Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Sociedad  »

Crónica desde el Yunque

| 9 |

“…y al cabo de ella de la parte del Sudeste
un cabo en el cual hay una montaña alta y cuadrada
que parecía isla”.
Crsitobal Colón, noviembre de 1492

 

Yunque de Baracoa. Foto: Rodney Alcolea / Cubadebate

Pareciera que el tiempo quedó detenido, como en un cuadro de esos grandes, y muchas veces anónimos, pintores primitivistas, que logran plasmar la belleza de la región. No hay que esforzarse mucho para deslumbrase ante lo real maravilloso del lugar. Ya, por siglos, poetas y trovadores le han cantado a los singulares paisajes de Baracoa.

Encantadora y singular Primera Villa, fundada en 1511, por el adelantado conquistador Diego Velásquez, Baracoa es sitio en el que se combinan magistralmente la colonial arquitectura con los singulares y místicos valores naturales de su entorno.

De particular atracción resulta la visita a cualquier sendero natural del territorio. A cada paso es frecuente encontrase con la majestuosidad de los macizos montañosos que rodean a la ciudad, elevaciones cubiertas de bosques bien conservados, y con una abundante vegetación y fauna endémicas.
Las playas con sus plantaciones de cocoteros, palmeras y uvas caletas, y las cristalinas aguas de sus ríos, entre ellos el Miel, del que cuenta la leyenda beber de el convida a quedarse en el lugar. Está también el impresionante Toa, el más caudaloso de Cuba, y por el cual es frecuente encontrar a campesinos de la zona navegar en unas embarcaciones llamadas Cayucas, trasladando mercancías y familias enteras, tal como lo hicieron sus antepasados arauacos, al asentarse en la región tras llegar de otras tierras más al Sur del Caribe.

La huella aborigen se puede apreciar en más de 50 sitios arqueológicos, pertenecientes a la cultura agroalfarera taína, la más desarrollada de las indocubanas, y de gran importancia en toda la región del Caribe.

Recorrido por senderos ecológicos como los de Bahía de Taco y el Balcón de Iberia, resultan de un encanto especial. En el primero se puede recorrer en bote alrededor de dos kilómetros de la virgen ensenada, escenario natural del manatí y otras especies de aves, peces y plantas típicas de la zona.

A pie, se recorren los cinco kilómetros del sendero Balcón de Iberia que tiene como su principal atractivo un salto de agua de 25 metros de altura que está al lado de donde nace el río Santa María.

Pero sin dudas una opción para no olvidar resulta siempre el ascenso al emblemático Yunque, meseta aplanada formada por rocas cárcavas de 575 metros sobre el nivel del mar, devenido símbolo distintivo de Baracoa, y que está declarado como Elemento Natural Destacado por su abundante fauna y valores paisajísticos.

La elevación forma parte de la reserva de la biosfera Cuchillas del Toa, y para su escalada se utiliza el sendero ecológico de Quibiján-Duaba.
Según apuntes del desaparecido geógrafo cubano Doctor Antonio Nuñez Jiménez, Toda esta zona conserva impresionantemente una geografía casi intacta, a la encontrada por los españoles en los años de la conquista, y ella es fuente inagotable para investigaciones arqueológicas, por la cantidad de asentamientos aborígenes que radicaron en el lugar.

Cercano al punto donde comienza el ascenso al Yunque está la más oriental de las bases de campismo del país, que lleva el mismo nombre de la meseta, y donde el vacacionista puede encontrar numerosas opciones recreativas.

Hasta ese punto se puede llegar desde la Primada en autos, motos o bicicletas. Luego comienza la caminata.

La subida se realiza por una formación de mogotes, formados por suelos ferralíticos donde predomina una exuberante vegetación de palmeras, cocoteros, jagueyes, caobas y cedros, refugio de pájaros carpinteros, tomeguines y del bello Tocororo, quien orgulloso lleva en su plumaje los colores de la enseña Patria.

El sendero surca al rió Duaba, que con sus cristalinas aguas convida a un baño en el charco La Piña, cerca de la orilla unas plantaciones de cacao seden a una colonia de La Mariposa, nuestra flor nacional, cómplice de los mensajes que entre sus pétalos guardaban las mambisas durante la guerra de independencia.

Por el camino es común cruzarse con campesinos que con sus arrias de mulos, cargadas de viandas bajan desde las fértiles lomas hacia la ciudad.
Muchas veces, en el río y con el agua hasta las rodillas puede encontrarse a mujeres de la zona lavando la ropa, a golpe de paleta, como les enseñaran sus abuelas y madres.

A ratos, se presenta, al visitante, los asentamientos poblacionales de Rivera y Santa Rosa, allí es fácil encontrar el rasgo más distintivo de Baracoa y su mayor riqueza: la sencilla hospitalidad de su gente, quienes invitan a un buchito de café o interactuar con sus costumbres y tradiciones, donde tienen un lugar especial los platos típicos de la región como la tulanga, el frangollo, guanino, bacán, palmito, la bola puñeta o calalú y el casabe.

Al cabo de cinco horas de caminata y tras recorrer unos siete kilómetros se conquista la cima del Yunque. La agradable temperatura del lugar y la impresionante belleza que es posible apreciar desde la elevación desaparecen de un tirón cualquier muestra de cansancio.

Desde lo alto del Yunque, es esplendida la vista de la ciudad, el verdor de unas montañas con naturaleza casi virgen, y el punto exacto donde los ríos Duaba y Toa le entregan sus aguas al mar.

La escalada al Yunque y los baños en los ríos de las aguas más cristalinas de Cuba, son una opción más para quienes se lleguen hasta esta región de Baracoa. La experiencia es sencillamente inolvidable.

Nota: (El 25 de diciembre de 1979 la Comisión Nacional de Monumentos de Cuba acordó declarar al Yunque de Baracoa Monumento Nacional, por sus valores históricos-naturales. La proclamación se hizo en la cima de la meseta, el miércoles 2 de Abril de 1980, por su presidente Dr Antonio Núñez Jiménez).

Yunque de Baracoa. Foto: Rodney Alcolea / Cubadebate

Navegando por el Toa. Foto: Rodney Alcolea / Cubadebate

 

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • senelio ceballos dijo:

    Saludos Lic.Rodney…Bellas fotos y buen articulo!!..Les recomiendo hacer lo mismo con otros puntos geograficos especilaes de nuestra isla……Crear el ellos parques NACIONALES / zonas conservadas / monummentos geograficos nacionales etc..Como lo hizo nuestro maestro Capitan N.Jimenez [ EPD]……POR EJ..LAS tetas de Managua…..LA BELLA DURMIENTE de MATANZAS,……eL PICO san Blas de cumnayagua etc….No olvidar las leyes de DIOS….vivimos en tierraa prestadas por nuestros NIETOS…CONSERVARLAS es nuestro deber!!! obligacion!!! El guajiro del Escambray!!

  • Wilfredo MB dijo:

    Rodney, muy interesante e ilustrado su artículo, no solo con las fotos, sino con su acertada descripción sobre las bellezas naturales de esa región, las costumbres, etcétera. Le agradezco mucho el haber podido “desayunarme” esta mañana dominical, recreando mi vista y mi intelecto con su escrito plagado de bondades hacia esa geografía nuestra tan bella. Todo eso gracias a Ud. Le saludo desde el otro extremo de nuestro verde y querido “caimán durmiente”.

  • Modesto Gutiérrez Cabo dijo:

    Te felicito Rodney por tu creativo trabajo, interesantes parajes de nuestra bella geografía que nos pasan inadvertidos en ocasiones, es la maldita costumbre, pero cuando sobra el talento y la profesionalidad, todo nos parece inmenso y bello, como lo has hecho tú, gracias mil gracias

  • Cira Velasco Elizalde dijo:

    No por gusto muchos la llaman: ” Cubita la bella”. No creen?

  • Sergio dijo:

    Y sí que es Bella BARACOA. Pude ir varias veces, y realmente es el lugar más bello de CUBA, sin discusión. Además, los cucuruchos y los dulces de almendra y miel,,,, a recogerse.

    Maguana, el paso de los Alemanes, Duaba, las Playas, el parque Humboldt, el Matcahin,, etc, etc, etc,,,

    Bella CIUDAD, infelizmente golepeada, y mucho, por la Madre Natura,,,,,

    Saludos,

  • Silvy dijo:

    Bello artículo, me gustaría mucho conocer ese lugar.

  • Lala dijo:

    Mi abuela vive en Baracoa, exactamente en Barigua, perteneciente al municipio de Jamal. Es un lugar muy hermoso, donde las personas son muy hospitalarias, donde se puede degustar de las comidas auténticas del lugar y platos tradicionales, donde los nuevos visitantes al llegar allí se fascinan por sus paisajes, sus playas, sus ríos (Río Yumurí) y la hospitalidad de las personas. Y como dice nuestro Lic.Rodney todos los lugares emblemáticos que hay en esta majestuosa ciudad, son ejemplo de que nuestra primada, es una ciudad histórica y de una rica naturaleza. A todos les recomiendo, si tiene la posibilidad de conocer este hermoso lugar, que lo hagan, es una experiencia inolvidable.

  • Alicia dijo:

    Gracias a Cuba debate, Rodney pose excelentes cualidades de narrator, su recreacion del paisaje es exquisita

  • Francisco Rivero dijo:

    Baracoa es la esencia de Cuba, por los valores de sus habitantes, asi como por ese punto y aparte de una generosa naturaleza.

    Un saludo fraterno.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rodney Alcolea Olivares

Rodney Alcolea Olivares

Vea también