Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

IX Juegos Panamericanos: Canastas de dopaje, Michael Jordan y la gloria cubana

Publicado en: Ruta Panamericana
| 5

Inauguración de los Juegos Panamericanos en Caracas, 1983.

Los Juegos Panamericanos de Caracas 1983 formaron parte del programa
oficial por el Bicentenario del nacimiento de Simón Bolívar. Un conflicto
entre el Comité Organizador y las autoridades gubernamentales por el
manejo de los fondos económicos asignados y el atraso en las obras
previstas puso en tensión la celebración de la novena edición, salvada con
trabajo duro y transparencia antes de las fechas límites que exigía la
ODEPA.

El anuncio de que se ampliarían los controles antidopajes a partir de la
contratación de los servicios de un prestigioso laboratorio espantó a más
de una trentena de participantes ya inscritos aduciendo “situaciones
personales”.

La mayoría de ese grupo, temeroso quizás de ser descubierto
en los exámenes, pertenecía al equipo de atletismo de Estados Unidos.
Lo cierto es que al término de la lid, 17 nombres de nueve países dieron
positivo al uso de sustancias prohibidas, entre ellos pesistas de Cuba,
Canadá, Argentina, Colombia y Puerto Rico, quienes debieron devolver sus
medallas y esperar por una sanción de su respectiva Federación
Internacional.

Para algunos medios de la época se trató de un extremismo,
para la mayoría se intentaba un primer y necesario paso para acabar con
las trampas y la corrupción.

Pocos recuerdan que entre las figuras destacadas de esos Juegos estuvo el
baloncestista estadounidense Michael Jordan. Con solo 19 años, el
desconocido larguilucho era la estrella máxima de la Universidad de
Carolina del Norte y en la capital venezolana impresionó por sus
habilidades técnicas. Terminó de líder anotador del torneo y guió a su selección octavo título en nueves presentaciones.

Michael Jordan, considerado por la mayoría de aficionados y especialistas como el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos.​

Fue la primera competencia internacional de quien se convertiría poco
tiempo después en doble titular olímpico y alcanzaría seis anillos de
campeón de la NBA con los Chicago Bulls.

Al más grande jugador de este deporte en el mundo lo secundaron en aquel equipo varios nombres que también se convirtieron en estrellas universales: Sam Perkins, Wayman Tisdale, Michael Cage, Mark Price y Chris Mullin.

Pero en medio de todo eso, Cuba volvió a iluminar la lid multideportiva con sus mejores representantes y su tercera cosecha dorada más abultada (80) hasta nuestros días, solo superada por las 140 de La Habana 1991 y las 112 de Mar del Plata 1995. De ellos, el 10% lo aportaron los boxeadores con otra faena impresionante, pues discutieron finales en 10 de las 12 divisiones programadas.

Dos doblones de oro también asombraron a la historia. El conseguido por
Luis Mariano Delís en disco y bala, lo cual solo había ocurrido una vez en
1951 con el norteño James Fuchs; y el rubricado por el luchador Cándido
Mesa (120 kg), único que ha podido ganar en una misma edición los dos
estilos, libre y grecorromana. Sobre los colchones los nuestros sacaron 16
diademas, una cifra a la que nunca más han podido acercarse.

Luis Mariano Delis, atleta de la especialidad de lanzamiento del disco, primer medallista olímpico y mundial de esta disciplina en Cuba.

Notable volvió a ser el tributo de los gimnastas con 11 primeros lugares,
seis de ellos al pecho de Casimiro Suárez y dos para la belleza acrobática
de Orisel Martínez, quien de paso se convirtió en la primera y única
latinoamericana que ha podido erigirse en campeona del all around en
estas citas panamericanas, pues estadounidenses y canadienses no han
cedidos nunca más.

Los forzudos con 16 máximos gallardetes, la esgrima liderada por la
floretista Margarita Rodríguez, el judo con un trío de monarcas y los
cuartos títulos consecutivos de la selección femenina de voleibol y del
equipo de béisbol completaron un botín al que se sumaron además el
remo (2) y el atletismo con 12 veces entonado nuestro himno nacional en
el estadio olímpico de Caracas, donde debutaron entre otros, el
formidable vallista Roger Kingdom.

A la mascota oficial de los Juegos, un león llamado Santiaguito, se le vio
llorar en la clausura. La capital venezolana había vencido el empeño, pero
sobre todo su pueblo. El cielo del 29 de agosto de 1983 también lloró y no
faltó quien escribiera que se trataba de la añoranza a los deportistas que
se iban, como si no quisiera despedirlos y supiera que más nunca volvería
a ser testigo excepcional de 16 días gloriosos para el deporte americano.

PARTICIPACIÓN CUBANA:
Atletas: 410 (310 hombres y 100 mujeres)
Lugar: 2do
Medallas: 174 (80-49-45)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pedro Nolasco dijo:

    A propósito: ¿ Que es de la vida de Luis Mariano Delís, ese gran atleta?.
    No he visto entrevistas ni Confesiones de Grandes sobre esa Gloria del Deporte Cubano.
    Agradecería a cualquier forista o a Joel mismo, cualquier información

  • miguelito dijo:

    QUE TIEMPOS AQUELLOS !!!!!!!!

  • FLY dijo:

    Como han cambiado los tiempos Cuba 80 oros Canadá 22 y México 7. de la esgrima no queda nada, de los deportes colectivos muy poco... El nivel del área ha crecido a un ritmo sostenido ahora ya nos cuesta horrores ganar los Centroamericanos. En fin ogullosos de la historia sigamos trabajando por un futuro mejor.

  • Sergio dijo:

    Otros apuntes del certamen

    En relación al DOPING en CARACAS´83
    Cuando se «expandió» la noticia de los controles anti-doping, muchos deportistas se fueron del evento, entre ellos 13 de EE.UU.

    Los pesistas cubanos descalificados fueron Daniel Núñez, Campeón Olimpico de Moscú 80, y Alberto Blanco, quien también había sido medallista en Moscú, Bronce. Además de los pesista, el esgrimista Mario Durruty y el voleibolista Lazaro Beltrán, también dieron positivo.

    En la pelota Rogelio García le metió 3k a un jovencito jugador norteamericano llamado Mark McGwire,,, en voleibol femenino las cubanas derrotaron a un fortísimo equipo de EE.UU. que tenía a Debbie Green, Rita Crocker y la gran Flora Hyman.
    Comenzaban dos «JOVENZUELOS» de nombres Michael Jordan, como dice el artiuclo, y una tal Mireya Luis, con 16 añitos.

    Fueron mis primeros PANAMERICANOS con «plena conciencia», jajajajaja, tenía 12 años. En el Boxeo recuerdo la SUPERPELEA entre Pernell Whitaker, posteriormente Campeon Mundial Profesional, y el guantanamero Angel Herrera en los 60 kg,,, tremendo aquello,, ya estas cosas no se ven, y el otro PELEON entre el pinareño Pablo Romero a un tal Evander Holifield, ganada cerradamente por ROMERO.

    Leandro Peñalver, con 10.06 derrotó a Sam Grady, quien un año mas tarde, en 1984, sería parte de la cuarteta (Sam Grady, Ron Brown, Calvin Smith y Carl Lewis) de EE.UU. que estampó 37.83 en los juegos olimpicos de Los Angeles.

    Una joven de 20 años, Ana Fidelia, terminaba 2da. en los 400m.

    Saludos,

  • Sergio dijo:

    Otros apuntes del certamen
    En relación al DOPING en CARACAS´83
    Cuando se «expandió» la noticia de los controles anti-doping, muchos deportistas se fueron del evento, entre ellos 13 de EE.UU.
    Los pesistas cubanos descalificados fueron Daniel Núñez, Campeón Olimpico de Moscú 80, y Alberto Blanco, quien también había sido medallista en Moscú, Bronce. Además de los pesista, el esgrimista Mario Durruty y el voleibolista Lazaro Beltrán, también dieron positivo.
    En la pelota Rogelio García le metió 3k a un jovencito jugador norteamericano llamado Mark McGwire,,, en voleibol femenino las cubanas derrotaron a un fortísimo equipo de EE.UU. que tenía a Debbie Green, Rita Crocker y la gran Flora Hyman.
    Comenzaban dos «JOVENZUELOS» de nombres Michael Jordan, como dice el artiuclo, y una tal Mireya Luis, con 16 añitos.
    Fueron mis primeros PANAMERICANOS con «plena conciencia», jajajajaja, tenía 12 años. En el Boxeo recuerdo la SUPERPELEA entre Pernell Whitaker, posteriormente Campeon Mundial Profesional, y el guantanamero Angel Herrera en los 60 kg,,, tremendo aquello,, ya estas cosas no se ven, y el otro PELEON entre el pinareño Pablo Romero a un tal Evander Holifield, ganada cerradamente por ROMERO.
    Leandro Peñalver, con 10.06 derrotó a Sam Grady, quien un año mas tarde, en 1984, sería parte de la cuarteta (Sam Grady, Ron Brown, Calvin Smith y Carl Lewis) de EE.UU. que estampó 37.83 en los juegos olimpicos de Los Angeles.
    Una joven de 20 años, Ana Fidelia, terminaba 2da. en los 400m.
    Saludos,

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007. En twitter: @Joel_GarciaL

Vea también