Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

“El diario de René”: La misión principal es descubrir indicios de una posible agresión contra Cuba

| + |

Es martes 30 de enero, de noche. Ayer lunes 29 fue una jornada maratónica que duró hasta casi las seis de la tarde. Yo pensaba que la de hoy sería una repetición, pero resultó que estaba confundido, pues según me informó Philip ayer, la otra jornada completa que se programó para esta semana fue la del jueves.

A las 9:00 a. m. se inicia la audiencia con el contraexamen del agente Gianotti por Jack; como recordarás, la semana pasada, cuando apenas había comenzado, se suspendieron los procedimientos por el fallecimiento de un familiar de un miembro del jurado.

Jack es bastante efectivo frente a un Gianotti que empieza a sacar los dientes para apoyar las argumentaciones más serias de la Fiscalía, y hasta trata de poner una coletilla forzada a sus respuestas. El abogado recorre varios de los reportes de Guerrero bajo el seudónimo de Lorient sobre la base de Boca Chica, estableciendo que todo lo que informó lo podía ver cualquier visitante del lugar. Algunos de estos informes se refieren a ciertas instalaciones específicas, pero todas las observaciones de las mismas son desde fuera y en ningún caso se accede a alguna zona indebida o se rompe alguna regulación para efectuarlas. Varios reportes sobre los movimientos aéreos se realizan comparando la observación visual de las pistas con publicaciones de la base como el Southernmost Flyer y con datos sobre la oficialidad del campamento, que también provienen de dicha publicación.

Jack interroga al agente sobre el famoso edificio conocido por hot pad[1] y respecto al cual Lorient informó que se estaba remodelando para alguna actividad top secret. A pesar de admitir que se trataba solo de una suposición y que en ningún reporte de Guerrero aparecía nada sobre a qué actividad se había dedicado el edificio, Gianotti trata de forzar su punto diciendo que a Lorient se le había encargado informar sobre esa actividad. Luego el abogado aborda el viaje de Guerrero a Cuba y sus evaluaciones, todas positivas a pesar de no haber entregado nunca una información clasificada por los Estados Unidos. Jack hace aceptar varias veces al testigo que Guerrero nunca había optado por un clearence, que nunca se le había pedido que lo obtuviera y que nunca lo había obtenido.

La continuación del examen establece, a través de otro informe, que Guerrero no tenía acceso a información respecto a las áreas sensibles de la base que no fuera la pública. Cuba evalúa esto y no impone a nuestro compañero ninguna meta para mejorar sus capacidades informativas. Se señala varias veces que la misión principal es descubrir indicios de una posible agresión contra Cuba.

En una ocasión el abogado quiere leer la transcripción del examen directo del testigo, quien al referirse a la instalación de armamento en Cayo Hueso, añadió la siguiente coletilla a su lectura: “instalación de armamento en Cayo Hueso y en los aviones”. Los fiscales están objetando a diestra y siniestra y la jueza está insoportable desde hace un rato, pero Jack logra un side bar y, tras mucho discutir, se logra establecer que Gianotti había añadido el apéndice de su propia inspiración a la evidencia.

El abogado es efectivo y logra establecer: que el Faquir no informó de nada que no pudiera ser observado por un visitante en la base; que nunca tuvo acceso a información clasificada ni trató de obtenerla; que nunca solicitó, ni le fue orientado obtener ni obtuvo un clearence; y que casi toda su información provenía de la pura observación visual o de lo publicado en los periódicos de la instalación. Todo esto en medio de un alud de objeciones secundadas por la jueza y después de sortear las divagaciones de un Gianotti que se desvivió tratando de probar lo que nunca apareció en la evidencia.

Un momento de humor ocurre cuando Jack toma las postales ocupadas en la casa de Medina que habían sido usadas en la examinación para mostrar algunos aviones de combate y le enseña al testigo una que representaba a un avión de la Primera Guerra Mundial y otra que mostraba a Charles Lindberg. Le pregunta si los acusados también estaban informando sobre el armamento y la persona que se veían en las postales.

A las 11:40 a.m. termina Jack y comienza Philip, en representación mía, pero como ya son las 9:00 p.m. no me queda más remedio que irme a la ducha para estar listo mañana en la madrugada. Hasta mañana.

Nota:
[1] Hot pad. Edificación destinada a los pilotos que permanecían listos para despegar de inmediato en caso de acción combativa. Se le llamaba así por estar en una posición “caliente”. En los tiempos de esta historia estaba en remodelación y a Guerrero se le había orientado averiguar su propósito.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

René González Sehwerert

René González Sehwerert

Héroe de la República de Cuba. Uno de los cinco jóvenes revolucionarios que se infiltró en grupos terroristas que desde la cuna de la mafia anticubana, Miami, organizan impunes sus ataques criminales contra el territorio cubano. Fue condenado a 15 años de prisión. Su causa contó con una enorme solidaridad internacional. Regresó a Cuba en el año 2013.

Vea también