Imprimir
Inicio » Opinión, Historia  »

Para mirar al futuro

| 95

Libro

He sido convocado a hacer la presentación de Cuba Libre: la utopía secuestrada, de Ernesto Limia Díaz, y vengo a este espacio agradecido de la oportunidad, pues para hablar de Cuba, en pasado, presente y, sobre todo, en futuro, nunca me faltarán ánimos. No me asiste más currículo que una muy modesta obra como cantautor, nada del otro mundo en comparación con lo que me gustaría que llegara a ser en utilidad para la cultura.

Alerto que no estoy capacitado para hacer un análisis docto de esta obra, de la cual mucho dirán los especialistas de diferentes ramas de las ciencias sociales. Ejemplo a mano, el excelente prólogo que nos recibe en las primeras páginas, firmado por el investigador y poeta Juan Nicolás Padrón. Sin dudas, un análisis sintético que nos compulsa a sumergirnos en las aguas profundas y, a veces, turbias, de nuestra historia, vistas a través de la clarificadora y rigurosa mirada del autor.

Releí el prólogo nuevamente al concluir la lectura del libro, y se me hizo más brillante Juan Nicolás cuando escribió, y cito: “Cuba Libre… no oculta las traiciones […] tampoco omite otros aspectos delicados […]. No hay por qué ocultar detalles incómodos, que a primera vista puedan parecer políticamente incorrectos; ello suele provocar desconfianza en los jóvenes lectores cuando se enteran de lo ocurrido por versiones interesadas o mal intencionadas. La verdad siempre es revolucionaria y conocerla, lejos de debilitar, fortalece. Por otra parte, la lucha contra el endiosamiento de sus héroes es una tarea que la historia de Cuba todavía debe enfrentar”.

Ernesto Limia se ha propuesto contarnos, sin otra altisonancia que la historia misma, el período que abarca desde el final de la ocupación de nuestra Isla por Inglaterra ―lo que propició el despegue del comercio entre Cuba y las Trece Colonias Inglesas de Norteamérica― y su devolución a España en 1763, hasta 1899, cuando procedente de La Florida, el poeta Bonifacio Byrne regresaba a bordo del vapor Mazcotte y vio en el mástil del Castillo del Morro y luego en el Palacio de los Capitanes Generales, la imagen que dio origen al poema “Mi Bandera”:

Al volver de distante ribera,

con el alma enlutada y sombría,

afanoso busqué mi bandera

¡y otra he visto además de la mía!

Tengo 42 años, no fui un mal estudiante. Me titulé en la universidad. Leo con frecuencia. Afirmo, sin embargo, que Cuba es un país que no hemos sabido contar como se merece. Puedo dar testimonio de cuánto iluminó este ensayo zonas enteras de ignorancia e, incluso algo peor aún, del conocimiento que se cree poseer y, realmente, no se tiene.

El contexto, las circunstancias económicas y geopolíticas nacionales e internacionales, el espíritu de las épocas abordadas, los protagonistas y la sucesión de los acontecimientos a partir de las causas y condiciones de cada momento, hacen el relato cercano y certero. Como una mujer que mientras menos se maquilla más bella es, así se me hizo la lectura.

Capitanes generales españoles desfilaron por esta suerte de línea del tiempo, revelando sus características y su huella en Cuba, período tras período, desde el mandato de don Luis de las Casas, al igual que las principales personalidades de una élite político-social criolla que se desarrolló en la auténtica defensa de sus intereses de clase.

El autor, en 27 líneas, me presentó a Francisco de Arango y Parreño. Admiré al niño que, huérfano a los 14 años, tuvo que asumir los negocios familiares, y ya con 23 era el apoderado del Ayuntamiento de La Habana en las Cortes de Madrid. En el cuerpo físico de Arango, en ese espíritu esclavista, latía no tanto un corazón, sino una fecunda semilla de lo que sería luego el espeso bosque de nuestra nacionalidad.

Cada adoquín, cada pared, cada una de las centenarias calles que componen lo que alguna vez fue la ciudad intramuros y hoy es nuestra bella Habana, son monumentos bipolares: por un lado, a la magnificencia de una época de oro para las élites; por el otro, a un tiempo de cenizas para los miles de hombres y mujeres arrancados de África y traídos a la fuerza hacia las Américas. Es por eso que considero acertado que la primera de las solo nueve imágenes gráficas del libro sea el retrato de José Antonio Aponte y Ulabarra, el negro liberto carpintero, precursor de la independencia nacional en 1812, influido por la gesta de Estados Unidos y por los ideales que defendió la Revolución Haitiana.

José Antonio Saco, aunque atrapado en los límites de su tiempo y su racismo intrínseco, ya habla de una nacionalidad propia (aunque solo para blancos) y comienza a proyectarse como tal, a pesar de su adhesión a España.

En la cadena de acontecimientos, figuras y circunstancias, no hay eslabones sueltos. El rol de nuestros precursores intelectuales: agrimensores, científicos, académicos o religiosos, es puesto en un lugar esclarecedor: Tomás Romay, Alexander Von Humboldt, Tranquilino Sandalio de Noda, Álvaro Reynoso, el obispo Juan José Díaz de Espada, e incluso, el compositor Manuel Saumell.

Los datos estadísticos nunca resultan aquí abrumadores, áridos. Van dando la medida del crecimiento o desaceleración de la producción, los flujos de capitales y del comercio, la densidad poblacional, la composición étnica…, pero como parte del escenario adecuado para que fluya lo esencial.

No me extenderé en explicar lo que de forma magistral hace el libro.

Confieso, más bien, que sufrí con cada fracaso, comprendí a personalidades que hasta ayer no ponderé en su justa medida y bajé del altar a otras a quienes tenía falsamente encumbradas. Me exasperé con las traiciones de nuestros hombres. Pero no más que como vibré con los heroísmos de los llenos de virtudes. La siembra de verdaderos maestros como Félix Varela y Luz y Caballero no demoró mucho la cosecha, madurada además por los devaneos políticos de una metrópoli en plena decadencia que hizo quedar mal tanto a reformistas como a autonomistas, más temprano que tarde. Me alegré cuando la rueda de la fortuna giró a nuestro favor y no pude evitar paralelismos con la contemporaneidad cuando las cosas salieron de regular para mal por las decisiones poco sabias, las miserias humanas o cambios en la correlación de fuerzas a nivel mundial.

Pero si algo me fue revelador y útil en estas páginas, es la manera en que se expone la relación de Cuba con Estados Unidos desde su nacimiento. Cuba y su contribución a la independencia de las Trece Colonias. Cuba vista con apetencia por la joven nación norteña, con todas las variantes de adquisición posibles, desde la compra a España, hasta la invasión militar, las dos posiciones que prevalecieron luego durante el conflicto armado en la Isla. Una que intentó reconocer la beligerancia entre los bandos, encabezada por John Aaron Rowlins, secretario de la Guerra, y, del otro lado, la opción conservadora de Hamilton Fish, secretario de Estado, que consideraba esperar para actuar cuando fuera prudente. Ambas perspectivas girando en torno a un mismo eje: manipular desde dentro para que, por ley de gravitación política, terminara Cuba en su seno.

El atractivo de la nueva forma de gobierno norteamericana ―estandarte en lo político de ideales que la monarquía española era incapaz de proclamar, y menos de implementar― y la vital importancia de un intercambio comercial que ya superaba el sostenido con España, hicieron que luego de la victoria norteña sobre México, algunos ojos criollos se volvieran hacia esa potencia emergente y colosal, capaz de hacer frente a la corona ibérica. El anexionismo ganó fuerza indiscutible. Pero no se depreció solo, sino como consecuencia de las políticas de los propios Estados Unidos.

Hombres de valor, capaces de dar su vida por aquel ideal anexionista, los hubo. Sin embargo, fueron traicionados por la misma novia que decía amarlos. Como si los hubiera mandado a una guerra dándoles un revolver con una sola bala y una nota escrita: “En caso de peligro, suicídate”.

El ejemplo de Gaspar Betancourt Cisneros, El Lugareño, fue para mí más revelador que el de un más conocido Narciso López. Este hombre, anexionista como pocos, tuvo la honradez de antes de morir dejar escrito, dos años antes del alzamiento de Céspedes en Demajagua: “Cuando la verdad está de por medio […] el patriota no disimula mentiras ni dobleces, sino con mano fuerte rasga el velo que venda los ojos del pueblo y le enseña sus defectos, sus necesidades, sus derechos y sus deberes”, y dijo, decepcionado de Estados Unidos: “sin Revolución, señores, no hay patria posible”.

Y así, sobre este dictamen histórico de hechos comprobados, sobre los hombros de historiadores cubanos y extranjeros, sus enjundiosos trabajos y publicaciones de diferentes épocas, puntualmente referenciados, llega Ernesto Limia al 10 de octubre de 1868, inicio de nuestras guerras de independencia.

La rudeza de la contienda en 1871 es uno de los apartados más sorprendentes; la grandeza de Carlos Manuel de Céspedes, desde el alzamiento hasta una muerte más fruto de las chapuzas de sus compañeros que de las tropas españolas; la humildad de Francisco Vicente Aguilera, el hombre más rico de Oriente, que murió en la miseria pero jamás fue traidor; la altura intelectual y militar de Agramonte, su temeridad que lo llevó a la muerte; el acto sublime de Mariana Grajales, quien ante la imagen de Cristo hace jurar a sus hijos luchar por la libertad de Cuba; las proezas militares de Máximo Gómez y de Antonio Maceo…

Obviamente, llegarán los conflictos y las dobleces de Napoleón Arango, los intereses ocultos de Estrada Palma, la inexperiencia, los intereses de clase, la ambición de gloria, el miedo al negro.

El sagaz Martínez Campos, como flautista de Hamelin, con maneras agradables y sonrisa en los labios, promesas de reformas y a sabiendas del cansancio, nos condujo al abismo de la rendición. Si la esperanza, aunque herida, no murió, fue gracias al general Antonio. El inmenso Maceo que blindó con gloria el orgullo nacional en Mangos de Baraguá.

Y luego Martí. Su paciencia, su labor, su entrega. La conquista del afecto del Generalísimo Máximo Gómez. Su caída en dos Ríos.

Confieso que durante la lectura, era tal el fervor, la implicación en los sucesos que, a sabiendas de la consumación, deseaba con todo mi ser que no sucediera. Cuando cayó Maceo. La agonía de Gómez y sus desencuentros otra vez con la Junta de Gobernación en pleno desenlace de la guerra necesaria. Admiré el pundonor y astucia de Martínez Campos, como aquilaté realmente el genocidio cometido por Valeriano Weyler con este pueblo. Y compartí el dolor de los mambises al no poder entrar a Santiago de Cuba, calumniados por la prensa y los mandos yanquis. En fin, ¡este libro está fuera de liga!

El volumen de lo glosado es enorme, pero la selección hecha para sintetizar este complejo período es a mi juicio encomiable, pues mientras se desarrolla lo que conocemos como la historia patria, se develan además las otras tramas que acompañaban los sucesos en el bando enemigo en Cuba y en la propia España, la postura aleccionadora de Estados Unidos y las otras potencias de la época, la actividad de inteligencia.

La historia muestra con suficiente elocuencia que las potencias primero se ponen de acuerdo entre ellas y después miran hacia abajo, a fin de acomodar lo que ellos consideran “el resto”, a sus mejores intereses. Al referirse a la Guerra Grande, Martí nos alertó que “la espada no nos las quitó nadie de las manos, sino que la dejamos caer nosotros mismos”.

Hoy es el cumpleaños 15 de mi hijo varón. Mi familia, oriental al fin, no va a dejar pasar la fecha sin un fiestón criollo. Estuve a punto de decir que no a Limia. Presentar un libro es cosa seria. Nunca lo había hecho y, artista al fin, a lo único que temo más que a la muerte, es al ridículo. Pero me leí el libro. Y acepté el reto de presentárselos desde esta versión personal. Hoy sé que el mejor regalo que podré hacer a mis hijos, a mis amigos y a quien pueda, es Cuba Libre: la utopía secuestrada. Ser cubano no es algo innato, sino adquirido. Y lo que no se conoce, ni se valora, ni se ama.

El 17 de diciembre de 2014 el presidente de Estados Unidos dijo que era hora de enfocarse hacia adelante y no mirar al pasado. Tiene razón. Este es un libro para mirar al futuro.

Se han publicado 95 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ariel dijo:

    Gracias Israel, muy interesante tu artículo que considero, aunque sea tu primera presentación, muy bueno. Es necsario conocer la hostoria y como dices este es un libro para mirar al futuro.

    • TonyM. dijo:

      • Este comentario lo envié ayer, vi que salió, pero hoy ya no. Espero que no se encuentre ninguna mala palabra o grosería y me lo publiquen.
      • TonyM. dijo:Su comentario ha sido recibido.
      Coño debo reconocer que el verbo de Israel me atrapó (debería de escribir el mismo, si le pusiera música sería otra de sus canciones). Me ha hecho sentir la necesidad de saber más de Francisco de Arango y Parreño, José Antonio Aponte y Ulabarra, Gaspar Betancourt Cisneros, personajes que, aunque los di en historia, debo reconocer, los vi solo como eso, personajes de la historia de mi país. Ahora, Israel me dice en esta genial introducción que al leer este libro los podré humanizar, lo que sería como verlos no solo en dos, ni en tres dimensiones, sino en todas las múltiples y complejas dimensiones en que nos conformamos todo los seres humanos.
      Lo que más me agrada del verbo de Israel es que hasta me da la oportunidad de discrepar. No creo para nada que en la intención de Obama, aquel 17 de diciembre del 2014, estuviese el sugerirnos solo que nos enfocáramos en la “historia” a futuro, de sobras es sabido que lo que más anhelan es que nos olvidemos de la pasada, justo que borremos de nuestra memoria todo lo que, espero, este libro nos refresque. Solo me queda una pregunta, donde puedo adquirir el libro??
      Gracias Israel.
      24 NOVIEMBRE 2015 A LAS 16:53

      • Duda dijo:

        Zapatero a sus zapatos! Jesús a su cruz! Israel(Rojas) a su música! A Israel parece q le gusta escucharse a sí mismo, habla demasiado, cansa bastante.Ya se va creando una historia de intelectual comprometido y tienes miles de seguidores receptivos porque, la verdad sea dicha, sus canciones son de lo mejor de Cuba. Ahora viene de protoEusebio. Estoy a favor de que cada cual exprese sus opiniones libremente, pero las figuras públicas tienen una responsabilidad que deben tener en cuenta al expresarse fuera de su ámbito de notoriedad porque una opinión personal, válida, puede ser vista por sus seguidores como una verdad incuestionable. El último disco ha dejado mucho que desear: versiones malas de excelentes originales y un par de canciones nuevas del montón. Por favor, concéntrate en tu música que es lo que, parece, haces mejor.

  • Heriberto dijo:

    Como dijo Juan Formell, en el Concierto por la Paz, en la Plaza de las Revoluciones, ¨¨¨y se hizo,…… duela a quien le duela¨¨¨.
    Israel, la fundación y permanente desarrollo de la NACIONALIDAD CUBANA, siempre han tenido la gran CONDICIONANTE de su posición GEOGRAFICA y las aspiraciones de DOMINIO de los GRINGOS y sus secuaces nacionales (anexionistas, mercenarios, traidores, adulones, ingenuos, tontos, locos, ambiciones y sobre todo de aspiraciones desmedidas y sin fundamentos).

    • Arjona dijo:

      Y que tiene que ver la frase de Formel con todo esto?

  • Heriberto dijo:

    Disculpa se me olvido felicitarte por la PRESENTACIÓN tan acertada y por el cumpleaños de tú hijo.

  • Soñador dijo:

    Uffff, hay que releer esto porque la cita final me parece dudosa “….. es hora de enfocarse hacia adelante y no mirar al pasado….”. Acaso sugiere Israel olvidar la historia como ha reiterado Obama? Me llama la atención que un restaurant de los nuevos, surgidos como apertura al trabajo por cuentrapopia, ubicado en la zona de la Víbora, y del cual es propietario según se dice, se desarrollo una fiesta de Halloween en la fecha de esa celebración, tal y como se hace en EE.UU. y otros países de habla inglesa. Me llamó la atención que este cantautor cubano, llamado a desarrollar la cultura cubana, en el contexto actual haya replicado una costumbre de la potencia imperial y no haya elegido la Fiesta de los Muertos que se desarrolla por fecha próxima a la primera en México, pero que pertenece a un país latinoamericano. Es secreto para alguien que se hace patente la imposición de la cultura norteamericana en nuestra sociedad para suplantar nuestra identidad cultural como un pilar de nuestra sociedad?

    • Osito Mischa dijo:

      Soñador, estoy de acuerdo con usted pero le sugiero que antes de criticar a Israel, empiece a analizar lo que ponen por la TV Cubana para que compare lo que es imposición de la cultura americana de verdad o mejor dicho, revise cuales son las propuestas culturales de su municipio para que vea como el reguetton se lo ha tragado todo.

    • Rodrigo Prats dijo:

      Soñador…usted no entendió nada. En vez de “soñador” debes llamarte “pesadilla”. Vuelve a leer este texto. Y si puedes léete el libro. Hinojos, hinojos, y no jo-das-más….DAS MAAASSS.
      Gracias Ernesto Limia por el Libro. Gracias Israel por la presentación.

    • Felicia DM Padron dijo:

      “Soñador’ usted leyo la experiencia narrada por Israel sobre este libro que esta presentando?

      Israel describe, no, describe no seria lo correcto, Israel PADECE, cada letra narrada en este libro, el REVIVIO cada escena de la historia de Cuba. Usted cree que alguien que es capaz de lograr adentrarse tan profundamente en nuestra historia como hizo Israel nos este llamando a dudar de su inclinacion, o por el contrario, nos esta invitando a prestar atencion a lo que Obama, Presidente de Estados Unidos, le aconseja al pueblo cubano de olvidar el pasado que en el presente Israel experimento?

      Yo concuerdo con Israel,
      “Tiene razón. Este es un libro para mirar al futuro.”

      La pregunta es:

      Cual es el futuro que esta eligiendo el pueblo cubano, acaso el de regresar a manos de quien le invita a olvidar su pasado que no es otro que el de la sagrada y digna historia de Cuba?
      (ya me quedo claro el que eligiria usted Soñador,el mismo que yo, y no albergo duda que el mismo futuro al que nos exhorta Israel a mirar.)

    • LV dijo:

      Creo que es un momento donde hay que tener bien claro nuestras raices, la memoria histórica y concuerdo que se debe saber bien, no tergiversada, saber en que presente estamos y que queremos proyectar para nuestro futuro.
      Dejarse de alabanzas por todo y de pensar que todos los cambios son buenos. Que sean necesarios no quiere decir que sean buenos.
      Estoy muy de acuerdo con lo del comentario de Halloween, no creo que no es que no se celebre, sino simplemente que debemos explicar a nuestros niños y jovenes que ser cubanos es mas que el 1ro de mayo y la protesta de Baraguá e inculcarles el sentimiento de pertenencia por nuestro país.
      Yo soy super nacionalista, adoro mi país, me encanta la historia, me gusta Bfe……y mi hija se disfrazó el día de Halloween de Katrina.
      No podemos ir en contra de la marea, pero tampoco podemos seder nuestra buena cultura y nuestra buena historia, la que queremos amamos.

    • Tyrion dijo:

      Soñador,
      Nada hay de malo en replicar una festividad de EE.UU, que simplemente no es de EE.UU ya, porque se ha extendido a muchos lugares del planeta. Halloween no es una “celebración” de algo específico, sino una costumbre y además muy divertida y banal, que en nada hace daño a la idiosincrasia de un país.
      Si tu dijeras que están celebrando “Thanksgivings”, que sí hace referencia a la historia de los EE.UU y nada más, ahí me callo, pero Halloween no es nada de eso.
      Además, que el hombre tenga un restaurant particular no es nada malo, CARAMBA!!!!!
      Decididamente nuestra mala calaña se centra más en el éxito del prójimo y en quitárselo para que sea tan miserable como uno.
      Además, es cierto que no se puede mirar tanto al pasado, no olvidarlo, eso nunca, pero ya lo que pasó todo el mundo lo sabe de sobra. Ahora, dime, sabio Soñador, ¿sabes qué es lo que va a pasar? ¿Te has puesto siquiera a pensar?

    • VAGABUNDO dijo:

      Soñador, no voy a atacarte como el resto de nuestros cibernautas, solo te diré que lo que comprendí es que utiliza la retótica para decirle a Obama que sí miraremos al futuro, pero con los ojos de la historia, es decir, que miraremos al futuro recordando siempre el pasado. Espero que tu también lo interpretes así. Saludos!!

    • Charly dijo:

      Soñador, cuál es el problema con la admicion de nuevas tendecias culturales, yo como buen cubano y musico afisionad estoy convencido y confiado que se necesita mucho más que ser la mayor potencia del mundo, para arrancar, de mi joven jenerasion tradiciones como o son los bailes campesinos… ademas Hallowin se celebra en toda latinoamerica

    • Israel Rojas Fiel dijo:

      Señor Soñador. No sugiero. Afirmo que este es un libro de historia no solo para conocer el pasado, sino para mirar con claridad el futuro. Lamento si no pude escribirlo de forma más elemental para evitar interpretaciones dogmáticas. Confié en la sagacidad de los lectores. Debo aclararle que la intención de este artículo es presentar un libro excelente de Ernesto Limia Díaz del que además recomiendo leer “Cuba entre tres imperios”.
      Su intento por descarrilar el análisis sobre el libro hacia otras esferas no es noble.
      Para su tranquilidad, solo decirle que el pequeño negocio familiar que aunque no administramos, ciertamente fue construido por Yoel y por mí, no es para nosotros ninguna vergüenza. Lo hemos levantado con dinero fruto de nuestro trabajo artístico. No robando. Tampoco con capital foráneo. Cumpliendo con todo lo establecido en la ley y es fuente de empleo de nuestros amigos y familiares.
      Le aconsejo: 1- Cómprense el libro. 2- Léaselo. 3- Asista a Melesio Grill con unos amigos y debata sobre la mejor manera de enfocarse en el futuro de la patria, atendiendo a lo aprendido en el TEXTO, mientras degusta una porción del Mamífero Nacional y bebe una mambisa Canchánchara. 4- De ser posible SEA FELIZ.

      • J.U.H. dijo:

        Israel, ¿para que le responde? no se da Ud. cuenta que el no entendio absolutamente nada de lo que Ud. escribio.

      • Soñador dijo:

        Israel, lamento haberlo lastimado con mi comentario, por lo que le pido mis disculpas. Soy FELIZ, lo demás no merece aclararlo. De la legitimidad de su negocio no tengo dudas. Soy incapáz de cuestionar eso. Sería muy superficial hacerlo…. Soy admirador de su arte, pero sigo con la duda relacionada con celebraciones foráneas, teniendo tanta cultura y tradición al Sur del Caribe. No es secreto para nadie la intensión real de los vecinos del norte con respecto a Cuba. Las conquistas imperiales de estos tiempos se inician con el cambio de mentalidad. Para ello se comienzan a sembrar las costumbres que idealizan sus símbolos y creo que celebrar una fiesta de Halloween cumple con este acometido. Por su éxito bien logrado usted es una figura y eso da connotación a sus actos. Compraré el libro y lo leeré. No precisamente por su sugerencia. Un saludo y le deeo éxitos en su empresa Melesio Grill…

      • Esperanza dijo:

        jajaja
        Amén. Bien dicho Israel.
        Aquí -desafortunadamente- pulula la desconfianza, el pesimismo, la gente salta, presta, a conclusiones y juicios preconcebidos, y no se detiene a leer como Dios manda. Pero hay jóvenes para demostrar que habrá futuro, tengo ´buena fe´.
        Disfruta tú también. Sé feliz con honestidad y el sudor de tu frente. Felicitaciones a tu hijo en sus 15 años, bien orgulloso de su padre ha de estar, con razón.
        Yo sí quiero comprar y leer los libros, y buscaré la dirección del Melesio.. y en cuanto mi economía familiar lo permita allí estaré.

    • Manuel Mercado dijo:

      En una ocasion hice un comentario sobre las declaraciones de este joven cantante y por el contenido negativo y peyorativo de su declaracion contra el actual proceso cubano, los dirigentes historicos, el partido, en fin todo lo que constituye lo que hoy tenemos, y en aquel comentario, le sugeri a este Joven que se dedicara a cantar y no se inmiscuyese en la politica, pues sus tendencias son hacia el anexionismo y la traicion al pais, al pueblo, a los dirigentes historicos, al proceso revolucionario marxista y martiano y por supuesto terminaria adorando al Inquilino de la Casa Blanca aunque este representa lo mas terrible de la historia para la humanidad, el terror, el crimen el genocidio, la destruccion y el odio hacia los que no nacieron en ese pais, tan cercano geograficamente a nosotros, pero tan lejano desde el punto de vista humano, en ideologia, en politica, en sistema economico y social, en fin algo que los cubanos de a pie nunca deseariamos tener en nuestra tierra.

      Hoy veo que el Joven no oye a sus mayores y sigue la ruta de la anexion, pues decir y aprobar lo dicho por el senor Emperador del Norte Revuelto y Brutal, que hay que olvidarse del pasado y mirar al futuro, es la maxima expresion de la burla hacia nuestra historia, nuestra cultura, nuestras luchas, nuestros muertos sagrados de la patria, nuestra memoria historica, en fin todo lo que somos hoy gracias a los hombres que sembraron el camino con su sangre y sus sacrificio para que nosotros recogiesemos esos sagrados frutos, y llevasemos al pueblo al que pertenecemos, hacia el socialismo, que es llevarlo a una sociedad mas justa, mas digna, mas equitativa

      A este Joven solo le falto decir al hablar de este libro, que no conozco ni he leido, si lo obtengo lo leere y dare mi opinion sobre el mismo, pero este Joven solo le falto decir en este sitio y en su articulo CUBA SI YANQUIS TAMBIEN, lo que significa un irrespeto al pueblo cubano, y cuando digo al pueblo cubano digo a los que trabajan con ahinco, dedicacion, desinteresadamente dia a dia, para lograr salir del atolladero en que nos ha tratado de sumergir el Gobierno de los Estados Unidos de America con sus politicas de terror, crimen, genocidio, desestabilizacion, ingerencias, y con el derramamiento de sangre cubana, que para nosotros es sagrada y venerada, y sin embargo este Joven se burla de nosotros y sin que se sienta apenado o abochornado nos ha lanzado en la cara del pueblo su vomito pro-imperial, pro capitalista, pro anexionista, pues estar de acuerdo con el Emperador de turno en sus nefastas y tergiversadoras declaraciones sobre la historia y el futuro de Cuba, es una total falta de respeto para nosotros los que hemos luchado por mas de 50 anos por lo que hoy tenemos.

      Algunos se sentiran atacados por este comentario, sobre este Joven Anexionista, hoy convertido en un pequeno capitalista con ansias de hombre rico y poderoso, que de continuar asi, sera uno de nuestros mayores enemigos y nunca un buen representante de la cultura cubana, puede que este Joven sea un buen cantante y quizas un buen compositor, pero recordemos a aquellos que siendo buenos escritores como Padura el cual este Joven adora, Padura es el Vargas LLosa de la literatura cubana, pues tiene las mismas reacciones y declaraciones de Vargas LLosa sobre nuestro pueblo, nuestro proceso revolucionario, marxista y martiano, es un Pablo Milanes cualquiera que ama a los terroristas de Miami y recibe premios por sus dobleces, doble moral y falta total de respeto al pueblo de Cuba y sus martires.

      No entiendo como es que este Joven se lance de boca a apoyar al Emperador de turno en la Casa Blanca, y es mas si manana es elegido el cavernicola Trump, estamos seguros que este Joven lo aplaudira y le ira a cantar a la Casa Blanca en los Estados Unidos, lo cual para el sera un premio de muchos kilates, aun cuando esa bandera de las estrellas y las barras, significa sufrimiento, muerte, terror, torturas, asesinatos, desapariciones de seres humanos, apoyo a los terroristas de todo el mundo, en fin este Joven no es un aliado nuestro, este joven no es un revolucionario, no es un verdadero representante de la cultura cubana, este senor es un rancio representante de la cultura, la ideologia y la politica de los gringos, que es decir del terrorismo, de la muerte, de la destruccion y el odio.

      Lo siento por los que lo apoyan en este sitio y en Cuba en general, pero mi rechazo hoy, manana y siempre a este Joven que no es un ejemplo para la Juventud Cubana actual y futura, es un representante de lo que los Emperadores Gringos quisieran tener en Cuba para volver el pais hacia el Capitalismo, el hambre, la miseria, la prostitucion, las drogas, el crimen, la corrupcion y por consiguiente la destruccion del pueblo de Cuba que hoy es respetado y admirado por la casi totalidad de los paises del mundo, hoy termino con mi mas profundo rechazo a este senor por sus actitudes, declaraciones pasadas y presentes y al mismo tiempo lo conmino a que reflexione sobre su forma de pensar y actuar, pienso que esta a tiempo, y sino lo hace, que sepa que en el pueblo de Cuba siempre encontrara quien lo combata con las armas que el escoja para atacarnos y tratar de destruirnos, la pelota esta en su patio, veremos que dice este senor. y que hace Cubadebate con mi comentario que sigue con las tendencies de borrarlos o no colgarlos como cuelga otros que nos atacan con odio y frustraciones.

      • yo mismo dijo:

        Me parece que te pasastes un poco, seamos mas tolerantes por favor!!!!

      • Israel Rojas Fiel dijo:

        Señor Manuel Mercado. Como único tienen sentido sus palabras es queriendo provocar el reverso de lo que pregona. En ese sentido lo felicito. Es una ironía ejemplar. Es justo un tratado de como convocar al diablo con predica evangélica, como hacer un monumento a la derecha con términos de izquierda, como hacer contrarrevolución con el lenguaje de la revolución. Es una lección ejemplar. He tomado nota. Buena la lección…pero gracias. No la compro.

      • Lolo dijo:

        Manuel mercado q lastima sentir tanta ira por una persona pero perdona este gran cantautor es de lo mas grande, revolucionario y talentoso q tiene nuestro país de verdad este tipo de comentario son de los q no se deben publicar. Tal parece ser un problema personal o usted no tiene capacidad de analizar o interpretar un buen artículo. Me da pena q nuestro pueblo se de cuenta que existen entre nosotros caballos con orejeras que no dan pie a una opinión sabia y alentadora de un gran artista revolucionario que demuestra que no solo es grande en la musica. Perdon Manuel pero usted no es mas q el verdadero traidor. Israel no se sienta ofendido ni se ponga en el nivel con personas como estas que lo unico que lograra es descender de su alto estandarte intelenctual

      • Luis Torres dijo:

        Isra, no te desgastes con estas personas. Tu presentación está bien escrita. Tus ideas son coherentes. Tu forma de ser es congruente en todo momento, ya sea como compositor, como músico, como amigo, como ser humano. Seguimos mirando al futuro. No te “enredes” en discusiones estériles con personas sin logros a las que les molesta los éxitos ajenos!.

      • Aregavi dijo:

        Manuel Mercado, con derecho pone en tela de juicio, el patriotismo del autor de artículo? Por personas de mente tan estrecha, es que no damos pasos mas Agigantados, hacia la construcción de la sociedad perfecta por la que tanto lucharon nuestro Fidel y Raúl a la cabeza, por suerte de nuestra revolución.
        Es precisamente por pensamientos tan obtusos y obsoletos y esa tendencia a politizarlo todo, que muchas caemos en faltas de respeto imperdonables como la que usted acaba de cometer contra el autor del artículo.

        Israel, muy bueno tu articulo, tanto como tus canciones. Felicidades, buscare corriendo el libro.

    • Israel Rojas Fiel dijo:

      Pero hermano. ¿Cómo se le puede ocurrir a usted que voy a presentar un libro de historia que me ha conmovido, como voy a decir que es el mejor regalo que puedo hacer a mis hijos, como voy a afirmar que es un libro para mirar el futuro y al mismo tiempo VOY A NEGAR LA HISTORIA? Le doy la razón a Obama y a Raúl en que debemos enfocarnos en el futuro. El futuro “se hace a mano y sin permiso”, como dice Silvio. ¿Acaso no es eso lo que hacen ambos Gobiernos ahora mismo? Enfocarse en el pasado u olvidar la historia. Ambos serían errores. Hay que enfocarse en el futuro y jamás olvidar las lecciones que la historia nos lega como experiencia. Los peligros y los riesgos son parte de la vida, pero hay que asumirlos por el bien del desarrollo de la patria, de nuestros hijos. Hay que desarrollarnos sin traicionar a nuestros grandes pensadores que trazaron el camino de la independencia y el latinoamericanismo. Salud para usted.

      • Luis Torres dijo:

        Isra, no te desgastes con estas personas. Tu presentación está bien escrita. Tus ideas son coherentes. Tu forma de ser es congruente en todo momento, ya sea como compositor, como músico, como amigo, como ser humano. Seguimos mirando al futuro. No te “enredes” en discusiones estériles con personas sin logros a las que les molesta los éxitos ajenos!.

      • Alberto dijo:

        Lo que más admiro es que Israel ´haya respondido con juicio y argumento a cada criterio. Está siendo consecuente con sigo y con lo que predica en sus canciones, en su faceta de presentador de un libro, y ahora en su carácter de forista apasionado.

        Ojalá muchos periodistas y dirigentes de nuestro país compartan así sus criterios en internet. Dando la cara, respondiendo, rectificando, confrontando, develándose como humano con virtudes y errores, pero si temores al verdadero mejoramiento humano.

        Los que ofenden sin argumentos se han quedado sin ellos, como el señor Manuel Mercado, que con su pensamiento dogmático nunca arrancará cartas de los nuevos pinos de José Martí.

      • Yo dijo:

        Lo mas importante de la presentación es que provocó la gran polemica en los foristas, eso es bueno, de no haber comentario hubiera sido muy malo, los que no entendieron desde un principio la presentación la volvieron a leer y pueden que la interpreten diferente, todos quedamos con deseos de encontrar el libro. ¿Como se puede encontrar el libro?

  • Maylen dijo:

    Vaya Israel me inspiraste para leer el libro. Como siempre tienes una palabra acertada sobre cualquier tema. Felicidades por el artículo.
    Una gran admiradora de Buena Fé.

  • Eduardo dijo:

    Buen texto, Israel. Estoy convencido de que ser cubano ahora y por siempre es ya una profesión de fe y la de ustedes es “buenafe”. No dejes de escribir, paisano. Dejé el Guaso después de alfabetizar pero le echo un de menos a la patria chica que pa´qué hablar de eso. Guantánamo golpeando. Un abrazo.

  • Miu dijo:

    Israel tus reflexiones y crítica no tienen nada que envidiar a las de un crítico literario de oficio. Sencillamente !!!!!!!!!!Excelente!!!!!!!!!!! lo que acabas de escribir. Tu prosa atrapa tanto como tus inteligentes canciones. !FELICIDADES!

  • Juan José Rabilero Fonseca dijo:

    ¨Para mirar al futuro´, que importante reflexión de Israel Rojas en la presentación del libro, no solo es excelente cantante, veo que es mejor patriota, sin dudas nos motiva a leer el libro, Recuerdo a Fidel:¨Trincheras de Ideas valen más que trincheras de Piedras¨. Estas últimas con los americanos en el malecón, multiplican su valor mucho más. Venceremos.

  • robertomc dijo:

    …me sumo a las felicitaciones de Miu…pero donde puedo comprar el libro?

  • Jorge Garcia dijo:

    Muy buena presentación del libro por parte de Israel, y el mensaje final mas que claro!, Gracias Israel por tus ideas y tu ejemplo!, Saludos Jorge

  • glennys dijo:

    Israel tus canciones son tan interesantes como tu comentario sencillamente,eres espectacular, SORPRENDENTE BESOS

  • de granma dijo:

    Israel, no me sorprendes, porque yo sé que eres ese cubano fértil que dice lo que piensa y defiendes tus ideas con el pecho abierto, eso es lo que más me gusta de Buena Fe y con ese mismo pensamiento te confieso que cuando escuché hablar del libro me motivó su contenido, pero después de leer tu artículo estoy comprometida con mi alma de bayamesa a leerlo, enriquecer mis conocimientos y sumar a mis hijos en esa hermosa tarea, sin dudas tu hijo te agradecerá eternamente el lindo regalo que le haces. ¡felicidades!

  • Aracelys dijo:

    Israel, gracias por tu tiempo, por ese valíosimo tiempo que le has dedicado a una lectura que me prometo conseguir, gracias por tus criterios acertados, desprejuiciados, como toda tu obra musical, con una visión genuina de los acontecimientos y no viciada, estereotipada y tan acomodada a lo que siempre hemos escuchado o leído que, y ya lo hemos leído aquí, alerta a algunos foristas de que estás haciendo dejación de cubanía, como si no nos bastara el daño que nos ha hecho repetir consignas, pulir historias que de tan inmaculadas son irreales. !Enhorabuena por el libro y por ti! Otra cubana oriental y admiradora de lo que defiendes.

  • Andres valeron dijo:

    Gracias a ti por esta presentacion, continua con tus canciones y enseña, educa, guia a nuestra pueblo y juventud con tus sabias letras. El pueblo nunca se equivoca, asi podremos elegir el curso a seguir, que nunca estara lejos de lo que aprendimos con nuestros lideres historicos, que como bien dices, van desde Felix Varena, hasta cada aporte que seamos capaces de hacer, en la que te incluimos a ti, con esa manera de decir, alertar y hacernos pesar. Gracias. No olvidemos la historia, para no vivirla nuevamente. No pensemos que los lideres o heroes estan el olimpo, NO, ESTAN ENTRE NOSOTROS.

  • ybs dijo:

    Buenas tardes….no se si el soñador se ha levantado de la cama…….israel tu obra musical siempre me ha parecido una fuente de reflexión e inteligente forma de llegar a la concienca de los que nos orgullecemos de decirnos cubanos…..

    Tu presentación tal como dice Miu es genial, la historia cubana todavia nos tiene mucho que contar sin tantos tapujos ni arabescos, es la explicación estadística del porque el cubano es un ser unico en el mundo. Y es necesario que la juventud cubana conozca nuestra historia desde todas las perspectivas y aristas.

    Las palmas para ti y tu obra que tanto admiro……y a los foristas les recomiendo leer el libro EL INGENIO DEL MAMBí…..

  • jamles dijo:

    Felicidades israel,me gustaria leer ese libro ,ojalá llegue aqui a sta clara.admiro mucho los temas de buena fé ,has dejado un gran legado en nuestra cultura ………y lo que falta.

  • el monky dijo:

    “El 17 de diciembre de 2014 el presidente de Estados Unidos dijo que era hora de enfocarse hacia adelante y no mirar al pasado. Tiene razón. Este es un libro para mirar al futuro”.
    Israel, para mí entender a Obama no le asiste ninguna razón, en todo caso la tienes tú, y te cito: “….Ser cubano no es algo innato, sino adquirido. Y lo que no se conoce, ni se valora, ni se ama….”
    Los buenos cubanos estamos obligados a no desconocer el pasado para poder seguir enfocados en nuestro futuro.

  • Néstor dijo:

    Tan pronto lo vea en una librería lo compro y lo leo de punta a cabo y de cabo a rabo, pues tu presentación me ha dejado profundamente motivado. Salvando las distancias, me has hecho recordar al presidente Chávez, que siempre recomendaba un libro en sus Aló Presidente.

  • Yiana Gisel dijo:

    Leer este artículo lleno de cubanía, amor patrio y poesía ha sido un regalo para quien como yo, esta lejos de la Patria que ama. Con él ha aumentado mi respeto y admiración por Israel y el autor del libro, en la medida en que crecio mi conocimiento. El dilema es, cómo alcanzar tan preciada obra, si se congenian las virtudes de la obra, el autor y el presentador!. Gracias Israel.

  • Felicia DM Padron dijo:

    Contrario al Presidente Obama, el Papa, en su reciente visita en Cuba, exhorto al pueblo cubano a tener MEMORIA, no olvidar a aquellos que nos fueron trayendo hasta el hoy!

Se han publicado 95 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Israel Rojas

Israel Rojas

Cantautor cubano, director del grupo Buena Fe.

Vea también