Imprimir
Inicio » Fotorreportajes  »

Silvio en San Antonio de los Baños: Papalote constante más allá de la cuchilla

| 10

Texto: Mónica Rivero. Fotos: Alejandro Ramírez Anderson

Presentación de Silvio Rodríguez con Trovarroco, Oliver Valdés y Niurka González; en La cueva del Sumidero, San Antonio de los Baños, con el grupo Yaguar y Amaury Pérez como invitados.

“(…) mi memoria se empina a ratos
como tus papalotes,
los invencibles, los más baratos,
y te levanta en peso,
Narciso el Mocho, para ponerte
junto a los elegidos,
los que no caben en la muerte”.

En una esquina de San Antonio de los Baños, común a la vista, corriente, hay un puesto de venta de vegetales y viandas, pequeño, tan poco especial como aparentemente el lugar que lo acoge. Júpiter la Bala le dicen al vendedor, sin que la razón del apodo sea evidente. Su nombre es Nardo Castellanos, es un hombre de 63 años, de trato fácil, elocuente, mucho.

Contando tanto en un momento, como quien no lo puede evitar, evoca su niñez, y ya se está viendo con 8 o 9 años en el río Ariguanabo, haciendo travesuras, “cosas de muchachos”, y de pronto un guiño, una coincidencia que asalta: habla de un viejo personaje hacedor de papalotes y de pelotas también, el borracho del pueblo que vivía junto a la bodega que ahora sirve de establecimiento al modesto negocio de venta. “El Sol de Cuba”, reza el dibujo en la pared, y una inscripción en letras grandes en la parte superior de la fachada. (Ya suena una estrofa de canción).

Nardo conoció de niño a Silvio Rodríguez, también niño entonces: “4to y 5to grados los pasamos juntos”; y esta bodega es El sol de Cuba de El Papalote, compuesta tiempo después por el trovador, en 1972. El lugar se revela así espacio mítico salido de la letra para sorprender, para causar cierta sensación, algo rara, y dar la impresión de que ha sido la canción la que precedió al lugar y los hechos, y cierta magia de la leyenda musicalizada ahora se proyecta sobre aquellas viejas paredes que de otro modo acaso dirían nada o muy poco.

Estamos muy cerca de donde vivía Narciso el Mocho, el personaje de la canción, que nunca la sospechó. De aquella época solo se conserva en el lugar el mamoncillo grandísimo del patio, añejo testigo silencioso. Y algo más, mucho más: una canción, la concreción en poesía y melodía de una fascinación despertada por el viejo Narciso, bebedor, posiblemente ermitaño, obstinado, misterioso. Así, el papalote no cae, voló siempre, vuela, muy alto. No hay cuchilla que pique esa imaginación.

Al final del concierto de hoy, cuando sonó la canción tan de barrio, tan de historia memorable de pueblo pequeño, un amigo, después de haberla escuchado muchas veces, dice haberla entendido por primera vez (¿entendido, sentido, sentipensado?).

Allí estaba el viejo personaje vivo en una memoria. En la oscuridad del público, desde lejos se adivinaban esta noche las sonrisas de los amantes de volar papalotes, o simplemente de echar a volar cosas, algo que todos amamos por lo menos una vez.

1 Foto: Alejandro Ramírez Anderson

En la memoria de los vecinos, la cuadra de la niñez de Silvio, aunque su apariencia ha cambiado mucho desde entonces Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Júpiter la Bala. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Júpiter la Bala. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

"...dinero de aguardiente/ de El Sol de Cuba, de la cerveza" Foto: Alejandro Ramírez Anderson

"...dinero de aguardiente/ de El Sol de Cuba, de la cerveza" Foto: Alejandro Ramírez Anderson

 Expectativa. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Donde creaba Narciso el Mocho. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Donde creaba Narciso el Mocho. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Expectativa. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Expectativa. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Vista de la Terminal. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

 Vista de la terminal. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Yaguar, un grupo de San Antonio. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Celebración Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Amaury, amigo invitado. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Amaury, amigo invitado. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Niurka González. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Niurka González. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Celebración. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Celebración. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose Pertierra dijo:

    La foto del cartel de cartón, con el “Viva Silvio” pintado a mano, llega hondo.

    José Pertierra

  • Maylen Guzman dijo:

    me gusto mucho el concierto de anoche de silvio en San Antonio, lo disfrute como buena ariguanabense que soy,Muchas gracias a Silvio por ofrecernos como siempre tan buenas interpretaciones, al igual que Amaury que me alegro que Silvio lo hubiera invitado, GRACIAS una vez mas, ojala pronto se vuelva a repetir

    Maylen Guzman
    San Antonio de los Baños

  • lissette dijo:

    Bien por Silvio,Amaury y Trovarroco!
    Los ariguanabenses necesitamos mas de esa energía positiva que nos transmiten.Me hubiera gustado que al finalizar Silvio hubiera dicho un hasta pronto o algunas palabras… nunca sucedió, pero igual se agradece mucho el concierto.
    Mucha gente linda se reunió allí :gente de pueblo y gente de ¨otros pueblos¨.
    Que se repita pronto!

    Lissette
    Una ariguanabese que no está ni estará ausente.

  • Pedro dijo:

    Magnífico el concierto de Silvio. Muy de “barrio”, lejos de las espectacularidades que vemos en ocasiones por la TV: una tarima, algunas luces, el sistema de audio, el trovador con sus acompañantes (¡magistrales demostraciones de buena música!) y sus invitados, y mucho público ávido de escuchar las canciones que nos han acompañado por años. Un concierto de Silvio que recordaré junto a otros que guardo en la memoria (en el Latino, en la Avenida del Puerto, el Karl Marx). ¡Gracias Silvio!

  • LYM dijo:

    Que envidia!!!

  • Sandy Castrillo dijo:

    Creo que el concierto fue magnífico, ademas la presencia de Amaury, el Yawar tan nuestro, pero creo que el pueblo esperaba esas palabras del coterráneo, del vecino, del amigo que significa Silvio para todos nosotros. Como periodista que soy creo que faltó eso en el concierto que disfruté hasta el final. Gracias Silvio por el Concierto, por la foto y esperamos volver a verte en esta nuestra tierra común San Antonio de los Baños.

  • insrito dijo:

    Creo que conozco el zapato que aparece detrás del cartel de VIVA SILVIO, eran un par de suecos que mi abuela le dio a mi vecino para que los vendiera en EL SOL DE CUBA

  • Funchy dijo:

    Oye insrito, claro que tienes que conocer esos popis. Yo soy el cuñado de jupiter la bala, el me vendio los popis en un pescao y yo fui a descargar con el silvi. cuentame como le va a gumerdy???

  • Alexis Mario Cánovas Fabelo. dijo:

    Sentí mucho no haber cumplido mi propósito de regalarle, para este cumpleaños, una alegoría del Silvio que hicimos amistad en el “MELLA”, del recluta armado con su guitarra ilustrada.

  • Ligia Archila Serrano dijo:

    Que belleza de presentaciòn. FELICITACIONES.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Mónica Rivero

Mónica Rivero

La Habana, 1989. Graduada de Periodismo (2012) en la Universidad de La Habana. Twitter: @lamagoch

Alejandro Ramírez Anderson

Alejandro Ramírez Anderson

Director de cine y fotógrafo guatemalteco, radicado en Cuba. Graduado en la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual de Instituto Superior de Arte, institución en la que es Profesor.

Vea también