Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Lecturas de Juventud, editorial Abril

| +

Lecturas de Juventud puede ganarse este año las palmas de la editorial Abril. La obra, hasta ahora inédita, de Alejo Carpentier había sido anunciada por Rogelio Riverón para presentarse, como así ocurrió en el pasado Sábado del Libro en la calle de Madera, conjuntamente con dos obras más de Alejo Carpentier: El Reino de este mundo y Ensayos. La doctora Graziella Pogolotti, tuvo a su cargo la historia editorial y el valor de los volúmenes, es obvio decir que de forma magistral. El profesor Rafael Rodríguez Beltrán, por la Fundación, se refirió a la conjunción: Editorial Abril, Fundación Alejo Carpentier e Instituto Cubano del Libro para concebir y hacer realidad Lecturas de Juventud.

¿Pero, qué es este volúmen que la editorial Abril asumió con vehemencia?: nada menos que una obra de artículos periodísticos sobre literatura que el joven Alejo Carpentier publicó en el periódico La Discusión, cuando tenía apenas 18 años, recién salido de la adolescencia y que hoy pueden leerse como cualquier obra del consagrado Alejo, primer Premio Miguel de Cervantes, latinoamericano.

En aquel entonces Carpentier, en situación económica precaria, junto a su madre Lina Valmont, tenía que trabajar para vivir y tratar de estudiar la carrera que había escogido, la misma de su padre ausente –arquitectura–, la cual no pudo terminar.

Baste decir que sus artículos, verdaderos ensayos literarios, analizan con el más acabado estilo, sin lisonjas cuando no son válidas, obras literarias famosas y algunas contemporáneas (en aquel momento). El libro de la Editorial Abril, tiene varios índices: títulos de las crónicas; por el nombre de las obras y autores de estas, así como otro sobre libros mencionados y/o personajes que igualmente Alejo menciona. Para mayor asombro, a los 18 años de edad ya Carpentier habría leído unas 200 obras, lo cual se desprende del índice onomástico donde aparecen nombres que –para poner un tope—mencionamos algunos, tales como la Biblia o Confucio, Catón o Boccaccio, hasta Balzac el francés; Pompeyo Gener, el español, Oscar Wilde, el anglosajón o Alberto Lamar Schweyer, un joven cubano. Y no faltan, obviamente, Cervantes, ni Shakerpeare; tampoco, Trajano, Dostoievski o Julio Verne…

Aparecida Lecturas de Juventud en la Editorial Abril, a un siglo de ser escrita es, de hecho, un reconocimiento cultural importante a la premisa tan conocida de Fidel, sobre la formación cultural y política de nuestro pueblo: “No te vamos a decir cree, te vamos a decir lee”, la cual se hizo realidad desde el triunfo de la Revolución, cuando los periódicos reaccionarios fueron abandonados por sus dueños, y el joven Comandante en Jefe Fidel Castro dispuso que los equipos y el papel se utilizaran para imprimir libros: Así creó la Imprenta Nacional de Cuba y seguidamente la Editorial Nacional, esta última a cargo de Alejo Carpentier, ya reconocido escritor.

Tras la importante avalancha cultural que abarcó la publicación de un millón de ejemplares, de Cervantes, sería creado en circunstancias difíciles el Instituto Cubano del Libro que arribó ahora a los 50 años de existencia.
Quizás Lecturas de Juventud, sin pensarlo, represente un hito más e imprescindible hoy más que nunca, para el desarrollo cultural de Cuba.

Por el contenido de los textos de Alejo, ni al menos conocedor de literatura se le escaparía que el jovencito periodista Carpentier no incluyó nombres al azar, sino en sus justos contextos, por haber sido leídos en sus obras. No se trata (no podía serlo) una apresurada búsqueda en Google.
Opina el director de Abril.

El joven periodista Javier Dueñas Oquendo, director a Abril, en respuesta a una pregunta derivada de la publicación de Lecturas de Juventud valora de ”extraordinariamente importante el hecho de haber podido rescatar esos escritos de un Carpentier casi un adolescente. En ellos están no solo referencias de literarias de su época, sino mucho más cosas que seguramente suscitarán el interés de los jóvenes y adolescentes de hoy y la Editorial Abril –todos sus miembros– consideramos un honor que el Ministerio de Educación haya tenido en cuenta esta obra para las referencias de estudios en los grados que corresponden en nuestra enseñanza”.

“También reconocemos –expresa Javier Dueñas Oquendo—la importancia de la lectura de obra tan significativa de Carpentier como El Reino de este Mundo, que plasmó lo real maravilloso ,universalmente, así como los Ensayos, valorados por la doctora Graziella Pogolotti. De manera que la editorial Abril asume el compromiso de seguir las huellas de textos tan relevantes. Pues quizás no sean los únicos.”

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Rojas

Marta Rojas

Es escritora y periodista cubana. Premio Nacional de Periodismo José Martí del año 1997. Ganadora del Premio Alejo Carpentier de novela 2006. Recién graduada fue testigo excepcional de los sucesos del 26 de julio de 1953, el asalto al Moncada por Fidel Castro.

Vea también