Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Del alma de Fidel

| 10
Fidel durante su discurso en el acto de conmemoración al 50 Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Santiago de Cuba (26/07/2003). Foto: Estudios Revolución/ Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel durante su discurso en el acto de conmemoración al 50 Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Santiago de Cuba (26/07/2003). Foto: Estudios Revolución/ Fidel Soldado de las Ideas.

Un loco se dijo hace 2 mil años hijo de Dios, y otro, que apenas somos un chispazo en la infinitud del Universo. Un tercero probó que no fuimos ni seremos primeros ni últimos en la cadena de la evolución; un cuarto, que el ser es antes que el pensar, y un quinto, que la sexualidad sin alegría hace mal a la salud.

Los cinco surgieron de la cultura judeo-greco-latina y cavilaron en torno a ideas sacrílegas para la época. Entonces, los cuerdos crucificaron al primero, excomulgaron al segundo, tergiversaron al tercero, persiguieron al cuarto y frivolizaron al quinto. Pero en 1926, en una isla del Caribe, los hados procrearon a un ser al que también dotaron de un alma loca y sublime, nacida en el año del Gran Ciclón.

Noventa años después, cuando los hados volvieron para llevárselo, millones de almas vibraron con fuerza infinitamente superior al Gran Ciclón: ¡Yo soy Fidel! Era la voz única y colectiva de los pobres sin miseria, en un mundo regido por la cordura de los miserables.

En La Habana, un viejo estadista que asistió a la gran despedida comentó: El pueblo cubano puede criticar a Dios, pero Fidel es un héroe mítico. Así calificaban los antiguos griegos a los seres capaces de realizar tareas extraordinarias. Sin embargo, Fidel siempre sostuvo que sólo los pueblos son capaces de realizar tareas extraordinarias.

Tributario de José Martí; de la Revolución Mexicana; de la épica antimperialista de Augusto C. Sandino, Julio Antonio Mella, Antonio Guiteras, Pedro Albizu Campos y Jorge Eliécer Gaitán, y de la Gran Guerra Patria que derrotó al nazifascismo, Fidel jugó un rol de solidaridad y compromiso activo en las causas anticoloniales del tercer mundo.

En la América nuestra, su pensamiento gravitó en las luchas revolucionarias y procesos democráticos de integración y cooperación. Y en África, a 11 mil kilómetros de distancia, sus ejércitos ayudaron a concretar la independencia de los pueblos que luchaban contra el colonialismo y el apartheid.

Reducir la obra magna de seres sin igual a premisas meramente ideológicas, sería como tratar de sentir a Dante Alighieri o William Shakespeare con el prisma de Santo Tomás o Montaigne. Porque Fidel fue una suerte de Marx cervantino regido por la necesidad de renovar la vida y la pervivencia del espíritu humano.

Fidel tuvo mucho de Hilel, rabino de Jerusalén y contemporáneo de Jesucristo, al que un discípulo preguntó si era posible resumir en pocas palabras las infinitas conjeturas del Talmud. Hilel le respondió: No hagas a tu prójimo lo que no quieres que te hagan a ti. Todo lo demás son comentarios. Ve y estúdialos.

Enemigo de la separación entre judíos y gentiles, Hilel predicó una norma que marcaría a los tres grandes credos monoteístas: “Acepto ante ustedes, Fulanos jueces, que en cualquier lugar toda deuda que tenga con Fulano de Tal, la mantendré todo el tiempo que sea necesario…”

Así como Hilel, Fidel enseñó normas éticas, dando ejemplo de preocupación personal por los demás, y tomando distancia de las miles y miles y miles y miles y miles y miles de interpretaciones talmúdicas del marxismo escolástico, ideologista y teleológico.

Su alma fue como esa pequeña espiga de madera especial que se coloca a presión en los violines, para transmitir las vibraciones de la tapa al fondo. Sin ella, los agudos suenan frágiles, débiles, sordos, huecos. Si el alma es demasiado corta, la tapa del violín se hunde con la presión de las cuerdas. Si muy alta, el instrumento puede sufrir una fractura.

Tres años duró la rebelión de Espartaco contra el imperio romano; ocho la guerra anticolonial de Washington contra el imperio inglés; 13 la de Haití contra el imperio francés; 20 la de nuestra América contra el imperio español; 30 la de Cuba para liberarse de España. Y luego de 57 años de luchar sin concesiones, Fidel logró que la bandera de Cuba, libre y soberana, fuera izada en la capital del imperio que siempre lo negó.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alma Minerva Leal Benavides dijo:

    A dos mil años de distancia del Decálogo escrito por Moisés, surge un Hombre Nuevo que se forjó a sí mismo y marcó un Hito Histórico en el Pensamiento. Ese Hombre fue Fidel. El Decálogo de Moisés fue letra muerta. El Concepto de Revolución de Fidel fueron sus ideas traídas a la realidad en su Revolución Triunfante. Así mismo en cinco mil años de Historia se repite el patrón Imperio-esclavitud. Las Revoluciones que enseñaron a Fidel fueron todas la de 1789 en Francia, 1910 en México, 1917 en Rusia, 1949 en China, culminando su ejemplo en la conciencia universal de todos los Pueblos del Mundo y se le reconocerá como Fidel por los siglos venideros. Porque Fidel, es Fidel.

  • cas dijo:

    Excelente y conmovedor articulo, gracias Jose, saludos cas.

  • Oriental dijo:

    Extraordinario!!! Maravillosa síntesis de vuestro/nuestro bien nacido Fidel padre de “los pobres sin miseria” de este mundo!!
    Desde el sur de la Patria Grande, gracias por vuestro unísono “Yo soy Fidel”!!!

  • camagueyana dijo:

    Gracias hermano por ( como nosotros los cubanos ),ver el alma de Fidel , por eso nunca quisimos otro presidente y no queremos más partidos ,seguiremos sus enseñanzas , los agradecidos seguiremos.

  • francesco monterisi dijo:

    … también Spartacus dirìa : Yo soy Fidel!
    articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=20400

  • VBG dijo:

    Fidel es el alma y el espíritu vivo de Cuba libre.

    Fidel vive

  • ALIUSKA dijo:

    En homenaje a mi comandante le dedico este poema con mucho amor.
    HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTE.

    YO TALLO MI DIAMANTE

    Tengo un diamante que brilla,
    con reflejos luminosos,
    si lo cuidas te sonríe
    mi diamante es muy hermoso.

    No pide nada difícil,
    no exige lo extraordinario,
    solo que estudies y seas culto
    que seas REVOLUCIONARIO.

    Mi diamante es baluarte
    de sabiduría y cultura,
    por eso el mundo lo admira
    y le sigue con premura.

    Es símbolo entre tantos,
    es figura universal
    por EL es que disfrutamos
    del programa audiovisual

    Para que seamos cultos
    nos envío computación
    y el Editorial Libertad.
    Esto sí es REVOLUCION.

    Ya sabes de quién te hablo
    pues no tengo otro diamante
    seguro lo adivinaste,
    ”EL ES NUESTRO COMANDANTE”.

    ALIUSKA LOPEZ FROMETA EJECUTIVA DEL CAT ETECSA GTMO.

  • Luis Matos dijo:

    Cuando niño pedí a Dios muchas cosas que no me dió. Escuché a mis padres pedirle muchas cosas que nunca recibieron. Dicen que Dios es el todopoderoso, pero los pobres de la tierra, que son en su mayoría sus fieles creyenytes, son los que sufren hambre, enfermedades y los horrores de las guerras que Dios no evita. A Fidel no le pedí nada y me ha dado muchas cosas. Muchos pobres de la tierra hoy son más felices por las cosas buenas que les han ocurrido a partir de las acciones de Fidel, cosas que Dios nunca ha logrado, aunmque ahora los religiosos digan que esas cosas son obras de Dios. No creo en la existencia de un Dios, pero si en algún día creyera en ello, ese dios todo poderoso sería FIDEL.

  • DE CUBA CON ♥ dijo:

    En la inevitable fecha lo escribí y lo creo de corazón.

    Lo inevitable de su partida ha creado una nueva religión, por llamarla de alguna forma, por que no es el culto de lo ireal sino lo contrario.

    Fidel es el culto de lo real y posible.

  • Manuel dijo:

    FIDEL ES FIDEL,INSUSTITUÌBLE. EL FIDELISMO COMO CORRIENTE FILOSÒFICA, YA ES PARTE DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD Y DE LA ESPECIE HUMANA,POR LA QUE EL LUCHO EN LOS ÙLTIMOS AÑOS DE SU VIDA; PARA QUE SOBREVIVA .LOS AGRADECIDOS LO ACOMPAÑARÀN SIEMPRE.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Steinsleger

José Steinsleger

Periodista argentino residente en México. Es columnista de La Jornada.

Vea también