Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Cubanas, más allá de las postales (+Video)

| 15 |

Siempre en la primera fila. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Isabel y Mairelys están en la zona roja, atienden niños positivos a la COVID-19. Dagmar y Verena diseñan y prueban las vacunas cubanas contra la peligrosa enfermedad. Beatriz y Tamara organizan la gestión gubernamental ante brotes consecutivos del nuevo coronavirus. Lisa y Aymée reciben entre sonrisas, incluso con mascarillas, a los bebés que llegan al mundo en esta época de miedos. Marta y Meisi dirigen ministerios con roles protagónicos en meses de ordenamiento. Leticia y Rosy salen cada día para relatar los desafíos del país. Miriam y Diana intentan que la enseñanza universitaria continúe más allá de las aulas. Adriana y Lisett ofrecen servicios públicos claves para que la vida no se paralice. Oday y Ailin realizan malabares para teletrabajar y cuidar de sus hijos a la par. Cinthya y Vicky impulsan emprendimientos nacidos en medio de la pandemia.

Estas mujeres, reales, no son las únicas en cada uno de sus roles. Como ellas, muchas otras confirman cada jornada su protagonismo en la Cuba que viven. Tras casi doce meses desde que el nuevo coronavirus llegó al país, este marzo celebramos un Día Internacional de la Mujer a la fuerza diferente. La pandemia, que cambió las reglas del juego en todo el mundo, sacó a la luz conflictos latentes y fortalezas ineludibles también en asuntos de género. 

No es casual que Naciones Unidas dedique esta jornada al papel de las mujeres líderes en la búsqueda de un futuro igualitario marcado por la COVID-19. ONU Mujeres llamó a celebrar los enormes esfuerzos que ellas realizan y a potenciar sus capacidades.

En esos empeños, no es secreto para nadie, este archipiélago no es la excepción. Las cubanas están en la primera línea de respuesta ante la enfermedad: son más del 70 por ciento de las personas empleadas en el sector de la salud.  No son pocas las que laboran en los hospitales y centros de aislamiento, realizan pruebas para el diagnóstico específico del virus o integran algunos de los contingentes médicos que han salido a diversos países para auxiliarlos frente a la pandemia.

Además, asumen posiciones políticas, económicas y sociales, claves y valientes. No solo la actualización económica y social, tan necesaria para el país, encontró sostén en ellas. También dan lo mejor de sí en la gestión gubernamental, en la enseñanza a distancia, en los centros investigativos, en los sectores productivos, en los servicios públicos y en los negocios privados, entre otros sectores. 

La vida ajetreada del último año, con todos y cada uno de sus conflictos, confirmó una vez más que las cubanas, a partir del trabajo de organizaciones como la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), conquistaron prácticamente todos los espacios y ganaron muchas otras batallas.

La igualdad de derechos y oportunidades alcanzada y fortalecida en diferentes áreas durante las últimas seis décadas –mismos salarios por igual trabajo, acceso a la educación, derecho a la propiedad y la herencia, derecho a la planificación familiar y al aborto en condiciones seguras, entre otros– son realidades palpables.

Sin embargo, no siempre el protagonismo logrado en la vida pública está acompañado de una distribución equitativa de las responsabilidades puertas adentro del hogar. Como consecuencia, las mujeres siguen lidiando con  dobles jornadas, entre otros problemas. 

A principios de 2021, este medio recogió las opiniones de varias especialistas y listó algunos de los desafíos por enfrentar en Cuba en asuntos de género. Además de la sobrecarga del trabajo doméstico y de cuidados en las mujeres, las expertas refirieron la necesidad de evaluar sistemáticamente la marcha de la tarea ordenamiento desde una perspectiva de género. En medio de un rediseño de la empresa estatal y un crecimiento de la iniciativa privada y la cooperativa, urge proteger la inserción social de las mujeres así como evitar impactos en la brecha de equidad, la distribución del empleo y las remuneraciones.

Otros retos apuntan al incremento de las uniones tempranas y el embarazo adolescente; el sexismo en muchos medios de comunicación, productos culturales y redes sociales y la permanencia de estereotipos en la sociedad cubana, como amenaza de  cara al proceso de consulta popular del nuevo Código de las Familias.

En paralelo, hace falta perfeccionar un sistema integral e integrado de atención a la violencia machista, que incluya perfeccionamiento de su tratamiento legislativo.  Desde el acoso naturalizado en piropos y la violencia psicológica dentro de las relaciones de pareja hasta otros episodios mucho más graves, la violencia contra la mujer por motivos de género sigue siendo un problema en el país y la pandemia agrega tensiones.

Según la Encuesta Nacional sobre Igualdad de Género (ENIG-2016), realizada por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) y el Centro de Investigación de la Mujer de la FMC, el 39,6 por ciento de las mujeres entrevistadas declaró haber sufrido violencia en algún momento de sus vidas, en el contexto de sus relaciones de pareja. Por otra parte, en 2019, el informe nacional cubano de cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible reportó  una tasa de feminicidios de 0.99 por cada 100.000 mujeres de 15 años o más para el año 2016. 

Son los datos más recientes que permiten ilustrar el alcance de un conflicto no siempre visible en el país. Sin embargo, confinamiento mediante, es lógico suponer que las agresiones puertas adentro del hogar hayan aumentado en los últimos meses. 

Por suerte, desde el punto de vista del enfrentamiento institucional a la violencia de género, muchas cosas cambiaron para mejor durante el último año. Los meses de aislamiento también sirvieron para soñar, diseñar y aprobar  propuestas que buscan arrancar de cuajo mitos y estereotipos sexistas, desnaturalizar la desigualdad y horadar, poco a poco, los cimientos del patriarcado.

Cuba aprobó su Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres (PAM), donde se reconoce explícitamente la persistencia de manifestaciones de violencia en la sociedad cubana, articuladas con esas relaciones desiguales de poder heredadas del machismo. Por tanto, destaca como una de las principales áreas de trabajo el escenario legislativo en torno a este tema.

No por gusto, en comparecencia para el programa televisivo Mesa Redonda, la vicefiscal de la República de Cuba Alina Montesinos reconoció la voluntad del país para avanzar en la instrumentación legal de protección contra la violencia de género y explicó que el problema demanda no solo la elaboración de una o varias leyes, sino además transversalizar el tratamiento de género a las instituciones y legisladores.

También en el 2020, Cuba aprobó la Estrategia Integral Cubana de Prevención y Atención a este conflicto y la Línea 103 amplió sus servicios para responder a denuncias de violencias de género y de otros maltratos que ocurren en el escenario familiar. Tras ella se organiza un sistema bien articulado para la derivación a otros servicios esenciales del sistema de protección, como los policiales, jurídicos o de salud.

Una Guía con un conjunto de herramientas teóricas, metodológicas y prácticas, cápsulas audiovisuales y un mapa de lugares claves para hacer las derivaciones correspondientes apoyan la capacitación a todo el personal vinculado a la línea.

La Campaña Junt@s por la No Violencia, iniciativa de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), llegó también el pasado noviembre. Con un mensaje de Tolerancia Cero, busca visibilizar el compromiso institucional con la eliminación de un flagelo que, dolorosamente, persiste.

Son los primeros pasos, muy necesarios, de un empeño complejo. Las causas de la violencia, y de muchos otros problemas, están en la cultura machista dominante, transmitida de generación en generación, que condiciona las relaciones entre mujeres y hombres. Y esa no cambia de un día a otro: asoma en cualquier esquina, red social, producto cultural o medio de comunicación y se traslada desde el universo simbólico hasta la vida real.

El 8 de marzo no es una fecha seleccionada al azar. Tiene entre sus antecedentes la lucha de pensadoras como Clara Zetkin o Rosa Luxemburgo, la muerte de 123 obreras en una fábrica textil en Nueva York por trabajar en pésimas condiciones, las huelgas y paros de miles de mujeres a lo largo de la historia por derechos elementales. 

Ahora que tenemos tantas conquistas aseguradas, el Día Internacional de la Mujer debe ser para celebrarlas; pero también para conmemorar el sacrificio de aquellas que batallaron sin tregua por la igualdad y lograron los primeros cambios. Más allá de felicitaciones, flores y postales, es otra justificación para seguir sus ejemplos y luchar por los derechos que aún nos faltan; denunciar la violencia de género en todas sus manifestaciones y educar en principios de equidad y respeto. 

Ojalá y también nos sirva para defender nuestras capacidades y potencialidades, para que no tengamos que cruzar la calle evitando que nos acosen; para que nadie nos haga daño por ser mujeres; para que se cierre la brecha salarial y laboral; para que la distribución de tareas domésticas sea más equitativa; para que no existan sexismo en los medios de comunicación y productos culturales; para que las niñas no sean mal vistas por jugar con carros y pelotas; para que abandonemos todos esos patrones de belleza impuestos y absurdos; para que no nos ataquen u ofendan por defender nuestros derechos; para que seamos felices, todas.

En video, Día Internacional de la Mujer:

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amaya dijo:

    ver Randi, Ronquillo y Rosa Miriam creo que ya los aficionados al deporte y al beisbol queremos y tenemos la expectativa de ver tambien dos (2) mujeres periodistas llevando la narracion y las incidencias de un juego de beisbol de nuestra serie nacional, pienso en la bella santiaguera Yisel Filiu y en la linda pinareña Angelica Arce, ello sera todo un acontecimiento que marcara un hito en la narracion deportiva y en las trasmisiones del beisbol

    • Reynaldo Gonzalez dijo:

      Angelica Arce es hija de el periodista deportivo Raul Arce, un amigo para mi, escribiendo sobre deporte con un sello único. En hora buena para la joven periodista . Buen día a tidis

      • Angélica Arce Montero dijo:

        No, no es cierto, mi padre no es Raúl Arce, soy hija de Roberto Arce, sicólogo de profesión. Soy la primera periodista en mi familia. La otra Angélica es menor que yo. Saludos para ella y su padre.

      • Amaya dijo:

        Eso pensaba yo también Rey, pero no es así, ella misma me lo esclareció, pero te imaginas la expectación y lo que significará que ellas dos sean las que narren nuestro pasatiempo nacional, estoy eguro que ese día será histórico y Cuba entera verá la pelota al menos en ese primer día, ellas dos están bien preparadas para asumir ese reto

  • Miguel Angel dijo:

    Cierren aeropuertos y endurezcan el confinamiento.

  • Loly dijo:

    Felicidades a todas las Wonder woman ♀️ de cuba . Espero no pierdan la Esperanza y sigan siendo las mujeres mas alegres y felices del Mundo sonrrian a la vida aunque si son tiempos dificiles todo pasara Feliz dia cubanas

  • Amaya dijo:

    Randy Alonso, Ronquillo y Rosa Miriam, a colación con la celebración hoy 8 de marzo del Día internacional de la mujer, creo que ya los aficionados al deporte y al beisbol queremos y tenemos la expectativa de ver tambien dos (2) mujeres periodistas llevando la narracion y las incidencias de un juego de beisbol de nuestra serie nacional, pienso en la bella santiaguera Yisel Filiu y en la linda pinareña Angelica Arce, ello sera todo un acontecimiento que marcara un hito en la narracion deportiva y en las trasmisiones del beisbol, ese día cientos de miles de aficionados estarán a la espera y se habrá hecho también justicia en la narración deportiva con nuestras mujeres

  • Enrike dijo:

    Buena idea. Pero en matanzas ya una mujer narró pelota por tv. Por cierto bellísima y excelente periodista y locutora

  • Antay dijo:

    Hermoso artículo. Creo que la guerra mayor es en el entorno doméstico, donde muchos creen que el cuidado y atención de los niños, es tarea exclusiva de mamá, que la limpieza y el orden en la casa es también cosa de ella, porque es la única que se preocupa por eso. Se ha logrado mucho con las nuevas generaciones, pero hace falta hacer mucho más, y creo que debemos empezar con nosotras mismas, cambiando rutinas y modos de pensar, no circunscribirnos a hacer esto porque era lo que hacía mi abuela o mi madre, enseñar a nuestros hijos varones a también ocuparse de las tareas del hogar, que estas sean compartidas, porque las mujeres también aportamos a la economía del hogar.

  • idael dijo:

    Felicidades, son lo mejor.

  • Marciano Ortiz matos dijo:

    En este 8 de marzo.

    Mujer contra la COVID
    Diecinueve estás luchando
    De día de noche trabajando
    Dentro y fuera del país

    Les envío desde aquí
    Sinceras felicitaciones
    Valor en las situaciones
    Mi aplauso va desde aquí

    No lo haré como Martí
    Con lo de la rosa blanca
    Ahí va mi sonrisa franca
    Si esto te hace feliz

    Siempre confiando en ti
    En tus dotes de academia
    Vencerás a la pandemia
    Eso esperamos de ti

    Como aroma de alelí
    Como las notas de un saxo
    Lleguen este ocho de marzo
    Mis felicidades para ti.

    De: Marciano Ortiz Matos: El Marciano de la tierra.

    • Pedro Luis Santana Cardo dijo:

      Muy bueno tu poema, para ser Marciano.

  • yo dijo:

    aqui se esta hablando de la mujer cubana y miguel angel con lo mismo ves algo de deporte y miguel angel con lo mismo cierren aeropuertos y endurezcan confinamiento amigo ya ,cansas en serio.

    • Amaya dijo:

      Ese es un fuera de contexto para no decir otra cosa

  • Meritxel Goudet dijo:

    En la Cuba revolucionaria no existe violencia contra la mujer.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ania Terrero

Ania Terrero

Periodista de Cubadebate. Graduada en 2018 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter @AniaTerrero

Vea también