Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Brasil: La previa del “Gran Día”

| 37 |

Jair Bolsonaro y Fernando Haddad. Foto: Reuters.

Aproveché mi viaje de regreso a Buenos Aires para charlar con varios empleados en el Aeropuerto de Río de Janeiro. La conversación me dejó desolado, ahondando la sensación que cosechara en las calles de Río durante toda la semana. Hablé con varios empleados de limpieza, ayudantes de las aerolíneas, changarines y vendedores en negocios y bares. Todas, sin excepción, gentes de un origen social muy humilde y preguntándome por qué me marchaba en las vísperas del “Gran Día”. Fingiendo ser un distraído turista que ignoraba los asuntos políticos del país pregunté qué tenía de especial este próximo domingo. Respuesta: “mañana Brasil elige si será gobernado por un gigante o por un ladrón”. Varios me aclararon: el gigante es Bolsonaro, y Haddad es el ladrón. Y va a ganar el gigante, aseguraron todos. ¿Y qué va hacer el gigante?, le pregunté a otra. “Va a hacer la revolución que Brasil necesita”, me respondió sin titubear. “¿La revolución?”, pregunté fingiendo sorpresa e incredulidad. “Si”, me dijo. “Una revolución para acabar con bandidos y ladrones. El gigante se encargará de limpiar este país”. En un discurso calcado de lo que a diario se escucha en la Argentina mis interlocutores decían que los petistas “se habían robado todo”, que Lula merecía estar en la cárcel, que su hijos se habían convertido en multimillonarios. “Bolsonaro”, me dijo uno de los más enfervorizados, “es un patriota que ama a Brasil y con la limpieza de bandidos que va a hacer este país será grande y respetado otra vez.” La siniestra mano de Steve Bannon -el ultrareaccionario asesor de campaña de Donald Trump y cuyo equipo hace meses está instalado en Brasil- apareció de manera inconfundible. Al fin y al cabo, el slogan del “gigante” es una copia al portugués del empleado en la campaña de Trump: “Hagamos que América sea grande otra vez” , decía el estadounidense. Ahora es Brasil quien, de la mano de Bolsonaro, debe resurgir de las cenizas a las cuales lo redujo el PT.

Había un elemento adicional en estas respuestas. Más allá de las creencias se percibía un vigoroso sentimiento de camaradería entre estos empleados precarizados y explotados, que al cruzarse en los pasillos del aeropuerto se decían: “¡mañana, mañana será el Gran Día!” Un fervor religioso los “religaba” (de ahí el origen de la palabra “religión”). El Mesías -Jair Messias Bolsonaro, que adoptó su segundo nombre luego de un fantasioso bautismo en las aguas del Jordán en medio de una amplia cobertura mediática- estaba por llegar y este sábado estábamos en las vísperas de la epifanía que proyectaría al Brasil al lugar que le corresponde en el mundo. “Dieciséis años (¡Sic!) de gobierno de los bandidos” habían convertido a esta gran nación en una suerte de mendigo internacional por causa de la corrupción oficial, mancillando el honor de toda una nación y sumiéndola en la violencia y la desesperanza.

Las letanías se repetían con milimétricas similitud. En un momento a uno de ellos le pregunté si el programa Bolsa Familia, que había sacado de la pobreza extrema a más de cuarenta millones de brasileños, no había acaso servido para mejorar la situación de los más pobres. La respuesta: “No. Fue una limosna. Quieren que la gente siga como está para que ellos puedan robar a voluntad”. Ante mi cara de sorpresa otro agregó: “Arroz y feijao para el povao, grandes “propinas” (coimas, en portugués) para los gobernantes.” Uno de ellos, con una cruz tatuada en su cuello, fue más lejos y afirmó que “Haddad es aún más corrupto que Lula, tanto que con sus delitos estuvo a punto de producir la bancarrota de la alcaldía de Sao Paulo.” No tenía mejor opinión de su compañera de fórmula, Manuela D’Avila, del PCdB, porque le habían dicho que como era atea ilegalizaría todas las religiones. Un tercero agregó que de triunfar el PT sería Lula quien gobernaría desde la cárcel, en la cual permanecería poco tiempo más. Luego, indultado por Haddad, se iría al exterior y desde un refugio seguro para su fortuna mal habida manejaría a Haddad a su antojo. Los ladrones seguirían en el poder. Pero “por suerte se levantó el gigante”, dijo con un suspiro.

Me exigió un esfuerzo enorme escuchar tantas mentiras e infamias. Y me asombré ante la inédita eficacia de las nuevas técnicas de la propaganda política. Campañas de terrorismo mediático no son nuevas en Latinoamérica. En 1970 la candidatura de Salvador Allende en Chile fue combatida con un torrente cotidiano de difamaciones a través de El Mercurio y el Canal 13 de la Universidad Católica. Pero la eficacia de esas maniobras no era muy grande. Ahora, en cambio, se produjo un salto cualitativo y el impacto de estos lavados masivos de cerebro –neuromarketing político y big data mediante- creció exponencialmente. Para los movimientos populares es imperativo comprender los procesos de formación de la conciencia política en la era digital si es que se quiere neutralizar este tipo de campañas. En Brasil, el WhatsApp se convirtió en el vehículo preferente, si no excluyente, mediante el cual gran parte de las clases populares se informa sobre los asuntos públicos y, con la ayuda de los evangélicos, decide su voto a favor de candidatos hiperconservadores. El acceso a los big data permitió la intrusión de la propaganda de Bolsonaro en millones de grupos de WhatsApp, no sometidos al mismo control que hay en Facebook, y desde allí lanzar una avasallante andanada diaria de mentiras y difamaciones en contra de los petistas y diseminar centenares de fake news cada día. El objetivo de éstas es incentivar la disonancia cognitiva entre los receptores y crear una sensación de incertidumbre y caos –convenientemente magnificada por los medios- que exige la mesiánica aparición de un líder fuerte que ponga orden entre tanta confusión. Téngase en cuenta que los menores de treinta años sólo prenden la TV para ver fútbol, no leen los diarios y sólo escuchan música por las radios o con sus smart phones. Su nivel de información es bajísimo, y sus creencias y percepciones fueron magistralmente manipuladas por Bannon y sus asociados locales, operando sobre ese sector social desde marzo de este año. No obstante, cuando las encuestas preguntan en las favelas y barriadas periféricas cuáles son los principales problemas de su comunidad la corrupción (“los ladrones”) aparece en tercer lugar, después de la inseguridad y los problemas económicos (carestía, desempleo, bajos salarios, etc.). Pero la pérfida y muy eficaz propaganda de la derecha logró hacer de la corrupción -la lucha contra los supuestos ladrones y la regeneración moral del Brasil- el eje excluyente de esta campaña, en donde no se habla de otra cosa. Y hasta ahora sus resultados han sido notables. Este domingo sabremos cuán exitosos fueron sus malévolos planes y qué lecciones deben extraer otros países de la región que están transitando por una situación similar a la de Brasil, especialmente la Argentina.

Se han publicado 37 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Roberto dijo:

    Realmente es así Don Atilio, la gente es manipulada con una facilidad asombrosa han satanizado a Haddad y ha sido relativamente fácil. En Brasil existe lo que yo llamaría Whatsapp- dependencia todo la información o la desinformación transcurre por está red social básicamente. No existe conciencia política ni memoria histórica en este país por eso son tan manipulables, es curioso cuando uno visualiza el mapa de votos de Brasil, el PT es más fuerte en el norte y nordeste donde está quizás la gente más humilde y la que menos acceso a la internet tiene en este país. También los patrones y perfeituras en perversa asociación con iglesias evangelicas obligan a votar a las personas por determinado candidato en este caso el neofascista de Bolsonaro. También hay mucho malagradecido. Para mi la suerte está echada, la derecha traidora gana. Y esos empleados del aeropuerto y millones más van a saber a partir a partir de ahora que es el programa Hambre 100 %, ni Bolsa ni Familia. Ni médicos en comunidades ni nada, persecución política y derechos civiles violador… Hasta pacientes con SIDA muertos en números elevados porque Bolsonaro prometió poner fin al programa de retrovirales gratis para estos pacientes porque según él son unos aberrados.

  • Luis German Gonzalez Santiesteban dijo:

    Buen Día Forista .llegada la hora e interpretada tus palabras me resisto a creer que esos con los que intercambiaste tengan la razón . una vez mas están siendo manipulados por los medios y la llamada política 2.0 , me hace recordar el refrán que define ,que una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad. y si hoy la derecha gana es precisamente por la carga de mentiras disfrazadas que han diseminado , sobre el pueblo de Brasil . de todas formas en esta carrera cíclica que constituyen las elecciones en América puede pasar de todo, al no existir una cultura política en la clase trabajadora . esperemos que exista la agradable sorpresa al cerrar los colegios, y Haddad sea el ganador . y no tenga espacio para renacer la xenofobia . a los brasileños les toca decidir . ya harba tiempo para repasar lo acontecido. nos mantenemos en contacto.

  • Benito Perez Maza dijo:

    La tropa ´´yanqui´´ ha venido obteniendo victorias en Nuestra América. El primer yanqui, Mr.Trump, ahora es seguido por los otros ´´yanquis no estaunidenses¨ en: Chile, Argentina, Paraguay, Ecuador, Colombia….Victorias obtenidas por la deficiente labor política de las izquierdas para educar e informar a la población, resolver pequeñas diferencias y agruparse como fuerza decisiva para alcanzar la victoria de los pueblos latinoamericanos. Lamentable pero cierto, tan cierto como que ha de llegar el día de la derrota de los ´´yanquis´´ por la razón que se convertirá en fuerza

  • Albertico dijo:

    Interesante artículo, pero el autor no entra en detalles y habla de “supuesta corrupccion”, no hay supuesta , hay gran corrupccion, muchos no sabemos los detalles del más conocido , el caso Odebrech, los detenidos para rebajar las penas no han parado de hablar , todos en Brazil conocen eso , y no es de extrañar que hasta los pobres se emocionen y apoyen al Mesías que va acabar con todo eso( los mesias siempre han sido atractivos) y enderezar el país
    Este articulo me confirma que este señor que se manifiesta no políticamente correcto tiene grandes posibilidades hoy de ganar, de milagro no tiene el pelo rubio como el vecino del norte

    • Aurelio dijo:

      Sí Albertico,…pero opino que hay mucha más corrupción en las intenciones declaradas de de privatizar para los intereses financieros sospechados los codiciados recursos naturales de la Patria brasilera, en pretender retirarse de cuanto tratado y organismo figure una rendición de cuentas de su gestión social a la vista pública internacional, de comprometer el ecosistema mundial destrozando la Amazonas para beneficiar ¿a quién,…al pueblo Albertico?, de eliminar todo programa social para el ciudadano de las favelas porque no habrá otra forma de cumplir los requisitos del FMI para beneficiar ¿a quién,…al PT Albertico?,…Hay mucha más corrupción en el sacerdocio que engaña al inculto mortal desde el propio altar de Jesús, en mentir despiadadamente como lo ha hecho la campaña de Bolsonaro sobre su oponente usando todo a su alcance, en amenazar al Poder Judicial, criminalizar la oposición, en negociar la instauración en Brasil del mordaz grupo de campaña encabezado por Bannon, ese que logró el ascenso de nada más y nada menos que de Donal Trump para beneficiar ¿a quién,…al PT Albertico?. Hay mucha más corrupción en retener sin pruebas al Gran líder del PT y de Brasil bajo un mecanismo que el mismo Lula creó para combatir precisamente la corrupción y que los “caballos” de la trampa (que además Ud. supone son puros e insobornables) torcieron en su contra ¿de gratis Albertico? y que Ud. que sabe tanto de Odebrech siquiera menciona, y tantos etc., etc., hay para demostrarle Albertico, que lo que Ud. lleva oyendo y leyendo en los medios (si vive en Brasil) de los propios sicarios del PT, es inherente a la ambición del ser humano –eso incluye el probable pago por mentir a cambio de rebajas de condenas- y NO AL PT como reitero, lleva años “repitiendo” la oligarquía brasilera que lejos de enjuiciar a los responsables dentro del PT MIENTE Y DESACREDITA constantemente al único Partido (que estorba como piedra en la bota imperial) y que ha logrado la mejor distribución de la riqueza de Brasil para su pueblo,…Gracias Albertico por su opinión,…pero en Cuba tememos memoria histórica…sobre el referido expediente Odebrech me viene a la mente esto: “Pero es que ustedes no conocen las bases del convenio del Zanjón. Sí —interrumpió Maceo— y porque las conocemos es que no estamos de acuerdo. Guarde usted ese documento, que no queremos saber de él.

  • observadora dijo:

    Sí, Don Atilio Borón, qué dolor. Yo no no tengo que ir a argentina o brasil, solo leo los foristas de cubadebate para saber esa dolorosa realidad que ustde cuenta. Ahora le toca ganar en Brasil a esa derecha (una derecha fascista y bien), Disfruté mucho lo que escribió el maravilloso Caetano Veloso, piensa igual que nosotros. Y aunque le duela a esos foristas pro-bolsonaro, eso se llama IGNORANCIA POLÍTICA. Nadie hizo más por Brasil que LULA y su PT. Corrupción hubo, y habrá, pero quien sacó a tanta gente de la pobreza y puso a otros de la clase media en mejor situación fue LULA D SILVA. Viva Brasil.

  • Corona dijo:

    Buenos dias, Atilio:
    Usted debe haber entendido, en el aeropuerto de Rio de Janeiro, porque la mayoria ( asi parece) va a votar por el derechista Jair Bolsonaro. Es mucha la rabia del pueblo brasileño por los actos de corrupciòn que llebaron a realizar la ” Operaciòn Lava Jato ” , donde estaban involucrados varias personalidades del PT. Todos, ó la mayoria de los paridos políticos de Brasil, estaban salpicados por actos de corrupciòn, pero sucede que era el PT quien estaba en la presidencia en ese entonces, y por eso la mayor rabia es contra ese partido. Eso se va a traducir en votos a favor de Bolsonaro. El PT tiene mucha culpa en eso.
    Otra cosa: dia una estupidez mayūscula mantener a Lula como candidato del PT hasta el último momento, todo el mundo sabia que Lula sería inhabilitado política y eleitoralmente. Eso le restó tiempo a la presentación de Haddad como candidato. Tal vez eso no haya incluído tanto, recuerda que la gente vota em la figura política, no en el partido en sí.
    En cuanto al ” Programa Bolsa Família ” que usted menciona, no crea que eso fue una maravillas. Millones de famílias favorecidas con ese programa ya no quieren ni plantar una banana, quieren vivir solo del dinero que reciben del estado por ese concepto, o sea se han convertido en haraganes ( vagos) que no laboran la tierra.
    En Cuba se hizo algo similar pero de una manera mejor. Solo se le dió ese benefício a las famílias con Casos Sociales bien documentados, lo cual considero, fue una política acertada.
    Estoy en Brasil. Conozco bastante la realidad de este país. Saludos.

    • Alejandro dijo:

      Corona, yo no es que esté en Brasil, es que vivo en Brasil hace años. Entonces, discúlpame, pero antes de opinar, infórmate bien. Primero, el programa Bolsa familia le entregaba a familias en situación de pobreza extrema R $ 85 como beneficio básico, valor que con Temer subió para R $ 89. Adicionalmente, se concede un valor variable de R $ 41 por persona a familias en extrema pobreza que tengan niños o adolescentes entre 0-15 años, mujeres gestantes o que estén amamantando bebés, hasta el límite de R $ 205 por familia (no importa la cantidad de miembros). En el caso de las familias con adolescentes de 16-17 años de edad matriculados en la escuela, el beneficio variable es de R $ 48 por beneficiario, hasta el límite de R $ 96 por familia (no más).

      Entonces, ya que estás en Brasil, explícame, por favor, ¿¿¿¿¿qué familia vive en Brasil con esa cantidad de dinero mensual????? ¿¿¿¿Quién puede darse el lujo de vivir así sin trabajar???? Si realmente estás en Brasil deberías saber que eso le garantiza A TODO DAR un poquito de comida a esa pobre gente por 1 semana y hasta ahí las clases. Discúlpame, pero te han hecho un cuento y te lo has tragado sin siquiera informarte. De hecho te veo repitiendo los mismo argumentos de la ultraderecha que apoya a Bolsonaro.

    • Alejandro dijo:

      Otra cosa Corona, el problema de la corrupción en Brasil como la causa de todos los males es una historia muy mal contada y que, lamentablemente, todo el mundo repite. Sí, es cierto que miembros importantes del PT están metidos en los escándalos de corrupción, pero es simplista afirmar que esa es la causa de que los brasileños hayan elegido a Bolsonaro. No se trata de que la corrupción haya “salpicado” a los otros partidos como afirmas, es que hay muchísimos partidos que están enterrados hasta el cuello.

      Según datos del Supremo Tribunal Federal (STF), en julio de 2017 había un total de 20 partidos con congresistas que estaban siendo investigados por problemas de corrupción, encabezados por el PP con 35, PMDB y PT con 32, PSDB con 26, Partido de la República (PR) con 19, Partido Social Democrático (PSD) con 17, DEM con 15, etc., etc., etc. En cuanto a la famosa operación Lavajato, hay un total de 28 partidos con miembros envueltos que hayan sido condenados o que estén siendo investigados: el PP encabeza la lista con 31 políticos; PT con 16; PMDB con 10; PSDB con 3; etc., etc., además, muchos empresarios, por ejemplo, de Odebretch, Camargo Correia, Costructora OAS, Engevix Engenharia, etc., etc.

      ¿Y entonces? ¿Por qué el PT es el partido que aparece como la referencia de la corrupción? Tú dices que es porque era el partido en el poder. Otra vez equivocado. El PT no gobernaba solo, de hecho, ganó las elecciones de 2014 con una alianza gigantesca conformada por PT, PMDB, PSD, PP, PR, PDT, PRB, PROS e PCdoB. Todos esos partidos estaban montados en el mismo barco y formaron parte el gobierno de Dilma, todos.

      ¿Pero quieres saber algo todavía más interesante? Bolsonaro fue miembro del PP de 2005 hasta 2016, o sea, fue miembro del partido más corrupto de Brasil durante 11 años (mira nuevamente los datos del Tribunal Supremo). ¿Entonces? Si el problema es la corrupción partidaria, los brasileños no habrían votado por Bolsonaro. Lo que pasa es que los medios de comunicación se encargaron de mostrar que el PT era el partido corrupto, destacaban continuamente los miembros del PT involucrados, mientras los demás recibían poca divulgación.

    • Alejandro dijo:

      Entonces Corno, responder por qué Bolsonaro salió presidente de Brasil no es algo tan simple y mucho menos a partir de una o dos causas. De hecho considero que todavía nadie esté en condiciones de explicar de forma detallada como eso sucedió. Se trata de un fenómeno multifactorial.

      Algunos elementos importantes, sin pretender que sean los únicos. En los últimos años Brasil estuvo pasando por una de las recesiones económicas más fuertes de su historia; el PIB estuvo cayendo durante 11 meses seguidos. Los escándalos de corrupción alcanzaron a políticos de todos los partidos tradicionales e incluso a muchos de partidos no tradicionales (como mostré en los datos del Tribunal Supremo y de la operación Lavajato en un comentario anterior). La seguridad del país es percibida como crítica, considerando que el número de homicidios el año pasado alcanzó un nuevo récord (59.103 personas muertas por homicidios, 1 cada 9 minutos). El desempleo viene creciendo aceleradamente desde el 2014. En aquel momento era de 6,5 y al cierre del primer trimestre del 2018 era de 13,1, lo que equivale, aproximadamente, a 13,7 millones de desempleados, la inmensa mayoría, de las clases más humildes. Todas esas personas se sienten abandonados a su suerte, sin educación, sin un ingreso regular para mantenerse.

      O sea, que las elecciones llegaron en un momento en que el país era percibido como un caos, azotado por el aumento de la delincuencia y una crisis económica y política de 4 años que no parecía tener fin. Millones de personas de las clases humildes se sentían frustradas, engañadas, decepcionadas de los partidos políticos tradicionales. Eso era válido tanto para las personas más humildes que tradicionalmente votaban con los partidos de izquierda, como para la clase media que se cansó del debate ético y político y que se sienten amenazados por la crisis económica, por los posibles incrementos en los impuestos, y por los alarmantes índices de violencia urbana. Además, hay una parte importante de la clase rica del país con una visión del mundo altamente conservadora que defiende los valores de determinado sector (personas blancas, heterosexuales, de religión protestante, ricas) y que se sentía molesta con los derechos que le han ido siendo concedidos a las minorías (negros, homosexuales, indios).

    • Alejandro dijo:

      Entonces Corona, el resultado ha sido que una parte importante de la población (millones de electores) se siente cansada, decepcionada de los discursos y las promesas de los partidos tradicionales y han decidido probar suerte con un candidato que les promete un cambio radical. Otra parte de la población ha estado influenciada por una campaña de comunicación mediática, social, partidista y judicial de la derecha, que ha sido muy potente y bien articulada desde el 2014 y que ha estado dirigida a sacar al PT del gobierno a como diera lugar, promoviendo la imagen del partido como responsable de todo el desastre del país, de toda la corrupción. Ambos sectores de la población han borrado de la memoria las políticas de inclusión social de los gobiernos del PT. Ojo, que no estoy negando que el PT tiene mucha responsabilidad en toda esta situación, mucha. De hecho, los escándalos de corrupción, los acuerdos para gobernar, la separación de sus bases políticas originarias, el no hacer una autocrítica pública de todos esos problemas, entre otros elementos que ya han sido señaladas por varios analistas. Pero, también es innegable, que esa campaña de comunicación mediática se descontroló y se ha convertido en una avalancha de fakes news esparcidas por los más diversos medios de comunicación social (redes sociales, whatssap, etc.) que se fue haciendo cada vez más recalcitrante y ultraconservadora y que ya atacaba no solamente al PT, sino a cualquier político o personalidad que osara hablar de derechos sociales, de inclusión social, de diversidad cultural, de diversidad ideológica, etc. Se les catalogaba de “comunistas”, “izquierdistas”, “rojos” y otros muchos adjetivos mucho más fuertes que no puedo escribir aquí.

      Resumiendo, se creó un Brasil un espacio político que fue ocupado por Bolsonaro por medio de un discurso ultraconservador, agresivo, autoritario, racista, misógino, que atacó las instituciones brasileñas tradicionales (ejecutivo, legislativo, judiciario, partidos políticos), las responsabilizó con la situación actual y afirmó que los va a destrozar. Para eso viene desarrollando una campaña electoral desde 2014 en la que se ha mostrado como defensor de aquellas institucionales en las cuales los brasileños todavía creen: la religión, la familia, las fuerzas armadas y la patria. Basta ver sus slogans y consignas electorales: “Dios sobre todo”, “Brasil sobre todo”, “Mi partido es Brasil”, etc.

      Millones de electores brasileños se identificaron con ese candidato que se presenta como la alternativa para destrozar al establishment político, sea como sea. Se han identificado con una combinación ideas, anhelos, miedos, inseguridades, temor, desesperación, porque han dejado de creer en cualquier institución política tradicional. Y el problema real no es Bolsonaro, quien hasta hace poco tiempo era un político sin influencia alguna. De hecho, se fue del PP en el 2016 porque no lo iban a postular como candidato a presidente. De ahí pasó al PSC y tampoco lo iban a postular. Así que finalmente en el 2017, cayó donde único lo aceptaron como candidato: el PSL. El espacio que Bolsonaro ocupó en la política brasileña y que lo llevó a ser electo, podría haber sido ocupado por cualquier otro candidato que hubiera utilizado una estrategia similar.

    • Alejandro dijo:

      También hay que decir que hay una minoría que votó en Bolsonaro y que realmente comparte ideales fascistas, que es intolerante ante la diversidad cultural, ideológica, racial sexual. Se trata de una minoría que está mostrando su verdadera cara, mostrando su odio por medio de la violencia, el asesinato, las golpizas, las amenazas y que se sienten legitimados por el discurso de Bolsonaro, con frases tales como “Bandido bueno es bandido muerto”, “Petista bueno es petista muerto”, “los gusanos rojos para la prisión o para el exilio”,etc. Ya hay más de 80 casos de violencia registrados en todo el país. Esa minoría es muy peligrosa, mata, amenaza y se está sintiendo respaldada. Idolatran a Bolsonaro no por él, sino porque vieron en la ensalada mixta de sus ideas un sustento para esparcir sus ideales ultraconservadores, racistas, homofóbicos y extirpar todo aquello que se les oponga.

      Y vale la pena recordar que desde que Brasil regresó al sistema de elecciones democráticas en la década de los 80, nunca había ocurrido ese tipo de violencia. Siempre se manifestaron tensiones políticas típicas de procesos electorales, pero nunca al nivel de violencia y amenaza a la civilidad en que vive el país.

      • Sergio dijo:

        Bravo Alejandro

        Esa es la idea. Y ojala y se pongan para estudiar el FENOMENO BOLSONARO, y no se queden en la simpliciadad del DISCRUSO ELECTORAL. Como bien dice, y yo he dicho siempre, es un FENOMENO NULTIFACTORIAL.

        Pero bueno, algunos “entendidos” se van por la parte más fácil, aquello de la teoría “del bueno vs el Malo”, y esto está muy lejos de esto.

        Alea jacta est, veremos que depara el futuro.

        Saludos,

  • Manuel Ernesto dijo:

    Mientras leía el articulo me preguntaba si vale la pena hacer un comentario. Atilio lo deja claro, de cuanta manipulación a habido y como se refleja en humildes trabajadores, seria bueno que dentro de tal ves 6 meses o un año llegue a ese mismo lugar y le pregunte a esos mismos trabajadores como les va con el “gigante”. Pero que fallo el del PT, mas de 12 años haciendo gobierno y no fueron capaces de blindar a ese electorado para el cual trabajaron. Siempre tendremos que volver a Fidel, ese si es un verdadero gigante, y dijo: Una Revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas.

  • con criterio propio dijo:

    Confio en las fuerzas populares que lograron un viraje inusitado y estan luchando porque impere la democracia y nobel nazifscismo nacionalista. Es cierto que el sindrome de Stockolm impera en algunas personas pero la mentira tiene las patas cortas y la verdad siempre la alcanza.

  • Noelvis dijo:

    Saludos.
    Me encantó el artículo, que viene a reafirmar mi teoría de “Pueblos Corderos”. Ojalá el instruído José R. Oro leyese artículo, de seguro lo leerá, estoy convencido, y verá que los pueblos latinoamericanos aún no están listos para ser libres, que necesitan mas opresión y miseria para despertar (desgraciadamente es mi percepción), son incapaces de usar el raciocinio para ver de que lado está la verdad, no agradecen, a veces, lo poco que les puede dar o mejorar un gobierno, que a pesar de gobernar, lo tiene que hacer atado de pies y manos.
    Se que me dirá que están engañados, que el PT no supo hacer bien las cosas, que la mancha de la corrupción y el robo no se la pudieron borrar, que están falto de un líder, y lula está preso, PERO, MI PERO, es que una persona no puede decirle y convencer a millones que están siendo oprimidos para que se den cuenta, tiene que ser un convencimiento masivo y popular.
    En Cuba fué así, Fidel se erigió como líder indiscutible, pero el pueblo entero (excepto burguesía) estaba intentando lograr el cambio que la “democracia” instaurada no le permitía…Es el PUEBLO y solo el pueblo quien tiene que echar a andar, que su voluntad sea canalizada por un líder, PERFECTO, pero no esperar que sea un líder quien los despierte, primero hay que autoconvencerse para después dejar que te convenzan y como se ve, hasta los auxiliares de limpieza apoyan la mentira y el fascismo.
    Solo una revolución masiva, un pueblo unido y una idea sólida, sacará a Brasil del abismo al que será empujada, y como siempre digo, ALEA IACTA EST (la suerte está echada).

    • Jose R. Oro dijo:

      De espanto, hay que pensar mucho en este tremendo análisis del gran Atilio Boron. Como estas cosas pueden ocurrir? La percepción de corrupción en el PT es tan extendida, que debe tener una mínima base real, aunque haya sido inflada 100 veces. Completamente de acuerdo que esto hay que seguirlo en Argentina y otros lugares. Los cuatro criterios para la victoria de la izquierda, a mi juicio son:
      • Unidad de todas las fuerzas progresistas.
      • Cero corrupción ni real ni percibida.
      • Constituirse en la vanguardia del pueblo, identificando que es lo que el pueblo quiere.
      • Preparar sistemáticamente el relevo generacional de los dirigentes de izquierda
      Noelvis, lo que usted dice es erroneo hasta la medula. Los pueblos no tienen la culpa, las que fracasan son sus “vanguardias” que no han cumplido cabalmente con la tarea de liderarlo. La gente ha sido manipulada en Brasil y en otros lugares, pero siempre con faltas y errores de la “vanguardia”, que debe estar al servicio del pueblo, incluso en algunos casos esa “vanguardia” piensa que es el pueblo el que esta al servicio de ellos

      • Lazaro Hernandez dijo:

        ”Constituirse en la vanguardia del pueblo, identificando que es lo que el pueblo quiere.”

        Creo que Bolsonero gano con mas de 10 millones por arriba,,,,,,en mi opinion ya el pueblo dijo claro que es lo que NO quiere.

    • Contraelolvido dijo:

      Realmente lo que Ud plantea no es más que la tesis de Lenin (no Moreno sino Vladimir) de que para que se de la Revolución hacen falta tanto las condiciones objetivas (explotación, desigualdad, falta de libertades, desantención social, desempleo, aguda pobreza etc..) sino que también debe estar presente eso que ud dice el autoconvencimiento de las masas de que hace falta la Revolución o como en las palabras de Fidel…cambiar lo que debe ser cambiado…. es un estado de cosas en que Lenin definió que los de abajo ya no están dispuestos a seguir como están siendo gobernados y lo de arriba ya no pueden seguir gobernando cómo lo venían haciendo, se produce estonces lo que llamó situación revolucionaria, que por lo vemos aún no ha madurado en la mayoría de los pueblos de nuestro querido continente, están las condiciones objetivas pero están no se reflejan con fuerza y convicción en la proyección política de las masas hace falta además una organización que asuma las demandas y aspiraciones populares a toda costa y a mi humilde entender gran parte de nuestra izquierda describe como está el mundo y no ejecuta o no se propone ejecutar cambios profundos en la estructura socioeconómica y sobre esto hace más de 2 siglos Marx sentenció …”de lo que se trata no es de describir al mundo sino de transformarlo”.
      Las revoluciones perduran cuanto más agredidas si cumplen esta máxima y vease por ejemplo Cuba y Venezuela.
      saludos afectuosos

      • Jose R. Oro dijo:

        Muy estimado Contraelolvido. Si, en sentido general, como usted dice. Pero las cuatro recomendaciones que yo mencionaba antes se refieren esencialmente a partidos de izquierda o progresistas en el contexto latinoamericano actual. Para serle franco, no deseo que este tremendo revés que es la elección de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil, sea interpretada como que la vía electoral en América Latina este cerrada. Más aun me preocupa esa conclusión, porque creo que la vía armada sí que no está abierta como forma de tomar el poder. Si para conservarlo por supuesto, si las oligarquías pro – imperialistas invaden a Venezuela, Nicaragua, Bolivia o Cuba, hay que luchar y derrotarlas. Pero por ejemplo en Brasil, Colombia o Chile por poner tres ejemplos, la lucha armada no conducirá, en las condiciones actuales, a la toma del poder por el pueblo, sino a una dura derrota.
        El colapso de los sistemas políticos “democrático – burgueses” en América Latina, no solo se ha expresado en un viraje hacia la ultraderecha más radical y perversa, como la elección de J. Bolsonaro es. El mismo proceso operó de manera completamente opuesta con la elección de AMLO en Mexico, con las mismas circunstancias de violencia social extrema, corrupción (o percepción de corrupción) excepcionalmente altas por parte del gobierno y muchas otras analogías. En Mexico la izquierda y centro – izquierda se unieron al candidato de MORENA y ganaron.
        Por lo tanto este análisis debe ser más detallado, el colapso total de los sistemas políticos “democrático – burgueses” en países en vías de desarrollo o como se dice ahora “países emergentes”, es un fenómeno nuevo y no se puede asumir que siempre vaya a ocurrir a favor de la ultraderecha.
        Al fin de la Primera Guerra Mundial, cuatro imperios desaparecieron: Ruso, Otomano, Alemán y Austro – Húngaro. En los dos últimos se produjo un proceso que culmino en el surgimiento de estados fascistas (la Alemania del Tercer Reich, la Hungría de Horthy, la Croacia de Ante Pavelich, la Eslovaquia del Padre Tysso) en la Turquía post – otomana surgió de su guerra de independencia como el único estado laico en el mundo musulmán, incluso cambiando el alfabeto árabe por el latino. En el antiguo imperio ruso se produjo la Gran Revolución Socialista de Octubre (que si hubieran adoptado antes el calendario gregoriano se hubiera llamado la Gran Revolución Socialista de Noviembre) uno de los más grandes eventos de la historia de la humanidad.
        Es decir, creo que el derrumbe de extendidos sistemas políticos, como la bancarrota actual del sistema “democrático – burgués” en algunos grandes países de América Latina puede tener resultados muy diferentes, y conllevará un nivel de análisis muy grande. Dicen (por razones obvias no sé si es cierto) que el jeroglífico en mandarín que representa la palabra “crisis” está formado por la unión de los jeroglíficos que la representan las palabras “problemas” y “oportunidades”.
        Un fuerte abrazo cubano para usted.

  • Vater dijo:

    Gracias por esta viñeta que confirma algo que todos sospechamos. Bolsonaro va a ganar y va a ganar con el voto de muchos pobres seducidos por ese recurrente espejismo democratico de que ahora si se va a poder. En un mundo y un pais donde la corrupcion real de la politica y de los politicos provoca ira o hastio, se hace posible que Donald Trump sea presidente y que el Mesias Bolsonaro sea electo. Y cuando pasen los años los mismos electores, los frustrados de siempre, los pobres de siempre, buscaran en una candidato de izquierda el alivio a sus males: Males globales que compartimos todos los pobres del mundo, porque estan en el sistema y no en un gobierno u otro. Males globales que solo podrna tener una solución global. La pregunta es ¿podremos?

  • eduardo lopez dijo:

    Pobre paìs, gracias cubadebate , lo mejor que he leido y entendido estando aqui en brasil dos años , en horas que ralato mas exacto….

  • Manuel dijo:

    Todo esto se habría evitado si no hubiese corrupción en el PT.

    • Arturo Ramos dijo:

      Manue, el PT tiene a 6 cuadros procesdos y sentenciados. El Partido del Presidente Electo – El Mesias- tiene a más de 30.
      Verifíquelo.
      Despierte!!!!!!!

      • Enano dijo:

        Verificado , ud miente, el PSL casi no existia a nivel macro.

      • Arturo Ramos dijo:

        Correcto (Enano)
        Rectifico, el resto de los Partidos posee a más de 30 cuadros implicados por 6 el PT.
        De todas formas con este dato se aprecia la desproporcionada percepción del PT como una organizacion corrupta. Eso es pura desinformación.
        Saludos

    • contrael olvido dijo:

      Se infiere de su comentario que el gobierno de derecha triunfa porque no practica la corrupción !En Brasil! !por Dios!

  • EDILBERTO SOSA REY dijo:

    Bolsonaro OTRO MACRI PERO ESTA VEZ EN BRAZIL POBRE PUEBLO DE BRAZIL,NO SABEN LO QUE HAN HECHO,NUESTROS PUEBLOS NO ACABAN DE APRENDER.

  • María la Jabá dijo:

    Este asunto es tristemente serio, más que muchos se atreven a pronosticar. Ya éste hombre ganó las elecciones y ahora a ver las consecuencias de éstos votos.
    Tengo una consulta para el compañero José Oro si me lee por aquí, y al margen del tema de éste artículo , con relación a las enmiendas presentadas en el documento que se vota contra el bloqueo: mi pregunta es si la votación se realiza sobre el documento completo presentado o se pueden votar algunas partes sí y otras no; en definitiva, la obligatoriedad de aceptar la votación con un sí o no para todo el documento en su totalidad. Por si usted que está bien informado y además desmenuza con inteligencia este tema me pudiera explicar. Muchas gracias y como siempre esperando sus acertadas reflexiones.

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimada María La Jabá. Muchísimas gracias por sus atentas palabras. Con mucho gusto le comento lo poco que se sobre el tema de los mecanismos de votación. El documento es una Resolución que se vota en su integridad y no por partes. Pero esta Resolución si puede ser modificada antes de ser votada, de hecho casi siempre es así, para lograr que tenga un mayor consenso. La parte cubana está abierta a discutir cualquier propuesta de modificación (y por mucho tiempo lo ha estado), siempre que estas modificaciones no impliquen un condicionamiento del fin del Bloqueo a concesiones políticas o de soberanía por parte de Cuba. Como un ejemplo que no condenen al Bloqueo solo si Cuba libera a los presuntos presos políticos, o acepta el pluripartidismo, o acepta la Base de Guantánamo u otros condicionamientos que estén fuera de contexto con el carácter unilateral del Bloqueo, que en sí mismo es violatorio de cualquier cantidad de acuerdos internacionales, incluyendo la Carta de las Naciones Unidas. Levantado el Bloqueo o una parte sustancial de este, en mi personal opinión, se abrirá el camino para otras negociaciones, no antes.
      Esta Resolución es “non – binding” (no – incluyente u de obligatoria aplicación), es tomada por la Asamblea General, mientras que la mayoría de las decisiones obligatorias son tomadas en el seno del Consejo de Seguridad.
      Pero siendo concreto, creo que el documento se aprueba o desaprueba en su totalidad y que las modificaciones son muy frecuentes, pero deben ser hachas antes de ser llevado a votación.
      El día 31 de este mes, la discusión en el seno de la ONU, va a ser muy fuerte. La delegación estadounidense ha hecho lobby con muchos países para tratar de que al menos se abstengan o voten contra Cuba, y es posible que los resultados sean un poco menos absolutos que en años anteriores. Pero la base fundamental de apoyo a Cuba dentro del bloque de los No – Alineados (MNOAL) se mantiene muy firme, y son 117 países miembros, la mayoría de los cuales favorecerá a Cuba.
      Eso es lo mejor que puedo opinar, estaré en el público, y espero reportar lo que suceda.
      Un fuerte abrazo

      • María la Jabá dijo:

        Jose Oro, muchísimas gracias. Su explicación me ha servido de mucho. Le agradezco que haya dedicado su tiempo en resolver ésta duda. Esperaremos sus noticias. Un saludo.

  • vitico dijo:

    Lo fundamental que se debe sacar de esta derrota es que los pueblos de latinamerica deben ganar en conciencia politica, al no tenerla se dejan engañar con facilidad, Los que les queda como se dice resitir,

  • xiomara dijo:

    Los brasileños, que se dejaron embaucar por los medios, a través de esos mismos medios, ¿no se enteraron de lo que pasó con Macri, con Temer?, ¿es que no se miran en ese espejo? no aprenden!!!
    Así que, según ellos los beneficios que recibieron de Lula y de Dilma cuando estanan en el poder, ¿fueron migajas? válgame Dios!!!! y que éste los proteja porque ahora sí que van a sufrir.

  • cisnero dijo:

    La mayoría de los Brasileños cayeron el el campo minado de la manipulación, es una realidad, no hay conciencia política. La izquierda tiene que seguir la lucha que no puede deternerse, ahora con estrategías más apremiantes que exige el momento y que demanda los pueblos. La izquierda tiene que ganzar más espacios y más ricos en la sujstancia política que representa el progreso.

  • Odalis dijo:

    Tengamos todos claro que Brasil no es un país socialista, ex socialista, es un país capitalista; con nuemerosas fuerzas políticas, pluri partidismo de todo tipo y todos los colores, de centro, de izquierda, de derecha, centro izquierda, centro derecha, ecologías, social liberal, comunista y copón divino. Que el PT tiene una orientación de izquierda, con proyecciones y programas sociales dirigidos a las clases mayoritariamente pobres, pero no tienen orientación socialista ni comunista alguna, además que falta unidad, fortaleza política, visión de presente y futuro _Solo en visión desde la distancia_ y puede que muchos otros errores que no conozco; pero al ponerlo en la balanza con los descarados fascistas, corruptos masivos, antidemócratas, violentos, militaristas, neoyanquis, colonialistas, testaferros y lame botas del imperio, y con todos los anuncios y derclaraciones del “Mesias o el Grande Bolsonaro”, creo se pudiera haber elegido un mejor destino para Brasil, amén del engaño y los métodos empleados para desinformar a ese pueblo. A la mayoría de los cubanos nos duele, lastima y entristece la decisión y lo que les espera a los brasileños clase pobre sobre todo. Y también a América Latina, bajo el gobierno de Bolsonaro y su élite.

  • jpuentes dijo:

    Hoy en dia mientras mas banalizado sea tu lenguaje, mientras mas prosaico y arcaico hables, mientras mas mundana y mientras mas rodapié sea tu conducta, mientras menos culto seas, mas seguidores tendrás. Hoy con las TIC´s ya nadie se toma el trabajo de verificar otras fuentes. “Lo dice Intenet”, “Eso está saliendo en Facebook”. En fin ese es el mundo de hoy…. La cultura era verde en S. XXi y se la comió un chivo

    • Sergio dijo:

      por eso tenemos el PALON DIVINO y la CALOCHA, jajjajajaja, es lo que hay,

      Saludos

Se han publicado 37 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también