Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Violencia y mentiras: las dos armas de la derecha

| 5

Durante la última semana hubo varias protestas en Nicaragua. Foto: Jorge Torres/ EFE.

La violencia y las mentiras son hoy las dos armas principales utilizadas por la derecha internacional y particularmente la de este hemisferio para pretender destronar a los gobiernos progresistas que en Nuestra América resisten frente a la actual embestida neoliberal orquestada desde Estados Unidos.

Ya los mal llamados “golpes blandos” aplicados hace pocos años en Paraguay  y  Brasil parecen no estar  muy de moda, a juzgar por los hechos más recientes. Ahora los preferidos de Washington y la oligarquía regional son evidentemente los “golpes callejeros”, experimentados primero en Venezuela, con las denominadas guarimbas, y en las últimas semanas en una versión casi idéntica en Nicaragua.

Llama la atención que los protagonistas de esos “golpes callejeros” no tienen caras visibles, ni siquiera de supuestos opositores que busquen liderazgo político. Son  jóvenes, en su mayoría con potencial delictivo, que esconden sus rostros y los de quienes realmente les pagan para hacer destrozos, asesinar a sus propios compatriotas y crear el caos.

Portan “armas rústicas”, sí, pero atención, causan daños y muertes similares a las convencionales, y  por supuesto son financiadas y construidas fuera del territorio donde son usadas.

Mientras ellos destruyen y crean  terror, la oligarquía a través de los grandes medios de prensa que controla, y de las redes sociales, se encarga de propagar  mentiras y más mentiras. Denominan  rebeldes a los violentos y acusan a los gobiernos populares de reprimir a los “opositores pacíficos”.

Denigran reiteradamente de las autoridades, y las califican de autoritarias  y  antidemocráticas aunque hayan llegado al poder tras vencer  a débiles partidos conservadores en elecciones justas, como son los casos de la Venezuela Bolivariana  y la Nicaragua Sandinista.

Repiten tanto esas falsedades que hasta algunos ilusos, ingenuos o mal intencionados dentro de las filas progresistas asumen posturas críticas y nada constructivas que dañan la imprescindible unidad que necesita la Patria Grande para evitar que nuevamente la conviertan en el traspatio de Estados Unidos.

Venezuela y Nicaragua son en estos momentos dos fichas claves a derribar en Latinoamérica y el Caribe para que Washington recupere su dominio en la región, como también lo es Bolivia, por lo que es vital cerrar filas en la defensa de esas naciones soberanas e independientes.

Solo la unidad y la solidaridad pueden dar al traste con los claros propósitos de Estados Unidos, empeñado a fondo a la vez en impedir que Colombia viva definitivamente en paz, que el expresidente Lula Da Silva sea candidato y triunfe en los comicios presidenciales brasileños de este año, y que Manuel López Obrador haga lo mismo en los comicios mexicanos del 1 de julio venidero.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Patricio: Lo que no acabo de entender es por qué hacemos caso e incorporamos a nuestro ADN las tonterías , embustes y desinformaciones de la derecha internacional.
    ¿Miedo, oportunismo o desinterés?
    Los cuerpos policiales de cualquier país “democrático” les pueden entrar a palos sin contemplaciones a revoltosos y violadores de la Ley de cualquier partido o congregación. Gases lacrimógenos, bastones eléctricos, perros amaestrados, policías a caballo, carros lanzadores de agua a presión, hombres vestidos de extraterrestres y otro montón de etcétras. Eso es DEMOCRACIA y así lo repiten hasta el cansancio los medios al servicio de quienes ejecutan esas medidas. ¡TODOS les hacemos caso sin chistar!
    Entonces, aparece una noticia de que grupos de esos revoltosos instigados y financiados por potencias externas hacen lo que les plazca y TODOS nos ponemos a repetir la misma cantaleta de de los grandes medios que “se violan los derechos” de esos delincuentes desestabilizadores.
    ¿Por qué ese miedo institucional a caerles a palos igualitico que hacen los cuerpos policiales que funcionan en los países ricos?

  • Juan dijo:

    O se une la izquierda y responde como merecen los violentos, o terminará la derecha por aniquilar a los gobiernos progresistas de este hemisferio.

  • CAVAFY dijo:

    el capitalismo, la derecha es per ce cuasi fascista, sino como entender la forma violenta que actúa, y la desvergonzada manera que calla ante el crimen, vea lo sucedido en México con los estudiantes y hasta el día de hoy nada en concreto, mueren periodistas, asesinan a candidatos políticos y el capitalismo internacional calla, Lula injustamente preso para vergüenza de toda persona con ética. Por otro lado, la izquierda esta desunida, con inercia casi criminal…son difíciles los tiempos para la región y para el planeta

  • Anita Guajirita dijo:

    Las autoridades del orden público en estos países que son agredidos, a través de grupúsculos violentos financiados por la rancia derecha y desde el exterior, le hacen el juego a los verdaderos enemigos de los procesos sociales al mostrarse consecuentes y no imponer el orden… No pueden dejar incendiar el país, o quesigan perdiéndose vidas en nombre de “manifestaciones pacíficas” , que todos sabemos NO son pacíficas, son provocadoras, violentas y terroristas

  • orland dijo:

    Copio de guajirita:

    .. a través de grupúsculos violentos.

    ?Cuantos miembos estimas que integran los grupusculos?

    ?Como pueden simples grupusculos sembrar el caos en toda una nacion?

    Seriedad.

    Y, ?Como puede la hiperinflacion de Venezuela estar financiada del exterior?

    ?Quein emite bolivares sin respaldo el Banco Central de Venezuela o la CIA?

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Patricio Montesinos

Patricio Montesinos

Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.

Vea también