Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Ejecución Inminente o el último verano de Obama

| 2

ejecucion inmediatra filme

La pena de muerte es una temática permanente en el cine norteamericano, y está vinculada al racismo, la inmensa mayoría de los ejecutados son negros, también en algunos casos como éste que es el tema del filme, los casos judiciales están construidos sobre evidencias poco sólidas.

Como detalle curioso sobre la pena de muerte antes de adentrarnos en el tema de esta película, se puede señalar que el reo tiene que estar en buen estado de salud para ir a la ejecución, si está enfermo se le cura.

Otro dato de interés, es que el gobernador del Estado es quien tiene la máxima autoridad para aprobar una pena de muerte y el único que puede detenerla. Durante los años de la Presidencia de  Barack Obama, del cual este es el último, pareciera que el racismo debía disminuir con la presencia del primer Presidente no blanco de los Estados Unidos.

En semanas recientes, como para evidenciar que es éste el último verano de Obama, se ha destapado un racismo sin precedentes, una joven pareja de negros iba en un automóvil, éste fue detenido por unos policías blancos conminando al chofer negro a bajarse. La joven pareja del chofer, con su teléfono celular grabó las siguientes escenas, el joven negro fue apaleado y ya en el piso se inclinó sobre el un policía y se escucharon claramente las detonaciones a quemarropa sobre el joven. Estas imágenes circularon el mundo a través de las redes sociales provocando asombro e indignación.

Otros casos de negros abatidos a balazos fueron grabados en los siguientes días, lo cual hizo que el Presidente Obama que está en su último verano de su mandato, expresara su preocupación. Días después, un joven negro, ex soldado en Iraq asesinó a 4 policías blancos en Dallas, y como el racismo parece no ser igual para todos, el Presidente no acudió a los servicios fúnebres de ninguno de los negros, pero anuncio que tanto él como si vicepresidente Joe Biden, se reunirán con los familiares de los policías blancos muertos.

El ex Presidente James Carter, gravemente enfermo, constató lo inusitado de la violencia y la extensión de esta nueva ola de racismo. Se pensó en algunos sectores que la presencia de un Presidente no blanco atenuaría las tensiones raciales, pero no fue así por muchas razones. Lo cierto es que éste verano y esta época del año donde siempre hay tensiones raciales, va a ser un inolvidable último año para el Presidente.

Después de esta necesaria introducción, entremos a hablar del filme que nos ocupa, pero aún falta un detalle para entender la película, como el gobernador del Estado es quien tiene las decisiones finales, no es casualidad que mientras Bush fue gobernador del Estado de Texas, la pena de muerte fue administrada con gran frecuencia.

En la película “Ejecución Inminente”, se trata de un caso en que ya se había decidido la ejecución de un reo. El día en que se discutieron los alegatos finales, la periodista que cubriría este evento sufre un accidente y designan para sustituirla a un viejo periodista que llegó a la pequeña redacción de un pueblo alejado a donde había transferido al viejo periodista en cuestión, rol que interpreta Clint Eastwood, esta vez como actor y director.

True Crime (titulada en español: Crímenes verdaderos o Ejecución inminente) es una película estadounidense de 1999, producida, dirigida y protagonizada por Clint Eastwood, basada en la novela homónima (1997) de Andrew Klavan.

El periodista Steve Everett (Clint Eastwood) que intenta dejar el alcoholismo y con problemas maritales tiene como encargo cubrir la ejecución de un afroamericano (Isaiah Washington) acusado de asesinar a una mujer. Debe entrevistar al condenado a muerte sustituyendo a una compañera suya que falleció dejando el reportaje pendiente. Steve descubre la posibilidad de la inocencia del hombre dadas las nuevas evidencias encontradas. El tiempo vuela y Steve tiene que arañar cada segundo ya que a medianoche se dará la orden de ejecución por inyección letal.

El periodista se entrevista con el reo y lo asombra la sinceridad y valentía del joven negro, y surge la sombra de una duda, porque para condenarlo a muerte se basaron en el testimonio de un solo testigo. El periodista conversa con el alcalde de la prisión y se da cuenta de que en este caso el Alcalde, un hombre, blanco por supuesto, parece ocultar alguna duda razonable.

Prácticamente no hay tiempo. Pero este periodista quiere tratar de aclarar las cosas, porque todavía con algo de conciencia y humanidad. El reportero contacta el testigo clave, quien afirma que vio al negro disparar y asesinar a una joven cajera, de lo que se acusa y condena al joven negro.

El testigo clave resulta ser un fantoche, un blanco empleado de quinta categoría, que está muy orgulloso de ser el testigo que sirvió para condenar al negro. Esta es una forma perversa y terrible del racismo, éste hombre no aprieta el gatillo, pero con un testimonio falso que le sirve para ser “importante”, evidencia la falta de ética para enviar a una persona a la muerte.

No les vamos a contar la película, pero solo diré que el periodista con innumerables carreras descubre que el testigo nunca vio al negro disparar y que no apareció nunca el arma homicida.

Para terminar con esta introducción que deber llevarlos a buscar este filme exhibido varias veces por la Televisión cubana, debo decirles que esta obra se realizó en 1993, cuando todavía Obama no era Presidente. ¿Y por qué insisto en Obama? Cuando fue elegido en Chicago, su base política, se hizo una imponente manifestación. Muchos líderes negros, antiguos defensores de los derechos civiles como Jeese Jacson, lloraban de emoción. Han pasado ocho años y este verano dispara las tensiones raciales como nunca antes.

Mientras tanto, se disputan la presidencia de la nación dos candidatos con características muy diferentes, pero ¿podemos pensar que salga quien salga disminuirá el racismo, el asesinato, el odio creciente de los policías hacia los negros que circulan por la calle?.

Todo indica que no será así, sino que las cosas pueden ir a peor. En el momento en que redacto estas líneas hay una enorme tensión en los Estados Unidos. El Presidente Obama, primero no blanco que tuvo el poder ocho años, quizás tomó alguna iniciativa como nombrar a un negro como Fiscal General de la Nación y poner no blancos en algunos puestos de importancia, pensó tal vez que esto es un debate político, pero el racismo es tan inherente al sistema social norteamericanos como su pretensión de dominar el mundo.

La historia juzgará a esta generación de estadounidenses a la que pertenece Obama, quizás tenga en su cartera muchos buenos proyectos, pero cierto es que este es su último verano.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pedro dijo:

    Gracias Miguel por la buena escuela de cada semana, lo leemos muchos, no piense que porque no se dejan comentarios es escasa la lectura. Una vez más gracias por compartir su experiencia y su cultura con los lectores.

  • Sabrina dijo:

    Sabia reflexión la suya, Miguel, me ha convocado a ver la película, la estoy buscando. Es cierto que los sacro santos Estados Unidos tienen la sociedad más deshumanizada del mundo, sobre todo en el tema racial. Gracias por su análisis. Muy bueno.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Torres

Miguel Torres

Miguel Torres, reconocido director de Cine y de televisión cubano, fue un connotado realizador del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Ha sido profesor de la Escuela de Cine y de Televisión, tiene en su haber varios largometrajes y decenas de documentales.

Vea también