Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

¿Por qué si es buena la escoba barre mal?

| 50

Escobita nueva, ¿siempre barre bien? Foto: Internet.

El refrán popular dice que escobita nueva barre bien; pero si además es buena, entonces por qué barre mal. Pobre escoba que carga con toda la culpa. Afirmar que la mayor responsabilidad es del que barre se puede convertir en una verdad tan obvia que paraliza el pensar. Entonces intentemos razonar para sacar conclusiones útiles y aplicables. La escoba será una variable o un símbolo que puede ser sustituido por muchos otros para diseñar y lograr un resultado planificado.

Se comparte la teoría de las cuatro emes, para la solución de un problema. Materia prima, Método, Maquinaria y Mano de obra. Ya saben que a mí me gusta decir mano y mente de obra.

Hay manos que echan a perder lo que crea la mente, pero es más grave las mentes que echan a perder lo que hacen o pueden hacer bien las manos.

Otro refrán dice que la mejor marca es la “Nueva”; esto tiene su excepción, ya que hay marcas con productos de varios años en el mercado que superan con creces a un producto nuevo de una marca inconsistente; por supuesto, con prestaciones similares.

La calidad de la escoba impacta de manera importante en la calidad de la barrida. En no pocas ocasiones las sábanas cortas en las finanzas (si te tapas los pies se te destapa la cabeza y viceversa); o la ineptitud de compradores y productores lleva a comprar o producir escobas baratas que duran poco y no propician buen resultado. Lo barato entonces sale caro.

Uno de los problemas graves que tenemos en nuestra sociedad es el fijador de la calidad de los servicios  ofertados o prestados esos que cuestan pero no se venden como es el caso de la salud y la educación pública, aquí viene como anillo al dedo lo de escoba nueva barre bien. Estamos llenos de ejemplos de servicios lanzados con gran publicidad, que son efímeros, a los que no se les aplica el control proactivo, que comienzan a deteriorarse a los ojos de todos y que nos resignamos a su desgracia.

Recuerdo que en los años ´80 cuando tenía como responsabilidad de gobierno apoyar la informatización del Hospital Hermanos Ameijeiras, el entonces director general, el Doctor Raúl Gómez Cabrera, decía que si un insignificante bombillo en un ascensor o una luminaria en un pasillo dejaba de funcionar, había que reponerlo de inmediato, para evitar que lo supuestamente no indispensable abriera el camino de la no reposición de lo más significativo. No aceptaba justificaciones.

Entonces una vez más acudo a la tríada del buen hacer. Para hacer bien las cosas hay que saber, poder y querer hacer bien las cosas.

Saber como expresión de conocimientos y habilidades.

Poder como expresión de posibilidades materiales y permisos.

Querer como expresión de motivación, de deseo, de convicción.

El que puede, quiere, pero no sabe, es un inepto.

El que sabe, puede, pero no quiere, es un desmotivado.

El que sabe, quiere, pero no puede, es un frustrado.

De las tres variantes la segunda es la más difícil de curar.

La respuesta a la pregunta del título es obvia: Se trata del factor clave del éxito de las cuatro M. Manos y mente de obra.

El enfoque debe ser en sistema, como es la vida, por tanto es necesario que todas las partes del sistema funcionen bien.

El que barre debe saber qué es y cómo barrer bien, debe autoevaluar su trabajo para que consultando con su conciencia determine si el trabajo está bien hecho, conforme a los requisitos e indicadores de medida acordados, no ajenos a él.

El que barre debe disponer de los recursos para hacer bien su tarea, buena escoba, buen recogedor y depósito para lo barrido, que no necesariamente es basura. En un taller se puede barrer residuos aprovechables. Debe contar con la confianza de jefes y supervisores para poder innovar, gestionar riesgos y salir airoso en la tarea.

El  que barre debe estar motivado en su oficio, en su misión. Tener conciencia de la utilidad e importancia del trabajo que realiza. Sentirse recompensado moral y materialmente por los resultados que alcanza con el trabajo que realiza. Sentirse atendido en cuanto a su salud mental y física; en cuanto a la comunicación interpersonal con todos los que deben propiciar el mejor desenvolvimiento de su oficio. Como tantas veces nos dice el cubadebatiente HECTOR Y EL HERMANO; el factor emocional ha de estar presente en esas relaciones interpersonales, sin confundir herramientas con objetivos.

Pronto entraremos en la etapa final de las fiestas por el 500 aniversario de nuestra Habana, la de los 15 municipios. Se están alcanzando resultados loables en objetivos relevantes en varios municipios, que se agradecen. Pero insisto en que el éxito se ha de medir por multiplicar lo bueno en cada barrio; por llegar a noviembre con un salto cualitativo y con fijador en el complejo objetivo del orden y la higiene de toda La Habana.

Hace poco escribí sobre el ejemplar cuidado de la jardinería en el Edificio de Camagüey y Pastora, en el reparto Antonio Maceo, del Cerro. También hablé de un serio problema de salud ambiental por roturas en el sistema de aguas negras. Al fin vino una brigada de Aguas de La Habana la brigada de Ricardo el Yabó así me pidió que lo identificara; y realizó un buen trabajo correctivo. Al verme Marcos, el jefe de la operación, tomando unas fotos desde el celular, me llamó para decirme que yo estaba cometiendo una violación de la Ley, ya que no tenía autorización para tomar fotos. De inmediato razoné con él, y otros trabajadores de la Brigada y les expliqué que no pretendía subirlas a las redes sociales con intenciones dañinas a nuestra Revolución. Entonces todo cambió y me dijeron que si era para reconocer el trabajo, era bienvenida mi participación.

Brigada de Ricardo el Yabó. Foto: Néstor del Prado.

El carismático Ricardo me dijo que podía poner su nombre, ya que su Brigada se caracterizaba por trabajar bien. Eso me dio confianza en los resultados, ya que una autoestima alta por lo general es algo bueno. Recuerdo que le dije a Marcos, que mi mayor preocupación era la cultura del detalle en la terminación del trabajo, dejar las cosas mejor que antes de la reparación. Hubo que romper la acera y destrozar el jardín de la parte en que se trabajó. Pregunté quienes se encargarían de restañar los daños propios de la reparación, pero no hubo una respuesta. Luego de casi un mes de la reparación, han venido fuertes lluvias y esa parte de la acera se vuelve intransitable.

La acera quedó dañada tras la reparación del sistema de aguas negras. Foto: Néstor del Prado.

No es la primera vez que este problema de la restauración luego de una reparación de cierta envergadura se critica en los medios de comunicación pública. Se produce una especie de peloteo en la responsabilidad. Aquí también cabe el mensaje del artículo, pero va más allá de barrer bien; cuando se hace una reparación hay que dejar el entorno igual o mejor que antes, tal como reitera públicamente nuestro presidente Díaz-Canel.

No quiero ser injusto ni con Marcos, ni con Ricardo y sus trabajadores, ya que la reparación tuvo calidad, utilizando maquinarias, materiales y métodos de calidad; pero no me quedó claro si la restauración les toca a ellos o a otra brigada. Ojalá alguien pueda responder.

En las fotos anteriores, se podrá apreciar lo positivo relativo a la intervención de los equipos tecnológicos y materiales utilizados; pero también la parte negativa de cómo quedó el entorno. En una de las fotos se puede apreciar que hay varias heridas sin curar en esa deteriorada acera.

Termino reiterando que el ejemplo de barrer puede ser sustituido por cualquier obra pública en que el objetivo sea lograr mayor funcionalidad, orden, higiene y belleza en la Capital de todos los cubanos. Y para evitar protestas justas procedentes de cualquier otra ciudad o poblado de Cuba, afirmo que esto debe ser algo para todo nuestro querido archipiélago.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José González dijo:

    Excelente articulo, de principio a fin retrata lo que es la prestación del servicio, que como bien explica su consumo ocurre sl momento de recibirlo, por lo que la impresión que deje será la evaluación, de lo que nosotros los cubanos, de forma general, no estamos muy concientes de brindarlo de la mejor manera, para que el receptor, el cliente, lo reciba como merece, de ahí lad quejas de turistas nacionales, criticado por Diaz-Canel, no sean tratados con prifesionslidad, porque igual están consumiendo un servicio, prohibitivo para la mayoría, en la salud, no pocas veces hay que «atender» a quien nos debe revisar y diagnosticar por un determinado problema de salud.
    En los trámites, para que contar, creo que los últimos programas de Vivir del Cuento son una muestra muy clara.
    Por todo esto se agradece que sea publicado un artículo de este tipo, pero lo mejor sería que en los consejos de dirección se debatiera y como estamos instrumentado el gobierno electrónico y el uso de las redes, retroalimentar sus criterios y por tanto al pueblo.
    Gracias

  • Jacinto Mireles dijo:

    Ejemplo de esto fue la re-construccion del Coppelia !

    nada que ver ahora con el primer dia.

  • FTD CIGB dijo:

    BUEN ARTICULO,INSTRUCTIVO,ESTIMULA EL ANALISIS Y LA REFLEXION.RECONOCE LA LABOR DE LOS HOMBRES,ES DELICADO PERO A LA VEZ FUERTE EL MENSAJE DEL AUTOR DEL ARTICULO,LLEGA EL MENSAJE POR LAS MANERA EN QUE SE ESCRIBE,PERO QUEDA EN SUSPENSO LA RESPUESTA ACERCA DEL EL RESPONSABLE DE QUE TODO EL TRABAJAO QUEDE BIEN,PERO LO AYUDO,AL INFORMARLE AL HERMANO PERIODISTA QUE EN CADA MUNICIPO EXISTE NO SE SI HA CAMBIADO ,UNA COMISION DE REDES TECNICA,ENCARGADA DE EVALUAR Y PLANIFICAR ESTOS TRABAJOS,PARA QUE CADA ACCION NO QUEDE EN EL VACIO.SI NO FUNCIONA,PASA ESTO QUE MUY BIEN EL PERIODISTA DENUNCIA CON TANTO RESPETO A LOS QUE LABORARON EN ESE LUGAR DEL MUNICIPIO MENCIONADO.UN ABRAZO Y SIGAMOS AYUDANDO A LOS NUEVOS Y A LOS HISTORICOS DIRIGENTES DE LA REVOLUCION.

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      FTD CIGB, no soy periodista y los respecto mucho. Soy especialista en desarrollo y conocimiento de GECYT. Tengo una columna en Cubadebate nombrada Para Pensar… Te invito a visitarla. En el CIGB tengo bastante compañeros y exalumnos. Gracias por tu comentario tan estimulante.

  • Elodia jerez Hernandez dijo:

    Bueno yo pienso en ese desastre que alli no hay sentido de pertenencia ya que si tienen
    los materiales que le cuesta dejar eso bien como dice el de la novela lindo lindo pues ese jefe es el principal que debe de exigir aqui se ha perdido mucho eso la exigencia y
    que todo el que comienza un trabajo debe de terminarlo o sino que este presente el que va
    a continuar tiene que pasar esto para que ocupen la mente de otra persona para dar una queja si se debe continar y terminarlo y la poiblacion se siente satifecha.

    el que tiene que ver con esta situacion cobra un salario y a vece una estimulacion

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Yordanys, concordamos y actué en consecuencia, reconocí lo bueno y refuté lo que consideré malo. La cri

      • Nestor del Prado Arza dijo:

        la crítica es el ejercicio del criterio, decir lo bueno y lo malo. No soy periodista, soy un ciudadano comprometido con el mejoramiento de nuestra sociedad. Gracias por tu comentario.

  • yordanis dijo:

    Refiere el periodista en su artículo y cito:

    ¨ Al verme Marcos, el jefe de la operación, tomando unas fotos desde el celular, me llamó para decirme que yo estaba cometiendo una violación de la Ley, ya que no tenía autorización para tomar fotos. De inmediato razoné con él, y otros trabajadores de la Brigada y les expliqué que no pretendía subirlas a las redes sociales con intenciones dañinas a nuestra Revolución. Entonces todo cambió y me dijeron que si era para reconocer el trabajo, era bienvenida mi participación.¨

    ¨El carismático Ricardo me dijo que podía poner su nombre, ya que su Brigada se caracterizaba por trabajar bien.¨

    o sea, cuando se trabaja mal no se pueden tomar fotos, ni mencionar nombres, ni denunciar los hechos… de esa manera vamos mal, muy mal… Nos hemos caracterizado por querer caracterizar y enaltecer lo bueno, pero no hemos aprendido que sol mejoraremos como sociedad cuando seamos capaces de señalar lo malo, de criticar dura y objetivamente, de identificar los problemas con sus responsables directos…

  • JMM dijo:

    Estimado Néstor,
    Muy a propósito de tú excelente articulo, con todo lo que se habla en nuestros medios sobre inocuidad de los alimentos, y de la necesidad de preservar la higiene para evitar males mayores y enfermedades infectocontagiosas, el pasado sábado, al filo de las 11:30 no pocas personas presentes en el MAI de 23 y 14 (Ten Cents de 12) observamos atónitos como bajaban de la cama de un camión sucio y de aspecto deplorable, pastelones de queso, gaseñigas, y otros dulces, todos expuestos al sol, al aire libre, y a todo tipo de contaminación.
    Cuando le solicitamos al supuesto dependiente que recibió la mercancía, una explicación por tal violación de las normas establecidas para el trasiego de este tipo de alimentos, este simplemente alegó que «no era su problema», y bajo amenaza incluso de agredirnos, también nos prohibió tomar fotos que nos permitieran documentar el hecho ante alguna autoridad.
    Según algunos de los presentes, tal violación es algo usual y cotidiano en dicho lugar. Obviamente en el establecimiento, no había ningún directivo responsable presente…. Entonces el problema no es precisamente la escoba!

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy bueno el artículo del destacado intelectual cubano Prof. Néstor del Prado Arza. Definitivamente hace falta un muchísimo mejor trabajo, y hay que verlo como un proceso, lo importante es que este mejorando, de manera sistemática, y no solo para celebrar el muy importante medio milenio de la capital cubana. Pero ni solo en La Habana ni solo por efemérides, debe ser lo normal y permanente.
    Me gusta mucho el artículo, por ser balanceado, analítico, de pensamiento inteligente. Mostrar lo que es bueno y está bien hecho, remarcar actitudes valiosas y comprometidas, como la de Ricardo el del «Yabó», y por supuesto, criticar lo malo, como que el trabajo aunque se hizo bien no se completo al cien por ciento y que , como las fotos del autor muestran, tuvo sus lunares.
    Me quiero referir a la aserción (después cambiada para bien) de Marcos acerca de que el autor “estaba violando la ley, porque no tenía autorización de tomar fotos”. Creo que uno no debe tomar fotos en las áreas en que están específicamente prohibidas (unidades militares u otros lugares sensitivos). Pero que en Camagüey y Pastora, Municipio Cerro, alguien tome fotos es completamente legal. La explicación del Prof. Néstor del Prado se refiere en esencia a la buena intención de las fotos que el tomaba no a su indiscutible legalidad y derecho a hacerlo. Al leer esa parte del artículo, recordé el caso del hijo de un amigo mío que es dueño de una pequeña pizzería, la cual cerró durante un par de semanas después del huracán “Irma” por falta de gas. El puso un letrero diciendo que la pizzería estaba cerrada por “falta de gas”, y un vecino del área fue a decirle que debía quitar el cartel porque era “contrarrevolucionario”. El hijo de mi amigo no es una persona ni de la cultura ni la experiencia política del Prof. Néstor del Prado y simplemente le dijo que no lo molestara más.
    Al leer del comentario de Marcos y del vecino de la pizzería, inmediatamente pensé que ambos necesitaban inmediata atención siquiátrica. Después volví a meditar y creo que es necesario educar a los ciudadanos en el tema de las leyes, a pesar de que estos hechos han coincidido con unas largas y detalladas discusiones sobre las leyes y la sociedad relacionadas con la Constitución aprobada en democrático referéndum popular el pasado 24 de febrero. Hay que educar más a la gente, muy en especial a quienes tienen interacción directa con el pueblo, acerca de las leyes y de la conducta con los ciudadanos. Aquellos que prestan un servicio deben entender que están al “servicio” (la redundancia es intencional) del pueblo y no el pueblo al servicio de ellos, que no tienen derecho a inventar inexistentes leyes, etc.
    Debo dejar claro que no pretendo ni es necesario crear una tormenta en un vaso de agua. Pero Cuba socialista evoluciona rápidamente a un estado socialista de derecho, y una parte importantísima de ello es la relación entre los que ejecutan servicios y los que los reciben. El querer y exigir que los trabajos se hagan bien, es una actitud revolucionaria por completo. El hacerse cómplice de lo mal terminado, de la chapucería, de lo incompleto y no denunciarlo (con pruebas, como son las fotos) o denunciarlo solamente cuando el bodrio lo hacen los cuentapropistas, no es revolucionario sino todo lo contrario. Como estamos en tiempo de Panamericanos, diría que el marcador del juego de Camagüey y Pastora quedó: Ricardo el del “Yabó” 5 – Marcos 0

    • Jose R. Oro dijo:

      Quisiera expresar que fue incorrecto de mi parte escribir que Marcos y el vecino de la pizzería necesitaban atención siquiátrica, por más que uno se sienta irritado con actitudes irracionales hay que contribuir a educar y la diatriba no es el camino. Me disculpo de corazón por ello.
      Insisto al mismo tiempo, que nadie tiene el derecho a tratar de intimidar a ningún ciudadano con «imaginarias e inventadas» leyes. Cuba es y será un estado socialista de derecho y para fortalecer esa condición es muy importante hacer lo que uno tiene la responsabilidad de hacer, sin chapucerías, y sin meterse a «aplicar justicia» por las calles, para eso están los tribunales.
      La construcción del socialismo no es solo un camino a lo ignoto, de que se sabe muy poco. Me atrevo a afirmar que una de las cosas que se sabe con certeza es que tal camino es largo y difícil. Mas aun con enemigos tan poderosos como los que infructuosamente tratan de destruir el socialismo en Cuba (abierta o solapadamente). Respetar a los ciudadanos es para muchos una asignatura pendiente, lo peor es que algunas de estas personas ni siquiera lo entienden
      El proceso de mejora de las reparaciones y el mantenimiento de las ciudades cubanas, es irreversible, el gobierno cubano del presidente Miguel Díaz – Canel hacia abajo el país está comprometido con ello. Pero lideres como Lázaro Expósito lo logran y otros no. No creo que el bien mencionado Lázaro Expósito (y otros que como él tienen gran exito) dispongan de una escoba “atómica” ni mucho menos.

      • Eduardo Ortega dijo:

        Querido y respetado compañero José R. Oro. Estoy totalmente de acuerdo con los diferentes aspectos que Ud ha expuesto en sus comentarios en este magnífico artículo del Profesor Néstor del Prado.
        Ud siempre con sus magistrales intervenciones; pero hoy no me quiero detener en eso, sino en su honesta autocrítica por lo dicho sobre Marcos y el vecino de la Pizzería.
        Los cubanos tenemos que aprender. A alguien se le ocurre que no se pueden tomar fotos de algo nada secreto y sencillamente usa todo su poder físico para evitar que se tomen fotos. Esta fue una lamentable práctica que se usó en nuestro país; todavía recuerdo cuando TRD y otras cadenas impedían que se tomaran fotos en sus tiendas y eso sin el menor respaldo legal. Pero era así y “San Se Acabó”.
        Labor educativa como la del compañero Néstor es muy importante; pero también tenemos que aprender a exigir nuestros derechos, muchos de los cuales sí están en leyes, que lamentablemente se violan.
        SALUDOS!

      • Jose R. Oro dijo:

        Muchísimas gracias, estimado Eduardo Ortega, por su magnifica apreciación. No se puede construir el socialismo en Cuba, si no se desnuda lo mal hecho. El querer evitar que alguien tome fotos u otra acción completamente legal, es una práctica que hay que desterrar, pero con educación y respeto, no debo (ni creo que nadie deba) como escribí usar diatribas o frases peyorativas. Además creo que hay que exigirlo, las leyes reales del país hay que cumplirlas a cabalidad, pero nadie lleva en su bolsillo una «maquinita de hacer leyes», menos aun alguien que está al servicio del pueblo, aunque quizás no lo sepa con la necesaria claridad e intensidad.
        Un fuerte abrazo cubano.

  • unamas dijo:

    Brillante usted como siempre y la cultura del detalle es una asignatura pendiente que se arrastra.

  • Pioneer dijo:

    Una obra de ese perfil o de cualquier otro en “sueñolandia” se hace con un contrato con una empresa que tiene dentro de sus empleados o contrata temporalmente , los que se ocupan de la parte legal que resuelve los permisos a las entidades de medio ambiente, urbanidad etc que realiza los contratos tanto con las entidades administrativas como con los clientes, se paga a servicio terminado y eso incluye un control de calidad de la terminación del cliente, de aparecer un imprevisto en medio de la obra , como por ejemplo en este caso se quiebre una conección de gas licuado o una conexión inalámbrica de algún tipo “eléctrica” o de “datos” (próximamente en el mismo conductor pero aun separados) se determina la causa y se informa al cliente, de no ser responsabilidad de la empresa ejecutora, el cliente decide que hacer y si puede o no, asumir los costos (aquí entraron de ser necesario las aseguradoras de todos los implicados), todo esto con procesos dinámicos rápidos y sin burocracia, la obra terminada tiene un tiempo de garantía que figura en los contratos y que obliga a todos a ceñirse a lo pactado, por eso y por una disciplina social exquisita como puede ser por ejemplo en Japón nunca se ve una obra no terminada o defectuosa en su ejecución y pagada como si hubiese sido excelsamente realizada, como en “Albultolandia” , alguna vez leí-escuche de alguien que “un pueblo solo es rico, no cuando tiene minerales y recursos sino cuando la gente hace lo que debe en cada momento o por conciencia o por imperativo”( palabras , palabras menos), por eso es que Japón(conciencia) o singapur(imperativo) son pueblos exitosos, el método de lograr el éxito en “Albultolandia” dependerá de el grado de divorció con el deber de la sociedad, tanto en lo organizativo, como en el acato de la obligación en los contratos,indispensables antes de emprender una obra que toca tantos puntos diferentes de una estructuración social, como dice taladrid “saquen sus propias conclusiones” .
    Saludos.

  • Nestin dijo:

    Que es ese invento ahora de «cultura del detalle»???
    Simplemente no se deben permitir las chapucerías
    Y por desgracia son las que más abundan en toda Cuba

  • Ernesto dijo:

    Compañero Néstor, estoy plenamente de acuerdo con Ud. y esto se debe a la crónica falta de coordinación e integralidad que nos tiene enfermos a los cubanos desde hace mucho y que pasa por la famosa cultura del detalle (ausente en el modo de pensar y vivir de muchos de nuestros compatriotas) y la acción eficaz y efectiva de los gobiernos a cualquier nivel y en específico al municipal (ese que adquirirá mucho protagonismo de aquí a unos días). El gobierno municipal tiene que conocer de todo lo que está sucediendo en su territorio de responsabilidad y quizás pueda parecer imposible que conozca de todo lo que sucede, pero si lo que sucede afecta a la población , al ornato, al orden público, al medio ambiente….pues tiene que saberlo y no solo saberlo, sino exigir por todas las vías legales y morales a su alcance para restablecer el orden y el equilibrio y no tiene porque esperar a una denuncia ciudadana.

    El gobierno tiene que ser por necesidad del desarrollo y la vida misma muy proactivo (nada de reactivo) si es que siente el imperativo moral de servir al pueblo y al su desarrollo económico social y espiritual, por tanto no debe señir su accionar a restablecer el equilibrio dañado (por ej. la acera), sino participar en las labores desde que esta se comienza a gestar y desarrollar, para corregir y rectificar el rumbo si este se desorienta y para ello debe desarrollar y perfeccionar sus mecanismos de CONTROL (como decía el procer ruso Lenin- control, control y una vez mas control)

  • Marianela dijo:

    Hablando de barrer, exhorto a Áreas Verdes de Plaza revisar barrido de sus empleados sobre todo los q le pasan x al lado a toda las ofrendas religiosas que afean e invaden de malos olores Avenida Paseo, hasta yo me estoy aburriendo de comentarlo cada vez q hay una oportunidad en este sitio, pero no quiero permitírmelo porque si seguimos dándonos por vencidos lo de x La Habana lo más grande será una burla para los q amamos nuestra ciudad y queremos conservarla y hacerla más bella y limpia

  • eva dijo:

    Excelente articulo, como siempre el profesor no hace PENSAR y cada uno encontrará sus ejemplos personales de «»escobitas nuevas»» que se han deteriorado en poco tiempo.
    Personalmente no me gustan las inauguraciones con cintas y lazos que se están haciendo para reinaugurar centros de servicios en La Habana, he visto ya varios lugares reanimados donde la imagen y los servicios no estan acorde con lo proyectado. En esos lugares faltan el Control sistematico por los directivos responsables

  • Jose R. Oro dijo:

    Omití algo. La escoba puede ser buena o nueva; mala o vieja. Pero con un buen barredor, la escoba mala y vieja a veces barre mejor que la buena y nueva. Casi nunca la culpa es de la escoba. Hay gente que con abundante agua y tierra fértil solo hacen fango.
    No es culpa del socialismo, ni mucho menos, sino de una concepción errada, burocrática y decrepita del socialismo. Esta falsa concepción puede causarle mucho daño a la construcción del socialismo. La gente se cansa y empiezan a creer lo que dicen los enemigos jurados del socialismo.

  • Víctor Angel Fernández dijo:

    Estimado Néstor, me gusta «que pases la escoba». Lo necesitamos todos, desde la Punta de Maisí hasta el Cabo de San Antonio, sin olvidar a la Isla de la Juventud. Pones un ejemplo de Aguas de La Habana y aquí en Alamar, desde mi balcón, veo una rotura que hicieron hace un año y ni pensar en su arreglo. Lo triste es que la excavación incluye terrenos de un Círculo Infatil, pero la escobita, buena, mala, nueva o vieja, ni siquiera ha vuelto a barrer. Todas las cosas buenas para ti.

  • Noelvis dijo:

    Saludos Nestor.

    te invito a que pases por calle 1ra entre guarina y central, rpto martin pérez y una cuadra mas arriba a 2da entre central y río, en ambas calles llegaron un día (par de meses atrás o quizas más) personal y equipos de aguas de la habana, cortaron la calle a la larga y perpendicular a la acera para llevar tuberias de agua a las viviendas, lo hicieron rapidísimo y creo que hasta muy bien, sin embargo estan las aberturas sin tapar, los aguaceros se han llevado asi toda la tierra que tapa las tuberías Y NO PASA NADA NI NADIE HACE NADA, da pena eso, le da para un reporte, del cual, una vez publicado, pasaran 2 dias para que un DIRECTIVO diga que eso estaba en los planes, que se acometería este mes, que llegaron tarde los recursos, que el bloqueo y hasta culpa del cometa halley, en fin, esta visto y demostrado que el cubano solo trabaja con el látigo en la espalda.

  • Rafafon dijo:

    Pondré un ejemplo de mi querida Bayamo…
    Esta ciudad tiene una tradición y conciencia centenaria con el tema limpieza de sus calles y en el cuido de forma general del ornato publico…en los años 90 se construyó el boulevard y 10 años despues se ampliaron 2 cuadras mas…en todo su trayecto existen varios contenedores de basura, constantemente empleados de comunales bien vestidos limpian y barren cada rincón y en la madrugada una pipa riega con agua limpia para que en la proxima mañana este reluciente…tambien hay inspectores que velan por las normas que deben cumplir los ciudadanos en funcion de mantener mediante multas lo que aquellos indisciplinados no cuiden…en fin hay todo un sistema activado, controlado y supervisado para que falle lo menos posible…esas experiencias existen en todo el pais y son las que debemos replicar.

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Rafafon, ese es muy buen comentario y evidencia que si se puede. También he visto en otros lugares del país, una mejor calidad de los trabajos, una menor tendencia a la chapucería. Uno de los temas más importantes es concentrarse en cumplir lo que uno tiene que hacer, en motivar a los ciudadanos a participar cívicamente en la limpieza y el embellecimiento de las ciudades y campos. A los que se comporten de manera antisocial, que ensucien, arrojen basuras y trabajando en una reparación hagan chapucerías, se les multe o se les amoneste, tal y como este legislado en el sistema jurídico, sin impunidad para nadie.
      La solución no puede ser decirle a los ciudadanos por parte de un empleado o gerente de Aguas de La Habana si tiene derecho a tomar fotos o no en la acera de su casa, esa es la anti – solución. Lázaro Expósito ha sido un ejemplar líder en Granma y ahora en Santiago. La Habana es por supuesto un hueso muy duro de roer, pero ese proceso ha comenzado, sigue mejorando y ese es el camino. ¡Muy bueno el ejemplo de Bayamo, felicidades a los bayameses!

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Evidentemente el primer comentario de Jose R Oro no se ha publicado, les ruego a los editores de Cubadebate revisar y publicarlo, ya que estoy seguro que cumple con los requisitos del sitio. Gracias

  • @ETD dijo:

    Es una lastima. Se lucha por pensar como país. Nuestros problemas debemos resolverlos nosotros si barremos mal sobre lo sucio caminaremos nosotros. Pero la conciencia esta deteriorada. De la gran mayoría.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Le agradezco a Rafafon su estimulante comentario sobre la eperiencia de la ciudad de Bayamo. Todo parece que ese sistema de mantener la higiene de la ciudad tiene buen fijador. Me explico; hace ya 10 años en una visita de trabajo a Bayamo, pude comprobar lo aquí dicho. Tuve que atravesar varios barios muy temprano, y en todas partes comunales estaba en acción para que se amaneciera con una ciudad limpia y organizada. La delegada provincial del CITMA , que todavía se mantiene en el cargo, me informó sobre aquel sistema de trabajo en que se cierra el ciclo virtuoso. Creo que ya Lázaro Expóxito estaba en Santiago, y con sinceridad les digo que pensé que esto perdería su eficacia en pocos años. Es por ello que me siento feliz con el mensaje de Rafafon. Sé que hay otras ciudades del llamado interior del país, también tienen excelentes resultados.
    En relación con lo planteado por Noelvis, no es mi función dar seguimiento a estos problemas, tal vez lo pueda hacer Lázar Manuel Alonso o Yosley Carrero, dos excelentes periodistas cubanos. Pero evidentemente lo planteado por Noelvis confirma la esencia de mi artículo de opinión. Antes del 15 de agosto entraré en contacto con Marcos u otra autoridad de la Empresa Aguas de La Habana, para saber lo establecido al respecto. No solo con un interés individual sino general, para quienes como Noelvis sufren el mal de no restaurar lo dañado.
    Muy sagaz el comentario de Pioneer.
    Gracias a los que han comentado.
    Yo estoy convencido que el progreso del Gobierno asistido por la Informatización propiciará mitigar estas chapucerías, y digo mitigar porque la solución definitiva lo rebasa.

  • Fermin Dominguez dijo:

    No está en la escoba, en el palo o la basura que barre. El tema está en quien barre y que escoba utiliza para barrera la suya o la de la mayoría

    • Jose R. Oro dijo:

      De acuerdo, hay que escoger que escoba es la apropiada y kluego saber barrer y hacerlo con deseos. Ricardo «el Yabó» con una escoba medianita, se defiende bien en su trabajo.

  • Eduardo Ortega dijo:

    Excelente reflexión del Profesor Néstor del Prado. Gracias por compartirla.
    Estoy de acuerdo con lo que dice y con la esencia de lo que dice, que es mucha y muy valiosa.
    Creo que el honor de nuestros constructores debe estar en la calidad y perdurabilidad de las obras que realizan; en esto no solo me refiero a constructores a los que trabajan con ladrillos, cemento y arena, me refiero a todos los que hacen algo.
    En nuestro país hay obras gigantes que han perdurado por mucho más de 100 años y ahí están, siendo útiles a todos. Nuestras obras deben durar décadas y si es posible siglos; ocurrirá si están bien concebidas, si fueron hechas con profesionalidad y la calidad necesaria.
    Lo nuevo que se haga tampoco puede afectar lo que ya existía, como lamentablemente ha ocurrido en una acera de La Rampa.
    SALUDOS!

    • Jose R. Oro dijo:

      Muy de acuerdo con lo expresado por el muy estimado Eduardo Ortega. Lo importante es arrancar como sucede hoy día y hacerlo bien, y con un concepto de trabajo terminado. No puede ser una brigada cambie los tubos y otra venga después (hipotéticamente) a arreglar la acera. Hace falta también la colaboración de la ciudadanía, como el admirable jardín de Armando Seara, en el propio Camagüey y Pastora es un ejemplo a seguir. Pero esa debe ser la norma y no la excepción. Por cierto Armando no se opuso a que le tomaran fotos, lo que me resulta sencillo de entender, Armando tiene bellos resultados que mostrar. Uno solo oculta (o pretende ocultar) lo que no nos enorgullece.
      Vivo en el noreste de los EE.UU., aquí todo el mundo arregla su jardín, solo los ricos pagan jardineros. Si un vecino descuida su propiedad o bota basuras o ensucia de alguna manera, el comité de vecinos va al ayuntamiento (con fotos, claro está) y se le forma un «tornado» a ese antisocial. Es un problema cultural y de valor de la propiedad. Nadie quiere vivir en lo sucio. Si un vecino bota basuras y afea la calle, todas las propiedades del área pierden valor, y eso no se le permite a nadie. Si los trabajadores municipales (o sus contratistas) del alcantarillado o del acueducto rompen algo, mas les vale venir de inmediato a arreglarlo.
      La sociedad cubana es superior y debe comportarse como tal, más allá de proclamarlo con merecido orgullo. En Cuba no hay masacres, ni extendida criminalidad violenta, ni drogadicción a gran escala, la salud pública y la educación cubanas llegan a todos el pueblo. ¿Por qué además de las limitaciones de recursos, que bien conocemos, hay en muchos lugares una actitud apática o negativa ante la limpieza y el mantenimiento? ¿Por qué los bayameses o los santiagueros cuidan más su ciudad que los habaneros? No creo que tengamos un ADN diferente

  • Leandro dijo:

    Muy buen artículo, típico de los de Néstor. Es fundamental para el caso concreto que tantos comentarios ha traído en estos días:
    Creo que a los Consejos de la Administración de Provincias y Municipios (CAP(M)) se les ha entregado por la dirección del país una muy buena escoba que bien empleada en las circunstancias actuales tiene repercusiones significativas; me refiero a la regulación y control de los precios a los Trabajadores por Cuenta Propia (TCP), pero: “Para hacer bien las cosas hay que saber, poder y querer hacer bien las cosas”.
    Tengo la certeza de que todos los CAP quieren hacer bien las cosas; que todos pueden, porque tienen facultades para ello; el problema fundamental aquí está en saber: en tener los conocimientos y habilidades para hacerlas bien.
    Pienso que el esfuerzo que está haciendo la dirección del país por regular los precios en la actual coyuntura es una medida de nobles intenciones. El Presidente Díaz-Canel planteó no incrementar precios y para ello el Ministerio de Finanzas y Precios indicó la congelación de los precios mayoristas y minoristas en el país, pero al parecer se está yendo más allá regulando precios por los CAP a los TCP que ya existían y no es que no se haga, pero a mi juicio, hay que saberlo hacer con mesura, pues según he podido leer, hay CAP que han regulado los precios a todos los productos gastronómicos, al punto de que, según se publicó: “Los nuevos productos que se elaboren y quieran ser ofertados por un cuentapropista, deben poseer ficha de costo y presentarlas para su posterior aprobación”.
    La línea ha sido topar precios, pero es conocido que en nuestras circunstancias cuando se topa un precio, la tendencia es a vender a ese pecio y no por debajo.
    El confort de los establecimientos, la calidad del servicio y su ubicación influyen en los precios y eso, al parecer, no se tiene en cuenta por no pocos CAP.
    Me pareció muy acertada la intervención de Vicepresidente del CAP de La Habana en la Mesa Redonda, que sí tiene conciencia de que no debe ser igual el precio en una cafetería, que en un restaurante o bar; pero a la vez, cafeterías, restaurantes y bares se diferencian entre sí.
    “Hay manos que echan a perder lo que crea la mente, pero es más grave las mentes que echan a perder lo que hacen o pueden hacer bien las manos.” Nos dice Néstor.
    Resulta, entonces, muy importante, que los TCP no echen a perder con ilegalidades y precios abusivos la posibilidad que se les dio por la dirección del país en análisis con todo el pueblo de establecer sus negocios; ellos también son parte de este pueblo y también necesitan unos de otros. Pero hace falta también que las decisiones que se adopten no echen a perder lo que hacen bien los TCP; de aquellos que saben, quieren, pero sin razones sustanciales, se les pudiera obstaculizar su propio desarrollo.
    “El enfoque debe ser en sistema, como es la vida, por tanto es necesario que todas las partes del sistema funcionen bien”.

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Leandro. De acuerdo con lo que usted escribe, las cosas deben ser reguladas y dentro de la ley, pero n solo para los TCP, sino para todos los cubanos. No puede haber dos leyes, una para el estado y otra para los no -estatales. De hecho eso es lo que repiten incansablemente los enemigos de Cuba.
      Le ruego me saque de mi ignorancia, usted o el autor Prof. Néstor del Prado Arza, o cualquier otro forista: ¿La Brigada de Aguas de La Habana era de TCP contratados?
      Un fuerte abrazo cubano.

      • Leandro dijo:

        Estimado Oro, no conozco si es de TCP o no la brigada de referencia.
        Cuando habló el Presidente Díaz-Canel, refirió no permitir el incremento de precios y argumentó las razones, señaló incluso, para el caso específico de los TCP, hablar con ellos. Creo que todos coincidimos en que si se llegó a la conclusión de no permitir el aumento de precios es para todos: tanto el sector estatal, como el no estatal. Creo que es una burla y un desafío al Estado, que en una barbería en La Habana, después que habló el Presidente, se pusiera un letrero anunciando el incremento del precio del pelado a partir del 1ro. de agosto.
        Para hacer cumplir lo dispuesto por el Presidente, la Ministra de Finanzas y Precios dictó las Resoluciones 301/2019 y 302/2019 prohibiendo incrementar los actuales precios y tarifas de sus productos y servicios tanto en el sector estatal como en el no estatal.
        De hecho, en el propio sector estatal han existido intentos aislados de incrementar precios que han sido combatidos enérgicamente.
        Sin embargo, al propio tiempo, la Resolución 302 ratifica la facultad de los presidentes de los consejos de la Administración provinciales del Poder Popular y del municipio especial de Isla de la Juventud, y los jefes de las administraciones locales de Artemisa y Mayabeque, para establecer los precios y tarifas máximos a aplicar por los trabajadores por cuenta propia, cooperativas no agropecuarias, cooperativas agropecuarias, de créditos y servicios, unidades básicas de producción cooperativas, y otras formas de gestión no estatal de sus respectivos territorios, por la comercialización de productos a la población siempre que no impliquen incremento del precio o tarifa establecido a la entrada en vigor de la presente disposición, en cuyo caso se procede de conformidad con lo legalmente establecido.
        Por tanto, no puede haber incremento de precios en el sector no estatal, pero los Consejos de la Administración sí pueden establecer precios inferiores a los actuales en este sector y esta es la escoba, que aunque no es nueva, si es nuevo su amplio empleo en las circunstancias actuales, principalmente con aquellos TCP que prestan servicios gastronómicos y que a mi juicio, algunos CAP están aplicando en exceso y que creo no se ajusta a lo planteado por Díaz-Canel y si el Presidente dice una cosa y las autoridades encargadas de cumplir lo dispuesto por el Presidente hacen otra, se pierde confianza.
        Comprendo, estimado Oro, que a veces se toman decisiones que facilitan las campañas contrarrevolucionarias de nuestros enemigos, pero tampoco podemos hacer las cosas para contentarlos; hagamos lo que hagamos, siempre buscarán la manera de cuestionarlo.

        Mis saludos y respeto. Somos Cuba.

      • Jose R. Oro dijo:

        Estimado Leandro, este artículo del Prof. Néstor del Prado Arza está basado en un hecho concreto de una reparación en Camagüey y Pastora, de la cual se obtienen valiosas apreciaciones sobre otros hechos de la sociedad cubana. Que tiene que ver todo esto con el TCP exclusivamente y no con todos los sectores de Cuba, escapa decididamente a mi comprensión. Demonizar constantemente al sector no estatal de la economía no solo es injusto, sino falso y perjudicial, ya que ayuda a enmascarar múltiples problemas que no tienen ni remotamente que ver con el TCP. Considero muy lamentable que personas educadas y que indiscutiblemente aman a su país, no vean eso claramente.
        Los trabajadores de Aguas de La Habana que fueron a hacer las reparaciones a Camagüey y Pastora que no eran TCP (ni los de La Rampa tampoco), dejaron una acera rota, trataron inicialmente de impedir que se tomaran fotos (después cambiaron). ¿Por qué motivo tenemos que hablar de TCP y de un barbero, cuando los que no trabajaron de forma completa en este caso ni son barberos, ni TCP?
        Los problemas y las carencias no se resuelven criticando a solo un parte (menor por cierto) de sus causas. Las carencias tienen mucho orígenes, externos como el criminal Bloqueo contra Cuba e internos, que ya el presidente Miguel Díaz – Canel lo llamó por su nombre. Pretender ignorar u omitir que el estado cubano debe mejorar muchísimo su desempeño, nos resta credibilidad y es una fórmula para el desastre.
        Un fuerte abrazo cubano y mis mayores respetos.

  • Noelvis dijo:

    SALUDOS NESTOR.
    Agradecido a usted por responder sobre mi comentario, y sin exagerar, creo que usted es el único en cubadebate que da respuesta a los comentarios de los usuarios. Muchos periodistas exponen su artículo, llueven los comentarios y no se recibe respuesta de ellos.
    Y como decimos en cubano «NO PIERDA ESA COSTUMBRE»…Ha y el municipio sobre el que publiqué es SAN MIGUEL DEL PADRÓN, que olvidé ponerlo en el comentario.
    Buen dia.

  • eva dijo:

    Felicidades Bayamo, pude constatar la limpieza y la belleza de su parque y su Boulevar.
    Tambien en Santiago se observa orden y limpieza y es algo a imitar.
    Con lo de aguas de La Habana se pone en evidencia que la cadena no está engranada, mucho se ha habado del tema y no acaba de resolverse. En mi localidad Granma, La Lisa tambien hay un hueco por cerrar despues de arregler un gran salidero de agua potable, me consta el esfuerzo que ha hecho el delegado, pero no se resuelve. Hay que acabar de encadenar el sistema, de eso habla el Presidente Diaz Canel, pero siguen habiendo directivos con oidos sordos.

  • al tanto dijo:

    Es verdad Nestor, el asunto es mucho más profundo, llega a la incorporación a nuestra cultura social el no hacer las cosas bien para después, sino para lo que se ve ahora. No por gusto es popular el dicho que aquí las cosas solo duran tres meses (o menos), al cabo de los cuales, sale el mal trabajo, el robo en la ejecución de los materiles (cemento, cabillas, pintura), y en esta ocasión no hablo del deterioro de la administración…es así profesor, Ud ha tocado una arista que el presidente viene señalando en toda ocasión posible, pero la cultura del detalle y la profesionalidad consciente hay que enseñarlas desde la casa, la escuela, casa fea, entorno feo (ver edificios de Alamar y Aldabó, salidero de aguas albañales desde 51 hasta 41 en Marianao en la calle 88—horribles entornos), griteria, música descontrolada, chabacaneria y grosería, van marcando a las nuevas generaciones y …despúes cuando van a trabajar…qué hacen : lo han visto siempre, es por eso que hay que educar primero…ah y sobre el tema de quien tapa lo que otra gente abrio o reparó es todo un asunto a ver, es histórico, una burla a la razón…si necesitan puestos de trabajo ese no es el camino…gracias por su análisis.

  • Eduardo Ortega dijo:

    El último comentario publicado a este artículo es de ayer a las 21:21.
    Es sábado 3 de agosto 10:11. Han pasado casi 13 horas.
    El artículo mereció que se catalogara como con «Estallido de comentarios» Cuantos ya se habrán emitido y no se han publicado? A pesar del alerta del compañero Néstor del Prado, el primero del compañero José R. Oro no se ha publicado aún y siempre sus comentarios son muy valiosos.
    He observado que la gestión de publicación de comentarios en Cubadebate no es homogenea. Hay dias que es ágil y eficiente; hay días que es demorada. A veces demoran días o sencillamente no son publicados; me ha pasado.
    SALUDOS!

  • MdF dijo:

    Néstor, siempre aprecio como muy benéfico el arte de decir, decir bien y para bien, Usted utiliza un paralelo que todo el nacido en esta tierra lo entiende, deja fuera cualquier posibilidad de que se le malinterprete. Yo que no tengo ese arte simplifico en su ejemplo, la CULPA no es de la pala, el obrero que la empuña, ni su jefe ni el de más arriba, aunque cada uno tiene una pequeña responsabilidad, la CULPA es del gobierno regional que no cumple con sus funciones e indolente permite el daño y el derroche de los recursos de sus electores y por encima de él, el pueblo que no se empina.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Un magnífico artículo profesor, un magisterio de estilo. Saludos y gracias por la referencia. Me detendré en mi opinión más que abordar el asunto en cuestión, a reflexionar sobre la importancia de los artículos de este tipo en nuestra prensa, y en particular los suyos, tratando de ayudar mucho más en esa cultura del detalle que nos pide nuestro presidente, como clave para encontrar las soluciones definitivas a esos problemas que usted nos comenta. Comparo su forma en escribir y dialogar dentro del debate en este sitio con los beneficios que la necesaria e imprescindible conversación aporta a todo directivo, decidor y en general todos los profesionales, porque si queremos triunfar o resolver grandes problemas, ese es el primer paso profesor, aprender a conversar. Las personas la mayoría de las veces, y en particular los directivos o decidores profesor, a todos nos pasa, nos vemos de forma inconsciente encerrados en nuestra propia rutina, en nuestro propio sistema de trabajo, auto cercados en nuestro propio círculo de amigos y colegas, que vienen a ser por un lado el aliciente dentro de la intensa y ocupada agenda que por lo general vivimos, algo lógico en cierto sentido, pero eso que parece necesario y alivia, en ocasiones se vuelve epidémico en nuestro estilo de trabajo, sin darnos cuenta nos convertimos en monotemático, repetitivos, algo que actúa ajeno a nuestra conciencia, pero constituye un freno, un enemigo para poder hacer una mirada más general, mas abarcadora, por encima de nuestros muros mentales, una mirada en sistema. Para cambiar la realidad que te rodea, la realidad de tu mundo profesor, hay que cambiar primero el tipo de conversación que hacemos, en eso usted es un innovador, este estilo suyo profesor de conversar, dialogar sobre su propio artículo en este sitio es una innovación de incalculable valor al periodismo moderno en nuestro país, usted motiva a conversar.
    Es habitual, cuando tenemos un problema no paramos de hablar de él con amigos o con la almohada, sucede con directivos o profesionales como los operarios que usted relaciona, repetimos una y otra vez el mismo problema, en ocasiones haciendo lo más importante no completamos el paquete en un detalle que es al final el que define la calidad del trabajo, tirando por la borda el reto del esfuerzo. Los decidores también necesitan conversar y dialogar como se hace en este sitio sobre estos asuntos, con enfoques diferentes al que repetitivamente manejan, si no se inyectan constantemente puntos de vistas diferentes en nuestro bregar diario por medio de las conversaciones por supuesto no podremos ver de forma integral el universo de soluciones, porque no existe una única solución para un problema, siempre existen miles de soluciones. Pero es una epidemia la que vivimos dentro del estilo de trabajo de la generalidad, podemos llegar a ser obsesivos y repetir una y otra vez la misma cantaleta o peor la misma práctica. Cuando aún no tenemos conciencia de ello como un problema nuestro, el solo hecho de hablar, de conversar de ello nos alivia, por ahí ya mejoramos, pero está demostrado que la solución de todos los problemas pasa primero antes por una conversación, las conversaciones son el preámbulo de las soluciones, sin conversaciones antes no es posible encontrar las mejores y diferentes soluciones, no existe manual para ello. Una vez hablado de nuestros problemas, lo segundo es que comencemos a transformar los temas de nuestras conversaciones. Las conversaciones que mantenemos nos definen. Todos tenemos personas en nuestro entorno que sabemos que si quedamos con ellas nos hablarán de lo mismo, si no cambiamos nuestro entorno de para conversaciones diferentes nos auto cercamos nosotros mismos, es que esa rutina en que nos desarrollamos tiende a cerrar nuestras mentes, lo reiterativo conspira con nuestros mejores métodos de trabajo y de dirección, poniendo en ocasiones límites al horizonte, impidiendo ver las diferentes y nuevas ideas y mucho menos acceder a un nuevo tipo de pensamiento. Por eso estas crónicas suyas profesor en este sitio, frescas, con sentido práctico, en dialogo con los actores y en positivo, son un buen motivo para abordar esa cultura del detalle que nos pide la dirección del país, pero de forma reflexiva, muy necesaria para ayudar abrir las mentes, un ejercicio medicinal, su artículo actúa como suerte de medicina con la cual accedemos para cambiar la mentalidad y salirnos del encadenamiento que inconscientemente nos hace la realidad en que vivimos, una ayuda para saltar por encima de esos muros mentales. Esta vía suya motiva el debate, aunque no participen directamente los implicados, permite interactuar en esos escenarios lo facilitan sus crónicas, es una vía más para enterarnos que hay otros ángulos para ver nuestros problemas. Sus artículos profesor tienen un alcance y valor estratégico, porque propician un debate como si fuera una conversación, una buena conversación clave para abrir la mente. Einstein decía, la mente es como un paracaídas, funciona cuando se abre. Recordemos profesor; los cambios, los profundos cambios son siempre anticipados primero en conversaciones, en nuevas e inteligentes conversaciones, para acceder a esa cultura del detalle la vía expedita, más importante, propia del socialismo son las conversaciones, son precisamente conversaciones como el debate que usted propicia con su participación, donde motiva constantemente a aportar puntos de vistas diferentes, aunque tengamos la tendencia o la necesidad de insistir en algo, una y otra vez, debemos tomar conciencia de que el debate, la conversación, no la acción de hablar, que en ocasiones nuestro ego nos hace confundir, sino la imprescindible herramienta de conversar, de estimular el debate, propicia lo diferente, aporta otros puntos de vistas, esa es la clave para penetrar en la solución de los problemas, una acción de conversar que necesitamos, pero donde hay algo muy importante, donde no nos den continuamente la razón y en medio de esa incomoda realidad escuchemos otros puntos de vista para ampliar nuestro enfoque, pero lamentablemente por lo general eso no sucede en nuestro circulo más estrecho de personas en el proceso de dirección, de ahí la importancia de la prensa en el socialismo, aportando otro tipo de conversación de este tipo, donde cubadebate es lo más avanzado al convocar ese tipo de dialogo, es ahí donde veo un vía para aportar pensamientos diferentes sobre estos y otros asuntos, a tono con el estilo de trabajo de nuestro presidente, estos artículos suyos actúan como un médico en esa cultura del detalle, usted propicia por medio de este sitio una conversación diferente, donde podemos compartir o no los mismos puntos de vistas, pero lo más importante, nos abrimos como si fueran conversaciones diferentes y más amplias también con nosotros mismos con o sin almohada . Este tipo de artículo, al igual que la conversación, recrea nuestro mundo y a pesar de lo que sucede, tenemos la capacidad de construir realidades diferentes, un ejercicio agradable si estamos motivados, por lo que le reitero que siga escribiendo en este segmento de opinión, usted es un motivador, clave para buenas e inteligentes conversaciones, para el debate en este sitio.
    Como mismo todos los directivos o personas comunes necesitamos amigos conversadores, necesitamos también crónicas como estas donde los autores interactúen en forma de conversaciones. Es similar a cuando vivimos un problema como directivo, como persona, o simplemente como pareja, en un desequilibrio emocional, lo primero que nos recomiendan los que profesionalmente nos tratan de ayudar, los psicólogos, es conversar sobre el asunto, porque esas conversaciones además que nos alivian, nos aportan las soluciones, al aportar diferentes puntos de vistas que muchas veces no habíamos tenido en cuenta y son las causas de nuestros problemas, si eso lo hacemos de forma sistemática y lo incorporáramos a nuestro estilo de trabajo o dirección, estimulando punto de vistas diferentes, encontramos por ahí la formula clásica, la mágica, para resolver cualquier tipo de problema. Puntos de vistas como el expresado por mi amigo Pioneer se pudieran llevar a la práctica dándole mayor protagonismo al presidente del consejo popular como la autoridad clave para aprobar el pago de un servicio a la comunidad cuando realmente este totalmente concluido, u organizando ese tipo de servicio en cooperativas pequeñas de primer grado, como esa brigada en cuestión organizada en cooperativa, con más amplitud es u objeto social, integrada a una cooperativa matriz.

  • Nestor del Prado Arza dijo:

    Aclaro la duda de José R. Oro, la brigada no es de trabajadores particulares o llamados cuentapropistas, es de una entidad estatal. Y considero que ambos sectores están obligados a realizar su trabajo bien de principio a fin y el gobierno supervisar como muchos de ustedes han dicho.

    • Jose R. Oro dijo:

      Completa, total, y absolutamente de acuerdo con lo expresado por el Prof. Néstor del Prado Arza. Hay que trabajar bien, los trabajadores estatales y los no –estatales, punto. Un solo rasero para todos, no echarle la culpa a ningún barbero torpe y avaricioso por una acera rota en Camagüey y Pastora.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Director del Sello Editorial Academia de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT).

Vea también