Imprimir
Inicio » Especiales, Entretenimiento  »

La historieta cubana enfrenta grandes obstáculos

Por: Por Arturo Delgado Pruna
Publicado en: Canal USB
En este artículo: caricatura, Cuba, Cultura, Entretenimiento, manga
| 18 |

Rosa de La Habana. Captura de ©Mosquito.

“No son los autores los que deben esperar a las puertas de las editoriales, son estas las que deben abrirse más a ellos. Hace falta una producción constante, de alta calidad y una voluntad institucional de contribuir a la promoción y reconocimiento del cómic”, afirma la guionista, ilustradora e historietista habanera Duchy Man Valderá.

Era imposible que jugara con muñecas después de que Jorge Oliver y Ernesto Padrón ilustraran un manual escrito por su papá. Ya que en su niñez abundaron los libros con dibujos y las historietas, difícilmente ella hubiese preferido otra cosa que no fuera hacer garabatos o coleccionar cómics. El magisterio del artista Alexis Lago más la tutela de los dibujantes Rafael Morante y Tulio Raggi encaminaron su vida: obtuvo el premio de Diseño del Libro Raúl Martínez, en la categoría de Ilustración; participó en el laureado álbum Crónicas urbanas y escribió el guion de Rosa de La Habana, primer cómic cubano publicado en lengua francesa. Desde Bélgica, donde vincula su labor con la coordinación de proyectos culturales, Duchy Man Valderá advierte sobre las dificultades de la historieta que se gesta en la Isla.

¿Por qué las editoriales cubanas no participan en festivales internacionales de cómics?

Conversé al respecto con un funcionario de la institución que organiza la Fête de la BD —Fiesta del Cómic, suerte de festival del género en Bruselas— y su respuesta fue que Cuba no representa una plaza fuerte de la historieta en el mundo. En otras palabras, no somos comercialmente interesantes y por mucho valor artístico que tengan nuestras propuestas, tampoco puede hablarse de una escuela sólida dentro del género. Las editoriales cubanas pudieran participar en festivales internacionales, pero hace falta una producción constante, diversa, de alta calidad y una voluntad institucional de contribuir a la promoción y reconocimiento del cómic.

Sin embargo, algunos historietistas cubanos han participado en ediciones hechas en el marco de proyectos de colaboración extranjera. Estas publicaciones han sido presentadas regularmente en pequeños festivales internacionales, pero no se trata ni de coediciones ni de colaboraciones con editoriales cubanas, sino con instituciones culturales de la Isla cuya función principal no es precisamente la edición y publicación de libros.

¿Qué festivales son?

 La historieta cubana vinculada a proyectos de colaboración goza de un poco más de visibilidad en los festivales de Argelia, Bruselas y Moscú, pero tiene el inconveniente de ser una producción limitada a un tema impuesto y a un contexto específico. En este caso es el patrimonio (cultural, artístico, etc.) de las ciudades implicadas en los proyectos de cooperación antes mencionados. Eso es enteramente válido, pero su limitación en los temas que trata no puede mostrar, aunque quisiera, la verdadera diversidad que pudiera tener el cómic cubano en cuanto a discursos estético-narrativos. En la mayoría de los casos, la atención que generan esas publicaciones y su presencia en festivales foráneos,  se concentra más en el proyecto de colaboración que las produjo y no en toda la producción que existe fuera del mismo.

¿Se ha destacado algún libro en dichos certámenes?

Cubierta de Crónicas urbanas.

 El álbum colectivo Crónicas urbanas (2010), editado por la Maison Autrique, obtuvo ese mismo año el Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de Historietas de Argel. Es un importante reconocimiento en un país que comparte con el nuestro el pasado de la colonización y la resistencia frente a las potencias hegemónicas mundiales y que se esfuerza en promover una historieta diferente, al margen de la despiadada comercialización que domina al género en buena parte del mundo. Pero el premio se quedó en el estrechísimo marco del gremio de los historietistas cubanos y de las instituciones que toman en serio al género.

¿Hay suficientes mujeres guionistas de cómics en nuestro país?

 Para escribir un guion hay que dominar las técnicas narrativas y, sobre todo, saber contar con imágenes secuenciales. Lo más importante en una historieta es la narración: la gráfica y la literaria. La pericia se adquiere con la práctica continua. En años recientes, durante los talleres del Laboratorio de la Vitrina de Valonia, en La Habana, algunas jóvenes decidieron incursionar en el guion. De los veinticinco autores que participaron en los álbumes colectivos Crónicas urbanas y Soñar La Habana (2014), ocho son mujeres y siete de ellas fungieron como guionistas, casi todas de sus propias historias. Pero estas prácticas pudieran no ser lo suficientemente constantes como para considerarlas guionistas. Por otra parte, el guionista es el protagonista invisible: por muy buena que sea una historia, el público recordará primero al dibujante.

 ¿Cómo se gestó la primera historieta cubana publicada en Francia?

Página de Rosa de La Habana, de Izquierdo y Valderá. Captura: ©Mosquito

Cuando le propuse a Alexander Izquierdo, el dibujante, escribirle un guion, él me pidió algo relacionado con la música. Así nació un drama musical que se desarrolla en La Habana, en 1958, y está inspirado en su totalidad en sucesos, lugares y personajes reales. La experiencia de Alexander como pintor y animador dotó la historia de un dinamismo y una belleza visual incomparables.

La primera versión de “Rosa de La Habana” vio la luz en el álbum colectivo Soñar La Habana, como resultado de los talleres de la Vitrina de Valonia. El libro se presentó  en el Festival Internacional de Historietas de Argel (2014), donde coincidimos con el director de Ediciones Mosquito, de Francia. Él se mostró muy interesado en “Rosa…” y nos propuso publicarla en un formato más extenso, sugerencia que acepté con gusto, pues se me habían quedado muchas cosas por decir. Así fue editada en Francia Rosa de La Habana (2016), la primera historieta enteramente cubana para el mercado francófono.

¿Se salva nuestra historieta?

La historieta cubana enfrenta tres grandes obstáculos: primero debe demostrar que existe; segundo, que tiene calidad y tercero, que puede ser rentable. Eso tiene que empezar desde la Isla, no se puede esperar el reconocimiento foráneo para comenzar una producción nacional estable. Pero hay limitaciones logísticas y las editoriales cubanas son bastante reticentes a la hora de publicar cómics. No son los autores los que deben esperar a las puertas de las editoriales, son estas las que deben abrirse más a ellos antes de que desaparezcan definitivamente en el anonimato o se diluyan en proyectos fuera de nuestras fronteras.

Sobre este tema:

No hay una historieta cubana

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OBSERVADOR dijo:

    Y la economía cubana mas obstáculos que las historietas.

    • felix b dijo:

      quisiera saber que se hicieron, wilson, delga, arisides, martirena y tantos otros

  • Ernesto dijo:

    A mí entender a nadie en el MINCULT y en el ICAIC, le interesa el desarrollo del comic cubano es increíble la cantidad y calidad de dibujantes que poseemos en la isla. Incluso las reuniones y sesiones de trabajo que hacen los llamados Cosplayer y lo que circula en las revistas digitales que solo las ves por el paquete.
    Historicamente el comic cubano siempre tuvo su esapcio y lugar, con las historietas de Matías Perez y etc, XD cuando alguien con decisión desee esa industria comienza a producir, no hay intención real.

    • David DBG dijo:

      Coincido con usted…y en verdad se extrañan…..y mucho

    • JC dijo:

      Y estaba Cucho, el Capitán Zuro, Naoh, Camila… había una revista que se llamaba Cómicos, y todos esos personajes tenían su espacio en esa revista. Sin hablar de clásicos: Elpidio Valdes, Cecilin y Coti, capitán Plin, Yeyin…. nunca olvidaré esa etapa en que aprendí historias de Máximo Gomez, Maceo, Ernesto Che Guevara… leyendo las historietas.. sólo tenía unos 10 años, pero marcaron mi vida.

  • Kikyo dijo:

    Es una pena que se desperdicie el talento de jóvenes historietistas, a pesar de que las historietas se venden bien y gozan de gran aceptación las editoriales los rechazan. Hace unos años compré un comic en la Feria del Libro, “Amazonas” creo que se llamaba, compré dos porque uno fue un regalo para mi hermano. Me gustó mucho, tenía mucha calidad y el arte me recordaba el de un shonen de aventura épica, venía siendo como un 1er capítulo de la historia e incluso yo y unas amistades le escribimos a la editorial para que publicaran la continuación, pero al final tuvimos que hacer uso de la imaginación porque jamás lo imprimieron. No sé si será por motivos económicos o por prejuicios, pero lo triste es que por más Behiques, festivales otaku, etc. que se hagan para darle fuerza a la historieta en Cuba, poco se puede lograr sin la cooperación de las editoriales.
    Una idea, la dejo caer a ver si echa raíces, ¿Por qué la AHS no crea (o ayuda a crear junto a otras instituciones) una editorial para la Historieta Cubana? Una para niños, jóvenes y adultos, que publique a los historietistas sin mirar la edad y género de estos, sin importarles en genero de las obras, que los publique aunque no sea una historieta histórica y el estilo de dibujo y el guion no sean los acostumbrados, una editorial que conozca los intereses de su público y publique obras de calidad aunque no sean las convencionales para el resto de editoriales. Obviamente sería un pequeño proyecto al principio por falta de presupuesto, pero luego podría crecer hasta lograr autofinanciarse, sería una excelente forma de impulsar a jóvenes creadores que hoy no cuentan con su espacio. ¿Estoy soñando demasiado?

    • Arturo dijo:

      Kyko, no sueñas. De hecho, Reina del Mar Editores, de la AHS de Cienfuegos, tiene una colección dedicada al humor gráfico y el cómic. Tony González Rojas fue impulsor de ese proyecto que aunque no ha muerto, está en terapia.
      Otras editoriales que no pertenecen a la AHS pujan por publicar cómics. Pero depende en gran medida de quienes ocupan la dirección de la editoriales, son ellos quienes deben defender la publicación de historietas, gestionar con los autores…

  • negro dijo:

    “La historieta cubana enfrenta grandes obstáculos”……..¿la historieta nada mas, ja, hasta comer esta dificil?

  • alfredluis dijo:

    La historieta es salvable. El proyecto de la Vitrina de Valonia, mencionado y otros intentos, como el Arte Comic en Camaguey, tratan de abrirse paso y no quedar en el anonimato.
    Yomerizzo Fanzzine es un proyecto digital, modesto, de jóvenes cultivadores de la historieta con motivaciones, talento y ganas de impulsarla y con pocos recursos y sin apoyo. Sobre este tema recientemente se publicó acá mismo, tal vez motive su lectura a ganar conciencia y que se apoye institucionalmente otra manifestación cultural, del patio y dirigida, en especial, a las nuevas generaciones.

  • Luis German Gonzalez Santiesteban dijo:

    La mejor respuesta esta en el hacer. de las instituciones. es una realidad la cantidad de talento que existe en el país , hora es de soltar las trabas que deben de bordear los creadores para que sean visto y atendidos . espacios que da empleo si se pretende alinear . a quien hay que hacer propuestas, de lo que se puede hacer localmente.
    aunque sé no faltan ¿ Cultura que hace? las galerías que exponen .

  • Julio dijo:

    La AHS con su Entusiamo, Lozanía, Pujanza y Ganas de Hacer, es la que puede romper las BARRERAS que impiden a los historietistas cubanos DEMOSTRAR que EXISTEN, TIENEN CALIDAD Y PUEDEN SER RENTABLES, nuestros artistas son capaces de mucho, solo falta el Guía.

  • lolo dijo:

    lo q pasa es q en vez de gastar en estos proyectos el mincult se pasan echando por la borda la impresion de miles de libros politicos con lo mismo cosa q ya cansa realmente, si vendieran historieta en los estanquillos ganaran mas dinero pero bueno entre el bloqueo y q no hay recursos

  • Mandy War dijo:

    Papel sobra ,las librerías están llenas de libros que nadie quiere comprar ni leer con la mayor lógica del mundo,artistas hay, algunos incluso de nivel internacional como Montos y Orestes Suárez ,solo falta una vía que busque hacer posible y de calidad las obras con una impresión de estándar mundial al precio que sea necesario en la actualidad como todos los otros productos y buscando solo un nivel alto en los trabajos.Pero hablar de esto es un poco hacer el ridículo nada se concreta .

    • Nati dijo:

      y te faltaron muchos nombres más.

  • Elpidio Manuel Hernández Rodríguez dijo:

    Excelente texto. Pienso que Arturo es uno de los mejores conocedores de esta temática en Cuba. Mis respetos. Ustedes tienen bien ganado su lugar en las propias raíces de la cultura cubana
    No importan los obstáculos. Siempre estarán ahí, incluso, cuando no los llamen Adelante colegas

    • Arturo dijo:

      Elpidio:
      Muchas gracias, pero a la hora de hablar de historieta hay que quitarse el sombrero ante la investigadora Caridad Blanco.

  • Evert dijo:

    Nos quedamos sin tiempo para el 9no arte nacional, las editoriales deben de dejar de seguir los antiguos pasos y tomar nuevos caminos.

  • YzzrGS dijo:

    Es que también está el caso de que muchos historietistas cubanos publicados pasan ya los 50 años, han estado trabajando desde que el comic cubano solo trataba temas políticos, ideológicos, humor costumbrista y cotidianidad(retificar si está mal). Estamos en una nueva era, más aún con la influencia del manga/anime japonés. Lo otro es que casi ya no existe el cómic moderno. Actaulmente, incluso en países con recursos como Corea del Sur, se ha optado por la plataforma on-lin para leer comics (lo que conozco que aún imprimen son EEUU y Japón). Pero debido al poco acceso a internet y la intranet, no creo que se pueda hacer algo… es una lastima que tanto talento joven por descubrir acabe extinguiendose o perdiendose

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Por Arturo Delgado Pruna

(Sancti Spíritus, 1971). Editor. Ha publicado artículos y entrevistas sobre historieta y humor gráfico en revistas, periódicos y sitios digitales como El Caimán Barbudo, Escambray, Juventud Rebelde, La Jiribilla, Cubahora, Esquife y Noticias de Artecubano. Ha editado los libros de cómics Los hijos del Quasar y Yakro.

Vea también