Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

El escondite de Hernando

| 21

Alibar, el rincón del Benny. Foto: Archivo

Son incontables los night club que surgieron en El Vedado en los años 50 del pasado siglo. La mayoría hace años que no existe y no es raro que aun buscándolos no podamos identificar ya el sitio donde estuvieron. Algunos nombres llegan del pasado: El Escondite de Hernando, Le Mans, Rocco, Yobana…

En esa misma época otros centros nocturnos abrían sus puertas en Miramar. Los había también en Luyanó, como los cabarets Sierra y Alloy, en Lawton -Ali Bar-en Ayestarán, en la carretera de Rancho Boyeros, en la de Arroyo Arenas, en la Playa de Marianao. Funcionaban asimismo cabarets como Tropicana, Sans Soucí y los salones de grandes hoteles como Nacional, Riviera y Capri. El cabaret Montmartre cerró sus puertas momentáneamente en octubre de 1956 tras la muerte del teniente coronel Antonio Blanco Rico, jefe el Servicio de Inteligencia Militar (SIM) ultimado a balazos en ese establecimiento por .un comando revolucionario.

La intensidad de la noche habanera y la calidad de sus shows consiguieron ubicar a la ciudad entre las más importantes del mundo si de diversiones de todo tipo y vida mundana se trataba.

Los cabarets de primera línea centraban su programa en grandes producciones al estilo de Rodney, el mítico coreógrafo de Tropicana, que fueron símbolo de una época y marcaron una manera de concebir y hacer el espectáculo que llega hasta hoy. Los cabarets de segunda, que no podían imitar esos shows espectaculares, -no contaban con casinos que los costearan, aunque sí con máquinas traganíqueles, las llamadas ladronas de un solo brazo- proponían un programa variado y en cuyo elenco sobresalían por lo menos una o dos figuras de amplio arraigo.

Un artista de la talla de Benny Moré era habitual en el Ali Bar, donde en mayo de 1959 debutaban Blanca Rosa Gil, que llegó a alternar en ese escenario con pesos pesados de la cancionística como René Cabel, Ñico Membiela, Fernando Álvarez y el propio Benny, mientras Merceditas Valdés cosechaba aplausos en el Sierra, Elena Burke y Meme Solis en el Club 21, Orlando Vallejo, Ramón Veloz y Celeste Mendoza en el Alloy, y Frank Domínguez en La Gruta. Pacho Alonso en el Scheherazada, y Juana Bacallao en el Intermezzo.

Club 21. Foto: Archivo

Otros establecimientos nocturnos, con fama de marginales, algunos de ellos, como los de la Quinta Avenida de la Playa de Marianao, contaban con una nutrida clientela y eran, como se ha dicho, una de las zonas más auténticamente turísticas de La Habana.

Justo a fines de la década del 50 comienzan a surgir, sin embargo, en las proximidades de La Rampa habanera, pequeños locales que rompen un poco con una noche que va haciéndose convencional. Sin demasiado lujo o sin ninguno, y sin acudir a producciones o revistas musicales de ningún tipo, el ambiente bohemio, intimo y desenfadado propio de esos lugares permitía disfrutar de la descarga espontánea de un pequeño grupo musical o escuchar a Elena Burke con Meme Solis al piano.

No se piense que el surgimiento de centros como esos se detuvo con el triunfo de la Revolución. Al contrario. Al igual que los pequeños sellos disqueros, siguieron proliferando después de 1959. De ellos, quizás el más emblemático sea El Gato Tuerto, creado por Nicolás Guillén y ese animal de la noche habanera que fue Felito Allón, en agosto de 1960. En diciembre de propio año, en 17 y O, abría el club Rocco, y en diciembre, Le Mans, en 15 y B, en El Vedado.

La vida artística, la intensidad de la noche no se interrumpe en una Habana sacudida por esa transformación social  enorme que es la Revolución.  Tropicana mantiene todos los días dos producciones de Rodney con Bertha Dupuy, una mulata bellísima que se impuso de la noche a la mañana y fue la cancionera más destacada de 1958. En mexicano Pedro Vargas consigue llenos completos en el Capri. La D Aida están en el Comodoro y Gina León, en el Club 66. Frank Emilio se consolida en el Maxim´s.

En Las Vegas, de la calle Infanta, se presentan Los Tropicubans. Con ellos esa Lupe Yoli, que no demorara en ser expulsada de trío para convertirse a la vuelta de pocos meses, en abril de 1960, en La Red en la figura mas controvertida de la farándula habanera de todos los tiempos. Por entonces andaba también por ahí Freddy, una ex empleada doméstica de 300 libras de peso, la anti vedette por excelencia, que arrancaba aplausos delirantes en cada una de sus presentaciones en el Capri.

Vea además:

Apuntes del cartulario: Cuando quisieron clausurar Tropicana (+ Fotos)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mary Cristy dijo:

    Ciro,siempre tan acertadas y agradables tus crónicas,las cuales me arrancan siempre una sonrisa y me despiertan el interés por seguir conociendo mi Cuba.Esta graduada en Marxismo Leninismo e Historia se quita el sombrero ante tí.Bravo.

  • Ramón dijo:

    Profe:
    Gracias por este y los demás artículos. Gracias por existir
    Ahora le pido de favor, que escriba de Lupe Yoli y Freddy. Lo cierto es que cada más lo leo más quiero leer de lo que ud escribe.
    Saludos

  • Roberto Estrada dijo:

    Es cierto señor Bianchi, q el triunfo de la Revolucion no detuvo la vida nocturna y el glamour de una ciudad quecera comparable a Paris. Lo que detuvo esa vida fue la llamada ofensiva revolucionaria que lanzo Fidel Castro en 1965 y cerro la mayoria de esos lugares. Los sustituyo por la llamadas piloto, infames locales de pesimo gusto para que la gentuza se atiborrara de cerveza de pipa.
    Por no dejar de cerrar hasta cerraron el puesto fritas frente al Pre del Vedado donde los alumnos merendabamos.
    Despues de eso la noche de La Habana se convirtio en un desierto hasta muchos años mas tarde.

  • Roberto estrada dijo:

    Excuso decirle q soy un gran admirador de sus cronicas, y que le profeso un enorme respeto. Solo quise hacer un matiz sobre el tema.

  • Raul gonzalez dijo:

    Espectacular La Habana de los 50s!

  • Enrique Cuesta dijo:

    ¡Excelente crónica!, pero sería muy interesante también que se aunde en el por qué muchos han desaparecido, cuáles han sido las causas de que unos continuen y otros no lo hagan o practicamente estén desahuciados o peor aun, en ruinas. La historia es rica e interesante y creo prudente también comentar qué pasó con muchos de los que ya no están

  • SLH dijo:

    Usted es familia de Armando Bianchi Ciro

    • Alberto Garcia dijo:

      Armando Bianchi era el nombre artístico del actor Armando Figueroa Botempol.

  • Gustavo dijo:

    Estimado ciro la dirección de algunos lugares deben ser sometidas a revisión un abrazo de alguien que lo admira y trabajo' con su hermana

  • Rodrigo dijo:

    Buen trabajo periodístico, pero que pena como todo va desapareciendo , debía ser lo contrario que fuera más espléndida la vida en las ciudades.

  • Rau dijo:

    Buen trabajo periodístico, pero que pena como todo va desapareciendo , debía ser lo contrario que fuera más espléndida la vida en las ciudades.

  • Roberto dijo:

    Muy BUENA su crónica como siempre pero penoso que se perdieran todos esos lugares que tenía la Habana y su vida nocturna

  • Andrés Cárdenas O´Farrill (comento desde hace años como "Andrés" a secas, pero trato de diferenciar mi opinión, por respeto a mis muchos tocayos) dijo:

    Hace unos dias, Ciro, escuchaba a Freddy con la orquesta de Humberto Suarez y alucinaba con su magistral capacidad interpretativa.y con toda esta excelente atmósfera bolerística y jazzistica.

    Mi padre me hablaba mucho de este paisaje de clubes y cabarets que él vivió durante su juventud durante los 1960s.Eran, efectivamente, ambientes bohemios y desenfadados dónde la vida se interpretaba de modo particular y fascinante.

  • Respetuosa dijo:

    Me parece que donde se podía escuchar cada noche a Frank Domínguez era en el Imágenes

  • Javiee dijo:

    En el escondite de hernando trabajo mi difunto padre.dando una velita en la puerta.q se utilizaba para alumbrarse.por lo oscuro q era.saludos.

  • Lujan dijo:

    Me detuve en el comentario de Roberto estrada. Dice en el mismo, luego, que " sólo pretendió hacer hacer un matiz del tema..." (?) Creo que lo hace desde Miami; no admite ampliar sobre el mismo. Por siempre el comandante Fidel y la Revolución!

  • RARJ dijo:

    -1-
    A un Cabaret en La Habana
    Le dieron el Premio Best
    Y el local del que hablo es
    El Cabaret Tropicana.
    Allí, Juana la Cubana
    Brilló, siempre estaba lleno.
    Al Sans Souci, también bueno,
    Vino Rocky, Nat King Col
    Y fue visitado por
    Sinatra y Mario Moreno.
    -2-
    Otro de renombre fue
    El Montmartre, el Parisien,
    El Ali Bar Club también
    Donde actuó Benny Moré.
    Hoy tenemos el Café
    Cantante y rememorando
    La historia que está contando
    Ciro Bianchi aquí en su escrito,
    Yo creo que es más bonito
    Que El Escondite de Hernando.

  • RARJ dijo:

    -I-
    A un Cabaret en La Habana
    Le dieron el Premio Best
    Y el local del que hablo es
    El Cabaret Tropicana.
    Allí, Juana la Cubana
    Brilló, siempre estaba lleno.
    Al Sans Souci, también bueno,
    Vino Rocky, Nat King Col
    Y fue visitado por
    Sinatra y Mario Moreno.
    -II-
    Otro de renombre fue
    El Montmartre, el Parisien,
    El Ali Bar Club también
    Donde actuó el Benny Moré.
    Hoy tenemos el Café
    Cantante y rememorando
    La historia que está contando
    Ciro Bianchi aquí en su escrito,
    Yo creo que es más bonito
    Que El Escondite de Hernando.

  • Villanueva dijo:

    no fue la muerte del jefe del servicio secreto de Batista, fue el ajusticiamiento de un asesino de jóvenes revolucionarios lo que ocurrió en el Montmartre, dicho así parece que era un santo. saludos

  • El izquierdista dijo:

    Hago mia las palabras de las personas que antecedieron elogiando a este periodista que para no ser adsoluto es el mejor en lo que se desempeña, siempre que podía veía sus historias en su programa televisivo que tenía en el canal Habana ,tiene una forma de narrar única elocuente le doy las gracias por el solo hecho de que viva en este tiempo y yo poder disfrutar de su trabajo ( también quisiera que abundara en el tema de Lupe yoli

  • Ray dijo:

    Freddy, la ex empleada doméstica y que usted califica como anti vedette, nunca pretendió serlo. Era una cantante fuera de serie con una voz inimitable, única, que causó sensación por sus interpretaciones. Alcanzó fama internacional y falleció en Venezuela donde es una leyenda, sobre ella hay una obra de teatro y una película que parcialmente se rosó en Cuba hace unos años y que inexplicablemente nunca ha sido exhibida aquí.
    También menciona excelentes cantantes como Blanca Rosa Gil, Berta Dupuy y la también inigualable y carismática santiaguera La Lupe, muy poco conocidas hoy por el público cubano y que sería bueno rescatar. De los ausentes como no mencionar a José Manuel Solís, Meme Solís, excelente compositor y creador del cuarteto de su nombre en el que participaron grandes como Elena, Moraima y Farah María, Héctor Tellez y Miguel.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también