Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

A bailar y a gozar… ¿pero con la Sinfónica Nacional?

| 10

Sinfonica Nacional

Lo acontecido el miércoles 28 de octubre en el Hotel Memories Varadero con la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba tiene mucha importancia dentro del tenaz concepto de llevar la mejor música cubana a disímiles espacios, sin creer en estereotipos ni malos augurios, mucho menos en estos tiempos de tanta reticencia a lo bueno y de exacerbación del mal gusto en buena parte del país. Dentro del proyecto Festival Permanente Isla que Suena, ha sucedido el milagro de lo posible: la concertación del mejor arte sinfónico cubano para aquellos turistas de los que durante años nos han hecho creer que solo buscan sol, playa y paisajes exóticos. Y es que hasta los caminos de sanas intenciones están llenos de aburridas rutinas, aunque solo sirvan para acabar con el arte más auténtico en muchas ocasiones, razón por la cual desde julio de este año, el proyecto y Festival Permanente Isla… ha ido llenando y sopesando esas zonas, esos espacios cada día más lejanos y que para asombro de unos y regocijo de otros, demuestra que distintos géneros de la música cubana pueden coexistir sin riesgo alguno.

Así, han venido sucediéndose todos los miércoles interesantes jornadas musicales que gracias a la receptividad del destino turístico en cuestión, la atención y calidad del Hotel Memories Varadero y la calurosa bienvenida a esta idea, dan fe de lo acertado del camino escogido. Y vale preguntarse más allá del excelente servicio brindado en nuestra red hotelera, ¿cómo no pasaban por hoteles cubanos figuras icónicas de la música, o de aquellos que gozan de fama por su lozanía de ser nominados o ganadores de premios Cubadisco, Grammys y otros? Creo que la industria musical, y por ende cultural, tiene que sacar partido de todos esos elementos que, a la larga, ayudarán a consolidar nuestra fortaleza y nuestra proyección monolítica en cuanto a buena música se refiere, y es la razón fundamental por la que varias entidades organizan desde este verano el Festival Permanente Isla que Suena. Bajo el auspicio general de la Agencia Artística Presencia y la Agencia Paradiso ambas del Fondo Cultural del ALBA, el Festival… aglutina a diversas agencias de viaje (Paradiso, Yisam Viajes, Ricana Tours, Piera Tours) de Venezuela; al Centro Nacional de Música Popular y al Instituto Cubano de la Música y al Hotel Memories Varadero quienes organizan y colaboran en llevar lo mejor de la música cubana para el disfrute del visitante.

Para tener una idea de lo concebido y logrado hasta ahora, podemos mencionar la presencia en el Festival… de Descemer Bueno, el Grupo Moncada junto al proyecto Rueda de Casino, Wil Campa y su grupo, Adalberto Álvarez y su Son, Pancho Amat y su Cabildo del Son, Yoruba Andabo, Mi son entero (All Stars de la Música Cubana), Cándido Fabré y su banda y más recientemente la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba. Mención especial a esta emblemática agrupación la cual arrancó aplausos delirantes de los asistentes, quienes disfrutaron con el mismo esmero y respeto cual si estuvieran en el más exigente teatro, conscientes de que no todos los días un turista puede disfrutar de la actuación de la orquesta sinfónica del país anfitrión.

Y ahí radica el éxito tanto de la idea inicial como de lo logrado hasta hoy: llevarle a un turismo cada día mejor un panorama de la música cubana sin perder la identidad, sin hacer grandes concesiones de tipo conceptuales y con la certeza de que pueden converger distintos públicos en un mismo destino. Bienvenida esta necesaria idea, punto común de nuestra mejor música cubana.

(Tomado de Cubarte)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • otraopinion dijo:

    Excelente idea para sanear los muchas veces lamentables espectáculos de “cultura cubana” que se brindan en las instalaciones turísticas de Varadero y otros polos del país. Echando mano a lo que está cerca, aunque no esté bien, se ha estado “cumpliendo el plan” de animación y “cultura”, a contrapelo de horas y más horas de debates en congresos de la UNEAC, comisiones ministeriales conjuntas y otras célebres y recurrentes pero poco efectivas iniciativas.
    Algunas ideas extra:
    Que nuestros artistas no se enclaustren en los hoteles e instalaciones turísticas, donde algunos inventos de “todo incluido” en pasantías culturales de un día han espantado a más de uno por cuenta de los exorbitantes precios.
    Que las cadenas turísticas, las instituciones culturales y algunos poderosos artistas cierren el cuadro y se pongan para rescatar instalaciones culturales que están desactivadas y en peligro de extinción, como el Anfiteatro de Varadero, por ejemplo. Asi el arte y la diversión podrán estar accesibles a muchas más personas que las que pueden reunirse en una discoteca o alrededor de la piscina de un hotel. Así cobran vida de nuevo espacios muertos que hace demasiado tiempo afean la imagen y el alma de nuestros paísajes.
    Que haya más promoción, que la gente se pueda enterar con tiempo y en forma de estas opciones, para que abunde lo que de verdad llena a un artista: público.
    Lo que se está haciendo en la Fábrica de Arte Cubano (FAC), es un magnífico ejemplo de aplicación del verbo REVOLUCIONAR en nuestra cultura.
    Gracias, Oni, por tu nota y por el discreto pero importante impulso que le aplicas a la buena música en Cuba.
    Gracias, Oni, por

    • Duda dijo:

      Voy otra vez: Estimado Oni: Está bien difundir lo mejor de nuestro arte. Pero también hay que tener en cuenta las características del turista que visita nuestro país y qué es lo que viene buscando. Si yo fuera austríaco, por ejemplo, no vendría al Caribe a escuchar sinfónicas, eso lo tendría en casa, por muy buena que sea y por muy grata que sea la sorpresa. Tiene que haber un balance entre lo banal y lo artísticamente valioso, porque viene gente de todo tipo y mucha gente no sabe diferenciar a los “Rompetímpanos de Mayarí” del “Buena Vista Social Club” y probablemente no venga de vacaciones en busca de un crecimiento artístico espiritual. Y también hay que tener en cuenta que si no hemos logrado que nuestro propio pueblo, en su mayoría y por mucho esfuerzo que se ha hecho, sepa valorar las ofertas de verdaderos valores artísticos y prefieran consumir la banalidad y la chusmería; este esfuerzo que se hace para el turismo tiene motivaciones netamente culturales o pesan más las económicas? Saludos

  • Mirtha dijo:

    Cito, “… más recientemente la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba. Mención especial a esta emblemática agrupación la cual arrancó aplausos delirantes de los asistentes, quienes disfrutaron con el mismo esmero y respeto cual si estuvieran en el más exigente teatro, conscientes de que no todos los días un turista puede disfrutar de la actuación de la orquesta sinfónica del país anfitrión.”
    ¡¡¡¡¡Por favor…VÍA LIBRE AL PROYECTO!!!!!! Vi por “Buenos días” su entrevista en ocasión del éxito citado, y ahora esta semana el Noticiero cultural (otro gran acierto) está debatiendo el tema del producto cultural que se debe ofrecer al turismo. ¡Bienvenidas todas estas acciones!!!!! ¡¡¡¡A “coger el toro por los cuernos”!!!!!

    Saludos,

    Mirtha

  • Orlando dijo:

    colaboro y soy fotografo de una compañia infantil-juvenil en santiago de cuba (Arcoiris), no he leido completo el articulo pero creo que la idea esencial es que necesitamos preservar a toda costa la cultura de personas y mal llamados artistas que laceran la calidad de lo sano y lo bueno, de nosotros depende pero principalmente de las distintas instituciones que esto se pueda cumplir, me perdonan si soy critico pero la verdad es esta, estamos trabajando muy mal en general para ofrecer una cultura con calidad.

  • Sinaí dijo:

    Me ha causado mucha sorpresa encontrar este artículo titulado de esta forma, pues conozco de un desagradable incidente (en mi provincia) con la promoción de una presentación de la Sinfónica Nacional en uno de nuestros municipios al que divulgaban de esta forma: “A bailar y gozar con la Sinfónica Nacional”!!!! Amén de toda la comicidad que lleva este error que creo nunca olvidaré, espero el público disfrutre de tanto talento.Saludos Oni.

  • Joan dijo:

    Cuando el auditorio tiene cultura y buen gusto, no es nada de que asommbrarse. Y por el contrario, brinda una referencia para recalibrar la brújula. Vamos, que al animalito que somos de cuando en cuando hay que darle carnavales (en el sentido pleno de los romanos) pero siempre lo mismo aburre, cansa… y no deja ná bueno. Creo que es hora de revertir la “estrategia cultural” que tiende a exascerbar lo peorcito, vamos, que lo que se quiere es que seamos ganado que no piense. Y si, la falta de buenos ejemplos, en lo que a música se refiere (y en todo, por que no…) deja al campo libre a lo peor.

  • Duchamp dijo:

    Que así sea. Basta de vulgaridad y chabacanería. La cultura cubana es mucho más que esa cosa rara que algunos descerebrados desean imponer. Y que conste, no se trata de de ser elitistas, sino de promover la música, sea del género que fuere, siempre que tenga calidad. Pienso que no todos los cubanos somos concientes del potencial musical y la calidad artística de muchas agrupaciones cubanas, residan o no en la capital.

    • Preocupao dijo:

      Estimado, el problema es que esos descerebrados son los que manejan el dinero, o están en posiciones de poder y decisión. Y sabemos que el poder adquisitivo permite comprar muchas cosas, pero desgraciadamente, no puede comprar cultura ni sensibilidad artística.

  • lis dijo:

    Wow! sorprende q la sinfónica nacional de un país este haciendo practicamente sopa :o ..se pueden brindar opciones de buena musica pero no es correcto q usen el nombre de la principal agrupación de este formato q tiene Cuba para este fin

  • Joan dijo:

    Yo no creo que la Sinfónica esté haciendo sopa. Está haciendo difusión de su repertorio, que para eso existe. Yo recuerdo con agrado las presentaciones de Gonzalo Roig y su banda en el Parque Central de La Habana, y unas cuantas veces que anduve de transeunte por allí, muy próximo a mi secundaria y mi preuniversitario, que daba gusto escucharlos. Con los grupos rockeros del momento en auge, aquello no me llamaba mucho la atención, pero sonaba lindo, y se iba pegando… los oía y me quedaba, oía dos o tres números y seguía mi camino. Después me he percatado de que fuí testigo de momentos irrepetibles de nuestra historia. Y no se pueden dejar vacíos, porque los ocupa otra cosa. Yo pienso que todo tiene su lugar bajo el sol… salvo el reguetón asqueroso. De hecho me han gustado algunas cositas de Baby Lores, algunas cosas de Gente de Zona… Kola Loka original me simpatizaba por los temas tan apegados a la vida misma. Leía hace poco que le habían dado un Grammy o que se yo a Tego Calderón… y para mi, están desacreditando el premio, pues música como esa lo que inspira es a andar como rebaño. Hoy en día, que ya no transito tanto el Parque Central, lo que he visto a veces es la Esquina Caliente, donde al parecer el aire de los pulmones le da fuerza a las razones. No estoy en contra de la pelota, pero ya solo veo los finales, los juegos que de verdad vale la pena ver, no me llaman la atención los juegos de manigua, así sean en el Latino. Y no, ya no me detengo al pasar.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oni Acosta Llerena

Oni Acosta Llerena

Musicólogo. Realiza programas de crítica y promoción musical en la TV y la radio cubana. Colabora con Cubadebate

Vea también