Imprimir
Inicio » Opinión, Educación  »

El promocionismo: Sus caras y sus tiempos

| 52
"Había una gran dicotomía, ¿qué era peor?, promover a un estudiante que no lo merecía, o propiciar que muchos jóvenes salieran del sistema regular de educación con la posibilidad real de engrosar las filas de quienes no estudiaban ni trabajaban". Foto: Archivo.

“Había una gran dicotomía, ¿qué era peor?, promover a un estudiante que no lo merecía, o propiciar que muchos jóvenes salieran del sistema regular de educación con la posibilidad real de engrosar las filas de quienes no estudiaban ni trabajaban”. Foto: Archivo.

Hace varios meses escribí sobre algunas  palabras con sufijo ismo que enferman la palabra y la acción, entonces tenía en la lista la del promocionismo y varios lectores me pidieron que lo abordara. El promocionismo adopta varias caras, aunque en este artículo me centraré en una de las más conocidas, la referida al pase de grado de los estudiantes como meta, no como consecuencia de haber demostrado el dominio de los contenidos y las habilidades mínimas inherentes.

Intentaré describir un marco teórico elemental que nos ayude a enfocar el tema para debatir y aprender.

La palabra promoción tiene varias acepciones:

  • Promoción 1/ Acción de promover. 2/ Conjunto de individuos que han obtenido un grado o empleo al mismo tiempo.
  • Promover 1/ Crear y fomentar alguna cosa. 2/ Elevar a alguien a un empleo o dignidad.

Se entiende por Promoción, la situación final del proceso de aprendizaje cursado por el estudiante, en el año lectivo correspondiente y que puede arrojar como resultado que el alumno repita o pase de curso.

Es muy difundido el concepto de promoción asociado a la mercadotecnia.

Por ejemplo: “Campaña publicitaria que se hace de un determinado producto o servicio durante un tiempo limitado mediante una oferta atractiva”.

Otro ejemplo, cuando alguien dice: “La promoción de ese producto fue excelente y ahora se está vendiendo mucho más que antes”.

También es muy usado para denotar la designación a un cargo de mayor jerarquía. Por ejemplo: “A Betina lo promovieron a Directora General del Grupo Empresarial INNOMAX”.

A los efectos de este artículo la promoción es entendida como el avance de estadios en un programa curricular determinado, tanto en la enseñanza general (primaria, secundaria y preuniversitaria) hasta la universitaria; así como en la de postgrado en su sentido más abarcador.

La promoción de los estudiantes está ligada con el de la evaluación y el modelo docente educativo.

Entonces el promocionismo lo interpreto como el predominio de  la decisión de promover sin que se hayan vencido los requisitos mínimos acordados.

Saltaré la enseñanza primaria, ya que nunca tuve la oportunidad de ejercerla, a no ser en el rol lego de padre cuando mi hijo transitó por ella.

La enseñanza secundaria y preuniversitaria si la viví intensamente como profesor y dirigente, por más de 10 años en la Escuela Vocacional Lenin, y en otras responsabilidades asignadas por el MINED y por el Comité Nacional de la UJC del que fui miembro desde 1972 hasta 1982.

Es posible que muchos de ustedes recuerden aquella batalla por alcanzar el 100 por ciento de promoción en las escuelas secundarias y en el preuniversitario. Se generó una emulación en que el indicador principal era el por ciento de promoción.

La evaluación del profesor estaba directamente vinculada a la promoción de sus alumnos. Esto generó algunos males, afortunadamente detectados y combatidos con energía y eficacia como el fraude en sus diversas manifestaciones. Fraude al permitir que los alumnos se fijaran de sus compañeros, o que llevaran anotaciones (los llamados chivos) a los exámenes; fraudes de los profesores al repasar el día antes de la prueba un texto muy similar al que pondría, o de calificar como aprobado a un alumno que no lo merecía, o la filtración de la prueba elaborada centralmente.

En varias ocasiones discutimos estos problemas en reuniones de órganos colectivos de dirección de la UJC en diferentes instancias (municipio, provincia y nación). Muchos nos cuestionábamos aquellos 100 por ciento de promoción generalizados. Recientemente en ocasión de la velada solemne en la Plaza de la Revolución en que rendimos homenaje póstumo a nuestro Comandante en Jefe, coincidí con un querido y destacado dirigente juvenil y luego del PCC en La Habana (Orestes Gispert) y rememorando aquellos tiempos supe de sus discusiones a muy alto nivel sobre este asunto del promocionismo.

En 1979 en una reunión del Comité Nacional de la UJC presidida por Fidel, se trató el asunto y tuve la oportunidad de expresar mis criterios.

Había una gran dicotomía, ¿qué era peor?, promover a un estudiante que no lo merecía, o propiciar que muchos jóvenes salieran del sistema regular de educación con la posibilidad real de engrosar las filas de quienes no estudiaban ni trabajaban y serían caldo de cultivo para la delincuencia juvenil.

Recordemos que se había producido una explosión en la matrícula de secundaria básica y faltaban maestros, lo que originó el surgimiento del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech, al que le rindo mi homenaje desde este espacio. Conocí y tuve el honor de contribuir a la educación de decenas de magníficos jóvenes que dieron el paso al frente al llamado de Fidel.

En los tiempos que corren el conflicto de la promoción docente se repite, pero como nadie se baña dos veces en el mismo río, las aguas son diferentes. Faltan maestros y algunos tienen una preparación deficiente. En algunas asignaturas se concede el aprobado sin haberla cursado, ya que no han tenido profesor como en el caso de idioma inglés. Tales decisiones son discutibles. Ya el MES adoptó una decisión a mi juicio sensata, aunque también discutible: que el aprendizaje del idioma sea una tarea del alumno y que en el momento requerido demuestre su dominio para alcanzar la promoción o titulación correspondiente.

Como en los tiempos en que Fidel hizo público el problema del fraude, durante su discurso en la inauguración de la Escuela Vocacional Federico Engels de Pinar del Río, hemos sido testigos de nuevas batallas sobre ese flagelo de la moral estudiantil y profesoral en los años recientes.

En el caso de la Universidad y en la enseñanza tecnológica, en que el graduado debe ir a ejercer la profesión estudiada, el promocionismo puede tener consecuencias muy graves cuando está en juego la vida de una persona o la seguridad de una construcción por citar dos ejemplos notables.

En estos casos se debe ser muy riguroso en la entrega del diploma que acredita la culminación de los estudios en los respectivos niveles.

También resulta de gran importancia la promoción en la educación de postgrado, principalmente en aquellas acciones que culminan en un diplomado, maestría, especialidad o doctorado.

Un asunto que debemos profundizar es el relativo a la cantidad creciente de egresados universitarios que promueven en la educación postgraduada y la solución efectiva y duradera de los problemas que enfrentan.

Sería interesante y espero que útil analizar los resultados diferidos en un tiempo prudencial. De esta manera estaríamos evitando que el promocionismo ataque a la educación de postgrado, cuyo principal objetivo ha de ser poner los conocimientos, habilidades y valores en función del desarrollo sostenible de nuestra sociedad, a la vez que propicie una vida plena en lo material y lo espiritual de cada trabajador.

Vale recordar la tríada del buen hacer: “Para hacer bien las cosas hay que saber, poder y querer hacer bien las cosas”.

El tema de la evaluación daría para un nuevo artículo, es algo en lo que considero debemos realizar una reingeniería consecuente en casi todos los niveles educacionales. Debemos concebir y aplicar un sistema evaluativo que viva de la filosofía de enseñar para que el educando aprenda y aplique, y no principalmente para que apruebe un examen.

Estoy consciente que hay varias aristas no abordadas, pero en aras de la brevedad y teniendo la certeza que ustedes como de costumbre enriquecerán mi análisis, aquí termino por ahora.

Se han publicado 52 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jpuentes dijo:

    Los primeros años de la UCI, fué así. Ahora ya estan subiendo el nivel. Incluso de la UCI para la CUJAE no había traslado, alrevés sí. En muchas ocasiones los estudiantes llegan a la Universidad sin ninguna motivación por la carrera y eso es notado por el profesor que trata de aprobarlo para ver si se embulla en el prox. año. ESo es normal que suceda. Lo otro es que la enseñanza en Cuba tiene un caracter social, universal e inclusivo y bajo esas premisas se adoptan posiciones partenalistas del claustro y de metodología que no estan tan escritas . Todavía está pasando la epoca que para muchos graduarse de la Universidad no es importante. Dentro de unos años esa percepción va a cambiar. No creo que a la altura de Corea del Sur, jeje, ni mucho menos, pero va a cambiar. En el postgrado tampoco existe un paquete incentivista que promocione estos altos estudios. Son muy pocas las instituciones que exigen estudios de postgrados para la ocupación de plazas y mayormente estan en el sector de la ciencia, para la mayoría es secundario. Muchos buscan las certificaciones internacionales, porque las maestrías y los doctorados en Cuba no son bien renumerados. EL postgrado no sólo que se paga mal, sino que se atiende mal, en las organizaciones laborales y no se administra bien. Incentivar y administrar bien los conocimientos de cada quien es tan importante como una enseñanza con un marcado caracter social.

    • El Profe dijo:

      La clave del asunto, en mi opinión, está en que se ha institucionalizado esa manera de pensar. Desgraciadamente al más alto nivel de los ministerios de educación y educación superior se ha entronizado esa manera dañina de pensar.
      Tomemos por ejemplo los exámenes de ingreso: son una oda al paternalismo. Si nos concentramos en los de matemática, para fijar ideas, ¿que vemos? Pues que todos los años se repite esencialmente el mismo examen. Utilizando el lenguaje del álgebra: los exámenes de cada año son cuando menos isomorfos. Y ¿qué dice el ministro?… pues cada año repite que hemos mejorado pues los resultados son mejores. ¿Y cómo no van a ser mejores, si todos los años preguntan lo mismo y se pasan un semestre repasando las cinco preguntas triviales que les van a hacer? Sin mencionar que las cinco cosas que se preguntan no son representativas del nivel de conocimientos que debería exigirse al finalizar el pre, más bien son aspectos que debieran dominarse desde los primeros años de secundaria básica. Como resultado de eso, llegan a la universidad con lagunas insalvables. Hoy se veo con horror que estudiantes universitarios PAGAN UN REPASADOR… ¿es que acaso no han entendido el sentido de una formación de nivel superior? Ya el mal se esté extendiendo a la enseñanza de postgrado: ya hay quien paga (y quien cobra) para que le hagan la tesis de maestría o doctorado. Ya hay profesores universitarios cobrándoles a sus propios alumnos por ´repasos para pruebas´… a ese ritmo… se verán horrores.

      En el resto de las asignaturas examinadas el panorama es peor. No quiero extenderme en este aspecto pero las cosas que veo cada año en la calificación de exámenes no las creería de no haberlas visto: horrores ortográficos, horrores históricos, horrores y más horrores… y lo más triste es que así se gradúan. No hay más que ver como la gran mayoría de los profesionales de nuestra prensa, incluyendo algunos muy respetables compañeros, IGNORAN EL CORRECTO USO DEL GERUNDIO, por solo citar un ejemplo. La gran y honrosa excepción es el NOTICIERO DE TELEVISIÓN, que al parecer es el único programa con un asesor para el uso del lenguaje y la expresión oral.
      Como dije al inicio, no quiero extenderme demasiado y tampoco tengo mucha esperanza de que mi comentario sobreviva a la censura… digo al moderador del sitio. Quizás aunque lo censuren se lo pasan al colega Néstor de Prado y este lo convierta en un comentario atinado, pues a fin de cuentas mi objetivo es que nuestra educación vuelva a ser lo que fue en los años 80: motivo de orgullo.

    • jpuentes dijo:

      Bueno la corrupción siempre ha estado en todas partes del mundo y en todo momento. Unas mas que otras y es común. Lo que no es común es usar a un doctor, a un master, a un recién graduado u otros con algunos años de experiencia pero sin estudios de postgrados, en el mismo rol dentro de la organización. Esto provoca que no es retado en función de sus estudios academicos. Esto pasa por varias razones. O bien porque no hay personal o porque el perfil de la organización no lo requiere o suponen que no lo requiere. O bien porque los recursos humanos no están siendo bien administrados. Por otro lado, repito, la renumeración del doctor o el master no es muy decorosa que digamos. En el sector militar, por ejemplo, esto ha estado tomando valores importantes. En la ciencia también. Pero en los otros sectores….??. En cuanto al repasador y el maestro se sienten las diferencias. El primero genera ingresos producto de la motivación y una necesidad. El segundo genera pocos ingresos producto de una tarea y una necesidad. La motivación para el segundo no está presente. Mi hijo tuvo repasador de Historia para las pruebas de ingreso y llegaba a la casa con el bichito de la investigación y la curiosidad. No siendo así cuando salía del aula del plantel escolar. La promoción (referidos a cuadros, dirigentes, jefes y roles unicos) en Cuba se ha hecho de la siguiente manera: Sólo requisitos politicos (1960-1990), requisitos politicos y competencias tecnicas tituladas (1990-actualidad). (estoy siendo, empiricamente, conservador). Hoy la promoción requiere de un tercer elemento, cuyo elemento no se tiene encuenta su importancia o no se conoce que es necesario: y es la cultura. En el sector empresarial, en la producción, en los servicios hacen falta cada día promovidos mas cultos. Pero está lo otro: la motivación. Usted puede ser competente pero no estar motivado o viceversa. Y yo creo ahora que no solo basta conque los promovidos tengan estudios de postgrados. Hoy en día se necesitan mas elementos, mas cualidades personales (como comunicación, por ejemplo). Incluso ideales. La administración RH va mucho mas allá del salario y los estudios academicos, mas allá de la experiencia, incluso, empirica. Esa actividad, que incluye el rol de promover y de ser promovido, es una ciencia. Hoy encontramos doctores, masters que tienen serios problemas culturales y que redundan en su desempeño. Al final la cultura, amigos mios, juega un papel esencial en el ejercicio de promover.

  • Manolo dijo:

    Ejemplo tipico de articulo que parece “decir” pero no dice nada en definitiva!! Muy bien escrito para “no quemarse” (que se quemen los que participaran en el “debate”). Bueno, experiencia tiene eh??

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Manolo, le agradezco su sinceridad y a Cubadebate por no censurarlo ya que podría catalogarse como agresivo. Estos comentarios me alertan de lo que otros no publicados podrían haber enviado y de que la excepción confirma la regla. Yo podría recordarle aquella frase de que “cuando lo que se dice no es mejor que el silencio es preferible callar”, pero nos perderíamos mensajes como el suyo. No creo que usted haya penetrado en la esencia de mi pensamiento, inténtelo.

      • María dijo:

        Saludos profesor Nestor :
        Aunque con el derecho de cada cual a expresar su criterio, a mí también me ha molestado la agresividad de Manolo .Llego tarde al debate porque no me había podido conectar, pero quisiera expresarle a Manolo que ojalá abordáramos en muchos espacios este tema, y ojalá para bien de nuestra Nación, abiertamente miráramos las consecuencias del promocionismo en el orden cívico formativo. Yo opino que nadie tiene la verdad absoluta y muchas opiniones desde distintos ángulos y experiencias vividas ayudan a formarse un reflejo lo más cercano posible a la realidad.
        Soy también graduada de matemática del Primer Contingente del Destacamento Pedagógico y aprovecho para decir que tuvimos un buen plan de formación y muy exigente por cierto, a pesar de nuestra juventud, creo que eso fue lo mejor de todo. Comparto que hizo mucho daño comenzar aquellas competencias por el 100% de promoción y la publicación en la prensa de aquellos listados de escuelas con ese requisito. Ya las Escuelas en el Campo eran un éxito en sí por los miles y miles de estudiantes que sacamos del campo de lugares recónditos y le dimos la posibilidad de encausarse como profesionales (si lo sabremos nosotros). Ya eran un éxito por su vínculo estudio trabajo, por lo tanto que el Estado dedicó al sueño de la formación de sus hijos, no hacían falta otras demostraciones y mucho menos ficticias. En cuanto a las justificaciones que cada cual utiliza para explicar por qué cedió al promocionismo, tengo mis criterios personales, con el defecto de que es mi mirada y ajustada a las circunstancias en que me desenvolví. Pero a pesar de ser profesora de Matemática y jamás poder (aún con un trabajo remedial diario) subir de un 70 % de promoción al finalizar el curso, confieso que a mí nadie me obligó a que aprobara a los que no vencieron los objetivos, digo , al menos nadie me puso un puñal en el pecho. ¿Que no era profe de MB o excelente?, bien, pero era de B, digamos que era el precio por conservar los valores éticos, con algunos directores que mal interpretaban su función, y lo pagaba a gusto (aunque me hacía falta el dinero). Pero cuando un profesor pierde el respeto ante sus estudiantes, cuando saben de antemano que serán aprobados por una u otra de las vías que Nestor mencionó, está tirando por la borda su carrera, porque lejos de formar, está deformando, en los esenciales valores que modelan al individuo para la vida. No digo ya el daño, que menciona Nestor, para los que ejercen carreras técnicas y determinadas profesiones muy delicadas, a esos les hacemos daño a ellos y a todas las personas que utilizan sus servicios. Es un tema tan delicado que honestamente merece mucho estudio y decisiones importantes por las consecuencias que de él se derivan, y analizarlo tarde es muy peligroso, porque aunque indiscutiblemente se están adoptando medidas ,no sé por qué no le entramos aún al asunto de una forma más directa y sincera entra las muchas facetas en que hoy se manifiesta. Podríamos estar hablando mucho tiempo. De manera especial los que viven el proceso, sus protagonistas .La pregunta es: ¿por qué no lo hacemos, si es para bien?.

      • Manolo dijo:

        Dr … Si, yo entiendo perfectamente su “esencia” de pensamiento …

      • Manolo dijo:

        Agresivo? Quizas. Me disculpo si asi lo consideran, pero definir agresividad es muy dificil pues cada uno tiene un patron de referencia propio para lo que considera agresividad. Pero ademas, hasta con la “agresividad” se pueden sacar buenas conclusiones. Saben lo que pasa? Que decir lo que todos sabemos esta bien pero, para que se dice? Generalmente para que las cosas malas no sucedan mas. Pero para que eso ocurra, hay que decir por que paso, que factores hicieron posible lo mal hecho, en fin, buscar “los mecanismos” que lograron que lo mal hecho ocurriera y exponerlos. De lo contario no lograremos resolver nada, caemos en palabras vacias que no hacen nada, excepto decir lo que todos sabemos. Ah!! que es un riesgo meterse en eso???. De acuerdo. Pero si pretendemos llamar la atencion sobre un hecho negativo, hagamoslo con todo el analisis que lleva para lograr soluciones, para que no suceda mas!!! Es como si en medicina usted se limita a describir sintomas. Si no busca mecanismos, preferiblemente en la raiz del problema, le costara trabajo encontrar una cura. Estaria haciendo lo que se llama “farmacia de cerbatanas”, una vez le da a la enfermedad, pero muchas otras le da al paciente. Esa debe ser la esencia del pensamiento.

      • Jose R Oro dijo:

        Concuerdo con usted que ser agresivo o no serlo es una zona un tanto gris, como usted claramente expresa es como lo interpreten los demás, no uno mismo. Pero muy comedidamente le sugiero no personalizar los problemas, sino discutirlos. Ser debatiente, no acusante. Usted afirma que “hasta con la “agresividad” se pueden sacar buenas conclusiones” (probablemente quiso decir buenos resultados). Le ruego me excuse por atreverme a aconsejarle que no use tantos signos de admiración o interrogación, y en general no escribir tal y como si estuviera hablando. El lenguaje coloquial y el escrito son diferentes. Si escribo esto es porque considero que usted es un Cubadebatiente sincero y que desea lo mejor para Cuba, y no deseo que las formas dañen al contenido. El Prof. Néstor del Prado Arza se caracteriza por su lenguaje directo, pero muy educado. Detrás de su fina prosa hay un látigo que fustiga lo malo, y un elogio que enaltece lo bueno, balance requerido y necesario. Le sugiero estimado Manolo, que lea (si no lo ha hecho):
        http://www.cubadebate.cu/opinion/2017/01/15/instituciones-de-id-o-id-en-las-instituciones-que-hacer/#.WarRQfN97cs
        http://www.cubadebate.cu/opinion/2017/01/05/captar-analizar-y-vibrar-con-la-opinion-del-pueblo/#.WarRcvN97cs
        http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/09/09/cultivar-la-memoria-historica-es-mas-necesario-que-antes-pero-debemos-hacerlo-bien/#.WarR_fN97cs
        http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/06/09/burocratismo-enfermedad-de-la-burocracia-como-combatirlo/#.WarSrvN97cs
        http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/02/22/bloqueo-externo-o-bloqueo-interno-bloqueo-material-o-bloqueo-mental/#.WarTG_N97cs
        http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/05/16/cuando-participar-no-basta-y-es-necesario-involucrarse/#.WarTTvN97cs
        Son todos trabajos muy interesantes sobre temas altamente combustibles, del autor Prof. Néstor del Prado Arza. Sobre todo el del último link, tiene muchos que ver con su(s) comentario(s), Manolo.
        El discutir temas del pasado, no es un mero ejercicio forense, si se hace con la intención de mejorar, de no repetir errores. El Prof. Néstor del Prado Arza ha dedicado su vida a la enseñanza y a la educación, y por ello sus enfoques principales (o como él los llama “aristas”) es acerca de los repasadores, y otras cosas esencialmente docentes, aunque tengan que ver de una forma u otra con toda la vida social de la Isla que tanto amamos.
        Aprovecho la ocasión de pedirle que siga demostrando su sinceridad y amor por Cuba, en este excepcional medio que es Cubadebate, así como de enviarle un abrazo fraterno.

      • Manolo dijo:

        Estimado Oro: Disculpeme pero, hasta donde se, no hay reglas de estilo para escribir los comentarios en Cubadebate, solo hay normas eticas, que creo respete pues de lo contrario no hubieran pasado mi comentario. Ademas, yo no soy el articulista y en consecuencia, no debo cuidarme de respetar un estilo “X”. Solo tratar de hacerme entender, como lo hacen muchos comentaristas aqui, hasta con faltas de ortografia. [Aprovecho para decirle que escribo sin tildes (acentos), etc., para evitar incompatibilidades posibles entre “Tablas de Caracteres” de mi sistema operativo y el que recibe en el servidor]. Aqui, en este medio, uno puede hacerse entender escribiendo con un estilo “academico” o con el estilo para el lenguaje escrito como usted dice, o de otra forma cualquiera; hay libertad para ello. Recuerde tambien que, en nuestra literatura hay ejemplos excelentes de “lenguaje coloquial”. Creo que me hice entender, de lo contrario no hubiera tenido respuestas. Yo me pase mi vida publicando articulos academicos (unos cuantos!!! – y perdone el signo de admiracion) y se lo que es escribir con ciertas normas de estilo. Y ya me aburre un poco hacerlo. Son muchos años. No soy periodista, sin embargo, y no tengo aspiraciones de serlo. Solo me intereso escribir un comentario para este articulo, en un medio que no es una revista academica y que no pone reglas de estilo, solo normas eticas. Por demas, no se por que se refiere solo a mi estilo cuando en el debate hay otras contribuciones con mas “problemas” que la mia. Ahora bien, hay algo mas importante: Quien hablo de acusar o personalizar los problemas? Yo no hable de eso y ni siquiera lo sugeri pues, para exponer las raices de un problema (para que no se repita mas, insisto) no es necesario!!! (perdone la admiracion de nuevo). Yo no soy partidario de personalizar problemas ni de acusar individuos, cada epoca y cada individuo tuvieron sus particularidades y prefiero mirar, en la distancia, a las raices de los problemas y no a los individuos; no me gustaria ser injusto. Solo hay errores que identificar y que corregir. No creo que deshacerse en halagos a un articulo y añadir alguna que otra cosa en el mismo tono, sea mas productivo que discordar, pedir profundizar, exponer, aunque suene “agresivo”. Por ultimo, antes de llegar a los resultados que usted refiere, es necesario primero llegar a conclusiones correctas; no cree? Intuyo que desagradan mis comentarios asi que concluyo aqui. Un fraternal saludo!!! (y perdone de nuevo los signos de admiracion).

  • Arturo dijo:

    En mi época (primaria) fue NEFASTO, hablo de hace más de 30 años. Profesores y Maestros “aprobaban” a alumnos para cumplir la EMULACION SOCIALISTA en saludo a no se cual aniversario de cualquier cosa. Desde entonces ya existía esto. Hoy en día es al “GARAETE”, incluso con “sobornos” de por medio. Tenemos que hablar así, proque es la realidad.

    Después, entré en la Lenin en 83, y allí el rigor era fuerte, si no tenías más de 85 de promedio,,, A LA CALLE, y después, si no tenías 85 o más en la ESPECILIADAD, pues también pa´ fuera. No era perfecto (de hecho hubo un FRAUDE en el año 89), claro está, pero no había ese “relajito” que existe hoy en día en el sistema de educación. Incluso los PRE “en la calle”, aún cuando no tenían el rigor de la Lenin y los IPVCE, el sistema era bastante aceptable. Hablo de los PRE URBANOS en LA HABANA, de los PRE enel CAMPO no tengo mucha referencia, pero estoy seguro que no llegaaban al desastre que es hoy.

    Y esto lo digo con toda sinceridad.

    Podrán estar de acuerdo o no, pero este es mi criterio.

    Saludos,

    PD, recuerdo que hace unos años hubo que repetir la prueba de MATEMATICA de las pruebas de ingresos, por el desastre en los resultados. Yo vi la prueba, y les juro que no tenía nada EXTRAORDINARIO, en serio lo digo….

  • Mágico dijo:

    Es verdad, como dice el profesor, que hay varias aristas no abordadas en su artículo y una de ellas es saber cuándo y por qué comenzó en Cuba ese fenómeno tan desmoralizante que es el promocionismo. Yo sitúo sus inicios con la fundación de las primeras secundarias básicas en el campo, las famosas Ceiba 1 y Ceiba dos, en la entonces provincia Habana. Aquellas escuelas abrieron su puertas con un ciento por ciento de promoción. E inmediatamente comenzó la leyenda, y engordó la leyenda, de que las secundarias básicas en el campo demostraban ser mejores que las de la ciudad, únicamente porque tenían más promoción. Todos los maestros y profesores sabíamos que eso no era cierto, y protestamo, unos más que otros, porque nos negábamos a hacernos cómplices de tamaña barbaridad. Y muchos tuvimos problemas bien serios con dirigentes de Educación a varios niveles. Pero la mentira siguió su curso y cada vez que surgía una nueva escuela en el campo se sumaba a la gran lista. Y en la prensa nacional aparecían, con bombo y platillo, al final de curso, el listado de todas las escuelas que obtenían un ciento por ciento de promoción. Entonces las escuelas de la ciudad empezaron también con índices de promoción elevadísimos y en poco tiempo las ansias promocionistas del Ministerio de Educación se hicieron presentes en toda la enseñanza media y la técnico profesional. Y a los maestros se nos evaluaba por los llamados “resultados académicos”. A veces muchos de nosotros perdimos el llamado “mérito laboral” que se otorgaba por el porciento de promoción; y también, el refrigerador, frente a otro compañero que obtuvo “mejores resultados académicos”.

  • Mechy dijo:

    Yo fui una de los tantos jóvenes que dimos el paso al frente cuando nuestro invicto Comandante en Jefe hizo el llamado para el Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech.Tuve el honor de que él nos graduara en Ciudad Libertad el 7 de julio de 1981.Hace 36 años que me gradué y todavía me siento orgullosa de la decisión que tomé en aquellos momentos. Le agradezco infinitamente su homenaje.
    Me causa profundo dolor ver todo lo que afecta a la educación en estos últimos tiempos. Para educar e instruir hay que tener vocación y sentir mucho amor por la profesión;solo así se podrá luchar contra el fraude,el promocionismo y la falta de preparación para enfrentar tan digna carrera.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Saludos profesor, magnifico artículo, aprovecho para reflexionar sobre el tema, toca usted un asunto muy polémico y estratégico para el futuro del pais, en especial urgente para el mediano plazo. Esos estudiantes de enseñanza media y universitaria que entran hoy en los diferentes niveles del actual curso 2017/2018 serán los actores y protagonistas para dar cumplimiento a ese gran plan aprobado para el 2030, plan decisivo para nuestro socialismo, quizás su actual generación profesor en ese entonces no tendrá el protagonismo de hoy, serán estos jóvenes el relevo como fuerza principal para ese logro, lo que hagamos hoy en educación y formación de ellos determinara en buena medida el éxito de ese plan, lo urgente y la importancia de lo que está en juego exige una mirada profunda y con sentido práctico de lo que hacemos en materia de educación.
    En el proceso de reordenamiento económico y de carencias que enfrentamos donde combatimos la corrupción, el robo y desvíos en la economía cubana, son fenómenos que están presentes en nuestra sociedad y nos deforman, pero no podemos correr el riesgo que ese germen contamine a las futuras generaciones desde sus primeros momentos, entiéndase promosionismo y fraudes, esa generación sobre la que descansa la confianza y las expectativas de nuestro desarrollo debemos protegerla y priorizarla por encima de todo, si no podemos evitarlo, es preferible no hacer evaluaciones bajo esa mancha, sembraríamos una doble moral y arriesgaríamos demasiado.
    Sobre los exámenes tengo otro punto de vista, máxime que el sistema de educación en un pais que construye el socialismo requiere constantemente perfeccionarse. El objetivo es formar al hombre nuevo, con una nueva forma de pensar, siempre aspirando a un escalón superior de ser humano, con conductas y compromisos diferentes, parto de la idea del Che de formar al hombre nuevo como clave para construir la nueva sociedad, en un proceso dialéctico, el de hoy en un estadio superior al de ayer y diferente al logrado anteriormente, que a su vez fue un hombre superior a los que le precedieron, eso solo es posible con un sistema de educación enfocado como primer objetivo, en construir al hombre nuevo, armado de valores espirituales y nuevas herramientas, pero primero de valores espirituales. Un sistema educativo que como una fábrica, donde todo el material que entra sale como un producto terminado listo para el consumo con diferentes calidades, pero todo el material se convierte en producto terminado, el 100% sale al mercado, aquí no puede haber desechos, aquí solo hay diferentes niveles de calidad.
    En el socialismo no tienen que existir los mismos métodos y formas que se aplican de evaluar en los sistemas de educación capitalistas, nosotros buscamos algo diferente, el ejemplo clásico de magisterio de lo que debemos buscar con el sistema de educacion en el socialismo lo expresa en su poema Raúl Ferrer, la Niña Mala, buscamos primero al ser humano, por encima de todo primero el ser humano, después vendrán los científicos, obreros y más, dentro de esa masividad estará la calidad que también necesitamos, pero nadie debe quedar excluido, todos suman en el socialismo, habrá jóvenes que aprobaran ayudados con el mínimo de notas, pero ese mismo joven posteriormente adulto en alguna ocasión arriesgara la vida por otro en un campo de combate, todos en la enseñanza cuentan.
    Defiendo la idea para lograr un sistema educativo diferente, entre muchas otras cosas, que los exámenes escritos sean parciales y que todos los exámenes finales al concluir cada nivel de enseñanza debe ser la defensa de un proyecto de desarrollo de uno o varios estudiantes juntos, donde cada uno se vea obligado a usar las materias y conocimientos que recibió, involucrando y apoyándose en el mejor de los casos con la familia, en ese ejercicio de defensa que quizás dure unos 10minutos, lo más importante es el proceso de preparación de ese proyecto, ahí se aprende a razonar, más que memorizar, ahí podemos evitar el fraude, ahí aseguramos que los menos talentosos permanezcan más en el ciclo de estudio interactuando y no se envían a las calles, ahí tienen tiempo para explorar y reencontrarse en todo el ciclo de estudio con sus propias aptitudes y actitudes. Se trata de formarlo a todos, y a partir de ahí seleccionar los brillantes y talentosos.
    Por ultimo nuestro sistema educativo debe involucrar más a la sociedad y a la familia sin formalismos, usando dialécticamente esos importantes activos que existen en la sociedad y la familia, por medio de charlas, conferencias al finalizar un periodo sobre diferentes temas, sociales, familiares, de parejas, de sexualidad, de arquitectura o arte, en fin de muchos temas donde el Padre que tiene un hijo/alumno en una escuela es invitado a una conferencia sobre temas de los cuales el padre es un gran estudioso, la escuela en el socialismo debe atraer esos activos intelectuales a favor de la educación, usando su influencia social y mediática . Imaginemos que al Profesor Néstor, la dirección de la escuela donde estudia su nieta de 16 años, lo invita a dar la conferencia de cierre de curso sobre la juventud y las nuevas tecnologías de la información, junto a otros oradores que por casualidad uno es Silvio Rodríguez que también tiene su nieta en esa misma escuela, esas charlas jamás se le olvidaran a esos estudiantes, y seguro producirán un cambio positivo en ellos como personas, en la chala del invitado numero 100 ya tenemos junto con el trabajo de los profesores un joven con un nivel superior de formación.

    • Miguel A. Serret dijo:

      Vivo en los EU,y como siempre muestro interés por lo que sucede en mi Patria,el tema es fundamental,haría falta que los que tomen decisiones al respecto lo tengan en cuenta,si no son capaces de reinventarse y rectificar sobre tema tan delicado el futuro será incierto,como minimo.No olvidarse que la Sociedad está constantemente en cambio y que la base de esa transformación infinita descansa en la calidad educativa que se le de a la juventud.

    • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

      Saludos Miguel, es así como bien dices, necesitamos reaventarnos constantemente. Después de leer los comentarios creo necesario volver a insistir de nuevo en la urgencia de la necesidad de un cambio de mentalidad, como lo primero que exige el momento de la actual de perfeccionamiento y cambios en nuestra vida económica y social, eso es lo primero, lo imprescindible, si en ello no es posible perfeccionar nuestro socialismo, el cambio de mentalidad que exige tamaña empresa tiene en el sistema educativo el caballo de Troya, para ese cambio, a los jóvenes hay que sembrarle ese nueva forma de pensar, pero eso requiere junto a la tarea que le corresponde al sistema de educación, sumar un pelotón de adultos de vanguardia que lideré ese esfuerzo como parte del sistema, no como una campaña o consigna, se trata de organizar, implicar a los viejos, ¨los brujos o Gorugo de la tribu¨ que complementen el papel del actual profesor, rompiendo patrones mentales, con una mirada más amplia que contribuya a formar a ese joven que lleva el cambio.
      Utilizaré un termino muy repetido en los comentario para ilustra la idea, el repasador, esa figura y la forma en que hace su función se tiende a demonizar, injustamente, cuando creo todo lo contrario, lo que está faltando es una mirada diferente, más amplia de esa importante función. Sé que estas ideas no me ponen de moda, nado contra las opiniones aquí vertidas, pero trato de abrir con sanidad revolucionaria una puerta al debate con otra mirada, con una visión más amplia.
      En el socialismo la educación,(entiéndase ahí también la cultura), al igual que la ciencia es una actitud, no es un sistema o un ministerio, a diferencia del capitalismo que si separa y hace todas esas divisiones estructúrales para funcionar y las cuales nosotros hemos copiado, lo que ha hecho que se anteponga en ocasiones por encima de la potencialidad que íntegramente tiene la sociedad en su conjunto, hacen que tantos ministerios y divisiones en la estructura de dirección parecidas a las del mundo capitalista, resten integralidad social, eso en gran medida es un freno para multiplicar la potencialidad del ser humano en el socialismo, mientras más barreras y divisiones estructúrales, más obstáculos mentales podemos estar creando.
      El repasador como le llamamos los cubanos, lo veo como una suerte que hay surgido espontáneamente, demuestra el interés de aprender de la sociedad como una fortaleza, en mejorar, en superarse, esa expectativa quien la sembró en nosotros y la sigue sembrando en nuestro pueblo es la revolución, de superarnos constantemente, lo que nos está faltando es organizar y canalizar correctamente eso intereses de adultos y jóvenes, como complemento del proceso educativo masivo y gratuito no exento de imperfecciones que por suerte tenemos, y que es lo más importante de ese proceso de formación, responsable de construir las bases de esa formación general del estudiante, lo cual no se contradice con la necesidad de usar otras alternativas para mejorar y potenciar más el aprendizaje como parte orgánica también del sistema educativo, lo veo como una alternativa que refuerza esa función de formar, porque en una sociedad socialista hay alumnos y también padres que buscan la excelencia, que buscan ser mejores, y en ese proceso masivo de educación hay cultivar y estimular ese interés individual por aprender más y de preparase mejor, eso es una suerte dentro de una sociedad, ese interés y quizás posibilidad de algunas personas también forman parte del llamado sistema de educación. Lo que nos ha faltado es visión para sumar esos intereses, organizarlos y estimularlos al contrario de demonizarlos, aquí las personas hacen una acción adicional mas por aprender, no por apropiarse de algo indebido, todo lo contrario, colaboran en crear un mejor activo para la sociedad.
      En cualquier pais y el nuestro también existen los asesores, esa figura es necesaria en el mundo actual, los consultantes, expertos, los entrenadores, son funciones que dentro de las figuras de cuenta propia o un similar se deben estimular en los adultos para mejorar por un lado sus ingresos personales y por otro sigan aportándole su capital a la sociedad.
      En esta batalla insisto no dejarlo todo en manos del estado, hay que conformar un nuevo sistema coherente, con la misma visión que hemos tenido para el reordenamiento económico al proponer nuevos mecanismos y fórmulas para incentivar la pequeña y mediana empresa para levantar nuestra economía, y que ha significado el salvavidas en cuanto a los ingresos fundamentales y/o adicionales para esas personas y su familia, aquí se trata de salvar ambas cosas, lo espiritual como parte y responsabilidad en la batalla de ideas con la sociedad, y asegurar los necesarios ingresos adicionales para nuestro capital humano, considerando que estas personas, muchos de ellos lo único que saben hacer y han hecho toda su vida es educar, o usar como única herramienta su intelectualidad, y cuando se acerca el ocaso profesional, esto adquiere un significado muy especial, máxime que la gran mayoría no están preparados para trabajar y obtener sus ingresos fundamentales y/o adicionales con el usos de sus manos como nuevas herramientas, como cocinero o plomero. Este debe ser un nuevo sistema, un nuevo pelotón en la batalla de ideas colaborando con el papel que viene haciendo el estado en la formación de las nuevas, las actuales y las viejas generaciones, porque todos debemos seguir aprendiendo, y cambiando nuestra forma de pensar, ese capital humano lo tenemos, que es lo más difícil, solo necesitamos organizarlo, e incentivarlo.
      Para ilustrar la idea, en los Estados Unidos es muy común ver la práctica de personalidades, que con una gran influencia sobre determinados sectores sociales, y algunos casos sobre la sociedad en general, al llegar a la vejes se jubilan y se retiran para hacer una vida más privada, pero la presión de las personas en general, en busca de orientación espiritual en cualquier terreno, lo empresarial, la familia, la relación de pareja, en fin en miles de temas, lo devuelven a la vida pública, pero con otra proyección, recorriendo el pais dictando conferencias en un intercambio vivo y directo con su auditorio, una entrada para una de esas charlas de una de destacada personalidad ya jubilada cuesta alrededor de $ 500.00 dólares, muchas personas interesadas en recibir esta charlas viajan en autos más de cuatro o cinco horas desde otra ciudad para recibir esa charla.
      Es habitual en estos países que al finalizar un curso escolar una personalidad de la vida empresarial, jurídica, la ciencia, el deporte o la cultura haga una conferencia magistral a todos los alumnos y familiares, junto a la conferencia también magistral de un profesor del claustro, para lo cual se le exige una rigurosa preparación previa sobre los temas que más le interesa a la escuela y al profesor seleccionado, que no tienen que ser necesariamente sobre una materia de estudio, lo que a su vez significa un estímulo y un reconocimiento a ese profesor.
      En nuestro pais debemos crear una figura de cuenta propia u otra variante similar, que permitirá que empresarios, científicos, artistas de reconocido prestigio lleguen a los segmentos poblacionales en un ejercicio interactivo y revolucionario para educar, y formar, ahora ellos gestionando y autofinanciando sus encuentros, como sucede en la cultura, con una orquesta de música, o un cantante, que viaja y coordina por el territorio nacional sus conciertos, y hace contratos para ello, pero en este caso para impartir ideas, asesorando para entender mejor los cambios que se viene produciendo en la sociedad y la economía cubana, la relaciones de pareja, como mejorar la educación de sus hijos…………… Imaginemos el impacto que tendría una conferencia de Silvio sobre como un joven puede lograr el éxito en una sociedad que construye el socialismo como la nuestra, en las universidades, o en diferentes municipios del pais, sería algo asombroso, dejaría una huella positiva de por vida en esos jóvenes.
      Muchos intelectuales, profesores ya jubilados, otros activos con los correspondientes mecanismos, verán por esta vía una variante para colaborar con lo que más conocen y les motiva hacer, en la formación de nuestra sociedad, acercándonos al individuo e interactuando en una asesoría, entrenamiento o en un dialogo con él, debemos abordar con más y nuevos mecanismos la formación y educación de nuestra juventud y en general de nuestra sociedad, hay que sumar con inteligencia nuestro capital humano en esa batalla.
      Me imagino dentro de unos 10 años, sentado dentro de auditorio joven, escuchando una charla del profesor Néstor sobre Fidel y el papel de la juventud en construcción de nuestro socialismo.

    • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

      Saludos Miguel, es así como bien dices, necesitamos reinventarnos constantemente. Después de leer los comentarios creo necesario volver a insistir de nuevo en la urgencia de la necesidad de un cambio de mentalidad, como lo primero que exige el momento de la actual de perfeccionamiento y cambios en nuestra vida económica y social, eso es lo primero, lo imprescindible, sin en ello no es posible perfeccionar nuestro socialismo, el cambio de mentalidad que exige tamaña empresa tiene en el sistema educativo el caballo de Troya, para ese cambio, a los jóvenes hay que sembrarle ese nueva forma de pensar, pero eso requiere junto a la tarea que le corresponde al sistema de educación, sumar un pelotón de adultos de vanguardia que lideré ese esfuerzo como parte del sistema, no como una campaña o consigna, se trata de organizar, implicar a los viejos, ¨los brujos o Gorugo de la tribu¨ que complementen el papel del actual profesor, rompiendo patrones mentales, con una mirada más amplia que contribuya a formar a ese joven que lleva el cambio.
      Utilizaré un termino muy repetido en los comentario para ilustra la idea, el repasador, esa figura y la forma en que hace su función se tiende a demonizar, injustamente, cuando creo todo lo contrario, lo que está faltando es una mirada diferente, más amplia de esa importante función. Sé que estas ideas no me ponen de moda, nado contra las opiniones aquí vertidas, pero trato de abrir con sanidad revolucionaria una puerta al debate con otra mirada, con una visión más amplia.
      En el socialismo la educación,(entiéndase ahí también la cultura), al igual que la ciencia es una actitud, no es un sistema o un ministerio, a diferencia del capitalismo que si separa y hace todas esas divisiones estructúrales para funcionar y las cuales nosotros hemos copiado, lo que ha hecho que se anteponga en ocasiones por encima de la potencialidad que íntegramente tiene la sociedad en su conjunto, hacen que tantos ministerios y divisiones en la estructura de dirección parecidas a las del mundo capitalista, resten integralidad social, eso en gran medida es un freno para multiplicar la potencialidad del ser humano en el socialismo, mientras más barreras y divisiones estructúrales, más obstáculos mentales podemos estar creando.
      El repasador como le llamamos los cubanos, lo veo como una suerte que hay surgido espontáneamente, demuestra el interés de aprender de la sociedad como una fortaleza, en mejorar, en superarse, esa expectativa quien la sembró en nosotros y la sigue sembrando en nuestro pueblo es la revolución, de superarnos constantemente, lo que nos está faltando es organizar y canalizar correctamente esos intereses de adultos y jóvenes, como complemento del proceso educativo masivo y gratuito no exento de imperfecciones que por suerte tenemos, y que es lo más importante de ese proceso de formación, responsable de construir las bases de esa formación general del estudiante, lo cual no se contradice con la necesidad de usar otras alternativas para mejorar y potenciar más el aprendizaje como parte orgánica también del sistema educativo, lo veo como una alternativa que refuerza esa función de formar, porque en una sociedad socialista hay alumnos y también padres que buscan la excelencia, que buscan ser mejores, y en ese proceso masivo de educación hay cultivar y estimular ese interés individual por aprender más y de preparase mejor, eso es una suerte dentro de una sociedad, ese interés y quizás posibilidad de algunas personas también forman parte del llamado sistema de educación. Lo que nos ha faltado es visión para sumar esos intereses, organizarlos y estimularlos al contrario de demonizarlos, aquí las personas hacen una acción adicional mas por aprender, no por apropiarse de algo indebido, todo lo contrario, colaboran en crear un mejor activo para la sociedad.
      En cualquier pais y el nuestro también existen los asesores, esa figura es necesaria en el mundo actual, los consultantes, expertos, los entrenadores, son funciones que dentro de las figuras de cuenta propia o un similar se deben estimular en los adultos para mejorar por un lado sus ingresos personales y por otro sigan aportándole su capital a la sociedad.
      En esta batalla insisto no dejarlo todo en manos del estado, hay que conformar un nuevo sistema coherente, con la misma visión que hemos tenido para el reordenamiento económico al proponer nuevos mecanismos y fórmulas para incentivar la pequeña y mediana empresa para levantar nuestra economía, y que ha significado el salvavidas en cuanto a los ingresos fundamentales y/o adicionales para esas personas y su familia, aquí se trata de salvar ambas cosas, lo espiritual como parte y responsabilidad en la batalla de ideas con la sociedad, y asegurar los necesarios ingresos adicionales para nuestro capital humano, considerando que estas personas, muchos de ellos lo único que saben hacer y han hecho toda su vida es educar, o usar como única herramienta su intelectualidad, y cuando se acerca el ocaso profesional, esto adquiere un significado muy especial, máxime que la gran mayoría no están preparados para trabajar y obtener sus ingresos fundamentales y/o adicionales con el usos de sus manos como nuevas herramientas, como cocinero o plomero. Este debe ser un nuevo sistema, un nuevo pelotón en la batalla de ideas colaborando con el papel que viene haciendo el estado en la formación de las nuevas, las actuales y las viejas generaciones, porque todos debemos seguir aprendiendo, y cambiando nuestra forma de pensar, ese capital humano lo tenemos, que es lo más difícil, solo necesitamos organizarlo, e incentivarlo.
      Para ilustrar la idea, en los Estados Unidos es muy común ver la práctica de personalidades, que con una gran influencia sobre determinados sectores sociales, y algunos casos sobre la sociedad en general, al llegar a la vejes se jubilan y se retiran para hacer una vida más privada, pero la presión de las personas en general, en busca de orientación espiritual en cualquier terreno, lo empresarial, la familia, la relación de pareja, en fin en miles de temas, lo devuelven a la vida pública, pero con otra proyección, recorriendo el pais dictando conferencias en un intercambio vivo y directo con su auditorio, una entrada para una de esas charlas de una de destacada personalidad ya jubilada cuesta alrededor de $ 500.00 dólares, muchas personas interesadas en recibir esta charlas viajan en autos más de cuatro o cinco horas desde otra ciudad para recibirla.
      Es habitual en estos países que al finalizar un curso escolar una personalidad de la vida empresarial, jurídica, la ciencia, el deporte o la cultura haga una conferencia magistral a todos los alumnos y familiares, junto a la conferencia también magistral de un profesor del claustro, para lo cual se le exige una rigurosa preparación previa sobre los temas que más le interesa a la escuela y al profesor seleccionado, que no tienen que ser necesariamente sobre una materia de estudio, lo que a su vez significa un estímulo y un reconocimiento a ese profesor.
      En nuestro pais debemos crear una figura de cuenta propia u otra variante similar, que permitirá que empresarios, científicos, artistas de reconocido prestigio lleguen a los segmentos poblacionales en un ejercicio interactivo y revolucionario para educar, y formar, ahora ellos gestionando y autofinanciando sus encuentros, como sucede en la cultura, con una orquesta de música, o un cantante, que viaja y coordina por el territorio nacional sus conciertos, y hace contratos para ello, pero en este caso para impartir ideas, asesorando para entender mejor los cambios que se viene produciendo en la sociedad y la economía cubana, la relaciones de pareja, como mejorar la educación de sus hijos…………… Imaginemos el impacto que tendría una conferencia de Silvio sobre como un joven puede lograr el éxito en una sociedad que construye el socialismo como la nuestra, en las universidades, o en diferentes municipios del pais, sería algo asombroso, dejaría una huella positiva de por vida en esos jóvenes.
      Muchos intelectuales, profesores ya jubilados, otros activos con los correspondientes mecanismos, verán por esta vía una variante para colaborar con lo que más conocen y les motiva hacer, en la formación de nuestra sociedad, acercándonos al individuo e interactuando en una asesoría, entrenamiento o en un dialogo con él, debemos abordar con más y nuevos mecanismos la formación y educación de nuestra juventud y en general de nuestra sociedad, hay que sumar con inteligencia nuestro capital humano en esa batalla.
      Me imagino dentro de unos 10 años, sentado dentro de auditorio joven, escuchando una charla del profesor Néstor sobre Fidel y el papel de la juventud en construcción de nuestro socialismo.

      • El Profe dijo:

        Estimado:
        En el nivel universitario el repasador es un sacrilegio. La universidad no es una escuelita primaria, de lo que se trata a ese nivel, aunque desgraciadamente muchos piensen erróneamente así, de lo que se trata repito, no es de obtener una patente de corso a toda costa, se trata de desarrollar la capacidad de resolver por uno mismo problemas reales de la rama del saber en la que pretendemos graduarnos. Se trata de desarrollar competencias, es decir convertirnos en especialistas competentes. Para lograr esos objetivos tenemos que desarrollar nuestros métodos, necesitamos aprender a aprender.

        En la más aceptada visión del proceso de enseñanza-aprendizaje en la actualidad se encuentra el constructivismo, que establece entre otras cosas que el individuo construye su conocimiento. El repasador, es una tipificación de la enseñanza tradicional, en la que el profesor esté en el centro, es el artista que con su maestría pedagógica esculpe el conocimiento en la mente del educando. Esa visión del aprendizaje es errónea, como lo han demostrado los avances de las ciencias asociadas con el conocimiento. Si usted esté en la Universidad y otro resuelve los problemas por usted, ya sea por vagancia o por no haber desarrollado durante la enseñanza previa la capacidad de pensar, de razonar, de aprender, de avanzar por usted mismo, pues usted no está preparado para un estudio universitario; quizás necesite más tiempo para alcanzar el nivel necesario, quizás deba usted aprender una profesión y luego, con más madurez y experiencia intentarlo de nuevo en una profesión que le guste o sea más a afín a sus capacidades o talento.

        En nuestro país se le hace creer a todos que pueden alcanzar un título universitario y los chicos y chicas terminan la secundaria y van para el pre y cogen una carrera sin saber ni de qué va, la gran mayoría, empujados por la presión familiar y social, sin vocación, ni interés ni capacidad. Simplemente se cree que sin un estudio universitario no vales y es obligatorio obtenerlo. Luego el título se encuadra y se cuelga en la pared de la casa de nuestros padres, junto a las fotos de los 15 …. y debiera ser el fin.

        Se puede llegar lejos en la vida, incluso en cuestiones altamente especializadas sin un título. Este debe buscarse si realmente se desea o se necesita para lo que queremos hacer, para lo que queremos dedicarnos en nuestras vidas.

        Algunos que no se graduaron y llegaron lejos en campos especializados: el creador de Microsoft, el creador de Apple, Next y Pixar, el creador de Facebook… en el arte los ejemplos sobran también.

        Y que conste que no hago una apología anti universitaria, todo lo contrario… el problema es que el estudio universitario debemos desearlo, amar lo que hacemos, debe responder a nuestras necesidades y deseos y ni a los de otros. Debemos saber que queremos y que nos aporta, que nos ofrece el estudio que queremos hacer y por qué queremos hacer ese y no otro o ninguno.

      • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

        Estimado Profe saludos, gracias por atender mi comentario.
        Cuando insisto en estas ideas y nado contra corriente, lo hago partiendo del nuevo contexto al que nos enfrentamos, en años anteriores Fidel genialmente concibió la conceptualización de este proceso, donde la masividad de la enseñanza se articulaba con alternativas para encausar a los más talentosos, de ahí surgieron las escuelas vocacionales, la historia la conocemos, no soy dado a inventariar defectos, me concentro más en las posibles soluciones. La realidad de la enseñanza general en nuestro pais hoy transita en su célula fundamental por la falta de profesores, la mayoría en ejercicio muy jóvenes con poca preparación, unido a otros aspectos de carácter objetivos y materiales, lo que hacen muy complejo y heroico ese esfuerzo de educar y formar a las nuevas generaciones, ya no existe un campo socialista, nos toca a nosotros solos retomar esos ambiciosos sueños y planes en la educación sumando al sistema, otras ideas y alternativas, mirando de forma diferente a ese ejercito de brujos y viejos, que son los actuales sabios de la tribu, entiéndase nuestro pais, recuerda, que la sabiduría transita por tres claves, el talento, el conocimiento y la experiencia, tener una sola de esas claves es una bendición, hacer coincidir las tres es el milagro, y en ese ejercito de viejos algunos jubilados, es donde precisamente existen la mayores probabilidades de lograr el milagro de sabiduria, en esas generaciones del ¨milagro¨ como suelo llamarle, es donde concentro mi tesis, desperdiciarlas es el verdadero sacrilegio, seriamos una sociedad ciega al desperdiciar en el mejor momento del activo más importante del capital humano formado, la experiencia por lo general se logra en esa etapa de la vida, se trata de complementar el actual sistema de educación involucrando más a ese activo, con nuevas ideas, no se trata de sustituir el sistema, la idea es complementarlo.
        La generalidad repite la palabra repasador, refiriéndose a la forma más simple y artesanal de su ejercicio, que repetido continuadamente deforma la visión de esa valiosa figura en su amplia dimensión, y de su importancia en el nuevo contexto donde perfeccionamos nuestro socialismo. La mayoría se refiere a esa figura de repasador por un supuesto defecto en el aprendizaje en nuestros hijos, cuestión que no deja de ser importante y que debemos atender, pero enmarcarla a esta sola función es lo que nos ha impedido ver sus otras aristas, minimizando su jerarquía, pero en realidad ellos son un mentor, un entrenador, un asesor, un tutor, un experto, un sabio para desarrollar una potencialidad dormida en un individuo, que solo es posible hacer de forma individual y selectiva, entonces entenderíamos que la misma figura de repasador que en la primaria o en la enseñanza media acciona sobre el alumno, es el mismo repasador que acciona sobre un adulto en su maestría, o doctorado, porque para hacer un doctorado se busca también a su nivel, un repasador, que es lo mismo conceptualmente que un tutor, un mentor, un sabio, para hacer una tesis de grado, de lo que se trata es de abrirnos en nuestra forma de pensar, a partir primero de entender el concepto y segundo ponerlo en contexto, por ahí seguro hacemos otro tipo de razonamiento.
        Esta figura de repasador o mentor su función es salvar una potencialidad de un individuo, desarrollándola de forma diferenciada y selectiva hacia un escalón superior, por ahí nos acercamos a cubrir el espacio intermedio que dejaron las escuelas vocacionales como escalón superior para los más talentosos. Cuando un padre o un profesor en edades tempranas detecta aptitudes especiales en un niño o joven, como la pintura, o cualquier manifestación artística, u otra habilidad, lo más lógico para ese padre es buscar asesoramiento y/o un entrenador, tutor o un sabio para encausar esa potencialidad, para cultivarla y desarrollarla, no desperdiciarla, esa particularidad y potencialidad de un individuo no puede perderse, esa es nuestra responsabilidad, Fidel diseño el sistema como una responsabilidad del estado, pero nosotros no lo cuidamos y no lo perfeccionamos, que junto a la realidad económica de hoy nos impide volver a retomar, responsabilizando solo al estado en esa misión, es por ello que esa contradicción no antagónica, entre el sueño y las expectativas que la revolución nos sembró en nosotros, nos obliga a buscar alternativas para encausar esos sueños y potencialidades de nuestros hijos, esa es una realidad, de lo que se trata es organizarla y estimularla para bien de la revolución, no dejar que se desarrolle espontáneamente cultivando una doble moral, eso es muy grave.
        Entonces por ahí vemos figuras como repasadores, de mentores de piano, artes plásticas, deportes y ejercicios físicos, matemáticas y otras asignaturas, contabilidad y economía, mentores que imparten cursos y entrenamientos para una formación práctica en las técnicas y las estrategias de administración, necesarios para los cuenta propias y para jóvenes que trabajan de maletero en un hotel y aspiran algún día a ser gerentes de ese hotel en Cuba, mentores para la formación intensiva para dotar de las habilidades necesarias para operar de forma autónoma a corto y largo plazo en proyectos de investigación, mentor o repasador para desarrollar habilidades prácticas manuales, carpinteros, Chef y muchos más.

  • Filosa dijo:

    Infortunadamente, el promocionismo no es nada nuevo ni es de ahora. A pesar de que gracias a nuestro sistema político social existe un sistema de enseñanza gratuito desde el prescolar hasta la universidad y hemos avanzado, este asunto es viejo y en todas las etapas para cumplir con planes, etc. se han graduado en los diferentes niveles personas que realmente no aplicaban. Pero el promocionismo se puede ver también en los centros laborales que por múltiples causas de los que dirigen “promueven ” a personas que no cumplen con los requisitos indispensables. A los jóvenes hay que ayudarlos y enseñarlos, todos pasamos por esas edades si ya somos adulto. Eso es una cosa y la otra es promover a algunos que no tienen las capacidades, pero cuentan con alguna gracia o esa “gracia” se la ve el jefe. Oh! ese es un tema que merece un debatge profundo. Si nos acostumbramos a ese promocionismo en la enseñanza, ¿qué dejaremos para los entros laborales, etc…?

  • REFLEXIVO dijo:

    Buenos días. Sobre el promocionismo o tal vez mejor, sobre los métodos de evaluación: Hay métodos que propician que algunos estudiantes, bastantes, promuevan, aprueben o como se quiera decir, sin tener los conocmientos suficientes, hasta obteniendo puntuaciones máximas. Un ejemplo: Se evalúa a grupos de aumnos mediante la presentación por equipos, de un trabajo final, que puede tener variantes. Es sabido que en los equipos, trabajan unos y otros se nutren del trabajo de los otros, se aprenden el pedacito que les toca exponer y pasan con un B o un MB o hasta Excelente. Por otro lado, se les encarga un trabajop sobre un tema escogido, incluso por ellos. ¿Y lo demás?
    Existe otro problema y lo comentan muchos médicos, es decir: Se imparten diplomados, para supuestamente preparar a muchos médicos que van a cumplir misiones o cubrir déficits en diversos centros, por falta de especialistas. ¿Ejemplos? Bien: Ultrasonidos Diagnósticos, Terapia Intensiva. Eso no se puede aprender en 3 meses.
    Muy bueno su artículo. Ese promocionismo ha traido muchos problemas y es una situación a veces larvada.
    Gracias.

  • Alex dijo:

    Creo que el error es pensar que existe tal dicotomía. Hay opciones, que no son precisamente dedicarse a la delincuencia o no trabajar y estudiar. Y es precisamente que con ese temor, quizá, en ocasiones ha predominado la opción de promover. A mi criterio, nada justifica el promocionismo. De lo contrario, promocionamos además, la falsedad, la mentira… y no atizamos el esfuerzo, el conocimiento.

  • Maritere dijo:

    Es un tema peliagudo y que sensibiliza y preocupa mucho a cada familia donde tengamos al menos 1 estudiante en cualquier nivel.
    El bombo y platillo nos ha hecho mucho daño pero fundamentalmente en la educación, que cada vez se torna más difícil de perfeccionar, con viejos métodos no se pueden obtener nuevos resultados.
    Me preocupa mucho el futuro educacional de nuestros niños y jóvenes, estamos viviendo cada experiencias negativas que se me hace difícil entender.
    Profesor Nestor, yo formé parte del IV Contigente del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce, fue una tarea hermosa, de mucho altruismo y a las que nos entregamos con total compromiso. Hoy no soy maestra pero aporté mi granito de arena cuando era casi una niña y eso me ha dado mucha satisfacción personal. Agradezco mucho su reconocimiento hacia ese batallón de vanguardia.

  • Pioneer dijo:

    Tema bien espinoso, a mi entender mucho más que el marabús que casi impide el disfrute de caminatas por nuestra campiña, no se puede hacer un análisis completo porque sería una tesis de grado de filosofía política y no es el interés ni la posibilidad, las raíces de este “problema” están en la concepción misma de nuestra sociedad y digo esto porque si extrapolamos los ejemplos en la educación muy bien expresados como el fraude , el paternalismo, la descalificación laboral y funcionalidad profesional de los “títulos” y más importante la personal que se esconde detrás de este fenómeno por el desestimulo al esfuerzo y a la capacidad real del ser humano, asistimos entonces al nepotismo, al amiguismo, el “sociolismo” , que dan paso a la ineficiencia, la corrupción y la pérdida de valores y el peligro del justificativo de la violencia en toda su acepción para obtener fines merecidos ante la vilipendiada justicia, porque al final sesgar la posibilidad al capaz en favor de quien no lo es, se llama injusticia social, pongámosle o no sinónimos dulces, en casi todas las esferas de esta sociedad, la nuestra, nos damos cuenta que no es un fenómeno exclusivo de la educación aunque si puede haber sido uno de los mayores contribuyentes, nuestras urgencias en la eterna lucha por “Resolver” de plano carencias propias o provocadas por el enemigo, nuestra agresividad sobre cánones establecidos de orden en la consecución de fines, que de ser violados, violentan la naturaleza misma del fin, y creer que la vuelta a la estabilidad era una derrota y un siniestro desafío hacia lo hecho, nos han convertido en una sociedad de “urgencias” que ha olvidado el “orden” y lo ha transformado en un proscrito de la conducta lascando el resultado, hoy todos vemos con preocupación estos resultados pues son exactamente la síntesis de nuestras acciones y ni un ápice más.

    • Jose R Oro dijo:

      Muy interesante, estimado Pioneer, el promocionismo y otras coasa que usted menciona son sintomas diferentes de un mismo mal.

  • Carlos A. Miranda Pantoja dijo:

    Excelente artículo, como todos los trabajos del Profesor Del Prado que aparecen aquí.
    Me gustaría un debate, a partir de lo sugerido en estas breves palabras del profesor (que sirven más para “dar pie”) donde participaran los ministros, los dirigentes, en fin, los decisores porque lo otro es desgastarse y al final no logramos nada.
    1. La enseñanza primaria debe lograr el 100 % de promoción.y debe ser obligatoria. Probablemente hasta el sexto grado.
    2. La enseñanza secundaria hasta el noveno grado y ya no debe se medida su calidad a través de la promoción, o por lo menos no fundamentalmente.
    3. En el pre-universitario hablar de promoción no tiene sentido. Como tampoco que sea exigible luego un certificado de terminación de ese nivel escolar para hacer cualquier tipo de trabajo, incluyendo los que no lo requieren. Por ejemplo, para ser auxiliar de limpieza no hace falta ser bachiller. La única función de este nivel es preparar a quien luego pretende entrar a la universidad.
    4. Hablar de promoción en el nivel superior, de calidad de los resultados y cosas por el estilo, ya es una aberración.
    5. Hay que instaurar una verdadera educación de postgrado, con rigor. Por cierto, la promoción en el postgrado anda por el 150 %. ¿Recordamos las maestrías masivas en la Educación?
    6. Y muchas cosas más, pero me desgasto. Ni nosotros mismos nos escuchamos.
    Salud…suerte…Carlos

  • Angel dijo:

    La enseñanza como herramienta para la vida, antes te hacían repetir hasta 3 veces el mismo grado. Los profesores tenían una calidad y rigurosidad (Esto también se debe a que solo impartían una sola asignatura y eran especializados en la misma, y el amor por la profesión y en especial por los estudiantes). Vine a aprender lo que era un examen de la dignidad en la Universidad (La mejor enseñanza que se le puede dar a un alumno). Y no se trata de atosigar a los estudiantes con millones de cálculos y cosas inútiles que jamás aplicaran (Cosa que hoy en día hacen bien las computadoras), es darle proyectos reales, enseñarlos a aprender a des-aprender (Porque los tiempos cambian), motivar su pensamiento y razonamiento. Prepararlos para la vida real actual. Súmele a eso buenas prácticas de métodos pedagógicos por los profesores hacia sus estudiantes aterrizados a sus particularidades (No a todos se les enseña de la misma forma y todos no adquieren el conocimiento de la misma forma). Todo depende de a quien usted va a enseñar. No se trata de tener un título que diga lo que usted sabe. La práctica se come al formalismo (Los cuenta propistas no necesitan un título para ejercer una actividad o profesión). Lo que se necesita es el conocimiento. Yo veo la escuela, la Universidad como un lugar donde se adquiere el conocimiento de algo para aplicarlo.

  • ARJ dijo:

    En mi caso yo no recuerdo realmente la incidencia de este fenómeno en mi vida estudiantil, será porque la secundaria y el pre las pase en una vocacional donde el rigor era diferente y había que estudiar, de la secundaria las vivencias docentes no las tengo claras, todo fue normal; pero del pre si recuerdo que había yo diría que una sana competencia por sacar las mejores notas; pero ni remotamente la barbaridad de los promedios de ahora de 100 en todas las asignaturas o promedios de 100, el mejor de mi grado para las carreras no llegaba a 100 y era un alumno de concursos de matemática y física, si mal no recuerdo cogió física nuclear para estudiar en la antigua Unión Soviética. Ahhh pero teníamos buenos profesores, recuerdo gratamente la profesora de inglés que era la guía del grupo, muy “buena” en todos los aspectos, el profesor de matemática era el jefe de catedra, la de química tremenda maestra, muy recia, pero excelente profesora, gracias a sus clases y conocimientos impartidos pude superar la química en ruso de mi carrera, con estos dos no había chistecitos ni relajitos, el de física nos daba también Astronomía, alguien se acuerda de aquella asignatura???, y teníamos el profesor de Literatura y Español que era del “Destacamento” y estaba becado allí igual que nosotros, excelente profesor y persona. El horario de estudio era de 8 a 10 de la noche; pero en tiempos de exámenes todo el tiempo era en función del estudio, y los profesores repasaban y los alumnos más aventajados también lo hacían con sus compañeros de aula; todos esto sin dejar de practicar deportes, ir a las fiestas, atender a la novia, y hasta fugarse antes del pase para estar más tiempo en la casa con la familia; pero había un objetivo fundamental: estudiar, graduarse y obtener una carrera universitaria.
    Con el Destacamento Pedagógico paso algo que me marco, resulta que el día antes del pase o el mismo día, reunían a un grupo o varios en el anfiteatro de la unidad y hasta que un número determinado no diera el paso al frente no salían de pase, por ahí yo creo que comenzarían algunos de los problemas que tenemos hoy en la educación. Hoy son tantos y tan variados los problemas desde aulas sin pintura e iluminación, maestros que no lo son o desmotivados y mal pagados, hasta el acecho de la droga y prostitución, que dan ganas de llorar. Todo esto muy a pesar de los esfuerzos inmensos que hace el país y los trabajadores de la educación para que su objeto social funcione bien.
    Y para terminar le haría una pregunta estimado profesor, pregunta que igual iría dirigida a todos: por que hay tantas esferas de la vida económica y social del país con problemas????, no será que se están incumpliendo algunos artículos de la constitución donde se expresa: ARTICULO 14.-En la República de Cuba rige el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción y en la supresión de la explotación del hombre por el hombre. También rige el principio de distribución socialista “de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo”……. ARTICULO 16.-El Estado organiza, dirige y controla la actividad económica nacional conforme a un plan que garantice el desarrollo programado del país, a fin de fortalecer el sistema socialista, satisfacer cada vez mejor las necesidades materiales y culturales de la sociedad y los ciudadanos …..

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Estimado ARJ, es usted un cubadebatiente y acertijando destacado, me estimula contar con tu enjundiosa participación. No sé en qué Vocacional estuviste, pero evidentemente te nutrió para seguir creciendo. Me llamó la atención el relato de ese método cruel de captar para el Destacamento Pedagógico; en mi etapa en La Lenin trabajé duró por dicha captación pero los métodos era la persuasión y de alguna manera una emulación respetuosa. Dar el paso era un honor, no darlo no significaba lo contrario. En cuanto a la pregunta que haces sobre las tantas esferas de la vida económica y social que tenemos con problemas no hay una respuesta sencilla aunque se pueda intentar dar una respuesta simplista. Es un fenómeno multicausal, con factores externos e internos, objetivos y subjetivos. Te sugiero buscar el artículo que escribí titulado ¿Bloqueo externo o bloqueo interno; bloqueo material o bloqueo mental?, ahí puedes encontrar algunas pistas. También hay otros artículos que tratan tu pregunta. Me doy cuenta que sería bueno que dedique un artículo compilatorio y generador que aborde tu importante pregunta. Lo intentaré.
      Ah, para aprovechar la oportunidad te digo que me gustó mucho tu aporte en el acertijo actual.

  • Elio Antonio dijo:

    Hola:-)

    Ha sido un gusto leer esta forma de abordar un problema tan complejo.

    Segundo: Pienso que el río es uno, son sus aguas las que se renuevan constantemente; es decir: “uno no se baña dos veces con las mismas aguas en un río”.

    El promocionismo debe formar parte de la gran punta del Iceberg. Por muy negativo y contraproducente que sea con el modelo de sociedad que pretendemos construir, tiene bases prácticamente irremovibles. Me imagino que el promocinismo, al igual que otras tantas cosas, tuvo su origen quizás en buenas intenciones, pero al no ser comprendidas debidamente y, por tanto, con el paso del tiempo mal implementadas, esas buenas intenciones crearon un problema inmensamente criticable. “Hacer más con menos” ha sido otra de las políticas vilipendiadas.

    Saludos;-)

  • Anibal del Prado dijo:

    Saludos Nestor, me ha gustado mucho tu articulo, quiero hacer un par d ecomentarios: Uno; mi madre Doctora en pedagogia, fue profesora d eMatematica en Secundaria Basica, pasnado despues a ser Asesora del entonces Regional Boyeros y antes de jubilarse, profesora del IPE (Instituto de Perfeccionamiento Educacional, o sea, le daba clase a los profesores de Secundaria) cuando le llego al edad de jubilacion, aunque podia haber continuado, decidio jubilarse, pues estaba decepcionada con el promocionismo reinante en aquella epoca (finales de los años ’70) En esa epovca yo ingrese a la CUJAE y alli no habia nada de promocionismo, “pasaban la mocha bajito” y el que no aprobaba, se iba y que diera el % de promocion que diera, otra cosa que vi en la CUJAE en esos años y es algo en lo que hemos retrocedido, es el fraude. En esa epoca cometer fraude era algo asi como cometer un delito, era severamente sancionado y estaba fuera de toda discusion el que a alguien le pareciera bien cometerlo.

  • así fue dijo:

    buen debate, cuando me hice ingeniero trabajaba con otros técnicos medios pero de 4 años de formación graduados en la URSS y por supuesto estaban bien preparados y es que su plan de estudio donde decia el título del tema ¨¨ hoy vamos a estudiar tal cosa¨¨se hacia con la práctica incluida porque existian los medios y los recursos, por tanto en aquella época contabamos con una fábrica formadora de recursos humanos al nivel de cualquier pais desarrollado, ya luego del derrumbe se fue diluyendo todo y aunque se mantenía la exigencia en algunas carreras de ingienería no iba a ser lo mismo porque se dejó de tocar con las manos lo que se aprendía y empezó a volar la imaginación de lo que pudiera ser!!, lo que quiero decir es que para mantener un nivel de educación con la calidad requerida para estos tiempos es necesario tener los recursos y las tecnologías al servicio de los profesores y estudiantes o sea hay que tener recursos que nosotros como pais no lo tenemos!! por ejemplo un ingeniero en telecomunicaciones se gradúa de ingeniero sin haber diseñado de forma práctica un transmisor o receptor y aunque en la teoria sepa calcularlo hay que hacerlo para darse cuenta de las cosas.
    Yo creo que lo que fue sucediendo en el plano de la edución sucedió por necesidades que aparecieron en el momento, para mí hasta cierto punto no es un error el promocionismo porque el comandante fidel siempre vió mas allá de todos nosotros cuestones de índole general, creo que la calidad del promocionismo está dada también por la voluntad que tengan los profesores de que sus alumnos aprendan y se garantizaria en la sociedad un porciento mayor de cultura en general, pero el error está en que aqui en Cuba todavía se pasa trabajo para diferenciar uno del otro y seguimos siendo vistos por iguales, siempre en todos los cursos estan los alumnos que estan bien escapaos en los estudios y con estos alumnos hay que invertir por el futuro, ejemplo Ecuador mandó a sus alumnos a formarse a europa, asia e incluso aquí vineron a estudiar porque no podemos negar que somos fuertes en algunas ramas!!, en la practica el que es bueno siempre sale a flote y el que es malo sigue su camino de mediocre pero el estado le dio la posibilidad de estudiar y superarse, ojálá existiera esa posibilidad en todos los paises del mundo.

  • Jose R Oro dijo:

    Este tema del promocionismo es de la mayor importancia y muy merecedor de ser analizado y así aprender más de nuestra historia reciente. Quisiera expresar al estimado Manolo, que el eminente Prof. Néstor del Prado Arza, no se caracteriza por eludir temas controversiales porque estos sean combustibles, con mirar su obra publicada en Cubadebate alcanza.
    Dentro del tema del promocionismo, como dice el Prof. Néstor del Prado Arza hay muchas aristas, algunas de las cuales no es posible tratarlas en un breve artículo. Yo quisiera discutir la arista que me atrevo a llamar “milagrería social”. La revolución cubana, uno de los eventos más extraordinarios de la historia, triunfó en condiciones de milagro militar, en los días de diciembre de 1958, 3,000 combatientes rebeldes, capturaron, mas de 70,000 militares y policías, mas de 100,000 armas de fuego, después que unos meses antes, 300 guerrilleros derrotaran la Ofensiva de Verano del ejercito batistiano, con 10,000 soldados directos en la zona de operaciones y una respetable fuerza aérea y medios navales. Se produjo la Reforma Agraria, se fundó el INRA, se enfrentó al imperialismo y se le derrotó aplastantemente en Playa Girón.
    Todo ellos formo un concepto de que la inmanente superioridad social del socialismo haría que todas funcionaran con éxito per se. Se hicieron gigantescas inversiones en la educación, la salud pública y el deporte, con resultados positivos en grado sumo.
    El año 1970 generó un cambio, y una mayor interacción con la Unión Soviética y el campo socialista, el CAME y muchas otras cosas asociadas, una de la cuales fue una tendencia al triunfalismo, sobre todo del punto de vista estadístico. Creo que este tema del 100% de promoción tuvo una de sus aristas en esa “milagrería social” donde había un tendencia a exagerar lo bueno y a eludir la critica a los problemas. Salían las listas con las escuelas en la prensa, y en algunos profesores y dirigentes de la educación se desarrolló un “hubris’ promocionista, a sabiendas que se obtenía a través de la aplicación de criterios incorrectos.
    Hoy día la enseñanza que puedo obtener del proceso del “promocionismo” es que no hay nada mejor que la sinceridad y transparencia. Parar lograr los objetivos del socialismo cubano planeados para el 2030, el “promocionismo” no tiene cabida y hay que “cambiar todo lo que debe ser cambiado”, de verdad, y sin esperar milagros.

    • Pioneer dijo:

      Profesor al día de hoy Cuba no está dentro de muchas de las estadísticas de la ONU entre ellas el coeficiente de GINI, no existe información estadística publicada de casi ningún proceso económico imagínese cuanto nos faltaría para la transparencia que Ud. menciona, y al parecer es característico en los países socialistas porque cuando reviso las estadísticas de los países de Europa del este tienen baches informacionales en los años del siglo XX del 45 al 90 casi todos y las estadísticas que existen son completamente adulteradas.

      • Jose R Oro dijo:

        Muchos saludos, estimado Pioneer. Esos eran problemas generados por deformaciones del concepto básico de emulación (entre otras cosas), y se manifestaron en muchos campos, no solo los 100% de promoción en la educación (sobre todo en la enseñanza media). Un amigo mío ya fallecido, en San Luis (provincia de Santiago de Cuba) era un gran cortador de caña, varias veces a la semana sus parientes y amigos, iban y cortaban caña sin estar registrados (en una cooperativa cañera) y se la ponían a nombre de el, y fue “trimillonario”, le dieron una moto y el tener un “trimillonario” fue importante para la cooperativa en el emulación anapista, etc. A todas estas mi amigo era realmente un “combinada humana”, y por sus propios esfuerzos hubiera sido quizás “millonario” porque además era un trabajador vanguardia en el mayor sentido de la palabra, cuando terminaba la zafra en San Luis, se iba para el central Frank País de Cayo Mambí y echaba palante hasta el fin de la zafra allí. No es promocionismo pero algo originado por un triunfalismo que en aquella época existió.
        Hoy día para desarrollar económicamente a Cuba, se impone la sinceridad, y creo que esa tendencia esta prevaleciendo, aunque aun se usan eufemismos como “el tema se trató con toda crudeza”, para decir simple y castizamente que se dijo la verdad. Los “falsos positivos” a la cubana van a ir afortunadamente desapareciendo y Cuba va a lograr desarrollar una sociedad socialista prospera, sostenible y humana.

      • Pioneer dijo:

        Profesor la media son los eufemismos, la excepción el concepto, la lista sería interminable, al punto que casi es una “neolengua”.

  • José Alejandro dijo:

    Felicito a Néstor del Prado, siempre tan lúcido y agudo, por abordar esos polvos, que trajeron estos lodos.Promocionismo exacerbó el fraude de alumnos,,, profesores y directores de escuelas. Y el frauide hoy de vez en cuando explota con caracteres muy amorales y sucios: compra-venta de exámenes y pruebas de ingreso a la Universidad. ¿No conocen lo que sucedió en el preuniversitario de Playa, un verdadero bazar del conocimiento por parte de profesores-mercaderes? ¿Y en qué puede derivar el regalo ostentoso de ciertos padres el Día del educador, no el justo homenaje, quen puede incluir un presente? ¿En qué piensan esos padres cómpralo-todo, que están ensuciando y victimizando a sus propios hijos? ¿A qué apuestan esos maestros “vulnerables”, que cuesta tanto trabajo detectar? m¿Hasta cuándo se permitirá tal grosero desparpajo, que amenaza al fuuturio de la nación?

    • Maritere dijo:

      Ni padres, ni alumnos, ni las organizaciones estudiantiles, ni los propios factores de la comunidad saben a ciencia cierta que pasó en este Pre, solo llegaron rumores de que habian botado a unos cuantos maestros y cambiado a los directivos a consecuencia de anónimos y luchas internas por los puestos de dirección.
      Por suerte el mio ha tenido que batallar muy duro para vencer su 10mo grado,pero hasta hoy nunca hemos apostado por comprar una prueba o pagar para falsear un resultado, con bastante sacrificio se le paga a los repasadores porque sabemos que la calidad de lo que reciben y la mala base que traen de la secundaria es un impedimento fuerte para vencer el Pre, si no haces esto no lo vencen ni a palos.
      Aún así la fila para subir notas o buscar un aprobado en asignaturas como Fisica, Quimica o Matemática eran igual a una convocatoria ordinaria, ¿entonces quien está mal, los estudiantes o los que deben garantizarle una formación docente con calidad? hay mucho que trabajar en el MINED pero los veo lentos, cada noticia o comparecencia de la Ministra es solo de cosas positivas, ¿y contra lo negativo cuando y como se acciona?
      Con añoranza pienso en mis tiempos de estudiante y lamento que nuestros niños y jóvenes no hayan podido vivir esa etapa d la forma en que nosotros lo hicimos, donde asistir a la escuela era un placer y no un castigo como lo es hoy.

  • mordacidad dijo:

    Con 20 años de labor ininterrumpida en la enseñanza preuniversitaria les podría dictar todo un libro acerca del tema en cuestión.Pero como siempre pasa en este país se les pregunta a quienes nada saben del tema.¿Por qué no se les pregunta a los docentes, que a fin de cuentas son los que llevan a cabo el proceso de enseñanza – aprendizaje y por tanto son los responsables de las calificaciones y de la promoción de los estudiantes?Simplemente porque estamos sujetos a una gran presión por parte de los directivos a todos los niveles.Desde el inicio del curso nos exigen pronósticos y que deben de ajustarse y ser superiores a igual etapa del curso anterior.Se traza una llamada horizontalidad y si tu eres profesor de una asignatura difícil,como Física o Matemática trata que los suspensos te coincidan con las demás asignaturas, si no te dicen que el problema es tuyo y que lo resuelvas porque estás embarcando el resultado de la escuela.Nada que hasta los estudiantes conocen esto y si se te ocurre advertirles que si no estudian pueden desaprobar el grado, tranquilamente te dicen:profe no diga eso,que si Ud.tiene muchos suspensos le bajan el salario.Por desgracia tienen razón,aunque no es el único parámetro a medir,existe el que mide los resultados del trabajo y los evaluadores hacen ese uso de él cuando conforman las evaluaciones profesorales.Consecuencia: la mayoría de los profesores aprueban al 100% de los estudiantes,incluso a los que no saben nada ,para no buscarse problemas y seguir cobrando los $30 al mantener su categoría de MB y tu te tienes que conformar con tu evaluación de B, y cuidaddo si obtienes 2 R seguidas te pueden sacar de la enseñanza.Consecuencia a largo plazo:profesionales mediocres que cada año se están graduando por montones en nuestras universidades adonde el promocionismo y el facilismo también han llegado.Si alguien quiere intercambiar conmigo acerca del tema ,mi correo electrónico es:robertor@pp.lt.lt.rimed.cu

Se han publicado 52 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también