Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Destrucción de Argentina y Brasil: Regalo para Trump

| 19

Nunca América Latina había estado tan unida e integrada como cuando Argentina y Brasil dejaron de ser rivales para ser aliados, por las manos de Luiz Inácio Lula da Silva y Néstor Kirchner y, posteriormente, las de Cristina Fernández y Dilma Rousseff. Con el fortalecimiento y el ensanchamiento del Mercado Común del Sur (Mercosur), con la fundación de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y su Consejo Sudamericano de Defensa, con la creación de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac); cuando por primera vez América Latina y el Caribe pasaban a tener una entidad suya, sin Estados Unidos y Canadá, como en la Organización de Estados Americanos. NuncaWashington había estado tan aislado del continente. Sus apuestas fracasaban, una después de la otra: México, Perú, Colombia, Chile.

El retorno de la derecha a los gobiernos de Argentina y Brasil ha representado no sólo el final de esa etapa de integración, con la desarticulación del Mercosur, Unasur y Celac, así como la destrucción de esos dos países con economías en expansión, gobiernos con apoyo popular y naciones con políticas externas soberanas. Ningún regalo mejor para Donald Trump y su política de retorno a la guerra fría.

De economías que habían recuperado su capacidad de crecimiento, de gobiernos que habían priorizado las políticas sociales de distribución de renta, de presidentes que habían liderado los procesos de integración regional, hemos pasado a gobiernos que privilegian el ajuste fiscal intensificando la recesión económica, cortando recursos a las políticas sociales y acentuando las dinámicas de exclusión social, a gobiernos que vuelven a gobernar para pocos y a políticas externas de sometimiento absoluto a los intereses de Estados Unidos.

Un militar brasileño, jefe del ejército, que externó amenazas en vísperas del juicio en el Supremo Tribunal Federal del habeas corpus para Lula, ha señalado que si no hubiera hecho esa declaración, la situación se habría “salido de control”. Es decir, Lula libre, candidato y presidente de Brasil significaría que los militares perderían el control de la situación en el país. Tan simple como eso.

De ahí que el proceso arbitrario contra Lula, sin ninguna prueba, y el acobardamento del Judicial, que impidió que el precepto constitucional de la presunción de inocencia tenga vigencia, hayan permitido la condena y la prisión de Luiz Inácio, lo cual abrió el camino hacia la victoria electoral de un candidato de extrema derecha mediante una trampa jurídica e internáutica.

La semana pasada el reingreso de Brasil en la guerra fría ganó dos nuevos episodios: uno fue el nombramiento de un troglodita como ministro de Relaciones Exteriores: alguien que dice que Brasil debe salir de la globalización, que es instrumento del marxismo cultural ( sic), que los problemas climáticos son invenciones que favorecen a China, entre tantas otras barbaridades, tales como que Dios tiene que salvar a Brasil.

El segundo fue la ruptura del programa Más Médicos, que tenía alrededor de 8 mil especialistas cubanos que atendían más de 2 mil ciudades brasileñas y a decenas de millones de personas que, de otra manera, no tendrían atención de salud… con el argumento del presidente electo de Brasil de que estaba liberando a los médicos cubanos de la esclavitud.

Mientras, en Argentina se intenta avanzar en la misma dirección: conforme se consolida el nombre de Cristina como favorita para ganar las elecciones presidenciales del próximo año, se intensifica la persecución jurídica y política contra ella. Buscan reproducir exactamente lo que han hecho con Lula e intentan hacer con Rafael Correa y Jaime Petro: la criminalización de los principlaes dirigentes populares latinoamericanos.

Todo como regalo para Trump, que logra restablecer puentes en el continente, en Argentina, Brasil, Chile y Ecuador, mientras pierde los lazos carnales con México. Cuanto más cercanas a Washington, más miserables nuestras sociedades, más sin soberanía ni dirigentes populares, más represión hacia nuestros líderes y movimientos populares.

La lucha en América Latina pasa, necesariamente, por la defensa de los principales líderes políticos del continente, como parte de la resistencia democrática en contra de los regímenes de excepción que se han instalado en varios países del continente. Son ellos los que pueden volver a gobernar nuestros países con legitimidad y gran apoyo popular, son los que pueden hacer que nuestras economías vuelvan a crecer con distribución de renta, que hagan lo necesario para que recuperemos nuestra soberanía externa. Son ellos quienes pueden liderar a nuestros países y a nuestros pueblos en la defensa de sus derechos avasallados y de nuestra democracia profundamente amenazada.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Suabana y Tawata dijo:

    Ahora su estamos completos con los personajes que están apareciendo.. Yo no entendere mucho de política pero No es mejor que en vez de estar causando Guerras y conflicto crear alianzas entre todos los países para aumentarnos las economías mutuamente…. Yo no se que esta pasando con los pueblos que están escojiendo a esa clase de presidentes… Frío me quedo

    • Ragnar dijo:

      Alianzas hay o habían pero al final no funcionan o funcionaron con ineficiencia y se están diluyendo

  • Carlos dijo:

    Así que economías en expansión? Este señor no sabe que esos presidentes no fueron designados sino elegidos por sus respectivos pueblos.

  • Vater dijo:

    Supongo que se refiere a Gustavo Petro, ex candidato presidencial en Colombia.

    • Jose R. Oro dijo:

      Si con toda seguridad se refiere a Gustavo Petro.

      • Lourdes dijo:

        Asi es, se refiere a su querido amigo Petro.

      • Lilita y Eli dijo:

        Usted esta correcta, Don José Oro es amigo de Gustavo Petro y de otras personas de mucho respeto social en varias regiones de Colombia.

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    ‘y los Estados Unidos que parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la libertad?
    Carta de Simón Bolívar al coronel Patricio Campbell, Guayaquil, 5 de agosto de 1829
    Articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=37174

  • chong pol dijo:

    No importa ya llegará nuevamente la oportunidad de las democracias. Espero que los latino americanos la sepan aprovechar.

  • Jose R. Oro dijo:

    Creo que es un análisis muy profundo tal y como caracteriza al destacado intelectual latinoamericano Emir Sader. Con respecto a las elecciones de Octubre/2019 en Argentina, creo que hay mucho fundamento para pensar que se producirá una derrota de Macri. Para que esa extraordinaria victoria popular se concrete creo son necesarios que se fortalezcan un grupo de premisas:
    1. ¡Unidad, unidad, unidad! Sin ello, rememorando las palabras del gran Jose L. Centella “no solo no podremos derrotar al capitalismo, sino que no podremos evitar que el capitalismo nos derrote”
    2. Eliminar la corrupción por mínima que sea, real o percibida, dentro de las filas de los partidos y gobiernos de izquierda.
    3. Tener programas claros, entendibles y creíbles que puedan llegar a amplias capas de la población en un contexto mediático y de recursos, claramente desfavorables. México no era excepción de tal disparidad y AMLO demostró que si se podía vencer a Televisa, muchos otros medios y a sus másteres de la oligarquía nacional e internacional. Clarín no es invencible, ni mucho menos.
    4. Abrir paso siempre que se requiera a una nueva generación de líderes progresistas y no querer eternizar fórmulas que fueron excelentes en el pasado, pero que no representan o están limitados de participar hoy en las enormes transformaciones sociales requeridas. El error cometido con darlo solo un mes a Haddad para desarrollar su campaña no debe ser repetido. No podemos hacer lo que el enemigo quiera en cada caso y el orgullo puede convertirse en la caricatura de la dignidad. ¡Cada época tiene su líder, cada líder tiene su época!

  • Guajiro dijo:

    SI EXISTE LA POSIBILIDAD DE QUE CRISTINA RETOME LAS RIENDAS DE LA ARGENTINA COMO DICE EL COMPAÑERO EMIR SADER, LA IZQUIERDA CON LO QUE CONOCE Y SABE DE LO QUE HA ACONTECIDO EN BRASIL Y OTROS PAÍSES, TIENE QUE HILAR FINO PARA VER SI PODEMOS EVITAR QUE A CRISTINA LE PASE LO MISMO QUE A LULA.

  • whitebat dijo:

    Es difícil que la izquierda pueda volver a gobernar Argentina en breve plazo. Macri cuenta con el apoyo del FMI, que por lo que se ve tiene interés en que el peronismo no gobierne en las actuales condiciones de la sociedad argentina. Yo creo que la sociedad argentina quiere ir hacia un desarrollo sostenido y de estilo europeo, hacia cotas mayores de civilidad y orden, y la izquierda debe ser consciente de este anhelo.

    • Jose R. Oro dijo:

      La aprobación de la gestión de Macri se encuentra en el 35,9 %, en un significativo descenso desde el 71,3 % que ostentaba cuando asumió la Presidencia de Argentina en diciembre de 2015. La imagen negativa del mandatario argentino llega a un récord del 59,9 % y la desaprobación entre los encuestados es tal que incluso supera a la de su principal rival política, Cristina Fernández de Kirchner (CFK), quien es también cuestionada, pero menos que Macri. El brusco aumento de la inflación, azuzada por la devaluación del peso en más de un 50% este año, ha castigado con dureza las economías familiares. So advierte un significativo aumento de la pobreza en los tres primeros trimestres en 2018, entre un 3% – 5% dependiendo de los analistas, pero no hay cifras oficiales. La subida del precio de los alimentos hay sido de un 31% y del transporte de un 40%. La subida de hasta el 1.000% en el precio de la luz, el gas y el agua ha sido muy dura (aunque ha sido consecuencia de tarifas hipersubsidiadas y deformadas durante el gobierno de CFK) hace que sobre todo la clase media y pobre haya visto reducida su capacidad adquisitiva con subidas salariales muy, pero muy inferiores a la inflación.
      Las encuestas indican que si hoy se produjeran elecciones presidenciales en Argentina entre Macri y CFK con el sector del peronismo que la apoya, esta ganaría por estrecho margen o seria un empate de alrededor de 40% cada uno. En una elección entre Macri y una coalición peronista con grupos sociales, de izquierda y de oposición no peronistas, sin CFK, siempre perdería Macri por márgenes entre el 4% y el 6%. Las estadísticas más fáciles de consultar, son las de la empresa consultora Rouvier & Asociados, que está relacionada tradicionalmente con la clase alta argentina, y a quien no se le sospecha ningunos vínculos con el peronismo o segmentos políticos mas a la izquierda de este.
      El decir que con la “ayuda” económica del FMI va a apoyar el apoyo popular a Macri es particularmente ajeno a la realidad. El paquete de 57,000 millones en total va a ser en más de un 65% un “pasamanos” el gobierno argentino recibe el dinero y acto seguido paga deudas morosas o a punto de vencer con el mismo. Una parte menor, 21%, se dedica a fines productivos y de desarrollo de obras públicas (infraestructura) que si es conveniente para la nación pero que sus efectos van a ser observables después de las elecciones de octubre/2019. Solo 4% del paquete del FMI en realidad impacta la economía familiar a corto plazo. Para recibir este paquete del FMI se comprometió el gobierno a reducir más el gasto social, limitar o controlar las tasas de cambio, y un grupo de otras acciones que no son recibidas agradablemente por los votantes del 2019. Aun mas importante es la introducción brusca de esas medidas neo – liberales, que rompen totalmente con el concepto de “gradualismo” (o descenso suave) que fue la base del programa del Macri para ser electo mil días atrás.
      Los comentarios sin datos que los respalden, no son más que “ojalatería” insustanciada y solo basada en los deseos políticos de quienes los escriben (estén contra o a favor de Macri no importa), sin aportar (o al menos intentar aportar) elementos de juicio valederos, lo que es lamentable.

    • jotab dijo:

      whitebat…sorprende su ingenuidad…asi que argentina quiere ser “civilizada y europea”, endeudando a varias generaciones de argentinos a manos del FMI…..perdon, dije ingenuidad y tal vez usted lo que quiso hacer fue una broma de alto vuelo, al estilo inolvidable de Les Luthiers….

      • whitebat dijo:

        Solo le puedo decir que el pueblo argentino se cansó de la época de Cristina, se cansó de vivir en la quiebra continua, cosa que dio como resultado un país totalmente endeudado y además insolvente. Se cansó también de los piqueteros subvencionados por Cristina, gente que montaba follones y cobraba por ello. Ahora Macri ha logrado un apoyo fundamental y es evitar la quiebra causada por la crisis económica turca. Un país solvente y serio es lo que quieren los argentinos. Espero que me publiquen porque en la anterior replica al Sr. Oro no lo hicieron.
        Le repito que el pueblo argentino quiere civilidad y democracia, no piqueteros y demagogia, que de todas maneras endeudaron mucho más al país de lo que piensa hacer Macri.
        ¿Qué haría Ud. ante la situación de quiebra del estado? ¿Quebrar como Cristina y arruinar el país por no poder comerciar por insolvente, y además acabar pagando como lo tuvo que hacer?
        Macri ha obrado con la única opción que le quedaba, y era un préstamo, que evitaba la quiebra. Yo también tengo una licenciatura en ingeniería química Sr. Oro y se que Ud. como ingeniero sabe como yo que un préstamo puede servir para pagar otras deudas para evitar la quiebra que es una situación bastante fea.

      • Jose R. Oro dijo:

        Estimado whitebat, lo felicito mucho por tener una licenciatura en ingeniería química, que es algo excelente. Lo que muy comedidamente le sugiero es pensar también como un ingeniero y utilizar cifras, unidades de medida, en fin sustentación fáctica de sus opiniones. Personalmente creo que la política económica del gobierno de CFK fue poco balanceada, ofreciendo mejoras sociales y cuasi regalías al pueblo para mejorar el nivel de vida de los pobres sin un sustento económico para ello. Solo que la de Macri ha sido aun peor (los indicadores ya se los di en la anterior respuesta). También durante el gobierno de CFK hubo problemas de corrupción real (Julio de Vido, Lázaro Báez y otros) y/o percibida como resultado de “satanización” de los medios (la propia CFK por ejemplo), tanto lo uno como lo otro debe ser eliminados de raíz. Es definitorio obtener unidad dentro de las filas justicialistas y de otros grupos progresistas que se oponen a Macri, buscando una plataforma política común. Si la situación alrededor de CFK llega lamentablemente a ser algo parecida al caso de Lula como consecuente de una agresión político – judicial depravada y canalla, hay que tener un candidato listo, no lanzar un candidato un mes antes de la primera vuelta como sucedió con Haddad (a pesar de los cual este ultimo un 45% en el balotaje, una hazaña en tales condiciones). Alrededor de Macri no hay unidad, la posible candidata María Eugenia Vidal (hoy gobernadora de la provincia de Buenos Aires) puede ser un factor muy destructivo para Macri desde la derecha. En el caso de CFK ella es hoy la persona representada en la mayor parte de los escenarios anti – Macri, pero en la Argentina hay gente muy capaces de ser candidatos (por ejemplo Daniel Scioli, Sergio Massa, Juan Schiaretti, Uturbey) que puedan aunar el voto del así llamado “Peronismo Federal” y de los grupos llamados progresistas y de izquierda que entre todos controlan un potencial de votos alrededor del 20%. En mi muy modesta opinión Daniel Scioli es el mejor (en el 2015 obtuvo 12 millones de votos contra Macri), con muy poca unidad, por ser percibido como un representante y continuación directa de CFK). Quizás una formula CFK/ Scioli, sería mucho más poderosa que CFK sola, porque Scioli seria visto como un elemento que impediría que para lograr los súper – necesarios objetivos sociales se repitan los errores económicos del pasado.
        Con una de esas formulas la oposición a Macri tiene vastas posibilidades de ganar (aunque siempre habría necesidad de una segunda vuelta), aun mas con el esfuerzo disruptivo anti – Macro del voto de la derecha pro María Eugenia Vidal. Creo que todos los indicadores cuantitativos de Macri dicen: “Mene, Tekel, Uparsim”

  • Baphomet dijo:

    “… entre tantas otras barbaridades, tales como que Dios tiene que salvar a Brasil.”

    Si, y son esas mismas barbaridades las que unifican el voto cristiano o religioso, que son la mayoría de los analfabetos y pobres de Brasil que buscan en la fe lo que no son capaces de conseguir por su propio esfuerzo. Somos países laicos solamente de palabra y la derecha lo usa a su favor, como es tradición en los EEUU con los discursos patrioteros (¡Dios está con nostros! ¡Dios bendiga a América!) para los “red necks”.

  • Rino Rodriguez dijo:

    Muy bien lo comenta Carlos Villalba en el blog Plan contra Plan (https://plancontraplan.blogspot.com/): “Los miserables no son solo los del París de Víctor Hugo; más de dos millones deambulan por la mismísima Ciudad de Buenos Aires, en los márgenes de cada una de las localidades argentinas que ve.” Como en ese artículo, habrá que seguir desenmascarandolos..

  • manuel dijo:

    gobiernos con apoyo popular y naciones con políticas………….,, si hubieran tenido apoyo popular no hubieran sido derrotados en las urnas, pese a toda las propagandas, los pueblos no son tan bobos para dejarse engañar, los pueblos se cansan de la corrupción.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Emir Sader

Emir Sader

Sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Vea también