Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuba: Presidente y pueblo constituyente (II y final)

| 14

Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

El debate popular del proyecto de nueva Constitución de la República de Cuba se realiza desde el 13 de agosto, natalicio de Fidel, y se prolongará hasta el 15 de noviembre. La discusión se desarrolla en barrios, centros de trabajo, organizaciones campesinas, escuelas de los distintos niveles, estudiantes de educación media a superior, centros de investigación y unidades militares y de orden interior. Las propuestas son recogidas y tabuladas para su posterior consideración en la comisión especial encargada de su redacción en la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), a la cabeza de la cual se encuentran Raúl Castro, y el presidente Miguel Díaz Canel. El proyecto consta de preámbulo, 224 artículos (87 más que la actual Constitución) divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones.

El debate ha sido exhaustivo. No pocas intervenciones han defendido que se mantenga explícitamente el objetivo de llegar al comunismo, no obstante que el liderazgo de la Revolución, muy claramente el presidente Díaz Canel, han explicado que no se renuncia a este ideal y que omitirlo es una cuestión de carácter práctico, relacionada con el marco histórico y geopolítico realmente existente. Otras muchas han insistido en que la nueva Constitución establezca la obligatoriedad del trabajo pues consideran incongruente que alguien disfrute de los derechos y conquistas de la Revolución sin que realice ningún aporte a la sociedad. De la misma manera, aunque muchos expresan preocupación por las desigualdades que pueden crear la propiedad privada y la acumulación de capital, en general consideran necesaria su existencia, siempre que ambas sean reguladas por el Estado.

Muchas propuestas buscan el reforzamiento de ese control. Pero no han sido óbice para que exista un consenso amplio en cuanto al derecho de los ciudadanos cubanos a invertir en el desarrollo económico y social del país con las salvedades ya mencionadas. La definición del matrimonio como la unión “de dos personas” encuentra detractores.

El proyecto plantea una importante reestructuración del Estado y de la distribución de las funciones de gobierno, asunto de interés en muchas asambleas. Se ha opinado en algunos casos que sea modificada la edad límite de 60 años para asumir la presidencia de la república y que en cambio se formule que esta función puede ser acometida mientras la persona idónea goce de las aptitudes físicas y mentales para hacerlo. También han sido objeto de debate las denominaciones de gobernador e intendente para los jefes de gobierno de la provincia y el municipio pues muchos opinan que el primero está ligado a la politiquería anterior al triunfo de la Revolución y el segundo no se corresponde con la tradición cubana. Más sustantivo, se ha propuesto que el jefe del gobierno en la provincia sea electo directamente por sus conciudadanos y no designado por la ANPP, como prevé el proyecto.

En lo que no he visto objeciones es en la supresión de las Asambleas Provinciales del Poder Popular. Esta parte del proyecto concibe que el gobierno provincial quedaría como una instancia de coordinación del trabajo de los municipios y entre los municipios y el gobierno central. Al municipio se trasladarían importantes competencias de gobierno que tenía la provincia y se le asignarían otras requeridas por el nuevo modelo económico. Al parecer, entre los ciudadanos es muy extendido el razonamiento de lo mucho que ello puede contribuir a un gran reforzamiento de la autonomía del municipio, un objetivo fundamental que se busca.  La importancia de este cambio radica en que el municipio es el nivel de gobierno y actividad partidista donde se impulsan decisivamente la democracia participativa, fecundas iniciativas trasformadoras y los programas de desarrollo económico y social de la nación.

También se ha propuesto por algunos estudiantes de preuniversitario la supresión o adecuación del servicio militar para quienes acceden a la universidad para evitar la desvinculación temporal de los estudios. En mi modesta opinión, no creo posible la supresión, aunque tal vez sí una adecuación. Cuba está situada en las fauces del monstruo imperialista, hoy más agresivo que nunca, y empeñado en subvertir su sistema político y social de construcción socialista. Omitir el cumplimiento del servicio militar sería, además, contradictorio con la jerarquía máxima que concede el preámbulo a la defensa de la patria.

Aunque hay quien ha dicho que el preámbulo recuerda un tratado de historia y debe reducirse, otros han propuesto añadir la lucha clandestina contra la dictadura de Batista y sus mártires, una mención a las ideas y el ejemplo del Che y la histórica definición de revolución hecha por Fidel, solo evocada en el proyecto. El debate en Cuba. En la ONU Díaz-Canel denuncia las hirientes desigualdades, las guerras y peligros a que la filosofía del despojo ha arrojado a la humanidad.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • CAVAFY dijo:

    …el debate ha sido de gran utilidad, incluso en algunos aspectos negativos como ha sido lo referido al artículo 68, que denota que la sociedad cubana no ha logrado eliminar lo arcaico de patrones patriarcales en algunos sectores, lo diverso de las opiniones enriquece cuando esta sustentado en valores y credos validos, no cuando convoca a la desunión del pais. El comportamiento de algunas religiones ha sido bien negativo, desconociendo que somos una sociedad donde se respetan las diversas creeecias, pero somos una sociedad laica, por lo que no es correcto el proselitismo que esta ejerciendo…sembrando confusión y desamor, y el amor debe ser el espiritu de todo credo.

    • Sergio dijo:

      Yo estoy de acuerdo con la legazliacion de TODO, pero como mismo se hace PROSELITISMO a favor, que tienen más ventaja, los que están en contra, que están desventaja, también tienen derecho.

      Si le preguntas a ellos, dirán que los que apoyamos el articulo 68, también sembramos “DESAMOR y No AMAMOS la VIDA, etc., etc., etc.,,,

      Eso es la DEMOCRACIA, tira y encoge de posiciones OPUESTAS, que impide que exista un CRITERIO TOTALITARIO sobre cualquier tema.

      Cambiar la mentalidad COLECTIVA es lo que más tiempo lleva. Podríamos mencionar muchas cosas más donde aún existen pensamientos ARCAICOS y ORTODOXOS, y que en mi opinión, no se la han dado la importancia que merecen.

      Saludos,

  • kmelot dijo:

    El autor hace un resumen de los planteamientos, pero no de los principales planteamientos, los que mas se debate aqui en este sitio y en las reuniones, a veces se publican por los medios nacionales cada plantamientos, como qe el trabajo sea obligatorio, sabiendo que eso es imposible porque el trabajo forzoso y la esclavitud se abolió hace mucho tiempo, sin embargo le dan importancia al planteamiento y despues muchas personas que no razonan por si mismo y lo que hacen es repetir lo que ven o escuchan lo siguen planteando, creo que en ese resumen no deberian faltar estos reclamos de la población:
    1-Que el partido no sea “dirigente”, esa funcion es de la ANPP y el Estado.
    2-Que no se prohiba la concentracion de la propiedad y la riqueza.
    3-Que se elijan directamente por el pueblo los principales cargos de la nacion.
    4-Que los cubanos puedan invertir en su pais, no solo extranjeros
    5-Que se calcule un salario minimo partiendo de los precios de la canasta basica y que se le de un verdadero valor al trabajo reflejado en el salario.
    5-Que regrese el retiro a 55 y 60 años como estaba antes.
    6-Que salga una ley de protección al consumidor, que este pueda denunciar el maltrato y los responsables resarcir daños
    7-Que al igual que el estado garantiza la salud, la educacion…etc, tambien garantice el transporte y no delegue en el sector privado esa responsabilidad, porque el problema de la transportacion de pasajeros es un problema de seguridad nacional.

    • Leandro dijo:

      ¿”Reclamos de la población” o criterios personales o de algunas personas?

      • Lourdes dijo:

        En mi opinion personal, podemos decir perfectamente “reclamos de la poblacion”……..la gran mayoria de los ciudadanos que conozco (notese que no digo “la totalidad”) piensa exactamente de la forma que describe el forista kmelot. Saludos desde Santa Clara.

      • Leandro dijo:

        Coterránea villaclareña, muy buena su puntualización: “En mi opinion personal” y “la gran mayoria de los ciudadanos que conozco”; pues Félix Varela decía: “Suelen también equivocarse aun los hombres de más juicio en graduar por opinión general la que solo es de personas que los rodean”.

  • Sara Santacruz Vinueza dijo:

    También en Cuba se piensa y dice de acuerdo a lo políticamente correctO.El comunicmo como perspectiva histórica no se convierte en límite sino en horizonte para tener el cauce de un proceso que si quiere ser auténtico no tiene por qué tener subterfugios instrumentale. Lo que nos inspira de Cuba y nos ha inspirado es hasta soñar hasta lo imposible haciendo camino al andar.

    • Leandro dijo:

      Si no hemos renunciado al ideal comunista, no creo que omitirlo sea justificado por una cuestión de carácter práctico, relacionada con el marco histórico y geopolítico realmente existente. Aunque no haya sido el propósito, al renunciar exprofesso a incluirlo en el Proyecto (está en la Constitución vigente) propicia pensar que estamos renunciando a él, aunque se diga lo contrario. Pienso que no tenemos derecho a sembrar dudas sobre el particular y lo que quede plasmado en la Constitución como instrumento político y jurídico, es más importante que lo que digan los dirigentes, por mucha autoridad y respeto que les tengamos, como es el caso de quienes dirigen e integran la Comisión para la Reforma. Si enseñamos a nuestros niños que deben ser cono el Che para alcanzar el Comunismo; ese ideal, aunque esté en el horizonte o más allá de él, a mi juicio, debe estar en la Constitución.

      • Inmortal dijo:

        Leandro estoy totalmente de acuerdo con usted

      • juanfs dijo:

        Coincido con usted Leandro en lo referente al criterio de Kmelot ( no creo que sea un criterio general de TODOS que opinen de estos aspectos dados por él: 1-Que el partido no sea “dirigente”, esa funcion es de la ANPP y el Estado.
        2-Que no se prohiba la concentracion de la propiedad y la riqueza.
        3-Que se elijan directamente por el pueblo los principales cargos de la nacion.
        4-Que los cubanos puedan invertir en su pais, no solo extranjeros. …
        Sí considero es preocuación de la poblacíón lo relacionado con la jubilación pero se ha informado lo referente al envejecimiento poblacional y el relevo generacional que llevaría a un aumento considerable de la población aconómicamente dependiente en próximos años por lo que creo prudente y sabia esa medida)
        En lo referente al ideal de aspiración del comunismo como aspiración de desarrollo y organización de nuestra sociedad también me sumo a su criterio, pues aquello que no quede plasmado puede interpretarse en futuras generaciones no como un proceso lógico, sino como una impotencia o retroceso de alcanzar ese ideal.

      • cesar dijo:

        Plenamente de acuerdo con Leandro. El término comunista debe aparacer de manera explícita, tal y como aparece en la actual Carta Magna. Somos revolucionarios, martianos, patriotas, fidelistas y también comunistas, una palabra honrosa que lleva nuestro Partido y debe plasmarse también en la Constitución, clarito, clarito, para que el mundo lo escuche.

  • Armando Enrique dijo:

    Párrafo 26 Por nuestro voto libre no significa lo mismo que el voto libre, igual, directo y secreto de los electores. En el párrafo 616 aparece bien detallado la forma del voto en las elecciones por lo que considero debe repetirse, más aún cuando este párrafo está al inicio de la constitución.

  • imparcial verdad dijo:

    Estimado Leandro, su cita de Felix Varela es applicable a cualquier criterio, incluyendo el suyo. Por que considerer qu su punto de vista es el generalmente aceptado y no el de Kmelot. Yo coincide con el, por diferentes motivos. Primero: Hemos de distinguir que el partido es uma agrupacion en la cual sus miembros comparten iguales criterios ideologicos que no necesariamente son los de toda la poblacion, por otra parte ha de considerar el caracter representantivo de cada “institucion,” el Partido solo es integrado por menos del 10% de la poblacion cubana y sus miembros no son electos por la mayoria de la poblacion, de manera que no es representative de todo un pueblo, aun cuando sus politicas tengan un character social. Segundo. El papel de la ANPP es legislar y debiera ser que ante esta rinda cuenta el gobierno, por una sencilla razon, sus integrantes son los representates del pueblo, de eso se trata la democracia del pueblo y para el pueblo. Tercero: El gobierno es el encargado de ejecutar las decisions de la ANPP. Entonces se puede concluir que el Partido como agrupacion ideological puede coexistir pero no puede estar por encima ni de la ANPP ni del Gobierno. Permitame decir mas, la propuesta de concetracion de poder y la designacion de cargo es un retroceso juridico, politico e historico. No existe democracia popular si al ciudadano no se le permite elegir a sus representantes y gobernante. Nuestra nacion es la unica en el mundo en que sus ciudadanos estan vedados a invertir en su economia y desarrollo, no existe otro pais en el mundo. Un gobierno justo y una sociedad ordenada ha nada ha de temer.

  • deyvis dijo:

    Yo creo que esta bien que el presidente tenga mas de dos mandatos siempre y cuando el tercer mandato sea consultado con el pueblo y este lo apruebe con no menos del 66 %, eso si seria democracia, de igual forma la elaccion del gobernador debe ser por aprobacion popular no por designacion del presidente.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también