Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Venezuela sumida en la guerra civil

| 60
Sectores de la oposición generan violencia en Venezuela. Foto: Archivo.

Sectores de la oposición generan violencia en Venezuela. Foto: Archivo.

Siguiendo el guión pautado por los expertos y estrategos de la CIA especializados en desestabilizar y demoler gobiernos, en Venezuela la contrarrevolución produjo un “salto de calidad”: del calentamiento de la calle, fase inicial del proceso, se pasó a una guerra civil no declarada como tal pero desatada con inusual ferocidad. Ya no se trata de guarimbas, de ocasionales refriegas o de violentos disturbios callejeros. Los ataques a escuelas, hospitales infantiles y maternidades; la destrucción de flotas enteras de autobuses; los saqueos y los ataques a las fuerzas de seguridad, inermes con sus cañones de agua y gases lacrimógenos ante la ferocidad de los mercenarios de la sedición y el linchamiento de un joven al grito de “chavista y ladrón” son síntomas inequívocos que proclaman a los gritos que en Venezuela el conflicto ha escalado hasta convertirse en una guerra civil que ya afecta a varias ciudades y regiones del país. Si algo faltaba para caer en cuenta de la inédita gravedad de la situación y de la determinación de las fuerzas sediciosas de consumar sus designios hasta sus últimas consecuencias el emblemático incendio de la casa natal del Comandante Hugo Chávez Frías pone doloroso fin a cualquier especulación al respecto.

Sería ingenuo y suicida pensar que la dinámica de este enfrentamiento, concebido para generar una devastadora crisis humanitaria, puede ser otra cosa que el prólogo para una “intervención humanitaria” del Comando Sur de Estados Unidos. Esta amenaza exige de parte del gobierno bolivariano una respuesta rápida y contundente, porque a medida que pase el tiempo las cosas irán empeorando. El patriótico y democrático llamado del presidente Nicolás Maduro a una Constituyente sólo sirvió para atizar la violencia y el salvajismo de la contrarrevolución. La razón es bien clara: esta no quiere una solución política de la crisis que ella misma ha creado. Lo que pretende es profundizar la disolución del orden social, acabar con el gobierno chavista y aniquilar a toda su dirigencia, propinando un brutal escarmiento para que en los próximos cien años el pueblo venezolano no vuelva a tener la osadía de querer ser dueño de su destino. Los intentos de acordar con un sector dialoguista de la oposición fracasaron por completo. No por falta de voluntad del gobierno sino porque, y esa es la ominosa realidad, la hegemonía de la contrarrevolución ha pasado, en la coyuntura actual, a manos de su fracción terrorista y esta es comandada desde Estados Unidos. En Venezuela se está aplicando, con metódica frialdad y bajo el permanente monitoreo de Washington, el modelo libio de “cambio de régimen”, y sería fatal no tomar conciencia de sus intenciones y sus consecuencias. El gobierno bolivariano ha ofrecido en innumerables ocasiones el ramo del olivo para pacificar al país. No sólo su oferta fue desechada sino que la derecha golpista escaló sus actividades terroristas. Ante ello, la única actitud sensata y racional que le resta al gobierno del presidente Nicolás Maduro es proceder a la enérgica defensa del orden institucional vigente y movilizar sin dilaciones al conjunto de sus fuerzas armadas para aplastar la contrarrevolución y restaurar la normalidad de la vida social. Venezuela es objeto no sólo de una guerra económica, una brutal ofensiva diplomática y mediática sino que, ahora, de una guerra no convencional que ha cobrado más de medio centenar de muertos y producido ingentes daños materiales. “Plan contra plan”, decía Martí. Y si una fuerza social declara una guerra contra el gobierno se requiere de éste una respuesta militar. El tiempo de las palabras ya se agotó y sus resultados están a la vista.

Y esto es así porque lo que está en juego no sólo es la Revolución Bolivariana; es la misma integridad nacional de Venezuela la que está amenazada por una dirigencia antipatriótica y colonial que se arrastra en el estiércol de la historia para implorar al jefe del Comando Sur y a los mandamases de Washington que acudan en auxilio de la contrarrevolución. Si esta llegara a triunfar, ahogando en sangre al legado del Comandante Chávez, Venezuela desaparecería como estado-nación independiente y se convertiría, de facto, en el estado número 51 de Estados Unidos, apoderándose mediante esta conspiración de la mayor riqueza petrolera del planeta. Sería ocioso detenernos a elaborar el tremendo retroceso que tal eventualidad tendría sobre toda Nuestra América. Queda muy poco tiempo, días apenas, para erradicar esta mortal amenaza. La absoluta y criminal intransigencia de la oposición terrorista cierra cualquier otro camino que no sea el de su completa y definitiva derrota militar. Desgraciadamente ahora le toca hablar a las armas, antes de que, como dijera en su tiempo Simón Bolívar, el chavismo tenga que reconocer que también él ha “arado en el mar” y que toda su esperanzadora y valiente empresa de emancipación nacional y social haya saltado por el aire y desaparecido sin dejar rastros. No hay que escatimar esfuerzo alguno para evitar tan desastroso desenlace.

Se han publicado 60 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ramses Morales dijo:

    Dios Bendiga a Venezuela. Yo pienso que las personas que crean en el systema socialista que comenzo Chavez deben de quedarse en venezuela y los que quieren capitalismo entonce deben marcharse del pais en caso que maduro quede en el govierno y vice versa. Y tambien deben de buscar ayuda internacional que tomen estas personas como refujiados politicos en otros paises. Tambien los que le quedan vienes deber venderlos y usar ese dinero para marchar porque un pueblo divido a la izquiera y otros a la derecha es un infierno en el mismo pais y eso solo conduce a caos y esto mismo es lo que se esta viendo. Los militares deben de controlar mas la cituasion y buscar ayuda internacional como la Naciones Unidas para detener este caos que se ha formado porque esta afectando la vida de miles de personas incluyendo a ninos, ancianos, y mas. Los venezolanos tienen que entender que con la violencia las cosas no van a mejorar sino empeorar, y solo huergas pasivas pueden lograr cambios en el pais. Oren mucho por venezuela, como yo lo estoy haciendo y que Jesus Cristo este con ustedes y les lleve pais a su paiz.

    • joaco dijo:

      Estoy de acuerdo con Atilio Boron es hora ya de pasar a lar armas, ademas ellos no quieren solución política, por lo tanto no queda mas remedio de emitir la consigna el que a hierro mata a hierro muere. es hora de que las fuerzas armadas tome carta en el asunto o hasta cuando esperaran, es hora ya de defender los derechos de la gran mayoria. arriba venezuela Chave por Siempre.

      • mvp dijo:

        Amigo las fuerzas armadas no están hechas para reprimir al pueblo al cual deben defender.

      • Ariel dijo:

        El ejercito está para defender al pueblo, y una de las formas es la de defender el gobierno que lo representa. Si las fuerzas del orden son incapaces de hacer su trabajo, de detener la violencia de la contrarevolución entonces debería actuar el ejército.
        No olvidemos la comparación de la plaza de Tianmen con la del Kremlin. En rusia al ejercito le tembló la mano y hasta allí llegó el socialismo y desde ahi comenzó la destrucción en cascada de una gran nación. En China los tanques no cedieron y es triste la pérdida de vidas humanas pero las revoluciones se defienden a sangre y fuego si es necesario.

  • Jose R Oro dijo:

    Durante la crisis de Polonia en 1981, no recuerdo nunca que la actuación de Solidaridad llegara a los extremos de salvaje violencia que estamos viendo a la oposición venezolana ejecutar. Y en diciembre de ese año, el general Jaruzelski declaró la “stan wojennya” que quiere decir en polaco “estado de guerra” aunque es más conocida como “Ley Marcial”. En Venezuela esto no se va a detener sin una acción fuerte de los órganos militares y de seguridad del Gobierno Bolivariano, la oposición está buscando esa acción para tratar de generar una intervención estadounidense, de la OEA o juntos y confabulados.
    Aunque aparentemente no tiene nada que ver, me recuerda la situación del derribo de las avionetas Hermanos al Rescate, iban a seguir haciendo cosas cada vez mas provocadoras mientras los dejaran. Fue una patraña bien concebida y consumada, en la cual el presidente estadounidense de entonces Bill Clinton jugó un rol muy sumiso e indecoroso. Murieron 4 personas, abrió el paso a Helms-Burton y a una secuela de males para todo el pueblo cubano, que aún perdura hoy. Pusieron al gobierno cubano en un callejón sin salida. No se podía permitir los vuelos ilegales y por otra parte derribar las avionetas podría traer consecuencias graves, y el gobierno cubano debió obrar por defender la soberanía nacional lo que fue correcto y sin opciones.
    Veo hoy en Venezuela una situación semejante. sin salida por la voz de la razón. Primero hay que restablecer la paz y después tomar un grupo de urgentes medidas que regresen el apoyo de una parte del pueblo que esta desencantado. Pero eso es después, lo primordial ahora es restaurar el orden público, que sin duda exige una sustancial aplicación de fuerza militar y de seguridad. Nunca pensé que vendría a mi mente el famoso poema de V. V. Mayakovski “Tiene la palabra el camarada Máuser”

    • Candela dijo:

      Estimado Oro:

      Duele, duele mucho pensar siquiera en la posibilidad de fracaso en lo que ha sido el intento más esperanzador de una América unida tras las campañas combativas de Bolívar, tras incluso, el triunfo legítimo y auténtico tan sufrido como costoso para la vida de todos nosotros, como es la Revolución Cubana hasta hoy, la única que ha podido mantenerse ininterrumpidamente en el tiempo de pie frente a tanta agresión.

      Duele muchísimo que un pueblo noble y un país tan pródigo en recursos y geografía haya entrado en una guerra civil. Si una guerra con un enemigo externo es un horror, una guerra civil lo es peor aún, porque son hermanos contra hermanos, vecinos contra vecinos, familias divididas y destrozadas, gente que en contra de sus deseos, es envuelta y arrastrada en una guerra en la que -como dijo alguien aquí- no son los hijos los que ven morir a sus padres, sino al revés, circunstancia para la que ningún ser humano está preparado para soportar.

      Una hermana de mi abuela materna fue sobreviviente de la Guerra Civil Española. Ella y su esposo médico estuvieron en Guernica cuando los bombardeos y la masacre. Mi tía abuela logró escapar por su condición de ciudadana cubana. Dicen que no podía hablar del tema y solo mencionarlo, salía huyendo de cualquier parte de la casa. Y también crecí oyendo que Guernica no fue lo peor que ocurrió durante esa guerra civil, aberrante ensayo de técnicas y tecnologías para la guerra en grande que después sobrevino en Europa. Allí se libró un enfrentamiento de potencias y se ensayaron alianzas entre ellas a costa de los sueños de mejoramiento humano de un pueblo tan digno y cercano para nosotros, como el de España.

      Tanto fue el horror, que aún hoy, más de 70 años después, miren lo que le pasó al famoso Juez Garzón tan mediático por sus acciones jurídicas contra Pinochet o los dictadores y asesinos del Cono Sur de los tiempos de la Operación Cóndor, cuya meteórica carrera se vino abajo cuando tan solo anunció que investigaría los crímenes de aquella frustrada a fuerza de metralla y sangre, República Española. Hasta ahí no ya el buen nombre, sino hasta el nombre.

      Hago esta digresión porque no cabe en mi mente que la solución a este conflicto sea la del poema de Mayakovski porque es caer nuevamente en este sufrido continente en una nueva espiral de medio siglo de guerra y muerte, rencores que no sirven para nada al pueblo venezolano y sí mucho a quienes atizan el fuego de esta guerra. Recientemente, después de medio siglo, se logró -y todos celebramos- firmar los acuerdos de Paz en Colombia surgido a raíz de un conflicto parecido a éste en el cual asesinaron a Gaitán por su posición independiente, ni siquiera socialista o comunista. Con acuerdo y todo, en las noticias recientes se refleja lo frágil que es esa paz. No quiero eso para nadie en este mundo.

      Evidentemente, el imperio ha puesto en marcha un plan para Venezuela de desestabilización interna a lo estilo del Chile de Allende y una presunta intervención a lo Libia, como a nosotros en Cuba la receta empleada fue la de Guatemala, pero aquí el tiro les salió por la culata. Toca al pueblo y al gobierno venezolano sobrevivir a esta barbarie con inteligencia, en un mundo que se encamina a una nueva conflagración mundial.

      Está claro que en Venezuela se está debatiendo el futuro de los ninguneados de América Latina: o se someten a las reglas del imperio global o se liberan.

      Sé que como todo en la vida, los tiempos políticos son únicos: o las cosas se hacen a tiempo o el desgaste los vence. Es una experiencia que debe profundizarse en el estudio y la praxis de la izquierda y el movimiento revolucionario mundial, y esto es también válido para la Cuba de hoy, paradigma de resistencia que tiene la izquierda latinoamericana y mundial. Pero en este minuto Venezuela no puede, ni siquiera nosotros, podemos hacerlo solos.

      Sin la unidad y la solidaridad de los pueblos no se podrá frenar la enorme conjura que se avalancha contra todo lo que huela progreso social en nuestro continente. Ese es el papel que está y ha desempeñado siempre la OEA y la media internacional: aislarnos para aniquilarnos.

      Entonces no queda otra alternativa que unirnos por encima de las diferencias que tengamos y convocar un concilio latinoamericano SIN LA PRESENCIA DE EEUU, para salvar a este hermano pueblo de la herida y la muerte. Solo hay una opción: o nos hundimos en la división, o nos salvamos en la unión.

      Considero que lejos de desdeñarlo, hay que rescatar el hilo legal que pende aún para resolver el conflicto por esta vía. A veces perdiendo se gana. Todo gobierno que se respete como protector de su pueblo, debe evitar hundirlo en un baño de sangre, del que nadie, absolutamente nadie, sale vencedor, salvo quien lo atiza desde afuera.

      Presencié con dolor el triunfo de la Chamorro en Nicaragua y he disfrutado cada elección de Nicaragua con Daniel Ortega de vuelta. No me extrañaría que en Argentina ocurriera otro tanto luego de los desmanes de Macri. La experiencia cubana es única y no es aplicable a otra parte.

  • Cubano dijo:

    Creo que este artículo pone el acento en la realidad, ya no es tiempo de conversar con esa oposición fascista y criminal, las palabras sobran es tiempo de armas. Si las cosas que estan sucediendo en Venezuela pasan en Estados Unidos o cualquier país de Europa ya hace rato que las armas estarían sonando y aplastando a sangre y fuego. En Cuba tuvimos una experiencia similar, en los primeros años de la Revolución fueron los sabotajes, los asesinatos, las bandas de alzados y hasta que no se aplicó mano dura y todo el mundo sabe de que hablo, no se resolvio el problema, al violento no se le puede tratar con palabras, no las entiende y más si es manipulado desde el Norte … es hora que el ejército bolivariano salga de sus cuarteles, ocupe las calles y tome cartas en ese asunto. Si Chávez estuviera vivo otro gallo ya estaria cantando allí.

  • Roberto dijo:

    …Creo que Atilio Borón es uno de los intelectuales más lúcidos de este continente, nadie puede acusarlo de una retórica guerrerista porque es ante todo un hombre de paz pero con mucha experiencia y con una visión global de nuestras realidades muy certera, yo comulgo con sus artículos más recientes, ya está bueno de soportar impávidos que la ultraderecha venezolana se apodere cada día más de las calles, que los traidores y malagradecidos acorralen y asfixien al pueblo, que los principales cabecillas de estos actos terrorristas se ufanen de sus despreciables acciones y cada vez se tornen más agresivos, ya es hora de poner ante los tribunales a Capriles, a Borges, la Machado y toda esa banda de sanguinarios asesinos, de barrer con toda la fuerza posible a esos bandidos disfrazados de corderos que destrozan todo a su paso, el colmo es que atacaran la casa natal de Chávez un lugar sagrado, el próximo ataque podría ser en cuartel de la Montaña, ya esta bueno de que los chavistas y el pueblo pongan los muertos y los heridos, que espera el Presidente Maduro; que lo sorprendan como a Hussein o a Gadafi, ya es hora de que las fuerzas del orden y el pueblo bolivariano corte de raíz el cáncer de la MUD (Moustros Unidos para la Desestabilización)… en Cuba hubo un Girón y una Crisis de Octubre con menos fusiles que ahora y nadie tembló, el Comando Sur podrá tener mil planes pero cuando hay un pueblo armado y con coraje no se atreven a dar un paso, a donde fue a dar toda la bravuconería de Trump con Corea del Norte?… aquí él que se atreva a solamente a rayar una tabla de Biran o manchar la roca sagrada de Santa Ifigenía no encontrará un lugar donde esconderse porque el pueblo lo saldrá a buscar para ajustarle cuentas… hoy más que nunca el Che nos alerta ceñudo: al enemigo ni un tantico así

    • Papo dijo:

      Con el permiso de Roberto, desde aquí estoy más cerca de “rccc”.
      Señor:
      Por mi parte, pienso que Atilio Borón, es medido en su artículo.
      Pienso que la respuesta Bolivariana se ha demorado MUCHO. Y “¡ojo!” eso puede ser decisivo en cuanto al costo:
      Un trompón a tiempo, evita muchos graves problemas.

      Los Sermones, son para Los Curas en Las Iglesias. A los bandidos, para que comprendan “La Letra”: Se Les Habla En El Idioma Correspondiente…

      La divisa de CUBA (FIDEL) fue: “PATRIA O MUERTE” “(Pero Dicho y Hecho)”.
      La otra divisa, la de “muerte al invasor”, fue un complemento.
      Con Patria o Muerte, insecto que se moviera, dejaba de ser insecto. Se le daba el tratamiento “médico” correspondiente… quizá por eso hemos avanzado tanto en las ciencias médicas… …si no hubiera sido así, hace muchos años, que los simpatizantes del “chicle” y “superman” se hubíeran dado gusto con sus tendencias “lacayunas”…
      El problema es que “Patria o Muerte” no fué dicha por decirla. Habían unos “valores genitales” muy grandes, corriendo el riesgo correspondiente, en toda La Nación.

      NOTA:
      Las Cosas deben ser en el justo momento, no se puede titubear, “No Se Puede Soñar Con Ver El Final De La Película… …y FIDEL sabía, hacer casi todo: En El Justo Momento. Puede ser, que algo se le escapara (difícil) es posible…
      En cuanto al costo: Todo el mundo sabe, cuanto cuesta una ofensa a la madre amada, en presencia del hijo… … todo el costo es poquito, muy poquito, muy poquito…

      LA PATRIA: ES LA MADRE DE LA MADRE Y DEL HIJO…

  • rccc dijo:

    Atilio Borón, le confieso que este reciente escrito suyo me ha provocado una conmoción tan profunda que no logro concentrarme en otras cosas, a pesar de que lo intento. Estoy meditando a ver si logro descubrir qué entre lo que Ud. afirma me está intranquilizando el alma. Y lo comparo con la sustancia de la intervención de Maduro hoy ante el CNE, que por cierto, percibí antes de leer su artículo. Espero que escribiendo ahora logre encontrarlo.
    Sin que sea lo más importante empiezo por aclarar algo, que seguro Ud. debe tener bien claro, y es que las ideas no se matan, ni con candela ni con nada. Este año se cumplirán 50 años del vil asesinato del Che, y no le voy a agregar nada más. A Chávez no lo podrán desaparecer aunque rocíen a Venezuela con napalm y glifosato igual a como lo hicieron, los halcones de entonces, en Vietnam. La guerra a la que Ud. se refiere no creo que haya empezado aun, pero lo que si le puedo asegurar es que quizás se sepa cuando comience pero lo que difícilmente se pueda calcular será cuando terminaría. Mire Libia es Libia y esta en el norte de África y esto acá es otra cosa, en otro lugar diferente y más explosivo de lo que muchos creen o imaginan. Esto no es que van entrar las fuerzas humanitarias del comando sur y ya. ¡Así como así! Ni la OTAN, ni los lameculos Almagro & Cía. con su peste a putrefacción, peculiar de los cadáveres políticos, desde hace algún tiempo ya, a lo que se le adicionaría la peste a muerto que en tal hipotético caso sucedería, adonde quiera que se metan. Entre las cosas que se irían a bolina está La Paz en Colombia y por ahí pa`llá no se sabe hasta donde llegaría la inestabilidad generada por estos halcones locos que han agarrado el sartén imperial por el mango. Pondere también Ud. la desestabilización que los mismos halcones guerreristas provocarían dentro de sus propios intestinos. Está bien claro que les hace pucheros el ano, por el deseo de armar una guerra por aquí.
    Maduro y el comando político, está siendo muy maduro con las decisiones para ir sorteando los obstáculos en evitación de una verdadera catástrofe que costaría incalculables vidas, a lo que los han estado empujando, precisamente, los estrategas que Ud. identifica al comienzo de su artículo. La flotilla de buses se puede reponer con otros 11 millones de dólares, o más, pero no se podrán reponer las numerosas personas que perderían la vida si el estado responde con represión que es lo que andan buscando los apátridas y algunos traidores de las últimas horas. Que por cierto si se llegase a producir esa tal intervención humanitaria del comando sur, no daría yo ni medio kilo prieto por la vida de esos instigadores aunque se metan en el mismísimo centro de la tierra porque no solo lo van a cazar los indignados sino sus propios patrocinadores porque a los traidores a su patria no los quiere nadie. JUSTICIA es la palabra de orden y para PONER ORDEN allí, allá y en acullá.
    No quiero de ninguna forma llegar a pensar que Ud. esté clamando por la aplicación de la famosa ley de Talión a las hordas de ignorantes nativos que le están envenenando el alma con billetes verde y de otros colores para que protagonicen los desmanes que se ven. ¿Qué se supone que haya que hacerle al individuo que le metió candela al otro joven? ¿Habrá que quemarlo también, pero amarrado a un horcón para que no pueda salir corriendo? Sí hubiera a uno solo de la revolución que se le ocurriera proponer semejante cosa habría que juzgarlo por asesino e identificarlo como pseudo revolucionario. Hay que recordar que fue el indio Hatuey el primero quemado vivo en la hoguera aquí en Cuba por los “civilizados españoles”, a quienes les debería avergonzar eternamente haber traído a este hemisferio semejante enajenación.
    Le confieso que ahora, después de expresar estas cosas me siento más aliviado.
    Cada muerte que se incremente en el decursar de los días será una afrenta a la JUSTICIA que parece estar medio lenta por allá. ¿Cuántos sancionados por desmanes Ud. sabe que hay cumpliendo la condena? Mientras percibo que siguen apresando, detectando y desarticulando células terroristas. Si se le sigue la ruta al financiamiento se podría llegar a la cabeza de la lombriz solitaria que han armado.
    En Cuba fue un solo grito: “MUERTE AL INVASOR”; o sea, que para que un cubano empezara a tirar a matar, los invasores solamente tenían que tratar de poner sus botas en el territorio nacional y lo que le caería encima, sería una lluvia de plomo. ¿No podrá hacer lo mismo Venezuela llegado al caso? Pero lo de hoy no es eso, aunque coincidimos que coadyuva a que lo sea. Con su permiso filosófico, aclamemos porque haya JUSTICIA oportuna, ejemplar, aplicada por los que tienen la responsabilidad de impartirla sin titubeos.
    Déjeme patentizarle que siempre he dedicado especial interés y atención a cada una de sus disertaciones de las que he aprendido siempre acerca de la patria grande. Lamento la primera falta de coincidencia, y le digo con todo respeto y afecto sincero, que desearía de todo corazón que Ud. esté equivocado esta vez. Me es muy sensible.

    • Uno ahí dijo:

      Entiendo tu punto rcc, pero dime una cosa, ¿como entonces resolverías la situación actual? ¿De que forma impartirías esa “JUSTICIA” de la que hablas, si la oposición no te respeta, y se “caja” en lo que le dice el gobierno? Si encuentras una respuesta a esas preguntas, va y ayudas a resolver el problema de Venezuela.

      • armando dijo:

        Muy de acuerdo con Ud. Coincido con atilio. No se puede estar con flojeras, eso es hasta un punto. Con palabritas no se ha podido resolver las cosas y cuando ud no resuelve de esa manera entonces debe aplicar otras variantes, pero no se puede permitir que se apoderen de las calles los contrarevolucionarios para hacer lo que les venga en ganas. En nuestra cuba, las calles las pisamos todos, pero si alguien se ha atrevido a estar jodiendo enseguida se controla la cosa. Recuerden china que tuvo que hacer hace muchisimos años en una plaza pública donde murieron miles de chinos. Es verdad que son otros tiempos, pero la variante debe ser mas menos parecida sin llegar dentro de lo posible a la pérdida de vidas humanas, pero hay que acabar de controlar la situación Y CON PALABRAS no se ha podido.

      • rccc dijo:

        Uno ahí: Por convicción creo que la edad, en el caso de nosotros los cubanos, juega un rol decisivo en la conformación de una opinión sobre cualquier asunto de la más diversa naturaleza. Yo tenía 9 años cuando triunfó la revolución, por lo que ahora tengo ya 67, palpitando siempre al ritmo de nuestra revolución, y espero que hasta el último día de mi existencia.
        Aquí se le dio paredón de fusilamiento a los que juzgados en tribunales constituidos fueron sancionados a la pena máxima por los horrendos crímenes cometidos sobre otros cubanos durante la dictadura batistiana, y antes, como el asesinato a Mella y otros. SE APLICÓ LA JUSTICIA A QUIENES EXTRAJUDICALMENTE ASESINARON A DIESTRA Y SINIESTRA EN NUESTRO PAÍS. También fueron presos otros por sus crimines y abusos comprobados y sancionados. SE HIZO JUSTICIA CON SUS VICTIMAS. Eso es en nuestra Cuba.
        Ud. me pregunta ¿qué haría yo? en el caso actual de Venezuela. YO NO HARÍA NADA, NI PUEDO HACERLO PORQUE YO NO SOY VENEZOLANO. LOS PROBLEMAS DE ESE PAÍS U OTROS, LO TIENEN QUE RESOLVER LOS PROPIOS CIUDADANOS CON SUS LEYES E INSTITUCIONES JUDICIALES EXISTENTES PARA ELLO. YO SOLO, PUEDO Y TENGO ACCESO, A LOS PROBLEMAS CUBANOS DONDE POSEO VOZ Y VOTO. Pero sí asumo que por la urgencia de recobrar el orden, en la actual situación creada por un PLAN externo, debían estar permanentemente sesionando y juzgando los crímenes que comenten algunos de sus ciudadanos, y que ajustados a sus leyes, sean lo suficientemente ejemplarizantes. ¿Es lento ese proceso? No sé que hay detrás de ello. En Venezuela esa función le toca al Ministerio Público encabezado por la Fiscalía General de la República que forma parte del llamado Poder Ciudadano, siendo uno de los cinco poderes del estado, e independiente del Poder Ejecutivo, o del gobierno como Ud. lo menciona cuando dice que la oposición se “caja” en dicho gobierno. Pero también “se caja” en los demás poderes. Se da ahora el caso, de que la señora Fiscal General de la República emitió una carta a la comisión presidencial para el proceso constituyente, haciendo saber su “desacuerdo político” con la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente. Yo me formulo la pregunta siguiente: ¿Estará cumpliendo esa institución con la urgencia requerida el decisivo rol de IMPARTIR JUSTICIA en las actuales circunstancias, SÍ o NO? Yo no lo sé y no lo he podido percibir desde la posición donde le tomo el pulso a la situación por sensible razones que no explicaré. LO QUE SI ES SABIDO, QUE CUANDO FALTA LA JUSTICIA, LO QUE SE IMPONE ES LA IMPUNIDAD. Eso lo sabe todo el mundo, como también es sabido, que está sustentado por los hombros de los jueces que imparten la justicia.
        Eso es todo lo que puedo contestar a su inquietud. Espero haberlo hecho con el respeto que Ud. merece que le profesemos los demás.

  • Rodney dijo:

    La oposición en Venezuela no quiere diálogo, nunca lo ha querido. Lo que queda por ver es si la Revolución Bolivariana dejará que incendien el país o “subirá al escambray” a acabar con los bandidos.

  • Antonio dijo:

    Si venezuela es agredida por el gobierno de estados unidos, prepararemos las milicias latinoamericanas e internaconales para defender a venezuela.

  • La Fusta dijo:

    Yo recuerdo en los años 60 que cuando los contrarevolucionarios querían salir en manifestación, no era la policía la que los detenía, sino el propio pueblo revolucionario; los estudiantes, los trabajadores. Fidel siempre dijo que la calle era de los revolucionarios, y éstos eran los que tenían que defenderla. Claro, existía una Unión Soviética que servía de parabán externo. Ahora la cuestión es más difícil, pero la encrucijada es la misma: la revolución bolivariana tiene que defenderla el propio pueblo revolucionario, afrontando los riesgos que haya que afrontar, porque la represión puramente policial crea la imágen de dictadura y el pretexto para más fascismo.
    La mesa para la paz está servida; la conciencia de los revolucionarios está tranquila, pero si los violentos derriban la mesa de las urnas y la queman, hay que ponerles en frente la violencia del pueblo; y un pueblo enérgico y enfurecido por tanta traición es terrible.

  • onix dijo:

    Como duele esto. No es fácil ver un país tan bello, con personas muy bellas, divido y en esta situación. Los que no creían que esto era premeditado por las fuerzas del dinero, ahí tienen: escuelas, círculos infantiles, hospitales violentados. Qué culpa tienen los niños y enfermos? Eso es fascismo, eso es anarquía, no es democracia, esos son crímenes de lesa humanidad, y contra esto la fuerza del estado debe imponerse. Siempre critiqué a mi comandante Chávez y a Maduro el ser tan flojos con la oposición; ellos no quieren conversar, ellos no quieren resolver diferencias pacíficamente. Solo quieren el poder y más corrupción, solo desean vender su país y ser esclavos de otros. Arriba Venezuela carajo, los que amamos la paz estamos con ustedes. Estabilicen primero la situación de bandidismo y luego pasen factura a los responsables. De triunfar la derecha muchos tendrían que salir del país y eso no es lógico. Recuerden el Chile de Pinochet y la Argentina de Videla y Massera. Un abrazo a todos los que quieren vivir en paz en Venezuela de este hermano cubano que vivió junto a ustedes dos años.

  • vox (ppCARLITOS) dijo:

    Dicho todo así pareciera como que con apresar a unos poquitos ya todo estaría resuelto pero lo que se sabe y no se dice es que en la calle hay miles (lo vuelvo a repetir porque la cantidad es inmensa, miles) de venezolanos protestando, eso es un problema y grave.

    • Roberto dijo:

      En las calles solo hay cientos de malagradecidos los mismos que el gobierno bolivariano les dio casa, salud, comida como nunca lo hizo nadie y ahora son títeres de un meganegocio que se gestada más al norte y son tan estúpidos que no se dan cuenta que cuando las bombas caigan o los drones disparen no van a diferenciar entre chavistas y opositores en Venezuela todavía falta conciencia política y no sea ingenuo que esa película ya tiene varias copias esa oposición es cobarde sin el apoyo externo no hubieran hecho ni la mitad

      • El Medico dijo:

        Roberto…Estas mas equivocado de lo que te imaginas. SON DECENAS DE MILES en las calles, y si, ESO ES GRAVISIMO. A lo mejor es verdad que estan confundidos, comprados, son mal agradecidos o lo que sea, PERO ES LA MITAD DE UN PAIS, levantada contra el gobierno. NO MENOSPRECIES LO QUE NO SABES….

      • mvp dijo:

        Socio me parece que estas opinando sin saber de lo que estas hablando, creo que esta situación se le esta yendo de las manos al poder en Venezuela, ya no es meramente una simple oposición ni son cuatro gatos, hay bastante pueblo en las calles y eso señores como dijeran en otro comentario es extremadamente grave.

  • CubanoAlFin dijo:

    La situación se vuelve cada vez más complicada, sobre todo después que la “contra” tomó las calles. Las fuerzas del orden público deben recuperarlas a cualquier precio y sacrificio. Porque de lo contrario van directo a una guerra civil descontrolada, es insostenible el estado de insubordinación a que se ha llegado. Maduro debe poner mano dura con la contra, ya el agoto la vía pacífica, si quieren guerra denle GUERRA. Saludos

  • Lalo Roca dijo:

    Estimado y respetado Atilio Borón: Aún la revolución esta a tiempo de defenderse de la fuerza de la destrucción, pero no puede tenerle miedo al que dirán los grandes medios ya la han crucificado, o usan la fuerza contra la barbarie y meten presos a esa gentuza o habrán perdido por no saber defender el derecho del pueblo. Solo la historia juzgará quien tenia la razón…y los absolverá o condenará…En occidente ya estarían presos por mucho menos y calificados de anti-sistemas o inadaptados. ¿Ellos si pueden y los pueblos no?

  • Arturo Ramos dijo:

    De acuerdo. La contra en Venezuela ya se sabe que continuará aun multiplicando su gestión macabra. No será neutralizada con movilizaciones revolucionarias y llamamientos a la paz. No será neutralizada con el decursar de los días. Tienen dinerito bastante para pagar un par de decenas de mercaderes a los que se suman unos pocos burritos y ya generan un caos mas macabro que el del famoso ejercito islámico ese que siembra el terror en otras latitudes. Eso hay que neutralizarlo con VIOLENCIA. No es inhumano, al contrario, es muy humano el ejercicio de la violencia para defender la vida. Sobran las razones. Riesgo claro que lo hay.

  • eeah dijo:

    Como dice el autor, el momento del diálogo ya pasó, la opocisión no quiere diálogo quiere que los chavistas desaparezcan, que se rindan, que el pueblo se les vire y están a punto de lograrlo ya que no ven en el gobierno a alguién capaz de estabilizar o resolver la situación, ya el pueblo castigó al gobierno en las elecciones a la asamblea y así mismo se autocastigó y abrió las puertas a todo lo que está pasando. El que a hierro mata a hierro muere y los chavistas han puesto ya más de 100 inocentes muertos. La solución pasa por la toma de las calles por el Ejército de la manera que sea, declarar un Estado de Emergencia y aprovechar que todavía las Fuerzas Armadas se mantienen firmes junto al gobierno Constitucional, antes de que sea demasiado tarde.

  • guajira dijo:

    Solo sé que parece que las cosas se pueden ir de las manos sino se actúa, todos los días la oposición hace cosas más fuertes y ellos tienen dinero y recuerden que en las elecciones obtienen bastante votos casi el 50%, sea cual sea el medio para obtenerlos, Atilio tiene gran visión y en casi todo lo veo igual que él, el forista rccc también tiene mucha razón, eso realmente es lo que ellos quieren, el pueblo es quien tiene que decir y decidir la última palabra.

  • ALP dijo:

    Como siempre, Atilio Borón, atinado y preciso, no se puede vacilar, el costo sería demasiado grande y doloroso para Venezuela, América Latina y el mundo. No puede haber vacilación, es la hora de las armas, por muy doloroso que parezca y sea.

  • lcb dijo:

    La oposición en Venezuela (los EEUU) comprende que el tiempo está en su contra y su desesperación la ha llevado a poner de manifiesto su esencia fascista y a escalar de manera más agresiva su actuación.

    Estoy de acuerdo con una escalada consecuente de la defensa de la paz mediante medidas más fuertes para mantener el orden, teniendo en cuenta que no hay nadie en este planeta que piense que la derecha quiere dialogar; se está cumpliendo, por parte de la oposición, aquello de que la guerra es la polítilla llevada a cabo por otros medios, no les queda otra salida para lograr sus propósitos.

    Al pueblo venezolano le están imponiendo el uso de las armas para defender su soberanía y su proyecto social. Elementos de juicio que sustenten y justifiquen este criterio, a estas alturas, los hay de sobra. Que le nieguen el derecho a los venezolanos a defenderse mediante calumnias y manipulaciones mediáticas no importa, peor es permitir que se instaure el fascismo y corran rios de sangre de inocentes.

    Me tomo la atribución de decir que los cubanos de bien nos sentimos profundamente indignados con lo que está llevando a cabo la derecha fascista de Venezuela. Apoyamos resueltamente al pueblo bolivariano.

  • RCARM dijo:

    HAY UN VIEJO REFRAN QUE DICE ¨A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO¨. SIN PRETENDER QUE SE DEJE LO DE LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE, ME PARECE QUE YA ES HORA DE DAR CON EL MAZO. SI NO SE APURAN, SE LES VA DE LA MANO LA REVOLUCION BOLIVARIANA EN MEDIO DE UNA ¨QUASI¨ GUERRA CIVIL CON ¨PROMETIDA INTERVENCION HUMANITARIA¨, POR SUPUESTO EMPUJADA POR USA Y LA M…. OEA Y SU ASQUEROSO SECRETARIO GENERAL. ¨LA HISTORIA SE REPITE¨ CON LA OEA: ANTES EL PROBLEMA ERA CUBA, AHORA ES VENEZUELA. DA PENA QUE HAYA GOBIERNOS QUE SECUNDEN ESTO. O LA IZQUIERDA LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA SE UNE EN UNA ESTRATEGIA COMUN DE ENFRENTAMIENTO O NO HABRA QUIEN PARE ESTA OLA CONTRAREVOLUCIONARIA Y NEOLIBERAL, AHORA MUCHO MAS PELIGROSA CON TRUMP DE PRESIDENTE DEL IMPERIO. OTRA COSA IMPORTANTE EN MI OPINION: ¿DESDE CUANDO SE PUEDE ENFRENTAR AL FASCISMO CON DIALOGOS?

  • Rafael Miranda dijo:

    Plenamente de acuerdo contigo Atilio, el tiempo del diálogo hace mucho tiempo que pasó en Venezuela, hace mucho tiempo que el pueblo y las Fuerzas Armadas tenían que movilizarse para detener a esta contrarevolución que no quiere una salida política porque no piensa en el bien de los venozolanos.

  • roli dijo:

    POR LO MENOS LE LLAMAN COMO ES.. ESE PAIS ESTA ENVUELTO EN UNA GUERRA CIVIL..

Se han publicado 60 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también