Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Venezuela: La amenaza del buen ejemplo

| 12

chavezDesde la primera vez que Hugo Chávez fue electo presidente de Venezuela en 1998, Washington y sus aliados han intentado socavar su mandato. Cuando Chávez apenas era candidato presidencial, el gobierno de Estados Unidos le negó una visa para participar en algunas entrevistas televisadas en el país norteamericano.

Luego, cuando ganó las elecciones presidenciales, el entonces embajador estadounidense en Caracas, John Maisto, lo llamó personalmente para felicitarlo y ofrecerle su visa. Los meses siguientes fueron llenos de intentos de “comprar” al nuevo presidente de Venezuela. Empresarios, políticos y jefes de estado desde Washington a España lo presionaban para que se subordinara a sus agendas. “Vente con nosotros”, le urgía el entonces primer ministro español, José María Aznar, seduciéndolo con ofertas de lujo y riqueza, si simplemente cumplía con sus órdenes.

Cuando Chávez no se dejó comprar, lo sacaron con un golpe de estado el 11 abril 2002, financiado y diseñado desde Washington. Cuando el golpe fracasó, y el pueblo rescató la democracia y su presidente en menos de 48 horas, comenzaron a desestabilizar al país, intentando hacerlo imposible para gobernar. Desbordaron la nación con saboteos económicos, huelgas ejecutivas en la industria petrolera, caos en las calles, y una brutal guerra mediática que tergiversaba la realidad del país a nivel nacional e internacional. El complot para asesinarlo con paramilitares colombianos en mayo 2004 fue impedido por las fuerzas de seguridad del país. Meses después, intentaron revocar su mandato a través de un referéndum revocatorio en agosto 2004, pero el pueblo lo salvó con un voto de 60-40.

Mientras más popular se hacía, más millones fluían desde las agencias de Washington a los grupos anti-chavistas para desestabilizarlo, desacreditarlo, deslegitimarlo, derrocarlo, asesinarlo, o sacarlo de cualquier manera. En diciembre 2006, Chávez fue reelecto con 64% del voto. Su aprobación crecía dentro de Venezuela y por toda América Latina. Nuevos gobiernos en Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Uruguay y varios países caribeños se unieron a las iniciativas de integración, soberanía y unión latinoamericana y caribeña impulsadas desde Caracas. Washington comenzó a perder su influencia y control sobre su antiguo “patio trasero”.

Fueron creados la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), PetroCaribe, PetroSur, TeleSUR, Banco de ALBA, Banco del Sur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). En ninguna de esas organizaciones está Washington, ni la élite que antes dominaba la región, imponiendo sus intereses por encima de los pueblos.

En enero 2005, la nueva Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, dijo que Chávez era “una amenaza” para la región. Justo después, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) colocó a Venezuela en su lista de los “Top 5 Hot Spots” (5 lugares más inestables) del mundo. Unos meses luego, el reverendo estadounidense Pat Robertson declaró públicamente que era mejor “asesinar” a Chávez ya en lugar de iniciar una guerra contra Venezuela, que costaría millones de dólares. Ese mismo año, cuando Venezuela suspendió la cooperación con la Agencia Anti-Droga de Estados Unidos (DEA), por estar inmiscuyéndose en sus asuntos internos, espiando y saboteando sus trabajo anti-droga, Washington clasificó a Venezuela como un país que “no coopera en la lucha contra el narcotráfico”. Nunca presentaron pruebas para fundamentar sus graves acusaciones.

En febrero 2006, el entonces Director Nacional de Inteligencia, John Negroponte, se refirió a Venezuela como un “peligro” para Estados Unidos. El Secretario de Defensa Donald Rumsfeld comparó a Chávez con Hitler. Ese mismo año, Washington estableció una Misión Especial de Inteligencia para Venezuela y Cuba, reorientando recursos de la comunidad de inteligencia estadounidense para aumentar sus operaciones en estos lugares, considerados “amenazas” para Estados Unidos. En junio 2006, la Casa Blanca colocó a Venezuela en una lista de países que “no apoyan suficientemente la lucha contra el terrorismo”, y lo sancionaron con una prohibición de poder comprar armas y equipos militares de empresas estadounidenses o aquellas con utilizan tecnología estadounidense. Nunca mostraron evidencias de los supuestos vínculos de Venezuela con el terrorismo.

En 2008, el Pentágono reactivó la Cuarta Flota de la Armada, la comandancia militar estadounidense encargada de América Latina y el Caribe. Había sido desactivada en 1950 y no funcionaba desde entonces, hasta que decidieron que era necesario aumentar la presencia “y fuerza” militar de Estados Unidos en la región. En 2010, Washington se acordó con Colombia para establecer 7 bases militares en su territorio. Un documento oficial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos justificaba estas bases debido a la “amenaza de los gobiernos anti-estadounidenses en la región”.

En la prensa internacional, decían que Chávez era un dictador, tirano, autoritario, narco, anti-americano, terrorista, pero nunca presentaron pruebas para tan peligrosos sobrenombres. Convirtieron la imagen de Venezuela en violencia, inseguridad, crimen, corrupción y caos, sin mencionar los grandes logros y avances sociales durante la última década, ni las causas de las desigualdades sociales dejadas desde gobiernos anteriores.

Durante años, un grupo de congresistas estadounidenses, demócratas y republicanos, han intentado colocar a Venezuela en su lista de “estados terroristas”. Destacan la relación entre Venezuela e Irán, Venezuela y Cuba, y hasta Venezuela y China, como evidencia de la “grave amenaza” que el país suramericano representa para Washington. Intentaron destruir ALBA con el golpe de estado contra Manuel Zelaya en Honduras en 2009. Buscaron debilitar la UNASUR con el golpe contra Fernando Lugo en Paraguay en junio 2012. No funcionó.

Dicen una y otra vez que Venezuela y Chávez son amenazas para Estados Unidos. “Hay que pararlo”, dicen, antes de que “lancen sus bombas iraníes contra nosotros”.

El Presidente Barack Obama declaró en estos días que Chávez no era una amenaza para la seguridad de Estados Unidos. El candidato Mitt Romney dijo que sí. La furia de los extremistas miameros cayó encima de Obama. Pero no deben preocuparse, porque Obama aumentó el financiamiento multimillonario a los anti-chavistas este año. Son más de 20 millones de dólares que han canalizado de las agencias estadounidenses para la campaña opositora en Venezuela.

¿Es Venezuela una amenaza para Washington? En Venezuela, el único terrorismo que hay es de los grupos que buscan desestabilizar al país, la mayoría con el apoyo político y financiero de Estados Unidos. Los narcotraficantes son de Colombia, donde la producción y transito de drogas han incrementado durante la invasión estadounidense en ese país a través del Plan Colombia. La relación con Irán, con Cuba, con China, con Rusia y con los demás países del mundo es una cooperación bilateral – o multilateral – normal entre países. No hay bombas, no hay planes de ataque, no hay secretos siniestros.

No, Venezuela no es esa tipa de amenaza para Washington. Es otra.

La pobreza ha sido reducida en más de 50% desde que Chávez llegó al poder en 1998. Las políticas de inclusión de su gobierno han creado una sociedad de alta participación en las decisiones económicas, políticas y sociales. Sus programas sociales – las misiones – han garantizado atención médica gratuita, educación gratis y accesible – desde los niveles básicos hasta los más avanzados – alimentación en precios alcanzables, y herramientas para crear y mantener cooperativas, empresas pequeñas y medianas, consejos comunales y comunas, para todo el pueblo. La cultura venezolana ha sido rescatada y valorada, recuperando el orgullo e identidad nacional, creando un sentimiento de dignidad en lugar de inferioridad. Medios de comunicación e información se han proliferados durante la última década, asegurando espacios para la expresión de todos.

La industria petrolera de Venezuela, nacionalizada en 1976 pero que funcionaba como una empresa privada, ha sido recuperada al beneficio del país, y no de las multinacionales y una minoría oligarca. Alrededor de 60% del presupuesto anual se dedica a los programas sociales en el país, con el enfoque principal en la erradicación de la pobreza.

Caracas, la capital, ha sido embellecida. Los parques y plazas se han convertido en espacios de reunión, disfrute y seguridad para los visitantes. Hay música en las calles, arte en las paredes, y una rica debate de ideas entre los habitantes. La nueva policía comunal trabaja en conjunto con las comunidades para luchar contra los terribles problemas de la violencia, la inseguridad y la delincuencia, problemas que no se atacan solamente desde el superficie, sino desde la raíz.

El despertar de Venezuela se ha expandido por todo el continente y hacia el norte por el mar Caribe. El sentimiento de soberanía, independencia y unión en la región ha enterrado la sombra de subdesarrollo y subordinación impuesta por los poderes colonizadores durante siglos pasados.

No, Venezuela no es una amenaza para la seguridad de Estados Unidos. Venezuela es un ejemplo de como un pueblo levantador, frente a los obstáculos más difíciles y la fuerza brutal de las grandes potencias, puede construir un modelo en donde la justicia social reina, y la prosperidad humana se celebra por encima de la prosperidad económica. Venezuela es el país en donde millones antes invisibles, hoy son visibles, hoy tienen voz y el poder de decidir sobre el futuro de su patria, sin ser asfixiados por las garras imperiales. Hoy, gracias a la revolución liderada por el Presidente Chávez, Venezuela es uno de los países más felices del mundo.

Esa es la amenaza que representa el Presidente Hugo Chávez y la Venezuela Revolucionaria para Washington. Es la amenaza del buen ejemplo.

(Tomado de MAPOCHO PRESS)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • MANUEL dijo:

    Venezuela es mal ejemplo para el resto de colonias imperiales. Colombia es un ejemplo vivo. Con paramilitares Colombianos, quisieron asesinar a Hugo Chávez. Estorba a las pretensiones del imperio de seguir RODÁNDOLES las riquezas a Venezuela y demás países latinoamericanos y caribeños.

    No han cesado los ataques y toda clase de epítetos de las transnacionales de la desinformación, que pretenden socavar los muros de solidaridad que Venezuela tiene con Países como Cuba, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Chile y muchos otros países que están buscando desconectarse del colonialismo imperial.

    Le duele al imperio sus políticas fracasadas, las imposiciones del neo-liberalismo han colmado las paciencias de los pueblos del mundo. Hoy se levanta en Europa un espiral de indignados contra el sistema capitalista de dominio del mundo y se aventuran en RESCATAR las economías colapsadas y con déficit muy altos. PREMONICIONES DE UN FRACASO EN CRECIMIENTO.

    Nunca se imaginaron que Chávez sería la espina en la garganta del imperio. No respiran normalmente. Se están asfixiando por no poder apartarlo del poder.

    A lo que EL IMPERIO REALMENTE LE TEME; ES A LA VOLUNTAD DE ACERO DEL PUEBLO VENEZOLANO Y SU DECISIÓN FIRME DE NO PERMITIR GOLPES DE NINGÚN TIPO, NI CHANTAJES POLÍTICOS O ECONÓMICOS. VENEZUELA ES SOBERANA Y LIBRE.

    DIOS TE BENDIGA HUGO CHÁVEZ POR TU SOLIDARIDAD SINCERA Y PROFUNDA CON LOS PUEBLOS EMPOBRECIDOS DE TODA NUESTRA AMÉRICA INDÍGENA, QUE AÚN REZA A JESUCRISTO Y HABLA EL ESPAÑOL.

  • aobb dijo:

    SI EE.UU ES EL IMPERIO DEL MAL!!!…. PERO COM SIEMPRE EL BIEN VENCERA AL MAL… SIEMPRE HA QUEDADO DEMOSTRADO…..EE.UU Y SUIS SECUACES PERECERAN Y VENEZUELA REVOLUCIONARIA ESTARA AHI CON CUBA, CON IRAN Y CON TODOS AQUELLOS PAISES QUE DE VERDAD DESEAN LA PROSPERIDAD Y LA FELICIDAD

    PATRIA O MUERTE!!!!

  • laura beatriz pola dijo:

    Por favor EEUU se siente dueño del mundo y si no observemos como hablan,, van de país en país,, hablando de paz,, de democracia. Dividen aguas,, y Chavez, Fidel Castro han presentado y siguen presentando batalla día a día y….Los falsos democrátas del país del norte van a tratar de decir, inventar,, y otras cosas más ; a través de distintos medios hasta con el cine,, hasta las peliciulas intencionadas desde todo angulo, ellos siempre justifiicando su comportamiento,, interviniendo para lograr la paz,,lo impprtante es que latinoamerica se mantenga unida,, y tenga a estos dos grandes con su coherencia en su pensar y accionar

  • juan fabio lopez frias dijo:

    No podran con Venezuela, Venezuela es Bolivar resucitado, rejuvenecido, fortalecido. La CELAC es panamericanismo bolivariano hecho realidad en los inicios del siglo XXI. A los ingleses les duele elfuerte reclama laginoamericanista de Las Malvinas. La voz potente del clarin del Ecuador los asusta. En Nicaragua se renova el poder sandinista. No han podido con Evo en Bolivia. En Brazil hay una mujer que limpia de corrupcion su propio gobierno y asume el liderazgo de los pobres de America. La semilla chavista florece en la America Morena, territorio de Esperanza y de Paz en un mundo hambriento, sangriento y quebrado por las am biciones de los trogldistas capitalistas. ! Adelante chavistas, no podran detener la avalancha de los pueblos oprimnidos de America !

  • Mario Ramos dijo:

    Si Estados Unidos no dependiera de los recursos energéticos de Venezuela, el bloqueo económico contra este hermano país, seria más brutal e inhumano que el que sostiene hoy por más de 50 años contra Cuba.

    Venezuela fue la precursora de la independencia de los países latinoamericanos, hoy representa la independencia y el equilibrio de nuestros pueblos y como la describiera el escritor Waldo Frank en su libro “Nacimiento de un Mundo”, Venezuela es el corazón de América.

    Es por ello que hacia ese corazón se dirigen los ataques del enemigo histórico de nuestros pueblos, trataran por todos los medios de destruir esta revolución y están hoy empleando todas las armas sucias que tienen a su alcance. Las elecciones de fin de año de Venezuela representan el principio o el fin del sueño de integración latinoamericana, si el enemigo lograra sus propósitos, algo que creo muy difícil por el patriotismo demostrado por los venezolanos, volveríamos irremediablemente a los años 70 del siglo pasado, donde imperaban los gobiernos títeres y las llamadas juntas militares, apoyadas por el autotitulado campeón olímpico de la democracia en el mundo.

  • Carlos dijo:

    ADELANTE COMANDANTE

  • Consuelo Gatica Amengual dijo:

    Fabuloso título de este artículo
    “Venezuela: La amenaza del buen ejemplo”.
    Con nuestro Comandante, la única amenaza que Venezuela representa hoy en día para el mundo es LA AMENAZA DEL BUEN EJEMPLO.
    Desde La República Bolivariana de Venezuela
    Patria Libre Soberana y Socialista
    VIVIREMOS Y VENCEREMOS

  • vilma sabino dijo:

    Para nosotros latinoamericanos, yo argentina, que fuí izquierdista desde que tengo uso de razón, que seguí el ejemplo del Che, que luché contra la dictadura y hoy vivo en Brasil, porque formé familia en este país que me recibió cuando escapé de la dictadura, para nosotros izquierdistas latinoamericanos Venezuela es un milagro que solamente en sueños, en nuestra juventud podíamos imaginar. Venezuela representa un milagro que tenemos que proteger con alma y vida.
    Chávez tiene que ser muy cuidado y protegido, así como los presidentes de Bolivia, Argentina, Brasil, Ecuador,Cuba nuestra Cuba y todos los presidentes de países latinoamericanos que representan a la izquierda, porque aunque parezca que estamos en una era donde los ideales del mundo tendrían que ser la convivencia pacífica, la tolerancia y el respeto, todavía no llegamos al punto más alto de la evolución del planeta como un todo. Todavía hay resabios de autoritarismo, de violencia, disfrazados como en el golpe de Lugo, pero existen indicios de fuerzas imperialistas acostumbradas a imponer su voluntad, existen todavía descarados resabios de colonialismo como en Malvinas, como en las bases norteamericanas de Colombia. Entonces, vigilar a los que nos vigilan y que la vigilancia sea permanente.

  • Homo ferus dijo:

    La Amenaza del Buen Ejemplo
    La vieja historia para el Imperium
    Siempre la misma y axiomatica historia.

    Esta dicha y repetida en todas las coordenadas,
    en todos los tribunales de la memoria,
    del crebro,
    del recuerdo.

    Pero citemos algunas de vivos y muertos:
    Jacobo Arbenz
    Sukarno
    Cheddi Jagan
    Ho Chi Minh
    Patricio Lumumba
    Joao Goulart
    Juan Bosch
    Fidel Castro
    Salvador Allende
    George Papandreou
    Daniel Ortega
    Maurice Bishop
    Muammar el-Qaddafi
    Hugo Chavez…

    Amenazas del Buen Ejemlo.
    Y no se cansan
    a pesar de que siempre
    se les caen las mismas mascaras.
    Y ahora Venezuela,
    el mismo libretto,
    la misma tramoya,
    las mismas zarpas.

    Y no se cansan de su ‘Kiling Hope’,
    de su batuta de sangre y lagrimas.

    ¿Cómo seria hoy el mundo
    si el Buen Ejemplo hubiese
    podido germinar su magnanimo arbol,
    sus flores, sus hojas, sus ramas,
    y no hubiese sido cortado
    por la guadaña de las sombras?

    Pero hasta aqui llegaron las hordas:
    porque Bolivar vive y Monroe paso a la Historia.

  • j_montufar dijo:

    A ver. no entiendo. El artículo pro chavista dice que a Chavez se le ha acusado de muchas cosas y que no se han presentado las pruebas.

    Leo en la nota lo siguiente: “Obama aumentó el financiamiento multimillonario a los anti-chavistas este año. Son más de 20 millones de dólares que han canalizado de las agencias estadounidenses para la campaña opositora en Venezuela”.

    Releí el artículo y no encontré las pruebas de semejante aseveración.

    ¿Cuando se acusa a Chávez hay que presentar pruebas y cuando se acusa a Obama no?

  • Rex dijo:

    Venezuela no es la excepción…Estados Unidos trata de poner a este país ante la comunidad internacional como uno de los peores y más peligrosos, los Estados Unidos como siempre con su doble moral hipócrita, ellos manipulan la información a su antojo, están sobre Cuba, sobre Irán y sobre Venezuela tratando de destruirlos…se creen los policías del mundo, creen tener el derecho de imponer y de castigar a su antojo, pero a ellos ¿quién los castiga?, ¿cuando los castigarán por los crímenes de Hiroshima y Nagasaki por ejemplo?, ellos si “castigaron” y asesinaron a los jerarcas alemanes y japoneses al fin de la segunda Guerra Mundial, ¿cuándo les tocará su turno a ellos?, ¿quién les exigirá cuentas por los asesinatos en Irak, en Afganistán y tantos otros países a los que han llevado la muerte?
    ojalá algún día llegue la justicia a este maltratado planeta y les de su merecido a los gringos…

    ADELANTE COMANDANTE CHAVEZ…

  • funes mori dijo:

    me gusto mucho el resumen historico y el analisi, pero no me gusto que pongan todo color de rosas, erradicar un 50% la pobreza es mucho pero quiere decir que si ponele habai 20 millones ahora ai 10 millones, o si habai 10 ahoar ai 5 eso quiere decir que falta muchisimo, la inseguridad en venezuela es terrible segun me conto un venezolano me dijo aca argentina es un lujo casi nivel europeo en algunas zonas. y los problemas de desabastecimiento de alimentos son gravisimos tienen que importar desde azucar hasta papel higenico! eso es tener una economia alimentaria al cero por ciento y lo ultimo el petroleo va a durar 50 anios mas asique tienen q invertirlo en generar ciudades sustentables

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eva Golinger

Eva Golinger

Escritora estadounidense radicada en Venezuela. Es autora de “El código Chávez”.

Vea también