Inicio » Entretenimiento  »

Niños de la Sierra Maestra

24 febrero 2010 | 20

Cierto es que, como nos ha comentado por estos días un lector de Cubadebate, Cuba es mucho más que el asfalto y la estridencia de la gran ciudad. Hay mucha vida en los pueblos pequeños, y en los espacios más recónditos e inimaginables que también conforman el alma del país.

Por eso Kaloian, quien por estos días recorrió las venas de la Sierra Maestra, al oriente de la Isla, buscó armado de su lente las palpitaciones y gestos de quienes llevan la existencia a otro ritmo, de quienes son felices allí donde el peregrino, con fortuna, no encontraría más que puestas de sol y rumor de follaje.

Cuentan las imágenes fotográficas que por donde parece no venir nadie, de pronto deslumbra con su impecable uniforme de escolar, y con su tranquilidad, una niña para quien es conquista común aprender las primeras leyes del mundo.

Las fotografías hablan de un cosmos de alegrías y cariños, de enlaces poderosos como los que se dan entre familiares o entre compañeros de las mil aventuras.

Solo hay que detenerse un poco y sentir la intensidad de las montañas. Así ha hecho el amigo fotógrafo, quien trae en su alforja -para compartir de sorbo en sorbo, y en días que vendrán-  más de un encanto atrapado por él en los vericuetos del monte.

pequenos-del-campo-1

pequenos-del-campo-2

pequenos-del-campo-4

pequenos-del-campo-5

pequenos-del-campo-7

pequenos-del-campo-3

pequenos-del-campo

pequenos-del-campo-8

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    !!! Que decir!! ESTO ES CUBA CHAGUITO.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    CUANDO SUBIMOS LA EMPINADA LOMA DE LA VELA PARA ESTUDIAR MAGISTERIO EN MINAS DE FRIO DURANTE UN AÑO Y LUEGO PASAR DOS AÑOS MAS A TOPES DE COLLANTES DONDE CONFORMAMOS LAS BRIGADAS “JUVENTUD DE ACERO” NO IMAGINAMOS QUE EN LAS SIERRAS MAS ALTAS DE CUBA SE INTERGRARA TANTA BELLEZA.

    NOS BAÑAMOS EN LOS RIOS COMO LOS NIÑOS DE LAS FOTOS, ATRAVESAMOS A PIE LA SIERRA DESDE MINAS DE FRIO AL PICO TURQUINO PASANDO POR LA PLATA BAJA.

    SUBIMOS LA LOMA DEL CALDERO, EL PICO CUBA Y EL PICO TURQUINO. LA NOCHE QUE DORMIMOS EN EL PICO CUBA FUE LA NOCHE MAS FRIA DE LA HISTORIA QUE HAYA VIVIDO JAMAS.
    LA HAMACA PARECIA UN TEMPANO DE HIELO

    ESTUDIAMOS DEBAJO DE LOS ARBOLES, PORQUE NUESTRAS AULAS ERAN AL AIRE LIBRE Y COMO ASIENTO LOS TRONCOS DERRUMBADOS POR EL VIENTO Y COMO TECHO EL CIELO.

    AHORA ESTAS FOTOS NOS RECUERDAN AQUELLOS AÑOS PRECIOSOS EN QUE COMENZAMOS A MIRAR CON SERIEDAD EL MUNDO DEL CONOCIMIENTO.

    GRACIAS POR TAN HERMOSAS FOTOS

    SIGAN ESA LINEA QUE VAN MUY BIEN

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • Luis dijo:

    GRACIAS AMIGOS DE CUBADEBATE !!!!!!!!!!.
    GRACIAS POR TRAER A NUESTRAOS RECUERDOS LAS MARAVILLAS MAS HERMOSAS DE NUESTRA QUERIDA PATRIA. EN ESOS PARAJES, E INCLUSO MAS INTRINCADOS, NACIMOS A LA LUZ DE LOS PRIMEROS RAYOS LUMINOSOS DE UNA REVOLUCION SOCIALISTA HECHA PARA LOS QUE HOY LLEVAMOS MUY DENTRO COMO ESAS MARAVILLLAS LAS SEMILLAS DE ESTA INMENSA OBRA REVOLUCIONARIA.
    QUE SE REPITA DE VEZ EN CUANDO COMPAY !!
    lUIS.

  • Claudia dijo:

    Me encantan estas fotos

  • Yolanda Rodriguez dijo:

    Que belleza de ninos, la inocencia es linda y que envidia de los campos.

  • García Ginarte dijo:

    Hermoso fotoreportaje. Capta la belleza – a veces- olvidada de la vida. Buen equipo el de Alina y Kaloian. Sds

  • Roxana dijo:

    Esto demuestra que aún hay niños que mantienen ese pedacito de inocencia, el campo es bello es maravilloso, sino que lo digan ellos mismos, sus miradas reflejan todo lo bello que expira tanta naturaleza viva…

  • MICHELL PINO dijo:

    LAS FOTOS ESTAN MUY LINDAS Y TODO PERO SOY PARTIDARIO DE QUE , ESOS NIÑOS DISPONGAN DE UN POCO MAS DE RECURSOS, NO HAY NECESIDAD DE QUE ANDEN POR EL MONTE DESCALZOS, EXPONIENDOSE A CUANTAS ENFERMEDADES PUEDAN ADQUIRIR.

    • Editor dijo:

      Esos niños son absolutamente felices en su relación con la naturaleza. Mire los pies del pequeño: limpios, y se ven sanos y alimentados, y bien vestidos cuando se van a la escuela.

  • Juan Castro dijo:

    NIÑOS DE SIERRA MAESTRA:

    SOLO PARA FELICITAR A CUBADEBATE Y A SU FORMIDABLE EQUIPO:
    NO TENGO MAS PALABRAS PORQUE MI AMIGO MÉDICO DE CAMAGUEY; OLIMPIO RODRIGUEZ YA LO DESCRIBIÓ COMO ÉL SABE HACERLO.

    JUAN CASTRO
    MEXICANO.

  • Ana dijo:

    Yo crecí en el campo y tanto verdor y aire limpio se extraña cuando habitamos entre el asfalto de la ciudad. Los pies descalzos de los niños no es falta de recursos o carencias sino deseo de libertad, de levantar el vuelo, de pisar la tierra, sin nada que los ate o limite, incluso, los zapatos.

  • Luis dijo:

    A LOS AMIGOS DE CUBADEBATE:
    GRACIAS POR ESAS IMAGENES DE ALGUNOS LUGARES SIN CEMENTO BAJO LOS PIES, AUNQUE CARENTES DE LA OSCURIDAD PROPIA DE LA SOMBRA DE LOS ARBOLES DEL MONTE, LOS CALLEJONES, POTREROS Y AREAS DE CULTIVO PRIMITIVO DE NUESTROS CAMPASINOS CUTRTIDOS POR EL SOL DE LA SIERRA MAESTRA. ARROYOS, PENDIENTES, ARRIAS DE MULO, RECOLECTORES Y CHAPIADORES DE CAFE Y DE CAFETALES.
    SERIA INTERESANTE VER LO MAS AUTENTICO DE NUESTRSOS MONTES HABITADOS Y SU DIARIO VIVIR.
    SERIA MUY DIFICIL O DEMACIADO CARO INCLUIR MINIVIDEOS EN ESTOS REPORTAJES ????????.
    QUE SE REPITA COMPAY !!!.
    OJALA SE PUEDIERA AGREGAR UN POCO MAS DE FANGO A LOS ZAPATOS Y SUDOR A NUESTRA FRENTE.
    MIS FELICITACIONES !!!!

  • Gloria dijo:

    Muchas gracias a Koilan y Alina por estas cronicas nos remiten a nuestra patria porque asi somos,naturales y espontaneos.Continuen asi no hay un dia que no entro a Cubadebate buscando sus comentarios.Me gusto mucho el de el bodeguero en fin todos.continuen asi una vez mas gracias.por darnos esta oportunidad.

  • Manuel Carlos dijo:

    Felicito a Kaloian y me uno al comentario de Ana.

    Mis primeros años de vida los disfruté en las exuberantes lomas del Grupo Guamuhaya (más conocido por “El Escambray”), mi humilde y feliz hogar distaba 4 kilómetros loma arriba de la estación de tren más cercana y a más de 20 kilómetros del bullicio y del asfalto; y créanme, muchas veces extraño esos días de mataperrear en el monte buscando frutas, observando los animales y bañarme en los ríos y arroyos. Lo que más extraño, precisamente, es el estar en contacto directo con la tierra, sentirla en mis pies descalzos, dejar mi huella en la húmeda umbría del bosque; pero para sentir eso sobran los zapatos, y que conste que no es que no los tuviera, sino que muchas veces sólo los calzábamos ante el regaño de nuestros padres y abuelos.

    Tengo que reconocer que hoy me cuesta mucho el caminar descalzo (casi nunca lo hago), pero gracias a estas fotos me reencontré con mis recuerdos de niño, y deseo volver pronto donde estaba mi casa en las lomas para revivir esa sensación de libertad y plenitud.

    Y para los que no tuvieron la oportunidad: NO SABEN LO QUE SE PERDIERON.

    Un saludo a todos:

    Ing. Manuel Carlos Rubio Herrera

  • Mercedes del Risco Cabrera dijo:

    En el año 1988, en aquel momento militante de la UJC, nuestro Comité de Base decidió entregar el carne de la UJC en el Pico Turquino a unos compañeros, recuerdo que estuvimos en la base de campismo, en el rió La Mula, paisaje bello, ver la unión del rió con el mar, veíamos los niños jugando, montando caballo, cerca por donde descendimos del Pico, la escuela rural, un grupo de niños converso con nosotros, la tienda del pueblo, las mujeres lavando en el rió ayudándose con las piedras, recuerdo todo eso como si fuera hoy, ver esas fotos de la Sierra, es maravilloso.
    Saludos desde Camagüey.

  • Julio C. Hernández dijo:

    Alina, Kloi& y CUBADEBATE

    Sentimos alegría cuando podemos leer artículos y ver imágenes como estas. Puedo adivinar que el debate que generan estos temas, despierta la pasión de muchas personas. Por eso empiezo con felicitaciones para el colectivo de Cubadebate y uno especial para Alina y Kaloian.

    Como muchos han dicho, el deseo de caminar por las montañas, estar en contacto con nuestros montes y con la gente de campo, siempre da placer. También recuerdo cada momento que he estado fuera del asfalto y del aire contaminado por gases de motor de combustión interna.

    En mi infancia tenía la posibilidad de visitar, en los períodos receso escolar, a unos familiares paternos que viven en el Escambray, en un pueblito que se conoce como «La Sierrita». Sentíamos, que más que disfrutarlo, lo necesitábamos, y siempre aprendíamos de todo. Mi hermano y yo éramos esponjas. Atrapábamos la sensibilidad de la gente humilde de campo, su solidaridad, y sobre todo, la posibilidad de conocer nuestra naturaleza y vivirla «con los pies descalzos» y con escasa ropa.

    En este espacio, me motivo a escribir una anécdota. Ya desde temprano, mi hermano mostraba indicios de su predilección por el café, y ahora -después de adultos- soy capaz de decir que esta infusión tiene dos enfermedades principales: la roya y «mi hermano». En una ocasión visitamos a unos campesinos que vivían bastante apartados en las montañas del Escambray. Siempre en estos lugares, la cortesía a una visita va acompañada de una «coladita de café». En aquella ocasión, como éramos niños, la educación no contemplaba que los críos recibieran, como los adultos, el beneficio de «la latica» con la aromática bebida. No pasó mucho tiempo para que los presentes no se percataran que mi hermano se perdió del campo visual de todos. Lo que lo delató fue la exclamación de la mujer de la casa, que con risa decía:

    -¡Muchacho, qué estás haciendo…!

    Encontró a mi neófito pariente pegado a la tetera de hacer café como si fuera un ternero amamantándose de la ubre de una vaca.

    Nunca habíamos visto esa manera de hacer la infusión. Sólo conocíamos la moderna cafetera que nunca falta en todas nuestras casas, y quizás sea hasta el momento, para mi hermano, la forma más placentera y menos ortodoxa de disfrutar del «café de la Sierra».

  • nelsito dijo:

    Que bueno que sigan estos fotorreportajes a lo que nos tienen acostumbrados, son hermosos. Felicidades a Kaloian y su equipo y que no se detengan. Estas cosas nos recuerdan lo bonito que es la vida y que merece la pena vivirla. Ingratos los que no puedan disfrutar de un charco y no puedan darse el lujo de sentir en sus pies la tierra fresca de la Sierra. Un abrazo y los esperamos en cada rincon de Cuba.

    Nelsito Hdez.
    nelsito@ipipr.rimed.cu

  • jacqueline dijo:

    Gracias por estas fotos muy bonitas. En el mayo del 2009 estaba con un grupo en la Sierra Maestra. Compartimos momentos lindos con los ninos de la escuela de Santo Domingo : un recuerdo inolvidable. Desde Francia, saludos y felicitaciones.Viva Cuba.

  • leo dijo:

    no hay duda de que vivimos en un hermoso país
    VIVA CUBA!!!

  • masi dijo:

    Que futuro mas brillante el de esos ninos
    VIVA MI CUBA BELLA

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Alina Perera Robbio

Alina Perera Robbio

Es periodista cubana, columnista de Juventud Rebelde y colaboradora de Cubadebate. Ha ganado múltiples premios de periodismo en los certámenes anuales del país. Es autora del libro “Buscándote, Julio”, y coautora de “Voces del milagro”, “Niños del milagro”, “La maldición del avetruz” y “La cuadratura del círculo”.

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también