Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Suerte

Publicado en: Con Humor
En este artículo: Cuba, Humor, Sociedad, Tradición
| 7

La suerte es loca y a cualquiera le toca. Foto: Jorge Luis Sánchez/ Cubadebate.

“Usted tiene más suerte que la puerca de paneque”, solía decir mi abuelo cuando alguno de los jugadores de dominó en la mesa dominical que se armaba debajo del almendro del patio, hilvanaba una cadena de victorias bastante apreciable. El dicharacho tenía su origen en una “marrana” que había tenido Mario Paneque, alias Sancocho; la cual, atada al tronco de una palma no pudo escapar de una tormenta y recibió el influjo demoledor de un rayo que golpeo la planta. Para asombro de todos, la descarga destrozó el árbol, mató a los ocho puerquitos hijos de la susodicha y a ella no le paso ni pitoche.

“Es una cabrona la suerte”, decía melancólico el nieto de Gumersinda, que siendo el más bonitillo del piquete, fue soberanamente despreciado por Pastelito Laguna, una criollita de curvas perfectas que a la larga se casó con Kenilo Mires Mucho, quien debió ser pariente lejano de aquel que fue retratado por Francisco de Quevedo en su célebre poema A una Nariz.

“Tiene más suerte que el pollo que dejaron pá gallo” fue lo único que atinó a decir el finado Teté, un vendedor de pollos al que le decían Doble Infusión (Té y Té), cuando le contaron que Vejerano Rutina se había apeado de una guagua una parada antes de lo acostumbrado, para tomarse un café donde nunca se lo tomaba y unos metros más adelante el ómnibus fue embestido por otro vehículo destrozando el asiento que este ocupaba hasta hacia un minuto.

Es que, según dicen, la suerte es loca y a cualquiera le toca, claro, salvo el caso de Mate Perpetuo, un chamaco llorón de la vecindad que jamás ganó en ninguno de los juegos donde participaba, a pesar de su enorme colección de rabos de conejos y herraduras de caballos.  Le escuché decir más de una vez, en medio de sus acostumbrados enojos con “La Suerte”: Qué loca, ni loca, para mí la suerte ya le dieron alta de psiquiatría.

Yo, por mi parte soy de los que piensa que a la suerte de vez en cuando tenemos que darle un poquito de ayuda y no podemos hacerla culpable exclusiva de los fracasos o autora indiscutible de las victorias. Ella suele ser la justificación perfecta de los que se niegan a reconocer sus errores propios y rara vez le ha salvado el pellejo en los exámenes docentes a los que no estudian, pensando en que si tienen suerte, les saldrá la pregunta del único contenido que dominan, pero todos sabemos que casi siempre es al revés.

Y si de suertes se trata, existen algunas que superan a las otras: una que te permitió ser parte de este país maravilloso y otra tener una familia a la cual perteneces con orgullo y placer, entonces como tengo ambas cosas yo puedo decir que soy un tipo con suerte.

(Tomado de La Bicicleta)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Corona dijo:

    Muy buen articulo, con humor venido de nuestra raices. Parece una crónica escrita por Enrique Nuñez Rodriguez. Gracias por publicarlo.

  • Minardo Paneque Pérez. dijo:

    No hay dudas que es El Nene quien escribe esto, que suerte encontrarte en estas páginas. suerte de la buena para ti.

  • Onelia dijo:

    Simpático,ocurrente comentario,gracias por algo así!!! La suerte va y viene según nuestra actitud y aptitud en la vida!!

  • tdm dijo:

    Gracias por la publicación, buen artículo, muy cubano.

  • RARJ dijo:

    -1-
    Dicen que la mala suerte
    Es el pretexto marcado
    Del hombre que ha fracazado
    Y solo espera su muerte.
    Pero el humor es más fuerte
    Y me acordé de repente
    De esta décima ocurrente
    Que alguien un dìa escribió
    Tal vez porque le pasó,
    Y que dice lo siguiente.
    -2-
    Yo soy un hombre fatal,
    Juego un billete y no sale,
    Me encuentro un peso y no vale
    Porque es de falso metal.
    Pido azúcar, me dan sal,
    No me paga el que me debe,
    Si salgo a la calle y llueve
    El que se moja soy yo
    Y si juego al dominó
    Me cuentan el doblenueve.

    • MPB dijo:

      Me encanta que escriban sobre estos temas,pues los considero muy interesantes ademas de que son muy divertidos.RARJ me encanto tú escrito jajaja…SALUDOS

  • yo dijo:

    la suerte no es de quien la busca sino de quien la encuentra, pero realmente la suerte se la hace uno mismo en la vida cotidiana.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Miguel Cruz Suárez

Juan Miguel Cruz Suárez

Licenciado en educación, narrador y con algo de poesía.

Vea también