Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Argentina: todos unidos triunfaremos

| 9

Buenos Aires. Uno. El peronismo salió trasquilado de los comicios presidenciales que obligaron a una segunda vuelta. Daniel Scioli, candidato oficialista del Frente para la Victoria (FPV), superó con exiguos tres puntos a Mauricio Macri, líder de la coalición derechista Cambiemos.

En la estratégica provincia de Buenos Aires (PBA), bastión electoral del peronismo gobernado por Scioli (y donde no hay balotaje), las cosas se pusieron color de hormiga. El candidato a gobernador por el FPV, Aníbal Fernández (jefe de gabinete de Cristina), sufrió una derrota contundente frente a la chica cool de Macri, María Eugenia Vidal (43).

A la perplejidad inicial, menudearon las conjeturas, y un comentario enigmático de Aníbal: Hubo fuego amigo. No dijo más.

Dos. Observación: algo de la campaña peronista llamaba mi atención. En las calles, vida cotidiana y silencio contrastante con la estridencia de otras épocas. En los medios, abrumadora propaganda electoral. ¿Soberbia triunfalista o política deliberada?

El himno de combate del Partido Justicialista ya no se entona con el fervor de antaño: ¡To-dos-los-mu-cha-chos-pe-ro-niiiiiis-tas! ¡To-dos-uniiiii-dos-triunfareeee…! El septuagésimo aniversario del peronismo apenas fue celebrado con algunos fuegos artificiales en Plaza de Mayo.

El tiempo pasa. Los que en 1949 oían a Hugo del Carril entonar La marchita por primera vez en discos de vinilo de 78 rpm disimulan mal su fastidio al oírla en versiones para tango, jazz, heavy metal. La mayoría rinde cuentas al general en la dimensión celestial, y los más afortunados se estiran la oreja cuando sus nietos les anuncian, a grito pelado, que fueron bisabuelos.

Tres. En 1945, el movimiento espontáneo de masas que aún no se llamaba peronista cortó transversalmente a la sociedad. Al año siguiente, Perón ganó las elecciones, y el viejo país excluyente pegó un paso al costado. Sólo que, a diferencia de las izquierdas ideológicamente correctas y políticamente inútiles, supo vislumbrar que el peronismo encerraba una explosiva dicotomía: patria sí, colonia no.

Perón nacionalizó el Estado neocolonial, expandió los derechos de los trabajadores y concibió la soberanía nacional en el marco de la integración latinoamericana. Hasta que en 1955 fue derrocado por un sangriento golpe de Estado en que participaron todos: curas, militares, terratenientes liberales y conservadores progresistas, comunistas, socialistas, intelectuales sartreanos y troscos de la legua que, como siempre, veían todo clarito, clarito, clarito. Bueno… no todos. El pueblo humilde y el movimiento obrero organizado decidieron resistir, subordinándose a la conducción estratégica de su líder.

Cuatro. En octubre de 1973, tras tenaces luchas antidictatoriales que sólo en el último tramo contaron con el apoyo de las izquierdas y el estudiantado, Perón recuperó el poder. Meses después murió, y en marzo de 1976 los militares del Plan Cóndor pusieron orden en el país.

Algunos cortaron cartucho y otros se replegaron en espera de mejores vientos políticos. Entre ellos, Néstor Kirchner, Cristina Fernández y… ¡atención! Junto con ellos, un joven calladito de filiación maoísta que, luego de padecer cuatro años cárcel y torturas, se convertiría en piedra angular de las grandes leyes que jalonaron los tres gobiernos del kichnerismo: Carlos Zannini.

Cinco. El peronismo perdió las elecciones presidenciales en una sola ocasión, luego de que el conjunto de la sociedad emergiera traumatizado del terrorismo de Estado y la desquiciante guerra de las Malvinas. Tragedias que el radical Raúl Alfonsín apenas pudo conjurar (1983-89), tocándole al peronista Carlos Menem y el radical Fernando de la Rúa (socios del consenso de Washington) colocar al país en los bordes de la desintegración nacional.

Durante la crisis terminal de diciembre de 2001, De la Rúa acusó a Eduardo Duhalde de los desmanes y saqueos a supermercados. Ex gobernador de la PBA, Duhalde era (sigue siendo) el jefe de la derecha peronista. Y en 2002 había saltado del Senado a la Presidencia, por aplicación de la ley de acefalía.

La lógica política indujo a creer, entonces, que los argentinos tenían claras, finalmente, las causas profundas de sus avatares políticos. Pero en los comicios presidenciales de 2003 Menem volvió a ser el más votado. Y sólo porque olfateó que el balotaje le jugaría en contra, el segundo de los votados llegó a la Presidencia: Kirchner.

Seis. En una sociedad desesperanzada y sin horizontes, Kirchner tuvo tres opciones: 1) ajustar cuentas con los responsables del desastre nacional; 2) contraer más deuda para crecer, multiplicando el sufrimiento popular; 3) fijar nuevas reglas en la distribución del ingreso, apostando al mercado interno, el empleo, el crédito, la educación, la salud, los servicios públicos.

Los Kirchner eligieron la tercera opción. Doce años después, Argentina es otro país. Un país insólito en comparación con los gobiernos precedentes. Un país ordenado y con una economía relativamente saneada. Pero también un país hiperpolitizado y sin cultura política, a más de cautivo de las tres patas que sostienen a las derechas del mundo entero: el poder mediático, el poder financiero y el poder judicial.

Un país que el domingo entrante podría darle el triunfo a la fórmula Scioli-Zannini… o a la del más abyecto y servil de los políticos argentinos: Macri.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos E. Bischoff dijo:

    Estimado: le ruego lea un poco más de historia,porque si ud. afirma que “en el 73, largas luchas antidictatoriales recién al final recibieron el apoyo de las izquierdas y el estudiantado”, es que ha leído poco. Claro que no todas “las izquierdas” -algunas era costumbre ir a contramano-, pero eche un ojito, le va a venir bien. Y de paso a sus lectores. El resto es para ir a detalles, tampoco pequeños.

    • PP Steinsleger dijo:

      Señor Carlos: no tengo por qué dudar que usted ha leído más historia. Posiblemente, sea así. Pero me parece que ninguna interpretación de los hechos (ejercicio ineludiblemente subjetivo), puede ignorar los hechos objetivos que la forjaron. Incluyendo, en el caso argentino, el tiempo que se tomaron las izquierdas para tratar de entender las potencialidades revolucionarias del peronismo. Fenómeno de masas parido por la historia argentina, y que la de Cuba (1868-1959), junto el pensamiento de Fidel ayudaron a desentrañar.

      • Carlos E. Bischoff dijo:

        Estimado, no es que la haya leído, a esa parte la viví. Y hay que admitir que tiene razón en cuanto “al tiempo que se tomaron las izquierdas para entender las potencialidades revolucionarias del peronismo”. Pero no era ese su comentario. Y repito que sobre otras cosas, tal vez habría tela para cortar.

  • Chino dijo:

    Cuando en 1955 los trabajadores golpearon puertas pidiendo armas para defenderlo, Perón prefirió huir y refugiarse en el Paraguay de Stroesner; terminó viviendo en la España de Franco, luego de pasar por una república centroamericana cuyo nombre no recuerdo bien porque en ese entonces varias estaban dirigidas por gobiernos dictatoriales. El golpe cívico-militar de 1966, que derrocó a Arturo Illia, contó con su apoyo. Los “muchachos” de la CGT tienen bien escondida una foto (que está en los diarios de aquellos días) en la que están rodeando al general Onganía. Cuando volvió y se hizo cargo de la presidencia en 1973 (reemplazando a Cámpora), trajo de la mano al “brujo” López Rega (Triple A) – ¿Recuerdan ese viejísimo refrán: dime con quién andas y te diré quién eres? – ¿Sirve o no sirve la sabiduría popular?

  • vero dijo:

    y si…. en la nota hay algunas frases como argentina “país hiperpolitizado y sin cultura política,” que desconocen grandes organizaciones juveniles Politicas que han surgido a la luz del kirchnerismo….. pero bueno, lo importante es que : SCIOLI PRESIDENTE!!!!!!!!!!!

  • ricardo elias dijo:

    UN BREVE COMENTARIO ACLARATORIO
    ES VERDAD QUE GRAN PARTE DE LA IZQUIERDA(INCLUIDO LOS COMUNISTAS) NO VIO CON CLARIDAD EL FENOMENO DEL PERONISMO, NO OLVIDAR QUE EL PROPIO PERON FUE AGREGADO MILITAR EN LA ITALIA FASCISTA DE MUSSOLINI DURANTE MUCHOS AÑOS, INTEGRO EL GRUPO GOLPISTA DEL 43 DONDE HABIA MUCHOS NEO NAZIS, QUE APOSTABAN AL TRIUNFO DE ALEMANIA EN LA GUERRA…CUANDO FUE ELECTO PRESIDENTE LA GUERRA RECIEN TERMINABA.
    TAMPOCO ES CIERTO QUE EN EL 55 LOS COMUNISTAS APOYARON EL GOLPE CONTRA PERON SI NO PROPUSIERON LA RESISTENCIA ARMADA AL MISMO COSA QUE EL PROPIO PERON SE OPUSO, LLENDOSE AL PARAGUAY DE STROESNER Y TERMINO VIVIENDO EN LA ESPAÑA DE FRANCISCO FRANCO..
    HOY EN UNA SITUACION POLITICA DIFERENTE EL PC APOYA AL FPV Y LA FORMULA SCIOLI ZANINI COMO EN EL 2011 APOYO A CRISTINA, MAS ALLA DE MATICES O DIFERENCIAS POLÍTICAS O IDEOLOGICAS
    EL PERONISMO SIEMPRE HUBO DE TODO Y EL PROPIO PERON TUVO ACTITUDES MUY CONTRADICTORIAS EN SU ACCIONAR POLITICO, COSAS MUY POSITIVAS Y ALGUNAS BASTANTE NEGATIVAS.
    ES BUENO ACLARARLO.

    • Carlos E. Bischoff dijo:

      Estimado cro. Elías: no es “incluyendo a los comunistas”, sino “especialmente” los comunistas quienes no vieron “con claridad” el fenómeno del peronismo. No hay un solo registro que afirme lo que Ud. afirma de que “los comunistas” quisieran frenar el golpe contra Perón en el 55 “con las armas”, pero sí muchos de que participaron activamente en el golpe contra Perón. La triste historia del “socialismo realmente existente” que tanto ha costado. Para ni hablar del “no existente” de este momento en Argentina -la contracara-, que llama a votar en blanco.

  • ricardo elias dijo:

    Digame que declaración oficial del PC de 1955 justifica el golpe, que miembro del PC o de su dirección política participó en el golpe?.Esto sin negar las profundas diferencias o incomprensiones políticas sobre el peronismo que hubo o pudo haber habido
    Puede haber comunistas individualmente que hayan tenido una actitud no opuesta al golpe o complaciente si usted quiere, pero el PC como partido jamás avaló el golpe contra Perón.También muchos peronistas o que se decían peronistas avalaron a la persecución anticomunista más feroz(cuando se creo la AAA?).Hay de todo en la viña del señor.
    Que dirigente comunista fue parte de la libertadora?
    A pesar de las persecuciones del primer gobierno peronista a los comunistas(tenía más de 500 presos en esos años, conoce el caso del maestro Osvaldo Pugliese, el escritor Alfredo Varela, el músico Atahualpa Yupanqui, conoce el caso del médico rosarino desaparecido Ingalinella, el caso del estudiante Bravo brutalmente torturado en 1951, los ataques a locales del PC por los grupos fascistas de la ALN que provocó entre otros el asesinato del dirigente juvenil Jorge Calvo en 1950 en Quilmes, etc…..)se opuso al golpe contra Perón e incluso las primeras 62 organizaciones sindicales las formaron peronistas y comunistas y el PC y Perón llamaron a votar a Frondizi, en eso coincidían a pesar de las diferencias políticas, más allá que luego Frondizi traicionó el programa de la UCRI que era un programa progresista, por el cual haya sido votado y reprimió su gobierno a peronistas combativos y comunistas.
    Muy parecido a lo que pasó en Chile con Gonzalez Videla gana las elecciones con el apoyo comunista y luego traiciona y persigue a los comunistas a mediados de los 40(Neruda lo cuenta con detalle en sus memorias)
    Repito el peronismo y Perón tuvo cosas muy positivas pero también muy negativas que no se pueden ocultar.
    El PC nunca llamó a votar en blanco, si no me equivoco solo una vez en una elección presidencial en 1963 cuando estaba proscripto, igual que el propio peronismo.
    En estas elecciones integra el FPV y apoya la fórmula Scioli Zanini como en 2011 llamó a votar a Cristina Fernández.Amado Boudou, a diferencia del troskismo(el FIT) que si llama a votar en blanco , en varias oportunidades votó al propio peronismo(incluso llamó a votar a Peron en 1973) y en otras no.
    Es válida las críticas siempre o discrepar, eso está muy bien pero con datos concretos y objetivos.

    • Carlos E. Bischoff dijo:

      Estimado Elías: esta mañana es demasiado triste como para ponerme a responder a su respuesta. Por otro lado, como suele suceder en estas polémicas, se termina intentando inhabilitar al adversario con tal o cual “declaración” de hace un millón de años, relativamente relacionable con la secuencia de los hechos y las posiciones estratégicas. Podría anotar episodios como la expulsión de Real del PC por el 53 por posiciones “filo-peronistas”, el aliento al “ala progresista” de la dictadura tras la Libertadora (Lonardi-Cerruti Costa vs. Aramburu) , o el papel del “Movimiento Pro Democracia e Independencia de los Sindicatos”, desde el positivo en luchas del momento, a los negativos en relación al “estado corporativo” que a su juicio significaba el peronismo. Pero lo importante es la secuencia de los hechos y las posiciones estratégicas, y sobre todo como ha quedado a lo largo de los años en la conciencia social el rol de unos y otros, que nunca es casual. Discusión que no creo adecuada aquí. Por otro lado, repito, es una mañana demasiado triste. Un saludo.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Steinsleger

José Steinsleger

Periodista argentino residente en México. Es columnista de La Jornada.

Vea también