Imprimir
Inicio » Especiales, Entretenimiento  »

La abdicación de un mito

Por: Mailen Aguilera Rivas
Publicado en: Canal USB
| 3

Cuando en octubre del 2010, salió a la luz la adaptación televisiva del cómic “The Walking Dead”, pocos avizoraron el gran éxito que tendría tras casi 80 años de un género cinematográfico que parecía saturado. Sin embargo, y a pesar de los altibajos en la recepción de la crítica, la historieta y la serie se popularizaron por enfatizar la compleja personalidad del ser humano, a veces de un altruismo increíble o, por el contrario, capaz de bajezas peores que el hambre asesina de los no vivientes. La mente tras el proyecto, Robert Kirkman, al convertirse en otro de los guionistas mimados por la industria del espectáculo, no tardó en impulsar las negociaciones para llevar otra de sus obras a la gran pantalla. Y así finalmente “Invencible” (Invincible), la historieta nacida en el 2003, fue transmitida en formato de serie animada para la televisión bajo el auspicio de Amazon Prime.

Con una primera temporada que contó con ocho capítulos de casi una hora de duración, esta nueva propuesta de la misma plataforma que antes difundió “The Boys” (repiten los productores ejecutivos Seth Rogen y Evan Goldberg), versa sobre las aventuras de Mark Grayson, el hijo del superhéroe más poderoso de la Tierra, y su conflicto entre seguir los pasos del padre sin perder la normalidad de su vida como adolescente. La serie cuenta con una banda sonora bien acoplada a los giros de la trama, que termina por todo lo alto con The Hives, y un estelar reparto de actores. Steven Yeun (The Walking Dead, Minari) logra caracterizar de forma creíble al protagonista con sus cambios de humor propios de cualquier joven que se enfrenta a grandes desafíos. El ganador del Oscar J.K. Simmons, complejo y excelente como siempre, le pone voz al padre Nolan Grayson-Omni Man mientras que la magnífica Sandra Oh interpreta a Debbie Grayson, la madre humana de Mark pero también uno de los personajes mejor construidos tanto del cómic como de su adaptación televisiva.

J.K. Simmons, Sandra Oh y Steven Yeun aportan las voces de la familia Grayson y logran entregar una interpretación compleja y convincente.

Otros actores reconocidos que se sumaron al proyecto fueron Zachary Quinto (Robot), Zazie Beetz (Amber), Walton Goggins (Cecil Steadman), Mark Hamill (Art Rosenbaum), Clancy Brown (Damien Darkblood), Mahershala Ali (Titan) y hasta el propio Seth Rogen como Allen el Alien, seguidos por otros como Jon Hamm, Ezra Miller y Djimon Hounsou en pequeños roles secundarios, junto a gran parte del elenco de “The Walking Dead” que Kirkman se trajo consigo para su nuevo proyecto. Un trabajo realmente memorable teniendo en cuenta que la mayoría de los actores tiene 20 años más que sus caracteres y aun así no le resta un gramo de credibilidad a las personificaciones.

No cabe duda de que estamos ante una producción muy bien pensada para atraer al público amante del cine de superhéroes. En medio de tanta saturación, “Invencible” intenta convertirse en la diferencia y entrega una soberbia adaptación del cómic original. Ejemplo de ello es que al lado de Kirkman se mantuvo Cory Walker, cocreador de la historieta y ahora al frente del diseño de personajes. Aunque resulta casi imposible obtener fidelidad extrema cuando se lleva el cómic a la pantalla, en este caso resalta el mejoramiento y modernización de una trama escrita hace casi 20 años. Por su parte, la historieta fue de menos a más en la complejidad de los diseños y no falló en recrear la añoranza estilística de los cómics de los 90, rasgo que también cumple la serie. Cierto que en aras de adaptar varios números en unos pocos minutos, se sacrifican muchas líneas secundarias, pero se mantiene la central y se enriquecen además personajes como Amber, William y Damien Darkblood.

La adaptación del cómic a la pantalla fue rigurosa pero aportando elementos modernos a la historia original.

En las cientos de referencias que establece la serie a Marvel y DC Cómics (en los primeros 15 minutos nos entrega su propia versión de la Liga de la Justicia), son inevitables las comparaciones con “The Boys” por su semejanza en la crítica al género y la abundancia del gore. Pero mientras la primera se centra en el aspecto cínico, “Invencible” se preocupa más por la vertiente moral e interfamiliar ya que el eje de dicha producción estriba en el vínculo complejo de Mark con su padre. Muy buenas las aseveraciones de que estos seres fabulosos pueden ayudar también con los problemas reales del mundo. Mundo que, según Amber, apenas conocen porque viven en una burbuja.

Por otro lado, no puedo soslayar los aspectos chocantes de esta propuesta. Si se toma a Mark Grayson como paradigma del adolescente actual, la serie es el paraíso de los jóvenes que prefieren leer un cómic a un libro. En la historieta se enfatiza un poco más las preocupaciones del protagonista por sacar sus grados, pero en la adaptación se vuelve asunto secundario. También está la extrema violencia, destacada desde el principio en las salpicaduras de los créditos de cada capítulo. Bienvenidos al festival de la sangre a borbotones y la carne magullada, que si en Robert Kirkman es rasgo distintivo, se vuelve contraproducente en un animado que no es precisamente para niños. Dos escenas para confirmar lo anterior: la masacre de los Guardianes del Globo y la carnicería en la estación del metro. Ambas están representadas también en el cómic pero se llevaron a su expresión más insana y disturbadora en la serie. Sin embargo, aunque  ello empobrece la sátira inteligente, funciona como mensaje para establecer los verdaderos daños colaterales de las peleas entre superhéroes y el mensaje de que nadie, incluido el protagonista, es invencible.

La extrema violencia y escenas sangrientas convierten a “Invincible” en una propuesta solo apta para públicos adultos.

La nueva creación de Kirkman en definitiva forma parte de la nueva ola de escritores que han modificado las bases de las historias de superhéroes, entre los que también se incluye Garth Ennis y “The Boys”. Ya desde los 80 se introdujeron tramas acerca de las adicciones padecidas por los iconos de capas y trajes. Pero quizás la figura más famosa y representativa, Superman, es la que mayor número de imitaciones y modificaciones ha sufrido en los cómics. Una versión malvada de Kal-El ya se había difundido bajo el nombre de Supershock, y luego del Omni Man de “Invencible” también aparecieron otros como El Plutoniano o el más reconocido en cercanía, Homelander. Hasta el mismo Zack Snyder presenta una versión oscura del kriptoniano en su última producción.

En el estudio que Umberto Eco realiza sobre este ícono de la cultura de masas afirma que para que sea rentable, el mito de Superman debe seguir una trayectoria infinita y sin evolución. Este no puede casarse o tener descendencia porque ello significaría el progreso del tiempo y su muerte. Y como superhéroe al fin, también tiene que tener su otra identidad para integrarse socialmente y mantener en secreto lo que le hace superior al hombre común. Clark Kent personifica, de forma perfectamente típica, al lector medio, asaltado por los complejos y despreciado por sus propios semejantes; a lo largo de un obvio proceso de identificación, cualquier accountant de cualquier ciudad americana alimenta secretamente la esperanza de que un día, de los despojos de su actual personalidad, florecerá un superhombre capaz de recuperar años de mediocridad [1].

Lo cierto es que cada vez más se sacan a la luz producciones que debilitan los pilares de este mito en los que la doble identidad aparece como uno de los primeros problemas que deja de serlo. “Invincible” no se convierte en la excepción de la regla para todo lo anterior y sin embargo, la ausencia de novedad no le inhibió de salir por casi 15 años. De un  total de 144 números que tuvo el cómic, la serie solo abarcó hasta el 13, por lo que queda material para próximas temporadas y hasta un proyecto para llevarlo a película de acción real. Aunque, como muchos habrán podido apreciar en el final, el émulo más semejante a Superman abandona la Tierra, lo que deja a las nuevas generaciones al mando.

La intención en la propuesta de Kirkman se revela más simple de lo que parece. Pretende que el lector vuelva a enamorarse de las historias de superhéroes, pero esta vez con un Kal-El más imperfecto y cercano, capaz de cometer errores y con la eterna incertidumbre de si podrá convertirse en lo que esperan de él sus progenitores. No hay mucho más, nunca lo ha habido, pues la espectacularidad de las batallas y el triunfo a toda costa siempre han sido más importantes que la lógica. No es de sorprender entonces que los dibujantes crearan sobre la marcha nuevos poderes para el kriptoniano, y así explicar por qué nadie reconocía a Superman bajo las gafas de Clark Kent.

[1] Eco, Umberto. El mito de Superman, en “Apocalípticos e integrados”.

Ficha Técnica

Título: Invencible
Año: 
2021
País: 
Estados Unidos
Duración: 
45 min.
Dirección:
Robert Kirkman (Creador), Cory Walker (Creador), Jeff Allen, Robert Valley, William Ruzicka
Guion:
Robert Kirkman, Cory Walker, Ryan Ottley, Simon Racioppa
Género:
Animación. Acción | Animación para adultos. SuperhéroesCómic
Reparto:
Animación. Voces: J.K. Simmons, Sandra Oh, Steven Yeun, Zachary Quinto, Zazie Beetz, Walton Goggins, Mark Hamill, Clancy Brown, Mahershala Ali y Seth Rogen.
Productora:
Amazon Studios, Image Comics, Skybound Entertainment. Distribuidora: Amazon Prime Video

En Picta

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • De paso dijo:

    Hmmm, qué puedo decir? no he visto la serie y confieso que cuando empecé a leer el articulo pensé: genial, más series live action sobre superheroes...pero viendo que es en 2d tal vez me anime a buscarla, tal vez; porque eso del gore y demasiada violencia gráfica ya no es para mí, me pregunto si podrían si es que no lo han hecho ya, darle una mirada a (el genero super en general) Los Increíbles, creí que su segunda parte no superaría a su precuela, pero quedó excelente, plantea cuestionantes muy válidas(`para aquellos que quisieron o supieron leer) sobre el deseo de la humanidad de que alguien, preferiblemente un super, la salve, el raptapantallas tiene razón en su planteamiento que se puede aplicar a estos tiempos pandémicos: no hay que esperar a la vacuna(superheroe) para que los ciudadanos hagan lo que corresponde que es cuidarse y cuidar a los demás a través de las medidas que todos se saben, gracias

  • RoWEN dijo:

    Muy buena la serie. Esperamos más temporadas. Pensé que después de Invincible hablarias sobre la 4ta y última temporada de Castlevania que se acaba de estrenar, de Netflix también.

  • OniMan dijo:

    Wao!!!! Tela marinera. Agradezco la crítica a Invincible que para mí es genial. Me alegra que espacios como este se den el gusto de mirar un poco más allá que la política que vierte este espacio a borbotones. No estamos perdidos del todo.
    Buenas referencias!!! Muchas gracias!!

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Mailen Aguilera Rivas

Licenciada en Periodismo. Máster en Historia y Ciencias de la Comunicación.

Vea también