Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Juegos sucios

| 50

La Tángana juvenil en el Parque Trillo. Foto: Yusmilis Dubrosky / Cubadebate

Ni cuando se escribe la palabra azalea es posible afirmar que la A y la Z son iguales. Las dos son letras, pero cada una figura en el alfabeto con funciones y caminos propios. Se advierte también en la bufonada referente a las diferencias entre gimnasia y magnesia, por muy parecidas que suenen.

La analogía sirve de puentes para adentrase en asuntos de complejidad notable. Digo, por ejemplo, que homologar o darle avales al esperpento de San Isidro con la impronta y los destinos de la cultura cubana es una torpeza. Da miedo.

Jamás es una palabra que detesto, pero la uso para reafirmar que no comulgaré con quienes carecen de recato o decencia y usan una bandera cubana como taparrabos e incluso la dejan caer en plena calle y exhibir lo que no por fuerza es admirable.

Tampoco, por favor, me asocien nunca con aquellos capaces de asumir como propio a quienes dañan a diestra y siniestro, Cuba incluida. Quienes aceptan o proclaman preferencia hacia aquel (léase Donald Trump y sus sacristanes) capaz de aumentar las lesiones provocadas a nuestro pueblo con su bloqueo sobre bloqueo, no merecen solvencia ni respaldo.

¿Significa eso no comulgar con la diferencia o la pluralidad? Error. Nadie puede respetarse a sí mismo si no acepta y entiende a los demás. Tener discernimiento anchuroso, es uno de mis pecados favoritos y me dispongo a mantenerlo vivo.

No tengo impedimento alguno para aceptar que nuestro proyecto social tiene deficiencias, pero también, como el sol, prodiga aciertos y generosidad. En el plano del arte y sus diversas manifestaciones, también se acumularon intemperancias. Objetivos sacados de sótanos cerebrales y los surgidos en praderas de aire fresco, indistintamente, quedaron algo huérfanos de realismo práctico o atenciones específicas, particularizadas, o, si se prefiere, tan espléndidas como se anhela.

Es un sector difícil por heterogeneidad de las manifestaciones artísticas y sus practicantes. No siempre los dirigentes de un sector dado, están a la altura de sus responsabilidades o, a lo mejor, carecen del toque personal atinado y la ejecutoria convenientes.

Admitir tal realidad no implica concordar con la insolencia, el regodeo de lo marginal (Falta de integración de una persona o de una colectividad en las normas sociales comúnmente admitidas, según la Real Academia) que pretenden imponer como si fuera algo superior a las semillas y árboles cultivados durante 60 años.

Tales individuos hacen retroceder. No formulan avances dignos de ser imitados. Entre quienes se les asocian, posiblemente haya sanamente equivocados y confunden la pluralidad de pensamiento y el derecho a expresarse, con cierta mugre mental que, es lamentable, existe y quizás nunca sea extirpada por completo aquí ni en todos los allá posibles.

Otro aspecto, ineludible, es eso llamado sentido de la congruencia. En un momento especialísimo, ante retos desafiantes y en un entorno mundial no menos comprometido, afiliar exigencias válidas con la defensa de lo degradante y desechable, no es opción aceptable.

Meritorio dialogar, buscar entendimiento, pero deslindando lo justo de lo impugnable. No es igual cuando se edifica que destruir a ciegas, por mezquinas recompensas, dejando en la demolición, vergonzosamente, trozos de sueño y verdades.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aldo dijo:

    Me quito el sombrero ante tan sensatas palabras. Muy oportunas y atinadas. Concuerdo 100 % con Usted.

  • Lázaro Valdés Pérez dijo:

    Muy bien. Usted como siempre con sus buenos argumentos; a quienes no se lo merecen no hay porqué darles lo que piden, máxime cuando son cosas que a cualquier cubano cuerdo le ofenderían. Vale mucho la alerta, por más inteligencia que tengan las autoridades.

  • Fernando dijo:

    Digo, como Pancho Alday:
    Cubano guarda tu amor a quien funda el tiempo nuevo
    y guarda para el TRAIDOR, guácima, cabuya y cebo
    (¡Al cubano que en ella no crea, se le debe azotar por cobarde!)

    • LeonAzul dijo:

      De acuerdo con usted,son traidores y apegados a la ley,se le debe aplicar lo q corresponda en tal sentido en respaldo a la defensa de de nuestra revolucion,nuestra soberanía y la tranquilidad ciudadana ejemplo para todo el mundo.como dice la letra de Silvio,vivo en un país libre y soy feliz.
      Viva cuba libre y soberana.

  • Marta González dijo:

    Muy bueno Elsita, apoyo tus planteamientos, muy acertados

  • Alberto García dijo:

    La actualidad de San Isidro (1)
    En todos los países del mundo existen descontentos, en Cuba también. El descontento cubano se puede clasificar de la siguiente manera:
    1. El descontento de los delincuentes porque están absolutamente en contra de la ley.
    2. El descontento de los que no son delincuentes pero quieren cambios en el país. Estos últimos, a su vez, se pueden dividir en dos:
    a) Los que quieren el capitalismo. Ellos muchas veces buscan alianza con los delincuentes.
    b) Los que quieren el perfeccionamiento del socialismo cubano y apoyan las leyes que en ese sentido se instrumentan en el país.
    Sobre estos últimos opino lo siguiente: este no es el momento de expresar públicamente sus descontentos porque con eso le hacen el juego a los enemigos de Cuba.
    ¿Por qué no en este momento? Pasen revista al año que termina y a la situación en que nos han dejado Trump y la pandemia; perdón, las dos pandemias debí decir.

    • arnaldo gonzalez dijo:

      MUY DE ACUEDO, AL ENEMIGO NI UN TANTICO DE RESPIRO.VIVA CUBA

  • Alberto García dijo:

    La actualidad de San Isidro (2)
    La persona protagonista principal del show San Isidro muestra actitudes de delincuente: viola con hechos materiales la ley de los símbolos patrios que no es una ley de contenido político sino más bien cultural. Esos símbolos no los trajo el socialismo, datan de casi 200 años, surgieron durante las luchas por la independencia y nos identifican como nación.
    Esa persona, como cualquier otro, tiene derecho de hablar aunque lo haga de manera tan vulgar, aunque dolorosamente diga pasarse la ley de los símbolos patrios por los genitales. Tiene derecho a hablar aunque sea para decir, con la boca de un hombre negro cubano, que su presidente es el ultra racista Donald Trum, con lo cual evidencia el más vulgar y rastrero de los anexionismos.
    Él tiene derecho de hablar pero no de actuar materialmente contra la bandera cubana, porque va contra nuestras leyes y puede ser, por eso, penalizado, es legal. Todos los países hacen cumplir sus leyes.
    Ahora bien, en todo esto hay dos cosas que no logro explicarme
    Primera ¿Cómo es que algún patriota sincero pueda apoyar las actitudes groseramente apátridas de ese sujeto?
    Segunda ¿Los que defienden a ese sujeto, defienden a un artista? ¿Qué significa ser artista? ¿No es el artista un ser especialmente sensible, que con maestría crea belleza aunque se trate de una belleza combativa?
    Si el protagonista principal de los hechos es un artista, ¿acaso no se lo debe, además de a sus aptitudes, a la cultura de su pueblo, no a la cultura como institución, me refiero a la que se ha creado espontáneamente a través de los siglos y de la que somos herederos y constructores todos?
    ¿Cómo es entonces que agrede a la bandera de su nación, de su pueblo? Para esta segunda solo tengo una hipótesis: ignora todo esto, jamás ha pensado en esto, o ha pensado y lo han obligado a olvidar, o quizás no lo dejan pensar.
    Por favor si alguien tiene explicaciones sobre estos dos problemas, que me las haga saber para ver si yo logro entender.

  • Alberto García dijo:

    La actualidad de San Isidro (3)
    Los sucesos de San Isidro no son espontáneos, no me cabe duda. Detrás de ellos está el poder del odio, de la ambición, del egoísmo y el dinero.
    Los hechos acaecidos en los últimos tiempos: lo de aquel santiaguero “disidente” que golpeaba a su mujer, lo de aquellos que vertían sangre sobre las estatuas de Martí y esto de ahora, me hacen pensar que los que manejan los hilos de estos títeres están apostando a la ignorancia y a la vulgaridad.
    Incluso, y en esto estoy abandonando el sentido de la precaución, es probable que estén apostando, como lo han hecho en USA, a avivar los rezagos de racismo que puedan quedar en las entrañas de la nación cubana; pero todo el tiempo apoyados en la ignorancia, porque hay que ser un “artista” muy ignorante, injusto e ingrato o solo ignorante para obviar que la verdadera libertad de nuestros afrocubanos, que tanto han aportado a nuestra cultura, a nuestra nacionalidad y a nuestra nación, no se obtuvo en 1886 con la abolición de la esclavitud sino el 1ro de enero de 1959. Podrán existir todos los descontentos y resentimientos que se quieran, pero eso no lo puede negar nadie medianamente informado, justo y agradecido.
    Ya Martí dijo hace mucho que “ser culto es el único modo de ser libre” no se trata de la cultura de los eruditos sino la de nosotros los hombres comunes; pero en estos tiempos eso es más verdad todavía. La ignorancia hoy es cadena, sobre todo si se juntan ignorancia y dinero, porque la ambición desmedida por el dinero es peor que el alzhéimer para la memoria, no hay nada como el dinero para olvidar y para odiar, nos puede llevar a odiar todo aquello que antes no me permitía tener más dinero, al tiempo que olvidar las oportunidades que me dieron de alcanzar la verdadera dignidad; incluso hasta se puede entibiar el afecto por los seres más queridos.
    Como se entiende sino que nuestro infeliz habanero declare que su presidente es el Donald Trum que ha apoyado todos los atropellos contra los afronorteamericanos que se han producido en USA durante el último año ¿Será que el presidente de USA odia a sus afrodescendiente y ama a los nuestros? ¿Será posible esa paradoja?
    Tenemos que pensar en estas cosas y tenemos que actuar armados de derecho, de inteligencia y de amor sincero, no del falso amor de los hipócritas.

    • Pablo dijo:

      Alberto, excelente yus tres razonamientos, solo añadiría,: el "guapo" que ofendió al educado capitán de la policía cuando lo cito, puedes estar seguro que lo hizo pues sabe que no estaban en igualdad de condiciones, el un vulgar mercenario y el otro un honorable representante de la autoridad revolucionaria que no maltrata, tortura, no saca ojos, cómo los de Abel y no ahoga a un negro, como hizo el policía con Flowis. Es un cobarde, que si el se alistará en el ejército de su presidente Trumt, y cometiera el error de enfrentarse en el campo de batalla a ese honorable capitán, terminaría con los brazos en alto y diciendo que era cocinero, cómo los derrotados mercenarios de Girón. Imagino el acopio de honor y paciencia de ese capitán, ante aquellos insultos. Respeto a ese representante de la autoridad

    • caf dijo:

      Estoy completamente de acuerdo con el enfoque y claridad de sus palabras, Alberto Garcia, en sus versiones 1 ,2 y 3.Lo felicito.
      Tambien a Elsa Claro por la agudeza y su siempre delicado lenguaje a que nos tiene acostumbrados, lo que demuestra que para decir verdades no hay que ser vulgar. Dejemosle la vulgaridad y la falta de "libertad de expresion" para esos que tanto la pregonan y no dejan hablar a los que piensan distinto, nada mas que hay que entrar a facebook para ver su verbo degradante.!Viva Cuba Libre!!!!

  • onelio Rodríguez dijo:

    Escrito perfecto, atinado y ajustado a lo que acontece. No creo que los Trumpistas cubanos que se prestan para el show tengan la capacidad para interpretar la profundidad de sus pronunciamientos. El uso continuado por parte del imperio de marginales y todo tipo de escoria social para destruir nuestro proyecto social ponen en evidencia su impotencia y desesperación.

  • Toni Mendieta dijo:

    Por no ser un catedrático de las letras, no puedo escribir palabras tan bellas y tan bien fundamentadas como estas que acabo de leer, pero si puedo asegurar que mis pensamientos expresan lo mismo que este escrito lleno de humanidad, de patriotismo y de cubanía. Me alegra mucho saber que ante las provocaciones y descréditos de un reducido grupito de vende patrias, se levanta un pueblo laborioso, sencillo, solidario y REBELDE. Las letras mayúsculas expresan que estamos llevando una batalla de ideas, pero si intentan ir por lo violento, se encontraran una tropa de Camilos, Martí, Che, Fidel, Maceo, Mariana, Céspedes, Agramonte, Almeida, etc, encarnados en los cubanos que hoy defienden esa bandera que cuatro gatos ofendieron. Nota: Que me disculpen los gatos por compararlos con esa calaña.

  • Elpidio Valdes dijo:

    Hay actos que hiren demasiado .Quien tome la bandera para colocarla como taparrabos o la tire contra el suelo no merece la más mínima consideración .Ahora esa gente piensa que así alguien de un pueblo culto y rebelde lo podrá seguir. Nuestro pueblo sigue a los líderes con la bandera en alto y llevada al combate glorioso y justo como lo llevaron Céspedes, Gómez,Maceo,Agramonte y Fidel.Viva Cuba Libre

  • felix dijo:

    Coincido totalmente con Elsa. Estos sujetos no tienen ningún interés de contribuir a la visión amplia de nada, sino que son marionetas de USA, y es una pena que involucren a personas que parecían tener dos dedos de frente. La gente tiene que acabar de entender que este es un país en guerra con el imperio, y que todo lo que se geste desde ese país no beneficiará para nada al pueblo, aunque se enmascare en problemas reales que precisan resolverse.
    Yo quisiera que muchas cosas evolucionen, en lo social, lo económico y por qué no, en lo político, pero mientras respondan a dictados de marginales o titeres miamenses, no me interesan, y prefiero que nada cambien.

  • Alexis dijo:

    Quizas haya que concentrar a todas esas personas involucradas en el caso San Isidro y a las que lo apoyan a que escuchen estas sabias palabras, esta clase magistral sobre ¨juego sucio¨, gracias por tanta luz

  • Jo3l dijo:

    Elocuente y sincero, así se debe hablar siempre; más hoy

  • Pancho dijo:

    Existe una delgada y muy frágil pared entre delicuencia y contrarrevolución en el contexto cubano, donde corre presuroso el dinero "verde" enviado por USA. La estrategia tiene que estar dirigido a frenar todo tipo de focos colectivos o individaules de la delincuencia en nuestros barrios, no dejar que respiren, no dejar que tengan paz. La calle en Cuba le pertenece al honesto, al decente, al correcto. Lo demás es "apagar fuego",como estamos haciendo hoy y de manera reactiva, no proactiva.

  • Benigno dijo:

    Gracias por su artículo, el que firmo totalmente. Estas personas pertenecen a aquellos en que: La ignorancia se mide por la cantidad de insultos que usan cuando no tienen argumentos para defenderse.

  • Osiris dijo:

    Coincido con su artículo al 100% cuando expresa: "Meritorio dialogar, buscar entendimiento, pero deslindando lo justo de lo impugnable."
    Excelente reflexión.

  • Ernesto Moncada dijo:

    Profesora, excelente artículo, lo que me preocupa es que la mayoría de esos malos cubanos no entienden ni jota de lo expresado por usted

  • Yrma Celia Guerra Monterrey dijo:

    Totalmente de acuerdo con lo planteado por Elsa Claro.
    Los cubanos tenemos muchas insatisfacciones, algunas veces no bien comprendidas por algunos burócratas y dirigentes que no están a la altura de las posiciones que algunos ostentan, pero de lo que si no hay dudas es que el momento y la forma que esas personas de la cultura escogieron para manifestarse estuvo muy lejos de ser lo adecuado mas en el marco de cerco en que se encuentra nuestro país. Pudo haber muchos confundidos e ingenuos entre las personas que se reunieron en el Ministerio de Cultura, pero también había personas inteligentes que no se comprende como se unieron en momentos en que aquella escoria de San Isidro se pronunciaba a favor de las sanciones de Donald Trump y llegaron incluso a llamarlo su presidente, llevados y traídos además por funcionarios de la embajada de Estados Unidos. Me horroriza que haya cubanos que por unos cuantos dólares sean capaces de manifestarse de ese modo contra el país que los vio nacer y donde seguro que tienen madres, padres, hermanos y amigos.
    Y todo eso después de la batalla ejemplar que ha llevado nuestro gobierno contra la pandemia de la Covid-19 donde, a pesar del bloqueo y todo el recrudecimiento actual de las medidas restrictivas, salimos adelante siendo además uno de los países con menos contagiados y fallecidos en el mundo.
    Tenemos muchas dificultades e incomprensiones, pero "esas las resolveremos internamente" no necesitamos de shows mediáticos para resolverlos.

    Patria o Muerte.
    ¡Venceremos!

  • Leandro dijo:

    Me sumo a sus criterios, al igual que lo he hecho con otros que de diferentes ángulos han sido publicados por Cubadebate. "Revolución es sentido del momento histórico..." Evidentemente, quienes se sumaron a la chusma que alentada desde el exterior pretendió un show de mal gusto o perdieron el sentido del momento histórico o trataron de usar el momento de manera oportunista.
    Decía Martí que: “La ciencia está en conocer la oportunidad y aprovecharla: en hacer lo que conviene a nuestro pueblo, con sacrificio de nuestras personas; y no en hacer lo que conviene a nuestras personas, con sacrificio de nuestro pueblo.” Los que apoyaron la chusma no pensaron en las consecuencias que tal hecho podía ocasionar al pueblo, sino que hicieron lo que a ellos convenía sin pensar que con ello podían sacrificar al pueblo.

  • Miguel Reyes perez dijo:

    Abajo los traidores que quieren vender la patria al imperio les daremos tremenda tangana

  • Osvaldo Cartaya dijo:

    Estimada Elsa, más Claro ni el agua.
    Me duele mucho ver que en algunos artistas que admiramos por su obra, no siempre su talento está a la altura de los principios que se forjaron en la manigua y hagan causa común con los anexionistas de San Isidro.
    Conquistas tan sagradas como la independencia y la libertad están en juego ante un enemigo tan poderoso que no nos perdona la necedad de vivir sin tener precio.
    Es momento de definirse y no se puede comulgar con traidores y mercenarios.

  • enrique pancorbo sandoval dijo:

    En estos momentos difíciles donde un gobierno vecino y poderoso aprovecha cada oportunidad o la fabrica, apoyado en confundidos para llamar a algunos de esta manera, pero a una mayoría en busca del pago del amo para traicionar a sus hermanos cubanos por un puñado de dinero, la revolución y los funcionarios que la representan tienen que jugar un papel fundamental, como lo ha demostrado nuestro presidente Díaz Canel, que nos recordó a nuestro Comandante en Jefe que se presentaba como primer soldado en la trinchera de combate para dar el ejemplo, frente a los errores que pueda cometer nuestra revolución como todo proceso humano, que siempre serán irrisoriamente pequeños frente a la inmensa obra de nuestra patria, las calles son del pueblo, al contrarrevolucionario hay que recodar le que la revolución es humana pero no floja, a los vende patria ubicar los. al enemigo como dijera nuestro Che Guevara ni un tantico así.

  • Leonela dijo:

    Mas claro, como su apellido no lo podemos decir, mis aplausos, desde un principio entiendo a los que toman partido en algo que estoy segura no comparten solo por recoger migajas. Cuba tiene una constitución, las hicimos todos de una forma que nos viéramos representados me lleno de tristeza cuando veo que dos otres hablan en nombre de la juventud cubana que en estos tiempos difíciles ha demostrado su madurez y profundidad. Confío plenamente en la dirección de mi pais existen errores bien, se identifican y se BORRAN, ELIMINAN, ERRADICAN pero aquí entre nosotros no necesitamos asesores. Gracias Elsa por sus palabras.

  • Juan Andrés dijo:

    Muy clara esta crónica, la comparto plenamente; algunos de acá que defienden esas manisfestaciones de vulgaridad como arte han quedado desenmascarados por los hechos, en realidad son mercenarios pagados por una potencia extrangera con fines bien definidos, crear desorden y caos en el país. Han quedado demostrados los delitos en que han incurrido, deben ser juzgados por la justicia revolucionaria y sancionados según la ley.

  • AII dijo:

    Un intento desapasionado; dentro de lo posible.
    Un sentimiento que tengo, o tal vez una convicción: He intentado con todas mis fuerzas escrudiñar en los acontecimientos recientes de los “san isidros y frente al Mincult”.
    QUIERO ser justo, deslindar la cloaca de lo verdadero y hacerme una opinión equilibrada y, dentro de lo posible, desapasionada.
    Ahora la comparto y lo hago a sabiendas (y acepto) que no es la verdad absoluta y por tanto habrá discrepantes. Pero es la que tengo, y en estos tiempos de pretensiones bien y mal intencionadas, creo que es menester socializar (en público) lo que se piensa.
    El San Isidro, pretende ser representante de algo que no existe (al menos como mayoría). Su involucramiento, bajo los ojos y el oro del enemigo principal los desacredita definitivamente ante esa mayoría. Eh aquí la cloaca.
    En el “paseo” que se puede hacer en las “redes sociales” se “disfruta” de una considerable cantidad de opiniones de nacidos en Cuba que desde otros lares se pretenden campeones de la “libertad”.
    Entre ellos hay cloacas; esas están claras y actúan como tal.
    Pero también hay (y duele) los que olvidan olímpicamente lo que les dio CUBA y la REVOLUCION, y bajo el aplastante vendaval de la injuria de la “prensa libre” y los sitios desorbitados de la web (es evidente que no se informan de otras fuentes, porque esas son “oficialistas”) llegan a conclusiones simplistas, en los que, como regla, la víctima se convierte en el culpable de todo; lo que viene a confirmar que el mejor resultado del verdadero culpable, es haber logrado que el colonizado sienta pasión por el colonizador.
    La diversidad es consustancial con el socialismo. En Cuba la postura rebelde tiene sus raíces en Hatuey. El civilismo y el respeto a la ley nacieron en la manigua. Esa trilogía se ha confundido con la majadería, la irreverencia barata y la trivialidad.

    Todavía retumban los debates públicos del proyecto de Constitución, luego de lo cual en referéndum, a través del VOTO PERSONAL y ABSOLUTAMENTE SECRETO la inmensa mayoría aprobó.
    Antes ya se habían sometido a la consideración de TODOS, los lineamientos políticos, la conceptualización del modelo económico social del país y las bases para el plan de desarrollo hasta 2030.
    Sorprende ver como algunos olvidan (lo hacen sospechosamente rápido) que fueron espacios de amplios, libres y democráticos debates. Me consta que se pudo y se dijo de todo.
    Sorprende leer como otros soslayan que en esa Constitución está definido bien clarito qué tipo de gobierno queremos y como se eligen sus autoridades. Fórmula tan democrática como la que más. El que quiera tener representación que participe en las asambleas de vecinos y se postule. Por cierto, no necesita tener dinero para hacerlo.
    Sobre los frente al Mincult un par de cosas. Separando la cloaca que había allí, sostengo como legítimas las inquietudes y opiniones que pueda haber. No las conozco y no sé cuáles son sus causas, pero hay derecho a exigir explicación y está el deber de atenderlas.
    Considero, además, que espacios para ventilarlas en Cuba socialista existen muchos, probablemente más que en ningún otro sitio. Los eventos y encuentros de todo tipo que realizan las instituciones del gobierno con los artistas e intelectuales, la amplia sociedad civil existente en el país y la multiplicidad de actividades que se realizan con ese sector son suficientes para debatir cuanta opinión exista, por pequeña o compleja que sea.
    Pero, suponiendo que alguien crea que esos espacios no los representan o simplemente no le da la gana de hacerla en ellos y prefiere ir directamente al Mincult y desde la cerca pedir que lo escuchen, aunque la inusual forma parecería caprichosa; pues que lo haga.

    Pero, francamente hacerlo en las circunstancias en las que el enemigo principal acecha y está pendiente de cualquier chispa para encender la “primavera” es un acto, cuando menos irresponsable, y huele a oportunismo.

    • Paloma dijo:

      Gracias, yo no hubiera expresado mejor lo que siento que como Usted lo ha hecho

    • caf dijo:

      De acuerdo plenamente con usted All y con alguien que menciono que hay que tener sentido del momento historico en que se vive , para expresarse.
      No por miedo o contencion sino porque en momentos decisivos para la patria chica y hasta para la patria grande latinomericana, no hay un termino medio, o se esta de un lado o del otro.
      Yo estoy con mi pais, Nicaragua y Venezuela, con los pueblos rebeldes de Chile,Ecuador, Colombia , en los que por cierto ahi si que hay que estar dispuesto a perder un ojo o la vida por protestar,y no segun dicen la "represion" en Cuba, lo que da ganas de reir para el que haya leido el Plan Condor de Stella Caloni, o Nunca mas , de los 30000 desaparecidos en la Argentina, o los que vimos por telesur como arrastraban a una alcaldesa boliviana del MAS ultrajandola fisicamente y de palabra.

    • CUBANO dijo:

      Pueden buscar en la web el final de un "acto de solidaridad" con San Isidro, que convocaron (sin tramitar el debido permiso) en Miami y en el que uno de los mas reaccionario Youtuber resulto arrestado.
      Comenzaron a "respaldar a nuestros hermanos que ponen en peligro su vida bla,bla". Llego la Policia y dijo (por megafono).
      "Policia de Miami. Tienen 5 minutos para despejar el area o seran arrestados"
      El Otaola se hizo el loquito y salio esposado de alli.
      ¿Por que no reclamo su derecho a la libre expresion?. Pues porque sabe que alli se la aplican.
      ¿Por que llama a tomar las calles en Cuba y alli ni siquiera se resistio al arresto?. La respuesta se sabe...

    • Jorge dijo:

      Oportunismo, sí, y del peor, porque es dirigido, pagado por quienes quieren adueñarse de Cuba desde el mismo surgimiento de los EE. UU. como nación, con dinero sucio, obtenido a costa de la expoliación del nuestro y otros países y por otros medios, incluso fuera de la ley, la compra de conciencias y actitudes, de genuflexos, marginales, delincuentes, anexionistas, que lo que persiguen es dotarse de un currículo que les permita vivir mejor en suelo ajeno o en el nuestro propio, pero sin formar parte del pueblo, del verdadero pueblo. Oportunismo que se torna en traición cuando se acepta dinero e intenciones enemigas, cuando se acompaña de la carencia de valores patrios. No creo que consigan conquistar la conciencia de quienes de verdad se sientan cubanos y patriotas, de quienes sepan un mínimo de Historia y tengan en cuenta el sacrificio, el sudor y la sangre de nuestro pueblo que costó tener las conquistas por las que se ha luchado por más de un siglo. Oportunismo cuando se alaba lo ajeno, lo injustificable, sin tener presente la realidad concreta, histórica, el bien común y se piensa solo en sí mismos. Que no me vengan con cuentos. Este pueblo bien conoce a los oportunistas, no importa la época ni la cueva donde pretenden esconderse o quién les pague y ha sabido y sabrá ajustarles cuentas a su debido tiempo. ¡Viva Cuba!

  • Braulio Hernández Pérez dijo:

    Muy bien compañera.
    Martí nos dijo que "al pie de los más frondosos árboles, hicieron cuan honda cueva los gusanos". Y nosotros tenemos que estar preparados para que con nuestras convicciones, se pudran en su propia mugre.
    Quieren hacer una cueva en San Isidro, pero el árbol es tan frondoso y fuerte, que un grupo de mercenarios no lo podrán mellar jamás.

  • Vntura Carballido Pupo dijo:

    Buen trabajo de la profe Elsa: Permitamen colgar, por tener plena relacion con el tema mis puntos de vista:
    EL ‘’SAN ISIDRO’’ OTRO ENGENDRO DE MISTER TRUMP Y DE LA CONTRREVOLUCION

  • Vntura Carballido Pupo dijo:

    Buen trabajo de la profe Elsa: Permitamen colgar, por tener plena relacion con el tema mis puntos de vista:
    EL ‘’SAN ISIDRO’’ OTRO ENGENDRO DE MISTER TRUMP Y DE LA CONTRREVOLUCIONLos hechos de San Isidro y el Mincult han activado las alarmas en el ambiente nacional. No debemos descuidarnos y estar con la guardia en alto, pero deportivamente y con renuncia total a elemento apologéticos a un grupúsculo de poca monta.
    Como en la ‘’viña del señor’’ hay de todo, he visto gente apostando a la vez por ‘’Dios”” y por el ”Diablo”, ante populares artistas (de aquí y de allá) formados por la Revolución que hoy la atacan al justificar y solidarizarse con las acciones de unos peleles mercenarios que no actúan por ningún sentimiento político, sino por los dólares que los Estados Unidos, como migajas entrega.
    Históricamente –no ha sido el único -- la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humiles, dentro de su marco democrático acepta la diversidad de pensamiento, y el estímulo al dialogo ante inconformidades de confundidos, o los que han perdida la brújula, sin facilitarle , --por lo irreconciliable que resulta,- tribuna alguna a los contrarrevolucionarios manifiestos o connotados.
    QUISIERA RESPUESTA A LAS INTERROGANTES QUE HARÉ. EN TAL SENTIDO INDAGO
    • ¿A quién representa el MSI? Cuando alguno dice que Trump es su presidente, ¿es la voz de los cubanos? ¿Hablan a nombre de todos los artistas y los jóvenes del país?
    • ¿Qué rol juegan ciertos medios de prensa en la construcción idealizada y romántica de un grupo de personas que pide algo imposible: la liberación de alguien que cometió un delito, lo reconoció y ni siquiera apeló su sanción? ¿La voluntad de poquísimos es argumento para obviar la justicia?
    • ¿El arte y la vulgaridad son la misma cosa? ¿Puede la chabacanería y el irrespeto aspirar a los espacios de difusión? ¿Es artista quien denigra los símbolos, ofende y no respeta a su igual?
    • ¿Qué tipo de diálogo existe cuando quienes lo piden solo escuchan su voz? ¿Por qué mientras por un lado exigen ser atendidos, por el otro continúan los mensajes incendiarios y las amenazas? ¿Debate o imposición? (Estas interrogantes las robo al periodista Yunier Javier Sifonte Díaz )

    ESTAS SON MIS INTERROGANTES:
    (1) ¿Vamos a traicionar a Fidel entregando la Revolución al Capitalismo Salvaje”?
    (2) ¿Se sustituiría al joven Presidente Miguel Diaz-Canel, que lo está dando todo por el bienestar del pueblo, por Marcos Rubio, Díaz Balart, u otros de la calaña de aprovechados que forman parte de la empresa de la Contrarrevolución en la Florida Estados Unidos?
    (3) ¿ Es digno faltarle a los muchos mártires revolucionarios que se inmolaron por conquistar la libertad y soberanía que disfrutamos hoy?
    (4) ¿Vamos a eliminar los derechos del pueblo a los servicios de Salud, de Educación, de cultura, del deporte, de la seguridad social?
    (5) ¿Permitiríamos que los hospitales Hermanos Almegeiras, Calixto Garcia, Lenin, Clínico Quirúrgico, entre tantos en el país, pasaran a convertirse en medicina privada?
    (6) Que pensarían de nosotros el CHE, Camilo Cienfuegos, Juan Almeida, Frank País, Vilma Espín, Aidé Santamaria. Melva Hernández, y tantos valerosos combatientes que lo dieron todo por su pueblo, si no somos capaces de defender la Revolución ?
    (7) ¿Entregaríamos a los propietarios que abandonaron Cuba , los edificios o inmuebles, donde se han erigidos instalaciones de salud, de educación, de cultura, los círculos d infantiles, las viviendas que ocupan hoy miles de cubano?

    (8) ¿ Por cobardía en no defender el proyecto revolucionario cubano, estaríamos dispuesto a poner en bandeja de plata a los contra, para la represión, enjuiciamientos infundados, asesinatos, persecución, a Militantes del Partido, la UJC, agentes de la Seguridad del Estado, Jueces, Fiscales, Integrantes de los CDR, Combatientes de la Revolución, entre otros segmentos revolucionarios ?

    (9) Estarían de acuerdo los campesinos cubanos, propietarios y arrendatarios de sus tierras, que esta pasen a los feudos de los Estados Unidos y se queden ellos en el camino real ?

    (10) Sustituiríamos la tranquilidad ciudadana por grupos del mal: crimen organizados, mafias asesinas, organizaciones para militares?

    Estás interrogantes solamente son para los desmemoriados de aquí y de allá. Tranquilos todos. Nada de eso ocurrirá, porque la Revolución es inmortal y perdurará con los necesarios cambios y perfeccionamiento necesario que la historia inspire, para toda la vida. GRACIAS

  • Andrés dijo:

    Estimada Elsa, soy de los que comulga con el proyecto social cubano, pero también gusto del "discernimiento anchuroso". Creo que el espectáculo pseudo-político creado por MSI ha sido vergonzoso. Sin embargo no creo que sea necesariamente vergonzoso por el uso o interpretación de los atributos nacionales. Podemos tener discrepancias morales con esto, y se respeta y entiende. Pero opino que no podríamos definir lo que es estéticamente aceptable sólo desde nuestros escrúpulos morales. Creo que es precisamente a la hora de exponer estas diferencias donde triunfa la pluralidad dentro de la unidad. Necesitamos acuerdo en torno a la independencia de Cuba, pero no hay que estar necesariamente de acuerdo en nuestras visiones estéticas y morales.

    Por otro lado, concordar con la insolencia o regodearse de lo marginal no necesariamente está en contraposición a la semilla sembrada hace seis décadas. Las normas sociales comúnmente admitidas no son entes estáticos ni necesariamente aceptables en su totalidad. No hay nada inamovible o eterno en ellas. La construcción de esas normas es un proceso dinámico y constante. La revolución cubana nació de una insolencia sublime. El son cubano era considerado marginal, de acuerdo con la acepción que usted emplea. Hay que ver las crónicas y comentarios sobre el género durante las primeras dos décadas de neocolonia. También fueron marginales Chano Pozo y Carlos Enríquez.

    En mi opinión, el problema aquí es la actitud incoherente y oportunista del grupo. Y aquí pega mejor otra de las acepciones del término “marginal” (algo de importancia secundaria o escasa). Nadie se toma en serio que alguien diga que quiere a Cuba y que por eso quiere a Donald Trump. Inaceptable, incoherentemente ofensivo. Pero esto no se deriva de la heterodoxa visión estética del grupo, sino de su miopía política y oportunismo. Pero también fueron miopes y oportunistas, además de heterodoxos, Leni Riefenstahl, Salvador Dalí y un largo etcétera. No necesariamente comparo, mi punto es que esta indignidad política no descalifica la validez de la discusión traída a colación por este grupo en torno a los tonos de la interpretación artística y los espacios para ejercerla. Este debate sigue inacabado y es necesario proseguirlo.

    • Pablo dijo:

      Elsa, muy preciso, atinido y desenmascarando su artículo, solo falta y es hora de que sin que sea tildada de oficialista la opinión, se diga claro que lo de el tal "movimiento" es de chavacanes, inmorales, y todo lo demás de cloahaca, pero también es hora de ponerle nombre a los que siendo figuras cultas, reconocidas que han surgido, desarrollado, viajado, opinado y admiradas en su país, donde viven, hayan oportunistamente al ministerio de cultura a darle un aval a la cloaca, se han mencionado a Fernando Pérez, Jorge Perugorria y según dicen también, Leoni torres y Carlos Varela, estos últimos no me consta, la historia se encargará de ellos.
      Y Andrés, el cantinfleo no es una ofensa, es un verbo reconocido por la académia; en estás circunstancias no hay Dios y diablo, ellos están con el diablo y los patriotas con Dios.

      • holos dijo:

        Andres: y... estoy de acuerdo en la revision de las norma para el ejercicio de la labor de su trabajo, aunque no se implementen estas normas, ellas están vigentes... y en mi opinion deben ser revisadas bajo un canal de dialogo y un debate inteligente.

    • elsa claro dijo:

      Andrés
      Según sus comparaciones, es lo mismo personificar un acto sexual en la calle que el rechazo a ciertas tendencias, como el Son, según usted ejemplifica. Discrepo de su concepto tanto del arte como de la moralidad, ante todo, no los únicos pero si debido a dos principios básicos 1) los actos íntimos –la práctica del sexo lo es- solo competen a quienes lo practican. No son para exhibirlos “en vivo” ni en la vía pública. 2) si mancillar los símbolos patrios es, según usted, algo tolerable, lo siento mucho, pero no vamos a entendernos. Como intelectual cubana, escritora y periodista, he participado de muchas discusiones y fuertes debates, no solamente sobre conceptos y gustos estéticos en cualquiera de sus momentos y expresiones, sino peleando contra la burocracia que, a veces, relega o adelgaza lo artístico. Lo hice y haré dentro de los marcos institucionales existentes, y si esos no funcionan, los enmendaremos según corresponde, pero sin instrucciones concebidas por quienes nos quieren imponer su ideología, si la tienen, como la hitleriana, Leni Riefenstahl, un absolutista estrafalario como Trump, o estos de San Isidro, y su pequeñez moral inaceptable. Mi sentido de la pluralidad tiene, como todo, fronteras. No busco ni participo de “la interpretación artística y los espacios para ejercerla” que usted proclama, y menos si se parte de acontecimientos como lo ventilados. Seguiremos buscando caminos de entendimiento, pero me abstengo de concederle diálogo a quienes son capaces de denigrar los símbolos patrios tan impúdicamente. Si eso me convierte en inflexible, bien, lo soy.

    • Leandro dijo:

      “Sí, pero no”, “con Dios y con el Diablo”, pero más cerca del Diablo que de Dios.
      Considero que tratar de justificar desde la estética y la moral el irrespeto a uno de los más sagrados símbolos de la nación es, para cualquier patriótica, comparta o no el proyecto social socialista de la Revolución cubana, totalmente inaceptable. Pero si se trata de alguien carente de ese amor por la Patria y los símbolos que la representan, la ley 128/2019 obliga a todos los cubanos a respetar los Símbolos Nacionales, cuidarlos y rendirles honores y también los extranjeros que se encuentren en Cuba tienen el deber de respetarlos.
      Dejo ahora que hable ese gran cubano que, poco hace partió a la eternidad: Eusebio Leal:
      “¿Qué sentido tiene la bandera de una nación? Asociada al Himno, a los actos cívicos, a la representación de todo un pueblo en conmemoraciones, festividades patrias o a media asta en ceremonias de duelo; protagonista cuando nuestros deportistas alcanzan la gloria olímpica y observan en silencio cómo asciende a lo alto del mástil; cuando se encuentran los jefes de Estado o cuando ondea simbolizando a la patria al lado de otros pabellones. ¡Cuánta sangre y sacrificios, cuántos murieron abrazados a ella, cuántos la soñaron en tierra extraña!”
      “Enarbolada en años difíciles, cuando aún las supremas aspiraciones de las vanguardias políticas del pueblo cubano no habían alcanzado su plenitud y no pocos se inclinaban porque la estrella solitaria fuese una más en la constelación americana, resultaría necesario recorrer un árido sendero y derramar la sangre de los precursores que se anticiparon al acto magnífico del 10 de octubre de 1868 en La Demajagua o a la solemne celebración de la Asamblea Constituyente de Guáimaro en abril de 1869.”
      “¡Cuántos cadalsos, cuántas lágrimas, cuántos exilios, cuánta tristeza!”

    • Ana la cubana dijo:

      Andrés dijo:

      "...Sin embargo no creo que sea necesariamente vergonzoso por el uso o interpretación de los atributos nacionales. Podemos tener discrepancias morales con esto, y se respeta y entiende. Pero opino que no podríamos definir lo que es estéticamente aceptable sólo desde nuestros escrúpulos morales" . (...)

      Hasta aquí leí su comentario, no me hace falta leer más nada para rebatir su opnión y decirle que no existen juicios (morales o de otra índole) que justifiquen el comportamiento burdo, irrespetuoso y obceno para con la Bandera, no se este, sino de cualquier país. Ese es el acto más bajo y sucio que un ser humano puede tener y yo, como la autora de este artículo, o condeno, lo censuro, y de igual manera, me declaro inflexible.

  • nany dijo:

    ¨Juegos sucios¨ sintetiza lo ocurrido por el deshonroso grupo que se autotitula de intelectuales y que ha originado con su proceder mercenario y con expresiones chabacanas , y por tanto groseras, el repudio de nuestro pueblo y de todos los cubanos que amamos a nuestra Patria, donde quiera que nos encontremos. Con claridad meridiana y elevada prosa la periodista y escritora Elsa Claro expresa el sentir de nuestro pueblo, ante tanta afrenta . Estimo que el titulo también pudiera ser ¨Objetivos sacados de sótanos cerebrales ¨ , frase a la que la autora hace referencia en su reflexión. Gracias Elsa por tan oportuno comentario.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elsa Claro

Elsa Claro

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también