Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Cultura  »

Silvio en San Agustín: Hasta para Esperanza

| 30

Presentación de Silvio Rodríguez en San Agustín, La Lisa; con Omara Portuondo y sus músicos (Rodney Barreto, Gastón Joya, Coayo Junior y Rolando Luna), y Víctor Casaus como invitados.

Paisaje de San Agustín, “el mejor barrio que tiene La Lisa”, comenta un vecino. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Esperanza es alcohólica y no tiene dientes.

Ya sé. Es un inicio pesimista, acaso pésimo también. Pero así es Esperanza.

La vimos una hora antes del concierto, ya “contenta”, “curda”, “en nota”, discutiendo con alguien a unos metros de la tarima donde ensayaban los cuatro músicos que vienen con Omara. Entonces no reparé demasiado en ella. Pero una vez comenzado todo, era imposible no hacerlo: estaba en primera fila, cantando, gritando, gesticulando con exageración; provocando a su alrededor las veces risa, las veces disgusto. Poniendo a prueba paciencia, tolerancia, sentido del humor y del ridículo.

“¡Silvio, tírame Unicornio!”, reclamaba, mezclada como estaba con los argentinos, chilenos, brasileños, uruguayos… de la brigada de solidaridad que llegaron expresamente a ver a Silvio –y así lo hacían constar: “Pan y vino, pan y vino, pan y vino. El que no vino a ver a Silvio, ¿para qué carajo vino?”–.

La música tiene que estar al lado de quienes la inspiran, al lado del pueblo, ha dicho el trovador. Al lado, pues, de la alcohólica desdentada que molesta al resto de la concurrencia. Como un río es todas sus gotas y cada gota es el río, ella es el pueblo; aunque haya otros, muchos; aunque ella no represente, ni menos, la mayoría. No es que Silvio cante para ella: Silvio canta hasta para ella. Hasta para la que sale de todo canon de buen comportamiento, de civismo elemental y respeto al otro. Hasta para la que llaman “borracha”, como Narciso el Mocho, que hacía papalotes, como tantos otros cuyos dramas no nos son –no pueden sernos– ajenos. Y allá quien pretenda negarlo.

Hasta para Esperanza, con nada más que su guitarra, cantó Solo el amor, inspirada en una frase del “ideólogo fundamental que tenemos los cubanos, a mi juicio”, dijo refiriéndose a José Martí.

Hasta para Esperanza sonó la oportuna Tonada del albedrío:

Dijo Guevara el humano

que ningún intelectual

debe ser asalariado

del pensamiento oficial.

Debe dar tristeza y frío

ser un hombre artificial,

cabeza sin albedrío,

corazón condicional.

Hasta para Esperanza cantó con Omara Demasiado. Y la diva interpretó luego con “los niños”, como se refería a los músicos talentosos que la acompañaban, Lágrimas negras, Veinte años, Amigas, Dos gardenias… Y al final en dúo, claro, La era está pariendo un corazón; esa canción extraordinaria, de título “pornográfico”, como ha contado Silvio que se le acusó alguna vez.

El domingo no hacía 48 horas desde que hubiéramos estado en un concierto con los mismos intérpretes, con repertorio similar. Pero fueron muy diferentes los dos. Y, en todo caso, basta que sea distinto el público para tener una marca de singularidad suficiente: en los ojos de los que escuchan se vive siempre un concierto nuevo. En los ojos de todos, hasta en los de Esperanza, a quien complació Silvio con Unicornio, y dio Omara su voz poderosa, deferencias que les merecieron, casi al final, un estridente y sincero “¡Esperanza, de San Agustín, los ama!”

Carretilleros. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Carretilleros. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Piquera de bicitaxis. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Piquera de bicitaxis. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Granizado web. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Granizado web. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Norbis y Rodolfo. Norbis ha estado un año sin “bicitaxear” porque “es un trabajo muy duro. Y esta zona no rinde mucho dinero. No es como en La Habana Vieja”. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Norbis y Rodolfo. Norbis ha estado un año sin “bicitaxear” porque “es un trabajo muy duro. Y esta zona no rinde mucho dinero. No es como en La Habana Vieja”. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Anuncio ambulante. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Anuncio ambulante. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Espera en reposo. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Espera en reposo. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

“Los niños” de Omara: de izquierda a derecha, Rolando Luna, Rodney Barreto, Gastón Joya y Coayo Junior. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

“Los niños” de Omara: de izquierda a derecha, Rolando Luna, Rodney Barreto, Gastón Joya y Coayo Junior. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

El teclado: la niña de sus ojos. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

El teclado: la niña de sus ojos. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Norbis: “Silvio se ha ganado el respeto del pueblo. Me gustan sus canciones porque tienen un sentido. Dicen algo”. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Norbis, bicitaxista: “Silvio se ha ganado el respeto del pueblo. Me gustan sus canciones porque tienen un sentido. Dicen algo”. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

La guitarra del joven soldado. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

La guitarra del joven soldado. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

La divísima. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

La divísima. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

“Se me han perdido canciones”, dice Silvio hojeando en el atril. Aparece entonces El reparador de sueños, conocida como “la del enanito”. “Y las enanitas”, añade su autor. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

“Se me han perdido canciones”, dice Silvio hojeando en el atril. Aparece entonces El reparador de sueños, conocida como “la del enanito”. “Y las enanitas”, añade su autor. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Es el cuarto concierto de la gira en que participa Omara. “Mucha gente quiere sumarse. Hasta gente que baila se nos ha propuesto para venir; pero bueno, tenemos un escenario muy pequeño. No caben aquí bailando…, a menos que sea danzón o algo de eso”, bromea Silvio. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Es el cuarto concierto de la gira en que participa Omara. “Mucha gente quiere sumarse. Hasta gente que baila se nos ha propuesto para venir; pero bueno, tenemos un escenario muy pequeño. No caben aquí bailando…, a menos que sea danzón o algo de eso”, bromea Silvio. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Público internacional. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Público internacional. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

 

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yo@ dijo:

    fue magnifico, ese momento no lo voy a olvidar. primera vez q tengo la oportunidad de ver a silvio en vivo. gracias por brindarle este espacio al pueblo.

  • @maurys dijo:

    Hola,

    Un excelente fotorreportaje. Quien duda de la Grandeza de estos dos Astros de la Musica Cubana, son personas que nacieron para brillar y con su luz alumbrar el camino y llenarlo de felicidad. Admiro muchisimo a Silvio y a la Gran Diva Cubana Omara Portuondo, esos artistas son los que necesita el pueblo. Gracias a los dos por existir.
    Soy gran admirador de la Diva Cubana Omara, la respeto mucho para ella todo el amor del mundo, se lo merece.

    Posdata: Foristas Omara tiene 82 años y todavia esta en los escenarios eso es como para premiarla, esta genial, demosle un aplauso y todos los reconocimientos del mundo.

    Salud Omara. Cuba Te quiere.

  • Agamenón dijo:

    Muchas gracias por las maravillosas fotografías que ilustran las crónicas de la gira de Silvio. ¡Cómo me gustaría estar allí: disfrutando de esas voces, músicas… del calor de esas gentes y no aquí: aterido en la España invernal!

  • sergio quezada salinas dijo:

    A PESAR DEL BESTIAL EMBARGO NORTEAMERICANO CUBA ES UNA POTENCIA CARIBEÑA SU PUEBLO EN SU CONJUNTO ES DUEÑO DE SU TERRITORIO, EL ESTADO PRIORIZA LA EDUCACIÓN Y LA FORMACIÓN DEL INDIVIDUO, ÚNICA NACIÓN QUE NO SUFRE EL FRAGELO DE LA DROGADICIÒN LA DELINCUENCIA Y EL CRIMEN. AL CONSOLIDAR SU ECONOMÍA CON SECTORES EMPRESARIALES CRIOLLOS Y CAPITAL FORÁNEO CONTROLADO POR EL ESTADO, NECESARIAMENTE CAMINARÁ AL DESARROLLO E INTEGRACIÓN DE SU PUEBLO RIVALIZANDO CON EL MONSTRUOSO MUNDO CONSUMISTA.

  • Chaika dijo:

    Realmente la cronica no tiene porque empezar con si Esperanza es alcoholica y desdentada o no?, para decir que es algo de barrio, no es necesario caer en el mal gusto, por lo demas las fotos son de maravillas.

    • monicar dijo:

      En respuesta a algunos comentarios:
      1. No aparece una foto de Esperanza en honor a la ética, justamente. Por una cuestión elemental de tacto, su imagen no debía aparecer.
      2. Pongamos que Esperanza es la única alcohólica de Cuba. Y vive en San Agustín, como podría vivir, digamos, en el Canal, en Pogolotti, en Jesús María, en Miraflores, en El Fanguito, en Miramar también. Silvio va y da un concierto en la esquina de su casa. Está cantando HASTA para Esperanza, la única alcohólica de Cuba. Nunca decimos que es representativa de su comunidad, ni que fue lo más destacado del concierto. Es posiblemente la persona más necesitada de haber asistido, la que más precisa ser complacida con una canción como Unicornio, más necesitada aún de lo que ella misma sea capaz de darse cuenta.
      3. Si hablar de Esperanza es de mal gusto, es de mal gusto ser sincero, es de mal gusto una parte de nuestra sociedad -que nos atañe a todos-, y es realmente de mal gusto todo lo que haya conducido a alguien a semejante término. Ella es síntoma, no enfermedad; es consecuencia, no causa.
      De cualquier manera, las lecturas son libres. Toda interpretación es legítima y enriquecedora. Gracias.

    • janet dijo:

      De acuerdo completamente con ANA

  • GROPPO DANIEL dijo:

    MAESTRO,USTED SIQUE SIENDO UN REVOLUCIONARIO,Y ELIGIÓ LA MEJOR VOZ DE CUBA,(OMARA),UN ABRAZO.

  • HLLT dijo:

    Hola me llamo Hugo y vivo en San Agustín. No estuve en mi localidad pues me encontraba en provincia. Que bueno que ocurran eventos cómo estos. Unos no prefieren a Silvio, otros desdeñan a la reconocida Omara. Lo cierto es que el imperio de Reggaetón se ha expandido por esta zona anulando la poesía de la buena y verdadera música. Aprendamos a apreciar lo verdaderamente bello y hagamos a un lado la vulgaridad involutiva que nos hace actuar como animales. Solo así salvaremos la virtud. Gracias a Omara y a Silvio por tan hermoso regalo para dar bienavenida a un nuevo año donde alzaremos las voces por la defensa de lo más bueno del ser humano.

  • Silvio Oscar dijo:

    Genialidad, grandeza,talento,y un derroche de poesía conformó nuestro cielo con estas dos estrellas universales.
    Los artemiseños tambien los esperamos.

  • Idania dijo:

    Al fín llegó Silvio a nuestro barrio!!!!, todo muy bonito y organizado. Feliz coincidencia con la víspera del natalicio del apóstol. Lástima que comenzó más temprano de lo previsto y muchos se perdieron la primera parte, por una razón muy justificada: la marcha de las antorchas. Gracias Silvio, gracias a su equipo, gracias Omara (que alboró el panal) El reparto San Agustín les agradece su presencia.
    A Silvio, muy buena su idea de la gira por el barrio.

  • Esther dijo:

    Hola:
    Muy buen reportaje y fotos.

  • nureya dijo:

    Precioso reportaje, medularmente humano, Silvio, siempre grande.
    Omara, admirable y digna de imitar
    Artistas con mayuscula!!!!!!!!!!!!

  • Sandro dijo:

    Sin dudas Silvio y Omara, son inmensos no solo como músicos sino como cubanos. Otros artistas deberán aprender de ellos. Por cierto, no pusieron fotos de Esperanza.

  • FERNANDO dijo:

    Mis respetos al ARTISTA, que caminara vivo por la eternidad en esta tierra maravillosa.

  • Dr.Delgado dijo:

    Creo que el inicio del fotorreportaje “Esperanza es alcohólica y no tiene dientes” empaña tan excelentes fotos y la calidad de esas personalidades de la cultura cubana.¿Es necesaria esta falta de ética?

  • margot dijo:

    Estuve ahí, cerca de la tribuna entre los extranjeros, y no me parece que la crónica refleje realmente lo que predominó en este concierto…no eran precisamente los del patio los que bebían, y así se pudo captar en una foto. He asistido a otros muchos y el domingo, además de la calidad de los dos intérpretes que estuvieron de lujo, se siguieron las canciones, con disciplina a pesar de la multitud, alegría y al final el público no se movió con deseos de seguir escuchando canciones. Creo que fue una bonita noche en un barrio populoso, que es capaz de reconocer la inmensa labor de Silvio en estos recorridos por los barrios. Te lo agradecemos siempre Silvio y a sus invitados

  • Marcel Benet dijo:

    Da pena que este artículo se llame “hasta para Esperanza”. Esperanza es una mujer alcohólica, una persona enferma, si no es ella quien más necesita la voz de Omara y la historia del Unicornio, ¿quién es? Es increíble que un articulista tenga la desfachatez de hablar despectivamente de una persona enferma diciendo que es pésima, y que Silvio Rodríguez es grande porque canta “hasta” para ella. Silvio Rodríguez es grande tal vez porque canta para ella, y porque ella, que es un ser humano que vive diaramente el dolor, el abandono, encuentra consuelo en las canciones de Silvio.
    Considero que la dignidad humana de Esperanza ha sido ultrajada y que este artículo no debió ser publicado tal y como está, lo ofensivo no es el tono duro, que no está reñido con el buen periodismo (aunque pueda ofender sensibilidades como la de Chaika) sino la filosofía detrás de las palabras.
    Para mí, es evidente que la escritora o el escritor se siente ofendido por el comportamiento de Esperanza durante el concierto y el artículo es casi una inicua venganza. Por otra parte, amén de ser Esperanza la verdadera protagonista del artículo (lo cual es periodísticamente un fiasco)no hay una sola foto de ella, lo cual hace que el fotorreportaje sea banal.
    En definitiva, creo que Silvio debería decir algo al respecto.

    • monicar dijo:

      Marcel, en efecto, es posible que se debiera llamar “Precisamente para Esperanza”. Casualmente usted usa las mimas palabras que yo, en un comentario anterior: “si no es ella quien más necesita la voz de Omara y la historia del Unicornio, ¿quién es?”, de modo que no entiendo cuál es el desencuentro.
      No existe la desfachatez de que se acusa al articulista (a mí) porque no hablo despectivamente de Esperanza: lo pésimo y pesimista, en buena gramática, se refiere al inicio, no a ella.
      Coincido en que Silvio es grande porque canta para ella. Que cante hasta para ella es justamente el juicio que se pretende desmontar. Por otro lado, soy incapaz de ultrajar la dignidad humana de Esperanza, cosa que sí habría sucedido si, como usted pide, hubiera aparecido su rostro en este trabajo. Por rechazar el morbo, nos lo reservamos.
      Sobre la filosofía detrás de las palabras: juzgue en todo caso las palabras, pero no la filosofía. Le garantizo que no es la que aparentemente identifica, como no lo es que me ofendió esa mujer y menos que es una venganza.
      En cuanto al fiasco, los periodistas nos exponemos constantemente a que todo el mundo sabe lo que tenemos que hacer y decir, cómo, cuándo, cuánto, y hasta dónde. Su propuesta es una más.
      Gracias por la opinión

  • Orlando Salgado dijo:

    Admiro a Silvio de siempre por su obra de toda la vida y a Omara que es una joya de la cultura cubana.lo único que siento es que acá en la Ciudad de Ciego de Avila me va costar trabajo poder ver a Silvio en un concierto. Saludarlo es mucho pedir.Como poeta, cuando escuchaba las canciones buscaba la letra para analizarlas y coger el mensaje y tocando el instrumento, yo no sé de musica pero es el que más disfruto con la guitarra.
    De todas formas lo que está haciendo con sus presentaciones en los lugares en que lo ha hecho es un ejemplo de compromiso de la palabra con la obra y ojalá otros artistas miraran para abajo y lo trataran de imitar. No alcanzar porque eso es muy dificil.
    Le deseo, salud, y muchos exitos en su trabajo.
    O.S.H.

  • locubita dijo:

    Omara y Silvio son un orgullo, estas cosas son las que dan esperanzas, en otros lados sus mejores artistas solo se pueden ver por la tv, en Cuba se pueden tocar con las manos.

    Gracias Silvio por todo lo que hace, por llevar a los rincones mas pobres de la patria su poesía, maestro de maestros.

  • Dr.Delgado dijo:

    ¿CUAL ES LA PREOCUPACIÓN DE MONICAR AL RESPONDER EN DOS OCASIONES?
    LOS LECTORES TENEMOS CRITERIOS, GUSTOS, TENEMOS DERECHOS DE ESTAR A FAVOR O EN CONTRA DE LO QUE SE PUBLICA Y CÓMO SE PUBLICA.

    • monicar dijo:

      No es preocupación: es simple ejercicio de derecho.

  • yo y mil veces yo dijo:

    Monicar tranquila Palo por que bogas y palo porque no bogas, asi somos en esta bendita tierra……por lo demas exelente trabajo, apto para quien quiera entenderlo

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Mónica Rivero

Mónica Rivero

La Habana, 1989. Graduada de Periodismo (2012) en la Universidad de La Habana. Twitter: @lamagoch

Alejandro Ramírez Anderson

Alejandro Ramírez Anderson

Director de cine y fotógrafo guatemalteco, radicado en Cuba. Graduado en la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual de Instituto Superior de Arte, institución en la que es Profesor.

Vea también