Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Sociedad  »

Pensar la vida desde dos ruedas (+ Fotos)

| 55 |

Para distancias cortas (5 km) la movilidad en bici resulta altamente eficiente. Foto Reno Massola/Cubadebate

La conocimos masiva e intensa a finales del siglo XX. Llegó para paliar la transportación de los cubanos, penuria que, entre tantas, trajo el colapso socialista europeo.

Miles de bicicletas chinas fueron distribuidas entre la población a través de centros de trabajo o estudio. Las avenidas casi desiertas se poblaron, poco a poco, de estos eficientes artefactos. Era común ver familias enteras en una sola bici. En sus parrillas se cargó lo inimaginable. Las poncheras, talleres y revendedores de piezas fueron negocios prósperos y rentables. Emergió así -casi a regañadientes- una cultura ciclista nacional, promovida al no haber otra solución (entiéndase motorizada) a la vista.

El clima desgastante, la falta de espacio en casa y las dificultades económicas hicieron de aquella década de los 90 la menos feliz y oportuna para valorar con justeza este medio de transporte y sus bondades. Duraderas y de mecánica simple, aquellas bicis no eran ni modernas ni ligeras, lo cual tampoco favoreció su aceptación más allá de las circunstancias. Quizás por todo eso se asocia su uso como una solución de tiempos de escasez: en pocas palabras, quedó su uso masivo como un mal recuerdo.

Aun así, hoy, en ciudades como Gerona, Bayamo o Cárdenas (donde le han erigido un monumento) es alto el número de ciclistas en las vías y existen, además, regulaciones y un mínimo de infraestructura para su circulación. En la capital, por otra parte, con las medidas de aislamiento por la COVID-19, algunos echaron mano a la bici guardada, compraron o adaptaron una; otros simplemente nunca la abandonaron.

Más modernas que aquellas chinas de acero, circulan en nuestras calles una variopinta gama de bicis con más o menos comodidades, incluyendo las eléctricas. Sin embargo, escasean talleres y el mercado de piezas y repuestos es casi nulo; las ofertas en las tiendas no resultan económicas y se carece de una infraestructura vial adecuada para este tipo de vehículo. No obstante, cada vez más personas la retoman sin prejuicios para ir al trabajo o para las salidas con amigos los fines de semana, incluso, aventurándose más allá de los límites de la ciudad.

Una estrategia inteligente a la luz de los tiempos que vivimos y por venir, sin caer en modismos o esperar a que arrecien las dificultades, sería potenciar el transporte público para grandes distancias y el uso de la bici en cercanías. Esto  ayudaría a descongestionar la situación actual en la capital.

Ahora que los niveles de contaminación descendieron con el aislamiento social por la COVID-19, muchos países se proponen o implementan estrategias de movilidad sostenible, con la bicicleta como eje central. Francia habla de “urbanismo táctico” para adaptar la capital a las dos ruedas después del fin del confinamiento, España pide desarrollar una Ley de Movilidad Sostenible, Portugal aspira a llegar a  200 km de ciclo vías en Lisboa al final de año, mientras que en Bélgica, con una larga cultura ciclista, su uso no sufrió restricción alguna en medio de la cuarentena.

La bicicleta es sobre todo un estilo de vida, que valdría la pena estimular y cultivar.

Las motos y bicis eléctricas, aunque con más confort, no aportan el beneficio físico del pedaleo tradicional. Foto Reno Massola/Cubadebate

La cultura del motor sigue siendo fuerte en el imaginario popular. Foto Reno Massola/Cubadebate

De mecánica simple y pesadas, las viejas bicis chinas de los 90 aún resuelven. Foto Reno Massola/Cubadebate

La bici es apta para todas las edades. El límite es uno mismo. Foto Reno Massola/Cubadebate

En un entorno dominado por los autos, la seguridad del ciclista es un freno a la hora de decidirse usarla. Foto Reno Massola/Cubadebate

La implementación de ciclo carriles fomentaría la confianza en este medio de transporte. Foto Reno Massola/Cubadebate

En términos de movilidad urbana y descongestión del transporte público, la bicicleta, tradicional o eléctrica, tiene un gran potencial. Foto Reno Massola/Cubadebate

En un pedestal en Cárdenas por sus inestimables servicios . Foto Reno Massola/Cubadebate

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Miguel dijo:

    Las tiendas en MLC pudieran vender bicicletas, partes y piezas de las mismas.Los Trabajadores por cuenta propia son los mejores abastecidos pero cada pieza cuesta un ojo y la mitad de otro.Es inexistente por parte del estado la venta de dichos artículos.Los sillines mas de 500 cup, las gomas más baratas más de 200 cup cada una.

    • milan dijo:

      miguel...en bayamo una goma cuesta entre 30 y 50 cuc...si, cuc no cup.. un sillin esta por los 40 cuc... a ver dime... un tenedor 70 cuc... ahhhhhh y no pasa nada.

      • milan dijo:

        cuando digo no pasa nada...... es nada.., nadie denuncia , nadie sale por la tv por los abusos en los precios etc etc.... y la falta que hace una bici ...

    • Mèdico Econòmico dijo:

      Siento nostalgia de esos tiempos, la bici marcó mi vida, fué mi mejor época, más quizas pq fué en mi adolescencia y juventud, yo rodaba 40 y 50 km diarios promedio, dias de ir desde mi casa en Altahabana hasta Mar Azul...emparillado con mi jevita d turno..y corriendo en piquete..luego regresar y en la noche ir para el Malecon a dar mas rueda q era la moda en el 93, 94...y una d las pocas opciones....Tambien la cogimos con ir a Expocuba...detras del pollo....Q recuerdos...mut pobres éramos pero me sentia feliz...despues de dar buena rueda mi combustible era una buena jarra de milordo.....luego mejoró el transporte..me costó adaptarme...la dejé...pero la recuerdo..era mi gran amor...

      • Yosley dijo:

        Pues ahora se puede retomar, siempre es muy bueno para la salud montar en bici, ayuda a quitar estrés, a socializar ya que ahora hay muchos eventos ciclistas y grupos que hacemos viajes por placer. Embúllate y busca en Facebook a la Masa Crítica de La Habana y al grupo de cicloturismo +Bici+Vida.

    • Criollo dijo:

      Con un salario medio de apenas 40 dólares y las bicicletas costando 300 o más dólares o cuc no se como piensan promover su uso, que la verdad aliviaria el transporte público un montón. Yo hace más de 3 años quiero comprar una pero a esos precios no puedo, además las piezas de respuesto son carismas igual.

    • Yasser González Cabrera dijo:

      Lo que ustedes mencionan acerca de los precios no es es complot de delincuentes. Para evaluar sinesos precios son justos o no: 1. Visite una pagina (ej. Amazon) verifica los precios de piezas de bicis en internet y evalúa; 2. Saca el costo de paquetería a Cuba; o 3. Mira el precio de un vuelo. No criminalicen ni denuncien a otros sin antes evaluar la situación completa. No sea que el remedio: desaparecer los mecánicos de bicis que venden piezas sea peor que la enfermedad: que comentas. Parece que la serie policiaca del noticiero les está emocionado mucho y no les deja pensar en cual es el el problema. A. Una solución puede ser que no compres esas piezas de los cuenta propistas y las consigas tú mismo en el extranjero. Esto te dará el chance de decidir precio y calidad de lo que quieres comprar. O tienes opción B. En lugar de criminalizar a otros, intenta comunicarte con tu gobierno local y ruegale que vendan bicicletas y partes de repuestos con subsidios. Convenceles que la bicicleta es el futuro para Cuba. Hablale de los buenos momentos que pasas con tu bici. Dile que en ciudades del norte de Europa , Canadá, Barcelona, Sevilla y Bogotá ya le dieron la vuelta a la situación y están están entre las ciudades mas ciclistas del mundo. Hablales del bienestar que trae la bicicleta a la gente. Diles que solo hacen falta infraestructuras para que los ciudadanos podamos usar la bicicleta sin peligro alguno. Pide reducir la velocidad a 30km/h en las áreas residenciales. Esta es la velocidad es más compatible con la vida en caso de accidente. Y sobre todo, diles que permitan importar legalmente todo lo que sea de bicicleta.

      • Samu dijo:

        Yasser, no creo que los revendedores sean un problema exactamente. Un analisis justo arrojaria que el precio si es alto porque al final estan comprando las piezas a precio d eminoristas en el extranjero y revendiendolas despues. Si se organizara (reconocerlos como importadores) y estos "comerciantes minoristas" pudieran comprar por cantidades como comerciantes, los precios serian otros. Casi siempre se trae mercaderia para recuperar el dinero de la importacion de otras cosas y sus aranceles. No es en Amazopn donde hay que comprar para vender despues en el patio. Entre que no hay piezas en tiendas estatales y los revendedores d eocasion, quien pierde es la bicicleta y la posibilidad de que tantos se pasen a este vehiculo por el bien de su salud, fisica y financiera y del Medio ambiente. La goma que uso en la llanta trasera m el aregalo un amigo qu ela compro en amazon....no costo mas de 18 dolares. Sean sinceros y digan cual es el margen comercial que le estan aplicando a esos productos. Que quede claro, no etsoy en contra de tiendas privadas. Todo lo contrario, probablemente estarian mejor surtidas y el estado se ocuparia de cosas mas grandes como importar una fabrica o lotes de bicis. Saludosssss

  • adrian_garcia_vh dijo:

    Brillante sugerencia! Yo tomo la mía todos los días de la casa al trabajo y viceversa (20km en total) y, más que por necesidad de transporte (lo malo que puede estar el transporte público y privado, o lo caro que puede salir a fin de cuentas), lo hago por conciencia medioambiental y por mi propia salud y disfrute, y lo hago todo los días. Esta temporada encerrado me tiene con nostalgia por salir en bici. Muchos, hace un tiempo ya, pedimos por el retorno a una cultura ciclística, no como necesidad impuesta por el contexto, sino como una forma de vida sostenible. En estos días, la bicicleta ha demostrado una vez más ser el transporte del futuro (miren toda la revolución que ha generado en Europa), a pesar de existir desde hace tanto entre nosotros. Hace falta infraestructura, eso sí, pero den por seguro que sería mucho más barato y eficiente que mantener el estado actual del parque automotor, y rendiría más beneficios. No se trata de que todos anden en bicis, pero sí de lograr un adecuado equilibrio que resuelva los problemas de movilidad, a la vez que influye positivamente en el medio ambiente y en nuestro propio bienestar físico y emocional. Qué viva la bici!

    • Yosley dijo:

      Amigo hago mías tus palabras, queda mucho por hacer y falta mucha voluntad política, si, porque hacen falta planes de movilidad sostenible, hacen falta recursos y presupuesto para fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible. No me cansaré de brindar mi ayuda y de pedir que se haga más por la bicicleta.

    • Mario Alberto Arrastía dijo:

      Felicito su comentario. Yo también uso mi bicicleta lo más que puedo, especialmente ahora que no hay transporte público. La bicicleta debería imponerse nuevamente en Cuba pero con equipos de todos los precios incluyendo los de mayor calidad y confort. He visto imágenes de las enormes cantidades de bicicletas que son abandonadas por sus usuarios en países como China. El estado podría permitir que los emprendedores privados creen micro empresas para importar contenedores con esas bicicletas de segunda mano para comercializarlas en el país una vez que sean reparadas.

      • Yosley dijo:

        Esos son los llamados cementerios de bicis de China. También se pueden tomar acciones más sencillas por parte de las autoridades como son la creación y señalización en el pavimento (pintura) de carriles exclusivos para bicis, limites de velocidad (30Km/h) en zonas residenciales, etc.

  • Eduardo Pedroso dijo:

    Hace meses estoy buscando una bicicleta pero escasean y son muy caras.
    Creo que deberíamos fabricar nuestras propias bicicletas.
    Fomentar esta industria que ciertamente beneficia mucho a Miles de familias que pudieran gestionar su transporte.

    • Osmani dijo:

      Coincido 100 por ciento con usted,las bicicletas no existen ,las que se venden están por las nubes,tenemos que desempolvar las excelentes medidas para vender bicicletas producidas o ensaladas en Cuba, como dice nuestro presidente hay que sacar las experiencias positivas que nos dejó el periodo especial esa es una,pensemos como pais.

      • Yosley dijo:

        100% de acuerdo en su comentario

    • Osmani dijo:

      Las bicicletas es un medio de transporte muy economico,no contamina el ambiente y no es difícil su fabricacion,pensemos como pais.

  • me voy´´´´pa mi casa dijo:

    REVISEN ESTO ,LAS MOTOS ELECTRICAS ANDAN POR TODA LA HABANA VIEJA POR ENCIMA DE LOS ADOQUINES CARGADOS CON 2 PERSONAS Y LAS COMPRAS ,POR LUGARES QUE SON SOLO PARA CAMINAR ,YA VEREMOS LOS RESULTADOS DE LAS CALLES AL FINAL

  • elchino dijo:

    Cuando se habla de recuperar algunas cosas positivas del periodo especial se deberia volver a incentivar el tema de las bicicletas, sus fabricas en provincias, talleres y ventas de accesorios, la posibilidad de creacion de empleos en todo el pais, la necesidad de revitalizar esta variante q es tan usada aun en nuestras ciudades , aunque con.muchas limitaciones por la falta de neumaticos, gomas, accesorios pero que a pesar de ello aún resuelve y resolveria muchas dificultades de transportacion en momentos como este, en fin revitalizarlo y mantenerlo en las condiciones de nuestro pais donde incluso pueblos y ciudades se encuentran en su gran mayoria en lugares llanos, bien vale la pena, como otra variante de transportación, creo que nunca debieron desaparecer de fabricas y talleres.

    • Yosley dijo:

      100% de acuerdo con su comentario

  • vcljavier dijo:

    La bicicleta en la condición cubana es un medio de transporte INSOSTENIBLE y NO SUSTENTABLE Eco-Lógicamente hablando. Los precios de las partes que se rompen y/o gastan son alucinantes. Saamos la cuenta, partiendo del equipo es más fácil sustentar una moto Suzuki GL125 que una bicileta, incluido el consumo de combustible pues si bien las gomas de estas valen cerca de los 80 cuc duran más de 2 aǸos las de bicilceta cuestan entre 25 y 30 cuc y no duran 6 meses, sin contar los ponches, etc. Sillines, ejes, boilas , bielas , pedales y cables de freno son una odisea y cuestan un ojo de la cara. ? Alguien piensa que las de período especial se acabaron porque la gente quiso? No , se acabaron porque son sencillamente incosteables.
    Al menos en el entorno en que vivimos. Yo desapruebo esto si no va asociado con acciones concretas desde la industria y a precios cubanos de a pie; por que eh aho ;a pregunta ? quien usa la bicicleta? el cubano de a pie. Yo msio tengo una Minerva 24 parada por falta de gomas cuestan 500 pesos y una Cinelli de ruta parada por el mismo motivo(30 cuc). Puedo sostenerlas. Ni hablar!!!

  • Ariel dijo:

    En todas las provincias cubanas es el medio de transporte principal, hay q fabricar nuestras bicicletas y piezas de repuestos, hay q potenciar su uso en jovenes a traves de la tv, inteligentemente claro, si artistas y deportistas promovieran su uso en novelas, series, spot. Los precios no pueden ser tan altos hoy una bicicleta cuesta entre 100 cuc a 500cuc y mas.

  • Luis dijo:

    En la Isla de la Juventud el uso de bicicletas esta total mente restringido,, si te ven en una bici por la calle te la quitan y te meten una multa. Esta medida va en contra de toda lógica puesto que andar en bicicletas es una forma de estar en aislamiento sociol ya que estas obligado de una manera u otra a mantener distancia.. Ademas de que es una manera de salir, resolver y regresar rápido a la casa ahora que el transporte público está detenido.

    • Yosley dijo:

      ¡¡¡Pero que absurdo!!! ¿A quién se le ocurrió esa brillante idea? Cuando otros países y ciudades del mundo están haciendo kilómetros de ciclovías de la noche a la mañana (literalmente) ¿en nuestro país nos danos el lujo de prohibir su uso? Estoy seguro que fue una mala interpretación de alguien, y en consecuencia tomó esa nefasta decisión.

  • josue dijo:

    ojala el gobierno piense en esta propuesta tan revolucionaria,ecologica y saludable, deberian darla por los centros de trabajo de aquellos q vivan cerca de los mismos,es algo muy util y necesario

    • Yosley dijo:

      Yo no quiero que me regalen nada, pero si al menos que permitan pagarlas a plazos, que existan fábricas y talleres nacionales, parqueos, ciclovías, señalización, etc. ¿Pido mucho?

  • Hector Pupo Velazquez dijo:

    Muy bien pero ¿y las piezas? Yo usaba la mía para ir al trabajo, vivo a +-6km, pero lleva + de 1 mes parqueada x falta de gomas, que los particulares venden a precios que vaya mejor ni hablar.

  • Alex8646 dijo:

    Muy buen artículo. Pero hay que ir a la raíz del problema. Los precios de las bicis y sus respuestos no son altos. Nuestros salarios son bajos. Les sorprendería saber que Cuba es de los países dónde más barato se venden las bicis por diversos motivos. Por lo general el que importa una, es porque no le costó. El otro punto es las adsurdas regulaciones aduanales que limitan la cantidad de respuestos y bicis a importar.

  • Boro dijo:

    Creo que el uso de las bicicletas debe ser promovido más allá de si es o no sostenible en este instante. Debemos hacerla sostenible nosotros mismos, y más importante aún, si el país ha demostrado que es capaz de fomentar las cosas que se propone, pues debería fomentar indiscutiblemente el uso de estas; por su propio bienestar económico y ecológico. Todo eso está muy claro, más la comunidad igualmente debe empujar todo el tiempo porque esto se cumpla, no dejarnos vencer por el cansancio o los precios que encontramos; no podemos esperar tampoco comenzar a andar cuando el país comience a dar pasos a favor de su uso, somos nosotros quienes debemos empujar a que ello suceda, con nuestro discurso y acción más que todo. Estoy convencido de que un día los precios de las bicis y sus partes serán sostenibles, pero nos toca antes comenzar a caminar en esa dirección, con acciones, no con críticas ni burlas, sino con inteligencia. Nos toca promover su uso y demostrar cuán eficiente, sostenible y saludable es.

    • Yosley dijo:

      De acuerdo contigo hermano, no podemos cansarnos de exigir que se promueva más el uso de la bici, y seguir dando el ejemplo y sumando ciclistas y promoviendo la bici como estilo de vida saludable.

  • elchino dijo:

    Cuando me refería en revitalizar nuevamente este medio tan útil y necesario y su fabricacion en el pais, su reparacion y venta de sus accesorios por supuesto incluyo que sus precios sean asequibles al cubano de a pie y no como están ahora en manos de particulares, de esa manera no resolveríamos ningún problema y entonces si seria insostenible, para frasear al cro que escribió sobre ello.

  • Rodin dijo:

    Yo tengo una bicicleta china desde el año 1995 y es verdad que las piezas de respuesto están caras pero se puede mantener. To practico con ella el ciclismo ecologico o de naturaleza, he ido y conocido lugares que ni mi imaginacion pense que podria ir en bicicleta como a Playa Giron, Pinar del Rio - Viñales- y Santa Clara, desde La Habana, con una China y estoy aqui. Es verdad sobre los precios pero el reto lo pone uno mismo, como dice el autor. Soy del Grupo de Excursionismo Camping Cuba de la capital. Saludos

  • Raidel Sosa dijo:

    Si algún día se resolviera el problema de los precios de las piezas de repuesto, hay que tomar en serio el poco respeto que le tienen los choferes de automóviles a los ciclistas. Yo quisiera viajar regularmente a La Habana( vivo en guira de melena) pero me lo impide este tema.

  • RCC dijo:

    Soy de los que nunca abandoné la bicicleta desde los años mas difíciles del periodo especial. Comencé por las fabricados en Cuba y poco a poco la fui mejorando. Pero ya es insostenible reparar o comprar alguna pieza de bicicleta. Lo primero es que el negocio pasó a manos de particulares, tal punto que ni las gomas, que hasta hace poco tiempo aparecían en menor medida en las TRD , desaparecieron y aparecieron en manos de los dueños del mercado a precios tan elevados como a 40 cuc. Acaso la bicicleta no resolvió a gran parte de los cubanos de a pié el problema de transporte. Por qué nos olvidamos de ella? Que cambió de aquel tiempo a este? Ojalá le dediquen varias investigaciones a los dueños del negocio de las bicicletas a ver que arroja.

  • Yosley dijo:

    Me alegra saber que no soy el único que reclama que en Cuba se haga más por fomentar el uso de la bicicleta. Muchas gracias periodista por ser nuestra voz, ojalá alguien nos escuche, nos lea y nos tomen en serio.

  • Ydnaoy dijo:

    Las fábricas y talleres no tenían que haber cerrado, mejoramos un poquito y se olvidaron de las bicicletas que tanto nos ayudó, ahora te ven con una bicicleta y te ven extraño y antes era moda,necesidad,transporte y vida. Necesitamos que se tome en serio el uso de la bicicleta, para el bien de todos y así ayudamos a las personas tanto para su salud cómo aliviar el transporte, como el medioambiente. Viva la Bici..

  • Eva dijo:

    En algún momento debe retomarse la venta de bicicletas así como la creación de infraestructuras como ciclo vías, parques cerrados, poncheras, venta de piezas, reparadores, etc. No solo para descongestionar el transporte sino por salud.
    Sobre todo los estudiantes de EnsañansaMedia y universitarios a muchos les favorecería tener una bicicleta y contar con un parqueo, también un parqueo en ñlos barrios pues en muchas casas no hay espacio. Esto no es un invento cubano, en muchos países desarrollados muchas personas van a universidades y centros de trabajo en bicicleta.

    • Yosley dijo:

      100% de acuerdo con tu comentario

  • OERM dijo:

    Como proyecto seria ideal, para muchos cubanos de a pie, principalmente en los pueblos, q el transporte y la economía no son de las mejores. Ahora, también se hacen necesarias políticas sustentable para su permanencia. Es fuente de salud, resuelve problemas de movilidad y son menos personas a mover por el transporte público.

  • Chaski Cuba dijo:

    Fui de los k pudo comprar una en este periodo y a diario hago varios kilómetros en ella. De acuerdo con el tema del mercado para las bicis (mía gomas costaron 45 cuc cada una, eso sí muy buenas pero pocos pueden dar ese dinero por dos gomas de bike). Ahora lo único que falta en estos comentarios es que si existen pocos talleres y poncheras y tiendas lo k si no existe son los parqueos y eso es tan importante como las piezas. Si no puedes parquear de manera segura, olvídate de la bici.

  • Eduardo dijo:

    Buen articulo..mi criterio es q la bicicleta es un medio de transporte para muchos, sobre todo la juventud, ir a la unversidad, a la escuela, al trabajo, a buscar el pan, en fin infinidad de cosas y ademas ecologico, y saludable...pero siempre o casi caemos en lo mismo...quien las vende..a q precio???...estuve viendo una hace un par de años y estaban en palco..a un precio incomprable...por lo q vemos los tiempos vienen complejos y por supuesto no hay dinero en abundancia pero si queremos paliar el transporte publico habra q comprar y vender este tipo de herramienta al costo o a plazos. Para q pueda ser realmente un beneficio. Sds.

  • Lisandra dijo:

    Me parece muy buena idea incentivar el uso de bicicletas, tanto públicas como particulares. Y aunque se que no se puede hacer todo de una vez, creo que la infraestructura vial es prioridad, sobre todo porque es el único tema en el que no pueden dale sostén los particulares y es esencial para un empleo seguro y masivo de las bicicletas.
    Además creo que en este tema se pueden hacer alianzas estratégicas entre el Estado, los particulares y otras formas no estatales para el tema de los servicios de mantenimiento, renta y venta de ciclos y piezas.

  • Yasser Gonzalez Cabrera dijo:

    Cómo empezó la masa crítica en La Habana
    Déjame contarte cómo empezó Bicicletear La Habana y se convirtió en la masa crítica, pero también te cuento cómo descubrí la bicicleta en mi niñez y no puede faltar mi descubrimiento en Berlín.

    En la década de 1990 llegaron a Cuba cerca de un millón de bicicletas desde China. El Estado cubano vio en la bicicleta la mejor alternativa emergente en una crisis sin igual del transporte público. Había iniciado el Período Especial a causa del colapso de la Unión Soviética y se intensificó el bloqueo de los Estados Unidos. De especial no tenía nada.

    Yo crecía en la pequeña ciudad de Nueva Gerona, mientras en La Habana, mis abuelos reunían pesos poco a poco para comprarme una bicicleta y enviármela a La Isla, cuando aún el servicio de correo funcionaba. Terminaba la década y justo antes que dejaran de importarse al país, yo tuve mi bicicleta china. Con 11 años de edad fui en mi Phoenix a la escuela, a la playa con mis amigos, al campo a buscar mangos, al aeropuerto a ver aterrizar el avión con mi mejor amigo. Él soñaba con ser piloto y tenía una bici espectacular también.

    Todo mi piquete iba en bici. Levantamos goma, saltábamos, hacíamos carreras y mucho más. La única vez que probé engancharme de un carro salió todo mal y me gané varias cicatrices para no olvidarlo. La carretera no tenía tráfico y era plana como una pista, pero el chófer intentó deshacerse de nosotros arrimándose y empujándonos peligrosamente al borde de la carretera. Yo no pude manejarlo y mi timón quedó enganchado en el lateral del carro. Fui arrastrado con mi bicicleta hasta que rodé por el pavimento. El chófer se detuvo, se bajó del carro y se acercó dándome gritos. Le mandé pal carajo y pa allá se fue. Yo no estaba mal, pero mi bici sí quedó bastante rota. A fuerza de golpes logramos que funcionara como una Draisiana para seguir el recorrido gracias a que mis amigos me empujaban.

    Los cubanos tenemos mucho que contar de esa época. Fue un tiempo duro, pero la gente o se fue en balsa o resistió y usó la bicicleta sin límites. No importó la distancia, la carga o el número de personas en la misma bici, ni las calles llenas de baches o la carencia de comida. No había alternativa. Así la bicicleta se convirtió en la solución, pero a la vez en el símbolo del peor tiempo de Cuba revolucionaria. Arribando al año 2000, la economía nacional comenzó a recuperarse, pero no hubo más piezas de repuesto para bicis, ni bicis chinas, ni criollas. Muy pocas bicicletas siguieron rodando en los años siguientes, entonces también desaparecieron los carriles de bici y cualquier otra infraestructura ciclista.

    Me moví a La Habana para estudiar, pero no me dejaban tener bici en la residencia del pre, ni en la universidad. Al terminar los estudios fue fácil quedarme en La Habana, porque mi identificación dice que soy de acá. Retomé la bici para ir diariamente a la oficina. Había que ver esas caras de compasión de mis colegas como si yo sufriera yendo en bicicleta. Unos años después la bicicleta se convirtió en mi trabajo y la informática en mi hobby.
    Hoy día, la bicicleta es el medio de transporte personal preferido por muchas personas en el mundo. Más de 800 millones de usuarios la emplean a diario - dice la Wiki. Si te lo piensas, La Habana pudo haber sido una de las capitales más amigables con la bicicleta. Aunque en la práctica no hay bicicletas en Cuba, hay interés por cambiar esta realidad - .

    En el 2014, en un café en Vedado, asistí a un cine-debate con otros ciclistas y emprendedores de la bicicleta. Discutimos acerca de mejorar la ciudad para los ciclistas. La mayoría apuntó a escribir cartas al gobierno reclamando de vuelta la infraestructura que tuvimos en los 90s. Me pareció un recurso gastado y sin sentido porque no había un número representativo de ciclistas en la ciudad. Entonces propuse hacer la masa crítica como estrategia para motivar a la gente a pedalear y visibilizar la bicicleta.

    Aquí en la capital, un buen número de jóvenes, apuesta por la bicicleta como objeto recreación, deporte, trabajo y realización profesional. A la vez traen la bicicleta a nuestra ciudad con alto valor medioambiental, económico y social. Esas iniciativas han catalizado un nuevo tiempo para la bicicleta en Cuba. Ya la gente ha empezado a ver de nuevo lo bonito de pedalear. Lo sé porque me metí en este mundo trabajando para el primer negocio de bicis, el primero en establecerse en la ciudad.

    Después de conseguir mi diploma de grado, mi mayor deseo era viajar. Viajé por primera vez a Alemania y me enamoré del estilo de vida asociado a la bicicleta que lleva mucha gente en Berlín. Era una realidad muy distante de Cuba, pero me hacía pensar cuan feliz podría ser la gente en bicicleta también en La Habana. En Alemania los recursos sobran y la economía no flaquea, y mucha gente va en bicicleta con tremendo swing. Amé Berlín y su ambiente multicultural, alternativo, y sobre todo sus ciclo vías, semáforos para ciclos, bike-shops, espacios para los ciclistas… y es que prácticamente puedes encadenar tu bicicleta donde quieras!

    Berlín expandió drásticamente mi manera de pensar acerca de la bicicleta. Dejando a un lado cualquier discurso anti capitalista y anti consumista, puede apreciar que "los malos" también usan la bicicleta y no precisamente porque hayan tenido un período especial. Para ellos la bicicleta es una alternativa de transporte muy natural, además, propone un estilo de vida muy atractivo que encaja bien en una cultura moderna, revolucionaria y respetuosa con el medioambiente.

    Regresé a La Habana hinchado de inspiración. Había pasado un año sin escuchar nada sobre alguna acción de aquellas que mencionamos en la reunión pro ciclista. Yo no quise esperar más y anuncié en Facebook la primera bicicletada para primera el 27 de septiembre de 2015. Llegaron 4 personas. Desde entonces, cada mes el evento propone a la gente esta actividad al aire libre que nos incentiva a hacer ejercicio físico, socializar y divertirnos en la bicicleta. Por más de un año el número de participantes no superó los 20 ciclistas. Si venía un cubano, llegaba porque su amigo extranjero residente le motivaba. Atraer más locales parecía imposible y esto me desmotivó. Después del evento número 20 decidí parar.

    En los siguientes dos meses después me llegaron comentarios de que había gente que quería participar. Claro, le puse nuevas ganas y recomencé. Esta vez aparecieron nuevas caras, y sumamos unos 40 o más. ¡Por fin se logró la masa crítica! Pero le llamé Bicicletear La Habana para no asustar a nadie con las palabras masa o crítica. El crecimiento fue posible porque el evento corrió de boca en boca y, además, Facebook ya tenía mayor alcance en Cuba gracias a que el precio del Internet bajó.

    Con la masa crítica he tratado de hacer la bicicleta más atractiva. Destipificar la bici como cosa de pobreza es importante, pero también lo es alertar a los chóferes que, al montarnos en la bici, todos los ciudadanos, tenemos derecho a usar la vía pública. Es vital borrar a los habaneros el trauma sobre la bici para que sea asumida en la vida cotidiana y potenciar de una vez principios de sostenibilidad, reducción del ruido y la contaminación producida por los carros. Debido al poco espacio que requiere, la bicicleta es la forma más eficiente de mover a las personas dentro de las ciudades. El ciclismo es beneficioso para la economía por ser más barato y es la mejor alternativa de transporte aparejado del desarrollo de infraestructuras y políticas amigables con la bici. Incluso, quienes usan la bicicleta hallan placentero transportarse y son más felices.

    Los ciclistas seguiremos siendo una comunidad pequeña mientras no existan bicis en el país, nos falten infraestructuras y espacios amigables para la bicicleta y garantías de seguridad vial. Aun así, somos una alternativa objetiva para el futuro de La Habana.

  • Robert MTB dijo:

    El uso de la bicicleta no sólo resuelve un problema de transporte en la población, además de eso fomenta y brinda una actividad física saludable y una opción de recreación sana para todo aquel q la practique. Fomentar el uso de la bicicleta es una decisión inteligente a nivel personal y gubernamental ya q es invertir en un medio saludable y ambientalmente amigable. Todos sabemos que por las condiciones de nuestro país existen muchas dificultades para tener repuestos y recambios hasta para una cafetera!!, pero nuestro gobierno debería Fomentar y crear más condiciones para la práctica de costumbres saludables y ambientales como el uso de la bicicleta como transporte personal y público, Seguridad vial para ciclistas, eventos recreativos para promover estas prácticas saludables. Mucho a ejemplos podemos tomar y mirar cuando vemos países desarrollados y con posibilidades de movilidad a base de combustibles fósiles, invertir esfuerzo y trabajo para fomentar el uso de la Biciletas. Nosotros pese a todos los impedimentos tenemos una amplia cultura del ciclismo urbano y bla movilidad que adquirimos durante la crisis de los años 90; retomarla, actuatualizarla se retribuiria en inmensas oportunidades de generar empleos en la comunidades, modelos de negocios sustentables, ahorros de energía, fuentes de ingresos.. Todas estas proyectos están probado q funcionan eficientemente en nuestro país y existen en funcionamiento nuestro país sólo q a muy pequeña escala y sin la debida atención gubernamental.#MasaCritica #Bicicletear #Bici+Vida #Ayecat y otros muchos más visibles en la capital por solo citar algún q otro ejemplo de los más publicitados. Dejemos fuera las quejas de cuanto vale una bicicleta o un recambio y no sin dejar reconocer q son difíciles de obtener en Cuba y costosos en el mundo entero. Invertir en una bici y su movilidad es invertir en un futuro sustentable, saludable y sano para Ud, para el pais y para la Sociedad!! Suerte y pedal amigos!!

    • Yosley dijo:

      100% de acuerdo con tu comentario

  • one7rom dijo:

    Apoyo esta causa

  • AlexiZ dijo:

    Si el puerco es el mamifero nacional la bicicleta es el medio de transporte más asequible al cubano y podemos darle la categoria tambien de nacional ,tanta falta que hace para el traslado seguro y preciso ,pero perdidas en las compras y caras ,muy caras

  • Ebert dijo:

    Masificar la bicicleta tiene que partir por una decision de gobierno. Y no me refiero a lo mismo de siempre, de que el gobierno nos lo tiene que dar todo. Hay una etapa en que si, le toca masificar la bici, crear bici sendas, hacer valer las regulaciones del transito y crear las que no existan para que los ciclistas nos sintamos seguros en la via. Tampoco me refiero a invertir en bicis chinas como en los 90. Invertir en calidad de bici, para poder invertir en cultura ciclistica. Nadie quiere tarecos que se oxiden en 3 meses. Bicis buenas, a precio adecuado, y el resultado será inmediato, descongestion del transporte masivo. Y ademas de inmediato, duradero en el tiempo.

  • Jennifer dijo:

    En un artículo publicado por Cubadebate hace un año atrás, se refirió al Programa de viales del país que se desarrollaría desde 2019 hasta el 2030. Como una de sus prioridades serían las asociadas al interés turístico y otras en el ámbito económico-social. Y me baso en estas últimas para recalcar la necesidad de una infraestructura vial adecuada, en la que la bici se posicione como uno de los trasportes fundamentales y protegidos de la ciudad.

    En dicho artículo el Presidente Miguel Díaz-Canel reafirmó la necesidad de incluir estrategias locales que puedan ponerse en práctica y permitan dar respuestas desde la comunidad a sus propios problemas. Y es que la comunidad de los que hacen uso de la bicicleta, díganse jóvenes, adultos, intelectuales, amantes del ejercicio, de la naturaleza, ecologistas, necesitados de un trasporte, entre muchas otras personas, ya están dando una respuesta a un problema nacional del trasporte público, de la contaminación ambiental, del hacinamiento en las calles, de la accidentalidad vial, entre otros.
    La bicicleta está pasando de ser una moda por este pequeño grupo social para convertirse en una necesidad del país y de los ministerios y entidades que les compete su regularización, a pensar en estrategias y acciones a largo plazo para una movilidad urbana sostenible donde la bicicleta juegue un papel fundamental.
    Por qué hubo que esperar un Período Especial para que un vehículo tan ligero y asequible para el Estado como la bicicleta, constituyera un paliativo y casi obligación para que toda la población se transportara, y aun así, no se protegió a los ciclistas con una infraestructura vial. Por qué tiene que llegar el Covid-19 para hacernos reflexionar sobre estas cuestiones? y si fue asi pues enhorabuena!
    Por qué se perdió la cultura de la bicicleta? Es una cuestión de imaginario social? Del rechazo causado por el uso de la bicicleta, porque hacerse o mantener una bicicleta en la actualidad tiene costos elevados, porque se corre el riesgo de sufrir accidentes porque no existen ciclovias, etc. Tantas preguntas para comprender los elementos culturales que influyen en el uso o no de la bicicleta.
    Y si la cultura se construye? No basta con los que ya tenemos una bicicleta y la adoptamos como forma de vida y conocemos los tanto beneficios que tiene, si no, qué podemos hacer como Estado y como sociedad moderna a la que aspiramos, desde las estructuras políticas como Planificación Física, Ministerio del trasporte, Ministerio de la Construcción, Tránsito, Vialidad, Arquitectura y Urbanismo para contribuir a que no sea una moda coyuntural la de pensar en la bicicleta, sino verla como uno de los elementos que denota mas civilidad, modernidad y progreso en una sociedad.

    • Yosley dijo:

      100% de acuerdo con tu comentario

    • Yasser González Cabrera dijo:

      Me ha dejado impresionado tu comentario. Que buen discurso. Porfa, encuentrame en LinkedIn por mi nombre completo o Citykleta.
      Desde algunos pequeños negocios de bici, estamos poniéndole mucha responsabilidad social a la bici como medio recreativo en la urbanidad y ruralidad. Esto nos ha dado la oportunidad de promover cultura de bici desde la base. Quisiera saber si has escrito otros textos sobre la bicicleta.
      Saludos

  • JL63 dijo:

    Aún me suenan en los oídos los chistes de buena parte de nuestros humoristas burlándose de las bicicletas chinas, como también recuerdo el comentario de un periodista radial, cuando mejoraba el transporte automotor en la Habana, diciendo que para andar en bicicleta en la Habana había que estar loco....por los peligros para la vida del ciclista claro está, ..... como gran aficionado a la bicicleta que soy, y con un historial de haber recorrido buena parte de la Habana en bicicleta en los años de período especial, y mi provincia natal (Cienfuegos) casi completa, (incluidos varios municipios y parte del Escambray) con viajes a Girón y Trinidad, en otras provincias, por carreteras, terraplenes, callejones, etc...... siempre me he preguntado porqué no apreciamos lo suficiente la bicicleta en Cuba.....y entonces recuerdo reflexiones que hice cuando conocí por el profe Ciro Bianchi que Cuba llegó a ser (antes del 59) el sexto país en automóviles percapita en el mundo, lo que inevitablemente nos provoca un sustrato de automovilistas, me pasaron por la mente ideas negativas, al estilo de que quienes deben decidir sobre el asunto se mueven en autos, y hace mucho rato olvidaron las bicicletas, ....en su defensa pudiera arguirse que tienen asuntos más importantes de los cuales ocuparse, .......se me han ocurrido muchas cosas pero ahora no vienen a cuento, otros foristas las han mencionado y defendido con brillantez....solo recalcar de eso ya dicho:
    - la bicicleta no es de pobres, Holanda nunca renunció a ella.
    - las bicicletas y sus piezas son relativamente caras, pero aún contamos con talleres de maquinado que pueden fabricar respuestos, ejes, conos, tornillería
    - se puede reactivar nuestra industria de la goma, y fabricar neumáticos y cámaras de bicicleta, los particulares las están haciendo, con recursos desviados del estado, tendrán ellos más y mejores instalaciones?.
    - por último, incentivar una cultura de respeto al ciclista en los usuarios de la vía, límites de velocidad, ciclovías, preferencias viales, etc.

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Reno Massola

Reno Massola

Fotorreportero y Realizador audiovisual en Cubadebate.Graduado de Comunicacion Social en la Universidad de la Habana(2015).

Vea también