Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

La abuela Delfina

Publicado en: Crónicas de Amaury
En este artículo: Amaury Pérez, Cuba, Cultura
| 138

cabezal amaury perez columna cronica de amaury grande

En la foto aparece mi abuela Delfina, mis padres y yo en un anuncio publicitario de los Televisores marca Admiral.

En la foto aparece mi abuela Delfina, mis padres y yo en un anuncio publicitario de los Televisores marca Admiral.

A mis hermanos y a mí nos criaron, y acompañaron en la infancia, esencialmente, la abuela paterna Delfina García, natural de Orense, Galicia por más señas, su hermana, la tía abuela Carmen y el abuelo Alcibiades cubanos ambos. Los abuelos maternos, Consuelo y Gonzalo, emigraron a USA en 1960 y no volvimos a saber de ellos hasta décadas después. Nuestros padres, en los momentos en que la vida les dejaba tiempo, contribuían también a la educación de sus hijos, pero no disponían de mucho. Los años sesenta fueron muy convulsos y carentes de espacio para ocuparse de otra cosa que no fuera trabajo, trabajo, y compromiso patrio.

Yo fui un infante bueno, tranquilo, estudioso y hasta tímido. En las películas, kinescopios y reportajes televisivos que conservo siempre aparezco serio, meditativo, con la mirada perdida, en lontananza. Tengo un libro en las manos o estoy escribiendo algo, pero como cualquier chiquillo a veces, pocas, era travieso y recibía por eso curiosos castigos que contribuyeron al comportamiento cívico y la educación del adulto que soy hoy.

Un domingo maravilloso de aquellos en los que conversaba con mi padre alrededor de una mesita en el cuarto- estudio del minúsculo departamento en que vivía por entonces y conociendo él que apenas yo había terminado el décimo grado (lo repetí tres veces) me preguntó: ¿Amaurito y de donde viene ese conocimiento literario tuyo que te lleva a componer canciones de cierta intensidad poética e intelectual? le aseguré con orgullo ¡De las enseñanzas de Abuela Delfina! Él mostró un interés mayor que el habitual, se inclinó hacia adelante en el asiento, aspiró su puro, y dijo intrigado: ¡A ver, cuéntame eso!

¡Mira Papá!. Comencé así mi explicativo discurso. Cuando llegaba del colegio con el uniforme sucio, con un lápiz que no era de mi propiedad, o ella se enteraba que no había alcanzado las mas altas calificaciones escolares, me encerraba en la biblioteca de tío Tabaré (vivíamos en una época una casa tras la otra), agarraba al azar cualquier libro, daba igual que fuera, Los Miserables de Víctor Hugo, una obra de teatro de Tenesse Williams, la Biblia, El Quijote, cualquier tomo de las obras completas del etnólogo Fernando Ortiz, etc…siempre escogía los libros más voluminosos, y decía: ¡Estás castigado y por eso no saldrás de aquí hasta que leas, y me comentes después, de la página cuarenta hasta la setenta (es un ejemplo) de este texto! Entonces cerraba la puerta de la biblioteca por fuera y se alejaba para regresar luego a fiscalizar la lectura y terminar con el encierro hasta otro día en que lo mereciera.

Niño al fin, agarraba y leía la primera página señalada y la última, nunca las intermedias, y cuando ella volvía preguntaba: ¿Qué dice en la cincuenta? como no la había leído el castigo se prolongaba y volvía a señalarme que repitiera la lectura hasta que finalmente me interesó, y apasionó, lo que leía.

Mi padre, a esas alturas de la conversación permanecía en silencio y a veces miraba al “cielo” desde donde seguro mi abuela estaba al tanto de la plática. Por eso, le explicaba, es que sin tener estudios universitarios, como ella hubiera soñado, desde niño he leído una buena parte de los libros imprescindibles para andar por el mundo con cierta cultura, ahí está la clave de tu pregunta. Al fin de mi historia mi padre me respondió haciéndome la confesión más relevante de todas cuantas compartió conmigo: ¡Amaurito mijo, eso que cuentas es increíble! ¿Por qué? le pregunté. Él enfrentó mi desconfiada mirada y con una grave sonrisa agregó: ¡¡¡Mi querida madre, tu abuela, era analfabeta, jamás hubiera podido saber que habías leído y que no!!! Mi sorpresa fue de incalculables proporciones y su felicidad aún mayor, los dos nos abrazamos, ebrios del desconcierto, por haber sido deudores de una mujer tan astuta, especial, y enigmática.

La Abuela Delfina nos abandonó una mañana gris y ventosa, pero todavía la presiento en el olor transparente de la ropa lavada, en el aroma de los garbanzos recién cocidos, en el vago perfume de las librerías.

Se han publicado 138 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Adrián dijo:

    Buenos días Amaury. Gracias por estas crónicas sabatinas. Para mí, amén de divertidas, emocionantes y reflexivas según el tema y sus circunstancias, son un compendio de destilada humanidad.

  • Laurita dijo:

    Amaury, también me crié con mi abuela materna y viví cerca de la paterna. Sin dudas pusieron muchas enseñanzas y amor en mi vida. A las dos les encantaba leer, solo tenían segundo grado y una cultura de universitarias. Ellas siguen de mil formas en mi vida.

    Bella crónica

  • Henry. dijo:

    Buenos días Amaury, son las 3:54 am y aquí estoy leyendo tu crónica.
    Tengo una duda, el pasado programa C2QSQ2 (martes17) en que la invitada fue la Sra. Rosa Mirian, fue grabado antes de la visita del Santo Padre a Cuba o después? Le pregunto porque me sorprendió que no le hicieras ninguna pregunta relacionada con el viaje que ella realizo junto a Francisco. Me mantuve todo el programa esperando a que hablara de esa experiencia, que se la marco para toda su vida. Es por eso que deduzco que haya sido grabado antes de esa fecha.
    Que tengas buen día, al igual que a los amigos de CUBADEBATE

    • Amaury Pérez Vidal dijo:

      La entrevista con Rosa Miriam fue antes de que partiera a Roma. Aunque ya sabía que había sido invitada por el Vaticano no me pareció ético preguntarle por una experiencia que no había vivido.
      Gracias por la inquietud.

  • Boris Qatar dijo:

    Buenos dias Amaury .Muchas gracias por estas cronicas realmente sabado por sabado las espero con muchas ansias, y se que no solo a mi ya que la cantidad de foristas lo ejemplifica.Una muestra de ello es mi propia madre. Ella no tiene acceso a esta pagina pero yo se los hago llegar y no sabes como los debatimos tanto es asi que cada sabado me dice por favor pidele el correo amaury que le quiero escribir personalmente ya que de una forma u otra llegas al corazon de cada persona que tiene el privilegio de leer estas maravillosas cronicas, tienes ese don de sacarle mas una una risa o una lagrima a todo el que te lee y en mi caso personal lo has logrado y con creces saludos desde Qatar .

  • LA INDUSTRIALISTA dijo:

    BNOS DIAS, SU ABUELA TENIA LA SABIDURIA PARA LA CUAL NO HACEN FALTAN ESTUDIOS O DE HABERLOS TENIDO HUBIERA SIDO TREMENDO TALENTO.
    MI PADRE SÓLO LLEGO HASTA 4TO GRADO PERO MI HNO Y YO CUANDO SALIAMOS CON ÉL A PASEAR O IBAMOS A CASA DE ALGUN FAMILIAR LE GUSTABA QUE LE FUERAMOS LEYENDO LAS VALLAS DE LAS CALLES O CARRETERAS Y QUE DISCUTIERAMOS ENTRE NOSOTROS CUALQUIER TEMA QUE HUBIERAMOS ESTUDIADO EN LA ESCUELA Y QUE PARA EL FUERA IMPORTANTE, PERO ADEMAS TENIA UNA EDUCACION DE CUNA ENVIDIABLE, A PESAR QUE LA MAYOR PARTE DE SU VIDA ACA EN LA HABANA TRABAJO DE CHOFER DE OMNIBUS URBANO.
    GRACIAS NUEVAMENTE POR ESTAS CRONICAS.

  • labala dijo:

    Que bellesa de cronica, la disfrute,Querido Amaury, ya no eres necesario, Eres impresindible

  • Armando dijo:

    Entonces la inteligencia en la familia les viene en la sangre.!!

  • Abdulays dijo:

    Interesante crónica, la vieja era una fiera, no sabía leer, pero si sabía que tenía que darle buena educación a sus nietos, quien quita que hasta te obligaba a permanecer en la biblioteca del tio Tabaré, con el objetivo de que te aprendieras todos esos clásicos de memoria, y por eso eres la persona que eres hoy.
    Gracias por escribir, saludos desde Nuevitas.

  • Ojeda 55 dijo:

    Buenos días amaury, la pasada semana no comente aqui ya que llegue pasadas las 11.00 am y al leer la cronica, que como siempre me conmovio, lei los comentarios y aprecie que estabas disgustado y con toda razón, eso me dejo la idea de no participar, tenias razón en todos los argumentos para enfrentar a tan mal intensionada persona, como siempre te digo, aqui mi familia espera por tí cada sábado y cada martes, siempre te tenemos presente y reiteramos, rogamos porque algun día llegues a nuestyro Morón y podas al menos compartir un café contigo mi familia y Yo.
    Un abrazo desd la ciudad del gallo y de las VICTORIAS TAMBIEN

  • Andrés Hernández dijo:

    Amauri querido, desde hace unos meses que vengo siguiendo tu columna de los sábados. Desde la publicación de la historia de condiciones y parecidos con Silvio (que me hizo mear de lanrisa). Desde esa mañana de sábado hasta hoy, espero tus crónicas como el aire que respiro. Río, lloro y vuelvo a reír cada sábado a parte de conocer un poco de historia y costumbres de Cuba. Y por igual me encanta leer a tus sa guidores. Por todo, muchísimas gracias, desde Buenos Aires, un cordial saludo.

  • Lupe María dijo:

    Querido Amaury hubiera apostado a que no ibas a publicar más después del feo que algunos te hicieron el sábado pasado. Me alegro de haberme equivocado, pero presiento que no por mucho tiempo.
    Esta crónica es de las emotivas. Me encantó.
    Besos

  • Amaury Pérez Vidal dijo:

    Amigos / Amigas: Les deseo un hermoso sábado. Ojalá el pequeño homenaje a mi abuela no nos desarme el foro esta vez.
    Saludos a tanta buena gente que me ha acompañado cada sábado.

  • Ariel dijo:

    Buenos días Amaury. La educación de las abuelas en muchas generaciones de cubanos ha sido imprescindible. Al leer tu crónica me viene a la mente siempre los consejos y la educación que mi abuela paterna me dió, incluso ella dejó sus planes de vida y se dedicó a criarnos a todos mis hermanas y hermanos y otros nietos que llegó a la cifra de 10 y todo era orden, disciplina, educación y mucho cariño sustituyendo al amor de madre que la perdimos. Gracias por tu crónica.

  • San dijo:

    Las abuelas son imprecindibles en muchas de nuestras vidas, yo tambien fui criado por una y te aseguro que no existe nada como eso, tambien recuerdo el olor de las sabanas acabadas de recoger del pleno sol y el sabor de su vaso de leche con cafe de la mañana, cuando se fue lo hizo en mis brazos y fui yo quien cerro su ojos.

  • Falcon dijo:

    Gracias….. que mas, ud es de los imprecindibles, que lastima que todos los cubano no tengan la posibilidad de acceder a sus cronicas, ojala un dia llegue el libro, el que lea una las lee todas, que burro he sido siempre por no apreciar su talento. Salud y suerte lo sigo esperando cada sabado.

  • Raúl Véliz Crespo dijo:

    Amauri vuelvo por mis propuestas tengo la oportunidad de leer tus crónicas y me resultan cubanísimas, interesantes e instructivas, te conmino a que trates de concentrarla en un libro y si la dicha nos acompaña leerlo ya publicado, fíjate, ya publicado, creo que en ellas hay muchas enseñanzas que no se da en la escuela, el 90 % de lo que aprendemos no nos lo enseña la vida y por sobre todo eso, el ejemplo diario de los que nos rodean generalmente padres y abuelos es la fuente inagotable de aprendizaje, que hoy está perdida, la enseñanza padre a hijo qu no es el hijo sentado a una silla y pizarrón en frente, el padre (ó Madre, abuelo etc., enseñando), nó nos es esa la forma que se aprende es como dije, con el ejemplo diario, de la forma en que la cuentas. esa es la gran escuela que muchos, por no decir todos los padres les hemos dejado o pensamos que le hemos dejado a la escuela y no creo que con la falta de calidad y preparación de muchos educadores, unido a los problemas cotidianos agobiantes, esta esté logrando el propósito martiano de educar y no solo enseñar, eso se ve con el incremento de las indisciplinas sociales, que en vez de disminuir van en aumento, además a pesar de ser un país donde hay un nivel educacional alto nio hay esa cultura del respeto y la educación que vemos en otros países del mundo.

  • Felicia DM Padron dijo:

    Con razon, ahora entiendo.
    Haberlo dicho antes!

  • Rafael Font dijo:

    Amaury he descubierto aqui en Haiti,cumpliendo una mision medica cubana,sus cronicas,porque ya pude conocer Internet,sus comentarios son excelentes,llevan una carga emocional muy grandes,me gustan y en referencia a esta,somos varios los que tenemos ejemplos como el que usted nos acaba de narrar.Yo tuve un padre extraordinario que cuando me enferme con 9 años,en vez de traerme juguetes me trajo tres libros:el Robinson Crusoe,La Edad de Oro y la Geografia de las Americas de Nuñez Jimenez,ya ustes ve,ellos,nuestros padres,no tenian tanta cultura pero sagacidad suficiente para lograrla en nosotros.Esperemos otra cronica suya.

  • DMT dijo:

    Que bien, es bueno amanecer y leer algo agradable. Amaury, trato de mostrarles a todos en casa y en la escuela, tus crónicas. Creo que todos los que hemos tenido vivencias con abuelas y abuelos guardamos bellos recuerdos, y secretos de nuestras diabluras que nunca delataron. Feliz Sábado a todos los seguidores de Las Crónicas, y en especial a ti, mucha salud, para que sigas escribiendo.

  • Raulito dijo:

    Amaury otra cronica muy buena, muy ocurrente de tu abuela y genial la deducción de tu padre. El martes anterior a esta semana saliste pelado bien bajito y en este programa que le haces a Beatriz estas con el pelo bien largo, es que acaso los grabastes muy distante uno del otro. los televidentes no se les va una.
    Te esperamos todos los sabados para disfrutar de tus trabajos y por supuesto todos los martes por cubavisión. Un abraso desde la ciudad de Ciego de Avila, donde tienes un hermano y una familia.

    • Amaury Pérez Vidal dijo:

      No se grabaron muy distantes unos programas de otros. Lo que ocurrió, en medio de la grabación, es que producto del stress se me enfermó el cuero cabelludo y mi dermatóloga me recomendó pelarme bajito para que los medicamentos hicieran efecto. Luego a la hora de transmitirlos se alternan y por eso en unos aparezco pelado y en otros no.
      Estaré por Ciego en día 7 de junio. Estoy entusiasmado. Participaré en una conferencia sobre C2QSQ y en una gala artística.

      • cordoves dijo:

        Bdias Amaury, ya hoy es lunes y leo tu crónica, lo primero que hago los lunes, cuando no puedo los sábados, es “entrar” a Cubadebate y buscar tu última crónica, este sábado una prolongada dificultad con el abasto de agua a la ciudad de Holguín me impidió hacerlo, como todas las que he leído, esta última, desborda gran sensibilidad, humanismo y enseñanza, esos pequeños detalles que tanto nos hacen falta y nos ayuda a ser mejores seres humanos, seguro un día se publicarán, eso esperamos todos. !ah! nada de hacer caso a provocaciones malsanas de ese o esa que carece de coeficiente de inteligencia.

Se han publicado 138 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también