Wikipedia, no las fuentes”
Pascual Serrano
30-06-2008

Palestina en la enciclopedia
Wikipedia: ni libre ni de izquierdas

Santiago Alba Rico
29-06-2008

Bajo el síndrome del señor de las moscas
Censura hacia Rebelión en Wikipedia

Ariel Zúñiga
28-06-2008

Rebelión: ¿Noli me tángere para wikipedia?
Àngel Ferrero
26-06-2008

La credibilidad de la enciclopedia bajo mínimos: Censuran y borran un artículo sobre el filósofo y escritor Santiago Alba Rico
El lobby que controla la Wikipedia en español pretende imponer su particular visión del mundo

José Daniel Fierro
25-06-2008

El bloqueo de wikipedia a rebelion.org abre un duro debate en la enciclopedia
23-06-2008

Censura en la wikipedia: El caso de Rebelión
Nicolás García Pedrajas
21-06-2008

Grupo favorable a Israel quiere reescribir la historia en Wikipedia
21-06-2008

Cómo se gesta el bloqueo a rebelion.org en Wikipedia
Pascual Serrano y Santiago Alba Rico
20-06-2008

La Wikipedia, tomada por los inquisidores
Carlos Sánchez Almeida
20-06-2008

Incluye en su lista negra al sitio de noticias Rebelión, tildándolo de ser una “fuente no neutral ni verificable”
La Wikipedia bloquea una web de información alternativa

Miguel Angel Criado
20-06-2008

La web de Rebelión.org bloqueada desde Wikipedia
Carlos Martínez
19-06-2008

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Octavio dijo:

    Eco21 es un sitio de noticias de ecología que edito y no es neutral. Sin embargo tiene enlaces desde Wikipedia. Ocurre lo mismo con otros sitios que edito. Entonces, lo que dice Wikipedia es una burda justificación de la censura que ejerce.

  • frenesi dijo:

    bueno, es de todos sabidos que la mano que mueve wikipedia es sionista….cada vez mas esa mano controlara todo el mundo a su alrededor…no hay mas que ver las definiciones sobre Palestina, o el “conflicto del medio oriente”…que podemos hacer?

  • Jorge Queirolo Bravo dijo:

    Feroz censura en la Wikipedia

    Por Jorge Queirolo Bravo

    En el portal virtual de Atina Chile (www.atinachile.cl) existe un breve artículo titulado Búsquedas en Wikipedia, fechado el 19 de agosto de 2008, que se refiere a la Wikipedia, señalando respecto de la misma, que la creación de artículos en idioma español es bastante escasa, en contraposición a lo que sucede en otras lenguas como inglés o alemán. Además se añade que la búsqueda de artículos en español sí ocupa un lugar preponderante, con un porcentaje de participación de un 30% del total. De lo que no se habla, y que pocos medios mencionan, es que la Wikipedia, especialmente en español, está administrada por un pequeño grupo de personas que ejercen una censura feroz en contra de la creación de nuevos artículos. Dichos funcionarios, virtuales todos ellos, y que trabajan con la denominación de bibliotecarios, se dedican a eliminar los artículos que no son de su gusto o preferencia, usando criterios que solamente pueden ser calificados como temerarios o altamente inapropiados, por no decir demenciales.

    Es lo que justamente pasó con mi biografía. Sucede que soy escritor y en la Wikipedia existía una página que se refería a mi labor como tal. Apareció de un día a otro y nunca supe quién realmente la creó. De a poco, muchos lectores aportaron datos y editaron la página, complementándola paulatinamente. Además se crearon traducciones de dicha biografía, aunque generalmente mucho más breves, en otros idiomas. Al final se podía leer reseñas sobre mi quehacer literario en 42 idiomas diferentes. Esto no fue del gusto de un bibliotecario obsesivo denominado Kved y al que, al parecer, no le gustaban mis libros. Éste, de un día para otro, decidió eliminar, sin fundamentos, mi página. No se contentó con eso, pues también pidió a los administradores o bibliotecarios de las páginas en otros idiomas que hagan lo mismo. De a poco lo ha logrado.

    Relato esto para ilustrar al público sobre lo arbitrario del proceder de quienes tienen a su cargo la Wikipedia. Actúan de espaldas a los lectores, sin importarles si una página es requerida, leída o consultada. Aquí se trata de borrar, eliminar y censurar sin dar explicaciones coherentes, excepto esgrimir que se trata de escritos sin relevancia. Claro que eso de la relevancia lo deciden ellos mismos, los bibliotecarios, internamente y sin que nadie que sea externo tenga una injerencia real o efectiva en la decisión. Así funciona la Wikipedia: antidemocráticamente, como en las peores dictaduras.

    Sobra decir que no soy el único en esta situación. Hace poco, un bibliotecario mexicano de la Wikipedia propuso el borrado de la página de la escritora chilena Carla Guelfenbein, cuyos libros están entre los más vendidos en su país. El argumento de tan ilustre bibliotecario fue que él no conocía la obra de Carla Guelfenbein. Es perfectamente comprensible que no sepa quién es y nadie, en su sano juicio, podría pretender que sea su obligación conocerla, pero eso no le confiere la razón a este individuo para eliminarla de una enciclopedia. Por suerte, éste fue uno de los poquísimos casos en que primó la razón y alguien logró convencer al bibliotecario de desistir en su irracional empeño.

    Esto lo cuento porque la Wikipedia intenta dar una imagen diferente al mundo. Se presentan como si fueran una solución y un gran aporte para el que requiere información, pero detrás de eso hay una realidad que mezcla prácticas totalitarias con una incompetencia patética y mucha desinformación en los artículos. Lo peor es que los administradores o bibliotecarios se niegan a cambiar sus falencias y consideran que su sistema es el correcto. No importa. Ya llegará una enciclopedia virtual un poco más racional y mejor estructurada. Ninguna dictadura es eterna y la Wikipedia no va a ser la excepción. ¿Quién irá a ser el próximo al que le sacarán tarjeta roja? Ni los siete sabios de Grecia podrían responder esa pregunta. La Wikipedia siempre es una cajita de sorpresas, pero de las malas.

  • Jorge Queirolo Bravo dijo:

    La dictadura de los bibliotecarios

    Por Jorge Queirolo Bravo

    ”No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero defendería hasta la muerte su derecho a decirlo”.

    Cita apócrifa de Voltaire

    Generalmente, al escuchar la palabra “dictador”, uno se imagina a un gobernante muy autoritario y que está en el cargo sin haber sido elegido por la vía democrática. Lo raro, es asociar dicho vocablo a un grupo de bibliotecarios. Normalmente no pasaría. Pero, como en todas las instancias, siempre existen excepciones.

    Una de ellas se relaciona con lo que sucede en la Wikipedia, la enciclopedia virtual, que goza de un inusitado prestigio basado en su popularidad, gratuidad y la posibilidad de participar activamente en su redacción y escritura. Hasta ahí todo suena muy bien y atractivo. Aparentemente lo es. Lo que pocos saben, es que dicho medio, al menos en su versión en lengua hispana, está regido por un temible grupo de pequeños tiranos de mentes ratoniles y estrechas, que hacen lo que les viene en gana, sin que exista un control o alguna supervisión efectiva sobre ellos.

    Son los llamados “bibliotecarios”, que de tales realmente nada tienen. Más bien deberían llamarse “censores”, ya que mantienen un mal entendido poder de veto sobre las aportaciones que hacen los usuarios, para lo cual esgrimen argumentos absurdos y muy poco convincentes. Se creen a sí mismos dueños de la verdad y actúan como si, en efecto, lo fueran. En la práctica han implementado una censura despiadada, que derriba estrepitosamente el mito de que la Wikipedia es libre, condición de la que actualmente carece por completo.

    Y, como en las peores dictaduras, dichos bibliotecarios acallan violentamente a sus críticos. La diferencia estriba en que aquí a los opositores no se los envía a un campo de concentración, a una prisión remota o a un campamento de trabajos forzados. Tampoco se los condena a perecer en el patíbulo o a sucumbir en una inhumana sesión de tortura física. No, aquí se los defenestra a una especie de exilio, pero informático, lo cual se ejecuta mediante el bloqueo de la dirección IP del afectado que, audazmente, se atrevió a protestar contra las arbitrariedades de estos mal llamados administradores.

    ¿Qué se puede hacer contra este abuso? Dentro de la Wikipedia parece que nada, pese a que formalmente existe un mecanismo de reclamación, que no es más que un mero saludo a la bandera, que casi sin excepción termina por dar la razón a los bibliotecarios. Lo anterior se traduce en fallos internos y espurios a favor de éstos. Habría que ser demasiado ingenuo como para creer que pudiera acontecer lo contrario. ¿No será una utopía pretender algo tan descabellado, como que los representantes de la Wikipedia obren con justicia? Ellos son, simultáneamente, juez y parte, fiscal y abogado defensor de su propia causa. Desconocen el término “imparcialidad”.

    Nada cambiará en la Wikipedia, a menos que los usuarios se rebelen masivamente en contra de los bibliotecarios, aunque eso es improbable pese al enorme descontento existente entre el público llano y corriente. Sería muy difícil poner de acuerdo a tanta gente diferente al mismo tiempo. El sistema administrativo de esta enciclopedia está formulado para defender a los bibliotecarios malos, mentirosos e incompetentes. Ellos se han apropiado mañosamente de los escalafones burocráticos de la Wikipedia y los manejan a su más completo antojo, para lo cual han forjado artificialmente un buen número de bibliotecarios títeres. Dicha forma de proceder, anula toda posibilidad exitosa de reclamar contra prácticas más dignas de la GESTAPO hitleriana, que de una enciclopedia que pregona a los cuatro vientos ser democrática y, claramente, no lo es.

    El público lector, desde luego, no se ha quedado estático ni permanece indiferente. Se han formado varias enciclopedias alternativas para paliar la falta de libertad y democracia en la Wikipedia. Éstas, de a poco, están tomando fuerza y ganando cada día más adeptos. ¿Qué futuro tendrán en la red? El tiempo lo dirá. Mientras tanto, mejor tomo distancia de los opresores wikipedistas. No vaya a ser cosa que decidan sentenciarme a muerte por bocón, fusilándome en un paredón… virtual, por cierto.

    © Jorge Queirolo Bravo

  • Jorge Queirolo Bravo dijo:

    La Wikipedia no es libre

    Por Jorge Queirolo Bravo

    La Wikipedia no es libre. Eso lo he experimentado en persona. Lamentablemente la versión en español de dicha enciclopedia está en manos de un grupo de ineptos, mentirosos, sinvergüenzas, corruptos e incapaces, autodenominados por sí mismos y sus testaferros lameculos como bibliotecarios y administradores, los que la manejan como si fuera una posesión personal. Sobra decir que se reparten los cargos entre ellos y los usuarios títere que crean para esos fines. Cuando aparece alguien que no es de su gusto lo expulsan sin dilaciones, especialmente si es una persona que piensa con racionalidad y que trata de introducir mejoras. Estos administradores y bibliotecarios de los que hablo llegan al extremo absurdo de que incluso se condecoran entre ellos, con medallas y menciones honoríficas virtuales. Es la manera de autopremiarse por acosar y molestar a los lectores.

    Dentro de la Wikipedia no existe ni la más mínima libertad. Sus administradores la conducen de forma absolutamente dictatorial y totalitaria. Muchas de las enciclopedias alternativas, que justamente existen, han surgido debido a la pésima administración que prevalece en la Wikipedia en español, que está bajo el dominio, ciertamente deplorable, de personas cuyo coeficiente intelectual probablemente no es mayor que el de un deficiente mental.

    En cuanto a eso de la rigurosidad científica, de la que tanto se ufanan los administradores de la Wikipedia, debo decir que ésta únicamente es un recurso meramente propagandístico, con el cual solamente confunden a la opinión pública y a los usuarios de la enciclopedia. Personalmente conozco muchos artículos cuyos contenidos no son más que una inmensa suma de disparates sin sentido ni veracidad. Desde luego no han faltado los usuarios que han tratado de mejorarlos. La respuesta de los bibliotecarios y administradores de la Wikipedia ha sido expulsarlos bajo el cargo de sabotaje. ¿Eso es libertad? ¿No será mejor hablar de dictadura? Joseph Goebbels, el locuaz ministro de propaganda de Hitler, se pondría verde de envidia ante la notable capacidad para generar mentiras de parte de la Wikipedia en español. Pero no hay mal que dure cien años ni amante de la libertad que lo aguante. A lo mejor terminamos viviendo una segunda Revolución Francesa, pero esta vez en versión informática. ¿Quién le pondrá el cascabel al gato o, mejor dicho, a los administradores de la Wikipedia?

    © Jorge Queirolo Bravo

  • Jorge Queirolo Bravo dijo:

    ¿Acceso libre al conocimiento o censura implacable? Censura implacable.

    Por Jorge Queirolo Bravo

    Recientemente se publicó en Atina Chile un artículo que se refiere a la visita de Jimmy Wales a Chile, el que habla sobre un supuesto acceso libre al conocimiento en la Wikipedia. Eso del acceso libre al conocimiento parece la última tomadura de pelo de la Wikipedia. No existe tal. Dicha aseveración no es más que una burla sarcástica en contra de la gente. Lo que sí existe en la Wikipedia es un sistema totalitario manejado por un grupo de administradores ineptos, los que censuran los contenidos a su más completo antojo personal. Y todo ese discurso sobre la utilidad pública de la Wikipedia es puro cuento, es un cúmulo de declaraciones mentirosas, las que dan una imagen distorsionada ante la opinión pública acerca de esta enciclopedia. Ya es hora de dar a conocer la verdad, lo cual significa desenmascarar a los incompetentes e ignorantes que administran la Wikipedia en español.

    Lamentablemente Jimmy Wales es permanentemente engañado por sus acólitos, con respecto a lo que pasa con la versión en español de la Wikipedia. Le cuentan un montón de falsedades más dignas de una historieta de ficción que de lo que realmente sucede en la Wikipedia en español. ¿Existirá alguien que se atreva a contarle la realidad? Hasta ahora no lo he visto. Ya llegará ese alguien. Mientras tanto seguiremos soportando la dictadura imperante en la Wikipedia en español.

  • Ares dijo:

    Si hasta a Richard Stallman lo censuraron, que se puede esperar ahora del resto :/.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también